Por Tito Martínez

 

 

Para descargar de Internet este estudio bíblico, en formato de audio mp3, haga clic en el icono de abajo

 

Para descargar de Internet este estudio bíblico, en formato de libro electrónico pdf, haga clic en el icono de abajo:

 

Escuche la Conferencia de Tito Martínez sobre la futura restauración de Israel (24-7-08)

Si desea bajar de Internet los archivos de audio mp3 a su ordenador, pinche con el botón derecho del ratón y seleccione "Guardar destino como..."

 

 

 

21 de julio de 2008

 

 

 

¿Ha sido establecido por Dios el actual Estado de Israel?

Los países enemigos de Israel consideran al Estado de Israel como un “Estado sionista” establecido por Satanás, al cual hay que destruir. Países como Irán o Siria, entre otros más, odian a Israel y buscan su destrucción. Incluso hay judíos religiosos que odian el actual Estado de Israel, y desean que sea destruido, porque según ellos el actual Estado de Israel, creado en el año 1948, no fue creado por Dios, sino que es un Estado contrario a la Toráh, la ley de Dios. ¡¡Esos judíos religiosos imbéciles y traidores se unen con los enemigos de Israel, y todos ellos desean que el Estado de Israel desaparezca o sea destruido!!

Ahora bien, todos esos enemigos del actual Estado de Israel deben de saber que dicho Estado “sionista” fue establecido por Dios mismo en el año 1948, como cumplimiento de una impresionante profecía bíblica, la cual vamos a estudiar en este documento.

Los enemigos del Estado de Israel deben de saber también que todos esos, judíos o no judíos, que desean la destrucción de Israel ¡van a ser destruidos por Dios en el futuro!, como veremos en este importante estudio bíblico.

 

LA GRAN PROFECÍA DE LA RESTAURACIÓN DE ISRAEL

 

La futura restauración de Israel es enseñada en muchos pasajes de la Biblia, tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento, pero en este documento nos vamos a centrar especialmente en tres capítulos, que se encuentran en el libro del profeta Ezequiel. Los capítulos son el 37, 38 y 39.

Veamos primero el capítulo 37.

 

Ezequiel 37.

 

1 La mano de IEVE vino sobre mí, y me llevó en el Espíritu de IEVE, y me puso en medio de un valle que estaba lleno de huesos. 2 Y me hizo pasar cerca de ellos por todo en derredor; y he aquí que eran muchísimos sobre la faz del campo, y por cierto secos en gran manera. 3 Y me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor IEVE, tú lo sabes. 4 Me dijo entonces: Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, oíd palabra de IEVE. 5 Así ha dicho IEVE el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis. 6 Y pondré tendones sobre vosotros, y haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y pondré en vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que yo soy IEVE.

7 Profeticé, pues, como me fue mandado; y hubo un ruido mientras yo profetizaba, y he aquí un temblor; y los huesos se juntaron cada hueso con su hueso. 8 Y miré, y he aquí tendones sobre ellos, y la carne subió, y la piel cubrió por encima de ellos; pero no había en ellos espíritu. 9 Y me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y di al espíritu: Así ha dicho IEVE el Señor: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán. 10 Y profeticé como me había mandado, y entró espíritu en ellos, y vivieron, y estuvieron sobre sus pies; un ejército grande en extremo.

11 Me dijo luego: Hijo de hombre, todos estos huesos son la casa de Israel. He aquí, ellos dicen: Nuestros huesos se secaron, y pereció nuestra esperanza, y somos del todo destruidos. 12 Por tanto, profetiza, y diles: Así ha dicho IEVE el Señor: He aquí yo abro vuestros sepulcros, pueblo mío, y os haré subir de vuestras sepulturas, y os traeré a la tierra de Israel. 13 Y sabréis que yo soy IEVE, cuando abra vuestros sepulcros, y os saque de vuestras sepulturas, pueblo mío. 14 Y pondré mi Espíritu en vosotros, y viviréis, y os haré reposar sobre vuestra tierra; y sabréis que yo IEVE hablé, y lo hice, dice IEVE.

15 Vino a mí palabra de IEVE, diciendo: 16 Hijo de hombre, toma ahora un palo, y escribe en él: Para Judá, y para los hijos de Israel sus compañeros. Toma después otro palo, y escribe en él: Para José, palo de Efraín, y para toda la casa de Israel sus compañeros. 17 Júntalos luego el uno con el otro, para que sean uno solo, y serán uno solo en tu mano. 18 Y cuando te pregunten los hijos de tu pueblo, diciendo: ¿No nos enseñarás qué te propones con eso?, 19 diles: Así ha dicho IEVE el Señor: He aquí, yo tomo el palo de José que está en la mano de Efraín, y a las tribus de Israel sus compañeros, y los pondré con el palo de Judá, y los haré un solo palo, y serán uno en mi mano. 20 Y los palos sobre que escribas estarán en tu mano delante de sus ojos, 21 y les dirás: Así ha dicho IEVE el Señor:

He aquí, yo tomo a los hijos de Israel de entre las naciones a las cuales fueron, y los recogeré de todas partes, y los traeré a su tierra; 22 y los haré una nación en la tierra, en los montes de Israel, y un rey será a todos ellos por rey; y nunca más serán dos naciones, ni nunca más serán divididos en dos reinos. 23 Ni se contaminarán ya más con sus ídolos, con sus abominaciones y con todas sus rebeliones; y los salvaré de todas sus rebeliones con las cuales pecaron, y los limpiaré; y me serán por pueblo, y yo a ellos por Dios.

24 Mi siervo David será rey sobre ellos, y todos ellos tendrán un solo pastor; y andarán en mis preceptos, y mis estatutos guardarán, y los pondrán por obra. 25 Habitarán en la tierra que di a mi siervo Jacob, en la cual habitaron vuestros padres; en ella habitarán ellos, sus hijos y los hijos de sus hijos para siempre; y mi siervo David será príncipe de ellos para siempre. 26 Y haré con ellos pacto de paz, pacto perpetuo será con ellos; y los estableceré y los multiplicaré, y pondré mi santuario entre ellos para siempre. 27 Estará en medio de ellos mi tabernáculo, y seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. 28 Y sabrán las naciones que yo IEVE santifico a Israel, estando mi santuario en medio de ellos para siempre.

 

El pasaje es bien claro. El profeta Ezequiel tuvo la visión simbólica de un valle lleno de huesos secos. Todos esos huesos secos representan la casa de Israel esparcida por el mundo, y que en el futuro resucitarán, es decir, se convertirán al Señor y serán tomados TODOS ellos de las naciones donde estaban esparcidos, y llevados a su tierra de Israel.

Observe que esa restauración de Israel ocurrirá por ETAPAS, tal como aparece en la profecía.

Ahora bien, la primera etapa de la restauración de Israel comenzó en el año 1948, con la creación  del actual Estado de Israel. Los “huesos secos” de la visión se están empezando a juntar unos con otros, los “tendones” y la “carne” están saliendo sobre ellos, y la “piel” está cubriendo esa “carne”, ¡pero esos israelitas no tienen vida aun!. Los judíos que viven en Israel, y gobiernan ese país están muertos en sus pecados y delitos. Israel actualmente es un Estado perverso y enemigo del Mesías Jesús y de los verdaderos cristianos, ¡pero en el futuro el espíritu de Dios será derramado sobre ellos, como veremos después!, y entonces serán completamente restaurados en su tierra, y reconocerán que el Dios Padre es IEVE, y que Jesús es el Hijo de IEVE, el Mesías. Entonces Dios limpiará a Israel de todos sus pecados, y volverán a ser el pueblo de Dios establecido en la tierra de Israel.

Observe que la segunda etapa de esa restauración de Israel consistirá en que DIOS ENVIARÁ SU ESPÍRITU SOBRE ESOS CUERPOS MUERTOS, Y ESTOS REVIVIRÁN y se convertirán en una multitud de israelitas que regresarán por millones, y en masa, a la tierra de Israel procedentes de todas las naciones del mundo. Esto es muy importante que lo entienda, la futura restauración de Israel no ocurrirá de una sola vez, sino que es un proceso en dos etapas, y ese proceso culminará cuando el espíritu santo, el espíritu de Dios, sea derramado sobre ellos y crean en el Dios Padre y en su Hijo Jesús, el Mesías.

En los dos siguientes capítulos, el 38 y el 39, le fue revelado al profeta Ezequiel como será esa futura restauración de Israel, y cuando sucederá. Vamos a estudiar esos dos capítulos:

 

Ezequiel 38

 

1 Vino a mí palabra de IEVE, diciendo: 2 Hijo de hombre, pon tu rostro contra Gog en tierra de Magog, príncipe soberano de Mesec y Tubal, y profetiza contra él, 3 y di: Así ha dicho IEVE el Señor: He aquí, yo estoy contra ti, oh Gog, príncipe soberano de Mesec y Tubal. 4 Y te quebrantaré, y pondré garfios en tus quijadas, y te sacaré a ti y a todo tu ejército, caballos y jinetes, de todo en todo equipados, gran multitud con paveses y escudos, teniendo todos ellos espadas; 5 Persia, Cus y Fut con ellos; todos ellos con escudo y yelmo; 6 Gomer, y todas sus tropas; la casa de Togarma, de los confines del norte, y todas sus tropas; muchos pueblos contigo.

7 Prepárate y apercíbete, tú y toda tu multitud que se ha reunido a ti, y sé tú su guarda. 8 De aquí a muchos días serás visitado; al cabo de años vendrás a la tierra salvada de la espada, recogida de muchos pueblos, a los montes de Israel, que siempre fueron una desolación; mas fue sacada de las naciones, y todos ellos morarán confiadamente. 9 Subirás tú, y vendrás como tempestad; como nublado para cubrir la tierra serás tú y todas tus tropas, y muchos pueblos contigo.

10 Así ha dicho IEVE el Señor: En aquel día subirán palabras en tu corazón, y concebirás mal pensamiento, 11 y dirás: Subiré contra una tierra indefensa, iré contra gentes tranquilas que habitan confiadamente; todas ellas habitan sin muros, y no tienen cerrojos ni puertas; 12 para arrebatar despojos y para tomar botín, para poner tus manos sobre las tierras desiertas ya pobladas, y sobre el pueblo recogido de entre las naciones, que se hace de ganado y posesiones, que mora en la parte central de la tierra. 13 Sabá y Dedán, y los mercaderes de Tarsis y todos sus príncipes, te dirán: ¿Has venido a arrebatar despojos? ¿Has reunido tu multitud para tomar botín, para quitar plata y oro, para tomar ganados y posesiones, para tomar grandes despojos?

14 Por tanto, profetiza, hijo de hombre, y di a Gog: Así ha dicho IEVE el Señor: En aquel tiempo, cuando mi pueblo Israel habite con seguridad, ¿no lo sabrás tú? 15 Vendrás de tu lugar, de las regiones del norte, tú y muchos pueblos contigo, todos ellos a caballo, gran multitud y poderoso ejército, 16 y subirás contra mi pueblo Israel como nublado para cubrir la tierra; será al cabo de los días; y te traeré sobre mi tierra, para que las naciones me conozcan, cuando sea santificado en ti, oh Gog, delante de sus ojos.

17 Así ha dicho IEVE el Señor: ¿No eres tú aquel de quien hablé yo en tiempos pasados por mis siervos los profetas de Israel, los cuales profetizaron en aquellos tiempos que yo te había de traer sobre ellos? 18 En aquel tiempo, cuando venga Gog contra la tierra de Israel, dijo IEVE el Señor, subirá mi ira y mi enojo. 19 Porque he hablado en mi celo, y en el fuego de mi ira: Que en aquel tiempo habrá gran temblor sobre la tierra de Israel; 20 que los peces del mar, las aves del cielo, las bestias del campo y toda serpiente que se arrastra sobre la tierra, y todos los hombres que están sobre la faz de la tierra, temblarán ante mi presencia; y se desmoronarán los montes, y los vallados caerán, y todo muro caerá a tierra. 21 Y en todos mis montes llamaré contra él la espada, dice IEVE el Señor; la espada de cada cual será contra su hermano. 22 Y yo litigaré contra él con pestilencia y con sangre; y haré llover sobre él, sobre sus tropas y sobre los muchos pueblos que están con él, impetuosa lluvia, y piedras de granizo, fuego y azufre. 23 Y seré engrandecido y santificado, y seré conocido ante los ojos de muchas naciones; y sabrán que yo soy IEVE.

 

Ezequiel 39

 

1 Tú pues, hijo de hombre, profetiza contra Gog, y di: Así ha dicho IEVE el Señor: He aquí yo estoy contra ti, oh Gog, príncipe soberano de Mesec y Tubal. 2 Y te quebrantaré, y te conduciré y te haré subir de las partes del norte, y te traeré sobre los montes de Israel; 3 y sacaré tu arco de tu mano izquierda, y derribaré tus saetas de tu mano derecha. 4 Sobre los montes de Israel caerás tú y todas tus tropas, y los pueblos que fueron contigo; a aves de rapiña de toda especie, y a las fieras del campo, te he dado por comida. 5 Sobre la faz del campo caerás; porque yo he hablado, dice IEVE el Señor. 6 Y enviaré fuego sobre Magog, y sobre los que moran con seguridad en las costas; y sabrán que yo soy IEVE.

7 Y haré notorio mi santo nombre en medio de mi pueblo Israel, y nunca más dejaré profanar mi santo nombre; y sabrán las naciones que yo soy IEVE, el Santo en Israel. 8 He aquí viene, y se cumplirá, dice IEVE el Señor; este es el día del cual he hablado.

9 Y los moradores de las ciudades de Israel saldrán, y encenderán y quemarán armas, escudos, paveses, arcos y saetas, dardos de mano y lanzas; y los quemarán en el fuego por siete años. 10 No traerán leña del campo, ni cortarán de los bosques, sino quemarán las armas en el fuego; y despojarán a sus despojadores, y robarán a los que les robaron, dice IEVE el Señor.

11 En aquel tiempo yo daré a Gog lugar para sepultura allí en Israel, el valle de los que pasan al oriente del mar; y obstruirá el paso a los transeúntes, pues allí enterrarán a Gog y a toda su multitud; y lo llamarán el Valle de Hamón-gog. 12 Y la casa de Israel los estará enterrando por siete meses, para limpiar la tierra. 13 Los enterrará todo el pueblo de la tierra; y será para ellos célebre el día en que yo sea glorificado, dice IEVE el Señor. 14 Y tomarán hombres a jornal que vayan por el país con los que viajen, para enterrar a los que queden sobre la faz de la tierra, a fin de limpiarla; al cabo de siete meses harán el reconocimiento. 15 Y pasarán los que irán por el país, y el que vea los huesos de algún hombre pondrá junto a ellos una señal, hasta que los entierren los sepultureros en el valle de Hamón-gog. 16 Y también el nombre de la ciudad será Hamona; y limpiarán la tierra.

17 Y tú, hijo de hombre, así ha dicho IEVE el Señor: Di a las aves de toda especie, y a toda fiera del campo: Juntaos, y venid; reuníos de todas partes a mi víctima que sacrifico para vosotros, un sacrificio grande sobre los montes de Israel; y comeréis carne y beberéis sangre. 18 Comeréis carne de fuertes, y beberéis sangre de príncipes de la tierra; de carneros, de corderos, de machos cabríos, de bueyes y de toros, engordados todos en Basán. 19 Comeréis grosura hasta saciaros, y beberéis hasta embriagaros de sangre de las víctimas que para vosotros sacrifiqué. 20 Y os saciaréis sobre mi mesa, de caballos y de jinetes fuertes y de todos los hombres de guerra, dice IEVE el Señor.

21 Y pondré mi gloria entre las naciones, y todas las naciones verán mi juicio que habré hecho, y mi mano que sobre ellos puse. 22 Y de aquel día en adelante sabrá la casa de Israel que yo soy IEVE su Dios. 23 Y sabrán las naciones que la casa de Israel fue llevada cautiva por su pecado, por cuanto se rebelaron contra mí, y yo escondí de ellos mi rostro, y los entregué en manos de sus enemigos, y cayeron todos a espada. 24 Conforme a su inmundicia y conforme a sus rebeliones hice con ellos, y de ellos escondí mi rostro.

25 Por tanto, así ha dicho IEVE el Señor: Ahora volveré la cautividad de Jacob, y tendré misericordia de toda la casa de Israel, y me mostraré celoso por mi santo nombre. 26 Y ellos sentirán su vergüenza, y toda su rebelión con que prevaricaron contra mí, cuando habiten en su tierra con seguridad, y no haya quien los espante; 27 cuando los saque de entre los pueblos, y los reúna de la tierra de sus enemigos, y sea santificado en ellos ante los ojos de muchas naciones. 28 Y sabrán que yo soy IEVE su Dios, cuando después de haberlos llevado al cautiverio entre las naciones, los reúna sobre su tierra, sin dejar allí a ninguno de ellos. 29 Ni esconderé más de ellos mi rostro; porque habré derramado de mi Espíritu sobre la casa de Israel, dice IEVE el Señor.

 

Vamos a analizar esos dos capítulos, el 38 y 39, en ellos se enseña lo siguiente:

 

1. Dios lo ordenó al profeta Ezequiel que profetizara contra Gog, en la tierra de Magog, príncipe soberano de Mesec y Tubal. Evidentemente Gog es el nombre simbólico de un futuro líder político y militar enemigo de Israel, y la tierra de Magog es el país de donde procede Gog.

La profecía de Ezequiel dice que Gog es el príncipe soberano de Mesec y Tubal (Eze.38:1, 39:1). Pues bien, leamos lo que se dice en esta dirección Web: http://www.galeon.com/vicvilo/cvitae1125913.html

 

“Herodoto el historiador del siglo V mencionó los hijos de Jafet: Mesec y Tubal, él identificó estos pueblos con los Samaritanos y los Moscovitas, que en ese tiempo vivían en la antigua provincia del Ponto, situada al norte de Asia.

Josefo, historiador griego del primer siglo de nuestra era, dice que estos pueblos eran conocidos como Mosquenos y Tobalitas, los cuales se establecieron en Mesec y Tubal respectivamente, y que los Escitas vivían en la región montañosa del Caucaso. Plinio, escritor romano del principio de la era cristiana, dice que Heirápolis fue tomada por los Escitas recibiendo el nombre de Magog y los temibles pueblos bárbaros llamados Escitas se identificaban con el nombre de la tribu.

Wilhem Gesenius, hebreo del siglo XIX, dice que Mesec fue el fundador de las tribus bárbaras llamadas Moschi (en griego) las cuales habitaban en Moshi, que quiere decir Moscú (Mesec) y se esparcieron por toda Europa”.

 

Como puede ver, Mesec y Tubal eran hijos de Jafet, hijo de Noé, los cuales se establecieron después del diluvio en las regiones montañosas del Caucaso, que hoy en día es territorio Ruso, y en concreto Mesec fue el fundador de las tribus bárbaras llamadas Moschi, que habitaban en lo que hoy es MOSCÚ, la capital de Rusia. Por lo tanto, está bien claro que la tierra de Magog es el territorio de la actual Rusia, y Mesec es la propia capital de Rusia, Moscú.

Gog sencillamente es el líder de Rusia el cual dirigirá esa futura invasión contra Israel.

¿Dónde se encuentra la tierra de Magog? El verso 6 y el 15 dice que Gog vendrá de LOS CONFINES DEL NORTE, por lo tanto, la tierra de Magog se encuentra en las partes más remotas del norte partiendo desde Israel. Pues bien, veamos el siguiente mapa, y tracemos una línea recta desde Israel hacia los confines del norte. Asombrosamente si trazamos una línea recta desde Israel hacia los confines del norte, ¿a qué ciudad llegamos?, ¡a Moscú!, la capital de Rusia. Por lo tanto, la tierra de Magog es Rusia, no hay ninguna duda de ello. Gog será un líder político y militar ruso que dirigirá la gran invasión futura contra Israel.

 

 

2. La profecía de Ezequiel dice que otras muchas naciones acompañarán a Rusia en esa invasión a Israel. Una de esas naciones será Persia, que es el antiguo nombre de Irán. Hoy en día Irán es aliado de Rusia, e Irán ya ha declarado muchas veces que desea la destrucción de Israel, y por ello se está armando con armas nucleares para un futuro ataque a Israel juntamente con Rusia.

 

3. La profecía de Ezequiel dice que esa invasión de Rusia y de sus aliados a Israel ocurrirá AÑOS DESPUÉS DE LA CREACIÓN DEL ESTADO DE ISRAEL, y además la invasión sucederá en un momento en que Israel estará viviendo confiadamente en “paz y seguridad” (Eze.38:8). Esto es muy interesante. La creación del moderno Estado de Israel ocurrió en el año 1948, desde entonces cientos de miles de judíos han regresado a la tierra prometida por Dios a Israel. Sin embargo, el Estado de Israel ahora no vive confiadamente en paz y seguridad, sino que viven en un estado militarizado, en constante tensión y conflicto con sus enemigos árabes. Esto significa sencillamente que Israel ha de conseguir finalmente un tratado de paz con los palestinos y árabes, creándose en Israel un estado de paz y confianza con los árabes. Cuando esto suceda, e Israel se sienta en paz y seguridad, entonces es cuando Rusia y sus países aliados decidirán atacar Israel para destruirla y apoderarse de todas sus riquezas.

En Ezequiel 38: 9 se dice que esos ejércitos enemigos de Israel vendrán “como tempestad; como nublado para cubrir la tierra”. Esta expresión indica sin ninguna duda que esa invasión militar a Israel vendrá por el aire, en aviones, ya que las nubes y las tempestades vienen por el aire, de modo que será una invasión masiva aérea que caerá sobre todo el territorio de Israel. Todos esos ejércitos de diferentes naciones descenderán del aire y ocuparán el territorio del actual Estado de Israel.

 

4. Cuando esos enemigos de Israel hayan descendido sobre los montes de Israel entonces la ira de Dios se encenderá. La profecía de Ezequiel dice que entonces habrá un gran terremoto en todo Israel (Eze.38:18-20). Y seguidamente ocurrirá algo asombroso, ¡los propios ejércitos invasores enemigos de Israel se matarán unos a otros!. Esos ejércitos invasores serán de diferentes naciones, y a causa de ese gran terremoto en Israel esos ejércitos se llenarán de terror y confusión, y sus armas las utilizarán para matarse entre ellos mismos, tal como dice la profecía: “Y en todos mis montes llamaré contra él la espada, dice IEVE el Señor; la espada de cada cual será contra su hermano (38:21),

A continuación el Señor IEVE enviará lo siguiente contra todos esos ejércitos invasores:

“yo litigaré contra él con pestilencia y con sangre; y haré llover sobre él, sobre sus tropas y sobre los muchos pueblos que están con él, impetuosa lluvia, y piedras de granizo, fuego y azufre.” (38:22).

Como podemos ver, Dios les enviará pestilencia, es decir, plagas como el cólera o la peste, seguido de una gran lluvia torrencial, y una caída de piedras granizo, además de fuego y azufre. Todas esas tropas internacionales que invadan Israel serán totalmente exterminados en los montes de Israel. Rusia y sus países aliados enemigos de Israel sufrirán una espantosa derrota militar dentro de la nación de Israel, y de esta manera el Señor IEVE será santificado, y será engrandecido y conocido en todas las naciones y sabrán que él es IEVE (38:23). Esta expresión es tremendamente importante, y se repite varias veces en esa profecía de Ezequiel. Israel y todas las demás naciones sabrán que el Dios de Israel es IEVE cuando Rusia y sus países aliados sean destruidos en los montes de Israel. Observe bien, ¿Quién era el Dios que hablaba a través de los profetas hebreos, como por ejemplo Ezequiel?, era el Dios PADRE, leámoslo:

 

Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo” (Heb.1:1-2).

 

Por lo tanto, cuando en Ezequiel 38:23, 39:7, 22, 28 leemos que Israel y las demás naciones sabrán que él es IEVE, lo que significa es que sabrán que EL DIOS PADRE ES EL DIOS DE ISRAEL, IEVE. Todas las naciones conocerán entonces que el Padre del Señor Jesús es IEVE, y que nuestro Dios Padre nos ha hablado por medio de su Hijo Jesús, el Mesías. ¡Es entonces cuando comenzará la restauración ESPIRITUAL del pueblo de Israel. Ellos se arrepentirán de sus maldades, y el espíritu santo será entonces derramado sobre ellos. A partir de ese día todos los israelitas de las 12 tribus de Israel que estén dispersos por todas las naciones regresarán a la tierra de Israel (Eze.39:25-29).

 

¿CUANDO SUCEDERÁ LA INVASIÓN A ISRAEL?

 

Asombrosamente algunos pretenden hacernos creer que esa invasión a Israel ocurrirá durante el Milenio mencionado en Apocalipsis 20:1-7. Otros incluso dicen que ocurrirá después del Milenio. Eso es absolutamente falso, como voy a demostrar seguidamente.

Es totalmente imposible que esa invasión de Rusia sus países aliados a Israel suceda durante el Milenio, por la sencilla razón de que durante el Milenio Jesús y sus santos mártires estarán reinando sobre la tierra, e Israel ya estará restaurado totalmente. Sin embargo, la invasión mencionada por Ezequiel 38 y 39 sucederá ANTES del Milenio, es decir, antes de que Jesús y sus santos mártires estén reinando sobre las naciones de la tierra.

Después del Milenio tampoco ocurrirá esa invasión a Israel, ya que después del Milenio sencillamente lo que existirá es un nuevo planeta, es decir un nuevo cielo y una nueva tierra, y YA NO EXISTIRÁ LA MUERTE (Ap.21:4), sin embargo, en Ezequiel 38 y 39 sí que se dice bien clarito que existirá la muerte, ya que todos esos enemigos de Israel serán destruidos y muertos, y durante siete años Israel estará quemando las armas de esos ejércitos como combustible (Eze.39:9). Por lo tanto, decir que esa profecía de Ezequiel 37-39 se cumplirá después del Milenio es un total disparate.

Algunos citan Apocalipsis 20:7-9, y dicen que esa profecía del Apocalipsis se refiere a Ezequiel 37-39. Eso es otro disparate total, es un gran error, ¿por qué?, por la sencilla razón de que son dos profecías totalmente diferentes, y que se cumplirán en tiempos totalmente diferentes.

La profecía de Ezequiel 38 y 39 no menciona por ninguna parte que Satanás será soltado de su prisión, pero la de Apocalipsis sí.

La profecía de Ezequiel no dice por ninguna parte que Satanás y millones de personas rodearán la ciudad de Jerusalén (la ciudad amada), sino que Ezequiel dijo que Gog (no Satanás) y sus naciones aliadas invadirán ISRAEL, pero no dice por ninguna parte que rodearán la ciudad de Jerusalén. Sin embargo, la profecía del Apocalipsis dice que Satanás y millones de personas sí que rodearán la ciudad de Jerusalén al final del Milenio, para intentar destruir el gobierno mundial de Jesús y sus santos.

En la profecía Ezequiel 38 y 39 JESÚS NO ESTARÁ REINANDO SOBRE JERUSALÉN NI EL MUNDO CUANDO RUSIA Y SUS ALIADOS INVADAN ISRAEL. Sin embargo, en Apocalipsis 20:7-9 Jesús y sus santos mártires, al final del Milenio, sí que ESTARÁN GOBERNANDO EL MUNDO (Ap.20:4-6). Por lo tanto, esa doctrina de que ambas profecías, la de Ezequiel y la del Apocalipsis, se refieren a lo mismo es una total falsedad y un gran disparate, ¡son dos invasiones totalmente diferentes, que ocurrirán en tiempos diferentes!. La invasión mencionada en Ezequiel 38 y 39 ocurrirá ANTES de la venida gloriosa del Mesías Jesús, y la del Apocalipsis ocurrirá AL FINAL DEL MILENIO, es decir, al final del gobierno mundial del Mesías Jesús sobre esta tierra.

Y respecto a los nombres de Gog y Magog mencionados en Apocalipsis 20:8, sencillamente significa que Rusia como nación seguirá existiendo al final del Milenio, pero de ninguna manera significa que Apocalipsis 20:7-9 sea la misma profecía de Ezequiel 37-39, pues como he demostrado, son dos profecías totalmente diferentes, que se cumplirán en tiempos totalmente diferentes.

Por consiguiente, si la profecía de Ezequiel 38 y 39 no sucederá durante el Milenio, ni después del Milenio, ¿cuando sucederá?. Pues sencillamente ocurrirá ANTES del Milenio, cuando una parte de Israel esté viviendo en paz y en confianza en su propia tierra, ya que la profecía dice bien claro que Rusia y sus aliados invadirán Israel cuando esos israelitas estén viviendo en paz y seguridad:

 

"De aquí a muchos días serás visitado; al cabo de años vendrás a la tierra salvada de la espada, recogida de muchos pueblos, a los montes de Israel, que siempre fueron una desolación; mas fue sacada de las naciones, y todos ellos morarán confiadamente." (Eze.38:8).

 

Como puede ver, el Estado de Israel estará morando confiadamente, sin guerras contra sus enemigos árabes, y es entonces cuando Rusia aprovechará esa confianza y paz en Israel para atacarla. Esto significa sencillamente que Israel conseguirá la paz con los palestinos y árabes. La ciudad vieja de Jerusalén, junto con el monte del Templo, será entregada a los gentiles, es decir, a los palestinos, los cuales la convertirán en la capital del nuevo Estado palestino. Todos estos gentiles hollarán la ciudad de Jerusalén durante 1260 días, que corresponden a los 42 meses del gobierno mundial de la bestia (Ap.11:2, 13:5), esto traerá la paz entre Israel y los palestinos, y entonces Israel se sentirá seguro, creyendo haber entrado en una nueva era de paz y seguridad. Sin embargo, esta falsa paz y confianza de Israel será aprovechada por Rusia y sus aliados, como Irán y otros muchos países, para invadir Israel por el aire, pero como ya hemos visto, todos esos ejércitos invasores serán totalmente destruidos por Dios en los montes de Israel. Y es a partir de entonces cuando Israel y las naciones conocerán que el Dios Padre es IEVE, y millones de israelitas de las 12 tribus saldrán de todas las naciones y regresarán a la tierra de Israel. Esto encaja perfectamente con lo que dice el Apocalipsis, donde se mencionan a los 144.000 sellados cristianos de las 12 tribus de Israel (Ap.7:3-8). Estos 144.000 cristianos israelitas procedentes de las 12 tribus serán las PRIMICIAS para Dios y para el Codero, es decir, ellos serán el primer grupo de verdaderos israelitas cristianos que regresarán a la tierra de Israel (Ap.14:1-5).

 

Resumiendo.

 

1. Ezequiel 37 es una visión simbólica que representa la futura restauración de Israel, pero esa restauración será por etapas. Los huesos secos esparcidos por el valle, y que le fueron mostrados al profeta Ezequiel, no son huesos literales, no se trata de una resurrección literal de los muertos, sino la resurrección de Israel, cuando sean tomados de todas las naciones y llevados a la tierra de Israel. Esta profecía de Ezequiel 37 comenzó a cumplirse en el año 1948, cuando se creó el moderno Estado de Israel. Los israelitas que están ahora viviendo en el Estado de Israel se encuentran en un estado de incredulidad y maldad, ¡¡porque esa es la primera etapa de la futura restauración de Israel!

 

2- En Ezequiel 38 y 39 se describe la segunda etapa de la restauración de Israel.

Un líder militar ruso, al cual se le llama simbólicamente Gog, junto con otras muchas naciones enemigas de Israel, invadirán el Estado de Israel, cuando esta nación esté viviendo en paz y confianza con los palestinos y sus vecinos árabes.

 

3- Gog y sus ejércitos, así como los ejércitos de las otras naciones aliadas con Rusia, serán totalmente destruidos por Dios en los montes de Israel, y Dios también enviará fuego sobre esas naciones enemigas de Israel.

 

4- A partir de entonces Israel y todas las naciones de la tierra sabrán que el Dios Padre es IEVE, y comenzará la segunda etapa de la restauración de Israel, es decir, la nación de Israel se arrepentirá de sus maldades, 144.000 israelitas de las 12 tribus serán los primeros en hacerse cristianos verdaderos, seguidores del Mesías Jesús, y todos los israelitas que estén dispersos por todas las naciones de la tierra regresarán a la tierra de Israel, y Dios el Padre derramará su espíritu, el espíritu santo, sobre todo Israel, y tal como dijo el apóstol Pablo, cuando haya entrado la plenitud de los gentiles, entonces TODO ISRAEL SERÁ SALVO:

 

“Porque no quiero,  hermanos,  que ignoréis este misterio,  para que no seáis arrogantes en cuanto a vosotros mismos: que ha acontecido a Israel endurecimiento en parte,  hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles; y luego todo Israel será salvo,  como está escrito: Vendrá de Sion el Libertador, Que apartará de Jacob la impiedad. Y este será mi pacto con ellos, Cuando yo quite sus pecados.

Así que en cuanto al evangelio,  son enemigos por causa de vosotros;  pero en cuanto a la elección,  son amados por causa de los padres. Porque irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios.” (Ro.11:25-29).

 

Haga clic en el siguiente enlace para volver a la