Actualizado y ampliado el 12 de febrero de 2006

 

 

Para descargar de Internet este estudio bíblico, en formato de audio mp3, haga clic en el icono de abajo

Para descargar de Internet este estudio bíblico, en formato de libro electrónico pdf, haga clic en el icono de abajo:

Participe en el debate sobre este tema

 


 

¿Se puede o no se puede perder la salvación eterna?, ¿se puede condenar el verdadero cristiano vencedor?. En este estudio bíblico vamos a desenmascarar la gran mentira anticristiana de que el verdadero cristiano se puede condenar.

 

 

LA SALVACIÓN ES ALGO QUE SE ALCANZARÁ EN EL FUTURO

 

El verdadero Evangelio enseña que los cristianos verdaderos ya tienen la vida eterna, es la PROMESA DE DIOS, ¡ellos ya tienen la salvación asegurada!, porque la salvación es ETERNA, es decir, no se puede perder, ya que si se pudiera perder, entonces ya no será eterna. Ahora bien, la Palabra de Dios dice que esa vida eterna o salvación la tenemos como PROMESA, es decir, es algo que recibiremos en el futuro, en el siglo venidero. Veamos: "que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero" (1Pe.1:5). En este pasaje Pedro fue meridianamente claro: él dijo que la SALVACIÓN es algo que debemos ALCANZAR, ¡no es algo que ya tengamos!, sino algo para el futuro, y que debemos alcanzar, y esa salvación está preparada, para que sea manifestada en el TIEMPO POSTRERO, es decir, cuando el Señor aparezca o manifieste por segunda vez, para salvar a los que le esperan (Heb.9:28), y es entonces, en el siglo venidero, cuando los verdaderos cristianos recibirán esa herencia incorruptible, que será la vida eterna: "Y él les dijo: De cierto os digo, que no hay nadie que haya dejado casa, o padres, o hermanos, o mujer, o hijos, por el reino de Dios, que no haya de recibir mucho más en este tiempo, y en el siglo venidero la vida eterna." (Lc.18:29-30). El siglo venidero se refiere al mundo futuro, cuando el Señor venga en gloria, y es entonces cuando los suyos recibirán la vida eterna (Mt.25:31, 40). Por lo tanto, cuando el Evangelio dice que tenemos la vida eterna, se refiere a que tenemos de Dios la PROMESA de la vida eterna, la cual recibiremos en el siglo venidero: "tenéis por vuestro fruto la santificación, y como fin, la vida eterna." (Ro.6:22)

"Pablo, apóstol de Jesús , el Cristo, por la voluntad de Dios, según la promesa de la vida que es en Cristo Jesús " (2Tm.1:1).

"para que justificados por su gracia, viniésemos a ser herederos conforme a la esperanza de la vida eterna." (Tito 3:7).

"Y esta es la promesa que él nos hizo, la vida eterna." (1Jn.2:25).

¿Lo ha leído bien?, en esos pasajes se dice bien claro que la vida eterna es el FIN o destino del cristiano, es la PROMESA DE VIDA, algo que ESPERAMOS, y que recibiremos en el siglo venidero, es algo SEGURO, pero es algo que todavía no hemos recibido; por lo tanto, decir que la vida eterna ya la hemos recibido es absolutamente falso, esa doctrina es una gran mentira satánica enseñada por los falsos maestros que desconocen la verdadera doctrina cristiana.

 

ES LA JUSTIFICACIÓN Y LA RECONCILIACIÓN CON DIOS LO QUE HEMOS RECIBIDO

 

Lo que enseñó claramente el apóstol Pablo es que los cristianos verdaderos hemos recibido la JUSTIFICACIÓN Y RECONCILIACIÓN con Dios, sin embargo, la SALVACIÓN la recibiremos en el futuro, veámoslo: "Pues mucho más, estando ya (tiempo pasado) justificados en su sangre, por él seremos salvos (tiempo futuro) de la ira. Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios (tiempo pasado) por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados (tiempo pasado), seremos salvos (tiempo futuro) por su vida. Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en Dios por el Señor nuestro Jesús , el Mesías, por quien hemos recibido (tiempo pasado) ahora la reconciliación." (Ro.5:9-11). Este pasaje de Pablo es de una importancia crucial para el cristiano, ya que en él Pablo hace un juego de tiempos, mezclando el pasado y el futuro. El pasaje es muy claro: lo que hemos recibido en el pasado es la JUSTIFICACIÓN Y LA RECONCILIACIÓN CON DIOS, por medio de la muerte del Hijo, sin embargo, al mismo tiempo dice que SEREMOS SALVOS POR SU VIDA, y esto está en tiempo futuro "seremos". Observe que Pablo no dijo que seremos salvos por la sangre del Mesías, sino que seremos salvos POR SU VIDA, es decir, por su resurrección, la cual es la garantía de nuestra futura resurrección gloriosa. Por consiguiente, la muerte del Mesías por nuestros pecados NO NOS SALVA, lo que hace la muerte del Mesías es JUSTIFICARNOS Y RECONCILIARNOS CON DIOS, sin embargo, la salvación es algo que recibiremos en el futuro, gracias a la resurrección (la vida) del Mesías. ¡Como han pervertido esta verdad del Evangelio las iglesias apóstatas de la cristiandad, haciendo caso omiso de esta clara enseñanza del apóstol Pablo!

"que si confesares con tu boca que Jesús  es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás (tiempo futuro) salvo" (Ro.10:9). En este pasaje una vez más se enseña que la salvación es para el futuro ("será"). Para ser salvo obviamente primero hay que confesar que Jesús  es el Señor (IEVE ), y creer que el Dios Padre le resucitó de entre los muertos, y una vez que creemos esto, entonces recibiremos en el FUTURO la salvación.

"Porque en esperanza fuimos salvos; pero la esperanza que se ve, no es esperanza; porque lo que alguno ve, ¿a qué esperarlo? Pero si esperamos lo que no vemos, con paciencia lo aguardamos." (Ro.8:24-25). Este pasaje de Pablo es interesantísimo, porque dice que en ESPERANZA fuimos salvos, es decir, la salvación es para el futuro, "en esperanza", lo cual significa que LA ESTAMOS ESPERANDO, tal como dijo Pablo: "lo aguardamos", pero al mismo tiempo para Dios es como si esa salvación ya se hubiera efectuado en el cristiano, ya que Dios no está sujeto al tiempo, él llama a las cosas que no son, como si ya fuesen.

La salvación es para el cristiano un PROCESO gradual, ¡no es algo que se cumple cuando creemos en el Evangelio, sino que ¡COMIENZA cuando creemos en el Evangelio!, y se cumplirá plenamente en el futuro, cuando venga el Mesías en gloria, y entonces recibamos la salvación y la vida eterna en el Reino de Dios.

 

¿Y ESOS PASAJES DONDE SE DICE QUE YA HEMOS SIDO SALVOS?

 

2 TIMOTEO 1:9

"quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Mesías Jesús  antes de los tiempos de los siglos,"

Pablo dijo que Dios NOS SALVÓ (tiempo pasado) y nos llamó para una vocación santa. Sencillamente Pablo en este pasaje estaba utilizando el PRETÉRITO PROFÉTICO, es decir, estaba hablando de la salvación del cristiano como si ya hubiera ocurrido en el pasado, aunque dicha salvación en realidad se manifestará cuando Jesús  aparezca en el futuro por segunda vez (Heb.9:28).

El pretérito profético fue utilizado por Pablo en diferentes pasajes, por ejemplo, cuando Pablo dijo que los cristianos ya hemos resucitado y nos hemos sentado con el Mesías en los lugares celestiales (Ef.2:6), estaba hablando en PASADO, pero resulta que la resurrección gloriosa de los cristianos ocurrirá cuando el Mesías venga en gloria (1Ts.4:16), y es entonces cuando los vencedores se sentarán con él en su trono en los lugares celestiales (Ap.3:21). Otro ejemplo lo tenemos en el Apocalipsis, donde se utiliza el pretérito profético en muchas ocasiones, por ejemplo, en Apocalipsis 13:8 leemos que LE ADORARON (tiempo pasado) a la bestia, sin embargo, esta profecía se cumplirá en el futuro, durante le gobierno mundial de la bestia. O por ejemplo en Apocalipsis 19:11-15 donde se describe la venida gloriosa del Mesías como si ya hubiera ocurrido, sin embargo está en el futuro, o por ejemplo en Apocalipsis 21 y 22, donde se describe la destrucción del actual cielo y de la actual tierra, y la creación de un nuevo cielo y una nueva tierra como si ya hubiera ocurrido en el pasado, sin embargo, sabemos que esto sucederá en el futuro. Por lo tanto, si no tenemos en cuenta esta regla bíblica del pretérito profético, entonces llegamos a conclusiones falsas. Repito, cuando Pablo dijo en 2 Timoteo 1:9 que Dios nos ha salvado, estaba utilizando el pretérito profético, ya que el propio Pablo dijo en otras ocasiones que la SALVACIÓN OCURRIRÁ EN EL FUTURO: "SEREMOS SALVOS (tiempo futuro) por su vida" (Ro.5:9-10).

En el pasaje de Tito 3:4 ocurre lo mismo que en 2Timoteo 1:9, Pablo dijo que Dios NOS SALVÓ (tiempo pasado) porque estaba utilizando el pretérito profético, y hablando de la salvación como si ya hubiera ocurrido en el pasado, aunque Pablo fue bien claro al enseñar que la salvación es algo que se cumplirá en el futuro (Ro.5:9-10, Heb.9:28).

Resumiendo: la verdadera doctrina cristiana enseña de forma clara e irrefutable que los verdaderos cristianos hemos recibido LA JUSTIFICACIÓN Y LA RECONCILIACIÓN CON DIOS (Ro.5:9-11), por medio de la sangre del Mesías, sin embargo, la salvación culminará solamente cuando el Mesías venga en gloria, y entonces seremos salvos todos aquellos que esperamos su segunda aparición después de la tribulación (Mt.24:29-30, Heb.9:28), no antes de la tribulación, ¡y es entonces cuando alcanzaremos esa salvación que ahora está preparada para manifestarse en el último tiempo!.

Por consiguiente, el Evangelio verdadero enseña claramente que el verdadero cristiano JAMÁS SE PERDERÁ, porque Dios dice en su palabra que SERÁ SALVO, ¡es la promesa de Dios!, sin embargo, muchos falsos maestros, como los “evangelistas” pentecostales, rechazan y pervierten esta verdad pura del Evangelio, diciendo la gran herejía anticristiana de que el verdadero cristiano puede perder la salvación y condenarse.

 

ANÁLISIS DE ALGUNOS PASAJES BÍBLICOS

 

Los falsos maestros que enseñan que el cristiano se puede condenar siempre esgrimen algunos pasajes del Nuevo Testamento, los cuales pervierten o malinterpretan. Vamos a estudiar esos pasajes bíblicos, para conocer lo que realmente dicen.

 

1. Judas Iscariote. Los falsos maestros que predican que el cristiano verdadero se puede condenar siempre ponen el ejemplo de Judas, el cual -según ellos- era un verdadero apóstol y discípulo del Mesías. Veamos la falsedad de esa doctrina.

Judas Iscariote jamás fue un verdadero discípulo del Mesías, ni creyó jamás en el Evangelio, y el propio Mesías le llamó "el hijo de perdición", por lo tanto, poner el ejemplo de Judas, para decir que el creyente verdadero puede perder la salvación y condenare, es demencial y falso.

Los falsos maestros que enseñan que el creyente se puede condenar dicen que la expresión "hijo de perdición" aplicada por el Mesías a Judas, y repetida también en 2Ts.2:3-4, significa que es un discípulo escogido, ¡Mentira!, Judas jamás fue verdadero discípulo del Mesías, sino que era un avaro traidor infiltrado entre los discípulos verdaderos, y decir que el hombre de pecado, el hijo de perdición mencionado por Pablo en 2Ts.2.3-4 es un discípulo escogido por el Mesías, eso ya no tiene nombre, sencillamente es de locos.

Por supuesto que Judas fue escogido por el Mesías, pero él escogió a un diablo, es decir, a un adversario. El Mesías jamás escogió a un verdadero discípulo suyo, sino a un diablo. Decir que Judas era un verdadero discípulo que perdió su salvación, es de locos y de personas que no tienen la menor idea de lo que es el verdadero Evangelio. Judas JAMÁS FUE SALVO, NI FUE UN VERDADERO DISCÍPULO DEL MESÍAS, SINO SOLAMENTE UN AVARO Y UN TRAIDOR, ESCOGIDO POR EL MESÍAS PARA QUE CUMPLIERA SU MISIÓN.

Judas fue al Mesías, y le siguió, pero no como verdadero discípulo suyo, sino como LADRÓN, pues él seguía al Maestro sencillamente para sustraer de la bolsa, y para su propio beneficio personal, pero no porque él creyera realmente en Jesús  como Mesías e Hijo de Dios. Judas iba con los apóstoles sencillamente para ROBAR del dinero de la bolsa, léelo: "Pero dijo esto, no porque se cuidara de los pobres, sino porque era ladrón, y teniendo la bolsa, sustraía de lo que se echaba en ella." (Jn.12:6). La doctrina de que Judas era salvo, y que después perdió la salvación, es una de las mayores patrañas y falsedades anticristianas que se puedan decir. El Evangelio jamás dice que la salvación se pierda, al contrario, la salvación es ETERNA: "y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen" (Heb.5:9)y si esa salvación será eterna, es porque nunca se pierde, pues si se perdiera, entonces ya no sería eterna. 

La promesa de Dios es la vida eterna para todos los que creen en su Hijo, pero los que dicen que la vida eterna se pierde, entonces están llamando embustero al propio Dios, y diciéndole que él no cumplirá su promesa de la vida eterna. Aquellos que se perderán no es porque perdieran la salvación, sino sencillamente porque jamás creyeron de verdad en el verdadero Evangelio ni obedecieron a Dios.

La doctrina falsa pentecostal de que el verdadero cristiano puede perder la salvación y condenarse es una de las mayores doctrinas de demonios que los tipos más embusteros puedan enseñar, porque la salvación del verdadero cristiano es la PROMESA DE DIOS: SERÁ SALVO, y Dios siempre cumple lo que promete.

 

2. Ananías y Safira (Hch.5:1-11). Los falsos maestros también ponen el ejemplo de Ananías y Safira, para decir que el creyente se puede condenar. Ahora bien, el libro de los Hechos jamás dice que Ananías y Safira fueran salvos, ni siquiera dice que fueran discípulos. Ellos sencillamente eran unos avaros que se hacían pasar por cristianos.

 

3. 2ª Timoteo 2:14. Este pasaje no dice por ninguna parte que el verdadero cristiano se pueda condenar o perder. El pasaje está hablando de la perdición de ciertos OYENTES, no de los cristianos, y esos oyentes se refiere a aquellos que, como Himeneo y Fileto, se habían desviado de la verdad, es decir, eran unos APÓSTATAS, enseñando doctrinas falsas. ¡Estos jamás fueron verdaderos cristianos, sino herejes, que trastornaban la fe de algunos!, tal como lo hacen muchos falsos maestros hoy en día, que trastornan a otros con sus falsas doctrinas.

Solo al Diablo le interesa enseñar que la salvación eterna se puede perder, porque él es un mentiroso, y el padre de la mentira, y ha engañado a muchos con esa gran mentira.

 

4. Hebreos 2:1. Este pasaje no dice por ninguna parte que el cristiano verdadero pueda perder la salvación.  Lo que dice ese texto es que el cristiano verdadero se puede DESLIZAR, es decir, pecar, y por ello puede recibir una retribución de parte del Señor, como puede ser alguna enfermedad, o incluso la muerte física, como les sucedió a algunos cristianos carnales de la iglesia de Corinto: "Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí. Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen. Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados;  mas siendo juzgados, somos castigados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo." (1Co.11:29-32). 

¿Lo ha leído bien?, Pablo dijo bien claro que entre los cristianos puede haber muchos enfermos y débiles, o incluso morir, por causa del pecado, indicando así que son castigados por el Señor, PARA QUE NO SEAN CONDENADOS CON EL MUNDO. Este pasaje dice bien claro que el verdadero creyente que peca, puede enfermar, o morir, a causa de esos pecados, PERO NO SE PUEDE CONDENAR, lo cual destroza la doctrina falsa de que el cristiano verdadero puede perder su salvación. El cristiano que descuida su salvación y peca, puede ser castigado por Dios, o puede morir, de la misma manera que murieron los israelitas en el desierto, o los cristianos de la iglesia de Corinto, sin embargo, NO PUEDE PERDER SU SALVACIÓN: "para que NO SEA CONDENADOS CON EL MUNDO". ¡¡¡Es el MUNDO INCRÉDULO quien será condenado!!!, por su incredulidad, pero no así el verdadero creyente, aunque este hubiera pecado.

 

5. Hebreos 10:38. Este pasaje tampoco dice por ninguna parte que el justo se pueda condenar, lo que dice es que si retrocede de la fe, no agradará al Señor, pero en este pasaje no se está refiriendo a los creyentes verdaderos, sino a los APÓSTATAS del siglo 1, los cuales retrocedían para volver al judaísmo anticristiano, pues de eso trata la epístola a los Hebreos. Los apóstatas de la fe NO SON VERDADEROS CRISTIANOS, por lo tanto, ellos se perderán, pero los verdaderos cristianos no se condenarán, por eso es que la segunda parte de ese versículo dice: "pero NOSOTROS (los cristianos) no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma." Por lo tanto, en lugar de enseñar ese pasaje que los cristianos verdaderos se pueden condenar, lo que enseña es que son los apóstatas, los que se apartan de la fe para volver al judaismo, los que se condenarán, mientras que los verdaderos cristianos perseverarán en la fe, para recibir la salvación eterna. Las doctrina de que el verdadero cristiano se puede condenar es una vulgar patraña, una doctrina de demonios, ya que la promesa de Dios es que quien cree en su Hijo recibirá la vida eterna.

 

6. 2ª Pedro 2:1, este pasaje no dice por ninguna parte que la vida eterna o salvación se pueda perder, lo que dice ese impresionante pasaje de Pedro es que habría individuos infiltrados entre los propios cristianos, pero que serían unos falsos profetas y falsos maestros, es decir, ellos afirmarían que tienen el don de profecía, pero sería falso, pues enseñarían herejías destructoras, como por ejemplo, la doctrina del falso dios trino, o la doctrina satánica de la inmortalidad del alma, o la abominable y peligrosísima doctrina del pretribulacionismo, etc; estos falsos maestros "cristianos" incluso llegarían a negar al Señor que los RESCATÓ, observe que dice "rescató", no “SALVÓ”, porque rescatar y la salvación eterna son cosas muy diferentes. Esos falsos maestros heréticos sencillamente son personas rescatadas de sus vicios, ellos pueden vivir vidas aparentemente "santas", pueden decir que son "misioneros de Cristo", o "evangelistas", sin embargo, enseñan terribles herejías anticristianas, son falsos maestros, y profetizan en falso en sus "cultos" iglesieros. La condenación sobre ellos es segura, y su perdición será total, porque ENGAÑARON A MUCHOS CON SUS FALSAS DOCTRINAS, y no se quisieron arrepentir de sus mentiras.

Pedro no dijo por ninguna parte que la salvación eterna se pueda perder, porque si la salvación eterna se perdiera, entonces ya no sería eterna, y Dios sería un mentiroso. SON LOS FALSOS PROFETAS Y FALSOS MAESTROS LOS QUE SE PERDERÁN.

 

7. Marcos 13:13. Este pasaje tampoco dice por ninguna parte que el creyente se pueda condenar, lo que dice simplemente que quien persevere hasta el fin, ese será salvo, es decir, los verdaderos cristianos perseverarán hasta el fin, para recibir la salvación, pero los FALSOS CRISTIANOS jamás perseverarán hasta el fin. El pasaje sencillamente habla de la perseverancia de los santos, Y NO DICE POR NINGUNA PARTE QUE LOS SANTOS SE PUEDAN CONDENAR.

 

8. Santiago 2:14 tampoco dice por ninguna parte que los santos se puedan condenar. Lo único que enseña ese pasaje es que la fe sin obras es fe muerta, pero no dice que los santos puedan condenarse.

 

9. Santiago 1:19. Este pasaje tampoco dice por ninguna parte que los santos se puedan condenar, lo único que dice es que tenemos que se hacedores de la Palabra, y no solamente oidores.

 

10. 1ª Timoteo 2.1. Este pasaje tampoco dice por ninguna parte que los santos se puedan condenar. Lo que dice simplemente es que Dios quiere que todos los hombres sean salvos, y vengan al conocimiento de la verdad.

 

11. 1ª Timoteo 2:13. En este pasaje tampoco hay ni rastro de la condenación de los santos. Este texto está hablando únicamente de las MUJERES, y dice que se salvarán criando hijos, si permanece en fe, amor y santificación, pero no dice por ninguna parte que el cristiano pueda perder la salvación eterna.

 

12. 1ª Corintios 15:1. Este pasaje tampoco dice que los santos se puedan condenar, lo que dice es que los santos se salvarán si perseveran en el Evangelio que Pablo predicó, y si no perseveran en ese Evangelio, es sencillamente porque jamás fueron creyentes de verdad. Por lo tanto, es mentira decir que el creyente se pueda condenar, ¡¡quien se condene es porque JAMÁS FUE CREYENTE VERDADERO!!. Un creyente verdadero, aunque caiga en pecado, no se puede condenar, porque Pablo dijo bien claro que NO SE CONDENARÁ CON EL MUNDO. Dios sencillamente lo castigará, ya sea dándole alguna enfermedad a causa de su pecado, o matándolo, para que no sea condenado con el mundo (1Co.11:29-32). 

 

13. Efesios 2:9. Este pasaje de Pablo tampoco dice que los santos se puedan condenar. Lo que dice es que por gracia somos salvos, por medio de la fe, no por obras.

 

14. 1ª Corintios 9:25. Este pasaje de Pablo no dice por ninguna parte que el creyente verdadero se puede condenar. Lo único que dice es que el creyente puede ser ELIMINADO o sancionado en la "carrera", DE PERDER LA SALVACIÓN NADA DE NADA.

 

15. 2ª Timoteo 4:9. Este pasaje tampoco dice que el creyente se pueda condenar. Lo único que dice es que Demas abandonó a Pablo, amando este mundo, ¡por ninguna parte dice que Demas se condenará!

 

16. Mateo 22:11. Este pasaje tampoco dice que el verdadero creyente pueda perder la salvación. Sencillamente es una parábola referente a un hombre que NO TENIA EL VESTIDO DE BODAS, es decir, NO ERA UN CREYENTE VERDADERO, entonces es atado, y arrojado fuera. Por lo tanto, la interpretación que esos falsos maestros dan de ese pasaje es totalmente falsa, ya que el pasaje no habla de creyentes verdaderos.

 

17.  Gálatas 5:4. Este pasaje tampoco dice que el creyente verdadero se pueda condenar. Solamente menciona a aquellos incrédulos que pretenden justificarse por medio de la ley, es decir, está hablando de personas que NO SON CREYENTES.

 

18. Lucas 10:17. Este pasaje tampoco dice que el creyente verdadero se pueda condenar. Lo único que dice es que los nombres de los creyentes verdaderos están escritos en el cielo.

 

19. Los Nicolaitas. Los falsos maestros que enseñan que el creyente verdadero se puede condenar suelen citar también el pasaje de Apocalipsis 2:6, 15, 20-25. Esos falsos maestros dicen que ese Nicolás era uno de los diáconos de la iglesia de Jerusalén (Hch.6:5) que perdió la vida eterna. Veamos la falsedad de ese argumento:

Nicolás nunca perdió la salvación, por la sencilla razón de que NUNCA LA TUVO, y no se puede perder algo que no se tiene. Ese tipo sería un diácono, pero eso no significa que fuera un verdadero creyente.

El verdadero Evangelio es bien claro al enseñar que el creyente NO SE  PUEDE CONDENAR CON EL MUNDO, sino que será salvo, porque la salvación es ETERNA, y depende solamente de la soberanía, el poder y de la promesa de Dios. Si un cristiano verdadero se empeña en pecar, NO SE PUEDE CONDENAR CON EL MUNDO (1Co.11:29-32), ÉL SERÁ SALVO: "Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego." (1Co.3:15).  Ese cristiano que peca, pero que es un hijo de Dios, puede ser castigado por el Padre celestial y recibir enfermedades, o incluso la muerte, a causa de sus pecados, para que no sea condenado con el mundo: "Porque el que come y bebe indignamente, sin discernir el cuerpo del Señor, juicio come y bebe para sí. Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros, y muchos duermen. Si, pues, nos examinásemos a nosotros mismos, no seríamos juzgados;  mas siendo juzgados, somos castigados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo." (1Co.11:29-32). 

En definitiva, lo que hacen esos falsos maestros pentecostales es PERVERTIR LA PALABRA DE DIOS, para su propia perdición, haciendo que diga lo que ellos quieren que diga.

Los que hemos creído en el verdadero Evangelio de la Gracia de Dios tenemos la bendita seguridad eterna, pues el Mesías Jesús  nos asegura que quien cree en él tiene vida eterna, la cual recibiremos en el siglo venido.

 

20- Apocalipsis 22:19. La Biblia de Jerusalén traduce esta pasaje de la siguiente manera: "Y si alguno quita algo a las palabras de este libro profético, Dios le quitará su parte en el árbol de la Vida y en la Ciudad Santa, que se describen en este libro.»

La Nueva Versión Internacional traduce el pasaje de forma semejante: "Y si alguno quita palabras de este libro de profecía, Dios le quitará su parte del árbol de la vida y de la ciudad santa, descritos en este libro."

Como podemos ver, esas palabras no dicen por ninguna parte que el vencedor, es decir, el verdadero cristiano, pueda ser borrado su nombre del libro de la vida, ni que pueda condenarse, lo único que dice es que aquellos que quiten palabras del libro del Apocalipsis no tendrán su parte en el árbol de la vida, es decir, NO TENDRÁN LA VIDA ETERNA. El pasaje claramente no está hablando de cristianos verdaderos, de los vencedores, sino de los FALSOS MAESTROS y engañadores que quitan palabras de libro del Apocalipsis, o que sencillamente rechazan completamente esta Revelación profética del Mesías Jesús , como ocurre, por ejemplo, con la secta perversa y abominable de "Creciendo en gracia", la cual rechaza completamente el libro del Apocalipsis, ¡Pero el texto no dice por ninguna parte que la vida eterna se pueda perder!. Por lo tanto, la interpretación que ofrecen las sectas pentecostales es totalmente falsa y perversa, ¡porque la salvación eterna es ETERNA!, es decir, los verdaderos cristianos, los vencedores, NO SE PUEDEN PERDER, porque el Señor dijo bien claro que sus nombres jamás serán borrados del libro de la vida. Decir que el nombre de los cristianos vencedores puede ser borrado del libro de la vida es llamar al Mesías mentiroso, que es lo que hacen todos los falsos maestros de todas las sectas falsas pentecostales que enseñan esa mentira satánica y abominable.

 

21- Apocalipsis 3:1-6. Aquí, una vez más, la interpretación que ofrecen los falsos maestros es totalmente falsa y pervertida. ¿Por qué?, porque sencillamente el pasaje no está hablando de los cristianos vencedores, sino de los falsos cristianos, de los apóstatas e hipócritas, como dice el versículo 1 "que tienes nombre de que vives, y estás muerto", ¡esos falsos cristianos estaban MUERTOS!, muertos en sus pecados y delitos, es decir, no se refiere de ninguna manera a los verdaderos cristianos, los cuales hemos resucitado con el Mesías, y somos por tanto vencedores, sino que se refiere a los FALSOS CRISTIANOS, los cuales están muertos espiritualmente. Por lo tanto, ese pasaje no dice por ninguna parte que los verdaderos cristianos se puedan perder, ¡son los falsos cristianos muertos los que se perderán!

 

22- Apocalipsis 13:8. Este pasaje tampoco dice por ninguna parte que la vida eterna se pueda perder, o que los verdaderos cristianos se puedan condenar, lo único que dice este pasaje profético es que adorarán a la bestia todos aquellos mundanos que no tienen su nombre escrito en el libro de la vida del Cordero, ¡pero en ninguna parte se dice que aquellos que tienen su nombre escrito en el libro de la vida del Cordero se puedan condenar!. Por lo tanto, quienes enseñan que los cristianos verdaderos se pueden condenar y pueden ser borrados sus nombres del libro de la vida están mintiendo descaradamente, y demostrando ser siervos y misioneros del padre de la mentira.

La doctrina falsa pentecostal de que el verdadero cristiano puede perder la salvación y condenarse es una de las mayores doctrinas de demonios que los tipos más embusteros puedan enseñar, porque la salvación del verdadero cristiano es la PROMESA DE DIOS: "SERÁ SALVO", ¡y Dios siempre cumple lo que promete!.

 

23- Hebreos 10:35. Este texto no dice por ninguna parte que el verdadero cristiano se pueda condenar, el pasaje está hablando de los verdaderos cristianos que tienen paciencia y hacen la voluntad de Dios, en contraposición con los falsos cristianos que SE APARTAN Y RETROCEDEN PARA PERDICIÓN. Por lo tanto, el pasaje no dice por ninguna parte que el verdadero cristiano paciente y que hace la voluntad de Dios se pueda condenar, lo que dice es que aquellos que se apartan y retroceden se perderán, es decir, son los FALSOS CRISTIANOS e hipócritas los que se perderán, Por lo tanto, decir que ese pasaje enseña que la salvación eterna se puede perder es un burda falsificación satánica y perversa del texto bíblico.

La salvación es eterna, porque la Escritura lo dice:  “y habiendo sido perfeccionado, vino a ser autor de eterna salvación para todos los que le obedecen” (Heb.5:9), observe que es eterna salvación, para todos los que le obedecen, es decir, SOLO LOS OBEDIENTES SERÁN SALVOS, y los que no sean obedientes, no serán salvos. Por lo tanto, LA SALVACIÓN DE LOS OBEDIENTES NO SE PUEDE PERDER. Si uno se pierde, no es porque perdiera la salvación, sino porque jamás fue obediente a Dios. Sin embargo, la doctrina perversa pentecostal es absolutamente falsa y anticristiana, pues enseñan que un verdadero creyente se puede perder o condenar, lo cual es una aberración diabólica, ya que si un verdadero creyente obediente se pudiera perder, entonces ese pasaje de que Dios salvará eternamente a todos los que le obedecen sería falso, pues ensañaría que Dios miente, al no cumplir su promesa de salvar eternamente al creyente.

La salvación eterna depende, no de nosotros, sino de la soberanía y PROMESA DE DIOS,

 

24- Juan 15:1, este pasaje tampoco dice por ninguna parte que la salvación eterna se pueda perder. En esas palabras sencillamente se hace un contraste entre los verdaderos cristianos que están unidos a la Vid verdadera (el Mesías), y dan fruto, y aquellos FALSOS CRISTIANOS que no dan fruto, estos últimos serán cortados y arrojados al fuego. Por lo tanto, ese pasaje no dice por ninguna parte que el verdadero cristiano se pueda condenar, los que se condenarán son los FALSOS CRISTIANOS QUE NO DAN FRUTO.

 

25- Juan 6:66. Este pasaje tampoco dice por ninguna parte que el verdadero cristiano se pueda condenar. Lo que dice ese pasaje es que algunos de sus discípulos ya no andaban con el Mesías, ¡pero no dice que sus discípulos verdaderos se puedan condenar! La doctrina de que los discípulos verdaderos se puedan condenar es una burda doctrina de demonios, una patraña anticristiana y abominable, que lo único que busca es que perdamos la bendita seguridad eterna que ofrece el Evangelio verdadero.

 

26- 2 Pedro 2:20. Este texto tampoco dice por ninguna parte que el verdadero cristiano se pueda condenar. Ese pasaje está hablando solamente de los APÓSTATAS O FALSOS CRISTIANOS, como dice el contexto: "Estos son fuentes sin agua, y nubes empujadas por la tormenta; para los cuales la más densa oscuridad está reservada para siempre. Pues hablando palabras infladas y vanas, seducen con concupiscencias de la carne y disoluciones a los que verdaderamente habían huido de los que viven en error." (2Pe.2:17-18). Estos falsos cristianos escaparon de las contaminaciones del mundo, llegaron a conocer al Señor Jesús , PERO JAMÁS LE OBEDECIERON. Una cosa es conocer el camino de la verdad, y otra muy diferente creer en esa verdad y andar por ese camino de la verdad. Los fariseos anticristos, por ejemplo, CONOCIERON EL CAMINO DE LA VIDA, que es el Mesías, sin embargo, rehusaron creer en él, y se condenaron, pero ellos no perdieron la salvación -la cual jamás tuvieron- sino que rehusaron creer en el camino de la vida que conocieron. Por lo tanto, el pasaje de Pedro no dice por ninguna parte que los verdaderos cristianos que andan por el camino verdadero se puedan condenar, al contrario, quien anda por el verdadero camino llegará la final, que es la vida eterna, sin embargo, ¡Satanás ha engañado a muchos, diciéndoles que el verdadero cristiano vencedor se pueden condenar!, ¡qué horrorosa mentira satánica!, eso es un falso evangelio, y ese perverso evangelio lo predican los falsos evangelistas y falsos pastores pentecostales.

 

 

 

Participe en el debate sobre este tema

 

 

Para descargar de Internet este estudio bíblico, en formato de audio mp3, haga clic en el icono de abajo

Para descargar de Internet este estudio bíblico, en formato de libro electrónico pdf, haga clic en el icono de abajo:

Haga clic en el siguiente enlace para volver a la

Estadisticas y contadores web gratis
Estadisticas Gratis