NO NOS DEJEMOS ENGAÑAR POR LOS NAZARENOS MESIÁNICOS

La siguiente respuesta mía es la que he dado a un miembro del foro de teología bíblica:

http://groups.msn.com/TEOLOGIABIBLICAJUDEO-CRISTIANA/general.msnw?action=get_message&mview=0&ID_Message=6277&LastModified=4675529599235666137

Para descargar de Internet este estudio bíblico, en formato de audio mp3, haga clic en el icono de abajo

Para descargar de Internet este estudio bíblico, en formato de libro electrónico pdf, haga clic en el icono de abajo:

Estimado hermano Sergio:

Muchas gracias por tu mensaje y por leer los últimos estudios bíblicos publicados en la Web de la verdadera doctrina cristiana, me alegro de que te sean de gran bendición. Dicho esto, paso a responder a las cuestiones que planteas.

 

1- Es perfectamente correcto decir "Jesús" "Jesucristo" o "Yeshúa", ya que al fin y al cabo NOS ESTAMOS REFIRIENDO A LA MISMA PERSONA DIVINA. Personalmente yo suelo utilizar el nombre hebreo, Yeshúa o Yahúshua, pero no es para mi ningún problema llamarle también "Jesús" o "Jesucristo", porque -repito- nos estamos refiriendo a la misma persona divina.

Muchos judíos mesiánicos o nazarenos mesiánicos consideran como un pecado abominable utilizar las palabras "Jesús", o "Jesucristo", sin embargo, eso es una estupidez y un gran error, ya que cuando decimos "Jesucristo" o "Jesús" nos estamos refiriendo al Mesías Yeshúa, por lo tanto, ¡no podemos censurar a aquellos millones de cristianos que utilizan esa pronunciación españolizada del nombre Yeshúa!.

 

2- Yo discrepo radicalmente con la enseñanza de los llamados "nazarenos mesiánicos", aunque en algunas doctrinas coincido con ellos. Por ejemplo, esa secta enseña que nos salvamos también por observar la Torah o ley de Moisés, sin embargo, el verdadero Evangelio dice bien claro que por medio de la ley o Torah NADIE será justificado delante de Dios. Aquellos que enseñan que nos salvamos también por guardar la ley o Torah, son exactamente los mismos judaizantes fariseos mencionados en Hechos 15:5 "Pero algunos de la secta de los fariseos, que habían creído, se levantaron diciendo: Es necesario circuncidarlos, y mandarles que guarden la ley de Moisés (la Torah)."

Sin embargo, esto es lo que respondió el apóstol Pedro y el resto de los apóstoles: "Y se reunieron los apóstoles y los ancianos para conocer de este asunto.  Y después de mucha discusión, Pedro se levantó y les dijo: Varones hermanos, vosotros sabéis cómo ya hace algún tiempo que Dios escogió que los gentiles oyesen por mi boca la palabra del evangelio y creyesen.  Y Dios, que conoce los corazones, les dio testimonio, dándoles el Espíritu Santo lo mismo que a nosotros;  y ninguna diferencia hizo entre nosotros y ellos, purificando por la fe sus corazones. Ahora, pues, ¿por qué tentáis a Dios, poniendo sobre la cerviz de los discípulos un yugo (el yugo de la ley) que ni nuestros padres ni nosotros hemos podido llevar? Antes creemos que por la gracia del Señor Yeshúa seremos salvos, de igual modo que ellos." (Hch.15:6-11).

Como puedes ver, Sergio, esto es todo lo contrario de lo que enseñan esas sectas falsas judaizantes, como los llamados "nazarenos mesiánicos", los cuales dicen que nos salvaremos también por guardar la ley (la Torah). El apóstol Pedro fue bien claro: CREEMOS QUE POR LA GRACIA DEL SEÑOR YESHÚA SEREMOS SALVOS, y no por guardar la Torah (la ley); por lo tanto, no es por medio de las obras de la ley que seremos salvos, sino por la GRACIA O MISERICORDIA del Señor Yeshúa, ya que por las obras de la ley nadie será justificado delante de Dios, porque por medio de la ley tenemos el conocimiento del pecado.

La salvación es por la gracia de Dios, por medio de la fe, NO POR OBRAS, para que nadie se gloríe (Ef.2:8-9). Por lo tanto, cuando esas sectas falsas judaizantes dicen que somos también salvos por guardar la ley (La Torah) ¡están predicando un pervertido y falso evangelio!, el cual está bajo el anatema de Dios (Gal.1:6-8), ya que ellos están mezclando la ley con la gracia, cuando resulta que son dos cosas diferentes y opuestas, ya que la ley (la Torah) por medio de Moisés fue dada, pero LA GRACIA Y LA VERDAD vinieron por medio del Yeshúa, el Cristo (Jn.1:17). Por lo tanto, ¡no te dejes engañar por ese falso evangelio predicado por los "nazarenos mesiánicos"! u otras sectas, pues por medio de la Torah NADIE será salvo ni justificado delante de Dios.

 

3- Respecto a la versión más perfecta de la Biblia, pues te podría citar algunas versiones muy buenas, aunque no perfectas, por ejemplo, la Reina Valera de 1960 es muy buena, la Cantera Iglesias también es de las mejores, y la Biblia de Jerusalén también, y por supuesto, mi versión pdf del Nuevo Testamento, la cual se puede bajar desde mi sitio Web de la verdadera doctrina cristiana. Te recomiendo que utilices estas versiones que te he dicho para hacer tus estudios bíblicos, ya que no es bueno utilizar solamente una versión, sino varias, para cotejar unos textos con otros. Lo que no te recomiendo en absoluto es que te compres esa "versión" mesiánica, como la que venden en la página sectaria de los nazarenos mesiánicos, ya que, por lo que he visto, dicha versión está repleta de adulteraciones y añadidos falsos que no se encuentran en el idioma en que fue escrito el Nuevo Testamento, es decir, el GRIEGO (no el hebreo). Por ejemplo, esa falsa versión nazarena mesiánica del Nuevo Testamento ha metido cientos de veces la palabra hebrea elohim en el texto del Nuevo Testamento, y esto es una aberración y una adulteración, ya que el Nuevo Testamento no fue escrito en hebreo, sino en griego, y la palabra griega que aparece en todos esos textos es THEOS, que significa DIOS, mientras que la palabra hebrea elohim no significa Dios, sino dioses (en plural), esto es solo un simple ejemplo, para que veas como esos nazarenos mesiánicos falsifican la propia palabra de Dios.

 

4- Dices que tus familiares son católicos, pues mira, mis difuntos padres también lo eran, pero quien tendrá al final la última palabra es el Juez de vivos y muertos, el Señor Yeshúa, y él pagará a cada uno según sus obras, por lo tanto, te doy un consejo: NUNCA INSISTAS NI SEAS PLASTA EN INTENTAR CONVENCER A OTRAS PERSONAS PARA QUE CREAN EN EL EVANGELIO. Dales a conocer el Evangelio verdadero de la gracia de Dios solo cuando ellos estén interesados, o te pregunten, y si ellos no están interesados, sino que prefieren sus imágenes, su incredulidad, o su mundanalidad, pues DÉJALOS, que Dios ya sabrá tratar con ellos cuando llegue el momento. Lo principal es que nosotros demos ejemplo y testimonio por medio de nuestra forma de vivir y de hablar, para que ellos puedan ver el cambio que el Evangelio produce en nuestras vidas, y cuando ellos estén interesados en conocer la verdad, entonces es cuando les puedes predicar el verdadero Evangelio de la Gracia o Misericordia de Dios a través de Jesucristo (Yeshúa), hazme caso en esto que te he dicho, y verás como da resultado.

Bueno, hermano Sergio, espero que sigamos en contacto, y quiero decirte también que tu correo y esta respuesta mía la he publicado también en el foro de teología bíblica, para bendición de otras personas. De modo que a ver si te animas y entras en el foro, y ahí podremos seguir hablando de estos asuntos espirituales.

 

Un cordial saludo desde Hispania.

Tito Martínez

(Estudiante de la Biblia)

Para descargar de Internet este estudio bíblico, en formato de audio mp3, haga clic en el icono de abajo

 

Para descargar de Internet este estudio bíblico, en formato de libro electrónico pdf, haga clic en el icono de abajo:

Haga clic en el siguiente enlace para volver a la