¡¡EL APÓSTOL PEDRO JAMÁS FUE EL PRIMER PAPA!! 

La iglesia católica romana está edificada sobre una de las mayores mentiras diabólicas de toda la Historia, por lo tanto, ese edificio será destruido

Por Tito Martínez

(Estudiante de la Biblia)

7 de octubre de 2006

Para bajar de Internet este libro electrónico pdf, pinchar en el siguiente enlace:

 

Para oír este estudio en audio mp3, pinchar en el siguiente enlace:

Para participar en Internet en el debate sobre este tema, pinchar en el siguiente enlace:

REFUTADA LA MENTIRA DE QUE PEDRO ES LA ROCA DONDE SE EDIFICA LA IGLESIA

 

 

ÍNDICE DEL LIBRO

 

Prólogo

 

LAS PALABRAS DEL MESÍAS EN MATEO 16:18-19.

 

REFUTADA LA MENTIRA PAPISTA DE QUE PEDRO ES LA ROCA SOBRE LA QUE SE EDIFICA LA IGLESIA.

 

LOS “PADRES DE LA IGLESIA” ENSEÑABAN QUE LA IGLESIA ESTÁ EDIFICADA SOBRE EL MESÍAS, NO SOBRE PEDRO.

 

EL APÓSTOL PEDRO JAMÁS EJERCIÓ NINGÚN PODER PAPAL SOBRE EL RESTO DE CRISTIANOS.

 

¿Y LA CACAREADA “SUCESIÓN APOSTÓLICA”?.

 

EL PASAJE DE JUAN 21:15-17.

 

EL PODER DE LAS “LLAVES”.

 

EL PODER DE “ATAR Y DESATAR”.

 

 

Prólogo

 

La iglesia católica romana lleva siglos engañando al mundo, diciendo que el apóstol Pedro fue el primer Papa de la iglesia católica, y es precisamente en esa afirmación papista donde los jerarcas del catolicismo basan toda la estructura doctrinal y jerárquica de su iglesia. Si esa base donde es edificada la iglesia católica es falsa, ¡entonces todo el edificio está podrido, y al final se derrumbará y será destruido!.

En este importante documento voy a demostrar que el apóstol pedro JAMÁS FUE EL PRIMER PAPA, por lo tanto, si Pedro nunca fue Papa, ¡entonces la iglesia católica romana no es la verdadera Iglesia del Mesías Jesús  (Jesucristo)!, sino que entonces es una organización fraudulenta, podrida, asesina y perversa, disfrazada con un falso manto de piedad, y que durante más de 1600 años se ha sostenido en el poder mundano gracias a la propagación de esa gran mentira diabólica de que Pedro fue el primer Papa, y como esa iglesia falsa está edificada sobre esa mentira de que Pedro fue el primer Papa, entonces el destino final de la iglesia católica romana será su total destrucción, una destrucción absoluta que está profetiza en los capítulos 17 y 18 del Apocalipsis, donde se predice la futura destrucción de la gran ramera, la cual tiene su sede en la ciudad de las siete colinas, es decir, en Roma.

Ciertamente la VERDADERA Iglesia del Mesías Jesús , es decir, los verdaderos cristianos, jamás serán destruidos en el fuego, tal como el Señor Jesús  prometió en Mateo 16:18, esta Iglesia de Dios es la que al final vencerá al hades, es decir, al poder de la muerte, porque todos los verdaderos cristianos resucitarán cuando el Mesías venga en gloria, y entonces la muerte será vencida y absorbida en victoria (1Ts.4.15-17, 1Co.15:23, 50-54). Sin embargo, la gran ramera, es decir, la iglesia falsa y satánica que tiene su sede en la ciudad de las siete colinas, Roma, esa sí que será destruida en el fuego para siempre. En una sola hora su capital, Roma, será quemada y reducida a cenizas, y ya nunca más será hallada (Ap.18:17-21, ¡ese será el final desastroso que tendrá el catolicismo y todas aquellas iglesias y sectas falsas que se unan en ecumenismo con esa iglesia de Roma, la gran ramera!

Sorprendentemente, hay algunos católicos papistas que enseñan la vil mentira de que su iglesia no enseña que Pedro fuera el primer Papa. Lo que pretenden esos embusteros papistas con esa falsaria afirmación es ATRAER AL CATOLICISMO A LOS LLAMADOS “HERMANOS SEPARADOS”, es decir, a los protestantes en sus diferentes ramas o sectas, y de esta manera, mintiendo y ocultando la verdad, esos papistas pretenden ganar a esos protestantes, para que nos unamos a la iglesia católica en una sola organización, y en sometimiento total al falso profeta papal. Sin embargo, cuando esos papistas mentirosos afirman que su iglesia no enseña que Pedro fue el primer papa, ¡saben perfectamente que ellos están mintiendo!, es decir, ellos no lo hacen en la ignorancia, sino sabiendo perfectamente que su secta católica enseña que Pedro fue el primer Papa, como podemos comprobar, por ejemplo, en multitud de páginas de Internet.  Así por ejemplo, en la Wikipedia, que es la famosa Enciclopedia de Internet, mucho mejor que la Enciclopedia Británica, leemos esto: Simón [<hebreo: שמעון ("Shimon")], llamado también Pedro o Cefas (Betsaida, ? - Roma, 29 de junio de 67), fue, de acuerdo con la Biblia cristiana, uno de los doce apóstoles, discípulos de Jesús de Nazaret. Fue el primer patriarca de Antioquía y obispo de Roma, y también el primer Papa (de ahí que también se le llame San Pedro I o simplemente Pedro I), http://es.wikipedia.org/wiki/Sim%C3%B3n_Pedro

Y en el famoso sitio Web papista de corazones.org leemos esto: “Pedro es el primer Papa ya que recibió la suprema potestad pontificia del mismo Jesucristo. http://www.corazones.org/santos/pedro_apostol.htm

Si usted quiere ver más páginas papistas en Internet donde se afirma  la mentira satánica de que Pedro fue el primer papa, entonces tome el buscador Google, y escriba estas palabras de búsqueda: “San Pedro fue el primer papa”, y verá cuantas entradas salen.

LAS PALABRAS DEL MESÍAS EN MATEO 16:18-19

El Señor Jesús , el Mesías, cambió el nombre a Simón, y le llamó Kefa (en arameo), y que en griego es traducido como petros, que significa piedra pequeña.

El apóstol Pedro había confesado que Jesús  es el MESÍAS, EL HIJO DE DIOS, y entonces el Señor le dijo que eso se lo había revelado el Dios Padre, y es entonces cuando le cambió el nombre por Kefa, que significa piedra pequeña, y en griego Kefa es Petros.

Una vez que Pedro hizo esa solemne afirmación de que Jesús  es el Hijo de Dios y el Mesías, entonces Jesús  e le dijo que SOBRE ESA ROCA (petra) EDIFICARÍA SU IGLESIA. La palabra que aquí aparece en el texto griego es PETRA, cuyo significado es roca grande, haciendo así una clara diferencia entre Pedro (Petros, piedra pequeña), y la roca, como masa de piedra grande (Petra). La Iglesia del Mesías no está por tanto edificada sobre Pedro (Petros), ¡sino sobre la Petra o Roca grande!, y esa roca grande es sencillamente el Mesías Jesús , el único fundamento de la iglesia de Dios, como leemos claramente en 1Corintios 3:11, donde Pablo dijo que nadie puede poner otro FUNDAMENTO que el que está puesto, el cual es el Mesías Jesús . Por lo tanto, ¡¡el fundamento de la Iglesia no es el apóstol Pedro, sino el propio Mesías Jesús !!. En este importante pasaje de 1Corintios 3:11 Pablo se estaba refiriendo bien claro al fundamento DE LA IGLESIA, el EDIFICIO de Dios, y ese fundamento no es Pedro, sino EL MESÍAS, veamos el contexto de esas palabras de Pablo:

"Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, EDIFICIO DE DIOS. Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro EDIFICA encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica. Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesús , el Mesías. Y si sobre este fundamento alguno EDIFICARE oro, plata, piedras preciosas, madera, heno, hojarasca, la obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará, pues por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará. Si permaneciere la obra de alguno que sobreedificó, recibirá recompensa. Si la obra de alguno se quemare, él sufrirá pérdida, si bien él mismo será salvo, aunque así como por fuego. ¿No sabéis que SOIS TEMPLO DE DIOS, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere EL TEMPLO DE DIOS, Dios le destruirá a él; porque el TEMPLO DE DIOS, el cual sois vosotros, santo es." (1Co.3:9-15).

Como puede ver, el apóstol Pablo se estaba refiriendo claramente a los cristianos, es decir, a la IGLESIA, LA CUAL ES EL TEMPLO DE DIOS, EL EDIFICIO DE DIOS, y el FUNDAMENTO de este edificio o templo de Dios no es Pedro, sino el propio MESÍAS, tal como dijo Pablo.

Observe cual fue el objeto de la confesión de Pedro en Mateo 16:17-18. Él dijo que Jesús  es el Mesías y el Hijo de Dios, y es sobre el objeto de esa confesión de Pedro, es decir, el Mesías (la roca-fundamento), sobre el cual la Iglesia de Dios es edificada. La doctrina papista de que Pedro es la roca o fundamento donde se edifica la Iglesia de Dios es absolutamente estúpida, falsa y perversa, ¡ya que la Iglesia de Dios no está edificada sobre ningún hombre, sino solamente sobre el Hijo de Dios, el único fundamento de la Iglesia!.

El Mesías le cambió a Simón el nombre por Pedro (Kefa), que significa piedra, porque Pedro sería UNA MÁS de las 12 piedras (que son los 12 apóstoles) donde se edifica la Iglesia, pero el FUNDAMENTO donde están asentadas esas 12 piedras no es Pedro, sino el propio Mesías, como así dijo Pablo: "Porque nadie puede poner otro FUNDAMENTO que el que está puesto, EL CUAL ES YAHÚSHUA, EL MESÍAS". Para que lo entienda mejor, le pondré el ejemplo de un edificio: el cimiento o base donde se edifica ese edificio sería el Mesías, sobre ese cimiento se pondrían 12 cimientos más, que serían los 12 apóstoles, y encima de esos 12 cimientos estaría construido el edificio entero, que sería la Iglesia de Dios, sin embargo, la falsa interpretación de la secta falsa papista destroza esta enseñanza de Dios, y dice que el fundamento donde se edifica la Iglesia es solamente el apóstol Pedro.

Pedro se convirtió espiritualmente en una piedra porque CONFESÓ CON TODA CERTEZA QUE JESÚS  ES EL HIJO DE DIOS Y EL MESÍAS, Y ES SOBRE ESE OBJETO DE LA CONFESIÓN DE PEDRO SOBRE LA CUAL ES EDIFICADA LA IGLESIA DE DIOS. Cuando Pedro hizo esa confesión, entonces es cuando el Mesías prometió edificar su Iglesia sobre esa Roca, es decir, SOBRE EL OBJETO DE ESA CONFESIÓN DE PEDRO, QUE ERA EL PROPIO EL MESÍAS, ¡NO PEDRO!

Pedro era la primera piedra puesta por el Mesías en ese edificio inmenso y maravilloso que es su Iglesia, formada por todos aquellos que confesamos de corazón que Jesús  es el verdadero Mesías y el Hijo de Dios, ¡¡pero el FUNDAMENTO de la verdadera Iglesia de Dios es únicamente el Mesías, no Pedro!!,

Es absolutamente IMPOSIBLE que la Roca o Fundamento donde se edifica la Iglesia de Dios fuera Pedro, por las siguientes razones:

a- Porque el propio apóstol Pedro dijo bien claro que LA ROCA o PIEDRA ES EL MESÍAS (1P.2:4, 7-8), es decir, ¡¡Pedro jamás enseñó que la Roca fuera él mismo!!, si Pedro fuera la Roca o fundamento donde se edifica la Iglesia, ¡entonces él lo habría dicho en esas palabras de la epístola!. Ciertamente esas palabras del apóstol Pedro dicen que el Mesías Jesús  es la PIEDRA ANGULAR, la CABEZA DEL ÁNGULO (v.7). Pero esa piedra o roca, que es el Mesías, no solo es la piedra que encabeza el ángulo, ¡sino que también es el FUNDAMENTO DEL EDIFICIO, QUE ES LA IGLESIA, tal como dijo el apóstol Pablo en 1Corintios 3:11. Esto es muy importante que usted lo entienda: el Mesías Jesús , el Hijo de Dios, no solo es el único fundamento de la Iglesia de Dios, sobre el cual somos edificados los cristianos, sino que también es la piedra angular del edificio, es decir, aquel que encabeza o lidera la Iglesia de Dios, por eso es que el apóstol Pablo dijo tantas veces que el Mesías Jesús  es la ÚNICA CABEZA de la Iglesia (Ef.4:15-16, Col.1:18, 2:19) porque sencillamente él es la PIEDRA ANGULAR que encabeza la cúspide del edificio de Dios, que es la Iglesia. Cuando el pontífice romano (el Papa) declara que él es la cabeza de la Iglesia, sencillamente él está mintiendo, y usurpando un título que solo al Mesías Jesús  le pertenece. Obviamente el apóstol Pedro jamás fue llamado “la cabeza de la Iglesia”, como puede comprobar cualquiera que lea el Nuevo Testamento, lo cual significa que Pedro JAMÁS fue Papa.

b- Porque el apóstol Pablo también dijo que el FUNDAMENTO donde la Iglesia se edifica no es Pedro, ¡¡sino los apóstoles y profetas, pero siendo el Mesías la principal Piedra del ángulo!!: "edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesús , el Mesías, mismo" (Ef.2:20).

En otra ocasión Pablo dijo que el fundamento de la Iglesia es el Mesías: "Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesús , el Mesías." (1Co.3:11). Estas palabras del apóstol Pablo son de una importancia fundamental, ya que pulverizan totalmente la patraña papista de que Pedro es el fundamento o Roca de la Iglesia, ya que si el fundamento es el Mesías, ¡entonces no lo es el apóstol Pedro!. Por lo tanto, la enseñanza de Pablo en esos pasajes es bien sencilla: la verdadera Iglesia del Mesías está edificada sobre los apóstoles y profetas, es decir, sobre la DOCTRINA de ellos, sin embargo, el FUNDAMENTO o base del edificio, así como la Piedra angular que encabeza o lidera todo ese edificio de Dios, no era Pedro, sino solamente el Mesías Jesús .  Dicho en otras palabras, imaginemos un impresionante edificio en forma de pirámide perfecta, el fundamento o base donde descansa toda la gran pirámide representa al Mesías Jesús , y encima de este fundamento, que es el Mesías, irían otros 12 fundamentos, que representan los 12 apóstoles-profetas del Mesías, tal como dijo Pablo en Efesios 2:20 y encima de estos 12 fundamentos estaría edificado el resto de la gran pirámide, la Casa de Dios, que es la Iglesia, y en la cúspide de ese gran edificio en forma piramidal, estaría colocada de forma perfecta la piedra del ángulo, que también representa al Mesías Jesús . Sin embargo, la enseñanza del catolicismo papista, durante siglos, es totalmente diferente a esta enseñanza cristiana que encontramos en el Nuevo Testamento, ya que esos engañadores papistas enseñan que el fundamento de la Iglesia es solamente el apóstol Pedro, y sobre este fundamento de Pedro ellos ponen otros cientos de fundamentos más que representan a los papas, siendo los católicos papistas las piedras que forman ese edificio falso y podrido, ¡y ese es el edificio de la iglesia católico romana!.  

Por consiguiente, la doctrina papista de que la Iglesia del Mesías está edificada y fundada sobre Pedro, es sencillamente una espantosa PATRAÑA, una gran mentira anticristiana fraguada por el papísmo-satánico romano para justificar y apoyar su poder supremo sobre la cristiandad y sobre el mundo entero, ya que una sencilla exégesis bíblica destroza hasta los cimientos esa doctrina papista.

c- Es muy importante observar que en Mateo 16:18-19 el Mesías le habló ÚNICAMENTE A PEDRO, es decir, el Mesías no mencionó por ninguna parte a esos supuestos "sucesores de Pedro", los papas. Si los papas fueran los sucesores de Pedro, entonces el Mesías habría dicho lo siguiente: "A ti Y A TUS SUCESORES os daré las llaves del Reino de los cielos, y todo lo que tu Y TUS SUCESORES atéis en la tierra, habrá sido atado en los cielos". El hecho de que el Señor no mencionara por ninguna parte a esos supuestos "sucesores de Pedro" es prueba evidente e irrefutable de que el Mesías no tenía en mente la creación de ningún papado para su Iglesia, y que Pedro JAMÁS dejó ningún sucesor suyo en la Iglesia, y que, por lo tanto, la afirmación papal de que ellos son los sucesores de Pedro no es más que una grotesca y satánica INVENCIÓN para engañar al mundo.

Solo Pedro utilizó esas "llaves" para abrir el Reino de Dios. ¿Cuando utilizó Pedro esas "llaves"? Él utilizó la primera "llave" el día de Pentecostés, cuando predicó el Evangelio en Jerusalén y 3.000 judíos y prosélitos creyeron en el Mesías Jesús  y se bautizaron después, entrando así en el Reino de Dios, y la segunda llave la utilizó algunos meses después, en casa del soldado romano Cornelio, cuando les predicó el Evangelio, entonces es cuando el Reino de Dios fue abierto por primera vez a los gentiles. Por consiguiente, el "poder de las llaves" que el Mesías dio ÚNICAMENTE A PEDRO no tiene que ver absolutamente NADA con el poder o autoridad suprema mundial que pretende el Papa, YA QUE EL MESÍAS NO DIO ESE PODER O AUTORIDAD A NINGÚN OTRO "SUCESOR DE PEDRO", ¡¡sino solamente a Pedro!!.

d- El Mesías también dijo a Pedro que todo lo que atara en la tierra, en el cielo habría sido atado, y todo lo que desatara en la tierra, en el cielo también habría sido desatado. Ahora bien, resulta que ese poder de "atar y desatar" el Mesías no se lo dio únicamente a Pedro, ¡¡sino también al resto de cristianos!!: "De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo" (Mt.18:18). Por lo tanto, utilizar ese pasaje de Mateo 16:18-19 para basar la autoridad suprema del Papa sobre la Iglesia es una aberración doctrinal y una mentira espantosa, ya que ese poder de "atar y desatar" le pertenece por derecho divino a TODOS LOS CRISTIANOS, y si hay alguien en este mundo que de ninguna manera tiene ese poder divino, es el Papa, ¡¡ya que él es EL ANTIMESÍAS (el antiCristo) por excelencia!!, AL PRETENDER OCUPAR EL LUGAR DEL MESÍAS EN LA TIERRA, Y AL MISMO TIEMPO OPONIÉNDOSE A ÉL Y A SU DOCTRINA.

REFUTADA LA MENTIRA PAPISTA DE QUE PEDRO ES LA ROCA SOBRE LA QUE SE EDIFICA LA IGLESIA

Los falsos maestros papistas pretenden hacernos creer que el apóstol Pedro es la roca mencionada por el Mesías en Mateo 16:18, ellos dicen que la Iglesia de Dios está edificada sobre el apóstol Pedro, no sobre el Mesías Jesús , sin embargo, esa satánica y falsa interpretación papista se refuta muy fácilmente. Veamos:

El Mesías Jesús  cambió el nombre a Simón, y le puso por nombre Kefas (Pedro), y que en el texto griego de Mateo fue traducido por Petros. Ahora bien, la palabra griega Petros no significa roca o masa grande de piedra (Petra), sino que significa PIEDRA PEQUEÑA, Petros sale o procede de la Petra o roca grande, pero Petros no es la roca o masa grande. Por lo tanto, cuando el Mesías dijo a Pedro que sobre esta ROCA (Petra) edificaría su Iglesia, no se estaba refiriendo a Pedro, ¡sino al Mesías mismo!, el cual es llamado en el Nuevo Testamento LA ROCA:

“…y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era el Mesías.” (1Co.10:4). Y el propio apóstol Pedro dijo bien claro que la roca (Petra) es el Mesías Jesús :

“Acercándoos a él (el Mesías), piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa, vosotros también, como piedras vivas, sed edificados como casa espiritual y sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesús , el Mesías. Por lo cual también contiene la Escritura: He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; Y el que creyere en él, no será avergonzado. Para vosotros, pues, los que creéis, él es precioso; pero para los que no creen, La piedra que los edificadores desecharon, ha venido a ser la cabeza del ángulo; y: Piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque tropiezan en la palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados.” (1Pe.2:4-8).

Veamos ahora lo que dijo el apóstol Pablo en 1Corintios 3:9-11.

9 Porque nosotros somos colaboradores de Dios, y vosotros sois labranza de Dios, edificio de Dios. 10 Conforme a la gracia de Dios que me ha sido dada, yo como perito arquitecto puse el fundamento, y otro edifica encima; pero cada uno mire cómo sobreedifica. 11 Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesús , el Mesías.

En esas palabras del apóstol Pablo vemos lo siguiente:

1- Los cristianos (la Iglesia del Mesías) son el EDIFICIO DE DIOS (v.9).

2- El apóstol Pablo puso el fundamento en Corinto, es decir, Pablo predicó al Mesías en la ciudad de Corinto, y por tanto puso el fundamento de la iglesia de Corinto.

3- Ese fundamento de la Iglesia es solamente EL MESÍAS, no el apóstol Pedro (v.11).

4- Por lo tanto, en Mateo 16:18 el Mesías no dijo por ninguna parte que él edificaría su iglesia sobre Pedro (Petros-piedra pequeña), sino sobre LA ROCA GRANDE (Petra), ¡y la roca no es Pedro, sino el Mesías! (1Co.10:4).

Por consiguiente, la doctrina de la secta católica romana de que Pedro es el fundamento y la roca grande donde es edificada la Iglesia de Dios, es una burda mentira, una doctrina de demonios que solo los hijos de Satanás la pueden enseñar.

En la mejor Enciclopedia del mundo, la Wikipedia, leemos lo siguiente sobre el apóstol Pedro: “Pedro identificó a Jesús como el Mesías, el Hijo de Dios y Jesús lo identificó como Pedro (piedra) una pequeña piedra al lado de la enorme Roca que es Jesucristo.” http://es.wikipedia.org/wiki/Sim%C3%B3n_Pedro.

El gran Diccionario de palabras griegas, de Strong, número 4074, dice que el nombre Pedro (Petros) significa un TROZO DE PIEDRA, diferente a la gran masa de roca (Petra).

Y el gran Comentario Bíblico de Vine dice exactamente lo mismo: “petros denota un trozo de roca, una piedra, en contraste a petra, una masa rocosa”.

Por consiguiente, ¡la Iglesia católica romana está basada un gigantesco fraude, en una monstruosa mentira que ha perdurado durante cientos de años!, ya que el apóstol Pedro no es la gran roca (petra) sobre la cual es edificada la Iglesia, sino que Pedro era una PIEDRA PEQUEÑA dentro de la Iglesia de Dios.

Los lacayos del papismo suelen salir con el cuento falso de que si Pedro (Petros) fuera una piedra pequeña, y no la roca sobre la cual es edificada la Iglesia de Dios, entonces el texto griego de Mateo 16:18 habría utilizado la palabra “lithos”, pero la falacia de ese argumento papista es que la palabra griega Petros significa SOLAMENTE “PIEDRA PEQUEÑA”, mientras que la palabra griega lithos es GENÉRICA, y se aplica tanto a piedras pequeñas, como a piedras grandes. Veamos esto en el gran Comentario Bíblico de Vine:

PIEDRA

 1. lithos (livqo", 3037), se utiliza: (I) literalmente, de: (a) las piedras del suelo (p.ej., Mat_4:3, 6; 7.9); (b) piedras sepulcrales (p.ej., Mat_27:60, 66); (c) piedras de construcción (p.ej., Mat_21:42); (d) una piedra de molino (Luk_17:2; cf. Rev_18:21; véase MOLINO); (e) las tablas de la Ley (2Co_3:7); (f) imágenes de ídolos (Act_17:29); (g) los tesoros de la Babilonia comercial (Rev_18:12, 16); (II) metafóricamente: (a) de Cristo (Rom_9:33; 1Pe_2:4, 6, 8); (b) de creyentes (1Pe_2:5); (c) de edificación espiritual mediante la enseñanza de las Escrituras (1Co_3:12); (d) la ornamentación de los cimientos de la Jerusalén espiritual y celestial (Rev_21:19); (e) la ornamentación de la Babilonia religiosa (Rev_17:4, Rev_17:4); (III) en sentido figurado, de Cristo (Rev_4:3; 21.11, donde «fulgor» tiene el sentido de «luminar», foster, véase LUMINAR). 2. lithinos (livqino", 3035), adjetivo derivado de Nº 1, «de piedra». Se utiliza en Joh_2:6; 2Co_3:3; Rev_9:20:¶ Notas: (1) En Joh_1:42 petros tiene el sentido de nombre propio, Pedro (RV: «piedra»); petros denota un trozo de roca, una piedra, en contraste a petra, una masa rocosa. Véase PEÑA. (2) Para petra, traducido «piedra» en Luk_8:6, 13, en el sentido de masa subterránea de piedra, véase PEÑA. (3) Para mulos y molinos, «piedra de molino» y «de piedra de molino», nombre y adjetivo, respectivamente, véase MOLINO, A y B, Nº 2. (4) Para akrogoniaios, «la piedra principal del ángulo», véanse , Nº 2, PRINCIPAL. Para los verbos correspondientes, véase APEDREAR.

Como podemos ver, la palabra griega lithos no significa solamente piedra pequeña, como un chinarro del suelo, sino que también se aplica a piedras de mayor tamaño, como piedras sepulcrales, piedras de construcción, y piedras de molino, las cuales son piedras grandes, y dicha palabra griega incluso se aplica metafóricamente al propio Mesías (Ro.9:33, 1Pe.2:4, 6, 8, Ap.4:3). Por lo tanto, los falsos maestros del papismo mienten descaradamente cuando dicen que lithos es solamente una piedra pequeña, ya que es Petros lo que significa solamente “piedra pequeña”, y obviamente el Mesías Jesús  no va a edificar su Iglesia sobre una piedra pequeña, como era Pedro, sino sobre la gran MASA DE ROCA (Petra), la cual es el mismo Mesías, el único fundamento de toda la Iglesia, la cual es el edificio de Dios (1Co.3:9-11).

Por consiguiente, cuando el Mesías Jesús  le dijo al apóstol Pedro que sobre esta Roca (Petra-gran masa de piedra) edificaría su Iglesia, lo que estaba diciendo es que SOBRE ÉL MISMO EDIFICARÍA SU IGLESIA, no sobre Pedro, y esto es precisamente lo que también enseñaban los más grandes “padres de la iglesia” de los primeros siglos, como voy a demostrar en el siguiente apartado. Los actuales papistas apóstatas sencillamente no creen ni siquiera en las palabras de sus “santos padres de la Iglesia”.

Kefas es una palabra aramea que significa PIEDRA, pero cuando los cristianos del siglo uno tradujeron esa palabra al griego, LA VERTIERON COMO PETROS, que significa PIEDRA PEQUEÑA,  Por lo tanto, para todos los cristianos del siglo uno Pedro NO ERA LA ROCA (PETRA) DONDE SE EDIFICA LA IGLESIA, SINO QUE PARA ELLOS PEDRO ERA SOLO UNA PIEDRA PEQUEÑA. Si para los primeros cristianos Pedro hubiera sido la roca donde se edifica la Iglesia, entonces ellos JAMÁS habrían traducido la palabra aramea Kefas por Petros, sino por Petra (roca grande).

LOS “PADRES DE LA IGLESIA” ENSEÑABAN QUE LA IGLESIA ESTÁ EDIFICADA SOBRE EL MESÍAS, NO SOBRE PEDRO

Los principales "padres de la Iglesia" de los primeros siglos jamás enseñaron que Pedro fuera el fundamento o Roca donde es edificada la Iglesia de Dios. Lo que vamos a ver seguidamente seguro que lo ignoran la inmensa mayoría de los católicos papistas. Los lacayos y servidores del papismo han engañado a millones de personas, y les han hecho creer que los "padres de la Iglesia" de los cuatro primeros siglos interpretaron el pasaje de Mateo 16:18 de la misma manera como lo interpreta ahora el papismo, sin embargo, a continuación vamos a demostrar lo falsa que es esa afirmación papista, y veremos que esos "padres de la iglesia" lo que enseñaron precisamente es exactamente lo mismo que los cristianos bíblicos enseñamos sobre este tema.

La creencia mayoritaria de los "padres de la Iglesia" fue que la Iglesia está edificada sobre EL OBJETO DE LA CONFESIÓN DE PEDRO, es decir, SOBRE EL PROPIO MESÍAS, EL HIJO DE DIOS, ¡NO SOBRE PEDRO!. Por ejemplo, el más grande teólogo y maestro de la Iglesia después de Pablo fue Agustin de Hipona, del siglo 5º, pues bien, él enseñó bien claro que la ROCA (Petra) sobre la cual es edificada la Iglesia no era Pedro, sino EL MESÍAS. En su comentario a la primera carta de Juan, escribió lo siguiente:

"¿Qué significan estas palabras: edificaré mi Iglesia sobre esta roca? Significan, edificaré mi Iglesia sobre esta fe, sobre esto que me dices: Tu eres el Mesías, el Hijo de Dios vivo".
Y en el Tratado 124 sobre San Juan, del mismo Agustín, él aclaró aun más esa afirmación anterior: "Sobre esta roca que tú has confesado, edificaré mi Iglesia, puesto que EL MESÍAS MISMO ERA LA ROCA".
Y en el sermón 13, Agustín de Hipona predicaba a sus fieles: "Tu eres Pedro y sobre esta roca, (piedra) que tú has confesado, sobre esta roca que tú has reconocido confesando: Tu eres Mesías, el Hijo de Dios vivo, edificaré mi Iglesia; SOBRE MÍ MISMO, que soy el Hijo de Dios, la edificaré; y NO SOBRE TÍ".

Como podemos ver, ¡¡hasta el principal doctor de la secta papista, Agustín de Hipona, ENSEÑABA LO MISMO QUE LOS CRISTIANOS BÍBLICOS ENSEÑAMOS!!.

San Hilario de Poitiers, en el Segundo libro sobre la Trinidad, dice: "La roca, piedra, es la bendita y sola roca de la fe confesada por la boca de Pedro". Como podemos ver, Hilario tampoco dijo que Pedro fuera la roca donde es edificada la Iglesia.

San Juan Crisóstomo dice en la homilía 55 sobre Mateo: "Sobre esta roca edificaré mi Iglesia, es decir sobre la fe de la confesión de Pedro. Ahora bien, ¿Cuál fue la confesión? Hela aquí: Tu eres Mesías, el Hijo de Dios vivo". Como vemos, Juan Crisóstomo también enseñaba que la roca sobre la cual es edificada la Iglesia NO ES PEDRO, sino el objeto de la confesión de Pedro, es decir, Jesús , el Hijo de Dios.

San Ambrosio de Milán, en el comentario al segundo capítulo de la carta a los Efesios, San Braulio de Seleucia y los padres del Concilio de Calcedonia, enseñan la misma doctrina.

Ciertamente el apóstol Pedro es mencionado el primero entre los 12 apóstoles, porque él era el portavoz y el líder de los 12, ¡¡pero no el Papa de la Iglesia!!, por lo tanto, los cristianos bíblicos reconocemos el primado o preeminencia de Pedro sobre el resto de los apóstoles, sin embargo, Pedro jamás fue Papa ni ejerció como Papa, por eso es que no vamos a encontrar ni un solo pasaje en el Nuevo Testamento donde al apóstol Pedro se le llame "el Santo Padre", "el Papa", "el Vicario de Cristo", ni "el Sumo Pontífice", sencillamente porque PEDRO JAMÁS FUE PAPA. Solo un vulgar embustero e ignorante de la Biblia puede decir que Pedro fue el primer Papa.

Por consiguiente, está bien claro la definición que dan los eruditos en griego:

Petros solo significa "trozo pequeño de piedra".

Petra significa masa de roca grande.

Lithos es una palabra griega GENÉRICA, para indicar tanto piedras pequeñas, como piedras grandes.

Ciertamente el Mesías utilizó la palabra aramea Kefas, que significa piedra, sin embargo, cuando ese pasaje hebreo o arameo fue traducido al griego, los traductores correctamente utilizaron la palabrá griega Petros, para diferenciarla de la palabra griega Petra (masa de roca grande).

Por lo tanto, cuando el Mesías dijo a Pedro que sobre esta PETRA edificaría su Iglesia, no se estaba refiriendo a Pedro, sino a él mismo, ya que Pedro es Petros, es decir, una piedra pequeña,

¿como la Iglesia de Dios, el edificio de Dios, va a estar construida sobre una piedra pequeña (Pedro), ¡es IMPOSIBLE!, la Iglesia de Dios está construida solamente sobre la masa de Roca grande, la PETRA, y esa roca grande de fundamento es solamente el MESÍAS JESÚS : "Porque nadie puede poner otro FUNDAMENTO que el que está puesto, el cual es el MESÍAS JESÚS " (1Co.3.11).

Mirad, papistas, el apóstol Pablo no dijo que somos edificados sobre el fundamento del apóstol Pedro, sino que la Iglesia es edificada sobre el fundamento de LOS APÓSTOLES Y PROFETAS, pero siendo el Mesías Jesús  la roca o piedra angular (Ef.2.20). Si Pablo hubiera sido un papista herético como vosotros, entonces él habría dicho esto: "edificados sobre el fundamento, que es el apóstol Pedro". Pero Pablo no dijo eso, lo que él dijo es que el fundamento de la Iglesia son LOS APÓSTOLES, en plural, y no el apóstol Pedro.

Pedro simplemente era UNO DE LOS 12 FUNDAMENTOS DE LA IGLESIA, y el Mesías (no Pedro) es la ROCA (petra) en la cual descansa todo el edificio de Dios, que es su Iglesia, pero no solo el Mesías es la roca o piedra angular de la Iglesia, sino que también es la ROCA DE FUNDAMENTO, como claramente dijo Pablo en el pasaje que ya he mencionado: "Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesús , el Mesías." (1Co.3:11).

Esta hermosísima enseñanza bíblica está reflejada en el Apocalipsis por medio de la estructura de la Nueva Jerusalén Celestial, que es la Iglesia de Dios, en dicho pasaje del Apocalipsis leemos que el muro que rodea esa Nueva Jerusalén celestial tiene DOCE FUNDAMENTOS, que representan a los nombres de los doce apóstoles del Cordero: "Y el muro de la ciudad tenía doce fundamentos, y sobre ellos los doce nombres de los doce apóstoles del Cordero." (Ap.21:14). Si el apóstol Pedro fuera el fundamento o Roca de la Iglesia, como enseña la gran ramera romana, entonces ese pasaje del Apocalipsis diría que dicho muro de la Nueva Jerusalén tiene un solo fundamento, Pedro, pero resulta que eso no es lo que dice el Apocalipsis, lo que dice es que el muro de la Nueva Jerusalén tiene DOCE fundamentos, que son los doce apóstoles, lo cual está en total armonía con Efesios 2:20-22, donde se dice que somos edificados sobre el fundamentos de LOS APÓSTOLES, y no sobre el fundamento del apóstol Pedro.

Por lo tanto, ya veis,  herejes papistas. Esa doctrina papólatra vuestra de que Pedro era el primer papa y el fundamento de la Iglesia es solamente una monstruosa MENTIRA, una aberración exegética enseñada durante siglos por los falsos maestros papistas, sin base bíblica alguna. NUNCA Pedro fue llamado "papa", ni "sumo pontífice", ni vicario de Mesías", ni "santo padre", ni llevó ninguna corona, ni ejerció ningún tipo de gobierno monárquico y dictatorial sobre le resto de cristianos del Imperio Romano!. Decir que Pedro fue el primer papa, como dicen los líderes embusteros del catolicismo es una de las mayores MENTIRAS asquerosas que los tipos más embusteros se puedan inventar. ¡¡y en esa espantosa mentira papista es donde se basa toda la estructura jerárquica de vuestra iglesia católica romana!!, y ya sabéis, si el fundamento es falso, entonces todo el edificio está podrido, y al final se derrumbará y quedará destruido, tal como predice la Palabra de Dios.

Solo un hijo del Diablo, un embustero papólatra, puede enseñar esa patraña de que Pedro es el fundamento de la Iglesia, lo cual es una monstruosidad y una herejía de proporciones titánicas, porque la Iglesia de Dios no está edificada sobre un hombre falible, como era Pedro, sino sobre el HIJO DE DIOS, ¡la Roca o fundamento de la Iglesia!, por eso, cuando en Mateo 16:18 leemos que el Mesías le dijo a Pedro que sobre esta roca (petra o roca grande) edificaría su Iglesia, se estaba refiriendo a la CONFESIÓN DE PEDRO dada previamente, y dicha confesión de Pedro era que Jesús  es el Mesías, el Hijo de Dios, y es entonces cuando el Mesías le dijo que sobre ese fundamento, sobre esa CONFESIÓN DE PEDRO, él edificaría su Iglesia, o dicho en otras palabras: la verdadera Iglesia de Dios no está edificada sobre el apóstol Pedro, sino sobre la verdad fundamental confesada por Pedro, y que consiste en que Jesús  es el Mesías de Israel, y el Hijo unigénito de Dios, pero decir que el fundamento de la Iglesia es el apóstol Pedro es un perversión satánica de las propias palabras del Hijo de Dios.

En el siguiente apartado demostraré como el apóstol Pedro jamás fue papa, ni ejerció ningún tipo de poder papal sobre el resto de los cristianos del siglo 1.

EL APÓSTOL PEDRO JAMÁS EJERCIÓ NINGÚN PODER PAPAL SOBRE EL RESTO DE CRISTIANOS

1. El apóstol Pablo reprendió a Pedro, e impuso su autoridad sobre Pedro, lo cual demuestra que Pedro no era papa de la Iglesia. Esto lo relató Pablo en su carta a los Gálatas:

“Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar. Pues antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión. Y en su simulación participaban también los otros judíos, de tal manera que aun Bernabé fue también arrastrado por la hipocresía de ellos. Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la verdad de la Buena Noticia, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar?” (Gal.2:11-14).

En ese pasaje vemos como Pablo resistió y reprendió duramente a Pedro, ahora bien, Pablo jamás habría resistido y reprendido al apóstol Pedro si este hubiera sido el “sumo pontífice”, el papa de la Iglesia. Hoy sería impensable que un obispo de alguna iglesia católica reprendiera y resistiera al papa, porque sencillamente los obispos católicos enseñan que el papa es el sucesor de Pedro, lo cual es totalmente mentira. Por lo tanto, ese incidente de Pablo con Pedro demuestra de forma clara e irrefutable que Pedro jamás fue el primer papa de la Iglesia, ni Pedro tenía la autoridad suprema sobre el resto de los cristianos.

2. Pedro no era el papa de la Iglesia, porque en el primer Concilio de Jerusalén era JACOBO quien presidía el Concilio, ¡no el apóstol Pedro! (Hch.15:6-30). Si Pedro hubiera sido el primer papa de la Iglesia, entonces tendría que haber sido Pedro quien presidía ese Concilio de Jerusalén, y además tengamos presente que Pedro estaba presente en ese Concilio. Por lo tanto, Pedro ni era la cabeza de la Iglesia, ni papa. El papismo miente descaradamente cuando enseña que Pedro fue el primer papa.

3. El apóstol Pedro jamás se consideró superior al resto de los ancianos o pastores de las iglesias, ni jamás se enseñoreó de la Iglesia, para gobernarla como un monarca dictatorial y absolutista. Veamos esto en las siguientes palabras del apóstol Pedro:

“Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos del Mesías, que soy también participante de la gloria que será revelada:  Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto;  no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey. Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria.” (1P.5:1-4)

Esas palabras del apóstol Pedro son diametralmente LO OPUESTO al poder papal. En ellas leemos que Pedro escribió a otros ancianos o pastores de la iglesia, y en dichas palabras no mostró ni un ápice de supremacía arrogante papal sobre ellos, sino que se describió a sí mismo como un IGUAL entre los demás ancianos o pastores, pero NUNCA como monarca arrogante y dictatorial, tal como son los papas del catolicismo. Si leemos esas palabras de Pedro, vemos como él dijo a los otros ancianos o pastores de la Iglesia que apacienten o cuiden de la grey o rebaño de Dios, NO COMO TENIENDO SEÑORÍO SOBRE ELLOS, sino siendo ejemplos de la grey. Si Pedro hubiera sido el primer papa, entonces él jamás habría dicho esas palabras, ya que el poder papal dice que él tiene el gobierno o señorío sobre el resto de los cristianos. Y respecto a ser ejemplos de la grey, el poder papal, en lugar de dar ejemplo de piedad y humildad ante los cristianos, lo que ha mostrado durante siglos es la mayor impiedad y ejemplo de maldad de toda la Historia, porque cualquiera que conozca un poco la historia de los papas, se dará cuenta del nefasto ejemplo que ellos siempre han dado al resto de cristianos, donde papas asesinos, ladrones, arrogantes, idólatras, fornicarios, embusteros, blasfemos, etc, es la característica principal del papado. Por lo tanto, la doctrina papista de que Pedro fue el primer papa es una mentira tan grande y diabólica, que solo alguien completamente cegado y engañado por Satanás se la puede creer.

4- Los apóstoles enviaban al apóstol Pedro. En Hechos 8:14 leemos esto: “Cuando los apóstoles que estaban en Jerusalén oyeron que Samaria había recibido la palabra de Dios, enviaron allá a Pedro y a Juan". Si el apóstol Pedro hubiera sido el jefe de la Iglesia y el primer papa, entonces hubiera sido él quien habría ordenado al resto de los apóstoles para que fueran a Samaria, sin embargo, lo que ocurrió es que fueron los apóstoles de Jerusalén quienes enviaron a Pedro a esa misión evangelizadora, lo cual demuestra que Pedro ni era el jefe de los apóstoles, ni era el papa de la Iglesia, sino UNO MÁS entre los apóstoles y ancianos. ¿Se imaginan ustedes a un obispo actual del catolicismo ordenando al papa de Roma para un viaje misionero?, ¡imposible!, son los papas quienes mandan, y los obispos quienes obedecen al papa. Por lo tanto, esto demuestra una vez más que Pedro jamás fue papa, ni el jefe o cabeza de la Iglesia, sino un anciano o pastor más dentro de la Iglesia de Dios. Los falsos maestros papistas mienten como bellacos cuando engañan la mundo, diciendo que Pedro fue el primer papa. ¡El catolicismo romano está edificado completamente sobre una monstruosa mentira!

5- Los apóstoles jamás creyeron que Pedro fuera el jefe de los apóstoles y el papa de la Iglesia. En cierta ocasión los apóstoles comenzaron a discutir sobre cual de ellos sería el mayor o principal dentro del reino de Dios (Lc.9:46, 22:24). Esta discusión sucedió después del suceso de Mateo 16:18, donde el Mesías le dio a Pedro las “llaves del reino”, y habló de la roca (el Mesías) donde sería edificada su Iglesia. Ahora bien, si Pedro hubiera sido la roca de la Iglesia, y el jefe de los apóstoles y futuro papa de la Iglesia, entonces el Mesías Jesús  habría dicho a esos apóstoles que estaban discutiendo sobre cual de ellos era el mayor que el mayor era Pedro, pues a él lo estableció jefe de los apóstoles y cabeza de la Iglesia, ¡sin embargo, el Mesías no dijo ni una sola palabra sobre Pedro!, él nunca dijo que Pedro fuera el jefe o mayor entre los apóstoles. Por lo tanto, los apóstoles JAMÁS interpretaron el pasaje de Mateo 16:18-19 de la forma perversa y falsa como lo interpretan los papistas, ya que esos apóstoles jamás creyeron que Pedro fuera el jefe de los apóstoles ni de la iglesia.

Por consiguiente, el fundamento donde la iglesia católica romana edifica toda su estructura jerárquica y de poder es una absoluta mentira, ya que ni Pedro fue el primer papa, ni los papas son los sucesores del apóstol Pedro, sino solamente unos impostores y anticristos que se apoderaron hace muchos siglos del gobierno de la iglesia católica 

¿Y LA CACAREADA “SUCESIÓN APOSTÓLICA”?

Los lacayos del poder papal anticristiano siempre esgrimen el asunto de la “lista de los papas”, en la cual pretenden basar la “sucesión apostólica” de los papas, llegando hasta el apóstol Pedro. SIn embargo, ¡todo eso es otro gran fraude del papismo!. Veamos lo que dice el erudito bíblico Teófilo Gay en su Diccionario de Controversia:

La Iglesia Romana no posee sucesión apostólica.

No habiendo tenido un apóstol que la fundara no pueden los Papas llamarse sus sucesores; y menos aun pueden vanagloriarse que sus obispos formen una cadena no interrumpida desde Pablo o Pedro. A esa pretendida cadena falta el primer eslabón, todo. Es una burda fábula de que Pedro haya sido obispo de Roma, y que haya nombrado sucesor delegándole sus prerrogativas e indicándole que las transmitiera a su vez a un sucesor, etc. Pero suponiendo que así fuese, no existiría la cadena ininterrumpida del primer obispo de Roma hasta el Papa actual. Los historiadores eclesiásticos no están de acuerdo acerca de los primeros cuatro sucesores del primer obispo de Roma; nadie puede decir cuáles fueron:

a) ¿Quién fue el segundo obispo de Roma? Jerónimo dice que la mayoría de los padres latinos (Tertuliano, Rufino, etc.) dicen que fue Clemente. Eusebio, Ireneo, Jerónimo y Agustín afirman que fue Lino.

b) ¿Quién fue el tercer obispo de Roma? Los Pontificales dicen que fue Cleto; pero Ireneo, Eusebio y Agustín ni siquiera lo mencionan porque nunca existió. Cleto es una abreviatura de Anacleto que vino después de Clemente. Y aquí Roma dividió aquel pobre hombre en dos partes y lo coloca como tercer obispo de Roma, un hombre que nunca existió.

c) ¿Quién fue el cuarto obispo de Roma? Tertuliano, Rufino, Epifanio, etc., dicen que Clemente fue el segundo, pero la Iglesia de Roma lo coloca como el cuarto y Platina dice que aun cuando fue nombrado por Pedro, por razones de humildad dejó que por veinte años pontificaran otros dos en su lugar. ¿Desobedeció a Pedro?. Todo esto es una fantasmagoría.

La "Santa Sede" en Roma, estuvo varias veces vacante. He aquí la cadena interrumpida en varias ocasiones. Según Platina, estuvo vacante: después de Juan III, diez meses; después de Pelagio II, siete meses; después de Gregorio I, cinco meses; después de Fabián, un mes; después de Bonifacio II, seis meses; después de Martín I, catorce meses; después de Pablo I, trece meses; después de, Nicolás I, ocho años y siete meses; después de Clemente IV, diecisiete meses; después de Clemente V, dos años; después de Nicolás IV, veintisiete meses. En conjunto, la Santa Sede estuvo vacante casi veinticinco años.
¡Y cuántos cismas entre Papas y antipapas han interrumpido la pretendida sucesión apostólica en la Iglesia Romana!
Hubo veintiocho llamados antipapas. (Véase la lista en artículo Antipapas.) ¿De quién es sucesor el Papa actual a través de tantos cismas? ¿Dónde está la tan decantada sucesión, apostólica?.

EL PASAJE DE JUAN 21:15-17

Este es el otro pasaje que los lacayos y apologistas del papismo esgrimen siempre para apoyar la institución del poder papal.

El Mesías Jesús  nombró a Pedro PASTOR de su Iglesia, pero NO EL PASTOR SUPREMO DE TODA LA IGLESIA, sino uno más entre otros muchos pastores o ancianos, porque resulta que en su primera epístola Pedro escribe a todos los demás PASTORES de la Iglesia, no como Papa, SINO COMO UN PASTOR MÁS, y además les dice a esos pastores que gobiernen el pueblo de Dios NO COMO TENIENDO SEÑORÍO SOBRE LOS CRISTIANOS, SINO SIENDO EJEMPLOS DE LA GREY (1P.5:2-4), algo completamente contrario e incompatible con el poder papal, el cual pretende tener el señorío supremo sobre toda la Cristiandad universal.

El apóstol Pedro jamás fue Papa, no porque en el Nuevo Testamento nunca se le llama "papa", o "santo Padre", sino porque PEDRO JAMÁS EJERCIÓ ESE OFICIO DE PAPA INFALIBLE DE LA IGLESIA. Pedro era el apóstol más respetado de los 12, PERO JAMÁS EJERCIÓ COMO SUMO PONTÍFICE DE LA IGLESIA DEL MESÍAS, NI MUCHO MENOS COMO EL JEFE POLÍTICO DE UN ESTADO COMO EL VATICANO; el oficio de pontifex máximus, que lleva el poder papal es totalmente PAGANO, heredado directamente de los antiguos emperadores romanos perseguidores de los cristianos.

EL PODER DE LAS “LLAVES”

El Mesías entregó ese poder de las "llaves del Reino de los cielos" SOLAMENTE A PEDRO, no a ningún otro, ni mucho menos a los papas de la gran ramera católica. Esas "llaves" de Pedro sirvieron para abrir el Reino de Dios a los judíos y a los gentiles, primero en Pentecostés, cuando Pedro predicó el Evangelio y más de 3000 judíos creyeron (Hch.2), y después en casa del soldado romano Cornelio (Hch.10). Ese poder de las "llaves" de ninguna manera significaba que Pedro fuera el primer Papa, ya que en todo el Nuevo Testamento no aparece el oficio de Papa por ninguna parte, y no solo eso, a Pedro JAMÁS le llamaron "el Sumo Pontífice", "el santo Padre", ni el "vicario del Mesías", por lo tanto, esa doctrina papista de que Pedro fue el primer papa de la Iglesia es absolutamente falsa, demoníaca y anticristiana. Es cierto que Pedro tenía cierto liderazgo entre los apóstoles, pero esto de ninguna manera significa que Pedro fuera el primer Papa de la Iglesia. El oficio de Papa, como ya he demostrado, es totalmente PAGANO y anticristiano, heredado de los antiguos emperadores romanos, los cuales se hacían llamar "pontifex máximus", el mismo titulo pagano que llevan los papas.

EL PODER DE “ATAR Y DESATAR”


Es cierto que el Mesías le dio a Pedro el poder de atar y desatar (Mt.16:19), sin embargo, esto no significa que el Mesías nombrara a Pedro jefe de toda la Iglesia, es decir, Papa, porque resulta que ESE PODER DE "ATAR Y DESATAR" EL MESÍAS TAMBIÉN SE LO DIO AL RESTO DE LOS APÓSTOLES: "De cierto os digo que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo; y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo." (Mt.18:18). Por lo tanto, fíjense en el problemón que están metidos los papistas, porque si Pedro fue el primer papa porque el Mesías le dio el poder de "atar y desatar”, ¡entonces también lo fueron el resto de los apóstoles!, es decir, ya no hay un solo papa, ¡sino 12 papas!, porque al resto de los apóstoles también el Mesías les dio el poder de "atar y desatar".
Es cierto que los apóstoles reconocían en Pedro cierto primado o liderazgo, ¡pero NUNCA LE RECONOCIERON COMO PAPA INFALIBLE!, porque el oficio pagano de papa es completamente diabólico y desconocido en el Nuevo Testamento, por ejemplo, cuando Pablo mencionó los ministerios que Dios puso en su Iglesia, dijo lo siguiente: "Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Mesías" (Ef.4:11-12). ¿Lo han leído bien?, resulta que Pablo NO MENCIONÓ POR NINGUNA PARTE EL OFICIO DE PAPA, ¡el más importante para la Iglesia, según el papismo!. Pablo no mencionó el oficio de Papa en ese texto por la sencilla razón de que NO EXISTÍA EN ESA ÉPOCA, por lo tanto, esa doctrina de que Pedro fue el primer Papa es una monstruosa patraña, una mentira espantosa, ¡y sobre esa gran mentira está edificada toda la estructura jerárquica de la iglesia católica romana, la gran ramera!. Los más fanáticos lacayos del papismo no se cansan en repetir que esa iglesia católica es la verdadera iglesia del Mesías, y esto es una de las mayores BLASFEMIAS que se puedan decir contra Dios y contra el Mesías, de la cual ellos tendrán que dar cuenta delante del Tribunal del Mesías cuando se presenten ante él, porque el Mesías no puede tener por esposa a una espantosa RAMERA ébria de la sangre de los santos y de los mártires de Jesús  (Ap.17:6). En esa secta falsa papista se cumple la profecía bíblica, PERO LA PROFECÍA DE APOCALIPSIS 17 Y 18, donde se describe proféticamente, y con todo lujo de detalles, a la gran ramera romana, con su sede de poder en la ciudad de las siete colinas, Roma (Ap.17:9), así como el final catastrófico de su capital: Roma, esta perversa ciudad será destruida por fuego en una sola hora cuando llegue el momento establecido por Dios, tal como predice el libro profético del Apocalipsis.

Tito Martínez

(Estudiante de la Biblia)

 

Para bajar de Internet este libro electrónico pdf, pinchar en el siguiente enlace:

 

Para oír este estudio en audio mp3, pinchar en el siguiente enlace:

Para participar en Internet en el debate sobre este tema, pinchar en el siguiente enlace:

REFUTADA LA MENTIRA DE QUE PEDRO ES LA ROCA DONDE SE EDIFICA LA IGLESIA

 

Haga clic en el siguiente enlace para volver a la