BUSCADOR INTERNO DE ESTE SITIO WEB

 

 

 

Por Tito Martínez

27 de agosto de 2018

 

Para escuchar este libro en audio mp3:
www.las21tesisdetito.com/padre_e_hijo.mp3

(Duración: 7 horas y 3 minutos)

 

 

DESCARGUE ESTE LIBRO EN FORMATO DE LIBRO ELECTRÓNICO PDF PINCHANDO EN EL SIGUIENTE ENLACE

www.las21tesisdetito.com/padre_e_hijo.pdf

 

 

 

 

ÍNDICE

 

1- LA SHEMÁ HEBREA.

2- EL SEGUNDO DIOS ES JESUCRISTO.

3- JESUCRISTO SENTADO EN SU TRONO CELESTIAL.

4- ES A JESUCRISTO A QUIEN ESTAMOS ESPERANDO.

5- EL DIA DE IEVE ES EL DIA DE LA VENIDA DE JESUCRISTO.

6- JESUCRISTO ES EL REY DE ISRAEL Y EL PRIMERO Y EL ULTIMO.

7- JUAN EL BAUTIZADOR PREPARÓ EL CAMINO A JESUCRISTO.

8- JESUCRISTO VENDRÁ CON RETRIBUCIÓN Y PAGO.

9- JESUCRISTO TIENE EL NOMBRE SOBRE TODO NOMBRE: IEVE.

10- JESUCRISTO ES EL ETERNO "YO SOY" VISTO POR MOISÉS.

11- IEVE HIZO LLOVER FUEGO DEL CIELO DE PARTE DE IEVE.

12- LOS SERES HUMANOS QUE VIERON A IEVE.

13- DICE QUE ES MONOTEÍSTA, PERO DICE QUE HAY MAS DIOSES.

14- EL ÁNGEL DE IEVE ERA EL SEGUNDO IEVE.

15- MI NOMBRE ESTÁ EN ÉL.

16- IEVE PROCLAMA EL NOMBRE DE IEVE.

17- ES IEVE-JESUCRISTO QUIEN EJECUTARÁ EL JUICIO.

18- EL PUEBLO ISRAELITA ERA HENOTEISTA, NO MONOTEÍSTA.

19- JUAN 17:3, EL ÚNICO DIOS VERDADERO.

20- EL APÓSTOL PABLO JAMÁS FUE MONOTEÍSTA.

21- 1CORINTIOS 8:5.

22- TODOS VOSOTROS SOIS DIOSES, E HIJOS DEL ALTÍSIMO.

23- EL HENOTEÍSMO NO PROCEDE DEL PAGANISMO, SINO DE LA BIBLIA.

24- EL DIOS DE DIOSES Y SEÑOR DE SEÑORES.

25- MOISÉS ERA UN DIOS.

26- ES A DOS DIOSES A LOS QUE SE LES LLAMA IEVE.

27- ÉXODO 23:20-21, MI NOMBRE ESTÁ EN ÉL.

28- EL “JEHOVÁ JÚNIOR” DEL BLASFEMO MENTIROSO CASH LUNA.

29- JESUCRISTO ES DE NATURALEZA DIVINA, ÉL ES UN SEGUNDO DIOS.

30- JESUCRISTO ES LA ROCA-IEVE.

31- El ÁNGEL DE IEVE ERA IEVE.

32- ELLOS NO ABRAZAN LA DOCTRINA DEL PADRE Y EL HIJO.

33- EL SEÑOR IEVE QUE SE APARECIÓ A ADÁN Y EVA NO ERA EL PADRE, SINO JESUCRISTO.

34- JESUCRISTO ES EL SEGUNDO DIOS COETERNO CON EL PADRE.

35- EL TÉRMINO “HENOTEÍSMO”.

36- ISAÍAS VIO AL SEÑOR IEVE-JESUCRISTO.

37- LA SABIDURÍA DE PROVERBIOS NO ES JESUCRISTO.

38- IEVE-JESÚS SE APARECIÓ A ABRAHAM EN EL ENCINAR DE MAMRE.

Epílogo.

 

 

 

 

Este libro es una refutación completa de los videos falsos publicados en su canal de Youtube por el falso maestro y engañador arriano Henry Martínez

https://www.youtube.com/channel/UCbrmeEHZ8VhCjkemcPmBtGQ/videos

Los nombres “Jehová” y “Yahweh” los he cambiado por el nombre IEVE, pues esta parece ser la pronunciación más correcta del nombre del Dios Padre y de su propio Hijo Jesucristo.

 

1

LA SHEMÁ HEBREA

 

En el minuto 2:20 de este video: https://www.youtube.com/watch?v=JhFzS8uJNWU&t=1603s el engañador arriano y analfabeto biblico Henry Martínez cita la Shemá hebrea para enseñar la mentira de que solo existe un Señor IEVE, no dos. Leamos el pasaje bíblico:

 

Deu 6:4 Oye, Israel: IEVE nuestro Dios, IEVE uno es.

 

Observe que ese pasaje no dice por ninguna parte que SOLO exista un Dios llamado IEVE, lo que dice es que ese Dios llamado IEVE es uno, es decir, único, no hay otro Dios como él.

Pues bien, veamos quien este Dios único y supremo llamado IEVE.

Jesús citó ese pasaje de la Shemá para referirse al Dios supremo, el PADRE:

 

Mar 12:29 Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Señor nuestro Dios, el Señor uno es.

Mar 12:30 Y amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento.

Mar 12:31 Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos.

Mar 12:32 Entonces el escriba le dijo: Bien, Maestro, verdad has dicho, que uno es Dios, y no hay otro fuera de él;

 

Como puede ver, Jesús se estaba refiriendo a una Persona divina, el Dios supremo, el Padre. Leamos estas palabras de Jesús:

 

Jua 17:3 Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.

 

Observe como Jesús dijo bien claro que ese uno o ÚNICO Dios verdadero es el Padre, siendo Jesucristo el Mesías, el enviado del Padre.

El apóstol Pablo enseñó exactamente lo mismo, leamos:

 

1Co 8:4 Acerca, pues, de las viandas que se sacrifican a los ídolos, sabemos que un ídolo nada es en el mundo, y que HAY UN DIOS ÚNICO.

1Co 8:5 Pues aunque haya algunos que se llamen dioses, sea en el cielo, o en la tierra (como hay muchos dioses y muchos señores),

1Co 8:6 para nosotros, sin embargo, HAY UN DIOS PADRE, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él.

 

Ahí lo tiene, ese Dios único es el Padre celestial, y el Nombre de este Padre es IEVE, no existe otro Dios como él, por la sencilla razón de que él es el Dios supremo, ya que de él proceden todas las cosas, él decidió crear los cielos y la tierra (Ap.4:10-11).

Ahora bien, el hecho de que exista un Dios único y supremo, eso de ninguna manera significa que no existan otros muchos dioses inferiores a él. Es decir, la Biblia jamás enseña el monoteísmo, jamás dice la Biblia que solo exista un Dios, lo que dice la Biblia es que este Dios Padre es ÚNICO, ningún otro Dios se puede igualar a él, sin embargo, este Dios Padre es el Dios de otros muchos mas DIOSES, esto se llama HENOTEÍSMO, vamos a demostrarlo:

En Deuteronomio 10:17 leemos lo siguiente:

 

"Porque IEVE vuestro Dios es DIOS DE DIOSES y Señor de señores, Dios grande".

 

En Josué 22:22 leemos:

"IEVE, Dios de los DIOSES, IEVE, Dios de los DIOSES".

 

En 2 Crónicas 2:5 leemos:

"El Dios nuestro es grande sobre todos los DIOSES".

 

En el Salmo 50:1 leemos:

"El Dios de dioses, IEVE, ha hablado, y convocado la tierra".

 

En el Salmo 82:1,6 leemos:

"Dios está en la reunión de los DIOSES, en medio de los DIOSES juzga... Yo dije: vosotros sois DIOSES, y todos vosotros hijos del Altísimo".

 

Jesús citó estas palabras del salmista, para decir que él es el Hijo de Dios:

 

"Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra Ley: Yo dije, dioses sois? Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada), ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: HIJO DE DIOS SOY?" (Jn.10:34-36).

 

En el Salmo 86:8 leemos:

"Oh Señor, ninguno hay como tú entre los DIOSES"

 

En el Salmo 95:3 leemos:

"Porque IEVE es Dios grande, y Rey grande sobre todos los DIOSES".

 

En el Salmo 136:2 leemos:

"Alabad al Dios de los DIOSES, Porque para siempre es su misericordia."

 

En Daniel 11:36 leemos:

"Y el rey hará su voluntad, y se ensoberbecerá, y se engrandecerá sobre todo dios; y contra el Dios de los DIOSES hablará maravillas".

 

Lo que el Señor niega en su Palabra es la existencia de dioses AJENOS, es decir, dioses FALSOS, hechos por el hombre, y que no son más que ídolos o demonios. IEVE prohibió a Israel que adorara a esos dioses ajenos o falsos (Ex.20:3, Dt.11:16,Sal.96:5, Is.37:19, Jer.1:16, 2:11, 7:6,18). El Señor dice que esos dioses ajenos no son dioses, y jamás hemos de adorarlos, ¡pero reconoce la existencia de otros MUCHOS DIOSES: los hijos de Dios! (Sal.82:1,6).

Por consiguiente, en todos esos pasajes bíblicos que hemos estudiado, donde se dice DIOSES, ha de leerse HIJOS DE DIOS. ¡El Dios Padre es el DIOS DE SUS HIJOS!, es decir, el Dios de dioses y el Señor de señores (Dt.10:17). Decir que el Padre es el Dios de los demonios, como enseñan muchos mentirosos, es una aberración y una espantosa blasfemia, porque significaría que el Dios Padre sería el principal demonio de todos los demonios, es decir, el jefe de todos los demonios.

Por consiguiente, la doctrina del monoteísmo, es decir, la creencia en la existencia de un solo Dios, es sencillamente FALSA Y DIABÓLICA, contraria a lo que Dios dice en la Biblia.

Los verdaderos judíos JAMÁS fueron monoteístas, sino HENOTEISTAS, son los falsos judíos apostatas, así como los falsos cristianos, los que dicen que son monoteístas. La verdadera teología bíblica es el HENOTEÍSMO.

Por consiguiente, cuando el engañador Henry Martínez enseña que la Biblia es monoteísta está mintiendo, pues acabo de demostrar todo lo contrario, la Biblia es henoteista, pues enseña que hay un Dios supremo y único, el Padre, y también están los hijos de Dios, los cuales son llamados dioses en la Biblia, ya sean los hijos de Dios celestiales, los ángeles, o los hijos de Dios humanos.

Por lo tanto, la Shemá hebrea de ninguna manera enseña la mentira diabólica del monoteísmo, lo único que enseña es que este Dios supremo, el Padre, es un Dios ÚNICO, es decir, no existe otro Dios como él, ya que él es el origen de todas las cosas, por su voluntad existen los cielos y la tierra, y esta es la razón por la cual es al único Dios que hemos de adorar, tal como enseñó Jesús (Ap.4:11, Jn.4.23-24).

En ninguna parte de la Shemá hebrea se dice que solo exista un Dios llamado IEVE, lo que dice es que este Dios único o supremo se llama IEVE, ¡¡pero el texto no niega que el Hijo de Dios se llame también IEVE!!, algo que voy a demostrar de forma irrefutable en este librito. Simplemente memorice este pasaje clave de la Escritura donde se mencionan a estos dos dioses llamados igual, IEVE:

 

Éxo 23:20 He aquí yo envío mi Angel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado.

Éxo 23:21 Guárdate delante de él, y oye su voz; no le seas rebelde; porque él no perdonará vuestra rebelión, porque mi nombre está en él.

 

En ese pasaje es el Dios supremo, el Padre, quien está hablando, y dice bien claro que él tiene un Ángel muy especial, un Mensajero muy especial, el cual introduciría al pueblo de Israel en la tierra prometida, y seguidamente dice que SU NOMBRE ESTÁ EN ÉL, o dicho en otras palabras, ¡¡ese Mensajero especial se llama igual que su Padre, IEVE!!.

Por lo tanto, ese pasaje está enseñando de forma clara e irrefutable la existencia de dos dioses llamados IEVE, uno es el IEVE supremo, el Padre, y el otro era el Mensajero enviado por el Padre, el cual también se llama IEVE. Esto lo demostraré de forma más clara y amplia más adelante.

Por consiguiente, lo que el engañador arriano Henry Martinez enseña en ese patético y diabólico video es sencillamente falso, es una espantosa mentira absolutamente contraria a la Biblia.

Henry Martínez miente, por tanto, de forma descarada cuando dice que los patriarcas y profetas de la Biblia hablaron de solo un Dios (monoteísmo), eso es una gran mentira del diablo, pues como ya he demostrado, de lo que ellos hablaron es de un DIOS SUPREMO, llamado IEVE, que es el Padre celestial, ¡¡pero reconociendo la existencia de un segundo Dios, llamado también IEVE, enviado por el Padre, y además la existencia de otros muchos dioses, que son los hijos de Dios, y esto en lenguaje teológico moderno se llama HENOTEÍSMO, por eso es que la Escritura dice que este Dios Padre es el Dios DE DIOSES. Henry Martines sencillamente ha sido engañado por el diablo, el padre de la mentira, y al mismo tiempo él engaña a otras personas ignorantes y apostatas que han rechazado la verdadera doctrina, tal como estoy exponiendo en este librito.

 

2

 EL SEGUNDO DIOS ES JESUCRISTO

 

En el minuto 3:50 de este video: https://www.youtube.com/watch?v=JhFzS8uJNWU&t=1603s el engañador monoteísta y arriano Henry Martínez afirma que solo hay un Dios, y que no existen dos dioses.

Ya he demostrado más arriba como ese sujeto engañador miente, pues hay otros muchos dioses inferiores al Padre, que son los hijos de Dios, y también hay otro Dios, el cual es el Mensajero o Ángel especial del Padre, el cual también tiene el mismo nombre que su Padre, IEVE, ya que el Nombre del Padre está en él, los dos se llaman igual.

Ahora bien, puesto que este engañador arriano dice la mentira de que solo existe un Dios, que es el Padre, entonces significa que ese embustero está enseñando que el Hijo de Dios, Jesucristo, NO TIENE NI UN ÁPICE DE DIVINIDAD, es decir, según él, Jesucristo no es ningún Dios, ningún ser poderoso, sino que solo es un hombre. Veamos como miente este engañador arriano que se hace pasar por maestro de la Biblia. Vamos a ver el siguiente pasaje:

 

Jua 1:1 En el principio era el Verbo, y el Verbo era con el Dios, y el Verbo era Dios.

 

 En el texto griego aparece el artículo "el", (ho), y lo diferencia del segundo Dios, el cual no tiene artículo. En las falsas traducciones bíblicas han eliminado ese artículo para engañar a los ignorantes con la mentira del monoteísmo, haciéndoles creer que ese pasaje de Juan 1.1 solo habla de un Dios, sin embargo, el texto está mencionando a los dos dioses.

Algunas traducciones han vertido ese pasaje diciendo que el Verbo era un Dios, pero eso es irrelevante, me da igual que diga "Dios" o que diga "un Dios", lo importante es que el pasaje hace una clara diferencia entre EL DIOS, que es el Padre, y Dios, que es el Verbo.

Observe que el texto dice que en el principio ya era o existía el Verbo, el texto no dice que en el principio fuera creado el Verbo, o que en el principio Dios engendrara el Verbo en el cielo, sino que en el principio él ya existía, EL VERBO NO FORMA PARTE DE LA CREACIÓN, sino que él ya existía antes de ser creados los cielos y la tierra en el principio. Esto demuestra de forma irrefutable que este Verbo de Dios es ETERNO, jamás tuvo principio, y jamás tendrá fin, él no forma parte de la creación de Dios.

El texto dice también que este Verbo estaba con el Dios, es decir, estaba con el Dios supremo, el Padre. En Juan 17:5 Jesús enseñó lo mismo cuando él pidió al Padre que le glorificara con aquella gloria que tenía con el Padre ANTES DE QUE EL MUNDO FUESE. Como puede ver, el pasaje claramente está mencionando a los dos dioses eternos, que son el Padre y el Hijo, y que siempre han existido juntos.

Y seguidamente el pasaje dice que el Verbo era Dios, o un Dios, es decir, era un ser poderoso, un segundo Dios.

En Juan 1:14 se dice bien claro quien es este Verbo divino: es JESUCRISTO, el cual se hizo carne, hombre, y habitó entre nosotros. Y en Apocalipsis 19:13 leemos que el Verbo de Dios es el título o nombre de Jesucristo.

Por consiguiente, ahí lo tiene, Juan 1:1, entre otros muchos pasajes, enseñan bien claro que Jesucristo es un Dios que siempre ha existido con el Padre, por lo tanto, son DOS DIOSES, el Padre y el Hijo, sin embargo, el Padre es el Dios de Cristo (Ap.3.12), es decir, el Dios supremo, el Padre, tiene autoridad sobre Cristo, es la Cabeza o jefe de Cristo (1Co.11:3). Esto es muy importante, ya que esos pasajes bíblicos enseñan, por tanto, que el Padre y el Hijo son dos dioses iguales en naturaleza divina y en eternidad, PERO DIFERENTES EN AUTORIDAD, ya que el Padre es el Dios y Cabeza de Cristo, tiene autoridad sobre Cristo, pero ambos dioses son iguales en eternidad y en naturaleza divina, y los dos dioses se llaman igual: IEVE.

¡¡El engañador anticristiano y arriano Henry Martínez niega sencillamente la divinidad del Señor Jesucristo, así como su eternidad!!.

 

En el minuto 4:07 de este video: https://www.youtube.com/watch?v=JhFzS8uJNWU&t=1603s el engañador arriano Henry Martínez cita el Salmo 18:31 que dice lo siguiente:

 

Porque ¿quién es Dios sino sólo IEVE? ¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios?

 

Muchos creerán que ese pasaje se refiere al Dios Padre, sin embargo, eso es falso. Observe que el texto dice que ese Señor IEVE es la Roca, pues bien, veamos quien es esta Roca espiritual llamado IEVE:

 

Hch 4:11 Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo.

 

1Co 10:4 y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo.

 

1Pe 2:4 Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa,

 

1Pe 2:7 Para vosotros, pues, los que creéis, él es precioso; pero para los que no creen, La piedra que los edificadores desecharon, Ha venido a ser la cabeza del ángulo;

 

1Pe 2:8 y: Piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque tropiezan en la palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados.

 

IEVE de los ejércitos es la Roca o Piedra, y resulta que esa Roca o Piedra es Jesucristo, prueba irrefutable que Jesús es el Señor IEVE, el segundo Dios eterno, que juntamente con el otro Dios eterno, el Padre, siempre han vivido juntos en el cielo.

Cuando el engañador arriano Henry enseña que Jesús no es esa Roca mencionada en el Salmo 18:31 está por tanto mintiendo, y enseñando una de las mayores doctrinas de demonios.

El Antiguo Testamento sencillamente habla de los dos dioses, que son el Padre y el Hijo. Unas veces se refiere al Padre IEVE, y otras veces ese Señor IEVE se refiere a Cristo, el Hijo, como sucede en ese Salmo 18:31. El Señor Jesucristo, la Roca, SIEMPRE FUE EL SEGUNDO DIOS O SEÑOR DE ISRAEL, y el Dios Padre siempre fue el Dios supremo, por eso es que el propio rey David mencionó muy claramente a estos dos dioses o señores en este pasaje:

 

“Porque el mismo David dijo por el Espíritu Santo: Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi diestra, hasta que ponga tus enemigos por estrado de tus pies.” (Mt.12:36).

 

Como podemos ver, Jesús habló de los dos señores. El rey David también conocía a los dos señores o dioses. El primer Señor es el Dios Padre, y el segundo Señor es Jesús, el cual se sentó a la diestra del Dios Padre después de resucitar y ascender al cielo. Fue este segundo Señor, el Mesías Jesús, quien se apareció a Moisés en medio de la zarza ardiente. Por eso es que Hechos 7:31 le llama claramente EL SEÑOR, y este Señor también es el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob.

Por lo tanto, el Señor Jesús ya preexistía en su condición divina antes de nacer como hombre. Fue este segundo Señor, llamado también IEVE, quien se aparecía a Moisés y hablaba con él cara a cara (Ex.33:11), pero resulta que al Dios Padre ningún ser humano le vio jamás (Jn.1:18). Por lo tanto, este Señor IEVE que se aparecía a Moisés no era el Dios Padre, ¡sino el Señor Jesús, el segundo Señor!.

Recordemos que en Mateo 12:36 JESÚS es este segundo Señor IEVE, el cual ya era conocido también por el rey David, el cual dijo bien claro que este Señor era SU SEÑOR:

“Dijo el Señor a MI SEÑOR”.

 

 

3

 JESUCRISTO SENTADO EN SU TRONO CELESTIAL

 

Lea atentamente lo siguiente:

 

Isa 6:1 En el año que murió el rey Uzías vi yo AL SEÑOR sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo.

Isa 6:2 Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban.

Isa 6:3 Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, IEVE de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria.

Isa 6:4 Y los quiciales de las puertas se estremecieron con la voz del que clamaba, y la casa se llenó de humo.

Isa 6:5 Entonces dije: ¡Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han visto mis ojos al Rey, IEVE de los ejércitos.

Isa 6:6 Y voló hacia mí uno de los serafines, teniendo en su mano un carbón encendido, tomado del altar con unas tenazas;

Isa 6:7 y tocando con él sobre mi boca, dijo: He aquí que esto tocó tus labios, y es quitada tu culpa, y limpio tu pecado.

Isa 6:8 Después oí la voz del Señor, que decía: ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros? Entonces respondí yo: Heme aquí, envíame a mí.

 

Vamos a analizar ese pasaje tan tremendo, para que vea como miente ese engañador arriano llamado Henry Martínez:

 

1- El profeta Isaías dijo bien claro que él vio al Señor IEVE sentado sobre un trono alto y sublime. Obviamente ese trono de IEVE está en el cielo, ya que se mencionan a los serafines que había por encima de él.

 

2- En el verso 3 a este Dios se le llama IEVE DE LOS EJÉRCITOS, una expresión que aparece cientos de veces en el Antiguo Testamento. Los ejércitos se refiere a los ángeles, las huestes celestiales, las cuales están al mando de este Señor IEVE.

 

3- En el verso 5 Isaías dijo que SU OJOS VIERON A ESTE SEÑOR IEVE DE LOS EJÉRCITOS, EL REY.

Esto es tremendamente importante y revelador, pues resulta que en Juan 1:18 leemos que A DIOS EL PADRE NADIE LE VIO JAMÁS. Y si al Padre celestial ningún ser humano le vio jamás, ¿quien era entonces este Señor IEVE de los ejércitos sentado en su trono que fue visto por Isaías?

Que nadie venga con la mentira de que Isaías vio al Dios Padre, porque, repito, ¡¡al Dios Padre nadie le vio jamás!!.

El profeta Isaías sencillamente vio al mismo Señor IEVE mencionado en la gran profecía de Zacarías 14:1-6, el cual vendrá del cielo con todos sus ángeles, poniendo sus pies sobre el monte de los Olivos, para luego ser el Rey sobre toda la tierra. Y este Señor IEVE que vendrá del cielo con todos sus ángeles para reinar sobre la tierra es únicamente JESUCRISTO (Mt.25:31-46). Será Cristo quien descenderá a la tierra poniendo sus pies sobre el monte de los Olivos, ¡¡él tiene el mismo Nombre que su Padre celestial, IEVE!!

 

4- Y ahora observe lo que el propio Señor IEVE dice en el verso 8 ¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros?.

Ahí lo tiene, este Señor IEVE que vio el profeta Isaías dijo NOSOTROS, por la sencilla razón de que él es el segundo Dios. La misma palabra aparece en Génesis 3:22, donde este mismo Señor IEVE dice que Adán y Eva llegaron a ser como "uno de NOSOTROS, conociendo el bien y el mal". Por lo tanto, son dos dioses, un Dios le hablaba al otro Dios.

El Señor IEVE de los ejércitos, que es JESUCRISTO, sencillamente le preguntó al profeta Isaías que quien iría por "nosotros", es decir, por el Padre y por él, y es entonces cuando el profeta Isaías le contestó diciendo "Heme aquí, envíame a mí".

Ahora bien, ponga atención: si el Señor Jesucristo no fuera eterno, sino que hubiera sido creado por Dios en los cielos, entonces resulta que IEVE DE LOS EJÉRCITOS (Jesucristo) no sería eterno, sino que este Dios que está sentado en su trono en el cielo, llamado IEVE, es un Dios que Dios creó, lo cual es absolutamente diabólico, estúpido y falso.

¡¡El Señor IEVE de los ejércitos, Jesucristo, es un Dios eterno, jamás fue creado, de la misma manera que su Padre celestial también es eterno, nunca fue creado!!

 

Leamos ahora lo que dijo el apóstol Juan respecto a esa visión de Isaías 6 en la que el profeta Isaías vio a Jesucristo sentado en su trono en el cielo, en su gloria, ponga atención:

 

 Jua 12:41 Isaías dijo esto porque vio su gloria y habló de él.

 

Observe que esas palabras las dijo el escritor, Juan. Él dijo bien claro que el profeta Isaías VIO LA GLORIA DE JESUCRISTO Y HABLÓ DE ÉL, ¡¡y concretamente se refiere a la visión que tuvo Isaías de IEVE de los ejércitos sentando en su trono en el cielo!!, tal como se relata en Isaías 6.

Veamos como han traducido otras versiones ese pasaje:

 

(BAD) Esto lo dijo Isaías porque vio la gloria de Jesús y habló de él.

(NVI) Esto lo dijo Isaías porque vio la gloria de Jesús y habló de él.

(TKIM-DE) (Yeshayah dijo estas cosas, porque vio la Shejinah de Yahshúa, y habló acerca de El.)

 

Más claro no puede ser. Acá tenemos la prueba absoluta, perfecta e irrefutable de que la visión que Isaías tuvo de IEVE de los ejércitos sentado en su trono glorioso en el cielo fue una visión del propio SEÑOR JESUCRISTO, ¡¡no del Padre celestial!!, y obviamente fue una visión de Jesucristo antes de venir a la tierra como hombre. Y esto, como es lógico, es la prueba total e irrefutable de que él es un Dios eterno, jamás tuvo principio, y jamás tendrá fin, de la misma manera que el Padre tampoco tiene principio, y jamás tendrá fin. Por eso es que en el Apocalipsis a estos dos dioses eternos, el Padre y el Hijo, se les da el mismo titulo que indica eternidad: EL ALFA Y LA OMEGA, EL PRIMERO Y EL ULTIMO, EL PRINCIPIO Y EL FIN (Ap.1:8, 21:6, 22:12-13). ¡¡Los dos dioses eternos tienen el mismo título!!, porque ellos crearon los cielos y la tierra, dando inicio a la Historia, y ellos también la pondrán fin.

Aquellos que niegan la eternidad del Verbo de Dios, Jesucristo, han de arrepentirse de esa gran herejía inventada por un judío apostata del siglo 4 llamado Arrio, y creer sencillamente lo que enseña la Sagrada Escritura.

 

4

ES A JESUCRISTO A QUIEN ESTAMOS ESPERANDO

 

Pero sigamos estudiando más pasajes:

 

Isa 40:28 ¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es IEVE, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance.

 

Isa 40:31 pero los que esperan a IEVE tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.

 

Ese pasaje dice que IEVE, el Dios de Israel, es un Dios eterno, él creó los confines de la tierra. Ya he demostrado más arriba como este Señor IEVE de los ejércitos es Jesucristo, el cual creó los cielos y la tierra, pues él ejecutó la obra creadora procedente del Padre.

El verso 31 dice que los que ESPERAMOS A ESTE DIOS LLAMADO IEVE tendremos un nuevo cuerpo con el cual jamás nos cansaremos.

Ahora bien, ¿a quien esperamos o aguardamos los verdaderos cristianos?, ¡¡a Jesucristo!!, vamos a leerlo:

 

1Co 1:7 de tal manera que nada os falta en ningún don, esperando la manifestación de nuestro Señor Jesucristo.

 

Flp 3:20 Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo;

 

1Ts 1:10 y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.

 

Tit 2:13 aguardando la esperanza bienaventurada y manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo,

 

Ahí lo tiene bien claro. Los que esperan a IEVE de los ejércitos tendrán nuevas fuerzas. ¡¡Y resulta que al Dios que estamos esperando es a nuestro gran Dios y salvador JESUCRISTO!!, demostrando de forma irrefutable que ese IEVE de los ejércitos es el mismísimo Señor Jesucristo.

 

5

EL DIA DE IEVE ES EL DIA DE LA VENIDA DE JESUCRISTO

 

Pero sigamos leyendo:

 

Isa 2:17 La altivez del hombre será abatida, y la soberbia de los hombres será humillada; y solo IEVE será exaltado en aquel día.

Isa 2:18 Y quitará totalmente los ídolos.

Isa 2:19 Y se meterán en las cavernas de las peñas y en las aberturas de la tierra, por la presencia temible de IEVE, y por el resplandor de su gloria, cuando él se levante para castigar la tierra.

Isa 2:20 Aquel día arrojará el hombre a los topos y murciélagos sus ídolos de plata y sus ídolos de oro, que le hicieron para que adorase,

Isa 2:21 y se meterá en las hendiduras de las rocas y en las cavernas de las peñas, por la presencia formidable de IEVE, y por el resplandor de su gloria, cuando se levante para castigar la tierra.

 

Esa gran profecía se refiere a la futura segunda venida de Cristo.

Observe que el pasaje se refiere a AQUEL DÍA, y cuando el Nuevo Testamento habla de aquel día se refiere siempre al día de la futura venida gloriosa de Cristo:

 

Mar 13:32 Pero de aquel día y de la hora nadie sabe, ni aun los ángeles que están en el cielo, ni el Hijo, sino el Padre.

 

2Ts 1:10 cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros).

 

2Ti 4:8 Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

 

Más claro no puede ser. Esa profecía de Isaías cuando habla de la futura venida gloriosa de IEVE se refiere sencillamente a la futura venida gloriosa de Jesucristo, ¡¡ÉL ES EL ETERNO IEVE DE LOS EJÉRCITOS!!

Observe como en el verso 19 se dice que los malvados se esconderán en las cuevas para ocultarse de la presencia de IEVE cuando él venga a la tierra con gran poder y gloria, profecía que cumplirá Jesucristo (Ap.6:15-17).

La palabra "presencia" mencionada en esa profecía de Isaías se refiere a su venida literal y física a la tierra para estar presente, cada vez que el Nuevo Testamento habla de la presencia o venida gloriosa de Cristo se está refiriendo a esa futura presencia gloriosa de IEVE de los ejércitos mencionada en ese pasaje de Isaías.

La futura presencia gloriosa y formidable de IEVE de los ejércitos cuando él venga del cielo para destruir a todos los malvados será sencillamente la futura venida de Cristo con gran poder y gloria para destruir a todos los malvados, prueba absoluta e irrefutable de que JESUCRISTO ES EL ETERNO IEVE DE LOS EJÉRCITOS.

Satanás no quiere que él mundo crea esta gran verdad, por eso es que en el siglo 4 envió a un emisario suyo judío llamado Arrio, para introducir esa perversa herejía de que Jesucristo no es el Dios eterno IEVE de los ejércitos, sino simplemente una criatura que Dios hizo en el cielo, y esta gran mentira satánica y herética es la que hoy en día enseñan millones de falsos cristianos arrianos, como por ejemplo el engañador Henry Martínez y otros herejes arrianos como él, los cuales niegan la existencia de los dos dioses eternos, el Padre y el Hijo.

Sigamos leyendo más pasajes:

 

Isa 13:4 Estruendo de multitud en los montes, como de mucho pueblo; estruendo de ruido de reinos, de naciones reunidas; IEVE de los ejércitos pasa revista a las tropas para la batalla.

Isa 13:5 Vienen de lejana tierra, de lo postrero de los cielos, IEVE y los instrumentos de su ira, para destruir toda la tierra.

Isa 13:6 Aullad, porque cerca está el día de IEVE; vendrá como asolamiento del Todopoderoso.

Isa 13:7 Por tanto, toda mano se debilitará, y desfallecerá todo corazón de hombre,

Isa 13:8 y se llenarán de terror; angustias y dolores se apoderarán de ellos; tendrán dolores como mujer de parto; se asombrará cada cual al mirar a su compañero; sus rostros, rostros de llamas.

Isa 13:9 He aquí el día de IEVE viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores.

Isa 13:10 Por lo cual las estrellas de los cielos y sus luceros no darán su luz; y el sol se oscurecerá al nacer, y la luna no dará su resplandor.

Isa 13:11 Y castigaré al mundo por su maldad, y a los impíos por su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes.

Isa 13:12 Haré más precioso que el oro fino al varón, y más que el oro de Ofir al hombre.

Isa 13:13 Porque haré estremecer los cielos, y la tierra se moverá de su lugar, en la indignación de IEVE de los ejércitos, y en el día del ardor de su ira.

 

Esa es una de las profecías mas impresionantes de toda la Biblia, y se está refiriendo ni mas ni menos que al futuro día de la venida gloriosa de Cristo con todos sus ángeles, para destruir a los malvados.

En el verso 4 leemos que IEVE pasará revista a todas sus tropas para la batalla. Esas tropas celestiales se refiere a sus ángeles, los cuales vendrán con Cristo (Mt.25:31).

La gran batalla entre esas tropas celestiales y los ejércitos del mundo será la batalla del gran día del Dios todopoderoso, que sucederá cuando Cristo venga en gloria (Ap.16:14-16, 19:19-20).

El verso 5 dice que el Señor IEVE y sus ejércitos celestiales vendrán de una lejana tierra, en lo postrero de los cielos, es decir, en los confines del Universo, del cosmos, esta será la segunda venida de Cristo cuando venga con todos sus ángeles (Ap.19:11-16).

El verso 6 dice que este será el gran día de IEVE, y que en el Nuevo Testamento se le llama el día de nuestro Señor Jesucristo, cuando él venga en gloria (1Co.1:8, Filp.1:10, 2:16).

El día de IEVE será el día del Señor, es decir, el día cuando Jesús venga en gloria (1Co.5:5, 2Co.1:14, 1Ts.5:2, 2Ts.2:1-2).

Por consiguiente, esta es una prueba irrefutable que ese IEVE de los ejércitos mencionado en ese pasaje se refiere solamente a Jesucristo, por lo tanto, esto demuestra sin ninguna duda que Jesucristo es un DIOS ETERNO, y además él es el segundo Señor IEVE.

Los herejes y embusteros arrianos que niegan esta gran verdad no son cristianos verdaderos, sino apostatas engañados por Satanás, pues recuerde que para ser salvos HAY QUE CONFESAR QUE JESUCRISTO ES ESTE SEÑOR IEVE, mire lo que dijo el apóstol Pablo:

 

Rom 10:9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

Rom 10:13 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

 

Ahí lo tiene, Pablo dijo que para ser salvos tenemos que confesar con nuestra boca que Jesús es EL SEÑOR, y luego dijo que todo el que invoque el nombre del Señor será salvo.

¿Qué significa confesar con nuestra boca que Jesús es el Señor?

No significa simplemente confesar que Jesús es nuestro amo, sino que significa algo mucho más importante.

Resulta que el apóstol Pablo estaba citando el siguiente pasaje del profeta Joel:

 

Joe 2:31 El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de IEVE.

Joe 2:32 Y todo aquel que invocare el nombre de IEVE será salvo; porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho IEVE, y entre el remanente al cual él habrá llamado.

 

Lo que dijo sencillamente el apóstol Pablo es que para ser salvos tenemos que confesar con nuestra boca que Jesús es el eterno Señor IEVE, ¡¡porque Pablo estaba citando ese pasaje del profeta Joel, y que lo aplicó al Señor Jesucristo!!.

 

El profeta Joel bien claro que para ser salvos hemos de confesar o invocar el nombre de IEVE, y Pablo dijo que hemos de invocar o confesar el nombre de Jesucristo para ser salvos, y no solo eso, Joel dijo que antes de ese día del Señor IEVE el sol se oscurecerá, la luna no dará su resplandor, lo cual sucederá justo antes de la segunda venida de Cristo (Mt.24:29-30), demostrando así de forma irrefutable que ese glorioso y terrible gran día de IEVE será el día de la venida gloriosa de Cristo, ¡¡él es el Señor IEVE de los ejércitos!!, y para ser salvos hemos de confesar con nuestra boca esta gran verdad, que Jesucristo es el Señor IEVE.

 

6

JESUCRISTO ES EL REY DE ISRAEL Y EL PRIMERO Y EL ULTIMO

 

Pero sigamos leyendo más:

 

Isa 44:6 Así dice IEVE Rey de Israel, y su Redentor, IEVE de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios.

Isa 44:7 ¿Y quién proclamará lo venidero, lo declarará, y lo pondrá en orden delante de mí, como hago yo desde que establecí el pueblo antiguo? Anúncienles lo que viene, y lo que está por venir.

Isa 44:8 No temáis, ni os amedrentéis; ¿no te lo hice oír desde la antigüedad, y te lo dije? Luego vosotros sois mis testigos. No hay Dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno.

Isa 44:9 Los formadores de imágenes de talla, todos ellos son vanidad, y lo más precioso de ellos para nada es útil; y ellos mismos son testigos para su confusión, de que los ídolos no ven ni entienden.

 

Analicemos ese pasaje:

En dicho texto está hablando IEVE de los ejércitos, el Rey de Israel, y él dice que es el primero y el último.

Veamos quien es el rey de Israel:

 

Mat 27:42 A otros salvó, a sí mismo no se puede salvar; si es el Rey de Israel, descienda ahora de la cruz, y creeremos en él.

 

Jua 1:49 Respondió Natanael y le dijo: Rabí, tú eres el Hijo de Dios; tú eres el Rey de Israel.

 

Jua 12:13 tomaron ramas de palmera y salieron a recibirle, y clamaban: ¡Hosanna!¡Bendito el que viene en el nombre del Señor, el Rey de Israel!

 

El supremo rey de Israel es IEVE de los ejércitos, y Jesús es ese Rey supremo de Israel, por lo tanto, Jesús es IEVE de los ejércitos.

En el verso 6 IEVE dice que él mismo es el primero y el último. Pues veamos quien es este primero y el último:

 

Apo 1:17 Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último;

Apo 1:18 y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.

 Apo 2:8 Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el último, el que estuvo muerto y vivió, dice esto:

 

Apo 22:12 He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

Apo 22:13 Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último.

 

Ahí está bien claro, ¡¡el primero y el último es Jesucristo!!, indicando así que él es IEVE de los ejércitos, el cual es el primero y el último.

En el verso 8 IEVE dijo que ellos serían testigos suyos, y en Hechos 1:8 Jesús dijo a su pueblo que ellos serían SUS TESTIGOS, es decir, los testigos de IEVE son los testigos de Jesucristo.

Este verso 8 puede confundir a algunos, porque en él IEVE de los ejércitos dice que no hay Dios sino él, que él no conoce a ninguno. Ese pasaje no está diciendo que no exista otro Dios SUPERIOR a él, lo que dice es que él no conoce a otro Dios como él. esto es muy importante, ¡¡él no dijo que no exista un Dios superior a él!!, ya que el Dios Padre es superior a Cristo en autoridad (Ap.3:12). Además el pasaje se está refiriendo a los dioses falsos creados por los hombres, como menciona en el verso 9, los cuales no son nada, y por eso es que IEVE dijo que solo él es Dios, en contraste con esos dioses falsos del paganismo.

 

Sigamos leyendo:

 

Zac 2:10 Canta y alégrate, hija de Sion; porque he aquí vengo, y moraré en medio de ti, ha dicho IEVE.

Zac 2:11 Y se unirán muchas naciones a IEVE en aquel día, y me serán por pueblo, y moraré en medio de ti; y entonces conocerás que IEVE de los ejércitos me ha enviado a ti.

 

En esa profecía de Zacarías leemos que IEVE de los ejércitos vendrá a la tierra, y morará en medio de Jerusalén. Pero resulta que quien vendrá a la tierra será Jesucristo, y entonces él morará acá en la tierra, reinando desde la ciudad de Jerusalén (Zac.14:1-16). Por lo tanto, IEVE de los ejércitos es Jesucristo.

Sigamos analizando más pasajes:

 

Zac 8:22 Y vendrán muchos pueblos y fuertes naciones a buscar a IEVE de los ejércitos en Jerusalén, y a implorar el favor de IEVE.

 

Esa profecía dice que IEVE de los ejércitos habitará en Jerusalén, y las naciones irán a Jerusalén para implorarle favores.

Seguidamente vamos a ver quien será ese IEVE de los ejércitos que reinará desde Jerusalén, para ello leamos la siguiente profecía de Zacarías:

 

Zac 14:1 He aquí, el día de IEVE viene, y en medio de ti serán repartidos tus despojos.

Zac 14:2 Porque yo reuniré a todas las naciones para combatir contra Jerusalén; y la ciudad será tomada, y serán saqueadas las casas, y violadas las mujeres; y la mitad de la ciudad irá en cautiverio, mas el resto del pueblo no será cortado de la ciudad.

Zac 14:3 Después saldrá IEVE y peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla.

Zac 14:4 Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur.

Zac 14:5 Y huiréis al valle de los montes, porque el valle de los montes llegará hasta Azal; huiréis de la manera que huisteis por causa del terremoto en los días de Uzías rey de Judá; y vendrá IEVE mi Dios, y con él todos los santos.

Zac 14:16 Y todos los que sobrevivieren de las naciones que vinieron contra Jerusalén, subirán de año en año para reverenciar al Rey, a IEVE de los ejércitos, y a celebrar la fiesta de los tabernáculos.

 

Esa impresionante profecía se refiere al futuro día del Señor, y que como ya demostré más arriba, se refiere al futuro día de la venida gloriosa de Cristo a la tierra, por consiguiente, esa venida de IEVE a la tierra con todos sus santos se refiere a la futura venida de Cristo con todos sus santos.

El verso 3 dice que IEVE saldrá para pelear contra aquellas naciones enemigas. Sin embargo, el Apocalipsis dice que será Jesucristo quien vendrá del cielo para pelear contra las naciones enemigas:

 

Apo 19:15 De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso.

 

El verso 4 dice que cuando IEVE venga a la tierra pondrá sus pies sobre el Monte de los Olivos, el cual se partirá por la mitad formando en medio un gran valle. Ahora bien, Jesús se fue al cielo desde el Monte de los Olivos, y volverá del cielo de la misma manera que se fue, es decir, descenderá también sobre el Monte de los Olivos. (Hch.1:9-12).

El verso 5 dice IEVE vendrá del cielo con todos sus santos, pero quien vendrá del cielo con todos sus santos es Jesucristo:

 

Mat 25:31 Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria,

 

1Ts 3:13 para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos.

 

Apo 19:13 Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS.

Apo 19:14 Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos.

 

El verso 16 dice que cuando IEVE venga del cielo a la tierra, seguidamente será el Rey sobre toda la tierra, y reinará desde la ciudad de Jerusalén. Ahora bien, resulta que quien vendrá del cielo con todos sus santos para ser el Rey sobre toda la tierra será Jesucristo:

 

Mat 25:31 Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria,

Mat 25:32 y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos.

Mat 25:33 Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda.

Mat 25:34 Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.

 

Por consiguiente, el Señor IEVE de los ejércitos mencionado en la gran profecía de Zacarías 14 es el mismísimo Señor Jesucristo, y por lo tanto, como es obvio, ¡¡él es un Dios eterno!!, siempre ha existido y siempre existirá, porque él es el Primero y el Ultimo.

 

7

JUAN EL BAUTIZADOR PREPARÓ EL CAMINO A JESUCRISTO

 

Veamos otro impresionante pasaje que demuestra sin ningún género de dudas que el eterno IEVE de los ejércitos es el mismísimo Señor Jesucristo:

 

Isa 40:3 Voz que clama en el desierto: Preparad camino a IEVE; enderezad calzada en la soledad a nuestro Dios.

 

En esa profecía de Isaías se predice la venida de un profeta que prepararía el camino de IEVE, nuestro Dios.

Pues bien, leamos ahora este pasaje:

 

Mat 3:1 En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea,

Mat 3:2 y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado.

Mat 3:3 Pues éste es aquel de quien habló el profeta Isaías, cuando dijo: Voz del que clama en el desierto:

Preparad el camino del Señor, Enderezad sus sendas.

 

Más claro no puede ser. Ese profeta predicho por Isaías era Juan el bautizador, ¡¡el cual preparó el camino de JESUCRISTO!!. Observe como en el pasaje de Isaías se dice que dicho profeta prepararía el camino de IEVE¡¡y en el pasaje de Mateo a este Señor IEVE se le identifica con el Señor Jesucristo!!, es decir, Mateo llamó SEÑOR a IEVE, ¡¡y este título de Señor es aplicado en el Nuevo Testamento a JESUCRISTO. O dicho en otras palabras, cada vez que usted lea en el Nuevo Testamento que Jesús es EL SEÑOR, o el SEÑOR Jesucristo, lo que se está diciendo es que él es el mismísimo y eterno IEVE de los ejércitos, el cual vino a la tierra en forma humana. Esto es tremendamente importante, mucho más importante de lo que usted se imagina, ya que Pablo dijo que para ser salvos tenemos que creer en esto y confesarlo con la boca, es decir, confesar que Jesús es EL SEÑOR, es decir, IEVE DE LOS EJÉRCITOS (Ro.10:9-13). Pablo dijo que toda rodilla se doblará ante el nombre de Jesús y toda lengua confesará que Jesús es EL SEÑOR (IEVE) para gloria del Dios Padre (Filp.2:11), ¡¡y solo aquellos que tienen el espíritu de Dios y son verdaderos cristianos pueden confesar esta gran verdad!!, que Jesús es EL SEÑOR, es decir, EL ETERNO IEVE DE LOS EJÉRCITOS:

 

(NVI) Por eso les advierto que nadie que esté hablando por el Espíritu de Dios puede maldecir a Jesús; ni nadie puede decir: "Jesús es el Señor" sino por el Espíritu Santo. (1Co.12:3).

 

Ahí lo tiene, nadie puede confesar que Jesús es el Señor IEVE de los ejércitos sino por el espíritu de Dios. Los herejes y apostatas que no tienen el espíritu de Dios no confiesan esto, sino que enseñan la herejía diabólica de que Jesús fue el primer ser creado por Dios, y que por tanto, no es eterno.

 

8

JESUCRISTO VENDRÁ CON RETRIBUCIÓN Y PAGO

 

Y ahora veamos el siguiente pasaje que demuestra también de forma irrefutable que este eterno IEVE de los ejércitos es el mismísimo Señor Jesucristo:

 

Isa 35:4 Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá, y os salvará.

 

Esa gran profecía de Isaías dice bien claro que IEVE de los ejércitos vendrá con retribución, para pagar a cada uno según sus obras. Pues bien, veamos quien cumplirá esta profecía:

 

2Ts 1:7 y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder,

2Ts 1:8 en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo;

2Ts 1:9 los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder,

 

Apo 22:12 He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

 

Ahí lo tiene de forma clara e irrefutable. Es el Señor IEVE de los ejércitos quien vendrá del cielo con retribución, para pagar a cada uno lo que se merezca, pero resulta que es JESUCRISTO quien vendrá del cielo con retribución, para pagar a cada uno según sea su obra. Prueba absoluta de que Jesús es el mismísimo IEVE de los ejércitos, un Dios ETERNO, que siempre ha estado con el Dios supremo, el Padre, en el cielo, de la misma manera que el Padre también es eterno.

Aquellos apostatas y herejes que niegan la eternidad de Jesucristo sencillamente están rechazando que él es IEVE de los ejércitos, ellos no confiesan que Jesús es el Señor IEVE, y por lo tanto, NO SE PODRÁN SALVAR, por muy "cristianos" que digan ser, ya que ¡¡para ser salvos hay que confesar con nuestra boca que JESÚS ES EL SEÑOR!! (Ro.10:9-13), o lo que es lo mismo, confesar que Jesús es el Señor IEVE de los ejércitos, el alfa y la omega, el primero y el último, el principio y el fin, el cual jamás tuvo principio, y jamás tendrá fin. Por eso es que Satanás envió en el siglo 4 a ese emisario suyo llamado Arrio, dividiendo la cristiandad, para que así la gente se condene rechazando esta doctrina bíblica fundamental de la eternidad del Señor Jesucristo y de su deidad

La doctrina satánica arriana que desgarró a la Cristiandad en el siglo 4, y que aun la desgarra, rechaza esta gran verdad bíblica. Los falsos cristianos son arrianos, pero los verdaderos cristianos creemos lo que dice la Biblia, y perseveramos en esta verdadera doctrina apostólica. Si usted cree aun en la doctrina diabólica de Arrio, ahora tiene la oportunidad de cambiar de mentalidad y de creer en la verdadera doctrina para poder ser salvo.

 

9

JESUCRISTO TIENE EL NOMBRE SOBRE TODO NOMBRE: IEVE

 

Veamos otro impresionante pasaje donde se demuestra de forma clara e irrefutable que el Señor Jesucristo es el mismísimo y eterno Señor IEVE de los ejércitos:

 

Flp 2:9 Por lo cual Dios también le exaltó hasta lo sumo, y le dio el Nombre que es sobre todo nombre,

Flp 2:10 para que en el Nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;

Flp 2:11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

 

Observe atentamente que en ese pasaje de Pablo se dice que Dios el Padre resucitó y exaltó a Jesús hasta lo máximo, Y LE DIO EL NOMBRE QUE ES SOBRE TODO NOMBRE.

Ahora bien, ¿cual es el Nombre sobre todo nombre?, obviamente es el Nombre del Dios Padre, IEVE. ¡¡El texto dice que el Padre le dio ese Nombre a Jesús después de resucitar y ser exaltado hasta lo máximo!!, sencillamente Jesús después de resucitar y ascender al cielo recobró esa gloria y ese Nombre de IEVE que él tenía con el Padre antes de que el Universo fuera creado (Jn.17:5), pues recordemos que Jesús ya se llamaba IEVE antes de venir como hombre a la tierra, ya que ese Nombre del Padre estaba en él:

 

Éxo 23:20 He aquí yo envío mi Angel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado.

Éxo 23:21 Guárdate delante de él, y oye su voz; no le seas rebelde; porque él no perdonará vuestra rebelión, porque mi nombre está en él.

 

Pues bien, resulta que el apóstol Pablo estaba citando este pasaje del profeta Isaías:

 

Isa 45:23 Yo juro por mi Nombre; de mi boca sale palabra verdadera y no será vana: Que ante mí se doblará toda rodilla y toda lengua jurará

Isa 45:24 diciendo: ¡Sólo en Yahveh hay victoria y fuerza! A él se volverán abochornados todos los que se inflamaban contra él. (Biblia de Jerusalén).

 

Más claro no puede ser. Mire:

 

1- El apóstol Pablo dijo que el Padre dio el Nombre sobre todo nombre a Jesús después de resucitar, y ese nombre es IEVE, es el mismo nombre de Isaías 45:23.

 

2- El apóstol Pablo dijo que en el Nombre de Jesús se doblará toda rodilla. Y en el pasaje de Isaías el propio Señor IEVE dijo que será ANTE ÉL que se doblará toda rodilla.

 

3- El apóstol Pablo dijo que toda lengua confesará que Jesucristo es EL SEÑOR. Sin embargo, en el pasaje de Isaías IEVE dijo que es ANTE ÉL que se doblará toda rodilla y toda lengua jurará ante él.

Es decir, toda lengua de los seres que viven en el Universo proclamará que JESÚS ES EL SEÑOR IEVE, para gloria del Dios Padre.

Cada vez que en el Nuevo Testamento se dice que Jesús es el Señor, significa que él es el Señor IEVE de los ejércitos, el cual es un Dios eterno, de la misma manera que el Dios supremo, el Padre, también es eterno, ¡¡y para ser salvos tenemos que confesar con nuestra boca que Jesús es el Señor IEVE!!, pues el apóstol Pablo estaba citando el pasaje de Joel 2, donde se dice que todo aquél que invoque EL NOMBRE DE IEVE será salvo, ¡¡y Pablo aplicó ese pasaje a Jesucristo!! (Ro.10:9-13).

Si usted quiere ser salvo y recibir la vida eterna en el futuro, lo primero que ha de hacer es confesar con su boca que Jesucristo es el eterno Señor IEVE de los ejércitos, ¡¡por eso es que Satanás envió en el siglo 4 al judío hereje Arrio!!, para sembrar esa semilla venenosa y perversa de que Jesucristo no es un Dios eterno ni es el Señor IEVE de los ejércitos, sino solo una simple criatura de Dios!!, y esta gran mentira satánica enseñada por Arrio es exactamente la misma mentira que enseñan hoy en día los falsos cristianos, los cuales enseñan la misma mentira que esparció el hereje Arrio en el siglo 4 y que dividió a los cristianos verdaderos de los cristianos falsos. Negar que el Señor Jesucristo es el eterno IEVE de los ejércitos llevará a la condenación a millones de falsos cristianos que no confiesan con su boca que Jesús es el Señor IEVE de los ejércitos.

 

10

JESUCRISTO ES EL ETERNO "YO SOY" VISTO POR MOISÉS

 

Una de las pruebas más claras e irrefutables de que el Señor Jesucristo es el ETERNO IEVE de los ejércitos que se aparecía a los seres humanos la tenemos en este impresionante pasaje de la Biblia que vamos a analizar:

 

Éxo 3:2 Entonces se le apareció el ángel de IEVE en una llama de fuego en medio de una zarza. El observó y vio que la zarza ardía en el fuego, pero la zarza no se consumía.

Éxo 3:3 Entonces Moisés pensó: "Iré, pues, y contemplaré esta gran visión; por qué la zarza no se consume."

Éxo 3:4 Cuando IEVE vio que él se acercaba para mirar, lo llamó desde en medio de la zarza diciéndole: —¡Moisés, Moisés! Y él respondió: —Heme aquí.

Éxo 3:5 Dios le dijo: —No te acerques aquí. Quita las sandalias de tus pies, porque el lugar donde tú estás tierra santa es.

Éxo 3:6 Yo soy el Dios de tus padres: el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su cara, porque tuvo miedo de mirar a Dios.

Éxo 3:7 Y le dijo IEVE: —Ciertamente he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus opresores, pues he conocido sus sufrimientos.

Éxo 3:8 Yo he descendido para librarlos de la mano de los egipcios y para sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y amplia, una tierra que fluye leche y miel, al lugar de los cananeos, heteos, amorreos, ferezeos, heveos y jebuseos.

Éxo 3:9 Y ahora, he aquí que el clamor de los hijos de Israel ha llegado hasta mí; también he visto la opresión con que los oprimen los egipcios.

Éxo 3:10 Pero ahora, vé, pues yo te envío al faraón para que saques de Egipto a mi pueblo, a los hijos de Israel.

Éxo 3:11 Entonces Moisés dijo a Dios: —¿Quién soy yo para ir al faraón y sacar de Egipto a los hijos de Israel?

Éxo 3:12 El respondió: —Ciertamente yo estaré contigo. Esto te servirá como señal de que yo te he enviado: Cuando hayas sacado de Egipto al pueblo, serviréis a Dios en este monte.

Éxo 3:13 Moisés dijo a Dios: —Supongamos que yo voy a los hijos de Israel y les digo: "El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros." Si ellos me preguntan: "¿Cuál es su nombre?," ¿qué les responderé?

Éxo 3:14 Dios dijo a Moisés: —YO SOY EL QUE SOY. —Y añadió—: Así dirás a los hijos de Israel: "YO SOY me ha enviado a vosotros."

Éxo 3:15 —Dios dijo además a Moisés—: Así dirás a los hijos de Israel: "IEVE, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros." Este es mi nombre para siempre; éste será el nombre con que seré recordado de generación en generación.

Éxo 3:16 Vé, reúne a los ancianos de Israel y diles: "IEVE, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, se me apareció y me dijo: ‘De cierto yo os he visitado y he visto lo que se os ha hecho en Egipto.

 

Éxo 4:5 —Esto es para que crean que se te ha aparecido IEVE, el Dios de sus padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob.

 

Pasemos a estudiar ese pasaje:

 

1- El verso 2 dice que EL ÁNGEL DE IEVE se le apareció a Moisés en medio de la zarza ardiente.

Observe que el pasaje dice que este ángel o Mensajero especial era el enviado de IEVE, es decir, un IEVE supremo que está en el cielo envió a la tierra a este Mensajero especial que se apareció a Moisés.

 

2- El Verso 4 dice bien claro que ¡¡este Mensajero especial que estaba en medio de la zarza ardiente se llama también IEVE!!. Esto es tremendamente importante y revelador, pues el pasaje está enseñando de forma clara e irrefutable la existencia de DOS DIOSES LLAMADOS IGUAL: IEVE.

El IEVE supremo envió a la tierra a este segundo IEVE, el cual es el ángel o Mensajero especial del Dios supremo que está en el cielo. La enseñanza es meridianamente clara. Los que rechazan la existencia de los dos dioses eternos llamados IEVE ¡¡están rechazando lo que dice la Biblia!!, y pisoteando especialmente este gran pasaje de Éxodo 3, los que rechazan esta gran verdad bíblica de los dos dioses eternos llamados igual, después de haberla conocido son sencillamente apostatas de la fe y herejes al servicio del diablo.

 

3- En el verso 6 está hablando este Mensajero especial que también se llama IEVE, y él dice que es el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob.

Observe como éste Señor IEVE que se apareció a Moisés era totalmente visible, él se apareció a otros muchos seres humanos tal como enseña la Biblia en diferentes pasajes. Ahora bien, resulta que al Dios Padre ningún ser humano le vio jamás (Jn.1:18). El Padre es el Dios invisible (Col.1:15), ¡¡sin embargo, ¡¡este Señor IEVE que se apareció a Moisés sí que fue visto por muchos seres humanos!!, indicando así de forma irrefutable que este Señor IEVE que se apareció a Moisés no es el IEVE supremo, el Padre, sino otro segundo Dios eterno que se llama igual que el Padre celestial, y al mismo tiempo este segundo IEVE es el Mensajero o ángel especial del IEVE supremo, el Padre. Esto es tremendamente importante que el lector lo entienda.

Observe atentamente que este segundo IEVE que se apareció a Moisés dijo que él es el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob. Pues bien, muchos herejes que niegan que Jesús es el eterno Señor IEVE seguramente van a citar un pasaje del libro de los Hechos donde es al Dios PADRE a quien se le llama "el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob" (Hch.3.13). La explicación es muy sencilla: LOS DOS DIOSES TIENEN EL MISMO TITULO, cada uno de los dos es el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob. En el pasaje de Éxodo es el segundo IEVE quien lleva ese título, y en el pasaje de Hechos es el Dios Padre a quien se le da ese título, por la sencilla razón de que dicho título es aplicado a los dos dioses, le corresponde a los dos dioses eternos.

 

4- En los versos 11 y 13 a este Mensajero especial que se apareció a Moisés se le llama una vez más Dios, es decir, poderoso, sencillamente se trata de un ángel o Mensajero poderoso, el cual se llama igual que el Dios supremo: IEVE, ¡¡y los dos dioses llamados IEVE son eternos, jamás fueron creados!!

 

5- Y ahora entramos en el verso clave, el 14, ya que en este verso vamos a descubrir de forma clara e irrefutable quien era este eterno Señor IEVE que se apareció a Moisés en medio de esa zarza ardiente.

En este verso 14 el propio IEVE dijo que él es el YO SOY. Esta expresión nos habla de ETERNIDAD. Significa que él siempre ha existido, es decir, que ÉL ES EL MISMO AYER, HOY Y POR LOS SIGLOS, ¡¡esto es lo que significa la expresión "yo soy"!!.

Pues bien, veamos ahora en el Nuevo Testamento quien es el eterno YO SOY:

 

Jua 8:24 Por esto os dije que moriréis en vuestros pecados; porque a menos que creáis que YO SOY, en vuestros pecados moriréis.

 

Jua 8:28 Entonces Jesús les dijo: —Cuando hayáis levantado al Hijo del Hombre, entonces entenderéis que YO SOY, y que nada hago de mí mismo; sino que estas cosas hablo, así como el Padre me enseñó.

 

Jua 8:58 Les dijo Jesús: —De cierto, de cierto os digo que antes que Abraham existiera, YO SOY.

Jua 8:59 Entonces tomaron piedras para arrojárselas, pero Jesús se ocultó y salió del templo.

 

Jua 13:19 Desde ahora os lo digo, antes de que suceda, para que cuando suceda, creáis que YO SOY.

 

Jua 18:5 Le contestaron: —A Jesús de Nazaret. Les dijo Jesús: —YO SOY. Estaba también con ellos Judas, el que le entregaba.

Jua 18:6 Cuando les dijo, "Yo soy," volvieron atrás y cayeron a tierra.

 

Heb 1:10 Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, y los cielos son obra de tus manos.

Heb 1:11 Ellos perecerán, pero tú permaneces; todos ellos se envejecerán como un vestido.

Heb 1:12 Como a manto los enrollarás, y serán cambiados como vestido. Pero tú eres el mismo, y tus años no se acabarán.

 

Heb 13:8 ¡Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos!

 

Ahí lo tiene, más claro no puede ser: ¡¡JESUCRISTO ES EL ETERNO YO SOY!!, fue él quien se apareció a Moisés en medio de la zarza, y quien después en otras ocasiones hablaba con Moisés cara a cara (Ex.33:11, Num.12:8).

Los judíos religiosos como los fariseos sabían perfectamente quien era el YO SOY, así como el significado de esa expresión, ¡¡por eso es que cuando Jesús les dijo YO SOY estos judíos malvados se enrabietaron y tomaron piedras para intentar matarlo!!, porque sencillamente Jesús se estaba identificando con el eterno IEVE de los ejércitos, el YO SOY.

Recuerde que la expresión "yo soy" indica eternidad, por eso es que Jesús dijo que antes de que Abraham existiera, YO SOY, indicando así Jesús que él es eterno, y que él ya existía antes de que existiera Abraham, y que él mismo es el señor IEVE de los ejércitos.

Pero no solo eso, ¡¡Jesús dijo bien claro que para ser salvos hemos de creer que él es EL ETERNO YO SOY!!, si no creemos que él es el YO SOY, entonces moriremos en nuestros pecados, dijo bien claro Jesús.

El pasaje de Juan 18:6 es tremendamente interesante, pues dice que cuando Jesús les dijo YO SOY, entonces esos judíos malvados retrocedieron y cayeron en tierra, ¡¡una fuerza sobrenatural les hizo caer al suelo al oír esa expresión divina de Jesús!!, sencillamente Jesús estaba diciendo exactamente la misma expresión que él mismo le dijo a Moisés cuando se apareció a él en medio de la zarza ardiente.

En el pasaje de Hebreos 1:10-12 se está hablando del Hijo, de Jesús, y se enseña bien claro que él es eterno, él fundó la tierra y los cielos son obra de sus manos y el pasaje dice que él PERMANECE PARA SIEMPRE, y sus años no acabarán, ¡¡y esto es precisamente lo que significa la expresión "yo soy"!!, significa que Jesús es ETERNO, que él permanece para siempre, que es inmutable y es el mismo por siempre. Y el pasaje de hebreos 13:8 lo dice bien claro: ¡¡este Dios eterno, que permanece para siempre, ES JESUCRISTO, EL CUAL ES EL MISMO AYER, HOY Y POR LOS SIGLOS, es decir, él es un Dios ETERNO, jamás tuvo principio y jamás tendrá fin, de la misma manera que el Dios supremo, el Padre, el cual también es eterno.

Los herejes e hijos del diablo que niegan la eternidad Jesucristo, y que niegan que él es el Señor IEVE de los ejércitos, sencillamente JAMÁS SE SALVARÁN. ¡¡Por eso es que Satanás introdujo el maldito arrianismo en el siglo 4!!, el mismo arrianismo satánico que dividió y aun divide a los que nos llamamos "cristianos", separando a los cristianos verdaderos de los cristianos falsos. Los cristianos verdaderos creemos que Jesús es el eterno IEVE de los ejércitos, ¡¡pero los falsos cristianos herejes y apostatas lo niegan!!

 

Analicemos otro impresionante pasaje de la Biblia, donde se menciona una vez más a los dos dioses llamados IEVE:

 

"Dijo IEVE a Moisés: Sube ante IEVE, tú, y Aarón, Nadab, y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel; y os inclinaréis desde lejos." (Ex.24:1).

 

Este pasaje es de una importancia crucial. Veamos:

 

1. IEVE habló a Moisés, y le dijo que SUBIERA ANTE IEVE, él, Aarón, Nadab, Abiú y 70 ancianos de Israel. El pasaje es bien claro, el IEVE supremo, el Padre, habló a Moisés, y le dice que suba ante IEVE, es decir, EL PASAJE ESTÁ MENCIONANDO CLARAMENTE A ESTAS DOS PERSONAS DIVINAS LLAMADAS IEVE, pero esto no es todo, sigamos leyendo el pasaje.

 

"Y subieron Moisés y Aarón, Nadab y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel; y vieron al Dios de Israel; y había debajo de sus pies como un embaldosado de zafiro, semejante al cielo cuando está sereno. Mas no extendió su mano sobre los príncipes de los hijos de Israel; y vieron a Dios, y comieron y bebieron". (v.11).

 

En este pasaje se dice bien claro que Moisés, Aarón, Nadab, Abiú y los 70 ancianos de Israel subieron al monte y VIERON AL DIOS DE ISRAEL, es decir, a IEVE, y en el verso 11 vuelve a decir que le VIERON. Pero resulta que la Biblia dice bien claro que al Dios PADRE nadie le vio jamás (Jn.1:18), Jesús dijo:

 

"También el Padre que me envió ha dado testimonio de mí. Nunca habéis oído su voz, ni habéis visto su aspecto" (Jn.5:37).

 

Y en 1Juan 4:12 leemos esto:

"Nadie ha visto jamás a Dios".

 

Como podemos observar, a ese IEVE que descendió sobre el monte le vieron los seres humanos, y Moisés hablaba con él cara a cara. Adán y Eva, Abraham, etc. también vieron a este Dios que bajaba a la tierra, llamado IEVE, sin embargo, en Juan 1;18, 5:37, 1Jn.4:12 se dice muy claramente que al Dios Padre NADIE LE VIO JAMÁS, por lo tanto, ¡ESE IEVE QUE DESCENDÍA A LA TIERRA Y SE APARECÍA A LOS SERES HUMANOS NO ERA EL DIOS PADRE!, SINO EL SEGUNDO IEVE, es decir, el Ángel de IEVE, el Verbo de Dios, quien siglos más tarde se hizo hombre y vivió entre nosotros (Jn.1:14).

Por lo tanto, es completamente falso decir que al Dios de Israel, IEVE, no le vieron jamás, porque ya hemos visto claramente que la Biblia dice lo contrario. A quien no vieron jamás fue el Dios PADRE, el Dios supremo, el Creador de todas las cosas, y el único digno de la adoración suprema, sin embargo, al Hijo de Dios sí que le vieron, en su existencia divina prehumana, y este Hijo de Dios se manifestaba en esa época como el Ángel o Mensajero de IEVE.

Cuando esos falsos maestros, como el arriano embustero Henry Martinez, dicen que nadie vio el rostro o apariencia de IEVE están mintiendo descaradamente, y contradiciendo pasajes bíblicos enteros, como los siguientes:

 

"Y hablaba IEVE a Moisés cara a cara, como habla cualquiera a su compañero." (Ex.33:11).

"No así a mi siervo Moisés, que es fiel en toda mi casa. Cara a cara hablaré con él, y claramente, y no por figuras; y verá la apariencia de IEVE." (Num.12:8).

"Y nunca más se levantó profeta en Israel como Moisés, a quien haya conocido IEVE cara a cara;" (Dt.34:10).

 

Fue el rostro GLORIOSO de este segundo IEVE lo que Moisés no pudo ver, ya que este Dios le mostró su gloria DESPUÉS de que Moisés hablara con él cara a cara (Éx.33:18-20), y fue este segundo IEVE (el Verbo de Dios) quien se aparecía a los seres humanos, y quien siglos después se hizo hombre, y vivió entre nosotros (1Co.10:1-3, Filp.2:6-11, Jn.1:14), sin embargo, al Dios supremo, el Padre IEVE, NADIE LE VIO JAMÁS.

 

 

11

IEVE HIZO LLOVER FUEGO DEL CIELO DE PARTE DE IEVE

 

Leamos ahora un texto impresionante:

 

"Entonces IEVE hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de IEVE desde los cielos" (Gen.19:24).

 

En este pasaje se dice bien claro que hay DOS seres divinos llamados IEVE. El primer IEVE era quien descendía a la tierra, y habló con Abraham cara a cara, acompañado por dos ángeles (Gen.18), este ser divino era el Ángel o Mensajero del Padre, el cual se aparecía a los seres humanos. Este IEVE hizo llover sobre Sodoma y Gomorra fuego y azufre de parte del IEVE supremo que está en los cielos. Por lo tanto, repito, la verdadera enseñanza bíblica es que el nombre de IEVE es un nombre COMPARTIDO por dos personas divinas o dioses, que son el Padre y el Hijo, pero siendo el Padre el Dios del Hijo (Heb.1:8-9, Ap.3:12).

 

12

LOS SERES HUMANOS QUE VIERON A IEVE

 

Seguidamente voy a dar unos cuantos ejemplos bíblicos de ciertos seres humanos que vieron a IEVE, hay muchos más textos bíblicos donde se dicen que otros seres humanos vieron a IEVE, pero con los siguientes es suficiente:

 

"Y hablaba IEVE a Moisés cara a cara, como habla cualquiera a su compañero." (Ex.33:11).

"No así a mi siervo Moisés, que es fiel en toda mi casa. Cara a cara hablaré con él, y claramente, y no por figuras; y verá la apariencia de IEVE." (Num.12:8).

"Y nunca más se levantó profeta en Israel como Moisés, a quien haya conocido IEVE cara a cara;" (Dt.34:10).

 

En los textos de arriba leemos claramente que Moisés hablaba cara a cara con IEVE, el Dios de Israel, como cualquiera habla a su compañero, sin embargo, muchos falsos maestros pretenden hacernos creer que Moisés jamás habló literalmente cara a cara con el Dios IEVE, sino con un ángel que representaba a IEVE. Según esos falsos maestros arrianos, como por ejemplo el hereje arriano Henry Martínez, la expresión "cara a cara" no es literal, sino simbólica. Veamos la falsedad de esa doctrina:

La expresión "cara a cara" aparece también en los siguientes pasajes bíblicos, y en TODOS ellos se refiere a algo LITERAL:

 

"Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar, Peniel; porque dijo: Vi a Dios cara a cara, y fue librada mi alma. (Gen.32:30).

"Viendo entonces Gedeón que era el ángel de IEVE, dijo: Ah, Señor IEVE, que he visto al ángel de IEVE cara a cara." (Juec.6:22).

"Y Amasías rey de Judá, después de tomar consejo, envió a decir a Joás hijo de Joacaz, hijo de Jehú, rey de Israel: Ven, y veámonos cara a cara." (2Cron.25:17).

"Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara" (Gal.2:11).

"Tengo muchas cosas que escribiros, pero no he querido hacerlo por medio de papel y tinta, pues espero ir a vosotros y hablar cara a cara" (2Jn.12).

"porque espero verte en breve, y hablaremos cara a cara." (3Jn.14).

 

En los anteriores pasajes bíblicos vemos como la expresión "cara a cara" es siempre LITERAL, por lo tanto, cuando en Ex.33:11, Num.12:8, Dt.34:10 leemos que IEVE hablaba cara a cara con Moisés, significa lo que dice, ese decir, que hablaban cara a cara, viéndose el rostro el uno al otro.

Los falsos maestros suelen citar el pasaje de Éxodo 33:20 para enseñar que Moisés jamás habló cara a cara con IEVE. Veamos la falsedad de esa interpretación:

 

1. IEVE hablaba cara a cara con Moisés, como cualquiera habla con su compañero (Ex.33:11).

 

2. Después Moisés le rogó a IEVE que le mostrara su gloria, es decir, su resplandor divino (Ex.33:18).

 

3. Después dijo IEVE a Moisés que ningún hombre podrá ver su rostro y seguir vivo (Ex.33:20).

 

4. Por lo tanto, cuando IEVE dijo a Moisés que ningún ser humano podrá ver su rostro y seguir vivo, se estaba refiriendo a su rostro GLORIOSO. ¡¡Moisés habló cara a cara con IEVE ANTES de que le mostrara su gloria!!

 

5. Seguidamente IEVE escondió a Moisés en la hendidura de una peña y le cubrió con su mano mientras pasaba, y entonces Moisés no pudo ver el rostro glorioso de IEVE, pero sí pudo ver su espalda (Ex.33:21.23).

 

Por lo tanto, Moisés sí que vio el rostro de IEVE, y habló cara a cara con él, pero lo que no vio Moisés es el rostro GLORIOSO de IEVE, porque IEVE le mostró su gloria a Moisés DESPUÉS de que hablara con él cara a cara.

En Juan 1:18 leemos que al Dios Padre NADIE LE VIO JAMÁS. Por lo tanto, el IEVE que habló cara a cara con Moisés no era el Dios Padre, sino otra persona divina que también se llama IEVE. ¿Quien era esta persona divina?, ¡era el llamado ÁNGEL O MENSAJERO (Malak) DE IEVE, el cual también se llama IEVE!. Ese nombre de IEVE el Dios Padre no se lo ha dado a nadie más, sino SOLO A ESTE ÁNGEL O MENSAJERO ESPECIAL, usted no va a encontrar ni un solo texto en la Biblia donde se diga que el nombre de IEVE está en otra persona, ¡excepto en ese Ángel o Mensajero especial!

En Génesis 17:1 y 18:1 leemos que IEVE se APARECIÓ a Abraham, es decir, se dejó VER, pero resulta que en Juan 1:18 leemos bien claro que al Dios Padre NADIE LE VIO JAMÁS. Por lo tanto, ese IEVE que se apareció a Abraham en Gen.17:1 y 18:1 NO ERA EL DIOS PADRE, sino el Dios unigénito (Jn.1:18), es decir, el ÁNGEL DE IEVE, el VOCERO o Verbo del Dios Padre, el cual también se llama igual que IEVE, porque el nombre del Padre está en él.

 

En otra ocasión, 74 personas vieron a IEVE.

En Ex.24:9-11 leemos bien claro que Moisés, Aarón, Nadab, Abiú y 70 ancianos de Israel subieron al monte y VIERON AL DIOS DE ISRAEL, al Señor IEVE.

Observe bien, el pasaje dice que 74 personas subieron la monte y VIERON A IEVE, el DIOS DE ISRAEL, el cual descendía a la tierra y vieron los seres humanos, por lo tanto, esto demuestra de forma clara e irrefutable que existen DOS PERSONAS DIVINAS LLAMADAS IGUAL: IEVE, lo que ocurre es que el primer IEVE es el Dios supremo, el Padre, y no hay otro Dios como él, mientras que el segundo IEVE es el VERBO DE DIOS, el IEVE MENOR, el cual se aparecía a los seres humanos, y hablaba de parte del IEVE supremo e invisible que está en el cielo.

El pasaje bíblico dice bien claro que ellos VIERON AL DIOS DE ISRAEL, y encima se mencionan los PIES de ese Dios de Israel, lo cual demuestra sin ninguna duda que ellos vieron a UNA PERSONA DIVINA EN FORMA HUMANA, CON CABEZA, CUERPO Y PIES, pero como resulta que al IEVE PADRE nadie le vio jamás (Jn.1:18), entonces ese IEVE que se aparecía y se dejaba ver NO ERA IEVE PADRE, sino que era el segundo IEVE, es decir, el VERBO DE DIOS, llamado el ÁNGEL DE IEVE, ya que la Biblia dice que el nombre de IEVE ESTÁ EN ESTE ÁNGEL TAN ESPECIAL.

 

En Génesis 18:1 se dice bien claro que IEVE se apareció a Abraham en el encinar de Mamre:

 

“Después le apareció IEVE en el encinar de Mamre, estando él sentado a la puerta de su tienda en el calor del día.”

 

El texto dice bien claro que IEVE mismo se apareció a Abraham, es decir, fue VISTO por Abraham, pero resulta que al Dios Padre nadie le vio jamás (Jn.1:18), por lo tanto, ese IEVE que se apareció a Abraham no era el Dios Padre, y si no era el IEVE Padre, ¡entonces era un segundo IEVE, es decir, el IEVE MENOR, el Señor Jesús en su preexistencia divina!

El texto bíblico dice que tres varones se aparecieron a Abraham en el encinar de Mamre (Gen.18:2), ¡pero solo uno de ellos era el Señor IEVE!, los otros dos varones eran solo ángeles comunes (Gen.19:1)

Algunos falsos maestros enseñan que esos tres varones que se aparecieron a Abraham son llamados IEVE, pero eso es falso, es mentira, ya que solo uno de ellos es llamado IEVE, veámoslo:

 

"Entonces IEVE dijo a Abraham: ¿Por qué se ha reído Sara diciendo: ¿Será cierto que he de dar a luz siendo ya vieja?... Y IEVE dijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer... Entonces IEVE le dijo: Por cuanto el clamor contra Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo... Y se apartaron de allí los varones, y fueron hacia Sodoma; pero Abraham estaba aún delante de IEVE... Entonces respondió IEVE: Si hallare en Sodoma cincuenta justos dentro de la ciudad, perdonaré a todo este lugar por amor a ellos... Y IEVE se fue, luego que acabó de hablar a Abraham; y Abraham volvió a su lugar.(Gen.18:13, 17, 20, 22, 26, 33).

 

Como puede ver, ahí se dice bien claro que únicamente ese varón con el que habló Abraham era IEVE, el cual se apareció a él de forma física y visible, pero resulta que al Dios Padre nadie le vio jamás (Jn.1:18). Por lo tanto, ¡¡ese IEVE no era el IEVE supremo e invisible, el Padre, sino el IEVE menor!!, es decir, el SEÑOR Jesús en su preexistencia divina, ya que Jesús también TIENE EL NOMBRE DE IEVE (Zac.14:4-5, Mt.25:31). Los otros dos varones que acompañaron al IEVE menor eran solamente ángeles comunes (Gen.19:1).

Quien hizo llover fuego sobre Sodoma y Gomorra fue el IEVE con el que estuvo hablando Abraham, el cual hizo descender fuego sobre Sodoma y Gomorra de parte del IEVE supremo que está en el cielo (Gen.19:24). Los dos ángeles que llegaron a Sodoma eran sencillamente los dos enviados o instrumentos de IEVE para destruir esas ciudades, ellos fueron sencillamente los medios que IEVE utilizó para arrasar esas ciudades, pero quien destruyó esas ciudades fue IEVE, el mismo con el que estuvo hablando Abraham.

Por lo tanto, la Biblia jamás dice que esos tres varones que se aparecieron a Abraham en el encinar de Mamre fueran IEVE, sino solo uno de ellos era el Señor IEVE, mientras que los otros dos varones que le acompañaron eran ángeles comunes.

Los herejes arrianos y monoteístas, como el engañador Henry Martínez, suelen citar también los siguientes pasajes bíblicos para intentar engañar a los ignorantes con la mentira del monoteísmo:

 

1Corintios 8:6.

Este pasaje de Pablo está pésimamente traducido en casi todas las versiones bíblicas, ya que la palabra "solo" no se encuentra en el texto griego, lo puede comprobar usted leyendo el Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español de Francisco Lacueva, edit, CLIE. El original griego tampoco tenía puntos, ni comas. Añadiendo a ese pasaje los dos puntos y la palabra "solo", SE DESTROZA TODO EL SENTIDO DE LA FRASE DICHA POR PABLO. Por ejemplo, no es lo mismo decir: "para nosotros hay un SOLO rey: Felipe VI de España", que decir: "para nosotros hay un rey llamado Felipe VI". La primera frase excluye la existencia de más reyes, sin embargo, la segunda frase no excluye la existencia de más reyes.

Lo que dijo el apóstol Pablo, por tanto, es que los cristianos tenemos un Dios el Padre y un Señor Jesucristo, ¡pero sin negar la existencia de otros muchos dioses y señores!, existencia que Pablo reconoció en el versículo 5: "...como de hecho hay muchos dioses y señores".

Como podemos ver, el pasaje de 1Co.8:6 tampoco enseña por ninguna parte que Dios sea trino, ya que el texto dice: “un Dios el Padre”, lo cual demuestra que el apóstol Pablo JAMÁS creyó ni enseñó esa falsa doctrina de la trinidad, ya que si Pablo hubiera sido trinitario, entonces habría escrito lo siguiente: “Porque para nosotros hay un solo Dios, que es Padre, Hijo y espíritu santo”.

Repito, los cristianos tenemos un Dios Padre, del cual proceden todas las cosas, y un Señor Jesucristo, por medio del cual el Padre creó todas las cosas (Jn.1:3, 10, Col.1:16-17, Heb.1:1-2), y este Señor Jesús es también nuestro gran Dios y Salvador (Tito 2:13).

 

1Timoteo 2:5.

La palabra "solo" tampoco existe en el texto griego de este pasaje de Pablo, sino que fue añadida por los traductores monoteístas para hacernos creer la doctrina antibíblica que solo existe un Dios. Por lo tanto, la traducción literal dice lo siguiente: "Porque hay un Dios, y un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre".

Lo que enseñó Pablo en ese pasaje es simplemente que hay un Dios Padre, y un mediador entre el Padre y los hombres: Jesucristo hombre, es decir, Jesucristo como hombre es quien intercede o ruega por nosotros ante el Padre.

Pablo no dijo que "solo" exista un Dios, ni tampoco que "solo" exista un mediador, ¡lo que dijo es que tenemos un Dios y un mediador muy especial!, El texto de 1Tm.2:5 también destroza la doctrina falsa de la trinidad, ya que dicho pasaje no menciona a ningún Dios trino, sino que menciona al Dios Padre y a Cristo.

Si Pablo hubiera sido trinitario, entonces habría escrito lo siguiente: “Porque hay un Dios trino, y un mediador entre el Dios trino y los hombres, Jesucristo hombre”. ¡Ese “dios trino” es un dios falso, inventado por los falsos teólogos de la cristiandad apóstata!, ya que en la Biblia no hay ni rastro de ese falso dios trino.

 

Efesios 4:6.

Este pasaje también ha sido falsificado por los traductores monoteístas de la cristiandad, de la misma forma que fue falsificado 1Co.8:6 y 1Tm.2:5 ¡La palabra "solo" tampoco se encuentra en el texto griego de ese pasaje!, y añadir esa palabra destroza todo el sentido de la frase de Pablo. Por lo tanto, la traducción literal de ese pasaje dice así: "Un Señor, una fe, un bautismo, UN DIOS Y PADRE de todos...", es decir, lo que dijo Pablo simplemente es que los cristianos tenemos un Señor Jesús, y un Dios Padre, ¡pero sin negar la existencia de otros muchos dioses y señores en el cielo y en la tierra!, existencia que Pablo reconoció en 1Co.8:5.

El texto de Efesios 4:6 también destroza la doctrina falsa de la trinidad, ya que si Dios fuera trino, entonces Pablo habría dicho lo siguiente: “Un Señor, una fe, un bautismo, UN SOLO DIOS TRINO...”

 

Isaías 42: 10-11.

"Vosotros sois mis testigos, -oráculo de IEVE - mi siervo a quien elegí, para que me conozcáis y me creáis a mí mismo, y entendáis que yo soy: Antes de mi no fue formado Dios, ni lo será después de mí. Yo, yo soy IEVE, y fuera de mi no hay salvador".

 

Ese pasaje no dice por ninguna parte que solo exista un Dios, lo único que dice es que antes de IEVE no fue formado Dios, ni lo será después de él. Sencillamente lo que enseña ese texto es la ETERNIDAD de IEVE EL PADRE, ¡pero no niega la existencia de otros muchos dioses subordinados a IEVE!.

Ya vimos como en Dt.10:17, y en otros pasajes más, se dice bien claro que IEVE es el Dios DE DIOSES, lo cual demuestra de forma irrefutable el HENOTEÍSMO del verdadero Judaísmo, es decir, la existencia de muchos dioses y señores, pero subordinados a un Dios supremo: el IEVE Padre.

IEVE (el Padre) es un Salvador único, ¡pero esto no significa que no existan más salvadores!, por ejemplo, Jesucristo también es un SALVADOR único (Hch.4:12), y no solo eso, Pablo le llamó "NUESTRO GRAN DIOS Y SALVADOR" (Tito 2:13). Por lo tanto, cuando ese pasaje dice que fuera de IEVE no hay Salvador, significa que no existe otro Salvador como IEVE EL PADRE, ¡pero sin negar la existencia de otros salvadores!

Este pasaje tampoco dice por ninguna parte que Dios sea trino.

 

Isaias 45:21-22.

"No hay otro Dios fuera de mí. Dios justo y salvador, no hay otro fuera de mí... porque yo soy Dios, no existe ningún otro".

 

El anterior pasaje tampoco dice por ninguna parte que solo exista un Dios, y tampoco niega la existencia de otros muchos dioses.

Observe bien lo que dice el pasaje: "No hay OTRO Dios fuera de mí... no hay OTRO fuera de mí... no existe ningún OTRO". ¿Lo entiende?, lo que el Padre IEVE niega es que exista OTRO Dios IGUAL A ÉL, la palabra "OTRO" lo explica bien claro, ya que él es un Dios único y supremo, no hay otro Dios como él, sin embargo, ¡el texto no niega por ninguna parte la existencia de otros muchos dioses inferiores a él y subordinados a él! El propio Cristo NO es igual al Dios Padre, ya que Jesucristo dijo que el Padre es SU DIOS (Ap.3:12). ¡Jesucristo no es el Dios Todopoderoso supremo!, sino que está subordinado al Dios supremo: el Padre (Ap.3:12).

Lo que dice la Biblia es que hay un Dios Padre, y un Señor Jesucristo, el cual también es Dios o Señor (que es lo mismo) (1Co.8:6, Jn.1:1, 18, Tito 2:13, Heb.1:8-9).

 

Isaías 44:6-8.

“Así dice IEVE Rey de Israel, y su Redentor, IEVE de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios... No hay Dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno.”

Este pasaje se refiere al Señor Jesucristo, el cual es el Rey de Israel, el Señor IEVE de los ejércitos, el primero y el último, como ya demostré más arriba, y dice que no hay otro Dios como él. Observe que el texto no niega la existencia de otro Dios SUPERIOR a él, sino que dice que no hay otro Dios como él. Es decir, Jesucristo es un Dios único, y al mismo tiempo él está subordinado al Dios supremo, el Padre. Además si lee el contexto verá que se refiere a los dioses falsos, ninguno de esos dioses falsos del paganismo se pueden comparar al Señor Jesucristo, que es IEVE de los ejércitos.

 

Isaías 45:5-7.

Yo soy IEVE, y ninguno más hay; no hay Dios fuera de mí. Yo te ceñiré, aunque tú no me conociste, para que se sepa desde el nacimiento del sol, y hasta donde se pone, que no hay más que yo; yo IEVE, y ninguno más que yo, que formo la luz y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la adversidad. Yo IEVE soy el que hago todo esto.”

 

El Señor IEVE mencionado en ese pasaje es el Dios Padre, el Creador supremo. Él dice que no existe otro Dios fuera de él, es decir, no existe otro Dios Padre como él, ya que él es el Dios supremo, pero el texto no niega por ninguna parte la existencia de otro Señor IEVE inferior a él en autoridad, el cual es su Hijo, como ya he demostrado claramente mas arriba.

 

 

13

DICE QUE ES MONOTEISTA, PERO DICE QUE HAY MAS DIOSES

 

En el minuto 7:07 del video el hereje mentiroso y arriano, llamado Henry Martínez, dice que él es monoteísta, es decir, dice creer en la existencia de un solo Dios, ¡¡pero seguidamente dice este sujeto que hay muchos más dioses!!, por ejemplo, este sujeto engañador menciona el Salmo 82, donde a los jueces de Israel se les llama dioses, y menciona también Éxodo 7, donde Dios llamó dios al mismo Moisés.

¡¡Esto ya es el colmo de la estupidez y de la contradicción!!. Si ese engañador arriano dice que hay más dioses, ENTONCES YA NO ES MONOTEÍSTA, sino que es politeísta, pues él mismo dice que hay muchos más dioses inferiores al Padre celestial.

El monoteísmo es la doctrina de que solo existe un Dios solitario, excluyendo la existencia de más dioses, sin embargo, este necio engañador llamado Henry dice al mismo tiempo que hay más dioses. ¡Alucinante!

Esto es lo que ocurre con estos engañadores arrianos que han sido engañados por el diablo, el cerebro de ellos ya no les funciona, y cometen este tipo de contradicciones espantosas. Una persona que enseña la existencia de otros muchos dioses entonces ya no es monoteísta, sino politeísta. Por lo tanto, Henry Martínez no solo miente de forma espantosa cuando afirma que la Biblia es monoteísta, sino que además tiene el cerebro atrofiado al contradecirse a sí mismo de la forma más ridícula.

En el minuto 9:30 este engañador arriano cita el pasaje de Juan 1:1, DICIENDO QUE EL VERBO ES UN DIOS, y ya vimos que este Verbo es Jesucristo, el segundo Dios.

Ahora bien, fíjese hasta que grado de demencia y apostasía ha caído este embustero y falso maestro; si él reconoce que el Verbo, Jesucristo, es UN DIOS, ¿entonces porque ese pobre necio enseña que solo existe un Dios?, si el Señor Jesucristo es un Dios, ¡¡ENTONCES YA NO EXISTE UN SOLO DIOS, sino que existen dos dioses!!, los cuales siempre han existido el uno con el otro, tal como dice Juan 1:1 y 17:5.

Es increíble como este arriano necio, engañador y hereje se contradice a sí mismo con su doctrina satánica del monoteísmo. El mismo diablo le tiene pervertida la mente con esa doctrina del monoteísmo, que como ya he demostrado en este librito es absolutamente diabólica y antibiblica.

 

14

EL ÁNGEL DE IEVE ERA EL SEGUNDO IEVE

 

En el minuto 23:20 de este video: https://www.youtube.com/watch?v=JhFzS8uJNWU&t=1603s el embustero arriano Henry Martínez dice que ese Ángel especial que se apareció a Moisés en medio de la zarza ardiente no era ningún segundo IEVE, sino solo un ángel enviado por IEVE. El pasaje se encuentra en Éxodo 3, y ya lo comenté más arriba, sin embargo, acá, brevemente, haré un resumen que destroza la mentira satánica enseñada por este arriano mentiroso llamado Henry:

 

1- El verso 2 dice que EL ÁNGEL DE IEVE se le apareció a Moisés en medio de la zarza ardiente.

El pasaje dice que este ángel o Mensajero especial era el enviado de IEVE, es decir, un IEVE supremo que está en el cielo envió a la tierra a este Mensajero especial que se apareció a Moisés.

 

2- El Verso 4 dice bien claro que ¡¡este Mensajero especial que estaba en medio de la zarza ardiente se llama también IEVE!!, es decir, está enseñando de forma clara e irrefutable la existencia de DOS DIOSES LLAMADOS IGUAL: IEVE. El IEVE supremo envió a la tierra a este segundo IEVE, el cual es el ángel o Mensajero especial del Dios supremo que está en el cielo.

 

3- En el verso 6 está hablando este Mensajero especial que también se llama IEVE, y él dice que es el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob.

Observe como éste Señor IEVE que se apareció a Moisés era totalmente visible, él se apareció a otros muchos seres humanos tal como enseña la Biblia en diferentes pasajes. Ahora bien, resulta que al Dios Padre ningún ser humano le vio jamás (Jn.1:18). El Padre es el Dios invisible (Col.1:15), ¡¡sin embargo, ¡¡este Señor IEVE que se apareció a Moisés sí que fue visto por muchos seres humanos!!, indicando así de forma irrefutable que este Señor IEVE que se apareció a Moisés no es el IEVE supremo, el Padre, sino otro segundo Dios eterno que se llama igual que el Padre celestial, y al mismo tiempo este segundo IEVE es el Mensajero o ángel especial del IEVE supremo, el Padre.

Observe atentamente que este segundo IEVE que se apareció a Moisés dijo que él es el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob.

 

4- En los versos 11 y 13 a este Mensajero especial que se apareció a Moisés se le llama una vez más Dios, es decir, poderoso, sencillamente se trata de un ángel o Mensajero poderoso, el cual se llama igual que el Dios supremo: IEVE.

 

5- En el verso 14 el propio Ángel especial llamado IEVE dijo que él es el YO SOY. Esta expresión nos habla de ETERNIDAD. Significa que él siempre ha existido, es decir, que ÉL ES EL MISMO AYER, HOY Y POR LOS SIGLOS, ¡¡esto es lo que significa la expresión "yo soy"!!. Pues bien, resulta que este YO SOY es el Señor Jesucristo:

 

Jua 8:24 Por esto os dije que moriréis en vuestros pecados; porque a menos que creáis que YO SOY, en vuestros pecados moriréis.

 

Jua 8:28 Entonces Jesús les dijo: —Cuando hayáis levantado al Hijo del Hombre, entonces entenderéis que YO SOY, y que nada hago de mí mismo; sino que estas cosas hablo, así como el Padre me enseñó.

 

Jua 8:58 Les dijo Jesús: —De cierto, de cierto os digo que antes que Abraham existiera, YO SOY.

Jua 8:59 Entonces tomaron piedras para arrojárselas, pero Jesús se ocultó y salió del templo.

 

Jua 13:19 Desde ahora os lo digo, antes de que suceda, para que cuando suceda, creáis que YO SOY.

 

Jua 18:5 Le contestaron: —A Jesús de Nazaret. Les dijo Jesús: —YO SOY. Estaba también con ellos Judas, el que le entregaba.

Jua 18:6 Cuando les dijo, "Yo soy," volvieron atrás y cayeron a tierra.

 

Heb 1:10 Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, y los cielos son obra de tus manos.

Heb 1:11 Ellos perecerán, pero tú permaneces; todos ellos se envejecerán como un vestido.

Heb 1:12 Como a manto los enrollarás, y serán cambiados como vestido. Pero tú eres el mismo, y tus años no se acabarán.

Heb 13:8 ¡Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos!

 

Ahí lo tiene, más claro no puede ser: ¡¡JESUCRISTO ES EL ETERNO YO SOY!!, fue él quien se apareció a Moisés en medio de la zarza, y quien después en otras ocasiones hablaba con Moisés cara a cara (Ex.33:11, Num.12:8).

Por lo tanto, esa doctrina de que no fue un segundo Dios llamado IEVE quien se apareció a Moisés en medio de la zarza ardiente es una espantosa doctrina de demonios, una mentira diabólica enseñada por todos los herejes y apostatas arrianos, como por ejemplo los llamados "testigos de IEVE" y también este sujeto embustero llamado Henry Martínez, el cual es uno de esos falsos maestros predicho por los apóstoles, los cuales apostatarían de la verdadera doctrina enseñando doctrinas de demonios (1Tm.4:1).

Este arriano embustero llamado Henry Martínez pone el ejemplo de un embajador, el cual habla de parte del Presidente de un país, sin embargo, ese embajador no es el Presidente. Este ejemplo que pone ese sujeto arriano es absolutamente falso y diabólico, y no tiene que ver nada con el pasaje de Éxodo 3, ya que en este pasaje se dice bien claro que dicho Ángel especial SE LLAMA DIOS Y IEVE, y además es el eterno YO SOY, en ninguna parte de ese capítulo se dice que él fuera un representante o embajador de IEVE, sino que ÉL ES IEVE, pero obviamente él no es el IEVE supremo, el Padre, ya que al Padre nadie le vio jamás (Jn.1:18), sino que él era el segundo Dios llamado IEVE, el divino Verbo de Dios, quien siglos después se hizo hombre con el nombre de Jesús (Jn.1:14). La interpretación de ese pasaje que hace este engañador arriano llamado Henry Martínez es absolutamente falsa, diabólica, perversa y contraria a lo que dice el propio texto biblico.

 

15

MI NOMBRE ESTÁ EN ÉL

 

Más arriba ya estudiamos el pasaje de Éxodo 23:20-21, que dice lo siguiente:

 

Éxo 23:20 He aquí yo envío mi Angel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado.

Éxo 23:21 Guárdate delante de él, y oye su voz; no le seas rebelde; porque él no perdonará vuestra rebelión, porque mi nombre está en él.

 

Pues bien, resulta que en el minuto 33 del video el hereje arriano Henry Martínez dice que la expresión "mi Nombre está en él" significa solamente que ese Ángel o Mensajero especial tenía la autoridad de IEVE, pero no que fuera un segundo Dios llamado IEVE.

Lo que dice el arriano Henry es una espantosa mentira, fruto de su crasa ignorancia biblica y de su maldad.

La expresión "mi nombre está en él" no solo significa que ese ángel tendría la autoridad del Dios Padre, sino que además ESE ÁNGEL SE LLAMA IGUAL QUE DIOS EL PADRE, IEVE. Por ejemplo, si yo tengo un hijo y digo que mi nombre está en mi hijo, sencillamente estoy diciendo que mi hijo se llama igual que yo, los dos tenemos el mismo nombre. Lo mismo sucede en ese pasaje. Tanto el Dios supremo, el Padre, como ese ángel especial, se llaman igual, IEVE.

Cada vez que en la Biblia aparece la palabra "nombre" se refiere a un nombre personal. Por ejemplo, cuando en Mateo 6:9 leemos "santificado sea TU NOMBRE", se refiere al Nombre del Dios Padre, por lo tanto, cuando ese pasaje del Éxodo dice que el Nombre de IEVE está en ese Ángel especial, significa que él se llama igual que su Padre celestial, ¡¡son DOS DIOSES LLAMADOS IEVE!!.

Este Ángel divino, llamado IEVE, que se apareció a Moisés en medio de la zarza ardiente, es quien siempre trató con la nación de Israel, él liberó a los israelitas de la esclavitud de Egipto, y fue él quien iba dentro de gran nave voladora llamada la "columna de nube" guiando y protegiendo a Israel a través del desierto:

 

"Y IEVE iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego, a fin de que anduviesen de día y de noche" (Ex.13:21).

 

Sin embargo, ¡no era el IEVE supremo, el Padre, quien iba dentro de esa nave voladora en forma de cilindro o columna gigante, sino que era ese ÁNGEL de IEVE!, que también se llama IEVE:

 

"Y el ÁNGEL DE DIOS que iba delante del campamento de Israel, se apartó e iba en pos de ellos; y asimismo la columna de nube que iba delante de ellos se apartó y se puso a sus espaldas". (Ex.14:19).

 

Este Ángel de IEVE que iba dentro de esa "nube" voladora es llamado también IEVE:

 

"Aconteció a la vigilia de la mañana, que IEVE MIRÓ EL CAMPAMENTO DE LOS EGIPCIOS DESDE LA COLUMNA DE FUEGO Y NUBE, y trastornó el campamento de los egipcios" (Ex.14:24).

 

Como ya vimos, este Mensajero o Ángel de IEVE se llama también IEVE porque el nombre del Padre está en él, SON DOS DIOSES LLAMADOS IEVE (Ex.23:20-21). El IEVE supremo, el Padre, es el Dios invisible que envió a la tierra a este segundo IEVE para sacar al pueblo de Israel de Egipto, y fue este segundo IEVE quien se aparecía a los seres humanos, y como ya he demostrado, este segundo Dios llamado IEVE es el mismísimo Señor Jesucristo, el Hijo de Dios.

Aquellos que rechazan la enseñanza bíblica de los dos dioses llamados IEVE sencillamente son falsos cristianos, engañadores y apostatas de la fe, uno de los cuales es el arriano embustero llamado Henry Martínez. Este individuo dice en ese video que el Señor IEVE jamás descendió a la tierra ni fue visto por los seres humanos, sin embargo, en este librito ya he demostrado todo lo contrario, hemos visto todos los pasajes bíblicos donde se dice bien claro que este segundo IEVE descendía a la tierra y fue visto por diferentes seres humanos, como Abraham, Moisés, 74 ancianos de Israel, Isaías, etc. A quien no vieron estos seres humanos es al IEVE supremo, el Padre, ¡¡pero al segundo IEVE sí que le vieron!!, y este segundo IEVE es el mismísimo Señor Jesucristo, el divino y eterno Verbo de Dios.

Henry Martínez sencillamente es un hereje arriano y apostata de la fe, el cual conoció la verdadera doctrina y la rechazó voluntariamente, él jamás fue un verdadero cristiano, sino cizaña.

 

16

IEVE PROCLAMA EL NOMBRE DE IEVE

 

Ahora estudiemos uno de los pasajes más impresionantes de toda la Biblia, el cual nos revela de forma clara la existencia de estos DOS DIOSES, llamados igual: IEVE, leamos atentamente:

 

"Y IEVE descendió en la nube, y estuvo allí con él (con Moisés), proclamando el nombre de IEVE. Y pasando IEVE por delante de él, proclamó: ¡IEVE! ¡IEVE! fuerte, misericordioso y piadoso; tardo para la ira, y grande en misericordia y verdad; que guarda misericordia a millares, que perdona la iniquidad, la rebelión y el pecado, y que de ningún modo tendrá por inocente al malvado; que visita la iniquidad de los padres sobre los hijos y sobre los hijos de los hijos, hasta la tercera y cuarta generación" (Ex.34:5-7).

 

Vamos a analizar dicho pasaje bíblico:

 

1. ¿Quien descendía en esa "nube" para hablar con Moisés?, era IEVE, el texto bíblico lo dice bien claro. Fue este Dios llamado IEVE quien descendió a la tierra en esa "nube" para hablar cara a cara con Moisés.

Observe que el texto no dice por ninguna parte que fue un "representante" de IEVE quien descendió, sino que a ese ser divino se le llama literalmente IEVE, y él descendió FISICAMENTE para hablar personalmente, cara a cara, con Moisés.

Obviamente este Dios llamado IEVE no podía ser el IEVE supremo, el Padre celestial, ya que al Padre nadie lo vio jamás, ya que él es el Dios invisible. Por consiguiente, esto demuestra de forma irrefutable que quien descendió de esa nube voladora para hablar cara a cara con Moisés era un SEGUNDO IEVE. Era este segundo IEVE el único que se aparecía a los seres humanos (Adán y Eva, Abraham, Moisés, Isaías, etc.), mientras que el IEVE supremo, el Padre, estaba en el cielo.

 

2. Observemos ahora como este segundo IEVE que descendió de la "nube" para hablar con Moisés COMIENZA A PROCLAMAR Y A GLORIFICAR EL NOMBRE DEL IEVE SUPREMO, EL PADRE, es decir, este segundo IEVE que descendía a la tierra adora y glorifica al otro IEVE MAYOR que está en el cielo, el Dios Padre.

Este pasaje de Éxodo 34:5-7 es impresionante, ya que enseña sin ninguna duda la existencia de las DOS personas divinas o dioses llamados igual: IEVE. El segundo IEVE era el enviado, es decir, el IEVE MENOR, el cual descendía en esa "nube voladora", y hablaba con Moisés cara a cara, y seguidamente este segundo IEVE comienza a proclamar y a glorificar el nombre del IEVE supremo o mayor que está en el cielo (el Padre). Por lo tanto, según la Biblia, el nombre de IEVE es un nombre COMPARTIDO por el Padre y el Hijo, los dos dioses se llaman igual, pero esto no significa que ambos sean iguales, pues el Padre es el Dios y la Cabeza o jefe del segundo Dios, Jesucristo (Ap.3:12, etc.).

Por consiguiente, lo que enseña el arriano mentiroso Henry Martínez en su patético y diabólico video es una gran mentira, una burda doctrina de demonios enseñada por los apostatas de la fe.

 

17

ES IEVE-JESUCRISTO QUIEN EJECUTARÁ EL JUICIO

 

Este capítulo es extremadamente importante, ya que en él voy a demostrar de forma clara y demoledora que el Señor Jesucristo es el segundo IEVE. Esto ya lo le he demostrado en los anteriores capítulos de este librito, sin embargo, en este apartado la demostración será aun más patente e irrefutable.

¿Quién juzgará al mundo con justicia?

¿Será el Dios Padre quien ejecutará el juicio?

Veamos lo que enseñó el segundo IEVE, que es el Señor Jesucristo, ponga atención:

 

Jua 5:22 Porque el Padre a nadie juzga, sino que todo el juicio dio al Hijo,

Jua 5:27 y también le dio autoridad de hacer juicio, por cuanto es el Hijo del Hombre.

 

Ahí lo tiene bien claro. Jesús dijo que el Dios Padre a nadie juzga, sino que ese poder de ejecutar el juicio el Padre se lo ha dado a su Hijo, a Jesús.

Ahora bien, ponga atención, si el Padre a nadie juzga, ¿entonces por qué el apóstol Pablo enseñó que el Dios Padre JUZGARÁ al mundo con justicia?. Leamos estos pasajes apostólicos:

 

Hch 17:30 Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;

Hch 17:31 por cuanto ha establecido un día en el cual juzgará al mundo con justicia, por aquel varón a quien designó, dando fe a todos con haberle levantado de los muertos.

 

Rom 2:16 en el día en que Dios juzgará por Jesucristo los secretos de los hombres, conforme a mi evangelio.

1Co 5:13 Porque a los que están fuera, Dios juzgará. Quitad, pues, a ese perverso de entre vosotros.

 

Heb 13:4 Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios.

 

Heb 12:23 a la congregación de los primogénitos que están inscritos en los cielos, a Dios el Juez de todos, a los espíritus de los justos hechos perfectos.

 

Como puede ver, esos pasajes dicen que será el Dios Padre quien juzgará al mundo con justicia, y que él es el Juez de todos.

¿Es esto una contradicción con esas palabras de Jesús cuando él dijo que el Padre a nadie juzga?, ¡¡por supuesto que no!!. Lo que dijo Jesús es que el Padre NO EJECUTA EL JUICIO, aunque el Padre es el Juez supremo, y él juzgará al mundo con justicia, NO SERÁ EL PADRE QUIEN EJECUTARÁ ESE JUICIO, sino que ese poder de juzgar el Padre se lo dio a su Hijo. Por eso es que esos pasajes dicen que Dios el Padre juzgará al mundo con justicia POR MEDIO DE JESUCRISTO.

Será Jesús, el segundo IEVE, quien ejecutará ese juicio sobre todas las naciones cuando él venga en gloria.

Observe estas otras palabras de Pablo:

 

2Ti 4:1 Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino,

 

Es Jesús quien juzgará a los vivos y a los muertos, en su manifestación y en su reino, es decir, ese juicio de los vivos comenzará cuando él se manifieste en gloria, es decir, cuando él venga a la tierra con todos sus ángeles. Primero juzgará a las naciones o gentes que estén vivos en la tierra, y seguidamente juzgará a los muertos en su reino, es decir, durante su futuro reinado de mil años sobre esta tierra.

 

Y ahora lea este tremendo pasaje:

 

Heb 10:30 Pues conocemos al que dijo: Mía es la venganza, yo daré el pago, dice el Señor. Y otra vez: El Señor juzgará a su pueblo.

 

Observe que ese pasaje dice que del Señor es la venganza, y que EL DARÁ EL PAGO, y además dice que sera él quien juzgará a su pueblo. Ese pasaje es una cita de Deuteronomio 32:35, donde se dice que la venganza es de IEVE, y que será él quien dará el pago y juzgará a su pueblo.

Pues bien, veamos quien sera el Señor que vendrá del cielo para pagar a cada uno según sus obras:

 

Apo 22:12 He aquí yo vengo rápido, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

 

Como puede ver, quien vendrá del cielo para dar el pago o la recompensa sera Jesús, el Señor, ¡¡y resulta que quien vendrá del cielo para dar ese pago o recompense sera IEVE!!:

 

Isa 40:10 He aquí que IEVE el Señor vendrá con poder, y su brazo señoreará; he aquí que su recompensa viene con él, y su paga delante de su rostro.

 

Ahí tiene una prueba absoluta y demoledora de que ese Señor IEVE que vendrá del cielo a juzgar y a pagar a cada uno según sus obras será JESUCRISTO, ¡¡él es el segundo Dios llamado IEVE!! Los falsos maestros que niegan que Jesús es el segundo IEVE sencillamente no creen en la Biblia, y además mienten descaradamente.

 

Ahora ponga mucha atención a lo que vamos a ver.

Resulta que en el Antiguo Testamento se dice bien claro que QUIEN EJECUTARÁ ESE JUICIO SOBRE EL MUNDO SERÁ IEVE, y ya hemos visto más arriba que quien ejecutará el juicio sobre las naciones será JESUCRISTO.

Por lo tanto, si será IEVE quien ejecutará el juicio, y en el Nuevo Testamento se dice que quien ejecutará el juicio es Jesucristo, ¡¡ENTONCES ESE SEÑOR IEVE QUE EJECUTARÁ EL JUICIO SOLO PUEDE SER JESUCRISTO!!, él es el segundo IEVE, ya que el primer IEVE es el Dios Padre, el cual a nadie juzga, ya que no es el Padre quien ejecutará el juicio, pues ese poder de ejecutar el juicio él se lo dio a su Hijo.

Seguidamente le voy a pegar y a comentar una serie de pasajes del Antiguo Testamento donde se dice bien claro que será IEVE quien vendrá a la tierra con gran poder y gloria para ejecutar el juicio sobre las naciones. Todos esos pasajes demuestran de forma clara e irrefutable que ese Señor IEVE que vendrá con gran poder y gloria a la tierra para ejecutar el juicio será el mismísimo Jesucristo, el segundo IEVE.

Observe también que en ninguno de esos pasajes que le voy a citar se dice que ese Dios llamado IEVE que vendrá a la tierra a juzgar será un “representante” de IEVE, sino que esos textos hablan de IEVE MISMO, pero obviamente esos textos no se refieren al IEVE supremo, el Padre, sino al segundo IEVE, el IEVE-HIJO, que es Jesucristo.

Veamos unos cuantos pasajes bíblicos, los cuales destrozan absolutamente la mentira satánica del arrianismo, la cual niega la divinidad de Cristo y la existencia de los dos dioses llamados IEVE. Ponga mucha atención a esos pasajes, porque son de una importancia crucial para su propia salvación eterna:

 

1) Sal 7:8 IEVE juzgará a los pueblos;

Júzgame, oh IEVE, conforme a mi justicia, Y conforme a mi integridad.

 

Como puede ver, ese salmo dice que IEVE juzgará a los pueblos, es decir, a las naciones de la tierra. Será él quien ejecutará el juicio, no será el Dios Padre quien ejecutará el juicio, porque Jesús dijo que el Padre a NADIE juzga, es decir, él no es quien ejecuta el juicio, pues ese poder el Padre se lo dio a su Hijo.

Veamos quien juzgará a las naciones o pueblos:

 

Mat 25:31 Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria,

Mat 25:32 y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos.

 

Como puede ver, quien vendrá a juzgar a las naciones de la tierra es JESUCRISTO, cuando él venga a la tierra se sentará en su trono resplandeciente para juzgar a los pueblos, separándolos en dos grupos. Por lo tanto, ese Dios llamado IEVE será el Señor Jesucristo, el segundo Dios.

 

 

2) Sal 9:7 Pero IEVE permanecerá para siempre; Ha dispuesto su trono para juicio.

Sal 9:8 El juzgará al mundo con justicia, Y a los pueblos con rectitud.

 

Ese salmo dice que este Señor IEVE PERMANECE PARA SIEMPRE, y él ha dispuesto su trono para juicio cuando él venga a juzgar al mundo con justicia.

Veamos quien es este Dios eterno que permanece para siempre:

 

Heb 1:8 Mas del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo;

 Cetro de equidad es el cetro de tu reino.

Heb 1:9 Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, Por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros.

Heb 1:10 Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, Y los cielos son obra de tus manos.

Heb 1:11 Ellos perecerán, mas tú permaneces; Y todos ellos se envejecerán como una vestidura,

Heb 1:12 Y como un vestido los envolverás, y serán mudados; Pero tú eres el mismo, Y tus años no acabarán.

 

Observe ese tremendo pasaje de Hebreos, ya que al Hijo se le llama DIOS, y seguidamente menciona al Dios supremo, el Padre, el cual es el Dios del Hijo (v.9).

En el verso 10 se sigue hablando del HIJO, pues está la conjunción “y”, y se dice bien claro que este Hijo fundó la tierra en el principio, y los cielos son obra de sus manos, ya que fue Jesús, el Verbo divino, quien ejecutó esa obra creadora procedente del Padre (Jn.1:1, 3, 1Co.8:6, Col.1:16, Heb.1:1).

En el verso 11 se dice que este divino Hijo de Dios permanece para siempre, es decir, es un Dios eterno, ¡¡y el Salmo 90:7 dice que quien permanece para siempre es IEVE!!, el cual vendrá a juzgar a las naciones, prueba irrefutable que ese Señor IEVE es el mismísimo Señor Jesucristo.

Y por si alguno aun sigue creyendo que este Dios eterno que permanece para siempre no es Jesús, el Hijo, sino solo el Dios Padre, lea entonces este otro pasaje de Hebreos:

 

Heb 13:8 Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos

 

Ahí lo tiene, el Hijo permanece para siempre. Él es el mismo por todos los siglos, indicando que él es este eterno Señor IEVE que vendrá a la tierra para juzgar a las naciones con justicia.

 

3) Sal 50:1 El Dios de dioses, IEVE, ha hablado, y convocado la tierra,

 Desde el nacimiento del sol hasta donde se pone.

Sal 50:2 De Sion, perfección de hermosura, Dios ha resplandecido.

Sal 50:3 Vendrá nuestro Dios, y no callará; Fuego consumirá delante de él, Y tempestad poderosa le rodeará.

Sal 50:4 Convocará a los cielos de arriba, Y a la tierra, para juzgar a su pueblo.

Sal 50:5 Juntadme mis santos, Los que hicieron conmigo pacto con sacrificio.

 

Ese salmo habla de IEVE, al cual se le llama Dios de dioses.

En Deuteronomio 10:17 es al Dios Padre a quien se le llama Dios de dioses y el Señor de señores, ya que él es el Dios supremo entre otros muchos dioses.

Sin embargo, en este salmo 50 el mismo título de Dios de dioses se le da a Cristo, por la sencilla razón de que Jesús es el Dios de otros muchos dioses, que son los hijos de Dios, por eso es que Pablo llamó a Jesús “NUESTRO GRAN DIOS y Salvador Jesucristo” (Tito 2:13). Jesucristo es un Dios grande, él es también Dios de dioses, como su Padre también es Dios de dioses.

La prueba irrefutable de que este Dios de dioses llamado IEVE es Jesucristo la tenemos en el verso 3, donde se dice bien claro que este Señor IEVE VENDRÁ A LA TIERRA, acompañado por el fuego consumidor que destruirá a todos los malvados. Veamos quien es este Señor IEVE que vendrá a la tierra con fuego:

 

2Ts 1:7 y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder,

2Ts 1:8 en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo;

2Ts 1:9 los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder,

2Ts 1:10 cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros).

 

Como puede ver, ¡¡quien vendrá del cielo a la tierra en llama de fuego será JESUCRISTO!!, él es el Señor IEVE mencionado en ese salmo. No es el Dios Padre quien vendrá a la tierra a juzgar, sino que será solamente su Hijo, Jesús.

En el verso 4 se dice que este Dios llamado IEVE vendrá del cielo para JUZGAR a su pueblo, y quien vendrá del cielo a juzgar a su pueblo es Jesús (Mt.25:31-46), ya que no será el Dios Padre quien ejecutará el juicio, sino que ese poder de juzgar el Padre se lo dio a su Hijo.

Observe ahora atentamente lo que dice el verso 5. En él leemos que este Dios llamado IEVE ordenará juntar a sus santos, es decir, a aquellos que hicieron con él pacto con sacrificio.

Pues bien, resulta que cuando Jesús venga en gloria con todos sus santos ángeles ordenará a sus ángeles que JUNTEN A SUS ESCOGIDOS, es decir, a los santos de la Iglesia (Mt.24:29-31). Estos santos son los verdaderos cristianos que hemos hecho con él pacto con sacrificio, es decir, el nuevo pacto en la sangre de Cristo (Mt.26:28). El sacrificio de Cristo dando su vida en el madero por sus ovejas inauguró el nuevo pacto, en el cual entramos todos los santos de la Iglesia. Esta es una vez más una prueba

demoledora que confirma que este Dios que vendrá a la tierra llamado IEVE es solamente Jesucristo, él es el segundo IEVE, ya que el primero es el Padre, el Dios supremo.

 

4) Sal 96:10 Decid entre las naciones: IEVE reina. También afirmó el mundo, no será conmovido; Juzgará a los pueblos en justicia.

Sal 96:11 Alégrense los cielos, y gócese la tierra; Brame el mar y su plenitud.

Sal 96:12 Regocíjese el campo, y todo lo que en él está; Entonces todos los árboles del bosque rebosarán de contento,

Sal 96:13 Delante de IEVE que vino; Porque vino a juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia, Y a los pueblos con su verdad.

 

En ese salmo se dice que ese Dios llamado IEVE reina, es una profecía que se cumplirá cuando este Dios venga a la tierra para juzgar a los pueblos con justicia. Ya hemos visto que el Dios que vendrá del cielo a reinar es solamente Jesucristo, él es quien ejecutará el juicio, juzgando a las naciones de la tierra con justicia (Mt.25:31-46). No será el Dios Padre quien vendrá a la tierra para ejecutar el juicio, sino que será solo el Hijo, Jesucristo. Por lo tanto, una prueba más de que ese Señor IEVE es solamente Jesucristo.

Observe como él verso 13 predice esa futura VENIDA del Señor IEVE a la tierra, para juzgar a la tierra. Sin embargo, quien vendrá del cielo a la tierra a juzgar será solamente Jesús. Los herejes que niegan que Jesús es el segundo Dios llamado IEVE sencillamente han sido engañados por Satanás, o sencillamente son unos embusteros y apostatas de la fe que se van a condenar si no se arrepienten de su gran mentira satánica y arriana.

 

5) Sal 98:9 Delante de IEVE, porque vino a juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia, Y a los pueblos con rectitud.

 

Este salmo enseña prácticamente lo mismo que el anterior. Poco se puede añadir. Quien vendrá del cielo para juzgar a la tierra será solamente JESUCRISTO, no el Dios Padre. Por lo tanto, ese Dios llamado IEVE mencionado en ese salmo solo puede referirse a Jesús.

 

6) Isa 2:3 Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de IEVE, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de IEVE.

Isa 2:4 Y juzgará entre las naciones, y reprenderá a muchos pueblos; y volverán sus espadas en rejas de arado, y sus lanzas en hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se adiestrarán más para la guerra.

 

Esa profecía de Isaías menciona a ese Dios llamado IEVE, y dice también que él vendrá a la tierra para juzgar a las naciones y traer la paz mundial y el desarme. Quien vendrá del cielo a la tierra para jugar a las naciones es Jesucristo, no el Dios Padre (Mt.25:31-46). Por lo tanto, una vez más ese pasaje demuestra que Jesucristo es el segundo IEVE.

 

7) Isa 11:3 Y le hará entender diligente en el temor de IEVE. No juzgará según la vista de sus ojos, ni argüirá por lo que oigan sus oídos;

Isa 11:4 sino que juzgará con justicia a los pobres, y argüirá con equidad por los mansos de la tierra; y herirá la tierra con la vara de su boca, y con el espíritu de sus labios matará al impío.

 

Esa profecía de Isaías dice una vez más que el Señor IEVE vendrá a la tierra para juzgar a las naciones, haciendo justicia a los pobres. Además dice que él herirá con la vara de su boca, Y CON EL ESPÍRITU DE SU BOCA MATARÁ AL IMPIO.

Pues bien, leamos ahora estas tremenda palabras del apóstol Pablo:

 

2Ts 2:8 Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida;

 

Observe que Pablo estaba hablando de la futura venida gloriosa de Jesucristo, y cuando él venga MATARÁ CON EL ESPÍRITU DE SU BOCA AL INICUO O IMPÍO. Pero resulta que eso lo hará EL SEÑOR IEVE cuando venga a la tierra a juzgar con justicia.

Una vez más la Biblia demuestra de forma clara e irrefutable que ese Dios llamado IEVE que vendrá del cielo a la tierra será solamente Jesucristo. No se refiere al Dios Padre. Por lo tanto, ¡¡Jesucristo es el SEGUNDO IEVE!!. Aquellos que niegan esta gran verdad bíblica son falsos cristianos y se van a condenar irremediablemente en el lago de fuego, por muy ”cristianos” que digan ser, ya que para salvarnos tenemos que confesar con nuestra boca que JESÚS ES EL SEÑOR, es decir, ese Señor IEVE mencionado en el Antiguo Testamento (Ro.10:9-13), como estoy demostrando claramente en este librito.

 

8) Isa 66:15 Porque he aquí que IEVE vendrá con fuego, y sus carros como torbellino, para descargar su ira con furor, y su reprensión con llama de fuego.

Isa 66:16 Porque IEVE juzgará con fuego y con su espada a todo hombre; y los muertos de IEVE serán multiplicados.

 

Esa profecía de Isaías es tremenda, y demuestra una vez más sin ningún género de dudas que Jesucristo es el segundo Dios llamado IEVE.

En ese pasaje se dice que IEVE vendrá del cielo con fuego, acompañado por carros o vehículos voladores, para descargar su ira en llama de fuego sobre todos los malvados. Esto solo lo cumplirá Jesucristo, el cual vendrá del cielo en llama de fuego para destruir a todos los malvados, y además vendrá acompañado por muchas “nubes” voladoras, que serán esos carros voladores de IEVE (Mt.24:30, 2Ts.1:7-10).

Pero no solo eso, el verso 16 dice que este Dios llamado IEVE juzgará con fuego Y CON SU ESPADA a todos los hombres. Leamos ahora este pasaje:

 

Apo 19:11 Entonces vi el cielo abierto; y he aquí un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero, y con justicia juzga y pelea.

Apo 19:12 Sus ojos eran como llama de fuego, y había en su cabeza muchas diademas; y tenía un nombre escrito que ninguno conocía sino él mismo.

Apo 19:13 Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS.

Apo 19:14 Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos.

Apo 19:15 De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso.

Apo 19:16 Y en su vestidura y en su muslo tiene escrito este nombre: REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.

 

Ahí lo tiene, quien vendrá del cielo para juzgar a las naciones es Jesucristo, el Verbo de Dios. En el verso 15 se menciona esa ESPADA suya que saldrá de su boca, para herir a las naciones, y que sin duda será alguna forma de rayo mortal. Pero Isaías 66:16 dice que esa será la espada de IEVE, pues es ese Dios llamado IEVE quien vendrá a la tierra con gran poder y gloria. Por consiguiente, una vez más se demuestra que Jesucristo es el SEGUNDO IEVE.

 

9) Miq 4:2 Vendrán muchas naciones, y dirán: Venid, y subamos al monte de IEVE, y a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará en sus caminos, y andaremos por sus veredas; porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de IEVE.

Miq 4:3 Y él juzgará entre muchos pueblos, y corregirá a naciones poderosas hasta muy lejos; y martillarán sus espadas para azadones, y sus lanzas para hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se ensayarán más para la guerra.

 

Esa profecía de Miqueas dice una vez más que será ese Dios llamado IEVE quien vendrá a la tierra para juzgar a las naciones y para traer la paz y el desarme mundial. Ya he demostrado que será JESÚS quien vendrá a la tierra para juzgar a las naciones y traer la paz mundial (Mt.25:31-46), lo cual demuestra una vez más que el Señor Jesucristo es ese Señor IEVE que vendrá del cielo, él es el segundo IEVE.

La Biblia, como ya he demostrado, no enseña por ninguna parte la existencia de un solo IEVE, sino de DOS personas divinas llamadas IEVE, uno es el IEVE supremo, el Padre, y el otro es el segundo IEVE, que es Jesucristo, el Hijo de IEVE, y era este segundo IEVE quien descendía a la tierra y se aparecía a los seres humanos, y será este segundo IEVE, Jesús, quien también vendrá físicamente a la tierra con todos sus santos para reinar sobre todas las naciones desde Jerusalén, tal como se predice en la impresionante profecía de Zacarías 14 y en otras muchas más, como he demostrado más arriba.

 

18

EL PUEBLO ISRAELITA ERA HENOTEISTA, NO MONOTEÍSTA

 

La primera gran mentira de este engañador arriano y anticristiano es cuando afirma que el pueblo de Israel era monoteísta. Esta gran mentira ya la refuté en mi primer libro, pero es obvio que el mentiroso Henry Martínez o no lo ha leído, o no entendió absolutamente nada.

Son los judíos herejes y apostatas los que son monoteístas, por eso es que el sumo sacerdote judío condenó a muerte a Jesús, porque él dijo ser EL HIJO DE DIOS, es decir, un SEGUNDO DIOS (Mt.26: 63-66), y esto no lo podían aceptar esos religiosos judíos malvados monoteístas, ya que ellos enseñaban la mentira diabólica y antibíblica de que solo existe un Dios, es decir, el monoteísmo, lo cual es absolutamente falso y satánico, como demostré en mi primer libro y en este segundo también lo voy a demostrar.

Si esos judíos religiosos monoteístas que condenaron a muerte a Jesús hubieran creído en Jesús y aceptado que él es el Hijo de Dios, ENTONCES EL MONOTEÍSMO SE LES HABRÍA HUNDIDO TOTALMENTE, ya que el monoteísmo es la creencia satánica en la existencia de un solo Dios solitario, pero si Jesús es el divino Hijo de Dios, el Verbo divino mencionado en Juan 1.1, SIGNIFICA ENTONCES QUE JESUCRISTO ES UN DIOS, ya que un hijo de hombre es un hombre, pero UN HIJO DE DIOS ES UN DIOS. ¡¡Por eso es que el sumo sacerdote se rasgó las vestiduras y acusó falsamente a Jesús de blasfemar cuando él dijo que era el Hijo de Dios!!, porque, repito, esos religiosos judíos e hijos del diablo enseñaban la mentira satánica de que solo hay un Dios, es decir, el monoteísmo, y si solo existiera un Dios ENTONCES JESÚS NO PODRÍA SER EL HIJO DIVINO DE DIOS.

Esa misma creencia satánica monoteísta es la misma que enseña este pobre embustero arriano y calumniador llamado Henry Martínez. Sin embargo, la gravedad de este engañador arriano y desquiciado es mucho mayor, por la sencilla razón de que ¡¡en su primer video este sujeto dice bien claro, y correctamente, que Jesucristo es UN DIOS!!, basándose en Juan 1:1, y además enseña que los jueces de Israel eran dioses, tal como leemos en el Salmo 82, por lo tanto, este mismo sujeto embustero y demente se pega él solito el tiro en la cabeza y se suicida, ya que si Jesucristo es un Dios, ENTONCES HENRY YA NO ES MONOTEISTA, SINO POLITEISTA, ya que está reconociendo que Jesucristo es un Dios, y por lo tanto, el Padre y el Hijo son DOS DIOSES. Así de sencillo.

Es totalmente falso y ridículo enseñar que Jesucristo, el Verbo de Dios, es un Dios, y luego decir la majadería de que solo existe un Dios. El arriano Henry ha caído en la más satánica apostasía que le afectó sin ninguna duda a su cerebro, haciéndole totalmente incapaz ya de razonar y de reconocer sus propios errores, mentiras y contradicciones espantosas.

El verdadero pueblo de Israel JAMÁS ha sido monoteísta, sino HENOTEISTA, es decir, siempre han enseñado lo que dice las Sagradas Escrituras hebreas, y estas enseñan claramente la existencia de estos DOS DIOSES en el cielo. Por eso es que el propio Moisés dijo bien claro que IEVE es el Dios DE DIOSES y el Señor de señores (Dt.10:17), es decir, ¡¡Moisés era HENOTEISTA!!, pues reconocía que ese Señor IEVE, el Padre celestial, es el Dios supremo entre otros muchos dioses. Esto lo explico de forma mucha más extensa en mi primer libro, le recomiendo que lo lea.

Todos los verdaderos judíos siempre han creído y enseñado en la existencia de estos dos dioses y señores, el propio rey David lo demostró en estas impresionantes palabras cuando habló de estos dos señores o dioses:

 

Sal 110:1 IEVE dijo a mi Señor: Siéntate a mi diestra, Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies.

 

Esas palabras las citó el propio Jesús:

 

Mar 12:36 Porque el mismo David dijo por el Espíritu Santo: Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi diestra, Hasta que ponga tus enemigos por estrado de tus pies.

 

Y el apóstol Pedro también citó esas palabras del rey David:

 

Hch 2:34 Porque David no subió a los cielos; pero él mismo dice: Dijo el Señor a mi Señor: Siéntate a mi diestra,

Hch 2:35 Hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies.

 

Esas palabras proféticas del rey David son tremendas, ya que en ellas él mencionó a los dos dioses o señores. El primer Señor es el Dios supremo, el Padre, y el segundo Señor es Jesucristo, el cual se sentó a la diestra de Dios después de ascender al cielo. Observe como David llamó a este segundo Señor, que es Jesucristo MI SEÑOR. Es decir, el rey David tenía dos dioses o señores, que son el Padre y el Hijo, y él, por medio del espíritu de Dios, predijo que ese segundo Señor, que es Jesucristo, ascendería al cielo y se sentaría a la diestra de Dios.

A lo largo de la historia otros muchos judíos verdaderos han conocido esta gran verdad biblica de los dos dioses o señores en el cielo. Un ejemplo de estos judíos verdaderos HENOTEISTAS que han enseñado y aún enseñan la existencia de los dos dioses en el cielo son los llamados KARAITAS, los cuales son mucho más biblicos que la mayoría de los judíos apostatas, los cuales son monoteístas.

Los judíos karaítas llamaban y aún llaman a este segundo Dios el METATRÓN, Obviamente ellos aún no saben que este segundo Dios es Jesucristo, pues ellos todavía no creen en Jesucristo como el Hijo de Dios.

Ellos también lo identifican como un segundo IEVE en forma de ángel poderoso, pero inferior al IEVE supremo.

La palabra "Metatrón" no se encuentra en la Biblia, ni en el Antiguo ni en el Nuevo Testamento, PERO LA FIGURA DE ESTE SEGUNDO DIOS, INFERIOR AL PADRE, SÍ QUE APARECE EN LA BIBLIA, Y SE REFIERE A JESUCRISTO, EL HIJO DE DIOS.

Leamos lo que dice la Wikipedia sobre este segundo Dios llamado por esos rabinos judíos el Metatrón, ya que es impresionante:

 

En la versión talmúdica leída por el erudito karaíta Kirkisani, Metatrón es una figura misteriosa llamada «Yhwh menor».

Curiosamente, el término hebreo metatrón es numéricamente equivalente a Shaddai, de acuerdo con el gematría hebreo, por lo que se dice que tiene un ‘nombre como su amo’.

El Talmud también registra un incidente con Elisha ben Abuya, también llamado Aher (‘otro’), de quien se decía que había entrado en el Paraíso y había visto a Metatrón sentado (una posición que en el Cielo sólo se le permite a Yahvé mismo). Por lo tanto, Elisha ben Abuya consideró que Metatrón era una deidad, y dijo: «¡Realmente hay dos poderes en el cielo!».

Los rabinos explican que a Metatrón se le permitió sentarse debido a su función como escriba celestial, que registra todos los hechos de Israel.

https://es.wikipedia.org/wiki/Metatr%C3%B3n

 

Como puede ver, estos judíos rabínicos sí que creían y creen también en un segundo IEVE, el IEVE menor, el cual es un segundo Dios que está en el cielo, subordinado al IEVE supremo, el Padre celestial.

Por consiguiente, enseñar que el judaísmo es monoteísta es una gran mentira. Solo los judíos apostatas que no creen en las Sagradas Escrituras hebreas enseñan que solo existe un Dios, sin embargo, los verdaderos judíos rechazan el monoteísmo, pues ellos saben que el tanaj, el Antiguo Testamento, enseña claramente la existencia de los dos dioses en el cielo, uno mayor, que es el Padre, y el otro menor, que es el Hijo, y al cual ellos llaman el Metatrón. Por lo tanto, el verdadero pueblo de Israel siempre ha sido y es HENOTEISTA, jamás monoteísta, ni mucho menos trinitario. Henry Martínez miente, por tanto, cuando dice que los judíos son monoteístas, o que el Antiguo Testamento es monoteísta.

 

El embustero y hereje arriano Henry Martínez vuelve a citar la Shemá hebrea para decir la mentira de que solo existe un Dios, es decir, el monoteísmo. Esa mentira espantosa de ese arriano ya la refuté y la hice trizas en mi primer libro, pero es evidente que este sujeto engañador no se ha enterado de nada de lo que dije, o no leyó mi libro.

La Shemá hebrea jamás dice que SOLO exista un Dios. Esa palabrita de “solo” la añaden los mentirosos monoteístas para engañar de forma diabólica a las personas ignorantes. Lo que dice la Shema hebrea es que IEVE nuestro Dios IEVE es ÚNICO (Dt.6:4), otras versiones lo han traducido por UNO, pero en ninguna parte se dice que solo exista un Dios.

IEVE el Padre celestial es uno o único porque sencillamente no hay otro Dios como él, es un Dios supremo, y el resto de dioses son inferiores a él. Voy a poner un sencillo ejemplo para que usted entienda el verdadero significado de esa palabra, “único”. Si yo digo que mi hijo es único en el mundo, yo de ninguna manera estoy diciendo que en el mundo solo exista mi hijo, lo que estoy diciendo es que mi hijo es el mejor y mas importante de todos los hijos que existen en el mundo. Exactamente lo mismo ocurre con la Shemá hebrea. Cuando en ella se dice que IEVE es ÚNICO, de ninguna manera significa que solo exista un Dios en todo el Universo, o que solo exista un Dios llamado IEVE, sencillamente lo que significa es que ese IEVE es el Dios supremo, único entre otros muchos dioses en el Universo, y ningún otro Dios se puede comparar a él, PERO SIN EXCLUIR LA EXISTENCIA DE OTROS MUCHOS DIOSES INFERIORES A ÉL, una existencia que se enseña claramente en la Biblia, donde se mencionan a todos estos dioses, que son los hijos de Dios, los cuales están subordinados al Dios supremo, el Padre, ¡¡esto es puro HENOTEÍSMO!!. Por eso es que este IEVE supremo, el Padre celestial, es el Dios DE DIOSES y el Señor de señores (Dt.10:17).

Si solo existiera un Dios (monoteísmo), entonces la Biblia jamás diría que ese IEVE supremo es el Dios de dioses. Estos dioses obviamente no son los dioses falsos del paganismo hechos por el hombre, ni los demonios, sino que son los HIJOS DE DIOS, ya sean los hijos de Dios celestiales, los ángeles, o los seres humanos, como eran los jueces de Israel, a los cuales también la Biblia los llama DIOSES, ya que ellos eran HIJOS DE DIOS (Sal.82:1,6).

Por consiguiente, la doctrina del monoteísmo, o existencia de un solo Dios, es una de las mayores mentiras de Satanás de toda la Historia, una mentira perversa, diabólica y anticristiana que se infiltró en el judaísmo apostata, y también en la cristiandad apostata, y hoy en día la enseñan falsos maestros, embusteros y apostatas de la fe como por ejemplo este sujeto arriano llamado Henry Martínez, el cual, sin ninguna duda, ¡¡está LOCO de remate!!, ya que por una parte dice que él es monoteísta, y seguidamente dice que hay muchos más dioses, y que Jesús es UN DIOS, tal como dice Juan 1:1, con lo cual él mismo se pega el tiro en la cabeza.

Henry Martínez por una parte reconoce que Jesús es el Hijo de Dios, y el Verbo divino de Dios, tal como leemos en Juan 1:1, pero por otra parte enseña la mentira satánica del monoteísmo, ¡¡eso es el colmo de la mentira y de la contradicción!!, JAMÁS DOS DIOSES PODRÁN SER UN SOLO DIOS. Si el Padre es el Dios supremo, y Jesucristo es el Hijo de Dios, el Verbo divino de Dios, entonces tenemos DOS DIOSES, que son el Padre y el Hijo. La existencia de estos dos dioses es la PIEDRA FUNDAMENTAL DE LA BIBLIA, y la doctrina fundamental para poder alcanzar la salvación y la vida eterna.

 

19

JUAN 17:3, EL ÚNICO DIOS VERDADERO

 

En su patético y satánico video el arriano mentiroso Henry Martínez cita las palabras de Jesús en Juan 17:3, para enseñar la mentira satánica del monoteísmo. Observe con qué facilidad voy a desenmascarar y pulverizar esa gran mentira enseñada por este apostata embustero llamado Henry:

En Juan 17:3 Jesús dijo que la vida eterna consiste en conocer al Padre, el ÚNICO Dios verdadero, y a Jesucristo, el enviado.

Muchos ignorantes o embusteros santurrones pervierten esas palabras de Jesús, para enseñar la mentira diabólica del monoteísmo, es decir, de que solo el Padre es el único Dios verdadero, y los demás son dioses falsos, pero si esto fuera así, ¡¡entonces resulta que Jesucristo, el Hijo de Dios, sería un DIOS FALSO!!, lo cual es completamente demencial y ridículo, ya que el Verbo de Dios, Jesucristo, es UN DIOS (Jn.1:1), es decir, él también es un Dios verdadero, pero él no es el Dios supremo, el Padre.

¿Entonces por qué Jesús dijo que el Padre es el único Dios verdadero?. Esto ya lo expliqué más arriba cuando hablé de la palabra ”único”. Jesús en ninguna parte dijo que SOLO el Padre sea el Dios verdadero. Lo que dijo es que el Padre es el ÚNICO Dios verdadero, por la sencilla razón de que el Padre es el Dios supremo, él es un Dios único entre todos los dioses en el Universo, y nadie se puede igualar a él. Le pondré un ejemplo muy simple para que lo entienda mejor: si yo digo que el rey de España es un rey verdadero y único, yo no estoy diciendo que el rey de España sea el único rey verdadero que existe en el mundo, lo que estoy diciendo es que el rey de España es un rey único y verdadero, ¡¡pero sin negar la existencia de muchos más reyes verdaderos en el mundo!!. Exactamente lo mismo sucede con esas palabras de Jesús. Él llamó al Padre el único Dios verdadero porque él es el Dios supremo, pero esto de ninguna manera significa que el resto de dioses sean falsos.

Por ejemplo, Dios llamó a Moisés “Dios” (Ex.7:1). Moisés era Dios (poderoso) para faraón, sin embargo, ¡¡Moisés no era un Dios falso, sino un Dios verdadero!!. Dios jamás dijo que Moisés sería un Dios falso para faraón, sino que le llamó Dios (poderoso), Moisés era un Dios verdadero, un ser poderoso, porque hacía milagros, sin embargo, el Padre celestial es el Dios supremo, único, y no hay otro Dios como él, ¡¡esta es la verdadera teología biblica!!

Los que enseñan que solo existe un Dios, el Padre, es gravísimo, ¡¡ya que ellos están enseñando, por tanto, que el Hijo de Dios, Jesucristo, es un Dios FALSO!!, lo cual es totalmente ridículo y diabólico. Por supuesto que Jesucristo es un Díos verdadero, él es el Verbo de Dios, el Hijo de Dios, y este Verbo de Dios es DIOS, o un Dios, como dicen otras versiones (Jn.1:1).

Solo un auténtico enfermo mental, o una persona endemoniada y mentirosa hasta la saciedad, puede decir que cree en la existencia de un solo Dios (monoteísmo), y al mismo tiempo enseñar que Jesucristo es un Dios.

Por consiguiente, si usted quiere tener la vida eterna ha de tener este conocimiento enseñado por Jesucristo, es decir, creer que el Padre es el Dios único y verdadero, es decir, el Dios supremo, y creer que Jesucristo es el enviado del Padre, es decir, EL HIJO DE DIOS, o lo que es lo mismo, EL SEGUNDO DIOS, el Verbo divino de Dios (Jn.1:1).

Si usted que lee esto rechaza este conocimiento de los dos dioses, que son el Padre y el Hijo, JAMÁS SE PODRÁ SALVAR, sino que se condenará. Henry Martínez, si persiste en su diabólica doctrina falsa del monoteísmo, y no se quiere arrepentir, su final será la condenación, por muy “cristiano” que él crea que es, él ya ha conocido la verdadera doctrina, ¡¡y la ha rechazado!!, bíblicamente hablando es un autentico apostata de la fe.

 

20

EL APÓSTOL PABLO JAMÁS FUE MONOTEÍSTA

 

El arriano apostata Henry Martínez dice en su satánico video que el apóstol Pablo era monoteísta, pues él dice que Pablo enseñaba que SOLO existe un Dios, el Padre. Veamos como miente este farsante santurrón e hipócrita.

Pablo JAMÁS dijo que SOLO exista un Dios. ¡¡Eso lo dicen solo las falsas traducciones bíblicas!!

El pasaje que el apostata arriano Henry Martínez cita es 1Corintios 8:6, ¡¡pero lo cita en una de las versiones falsificadas, como es la Reina Valera!!.

Voy a pegar seguidamente como lo dice esa mala versión de la Reina Valera, y luego veremos cual es la verdadera traducción, tal como aparece en los textos griegos:

 

1Co 8:6 para nosotros, sin embargo, SOLO hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él. (versión Reina Valera).

 

Como puede ver, esa mala versión dice que SOLO hay un Dios, el Padre, con lo cual Pablo sí que estaría enseñando la mentira del MONOTEISMO, es decir, la existencia de un solo Dios, que sería el Padre. Sin embargo, veamos ahora la traducción literal del texto griego, que he tomado de la Enciclopedia Biblica Electrónica, la e-Sword:

 

(IntEspWH+) [αλλ] 235:CONJ pero ημιν 1473:P-1DP a nosotros εις 1520:A-NSM uno θεος 2316:N-NSM Dios ο 3588:T-NSM el πατηρ 3962:N-NSM Padre εξ 1537:PREP fuera de ου 3739:R-GSM de quien τα 3588:T-NPN las παντα 3956:A-NPN todas [cosas] και 2532:CONJ y ημεις 1473:P-1NP nosotros εις 1519:PREP hacia dentro αυτον 846:P-ASM a él και 2532:CONJ y εις 1520:A-NSM uno κυριος 2962:N-NSM Señor ιησους 2424:N-NSM Jesús χριστος 5547:N-NSM Cristo δι 1223:PREP a través ου 3739:R-GSM de quien τα 3588:T-NPN las παντα 3956:A-NPN todas [cosas] και 2532:CONJ y ημεις 1473:P-1NP nosotros δι 1223:PREP a través αυτου 846:P-GSM de él

 

Ahí tiene el texto griego, y ahí tiene la verdad de lo que dijo el apóstol Pablo, y podrá ver que ÉL JAMÁS DIJO QUE SOLO EXISTA UN DIOS. Lo que él dijo, como puede leer, es que Dios el Padre es UNO, lo cual es lógico, ya que el Padre es un Dios, es único, no hay otro Dios como el Padre, ¡¡pero el texto no dice por ninguna parte que SOLO exista un Dios!!, la palabrita “solo” la añadieron los traductores falsarios monoteístas para ENGAÑAR, y hacer creer a los ignorantes en la mentira del monoteísmo.

Dios el Padre es UNO, único, ¡¡pero Pablo en ninguna parte negó la existencia de otros muchos dioses inferiores al Padre!!.

En ese mismo pasaje Pablo dijo también que tenemos un Señor Jesucristo, pero en ninguna parte dijo que no existan más señores, simplemente dijo que hay un Señor Jesucristo, no tenemos dos o tres Jesucristos, sino uno.

Por lo tanto, ahí tiene desenmascarado el terrible engaño de estos mentirosos herejes monoteístas, los cuales se basan en traducciones falsas para así poder inyectar la mentira satánica de que solo existe un Dios, el monoteísmo.

Pero esa no es la única falsificación cometida por los traductores monoteístas en sus biblias, ya que hay otros pasajes de Pablo donde han hecho la misma falsificación diabólica, como por ejemplo en las palabras de Pablo en 1Timoteo 2:5, que dice lo siguiente en la falsa versión de la Reina Valera, y en otras muchas más:

 

1Ti 2:5 Porque hay un SOLO Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre,

 

Como puede ver, los falsos traductores monoteístas han introducido también la palabra “solo” para engañar a otros con la mentira del monoteísmo, una palabra que no existe en el texto griego, como le muestro seguidamente:

 

(IntEspWH+) εις 1520:A-NSM Uno γαρ 1063:CONJ porque θεος 2316:N-NSM Dios εις 1520:A-NSM uno και 2532:CONJ también μεσιτης 3316:N-NSM mediador θεου 2316:N-GSM de Dios και 2532:CONJ y ανθρωπων 444:N-GPM de hombres ανθρωπος 444:N-NSM hombre χριστος 5547:N-NSM Cristo ιησους 2424:N-NSM Jesús

 

Como puede ver, ¡¡en el texto griego no se encuentra la palabra SOLO!!, fue un añadido satánico de los falsos traductores monoteístas para engañar a la gente haciéndoles creer en la mentira diabólica de que solo existe un Dios.

Sin embargo, el apóstol Pablo lo que dijo simplemente es que Dios el Padre es UNO, lo cual es lógico, ya que no tenemos 2 o 3 o 500 dioses padres, sino que tenemos UNO, él es un Dios único, supremo, pero no dice por ninguna parte que SOLO exista un Dios, y el texto tampoco niega la existencia de otros muchos dioses inferiores al Padre.

El texto dice, como puede ver, que el Padre es uno, y también tenemos un mediador entre este Dios Padre, y los hombres, y ese mediador es Jesucristo, pero observe que el texto tampoco dice que SOLO exista un mediador, esa palabrita ha sido también introducida en ese pasaje para así poder engañar a los ignorantes.

El apostata arriano Henry Martínez también cita estos dos pasajes de Pablo para enseñar la mentira de que solo existe un Dios:

 

Rom 3:30 Porque Dios es uno, y él justificará por la fe a los de la circuncisión, y por medio de la fe a los de la incircuncisión.

 

Gál 3:20 Y el mediador no lo es de uno solo; pero Dios es uno.

 

Observe que en ninguno de esos pasajes se dice que SOLO exista un Dios, sino que Dios es uno, y ese Dios uno o único es el Padre celestial, es decir, lo que dijo Pablo en esos pasajes es que el Dios Padre es el Dios supremo, único, no hay otro Dios como él, ¡¡pero en ninguna parte dijo que solo exista un Dios!!, y tampoco negó jamás la existencia de otros muchos dioses inferiores al Padre. Por lo tanto, decir que Pablo era monoteísta, como afirma el hereje mentiroso Henry Martínez, es una espantosa mentira enseñada por los falsos maestros y los apostatas de la fe.

 

21

1CORINTIOS 8:5

 

En ese patético y satánico video el arriano Henry Martínez cita las palabras de Pablo en 1Corintios 8:5 para decir que esos dioses y señores en el cielo y en la tierra son los dioses falsos del paganismo. Veamos como miente este embustero y apostata santurrón, leamos el pasaje:

 

(BAD) Pues aunque haya los así llamados dioses, ya sea en el cielo o en la tierra (y por cierto que hay muchos «dioses» y muchos «señores»),

Y ahora veamos como lo dice el texto griego:

 

(IntEspWH+) και 2532:CONJ También γαρ 1063:CONJ porque ειπερ 1512:COND si alguna vez εισιν 1510:V-PAI-3P son λεγομενοι 3004:V-PPP-NPM siendo llamados θεοι 2316:N-NPM dioses ειτε 1535:CONJ sea εν 1722:PREP en ουρανω 3772:N-DSM cielo ειτε 1535:CONJ sea επι 1909:PREP sobre γης 1093:N-GSF tierra ωσπερ 5618:ADV así como εισιν 1510:V-PAI-3P son θεοι 2316:N-NPM dioses πολλοι 4183:A-NPM muchos και 2532:CONJ y κυριοι 2962:N-NPM señores πολλοι 4183:A-NPM muchos

 

¿Dónde dice ese pasaje de Pablo que esos dioses y señores en el cielo y en la tierra sean los dioses falsos del paganismo?, ¡¡no lo dice por ninguna parte!!. Pablo jamás dijo que esos dioses y señores sean falsos o sean demonios, él simplemente dijo que esos seres son llamados dioses, y existen en el cielo y en la tierra, es decir, PABLO RECONOCÍA LA EXISTENCIA DE MUCHOS DIOSES Y SEÑORES EN EL CIELO Y EN LA TIERRA, pero seguidamente, en el verso 6, él dijo que nosotros tenemos un Dios Padre, y un Señor Jesucristo, pero en ningún momento Pablo negó la existencia de otros muchos dioses en el cielo y en la tierra, él reconoció que existían todos esos dioses y señores.

Por lo tanto, cuando ese farsante y embustero arriano, llamado Henry Martínez, afirma en su falso y satánico video que Pablo se estaba refiriendo a los dioses falsos del paganismo en ese pasaje, está mintiendo, ¡¡ya que Pablo no dijo eso en ninguna parte!!, sino que él reconoció la existencia de muchos dioses y señores en el Universo, pero seguidamente dijo que tenemos UN DIOS SUPREMO, el Padre, de quien proceden todas las cosas, y un Señor Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas. Esto, en lenguaje teológico moderno, se llama HENOTEÍSMO, y demuestra sin ningún género de dudas que el apóstol Pablo era un HENOTEISTA, pues creía en la existencia de muchos dioses y señores en el cielo y en la tierra, pero reconocía que el Padre es el Dios supremo, de él proceden todas las cosas, y Jesucristo es el SEGUNDO DIOS, EL SEGUNDO SEÑOR IEVE, por medio del cual fueron creadas todas las cosas. ¡¡Pablo creía y enseñaba exactamente lo mismo que quien escribe estas líneas enseña!!

 

22

TODOS VOSOTROS SOIS DIOSES, E HIJOS DEL ALTÍSIMO

 

El apostata arriano Henry Martínez niega que los hijos de Dios sean dioses. En su video, tanto él, como el otro pobrecillo embustero y apostata como él, llamado Roberto, afirman los muy mentirosos que los hijos de Dios no son dioses. Veamos como mienten esos dos sujetos arrianos monoteístas, pero no solo mienten, sino, lo que es más grave, ¡¡están llamando al mismo Padre celestial embustero!!.

En el Salmo 82:1,6 leemos:

 

"Dios está en la reunión de los DIOSES, en medio de los DIOSES juzga... Yo dije: vosotros sois DIOSES, y todos vosotros hijos del Altísimo".

 

Jesús citó estas palabras del salmista, para decir que él es el Hijo de Dios:

 

"Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra Ley: Yo dije, dioses sois? Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada), ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: HIJO DE DIOS SOY?" (Jn.10:34-36).

 

Como puede ver, el mismo Jesús también reconoció que esos jueces de Israel eran dioses, es decir, estos dos sujetos apostatas, Henry y Roberto, ¡¡están insultando a Jesús también, llamándole embustero!!

El texto es más claro que el agua pura. Dios mismo llamó a esos jueces de Israel dioses, es decir, poderosos, pero no solo eso, sino que en el verso 6 los llama HIJOS DEL ALTÍSIMO, es decir, hijos de Dios, indicando así que LOS DIOSES SON LOS HIJOS DE DIOS, o dicho en otras palabras, los hijos de Dios son dioses. Obviamente estos hijos de Dios o dioses humanos aun no son inmortales, pero son dioses, es decir, seres poderosos, por la sencilla razón de que los verdaderos cristianos tenemos el espíritu de Dios, que es el poder de Dios, y eso es lo que nos hace ser poderosos, o lo que es lo mismo, dioses, y cuando Cristo venga en gloria y seamos resucitados entonces seremos dioses inmortales y gloriosos.

Los ángeles también son hijos de Dios, es decir, dioses, pero dioses celestiales (Job 1:6 ,2:1, 38:7). Por eso es que el apóstol Pablo dijo que hay muchos dioses en el cielo y en la tierra (1Co.8:5), porque él se estaba refiriendo a los hijos de Dios, ya sean los hijos de Dios celestiales, los ángeles, o los hijos de Dios terrenales, que son los verdaderos cristianos.

Ahora bien, como la Biblia dice bien claro que esos dioses son los hijos del Altísimo, entonces significa que el monoteísmo, la creencia de que solo existe un Dios, es una espantosa mentira, una burda mentira de Satanás enseñada por apostatas de la fe como Henry Martínez o el otro embustero necio llamado Roberto. Ellos sencillamente no creen en la Biblia.

El primer libro que escribí hace dos días refutando las mentiras diabólicas del arriano Henry Martínez no lo ha respondido. Ninguno de los argumentos bíblicos que doy en mi primer libro ha sido respondido, ni mucho menos refutado, por este embustero apostata llamado Henry Martínez, y esa es la demostración clara e irrefutable que lo que este sujeto enseña es una burda doctrina de demonios. Él simplemente repite como una cotorra necia las mismas mentiras arrianas enseñadas, por ejemplo, por esa secta satánica disfrazada de “cristiana” llamada los “testigos de Jehová”, los cuales son arrianos, ya que niegan la divinidad de Cristo y su eternidad, exactamente lo mismo que enseña este pobre apostata y necio llamado Henry Martínez. Ese primer libro escrito por mí destroza cada una de las mentiras satánicas enseñadas por el arrianismo, es un libro absolutamente irrefutable, por eso es que este sujeto arriano no ha podido refutar ni uno solo de los argumentos que expongo en mi primer libro, y este segundo libro mío aun destroza mucho más las mentiras diabólicas y arrianas enseñadas por este apostata de la fe, y por su necio compañero apostata, llamado Roberto.

 

23

EL HENOTEÍSMO NO PROCEDE DEL PAGANISMO, SINO DE LA BIBLIA

 

El apostata arriano Henry Martínez afirma en ese diabólico y falso video que el henoteísmo procede de las religiones paganas. Esa mentira es de lo más estúpida, pues ya he demostrado en mi primer libro, y en este también, que el henoteísmo procede de la Biblia, la cual enseña claramente que hay un Dios supremo, el Padre, y otros muchos dioses en el cielo y en la tierra, que son los hijos de Dios. Solo el Dios Padre es adorado, por lo tanto, eso se llama MONOLATRÍA, por consiguiente, la verdadera teología biblica es el HENOTEÍSMO monólatra.

Sin embargo, en las religiones paganas e idólatras lo que practicaban y aun practican es la POLILATRIA, es decir, la adoración de muchos dioses falsos, y que no tiene que ver absolutamente nada con el henoteísmo monólatra bíblico. Solo un vulgar embustero e hijo del diablo puede afirmar que el henoteísmo monólatra procede del paganismo idolátrico.

En el video este pobre necio embustero llamado Henry afirma que los antiguos griegos paganos eran monólatras, es decir, que adoraban a un solo Dios. Eso es una gran mentira, fruto de un supino ignorante y mentiroso patológico como es Henry. Los paganos griegos tenían muchos dioses falsos, Y A TODOS ESOS FALSOS DIOSES LOS ADORABAN, ellos no adoraban a un solo Dios, sino a todos ellos, a todo el panteón pagano griego. Sin embargo, el henoteísmo monólatra y bíblico es muy diferente, ya que se adora a un solo Dios supremo, el Padre, y al resto de dioses, que son los hijos de Dios, no se les tributa ese tipo de adoración que se da solo al Padre, tal como enseñó Jesús en Juan 4:23-24.

Es increíble como en su video este pobre necio y embustero llamado Henry Martínez afirma que los verdaderos cristianos son estrictamente monoteístas, algo que ya he demostrado en mis dos libros que es una burda mentira satánica, pues, como ya he demostrado, tanto Cristo, como los apóstoles, eran HENOTEISTAS.

Pero no solo eso, a este pobre engañador y descomunal necio santurrón que dice ser monoteísta y creer en un solo Dios le hago la siguiente pregunta: ¿porqué entonces enseña usted que Jesucristo es UN DIOS, tal como dice Juan 1:1?. Los monoteístas verdaderos enseñan que solo hay un Dios solitario, y que Jesucristo no es por tanto ningún Dios. ¿Entonces por qué usted enseña que Jesucristo es un Dios?. Esta pregunta no la contesta este individuo falsario en ninguno de sus tres patéticos videos que ha realizado, ya que si la contestara, entonces él mismo se daría el tiro de gracia en la cabeza y se suicidaría.

 

24

EL DIOS DE DIOSES Y SEÑOR DE SEÑORES

 

En el video realizado por el arriano y apostata Henry Martínez afirma que los dioses mencionados en Deuteronomio 10:17 o en el Salmo 82, entre otros pasajes más, eran DIOSES, es decir, seres humanos poderosos, o lo que es igual, hijos de Dios, ya que el Salmo 82 dice bien claro que los dioses son los hijos de Dios (Sal.82:1, 6).

Ahora bien, yo pregunto a este necio santurrón: si usted reconoce que a esos seres humanos, incluido a Moisés, Dios los llamó dioses, ¿entonces por qué dice ser usted monoteísta?, ¿por qué enseña usted que solo existe un Dios?, ¿es que usted se ha vuelto loco de remate y sus neuronas se han fundido totalmente?, SI ESOS SERES HUMANOS ERAN DIOSES, ENTONCES NO EXISTE UN SOLO DIOS, sino muchos dioses, ya sea en el cielo (los ángeles, pues ellos son hijos de Dios) o en la tierra, tal como reconoció el apóstol Pablo en 1Corintios 8:5.

Usted está tan loco de remate, Henry Martínez, que ya no sabe ni lo que habla. Enseña una cosa, y a renglón siguiente dice todo lo contrario. Usted dice que solo existe un Dios, pero seguidamente reconoce que esos seres humanos sí eran dioses, tal como dice la Biblia, y también reconoce que Jesucristo, el Verbo de Dios, es un Dios, tal como enseña Juan 1:1.

A Usted el mismísimo diablo le ha atrofiado el cerebro para que así no pueda razonar ni pueda reconocer sus propios errores y doctrinas de demonios que enseña, y si no se arrepiente usted de ese satánico monoteísmo y arrianismo, y rehúsa creer usted que Jesucristo es el segundo Dios, el eterno Señor IEVE de los ejércitos, entonces jamás podrá salvarse, ya que Pablo enseñó bien claro que para ser salvos tenemos que confesar con nuestra boca que Jesús es EL SEÑOR, es decir, el eterno Señor IEVE (Ro.10:9-13).

 

25

MOISÉS ERA UN DIOS

 

Un dios es un ser divino, es decir, un ser poderoso, y estos seres poderosos pueden ser los ángeles, o los seres humanos.

El propio Señor IEVE dijo que él constituyó a Moisés dios para el Faraón de Egipto, leamos el pasaje en diferentes traducciones:

 

(BAD) —Toma en cuenta —le dijo el Señor a Moisés— que te pongo por Dios ante el faraón. Tu hermano Aarón será tu profeta.

 

(NVI) Toma en cuenta le dijo el Señor a Moisés que te pongo por Dios ante el faraón. Tu hermano Aarón será tu profeta.

 

(RV1865) Y JEHOVÁ dijo a Moisés: Mira, yo te he constituido por Dios de Faraón: y tu hermano Aarón será tu profeta.

 

(VM) JEHOVÁ pues dijo a Moisés: Mira que te he constituído dios para Faraón, y Aarón tu hermano será tu profeta.

 

El apostata y hereje arriano Henry Martínez reconoce en su video que Moisés era un dios para Faraón, por lo tanto, si él reconoce que Moisés era un dios, ¿por qué él dice ser entonces monoteísta?, ¿por qué enseña que solo existe un Dios?. Si Moisés era un dios entonces ya no existe un solo Dios, lo que existe es un Dios SUPREMO, que es el Padre celestial, y luego hay otros muchos dioses y señores en el cielo y en la tierra, los cuales están subordinados al Padre celestial, ¡¡y esto es el HENOTEÍSMO!!. Por consiguiente, Henry Martínez es un descomunal embustero, él se contradice a sí mismo. Este sujeto afirma que Moisés era un dios para el Faraón, pero que él no era un ser divino. Eso es una falsedad y una estupidez impresionante, ya que un ser divino y un dios es exactamente lo mismo, esto es como si yo digo que un hombre y un ser humano no es lo mismo, si yo dijera eso entonces estaría loco de remate y estaría mintiendo, ya que un hombre por supuesto que es un ser humano, de la misma manera, UN DIOS ES UN SER DIVINO. Moisés era un ser divino, un dios, por la sencilla razón de que Dios lo hizo poderoso, es decir, un dios, le dotó con poderes sobrenaturales delante del Faraón de Egipto.

Obviamente Moisés no descendió del cielo, ni era un ser inmortal, sino que era un hombre mortal, sin embargo, Dios le hizo dios para Faraón, él era un ser humano poderoso, era un ser divino, un dios, por lo tanto, esa doctrina de que solo existe un Dios (el monoteísmo) es una de las mayores doctrinas de demonios enseñada por los mayores embusteros y falsos maestros, como el arriano Henry Martínez, ya que es todo lo contrario de lo que enseña la Biblia. La verdadera teología bíblica, tal como he demostrado, es el HENOTEÍSMO MONÓLATRA.

La demencia y maldad de este sujeto arrogante y santurrón, llamado Henry Martínez, es de una magnitud impresionante, por lo siguiente: este malvado individuo afirma una y otra vez en sus satánicos y falsos videos que el henoteísmo monólatra es una doctrina diabólica, falsa, antibíblica, CUANDO ÉL MISMO ES UN HENOTEISTA MONÓLATRA, ya que él reconoce que el Dios Padre es el Dios supremo, y no hay otro Dios como él, ¡¡y reconoce también la existencia de otros muchos dioses!!, como por ejemplo al propio Jesucristo, el Verbo de Dios, el cual es UN DIOS (Jn.1:1), ya que este hereje arriano canalla reconoce que el Verbo de Dios, Jesucristo, es UN DIOS, y reconoce también que Moisés y los jueces de Israel también eran dioses, tal como enseña la Biblia. ¿Cómo se llama entonces eso?, ¡¡se llama HENOTEÍSMO!!

Además este sujeto embustero, hipócrita y apostata reconoce que solo el Dios Padre ha de ser adorado, tal como enseñó Jesús en Juan 4:23-24, y la adoración a un solo Dios se llama MONOLATRÍA, ¡¡por lo tanto, ese hereje arriano es un HENOTEISTA MONÓLATRA!!, lo que le ocurre a este individuo santurrón es que tiene la mente tan destrozada y engañada por el diablo que le es imposible reconocer que él mismo enseña el henoteísmo monólatra. El propósito de sus satánicos y estúpidos videos es únicamente el ODIO visceral que este santurrón e hijo del diablo tiene hacia mi persona, él intenta refutar el henoteísmo monólatra que yo enseño, ¡¡cuando resulta que él lo enseña también!!, pues, repito, él enseña que el Padre es el Dios supremo, Cristo es el SEGUNDO Dios (Jn.1:1), y Moisés y los jueces de Israel también eran dioses, tal como él dice en sus videos.

 

26

ES A DOS DIOSES A LOS QUE SE LES LLAMA IEVE

 

El apostata arriano Henry Martínez dice literalmente en su satánico video 1, en el minuto 22:56, que la Biblia enseña que solamente hay un Dios, el Padre, y que solo a este Dios Padre se le llama Jehová.

Ya he demostrado extensamente que eso es una espantosa mentira, una doctrina de demonios totalmente antibíblica. En la Biblia JAMÁS se dice que SOLO exista un Dios, lo que enseña la Biblia es que el Padre es un Dios ÚNICO, es decir, que no hay otro Dios como él, ya que él es el Dios supremo, pero repito, no existe ni un solo versículo en la Biblia donde se diga que solo existe un Dios, es solamente en las malas traducciones biblicas donde se dice, ya que los farsantes traductores monoteístas metieron la palabrita “solo” para hacer creer a los ignorantes que solo existe un Dios, es decir, el monoteísmo.

Henry Martínez no se basa, por tanto, en la Biblia para enseñar la mentira de que solo existe un Dios, sino que se está basando en traducciones biblicas falsas y diabólicas.

Esa doctrina enseñada por este arriano embustero de que solamente al Padre se le llama IEVE ya la he refutado totalmente especialmente en mi libro anterior, y en este también, por eso es necesario que el lector lea mi libro anterior. Simplemente daré un par de pasajes biblicos que destrozan la mentira satánica de este embustero e hijo del diablo santurrón. Esos pasajes son Éxodo 3, y Zacarías 14. En el primer pasaje claramente se están mencionando a los dos dioses llamados IEVE, ya que ese ángel especial que se apareció a Moisés en medio de la zarza ardiente dijo de forma clara que se llama IEVE, y era el mensajero del IEVE supremo que está en el cielo, y que es el Padre.

Y el segundo pasaje, Zacarías 14, es de una importancia crucial, ya que ese Señor IEVE que vendrá del cielo a la tierra con todos sus santos, descendiendo físicamente sobre el Monte de los Olivos, para reinar sobre la tierra, será solamente JESUCRISTO, indicando así que Jesús es el segundo IEVE. En pasajes como Mateo 25:31-46, entre otros, se dice bien claro que será Jesús quien vendrá del cielo con todos sus santos, para ser el Rey sobre toda la tierra, por eso es que Zacarías 14:9 dice que entonces, cuando este Señor IEVE venga a la tierra con todos sus santos, será EL REY sobre toda la tierra, lea usted mismo el pasaje:

 

Zac 14:9 Y IEVE será EL REY sobre toda la tierra. En aquel día IEVE será uno, y uno su nombre.

 

¡¡y el propio Jesús dijo que él será ese Rey cuando venga a la tierra a reinar!!, léalo:

 

Mat 25:31 Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria,

Mat 25:32 y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos.

Mat 25:33 Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda.

Mat 25:34 Entonces EL REY dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.

 

Zacarías 14:9 dice que cuando este Señor IEVE, Jesucristo, venga del cielo con todos sus santos, para reinar sobre la tierra, entonces él será único, y uno su nombre, lógico, ya que Jesucristo será el único Señor IEVE que estará físicamente en la tierra reinando sobre todas las naciones, por eso dice la profecía que él será único, y su Nombre, IEVE, también será único, ya que ese será su único Nombre que tendrá cuando venga a la tierra para reinar desde la ciudad de Jerusalén.

Por consiguiente, cuando el arriano mentiroso Henry Martínez afirma en su video repugnante que solamente al Dios Padre se le llama IEVE ¡¡está mintiendo como un vulgar hijo del diablo!!, ya que está negando que al Señor Jesucristo también se le llama IEVE en la Biblia, ya que será este Señor IEVE de los ejércitos quien vendrá del cielo en llama de fuego, con todos sus santos, para destruir a los malvados y para reinar sobre toda la tierra.

Esta es una doctrina tan importante que es la PIEDRA ANGULAR para la salvación eterna de los seres humanos, ya que el apóstol Pablo enseñó bien claro que para ser salvos tenemos que confesar o invocar con nuestra boca que JESÚS ES EL SEÑOR (Ro.10:9-13), es decir, el Señor IEVE de los ejércitos, ya que Pablo estaba citando el pasaje de Joel 2, donde se dice: “Y todo el que INVOQUE EL NOMBRE DE IEVE SERÁ SALVO”, ¡¡y resulta que Pablo aplicó esa profecía a Jesús!!, ya que para ser salvos hemos de invocar con nuestra boca al Señor Jesucristo!!, indicando así de forma irrefutable que Jesús es ese Señor IEVE mencionado por el profeta Joel, y como Satanás no quiere que nos salvemos, sino que nos condenemos, por eso en el siglo 4 envió a un emisario religioso suyo, judío, llamado Arrio, para sembrar entre los cristianos de esa época esa doctrina satánica del monoteísmo, negando la divinidad del Señor Jesucristo y su eternidad, y esa doctrina satánica arriana y monoteísta es la que dividió a toda la cristiandad en el siglo 4, y es la misma mentira diabólica que hoy en día enseñan los modernos herejes arrianos monoteístas, como por ejemplo este sujeto llamado Henry Martínez, el cual NIEGA LA DIVINIDAD DE JESUCRISTO, pero el tío está tan loco de remate que luego él mismo reconoce que Jesucristo es UN DIOS, tal como enseña Juan 1:1, y si él reconoce que el Verbo de Dios, Jesucristo, es un Dios, ¿entonces por qué él niega la divinidad de Cristo y enseña el monoteísmo!!, hasta ese grado de demencia y maldad puede caer un apostata de la fe.

 

27

ÉXODO 23:20-21, MI NOMBRE ESTÁ EN ÉL

 

En el minuto 24 de su primer video el arriano y apostata mentiroso Henry Martínez cita el pasaje de Éxodo 23:20-21 para enseñar la mentira de que ese Ángel especial que sacó a Israel de Egipto no se llama IEVE, sino que solo era un “representante” de IEVE que actuaba con la autoridad de IEVE el Padre.

Veamos como miente este santurrón apostata, leamos el pasaje:

 

Éxo 23:20 He aquí yo envío mi Angel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado.

Éxo 23:21 Guárdate delante de él, y oye su voz; no le seas rebelde; porque él no perdonará vuestra rebelión, porque mi nombre está en él.

 

El embustero Henry Martínez dice que la expresión "mi Nombre está en él" significa solamente que ese Ángel o Mensajero especial tenía la autoridad de IEVE, pero no que fuera un segundo Dios llamado IEVE.

Lo que dice el arriano Henry es una espantosa mentira, fruto de su crasa ignorancia biblica y de su maldad.

La expresión "mi nombre está en él" no solo significa que ese ángel tendría la autoridad del Dios Padre, sino que además ESE ÁNGEL SE LLAMA IGUAL QUE DIOS EL PADRE, IEVE. Por ejemplo, si yo tengo un hijo y digo que mi nombre está en mi hijo, sencillamente estoy diciendo que mi hijo se llama igual que yo, los dos tenemos el mismo nombre. Lo mismo sucede en ese pasaje. Tanto el Dios supremo, el Padre, como ese ángel especial, se llaman igual, IEVE.

Cada vez que en la Biblia aparece la palabra "nombre" se refiere a un nombre personal. Por ejemplo, cuando en Mateo 6:9 leemos "santificado sea TU NOMBRE", se refiere al Nombre del Dios Padre, por lo tanto, cuando ese pasaje del Éxodo dice que el Nombre de IEVE está en ese Ángel especial, significa que él se llama igual que su Padre celestial, ¡¡son DOS DIOSES LLAMADOS IEVE!!.

Este Ángel divino, llamado IEVE, que se apareció a Moisés en medio de la zarza ardiente, es quien siempre trató con la nación de Israel, él liberó a los israelitas de la esclavitud de Egipto, y fue él quien iba dentro de esa gran nave voladora llamada la "columna de nube" guiando y protegiendo a Israel a través del desierto:

 

"Y IEVE iba delante de ellos de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego, a fin de que anduviesen de día y de noche" (Ex.13:21).

 

Sin embargo, ¡no era el IEVE supremo, el Padre, quien iba dentro de esa nave voladora en forma de cilindro o columna gigante, sino que era ese ÁNGEL de IEVE!, que también se llama IEVE:

 

"Y el ÁNGEL DE DIOS que iba delante del campamento de Israel, se apartó e iba en pos de ellos; y asimismo la columna de nube que iba delante de ellos se apartó y se puso a sus espaldas". (Ex.14:19).

 

Este Ángel de IEVE que iba dentro de esa "nube" voladora es llamado también IEVE:

 

"Aconteció a la vigilia de la mañana, que IEVE MIRÓ EL CAMPAMENTO DE LOS EGIPCIOS DESDE LA COLUMNA DE FUEGO Y NUBE, y trastornó el campamento de los egipcios" (Ex.14:24).

 

Como ya vimos, este Mensajero o Ángel de IEVE se llama también IEVE porque el nombre del Padre está en él, SON DOS DIOSES LLAMADOS IEVE (Ex.23:20-21). El IEVE supremo, el Padre, es el Dios invisible que envió a la tierra a este segundo IEVE para sacar al pueblo de Israel de Egipto, y fue este segundo IEVE quien se aparecía a los seres humanos, y como ya he demostrado, este segundo Dios llamado IEVE es el mismísimo Señor Jesucristo, el Hijo de Dios.

Aquellos que rechazan la enseñanza bíblica de los dos dioses llamados IEVE sencillamente son falsos cristianos, engañadores y apostatas de la fe, uno de los cuales es este arriano santurrón y embustero llamado Henry Martínez. Este individuo enseña la gran mentira de que el Señor IEVE jamás descendió a la tierra ni fue visto por los seres humanos, sin embargo, en mi primer libro, y en este también, ya he demostrado todo lo contrario, hemos visto todos los pasajes bíblicos donde se dice bien claro que este segundo IEVE descendía a la tierra y fue visto por diferentes seres humanos, como Abraham, Moisés, 74 ancianos de Israel, Isaías, etc. A quien no vieron estos seres humanos es al IEVE supremo, el Padre, ¡¡pero al segundo IEVE sí que le vieron!!, y este segundo IEVE es el mismísimo Señor Jesucristo, el divino y eterno Verbo de Dios.

Henry Martínez sencillamente es un hereje arriano y apostata de la fe, el cual conoció la verdadera doctrina y la rechazó voluntariamente, él jamás fue un verdadero cristiano, sino simplemente cizaña, es decir, un falso cristiano.

 

Este embustero de Henry Martínez dice en el minuto 25 de su primer video que la expresión “el nombre” no se refiere a un nombre personal, y él pone el ejemplo de aquellos cristianos que son bautizados EN EL NOMBRE de Jesucristo.

El argumento de este sujeto engañador es de lo más falso y estúpido.

Ser bautizados en el NOMBRE DE JESUCRISTO por supuesto no significa que a esos bautizados se les ponga el nombre de Jesucristo, lo que significa es que ellos son bautizados INVOCANDO EL NOMBRE DE JESUCRISTO, para así poder ser salvos (Ro.10:9-13). Voy a demostrarlo seguidamente para tapar la bocaza mentirosa de este autentico hijo del diablo santurrón y arriano llamado Henry Martínez. Lea usted despacito:

 

Hch 22:16 Ahora, pues, ¿por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre.

 

1Jn 2:12 Os escribo a vosotros, hijitos, porque vuestros pecados os han sido perdonados por su nombre.

 

Como puede ver, el apóstol Pablo fue bautizado INVOCANDO EL NOMBRE DE JESUCRISTO, ya que los pecados nuestros son perdonados por el nombre de Jesucristo, por la persona de Jesucristo, cuando nosotros invocamos o confesamos el nombre del Señor Jesucristo entonces seremos salvos, y resulta que es el nombre de IEVE el que hemos de invocar o confesar para ser salvos (Joel 2:32), Pablo aplicó esas palabras a Jesucristo (Ro.10:9-13), demostrando así que ese Señor IEVE que hemos de invocar es el nombre de JESUCRISTO, por lo tanto, ese Señor IEVE mencionado en Joel 2 es el mismísimo Señor Jesucristo, y su nombre es el que hemos de confesar o invocar cuando somos bautizados en agua para el perdón de los pecados:

 

Hch 2:38 Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo.

 

Por lo tanto, cuando Éxodo 23:20-21 dice que el Nombre de IEVE está en este Ángel especial que sacó a Israel de Egipto, significa sencillamente que dicho Mensajero o Ángel SE LLAMA IGUAL QUE SU PADRE CELESTIAL, ¡¡los dos dioses se llaman IEVE!!, quedando así destrozada la doctrina satánica, perversa y arriana de que solo existe un Dios llamado IEVE.

El mentiroso y apostata arriano llamado Henry Martínez esgrime en su video el estúpido argumento del embajador y el presidente. Él dice que ese Ángel especial no se llamaba realmente IEVE, sino que solo era una especie de embajador o representante de IEVE, sin embargo, como hemos visto, el texto biblico dice bien claro que ese Ángel tiene EL NOMBRE DE IEVE, se llama igual que su Padre celestial, ya que el nombre de IEVE está en él.

Observe atentamente que el embajador de un país simplemente REPRESENTA al presidente de ese país en el extranjero. Ahora bien, supongamos que el presidente de ese país se llama González, sin embargo, EL EMBAJADOR DE ESE PAÍS NO SE LLAMA GONZALEZ, simplemente representa al presidente González, sin embargo, resulta que ese Ángel especial que tiene el nombre de IEVE, y que se apareció a los seres humanos, como a Abraham en el encinar de Mamre, o que habló con Moisés cara a cara, SE LLAMA IEVE, él tiene el mismo nombre que su Padre celestial, ¡¡en ninguna parte de la Biblia se dice que ese IEVE que descendía a la tierra y era visto por los seres humanos fuera un “representante” de IEVE!!, sino que se le llama literalmente IEVE mismo. Por lo tanto, el argumento del embajador y el presidente dado por este hereje mentiroso llamado Henry Martínez es un argumento falso, perverso y diabólico, inventado con el único propósito satánico de negar la enseñanza bíblica de los dos dioses llamados IEVE.

 

28

EL “JEHOVÁ JÚNIOR” DEL BLASFEMO MENTIROSO CASH LUNA

 

En el minuto 27:30 de su primer video el arriano apostata Henry Martinez menciona a un blasfemo, ladrón y estafador falso pastor llamado Cash Luna, el cual enseña en su secta de herejes descerebrados que los cristianos somos “Jehová junior”, es decir, el IEVE menor. Esta blasfema y satánica doctrina de Cash Luna la puede ver usted en este video: https://www.youtube.com/watch?v=sztIhiar8y4

Pues bien, resulta que el embustero arriano Henry Martínez cita esas palabras del blasfemo Cash Luna para decir que la doctrina de los dos dioses llamados IEVE es falsa, y que está tomada de ese farsante llamado Cash Luna.

Realmente a este sujeto llamado Henry Martínez se le cayeron todos los tornillos de la cabeza y su maldad es tremenda, ya que la Biblia jamás enseña esa idiotez blasfema de que nosotros los cristianos seamos el IEVE menor, o “Jehová junior”. Lo que enseña la Biblia es que hay DOS DIOSES LLAMADOS IEVE, uno es el IEVE supremo, el Padre, y el otro es el IEVE menor o junior, que es Jesucristo, el Hijo de Dios, tal como he demostrado en mi primer libro y en este también, pero solo un autentico subnormal de alto grado y blasfemo, como el falso pastor Cash Luna, puede enseñar esa espantosa blasfemia y herejía de que nosotros los cristianos somos el IEVE menor o “Jehová junior”. Nosotros los cristianos verdaderos somos HIJOS DE DIOS, o lo que es lo mismo DIOSES, ya que según la Biblia un Dios es un hijo de Dios (Sal.82:1, 6, Jn.10:34-37). De la misma manera que un hijo de hombre es un hombre, un hijo de Dios es un Dios, y cuando resucitemos y seamos glorificados entonces tendremos esa naturaleza divina que Dios nos ha prometido, y seremos semejantes a Dios (2Pe.1:4, 1Jn.3.2).

Por lo tanto, el hereje mentiroso Henry Martínez miente como un autentico hijo del diablo cuando enseña esa burrada de que la doctrina de los dos dioses llamados IEVE está tomada de la enseñanza de ese engendro del diablo y falso pastor blasfemo llamado Cash Luna.

 

29

JESUCRISTO ES DE NATURALEZA DIVINA, POR LO TANTO, ES UN DIOS

 

En el minuto 31:46 de su primer video este hereje arriano llamado Henry Martínez afirma rotundamente que Jesucristo, el Hijo de Dios, TIENE NATURALEZA DIVINA, o lo que es lo mismo, es UN DIOS, ya que el propio Henry Martínez reconoce que Jesucristo, el Verbo de Dios, es UN DIOS (Jn.1:1).

Ahora bien, observe atentamente hasta que grado de locura y maldad ha caído este sujeto embustero y falso maestro llamado Henry Martínez: si él enseña que Jesucristo tiene la naturaleza divina y es un Dios, ¿entonces por qué enseña que solo hay un Dios?, ¿por qué él MIENTE diciendo que es monoteísta, cuando no lo es?.

Si una persona cree que Jesucristo es un Dios y que tiene naturaleza divina, ENTONCES YA NO CREE EN LA EXISTENCIA DE UN SOLO DIOS, ¡¡SINO EN DOS DIOSES!!.

Como ya dije más arriba, Henry Martínez es un HENOTEISTA MONÓLATRA, ya que él enseña la existencia de más de un Dios, y además adora a un solo Dios, que es el Padre, ¡¡y eso es el henoteísmo monólatra!!. Sin embargo, en sus patéticos y satánicos videos EL RECHAZA LO QUE CREE y por eso el muy necio se declara monoteísta, cuando la pura verdad es que no lo es, ya que, repito, él enseña claramente que Jesucristo es un SEGUNDO DIOS, es decir, dice que Jesús tiene la naturaleza divina y que es un Dios.

Lo que este farsante y falso cristiano niega es lo principal para la salvación eterna: CONFESAR CON SU BOCA QUE JESUCRISTO ES EL SEGUNDO SEÑOR IEVE, ya que el apóstol Pablo enseñó bien claro que esto es lo que hemos de confesar con nuestra boca para ser salvos, que JESÚS ES EL SEÑOR (Ro.10:9-13). Y ahí cuando Pablo dijo “Jesús es el Señor” estaba citando Joel 2, donde se dice bien claro que IEVE es el Señor, y que hemos de invocarle a él para ser salvos.

Como Henry Martínez rehúsa confesar con su boca esta sublime verdad bíblica de que Jesús es el eterno Señor IEVE de los ejércitos, pues sencillamente se condenará, él forma parte de esa cizaña o falsos cristianos que serán arrojados al fuego y quemados por mentirosos y falsos maestros.

 

30

JESUCRISTO ES LA ROCA-IEVE

 

En el minuto 39 de su primer video este apostata arriano llamado Henry Martínez niega que Jesucristo sea la Roca-IEVE mencionado en el Salmo

18:31 que dice lo siguiente:

 

Porque ¿quién es Dios sino sólo IEVE? ¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios?

 

Muchos creerán que ese pasaje se refiere al Dios Padre, sin embargo, eso es falso. Observe que el texto dice que ese Señor IEVE es la Roca, pues bien, veamos quien es esta Roca espiritual llamado IEVE:

 

Hch 4:11 Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo.

 

1Co 10:4 y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo.

 

1Pe 2:4 Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa,

 

1Pe 2:7 Para vosotros, pues, los que creéis, él es precioso; pero para los que no creen, La piedra que los edificadores desecharon, Ha venido a ser la cabeza del ángulo;

 

1Pe 2:8 y: Piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque tropiezan en la palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados.

 

IEVE de los ejércitos es la Roca o Piedra, y resulta que esa Roca o Piedra es Jesucristo, prueba irrefutable que Jesús es el Señor IEVE, el segundo Dios eterno, que juntamente con el otro Dios eterno, el Padre, siempre han vivido juntos en el cielo.

Cuando el engañador arriano Henry enseña que Jesús no es esa Roca mencionada en el Salmo 18:31 está por tanto mintiendo, y enseñando una de las mayores doctrinas de demonios.

El Antiguo Testamento sencillamente habla de los dos dioses, que son el Padre y el Hijo. Unas veces se refiere al Padre IEVE, y otras veces ese Señor IEVE se refiere a Cristo, el Hijo, como sucede en ese Salmo 18:31. El Señor Jesucristo, la Roca, SIEMPRE FUE EL SEGUNDO DIOS O SEÑOR DE ISRAEL, y el Dios Padre siempre fue el Dios supremo.

El engañador arriano Henry Martínez sale con el argumento estúpido y satánico de que Jesucristo no puede ser la Roca-IEVE mencionado en ese salmo porque a Jesucristo se le llama “el Rey de reyes” en Apocalipsis 19, y en el libro de Daniel ese título se le da también al rey Nabucodonosor, y obviamente Nabucodonosor no era Jesucristo.

El argumento de este apostata embustero es de lo más satánico y falso, ya que aunque a Jesús y a Nabucodonosor se les llame rey de reyes, eso no significa que sean la misma persona, pues obviamente Nabucodonosor era un emperador humano que gobernaba en algunos reinos de la tierra, pero Jesús es EL REY DE REYES SUPREMO que gobernará sobre TODAS las naciones de la tierra.

El título de LA ROCA en el Antiguo Testamento se aplica solo a IEVE, y en el Nuevo Testamento se aplica solo a Jesucristo, ¡¡prueba irrefutable de que ese Señor IEVE es el mismísimo Señor Jesucristo!!, a ningún otro personaje de la Biblia se le llama la Roca, solo a Jesús se le da ese título divino, indicando así que él es la Roca de los siglos mencionada en el salmo 18:31. Pero no solo en ese salmo se habla de esta Roca divina, que es Jesucristo, sino también en estos otros pasajes:

 

2Sa 23:3 El Dios de Israel ha dicho, Me habló la Roca de Israel: Habrá un justo que gobierne entre los hombres, Que gobierne en el temor de Dios.

 

Sal 19:14 Sean gratos los dichos de mi boca y la meditación de mi corazón delante de ti, Oh IEVE, roca mía, y redentor mío

 

Sal 28:1 A ti clamaré, oh IEVE. Roca mía, no te desentiendas de mí, Para que no sea yo, dejándome tú, Semejante a los que descienden al sepulcro.

 

Observe como esos pasajes hablan de la Roca de Israel, que ya he demostrado que es Jesucristo. Observe como en el salmo 19:14 a este Señor IEVE llamado la Roca se le llama también EL REDENTOR, es decir, el que nos compra, nos redime. Pues bien, veamos quien este Dios que nos redime o compra:

 

Job 19:25 Yo sé que mi Redentor vive, Y al fin se levantará sobre el polvo

 

Ese tremendo pasaje de Job está hablando exactamente del mismo Redentor divino mencionado en ese salmo 19:14, y es una profecía en la cual se habla de la RESURRECCIÓN DE JESUCRISTO, pues dice que ese Redentor se levantaría sobre el polvo, es decir, resucitaría, refiriéndose a Jesús, el cual resucitó.

Veamos ahora quien es este Redentor divino, esta Roca divina llamado IEVE, mencionado en el Nuevo Testamento:

 

 

Gál 3:13 Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero),

 

Apo 5:9 y cantaban un nuevo cántico, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos; porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios, de todo linaje y lengua y pueblo y nación;

 

Ahí lo tiene bien claro. El único que nos ha redimido o comprado es JESUCRISTO, ¡¡él es el Redentor divino!!, prueba absoluta e irrefutable de que la Roca llamado IEVE mencionado en esos pasajes bíblicos es solamente el Señor Jesucristo, el ÚNICO REDENTOR.

El hereje y apostata Henry Martínez sencillamente niega que Jesucristo sea ese Redentor divino, la Roca llamado IEVE, y eso es lo que le condenará.

El salmo 28:1 dice bien claro que es a él, a la Roca Jesucristo, a quien tenemos que clamar o invocar para ser salvos (Hch.22:16, Ro.10:9-13), por la sencilla razón de que Jesús es ese Señor IEVE, el segundo IEVE, el cual nos redimió o compró con su sangre.

 

31

El ÁNGEL DE IEVE ERA IEVE

 

En el minuto 43 del primer video el arriano mentiroso Henry Martínez niega que ese ángel que se apareció a Moisés en medio de la zarza ardiente fuera el Señor IEVE. Él dice que dicho ángel era solamente un “representante” de IEVE, que hablaba de parte de IEVE. Sin embargo, eso que dice Henry es una gran mentira del diablo, contraria a lo que dice la misma Biblia, ya que el texto bíblico no dice por ninguna parte que ese ángel fuera un representante de IEVE, sino que era IEVE MISMO.

Los herejes y mentirosos arrianos como Henry suelen salir con el cuento falso de que ese ángel especial que se apareció a Moisés en medio de la zarza no podía ser Dios, porque según ellos en la Biblia a un ángel jamás se le llama Dios. ¿Ah no?, pues veamos como mienten estos arrianos y herejes embusteros, ponga mucha atención:

 

"Y me dijo EL ÁNGEL DE DIOS en sueños: Jacob. Y yo dije: Heme aquí. Y él dijo: Alza ahora tus ojos, y verás que todos los machos que cubren a las hembras son listados, pintados y abigarrados; porque yo he visto todo lo que Labán te ha hecho. YO SOY EL DIOS DE BET-EL, DONDE TÚ UNGISTE LA PIEDRA, Y DONDE ME HICISTE UN VOTO" (Gen.31:11-13).

 

Observe como ese pasaje dice que un ÁNGEL DE DIOS, o ángel de IEVE, se apareció en sueños a Jacob, y le dijo nada más y nada menos que él es EL DIOS de Betel, es decir, el Dios que se apareció a Jacob en sueños. Ahora bien, ¿quién era ese "Dios de Betel"? Pues leamos Génesis 28:10-22.

 

"Salió, pues, Jacob de Beerseba, y fue a Harán. Y llegó a un cierto lugar, y durmió allí, porque ya el sol se había puesto; y tomó de las piedras de aquél paraje y puso su cabecera, y se acostó en aquél lugar. Y soñó: y he aquí una escalera que estaba apoyada en tierra, y su extremo tocaba en el cielo; y he aquí ángeles de Dios que subían y descendían por ella. Y HE AQUÍ, IEVE ESTABA EN LO ALTO DE ELLA, el cual dijo: Yo soy IEVE, el Dios de Abraham tu Padre, y el Dios de Isaac; la tierra en que estás acostado te la daré ti y tu descendencia. Será tu descendencia como el polvo de la tierra, y te extenderás al occidente y al oriente, al norte y al sur; y todas las familias de la tierra serán benditas en ti y en tu simiente. He aquí Yo estoy contigo, y te guardaré por doquiera que fueres, volveré a traerte a esta tierra; porque no te dejaré hasta que haya hecho lo que te he dicho. Y despertó Jacob de su sueño, y dijo: Ciertamente IEVE está en este lugar, y yo no lo sabía. Y tuvo miedo, y dijo:!Cuán terrible es este lugar! No es otra cosa que casa de Dios (Beth-El), y puerta del cielo. Y se levantó Jacob de mañana, y TOMÓ LA PIEDRA QUE HABÍA PUESTO DE CABECERA, Y LA ALZÓ POR SEÑAL, Y DERRAMÓ ACEITE ENCIMA DE ELLA. Y LLAMÓ EL NOMBRE DE AQUÉL LUGAR BET-EL, aunque Luz era el nombre de la ciudad primero. E hizo Jacob voto, diciendo: Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, y si volviere en paz a casa de mi padre, IEVE será mi Dios. Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti."

 

El anterior pasaje es realmente impresionante.

Como vimos, fue el ANGEL DE IEVE quien se apareció a Jacob en sueños (Gen.31:11), y entonces este ángel le dijo a Jacob que ÉL ERA EL DIOS DE BETEL, al cual Jacob le hizo un voto (Gen.31:13), pero resulta que este Dios de Betel era IEVE (Gen.28:13), lo cual demuestra una vez más que el ángel de IEVE se llamaba también IEVE, es decir, el pasaje está mencionando a DOS ENTIDADES O PERSONAS DIVINAS LAS CUALES SE LLAMAN IGUAL: IEVE.

Años después Jacob luchó con un Varón celestial, el cual es llamado DIOS:

 

"Así se quedó Jacob solo; y luchó con él un varón hasta que rayaba el alba. Y cuando el varón vio que no podía con él, tocó en el sitio del encaje de su muslo, y se descoyuntó el muslo de Jacob mientras con él luchaba. Y dijo: Déjame, porque raya el alba. Y Jacob le respondió: No te dejaré, si no me bendices. Y el varón le dijo: ¿Cuál es tu nombre? Y él respondió: Jacob. Y el varón le dijo: No se dirá más tu nombre Jacob, sino Israel; porque HAS LUCHADO CON DIOS y con los hombres, y has vencido. Entonces Jacob le preguntó, y dijo: Declárame ahora tu nombre. Y el varón respondió: ¿Por qué me preguntas por mi nombre? Y lo bendijo allí. Y llamó Jacob el nombre de aquel lugar, Peniel; porque dijo: VI A DIOS CARA A CARA, y fue librada mi alma." (Gen.32:25-30).

 

Observe que Jacob luchó con un ÁNGEL, al cual se le llama Varón, ¡¡y que resulta ser DIOS MISMO!!.

Ahora bien, este Dios con el que luchó Jacob no era el IEVE supremo, sino el ÁNGEL DE IEVE, ¿cómo sabemos esto? lo sabemos por lo que dijo siglos después el profeta Oseas:

 

"En el seno materno (Jacob) suplantó a su hermano, y cuando adulto peleó CON DIOS. LUCHÓ CON EL ÁNGEL y le pudo, lloró y le imploró gracia."

(Oseas 12:4-6).

 

Por consiguiente, ese Varón era el ángel de IEVE, y este ángel de IEVE es llamado DIOS (Gen.32:28). Por lo tanto, ¡aquí tenemos a los DOS DIOSES CON EL MISMO NOMBRE: IEVE.

Que el Dios de Jacob era el ÁNGEL de IEVE, o ángel libertador, lo leemos claramente en estas tremendas palabras de Jacob:

 

"Y bendijo (Jacob) a José, diciendo: El Dios en cuya presencia anduvieron mis padres Abraham e Isaac, El Dios que me mantiene desde que yo soy hasta este día, EL ÁNGEL que me liberta de todo mal, bendiga a estos jóvenes..." (Gen.48:15-16).

 

Observe como primero Jacob le llama "el Dios", y seguidamente le llama "EL ÁNGEL que me liberta", lo cual demuestra sin ninguna duda que ese Ángel de IEVE era el Dios de Jacob, y a su vez, este ángel de IEVE, llamado IEVE, era el enviado o mensajero del IEVE supremo que está en el cielo, y que es el Padre.

Por lo tanto, ahí tenemos una prueba irrefutable más de la existencia de los dos dioses llamados IEVE. Ese ángel que se apareció a Moisés en medio de la zarza ardiente por supuesto que era IEVE, pues el mismo texto lo dice, léalo despacio:

 

Éxo 3:2 Entonces se le apareció el ángel de IEVE en una llama de fuego en medio de una zarza. El observó y vio que la zarza ardía en el fuego, pero la zarza no se consumía.

Éxo 3:3 Entonces Moisés pensó: "Iré, pues, y contemplaré esta gran visión; por qué la zarza no se consume."

Éxo 3:4 Cuando IEVE vio que él se acercaba para mirar, lo llamó desde en medio de la zarza diciéndole: —¡Moisés, Moisés! Y él respondió: —Heme aquí.

Éxo 3:5 Dios le dijo: —No te acerques aquí. Quita las sandalias de tus pies, porque el lugar donde tú estás tierra santa es.

Éxo 3:6 Yo soy el Dios de tus padres: el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob. Entonces Moisés cubrió su cara, porque tuvo miedo de mirar a Dios.

Éxo 3:7 Y le dijo IEVE: —Ciertamente he visto la aflicción de mi pueblo que está en Egipto, y he oído su clamor a causa de sus opresores, pues he conocido sus sufrimientos.

Éxo 3:8 Yo he descendido para librarlos de la mano de los egipcios y para sacarlos de aquella tierra a una tierra buena y amplia, una tierra que fluye leche y miel, al lugar de los cananeos, heteos, amorreos, ferezeos, heveos y jebuseos.

Éxo 3:9 Y ahora, he aquí que el clamor de los hijos de Israel ha llegado hasta mí; también he visto la opresión con que los oprimen los egipcios.

Éxo 3:10 Pero ahora, vé, pues yo te envío al faraón para que saques de Egipto a mi pueblo, a los hijos de Israel.

Éxo 3:11 Entonces Moisés dijo a Dios: —¿Quién soy yo para ir al faraón y sacar de Egipto a los hijos de Israel?

Éxo 3:12 El respondió: —Ciertamente yo estaré contigo. Esto te servirá como señal de que yo te he enviado: Cuando hayas sacado de Egipto al pueblo, serviréis a Dios en este monte.

Éxo 3:13 Moisés dijo a Dios: —Supongamos que yo voy a los hijos de Israel y les digo: "El Dios de vuestros padres me ha enviado a vosotros." Si ellos me preguntan: "¿Cuál es su nombre?," ¿qué les responderé?

Éxo 3:14 Dios dijo a Moisés: —YO SOY EL QUE SOY. —Y añadió—: Así dirás a los hijos de Israel: "YO SOY me ha enviado a vosotros."

Éxo 3:15 —Dios dijo además a Moisés—: Así dirás a los hijos de Israel: "IEVE, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros." Este es mi nombre para siempre; éste será el nombre con que seré recordado de generación en generación.

Éxo 3:16 Vé, reúne a los ancianos de Israel y diles: "IEVE, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, se me apareció y me dijo: ‘De cierto yo os he visitado y he visto lo que se os ha hecho en Egipto.

 

Éxo 4:5 —Esto es para que crean que se te ha aparecido IEVE, el Dios de sus padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob.

 

Como puede ver, en ninguna parte se dice que dicho ángel fuera un “representante” de IEVE, esa mentira se la han inventado los arrianos y apostatas de la fe. Lo que dice bien claro es que ese ángel era IEVE mismo, el Dios de Abraham, de Isaac, y de Jacob, el eterno YO SOY, y este Señor IEVE fue quien siglos después se hizo hombre (Jn.1:14).

El IEVE supremo envió a la tierra a este segundo IEVE, el cual es el ángel o Mensajero especial del Dios supremo que está en el cielo. La enseñanza es meridianamente clara. Los que rechazan la existencia de los dos dioses eternos llamados IEVE ¡¡están rechazando lo que dice la Biblia!!, y pisoteando especialmente este gran pasaje de Éxodo 3, los que rechazan esta gran verdad bíblica de los dos dioses eternos llamados igual, después de haberla conocido son sencillamente apostatas de la fe y herejes al servicio del diablo.

En el verso 6 está hablando este Mensajero especial que también se llama IEVE, y él dice que es el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob.

Observe como éste Señor IEVE que se apareció a Moisés era totalmente visible, él se apareció a otros muchos seres humanos tal como enseña la Biblia en diferentes pasajes. Ahora bien, resulta que al Dios Padre ningún ser humano le vio jamás (Jn.1:18). El Padre es el Dios invisible (Col.1:15), ¡¡sin embargo, ¡¡este Señor IEVE que se apareció a Moisés sí que fue visto por muchos seres humanos!!, indicando así de forma irrefutable que este Señor IEVE que se apareció a Moisés no es el IEVE supremo, el Padre, sino otro segundo Dios eterno que se llama igual que el Padre celestial, y al mismo tiempo este segundo IEVE es el Mensajero o ángel especial del IEVE supremo, el Padre. Esto es tremendamente importante que el lector lo entienda.

Observe atentamente que este segundo IEVE que se apareció a Moisés dijo que él es el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob. Pues bien, muchos herejes que niegan que Jesús es el eterno Señor IEVE seguramente van a citar un pasaje del libro de los Hechos donde es al Dios PADRE a quien se le llama "el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob" (Hch.3.13). La explicación es muy sencilla: LOS DOS DIOSES TIENEN EL MISMO TITULO, cada uno de los dos es el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob. En el pasaje de Éxodo es el segundo IEVE quien lleva ese título, y en el pasaje de Hechos es el Dios Padre a quien se le da ese título, por la sencilla razón de que dicho título es aplicado a los dos dioses, le corresponde a los dos dioses eternos.

Y ahora entramos en el verso clave, el 14, ya que en este verso vamos a descubrir de forma clara e irrefutable quien era este eterno Señor IEVE que se apareció a Moisés en medio de esa zarza ardiente.

En este verso 14 el propio IEVE dijo que él es el YO SOY. Esta expresión nos habla de ETERNIDAD. Significa que él siempre ha existido, es decir, que ÉL ES EL MISMO AYER, HOY Y POR LOS SIGLOS, ¡¡esto es lo que significa la expresión "yo soy"!!.

Pues bien, veamos ahora en el Nuevo Testamento quien es el eterno YO SOY:

 

 Jua 8:24 Por esto os dije que moriréis en vuestros pecados; porque a menos que creáis que YO SOY, en vuestros pecados moriréis.

 

Jua 8:28 Entonces Jesús les dijo: —Cuando hayáis levantado al Hijo del Hombre, entonces entenderéis que YO SOY, y que nada hago de mí mismo; sino que estas cosas hablo, así como el Padre me enseñó.

 

Jua 8:58 Les dijo Jesús: —De cierto, de cierto os digo que antes que Abraham existiera, YO SOY.

Jua 8:59 Entonces tomaron piedras para arrojárselas, pero Jesús se ocultó y salió del templo.

 

Jua 13:19 Desde ahora os lo digo, antes de que suceda, para que cuando suceda, creáis que YO SOY.

 

Jua 18:5 Le contestaron: —A Jesús de Nazaret. Les dijo Jesús: —YO SOY. Estaba también con ellos Judas, el que le entregaba.

Jua 18:6 Cuando les dijo, "Yo soy," volvieron atrás y cayeron a tierra.

 

Heb 1:10 Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, y los cielos son obra de tus manos.

Heb 1:11 Ellos perecerán, pero tú permaneces; todos ellos se envejecerán como un vestido.

Heb 1:12 Como a manto los enrollarás, y serán cambiados como vestido. Pero tú eres el mismo, y tus años no se acabarán.

 

Heb 13:8 ¡Jesucristo es el mismo ayer, hoy y por los siglos!

 

Ahí lo tiene, más claro no puede ser: ¡¡JESUCRISTO ES EL ETERNO YO SOY!!, fue él quien se apareció a Moisés en medio de la zarza, y quien después en otras ocasiones hablaba con Moisés cara a cara (Ex.33:11, Num.12:8).

Los judíos religiosos como los fariseos sabían perfectamente quien era el YO SOY, así como el significado de esa expresión, ¡¡por eso es que cuando Jesús les dijo YO SOY estos judíos malvados se enrabietaron y tomaron piedras para intentar matarlo!!, porque sencillamente Jesús se estaba identificando con el eterno IEVE de los ejércitos, el YO SOY.

Recuerde que la expresión "yo soy" indica eternidad, por eso es que Jesús dijo que antes de que Abraham existiera, YO SOY, indicando así Jesús que él es eterno, y que él ya existía antes de que existiera Abraham, y que él mismo es el señor IEVE de los ejércitos.

Pero no solo eso, ¡¡Jesús dijo bien claro que para ser salvos hemos de creer que él es EL ETERNO YO SOY!!, si no creemos que él es el YO SOY, entonces moriremos en nuestros pecados, dijo bien claro Jesús.

El pasaje de Juan 18:6 es tremendamente interesante, pues dice que cuando Jesús les dijo YO SOY, entonces esos judíos malvados retrocedieron y cayeron en tierra, ¡¡una fuerza sobrenatural les hizo caer al suelo al oír esa expresión divina de Jesús!!, sencillamente Jesús estaba diciendo exactamente la misma expresión que él mismo le dijo a Moisés cuando se apareció a él en medio de la zarza ardiente.

En el pasaje de Hebreos 1:10-12 se está hablando del Hijo, de Jesús, y se enseña bien claro que él es eterno, él fundó la tierra y los cielos son obra de sus manos y el pasaje dice que él PERMANECE PARA SIEMPRE, y sus años no acabarán, ¡¡y esto es precisamente lo que significa la expresión "yo soy"!!, significa que Jesús es ETERNO, que él permanece para siempre, que es inmutable y es el mismo por siempre. Y el pasaje de hebreos 13:8 lo dice bien claro: ¡¡este Dios eterno, que permanece para siempre, ES JESUCRISTO, EL CUAL ES EL MISMO AYER, HOY Y POR LOS SIGLOS, es decir, él es un Dios ETERNO, jamás tuvo principio y jamás tendrá fin, de la misma manera que el Dios supremo, el Padre, el cual también es eterno.

Los herejes e hijos del diablo que niegan la eternidad Jesucristo, y que niegan que él es el Señor IEVE de los ejércitos, sencillamente JAMÁS SE SALVARÁN. ¡¡Por eso es que Satanás introdujo el maldito arrianismo en el siglo 4!!, el mismo arrianismo satánico que dividió y aun divide a los que nos llamamos "cristianos", separando a los cristianos verdaderos de los cristianos falsos. Los cristianos verdaderos creemos que Jesús es el eterno IEVE de los ejércitos, ¡¡pero los falsos cristianos herejes y apostatas lo niegan!!

 

32

ELLOS NO ABRAZAN LA DOCTRINA DEL PADRE Y EL HIJO

 

El apostata arriano Henry Martínez, así como su discípulo mentiroso, Roberto, dicen en ese patético video que “ellos abrazan la doctrina del Padre y del Hijo”. En este apartado demostraré como ellos mienten, ya que los monoteístas como ellos NO ABRAZAN LA DOCTRINA DEL PADRE Y DEL HIJO, pues enseñan la mentira satánica de que solo existe un Dios, el Padre, y que por tanto el Hijo no es Dios, o no es divino, es decir, no es un segundo Dios.

¡¡Los que niegan la divinidad del Señor Jesucristo y su eternidad de ninguna manera abrazan la doctrina del Padre y del Hijo!!, ellos lo que abrazan es exactamente la misma doctrina satánica y falsa que creían los judíos apostatas del siglo primero que condenaron a muerte a Jesús, los cuales enseñaban el monoteísmo, igual que estos herejes arrianos.

Mire usted, los que verdaderamente creemos y enseñamos la doctrina del Padre y del Hijo somos los cristianos HENOTEISTAS MONÓLATRAS, ya que somos nosotros los que creemos verdaderamente que el Padre y el Hijo son DOS DIOSES, es decir, dos personas divinas, pero siendo el Padre el Dios supremo, el Dios del Hijo, ya que tiene autoridad sobre él.

Aquellos que niegan que el Verbo de Dios, Jesucristo, es un Dios, y que este segundo Dios se hizo carne y habitó entre nosotros, como dice Juan 1:1, 14, entonces tienen la doctrina del anticristo, ya que están negando la encarnación del Verbo divino.

Los arrianos mentirosos Henry Martínez y Roberto niegan rotundamente la divinidad del Señor Jesucristo. Ellos dicen falsamente que creen que él es el Hijo de Dios, ¡¡pero niegan que sea un ser divino, un Dios!!, lo cual es demencial y diabólico, ya que si Jesucristo es el HIJO de Dios, ENTONCES ES UN DIOS, UN SEGUNDO DIOS, esto lo entiende hasta un nene de siete años. Un hijo de un hombre es un hombre, es un humano, por lo tanto, un hijo de Dios es un dios, un ser divino.

Jesús dijo ser el Hijo de Dios, es decir, el segundo Dios, el cual siempre ha existido juntamente con el Padre en el cielo (Jn.1:1, 17:5).

Ahora bien, cuando estos embusteros arrianos y apostatas de la fe enseñan que Jesucristo no es el segundo Dios, el segundo IEVE, entonces están negando al Padre y al Hijo, ya que están negando que Jesucristo sea ese segundo Dios eterno llamado IEVE, como se enseña claramente en la Biblia y he demostrado en mis libros.

Estos herejes y embusteros arrianos en realidad tienen la misma doctrina satánica y perversa que los herejes mahometanos, los cuales también enseñan la mentira de que solo existe un Dios, ellos son igual de monoteístas que estos embusteros y falsos cristianos arrianos, ya que están negando que Jesucristo sea realmente el DIVINO y el eterno Hijo de Dios, el segundo Señor IEVE, tal como he demostrado de forma irrefutable en este libro y en el anterior.

La doctrina del monoteísmo, como hemos visto, es una de las mayores doctrinas satánicas de toda la Historia. Fue esa creencia falsa del monoteísmo la que hizo que los judíos apostatas condenaran a muerte a Jesús, ya que él dijo ser el Hijo de Dios, es decir, EL SEGUNDO DIOS, y esos judíos malvados no podían aceptar eso, por eso es que le acusaron falsamente de blasfemo y el condenaron a muerte.

Si estos embusteros arrianos creyeran realmente en la doctrina del Padre y del Hijo, ENTONCES CRERIAN EN LOS DOS DIOSES ETERNOS, QUE SON EL PADRE Y EL HIJO, ya que el Hijo es un segundo Dios, el cual, como ya demostré, aunque se llame igual que su Padre celestial, IEVE, y tienen la misma naturaleza divina, los dos son diferentes en AUTORIDAD, ya que el Padre es la cabeza y el Dios de Jesucristo, tal como dice la Biblia, pero los dos dioses son iguales en naturaleza divina, siempre han vivido juntos en el cielo, y fueron ellos los que crearon los cielos y la tierra.

 

33

EL SEÑOR IEVE QUE SE APARECIÓ A ADÁN Y EVA NO ERA EL PADRE, SINO JESUCRISTO

 

El minuto 1:01:40 de este video: https://www.youtube.com/watch?v=r6Uhjwq7Xz4&t=1393s Roberto, que es el discípulo mentiroso del arriano mentiroso Henry, afirma con todo desparpajo la burrada de que el Dios llamado IEVE que caminaba en el jardín del Edén y que fue visto por Adán y Eva era el Dios Padre, no Jesucristo.

Veamos como mienten estos dos hijos del diablo que apostataron de la verdadera fe:

 

1) Leamos primero el pasaje del Génesis en la versión de la Biblia de Jerusalén:

 

Gén 3:8 Oyeron luego el ruido de los pasos de Yahveh Dios que se paseaba por el jardín a la hora de la brisa, y el hombre y su mujer se ocultaron de la vista de Yahveh Dios por entre los árboles del jardín.

Gén 3:9 Yahveh Dios llamó al hombre y le dijo: «¿Dónde estás?»

Gén 3:10 Este contestó: «Te oí andar por el jardín y tuve miedo, porque estoy desnudo; por eso me escondí.»

 

Como puede ver, el texto es bien sencillo de entender. Adán y Eva oyeron los PASOS de IEVE Dios que se paseaba por el jardín a la hora de la brisa, y seguidamente Adán y Eva se escondieron de su PRESENCIA, es decir, de su vista. Ellos veían a este Dios llamado IEVE, él tenía un cuerpo físico, pues se menciona el ruido de sus pasos al caminar, y entonces ellos se escondieron cuando le vieron pasear por el jardín.

La pregunta es: ¿era este Señor IEVE el Dios supremo, el Padre celestial, tal como enseñan estos mentirosos arrianos?, ¡¡por supuesto que NO!!, y no lo era por la sencilla razón de que el propio Jesús y sus apóstoles dijeron bien claro que AL DIOS PADRE NINGÚN SER HUMANO LE VIO JAMÁS. El Padre es el Dios invisible, y él jamás bajó a la tierra en forma humana. Quien bajó a la tierra en forma humana y se paseaba por el jardín a la hora de la brisa era EL SEGUNDO IEVE, es decir, el mismísimo Señor Jesucristo.

Veamos lo que dijeron Jesús y sus apóstoles:

 

Jua 1:18 A Dios nadie le ha visto jamás: el Hijo único, que está en el seno del Padre, él lo ha contado.

 

Jua 5:37 También el Padre que me envió ha dado testimonio de mí. Nunca habéis oído su voz, ni habéis visto su aspecto,

Jua 6:46 No es que alguien haya visto al Padre; sino aquel que ha venido de Dios, ése ha visto al Padre.

1Jn 4:12 Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros.

 

En realidad, estos dos herejes embusteros y arrianos llamados Henry

Martínez y Roberto están llamando EMBUSTEROS al mismísimo Jesucristo y al apóstol Juan, ya que ellos dijeron bien claro que a Dios, el Padre,

NADIE LE VIO JAMÁS, sin embargo, esta pareja de embusteros arrianos dicen la mentira de que el Señor IEVE que se paseaba por el jardín del Edén y que fue visto por Adán y Eva era el Padre celestial, ¡¡que espantosa mentira la de estos dos hijos del diablo!!

Si al Dios Padre ningún ser humano le vio en el pasado, entonces ese Dios llamado IEVE que descendía a la tierra y era visto por los seres humanos no era el IEVE supremo, el Padre, SINO EL SEGUNDO IEVE, el cual, como ya he demostrado en mis dos libros, era Jesucristo, el Hijo de Dios, por eso es que Juan 1:18 dice que EL HIJO UNIGÉNITO LE DIO A CONOCER, es decir, quien se aparecía a los humanos era el Hijo, y luego este Hijo eterno de Dios se hizo hombre, siendo engendrado por el Padre en el vientre de María (Mt.1:20).

He ahí la gran mentira de estos dos apostatas arrianos, los cuales tuvieron la oportunidad de conocer la verdadera doctrina, tal como la expongo en estos libros, y la han rechazado voluntariamente, prefiriendo creer en la mentira, y eso es lo que les condenará.

Y respecto a los ángeles de Dios, estos dos pobres desgraciados apostatas que se hicieron arrianos y embusteros, Henry y Roberto, enseñan que los ángeles de Dios no son dioses, es decir, seres poderosos. Solo un vulgar embustero sin un gramo de cerebro podría decir semejante burrada y majadería. ¿Cómo los ángeles de Dios no van a ser seres poderosos, es decir, dioses?, ¡¡por supuesto que lo son!!, ya que ellos tienen mucho poder, mucho más poder que los seres humanos. Recordemos que la palabra hebrea elohim significa PODEROSOS, es decir, los ángeles son elohim, es decir, dioses, seres poderosos, y si los ángeles son seres poderosos o dioses, entonces toda esa doctrina satánica monoteísta de que solo existe un Dios es una de las mayores doctrinas satánicas de toda la historia de la humanidad, y que llevará a la condenación a millones de falsos cristianos que rechazan la divinidad del Señor Jesucristo.

Voy a pegar seguidamente un artículo magnifico escrito por un erudito judío llamado Dionan Marval sobre este asunto de los ángeles, y que pulveriza la mentira satánica de estos herejes y mentirosos arrianos que enseñan la doctrina de demonios del monoteísmo:

 

¿Son los ángeles ''dioses''?

(Una porción de un artículo bastante completo que estoy por terminar, con la ayuda de mi Dios.)

[...] Por otra parte, David, por inspiración divina, dijo tocante al hombre en general: «Lo has hecho poco menos de los ángeles [...]» (Salmos 8:5). Es preciso aclarar que la palabra hebrea que emplea el Texto Masorético, que aquí muchos vierten como ''ángeles'', es ''elohim'' (אֱלֹהִים). Por tanto, si se quiere ser literal con la traducción de este pasaje, debería quedar como: «Lo has hecho un poco menor que a los dioses»; porque la palabra ''elohim'', aunque pudiera referirse a los ángeles o a hombres mortales, no se traduce como ''ángeles'', sino como ''dioses'' o ''Dios'', dependiendo del contexto. Lo cierto es que David se refirió a los ángeles (porque no cabe duda que se refería a ellos) como ''elohim'', que es el término que comúnmente se aplica a Dios el Padre, pero que no es siempre un vocablo distintivo ni identificativo, sino más bien cualitativo.

Ahora bien, la versión Reina Valera 1960 vierte Salmos 138:1 así: «Te alabaré con todo mi corazón; delante de los dioses te cantaré salmos». La Septuaginta, sin embargo, lo hace de esta manera: «Te confesaré, oh IEUE, con todo mi corazón, porque has oído las declaraciones de mi boca; y delante de los ángeles te haré melodía». Indubitablemente los traductores de la Septuaginta sabían con certeza que la palabra hebrea ''elohim'' (''aleim'' en el hebreo antiguo), que efectivamente es la que se usa en esta porción en el Texto Hebreo Masorético, alude a los seres angélicos, y por tal motivo no emplearon en su traducción la forma griega θεοις (theois), que se traduce como ''dioses'', sino ''αγγελων'' (ággelon), que escasas veces no se refiere a los ángeles de Dios. Por tanto, lo que el salmista expresaba es su intenso anhelo por hacer melodía o cantar para Dios a vista de los ángeles del cielo.

Lo mismo sucede en el caso de Salmos 97:7, en su última parte, cuando dice: «[…] Póstrense ante él todos los dioses». Pues bien, ¿qué dice la Septuaginta Griega? «[…] Póstrense ante él todos sus ángeles». Este texto el autor de Hebreos lo aplicó al Señor Ieshúa (Hebreos 1:6). Los traductores de la Septuaginta, una vez más, plenamente conscientes de que el término ''elohim'' aquí se refería a los ángeles de Dios, juzgaron verterlo como αγγελοι (ággeloi), y no como θεοις (theois). Los dioses que se han de postrar delante del Hijo de Dios no son imágenes idolátricas, sino los ángeles del cielo y todas las criaturas celestiales, como en Apocalipsis 5:8. Empero son llamados así, ''elohim'', ''theois'', o ''dioses'', no porque sean dioses creadores y todopoderosos con existencia aparte del Padre, sino porque son seres poderosos con cualidades que pertenecen originalmente al único Dios verdadero.

Por Dionan Marval.

https://www.facebook.com/laverdaderafe/posts/son-los-%C3%A1ngeles-diosesuna-porci%C3%B3n-de-un-art%C3%ADculo-bastante-completo-que-estoy-por/666986843357030/

 

Ahí lo tiene bien claro. Los ángeles de Dios son seres poderosos, es decir, DIOSES, y si son dioses, entonces el monoteísmo o creencia en la existencia de un solo Dios queda absolutamente pulverizado, es una gran mentira del diablo. La verdadera enseñanza bíblica, como he demostrado, es el HENOTEÍSMO MONÓLATRA.

 

 

34

JESUCRISTO ES EL SEGUNDO DIOS COETERNO CON EL PADRE

 

El minuto 1:07:00 de este video: https://www.youtube.com/watch?v=r6Uhjwq7Xz4&t=1393s Roberto, que es el discípulo mentiroso del arriano mentiroso Henry, niega la eternidad del Señor Jesucristo, lo cual es lógico, ya que si este par de hijos del diablo mentirosos niegan la divinidad de Jesucristo, entonces lógicamente tienen que negar también su eternidad.

Este tema de la eternidad del Señor Jesucristo ya lo he dado en varios de mis últimos libros, los cuales pulverizan desde sus cimientos la mentira satánica del arrianismo, una doctrina de demonios que llevará al lago de fuego a millones de falsos cristianos que niegan la divinidad del Señor Jesucristo.

Ya he demostrado en este libro de forma clara e irrefutable la existencia de los dos dioses llamados IEVE, que son el Padre y el Hijo. Jesús es el segundo IEVE que vendrá a la tierra a juzgar a las naciones y a reinar sobre ellas, tal como enseña la Biblia.

Respecto a la palabra “coeterno” estos auténticos hijos del diablo mentirosos que han apostatado de la verdadera doctrina tienen un odio visceral hacia esa palabrita, pero estos sujetos son tan necios y malvados, que no saben algo tan sencillo de que esa palabra significa simplemente “eterno con el otro”, es decir, que ambos son dos dioses eternos, jamás tuvieron principio y jamás tendrán fin, tal como enseña claramente la Biblia.

En este importante apartado lo que voy a hacer es un resumen de lo que dije en mis anteriores libros sobre este asunto de la eternidad del Señor Jesucristo, el Hijo de Dios, es decir, el segundo Dios, y que destroza totalmente la mentira diabólica arriana de que Jesús es simplemente una criatura de Dios, e incluso hijos del diablo como el arriano Henry Martínez enseñan que Jesucristo es el arcángel Miguel, lo cual es una de las mayores mentiras y doctrinas de demonios que se puedan enseñar.

 

El hereje Arrio y sus seguidores enseñaban que Jesucristo, el Verbo de Dios, no es eterno, sino que fue el primer ser creado por Dios. Lo mismo enseñan hoy en día los modernos arrianos.

¿Enseña la Biblia que el Verbo de Dios es eterno?, ¡¡por supuesto que sí!!, vamos a comenzar leyendo y analizando el famoso pasaje de Juan 1:1-3, donde se menciona al Verbo de Dios:

 

En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con el Poderoso, y el Verbo era Poderoso. 2 Este era en el principio con el Poderoso. 3 Todas las cosas por medio de él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. (Jn.1:1-3. El Nuevo Testamento de los Santos de Dios).

 

El texto es bien sencillo de entender. En el principio el Verbo estaba con el Poderoso, es decir, con el Dios Padre, y este Verbo de Dios era Poderoso. Observe como el pasaje diferencia al Verbo, del Poderoso, es decir, del Padre, sin embargo, el Verbo es Poderoso, pero él no es el Poderoso o Dios supremo.

En el verso 2 se vuelve a repetir que el Verbo en el principio ya existía y estaba con el Poderoso supremo, el Padre, y todas las cosas Dios las hizo por medio de este Verbo.

Ahora bien, ¿quien es el Verbo de Dios?. El apóstol Juan y Apocalipsis nos da la clara respuesta: el Señor Jesucristo. Vamos a leerlo:

 

1Jn 1:1 Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos mirado, y nuestras manos han tocado, del Verbo de vida:

1Jn 1:2 (Porque la vida fué manifestada; y lo vimos, y testificamos, y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre, y se nos ha manifestado.

 

En ese pasaje Juan estaba hablando de Jesucristo, al cual vieron y tocaron, y le llama el Verbo de vida, el cual ya existía juntamente con el Padre en el principio.

En Apocalipsis 19:11-16 se describe la futura segunda venida de Cristo con todos sus ángeles, y en el verso 13 se dice que su nombre es el Verbo de Dios. Por lo tanto, está claro que el Verbo de Dios es la persona de Jesucristo.

Ahora bien, Juan 1:1 dice que en el principio ya existía el Verbo.

Si el Verbo de Dios hubiera sido creado por Dios, tal como enseñaba el hereje Arrio y sus seguidores modernos, entonces el pasaje diría que en el principio Dios CREÓ el Verbo.

Cuando Juan 1:1 habla del principio obviamente se refiere al principio mencionado en Génesis 1:1, es decir, cuando Dios creó los cielos y la tierra. Antes de que Dios creara el Cosmos y la tierra Jesucristo ya existía juntamente con el Padre, o dicho en otras palabras, JESUCRISTO NO FORMA PARTE DE LA CREACIÓN. Dios el Padre jamás creó al Verbo, que es Jesucristo, sino que él siempre ha estado con el Padre, tal como dijo Jesús en estas tremendas palabras:

 

Jua 17:5 Ahora pues, Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella gloria que tuve contigo antes que el mundo existiera.

 

Ese pasaje destroza totalmente la herejía de que Jesucristo fue creado por Dios, ya que él existía juntamente con el Padre, y tenía gloria con él, antes de que el Universo fuera creado en el principio.

Algunos enseñan la herejía de que hubo dos principios, el primero cuando Dios creó a Cristo, y el segundo principio el de Génesis 1:1, cuando Dios creó los cielos y la tierra, pero eso es una patraña antibiblica, ya que en las Escrituras solo se hablan de un principio para la creación del Universo, ANTES DE LA CREACION DE LOS CIELOS Y DE LA TIERRA DIOS NO HABÍA CREADO NADA AUN. Por lo tanto, enseñar que Dios creó primero a Jesucristo, el Verbo, y luego creó el Universo, es una doctrina falsa y diabólica que el hereje Arrio enseñó y hoy en día la enseñan también sus seguidores.

EN EL NUEVO TESTAMENTO NO EXISTE NI UN SOLO PASAJE DONDE SE DIGA QUE DIOS ENGENDRÓ A SU HIJO EN EL CIELO ANTES DE LA CREACIÓN. Esa doctrina falsa de los herejes arrianos y católicos de que Cristo fue engendrado por Dios en el cielo desde la eternidad es una doctrina de demonios.

Ya demostré de forma clara e irrefutable en este libro que Dios engendró a su Hijo cuando lo envió a la tierra en forma de hombre, dándole la vida humana en el vientre de María (Mt.1:20), y luego lo engendró o dio la vida de nuevo cuando lo resucitó de los muertos (Heb.1:5-6). La doctrina de un tercer engendramiento de Cristo en el cielo antes de la creación es una de las mayores doctrinas diabólicas enseñadas por los apostatas de la fe.

 

Dios no le dio la vida a Cristo en la eternidad.

 

En el minuto 35:40 de este video: https://www.youtube.com/watch?v=r6Uhjwq7Xz4&t=1393s el hereje arriano y católico Henry dice la salvajada perversa de que Dios el Padre dio la vida a Cristo en la eternidad. Es decir, según este embustero arriano hubo un momento en el cual Cristo no existía, no tenía vida, y entonces Dios el Padre le dio la vida o existencia a Cristo en el cielo, ¡¡lo cual es PURO ARRIANISMO!!, ya que Henry está negando, por tanto, que Jesucristo sea un Dios eterno, sino que según él fue una criatura de Dios, a la cual él dio la vida en el cielo antes de todos los siglos. Esta es una de la mayores mentiras satánicas de toda la Historia, enseñada por primera vez por el judío Arrio en el siglo 4, y enseñada de nuevo por sus seguidores herejes, como son los modernos arrianos y la propia iglesia católica romana, la cual es también una iglesia falsa arriana.

Como ya demostré, no existe ni un solo pasaje en el Nuevo Testamento donde se diga que Dios dio la vida o engendró a Cristo en el cielo antes de todos los siglos, ¡¡ni uno!!, al contrario, lo que enseña bien claro el Nuevo Testamento es que Cristo es ETERNO, él jamás fue creado ni engendrado en el cielo antes de la creación, sino que él ya existía en el cielo, juntamente con el Padre, antes de la creación (Jn.1:1, 17:5, etc.). El Nuevo Testamento demuestra bien claro que Jesucristo es el propio Señor IEVE de los ejércitos, el cual es un Dios ETERNO, su trono es ETERNO, es decir, su reinado jamás tuvo principio y jamás tendrá fin (Heb.1:8-9), y él está subordinado a otro Dios eterno superior a él en autoridad, que es el Padre. Por lo tanto, la enseñanza bíblica es la existencia de DOS DIOSES ETERNOS, que son el Padre y el Hijo, enseñanza que ahora es rechazada por este pobre hereje ignorante, engañador y pervertidor de la Sagrada Escritura llamado Henry Martínez, un apostata de la fe que conoció la verdadera doctrina, la rechazó, y ahora está enseñando la doctrina de demonios del arrianismo.

 

1Juan 4:9 no dice por ninguna parte que Dios engendró a su Hijo en el cielo antes de todos los siglos.

 

En el minuto 54 de este video: https://www.youtube.com/watch?v=r6Uhjwq7Xz4&t=1393s

el hereje católico arriano Henry dice que ese pasaje de 1Juan 4:9 enseña que Dios el Padre engendró a su Hijo en el cielo antes de todos los siglos. Veamos como miente este pervertidor de la Escritura llamado Henry Martínez. Leamos el pasaje de Juan:

 

1Jn 4:9 En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él.

 

¿Dice ese pasaje que Dios engendró a su Hijo en el cielo antes de la creación?, ¡¡no lo dice por ninguna parte!!. Lo que ha hecho este pobre tipo engañador y arriano llamado Henry es falsificar de la forma más satánica ese pasaje de Juan, para hacerle decir lo que no dice, sino lo que ese sujeto quiere que diga.

Juan simplemente dijo en ese pasaje que Dios el Padre envió a su Hijo unigénito al mundo. La palabra "unigénito" significa UNICO ENGENDRADO, y yo pregunto: ¿cuando Dios el Padre engendró a su Hijo?, el Nuevo Testamento lo dice bien claro: lo engendró como hombre cuando fue engendrado en el vientre de María, es entonces cuando Dios lo envió al mundo en forma de hombre (Mt.1:20). Solo un autentico pervertidor de la Escritura puede citar ese pasaje de Juan para decir esa perversidad de que el Padre lo engendró a su Hijo en el cielo antes de la creación. Tal doctrina de demonios jamás es enseñada en la Biblia.

Esa doctrina arriana de que Dios engendró a Cristo en el cielo antes de la creación, como ya he demostrado en este libro, no es enseñada en ninguna parte de la Biblia, ni mucho menos en el Nuevo Testamento, sino que fue una doctrina de demonios introducida por ciertos católicos romanos herejes en el siglo 4, quedando reflejada en el falso y satánico credo Niceno-Constantinopolitano redactado en el siglo 4.

 

Juan 3:16 no dice por ninguna parte que Dios engendró a su Hijo en el cielo antes de todos los siglos.

 

En el minuto 55:19 de este video: https://www.youtube.com/watch?v=r6Uhjwq7Xz4&t=1393s el engañador arriano Henry cita el famoso pasaje de Juan 3:16 para enseñar una vez más la mentira satánica de que Dios el Padre engendró a su Hijo en el cielo antes de la creación. Sin embargo, ¡¡ese pasaje no enseña tal mentira diabólica por ninguna parte!!. Lo que dice ese pasaje es que de tal manera amó Dios al mundo que dio a su Hijo unigénito, es decir, enseña lo mismo que 1Juan 4:9. Dios el Padre envió a la tierra a su Hijo unigénito por la sencilla razón de que LO ENGENDRÓ EN EL VIENTRE DE MARIA, tal como dice bien claro Mateo 1:20. Es decir, Jesús pasó a ser el Hijo engendrado por el Padre cuando él se hizo hombre en el vientre de María, ¡¡no cuando Dios lo engendró en el cielo antes de la creación!!. Repito, y esto es crucial, no existe NI UNO SOLO pasaje en la Biblia donde se enseñe esa doctrina perversa y diabólica de que Dios dio la vida o engendró a su Hijo en el cielo antes de la creación. Esa doctrina perversa quien la enseñó por primera vez fue un judío hereje e hijo del diablo llamado Arrio, en el siglo 4, luego esa doctrina de demonios se introdujo sibilinamente en la iglesia católica romana, y hoy en día la enseñan otros muchos herejes arrianos e hijos del diablo, como por ejemplo Henry Martínez, el cual no tiene ningún reparo ni escrúpulo en retorcer los textos de la Biblia de la forma más diabólica y perversa para hacerla decir lo que él quiere que diga.

Henry dice literalmente en el minuto 57:20 del video que Jesucristo NO ES ETERNO, quitándose así la careta y demostrando lo que es, un hereje arriano y apostata, ya que hace meses él enseñaba todo lo contrario.

Pero no solo eso, este sujeto embustero, cínico, ignorante y perverso, disfrazado de manso corderito, se atreve a decir la majadería que esa doctrina de la eternidad de Jesucristo fue introducida por la iglesia católica en el Credo Niceno-Constantinopolitano, redactado en el siglo 4, pero resulta que cualquiera que lea ese Credo falso católico en él se dice bien claro que Jesucristo FUE ENGENDRADO POR DIOS EN EL CIELO ANTES DE TODOS LOS SIGLOS, es decir, ese Credo diabólico católico no dice por ninguna parte que Cristo sea eterno, al contrario, lo que dice es que Dios le dio la vida o existencia en el cielo antes de todos los siglos, es decir, ¡¡ese credo satánico católico enseña exactamente lo mismo que enseña este embustero llamado Henry Martínez!!. Solo un vulgar embustero patológico podría enseñar esa gran mentira de que el Credo Niceno-Constantinopolitano enseña la eternidad del Señor Jesucristo, al contrario, lo que enseña ese Credo satánico católico es el ARRIANISMO, ya que enseña bien claro que Dios le dio la vida o existencia a Cristo en el cielo antes de todos los siglos. Léalo usted mismo para que se entere:

 

Credo de Nicea

Texto tradicional, utilizado desde alrededor de 1549

 

Creo en un solo Dios, el Padre Todopoderoso,Creador del cielo y la tierra, y de todo lo visible y lo invisible;

Y en un solo Señor Jesucristo, el unigénito Hijo de Dios, engendrado del Padre antes de todos los siglos,

Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios, engendrado, no creado, siendo de una sustancia con el Padre; por quien todo fue hecho; que por nosotros los hombres y por nuestra salvación

bajó del cielo, y se encarnó por obra del Espíritu Santo de la Virgen María, y se hizo hombre; y fue crucificado también por nosotros bajo Poncio Pilato; padeció y fue sepultado; y al tercer día resucitó de acuerdo a las Escrituras; y ascendió a los cielos, y está sentado a la diestra del Padre; y vendrá otra vez, con gloria,

para juzgar a los vivos ya los muertos; cuyo reino no tendrá fin.

Y yo creo en el Espíritu Santo el Señor y dador de vida, que procede del Padre [y el Hijo]; que con el Padre y el Hijo, junto es adorado y glorificado; que habló por los profetas.

Y creo que una iglesia santa, católica y apostólica; Confieso un solo bautismo para el perdón de los pecados;

y espero la resurrección de los muertos, y la vida del mundo futuro. AMEN.

http://mb-soft.com/believe/tshm/nicene.htm

 

Más claro no puede ser. Según la gran ramera de Roma DIOS EL PADRE DIO LA VIDA O EXISTENCIA(engendrar) a Cristo en el cielo antes de todos los tiempos, lo cual convierte automáticamente al catolicismo romano en una secta diabólica ARRIANA, ya que era el judío Arrio quien negaba la eternidad de Jesucristo. Y esta misma herejía arriana-católica es la que enseñan ahora estos herejes arrianos y anticristianos modernos, los cuales apostataron de la verdadera doctrina bíblica, ¡¡ya que ellos enseñan exactamente esa misma herejía arriana y católica que aparece en ese Credo Niceno católico falso y anticristiano!!.

Y ya, para remate, este embustero llamado Henry dice literalmente al final del video, en la parte de 1 hora y 8 minutos, ¡¡que Cristo es eterno!!. Pero vamos a ver, ¡¡si él ha dicho bien claro en ese video que él rechaza que Cristo sea COETERNO con el Padre!!.

Solo un autentico enfermo mental, o alguien con el cerebro destrozado por el mismo diablo puede decir semejante burrada. Primero este sujeto engañador niega claramente la eternidad del Señor Jesucristo, y minutos después dice todo lo contrario, que él cree en la eternidad del Señor Jesucristo. ¡¡Hasta ese grado el diablo puede destrozar las mentes de aquellos que le sirven y que han apostatado de la fe!!

Esta mentira satánica de que Dios engendró o dio la vida a su Hijo en el cielo antes de todos los siglos SE LA INVENTARON ALGUNOS APOSTATAS CATÓLICOS EN EL SIGLO 4, y luego esa herejía fue introducida en el Credo Niceno-Constantinopolitano en el siglo 4, sin embargo, esa doctrina satánica jamás es enseñada en ninguna parte de la Biblia.

Henry Martínez, y el resto de arrianos y católicos modernos como él, han tomado sencillamente esa mentira católica romana y se la han creído, convirtiéndose así automáticamente en herejes católico romanos, y además arrianos, ya que esa doctrina arriana NIEGA LA ETERNIDAD DEL SEÑOR JESUCRISTO, ya que si Dios engendró a su Hijo en el cielo antes de todos los siglos, significa que él le DIO LA VIDA, es decir, le DIO LA EXISTENCIA antes de todos los siglos, ¡¡con lo cual están enseñando lo mismo que enseñaba el judío Arrio en el siglo 4, el cual negaba la eternidad y divinidad del Señor Jesucristo!!.

Aquellos herejes católicos y arrianos que enseñan que Jesús fue engendrado en el cielo antes de todos los siglos sencillamente NO SON CRISTIANOS, ya que están enseñando una doctrina perversa y falsa que jamás se enseña en el Nuevo Testamento. Esa doctrina fue totalmente desconocida por Cristo y por sus apóstoles.

El Nuevo Testamento sí que habla del engendramiento de Jesús, en concreto se habla claramente de DOS engendramientos de Jesús, no de tres, el primero fue cuando Dios lo engendró o le dio la vida humana en el vientre de María, haciéndose hombre, y el segundo engendramiento de Jesús fue cuando Dios el Padre le resucitó y le dio la vida al tercer día. Vamos a leerlo:

 

Mat 1:20 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.

 

Observe como ese pasaje dice bien claro que Dios el Padre, por medio de su espíritu o poder, engendró a su Hijo en el vientre de María, es decir, el Padre le dio la vida humana a Jesús en el momento de concebir María.

 

Hch 13:33 la cual Dios ha cumplido a los hijos de ellos, a nosotros, resucitando a Jesús; como está escrito también en el salmo segundo: Mi hijo eres tú, yo te he engendrado hoy.

 

Ese pasaje enseña que Dios resucitó a su Hijo al tercer día, es decir, le dio la vida o engendró en el momento de la resurrección.

 

Heb 1:5 Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres túYo te he engendrado hoy,

y otra vez: Yo seré a él Padre, Y él me será a mí hijo?

Heb 1:6 Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Póstrense con reverencia ante él todos los ángeles de Dios.

 

En ese pasaje se enseña lo mismo. Dios el Padre engendró a su Hijo CUANDO LO INTRODUJO EN EL MUNDO. Observe que no dice por ninguna parte que Dios lo engendró en el cielo antes de todos los siglos, sino que lo engendró o le dio la vida cuando lo introdujo en el mundo, y esto sucedió cuando el Padre lo engendró en el vientre de María, dándole una vida humana.

Sin embargo, no existe NI UN SOLO PASAJE en el Nuevo Testamento donde se diga que el Dios Padre engendró a su Hijo en el cielo antes de todos los siglos, ¡¡ni uno!!, esa doctrina es DIABÓLICA, inventada por algunos herejes de la iglesia católica romana en el siglo 4, y enseñada hoy en día por los modernos herejes arrianos y católicos, como por ejemplo este pobre sujeto engañador y apostata llamado Henry Martínez.

Estos modernos herejes arrianos y católicos JAMÁS podrán demostrar con el Nuevo Testamento que Jesucristo fue engendrado en el cielo antes de todos los siglos.

Como ya demostré, no existe ni un solo pasaje en el Nuevo Testamento donde se diga que Dios dio la vida o engendró a Cristo en el cielo antes de todos los siglos, ¡¡ni uno!!, al contrario, lo que enseña bien claro el Nuevo Testamento es que Cristo es ETERNO, él jamás fue creado ni engendrado en el cielo antes de la creación, sino que él ya existía en el cielo, juntamente con el Padre, antes de la creación (Jn.1:1, 17:5, etc.). El Nuevo Testamento demuestra bien claro que Jesucristo es el propio Señor IEVE de los ejércitos, el cual es un Dios ETERNO, su trono es ETERNO, es decir, su reinado jamás tuvo principio y jamás tendrá fin (Heb.1:8-9), y él está subordinado a otro Dios eterno superior a él en autoridad, que es el Padre. Por lo tanto, la enseñanza bíblica es la existencia de DOS DIOSES ETERNOS, que son el Padre y el Hijo, enseñanza que ahora es rechazada por este pobre hereje ignorante, engañador y pervertidor de la Sagrada Escritura llamado Henry Martínez, un apostata de la fe que conoció la verdadera doctrina, la rechazó, y ahora está enseñando la doctrina de demonios del arrianismo.

LOS CATÓLICOS ROMANOS SON ARRIANOS Y SIEMPRE LO HAN SIDO, por la sencilla razón de que en el principal credo católico, el credo Niceno Constantinopolitano, dicen bien claro que Jesús FUE ENGENDRADO EN EL CIELO ANTES DE TODOS LOS SIGLOSALGO QUE JAMÁS ENSEÑA LA BIBLIA, ¡¡y eso es arrianismo puro!!, ya que lo que están enseñando la iglesia de Roma es que a Jesús se le dio la vida o existencia en el cielo antes de todos los siglos, con lo cual ESTÁN NEGANDO LA ETERNIDAD DEL VERBO, porque si Dios le dio la vida o existencia en el cielo a Jesús, significa sencillamente que antes no existía, es decir, no es eterno, ¡¡lo cual, repito, es PURO ARRIANISMO!!

Lo que sucedió en el siglo 4 sencillamente es que el judío Arrio enseñaba que Jesús fue CREADO antes de todos los siglos en el cielo, y entonces la iglesia católica romana no quería que esa palabra de "creado" apareciera en el credo Niceno, y entonces ellos se inventaron la doctrina de que Jesús fue "engendrado en el cielo" antes de todos los siglos, es decir, EL ARRIANISMO SE INFILTRÓ EN LA IGLESIA CATÓLICA, ya que, repito, esa iglesia del diablo, el catolicismo, niega la eternidad de Jesucristo, pues enseñan que a Jesús se le dio la vida o existencia en el cielo antes de todos los siglos, tal como dice bien claro el Credo católico Niceno Constantinopolitano.

Fueron solamente algunos católicos, como Atanasio y otros, los que sí enseñaron la doctrina bíblica de la eternidad de Jesucristo, PERO LA DOCTRINA QUE AL FINAL SE IMPUSO EN EL CATOLICISMO FUE EL ARRIANISMO, al enseñar la herejía satánica arriana de que a Jesús se le dio la vida o existencia en el cielo antes de todos los siglos.

Los que niegan la eternidad de Jesucristo ESTÁN NEGANDO TAMBIÉN SU PLENA DIVINIDAD, es decir, ¡¡están negando que Jesús sea el ETERNO Señor IEVE de los ejércitos!!, y los que niegan esto se condenarán al lago de fuego, no podrán salvarse jamás.

NO SE DEJE USTED ENGAÑAR POR ESOS FALSOS CRISTIANOS ARRIANOS Y CATÓLICOS, ellos han apostatado de la verdadera fe, prefiriendo creer en la herejía satánica y arriana del arrianismo, el cual, repito, está metida de lleno en la iglesia católica romana, por eso es que he dicho tantas veces que la iglesia católica romana es una iglesia ARRIANA

Vamos a leer y a analizar uno de los pasajes más hermosos e importantes de toda la Biblia que demuestran la existencia de los dos dioses eternos, el Padre y el Hijo, pero siendo el Padre el Dios del Hijo.

Observe atentamente como Hebreos 1:8-12 dice bien claro que CRISTO FUNDO LOS CIELOS, Y LA TIERRA ES OBRA DE SUS MANOS. Vamos a leer el pasaje entero, porque es impresionante y demuestra a todas luces que Cristo es eterno:

 

Heb 1:8 Mas del Hijo diceTu trono, oh Dios, por el siglo del siglo;

Cetro de equidad es el cetro de tu reino.

Heb 1:9 Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, Por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, Con óleo de alegría más que a tus compañeros.

Heb 1:10 Y: Tú, oh Señor, en el principio fundaste la tierra, Y los cielos son obra de tus manos.

Heb 1:11 Ellos perecerán, mas tú permaneces; Y todos ellos se envejecerán como una vestidura,

Heb 1:12 Y como un vestido los envolverás, y serán mudados; Pero tú eres el mismo, Y tus años no acabarán.

 

1- El verso 8 está hablando del Hijo, Jesucristo, y se le llama claramente "Dios", y además dice bien claro que su trono es ETERNO, por los siglos de los siglos. Este pasaje es una cita del Salmo 45:6, que dice lo siguiente:

 

Sal 45:6 Tu trono, oh Dios, ES ETERNO y para siempre; Cetro de justicia es el cetro de tu reino.

 

Por lo tanto, el reinado de este Dios que es Jesucristo, así como su trono, es eterno, dicho reinado y trono de Jesús jamás tuvo principio, ni tendrá fin.

El trono de Cristo siempre ha estado en el cielo, pues el pasaje dice bien claro que dicho trono es ETERNO.

El Salmo 45:6 dice bien claro que el trono de Dios, es decir, de Cristo, el Hijo, ES eterno, y si es un trono eterno, entonces ese trono y el reinado de Cristo jamás fue creado, es decir, su gobierno o reinado es eterno, jamás tuvo principio y jamás tendrá fin.

Algunos herejes arrianos dicen la mentira de que ese Salmo 45:6 es una profecía que se cumplirá en el futuro trono de Cristo cuando él venga a la tierra a reinar en su segunda venida. Ese argumento es falso, ya que tanto el Salmo 45:6, como Hebreos 1:8, dicen bien claro que el trono de Dios, el Hijo, ES eterno, ¡¡el texto por ninguna parte dice que ese trono SERÁ eterno!!.

Dicho pasaje de ninguna manera es una profecía que se cumplirá cuando Cristo venga a la tierra a reinar, sino que se refiere al trono de Cristo que está en el cielo, y que ES eterno. Si ese pasaje se refiriera al futuro trono de Cristo que será puesto en la tierra cuando él venga a reinar, entonces el texto diría que su trono SERÁ eterno, ¡¡el trono de Cristo existe en el cielo, siempre ha existido y siempre existirá!.

Lo que ocurrirá sencillamente cuando Cristo venga del cielo a reinar sobre la tierra es que ESE TRONO GLORIOSO SUYO QUE ESTÁ EN EL CIELO SERÁ COLOCADO EN LA TIERRA Y CRISTO SE SENTARÁ SOBRE ÉL PARA JUZGAR A LAS NACIONES, tal como él mismo dijo en Mateo 25:31-34, ¡¡Pero el trono de Cristo es eterno!!, no es un trono que él tendrá en el futuro.

Los arrianos modernos dicen que dicho trono de Cristo en el cielo NO es eterno, sino que fue creado por Dios, y por tanto, ellos están enseñando la mentira de que hubo un tiempo cuando Jesús no estuvo sentado sobre ese trono suyo en el cielo, sino que él vagaba por la nada en el vacío, juntamente con el Padre, sin morada alguna en el cielo, y sin poder alguno, y entonces él decidió crear su trono en el cielo y convertirse en Rey. Sin embargo, eso es una fábula mentirosa espantosa. El trono de Cristo ES eterno, ¡¡siempre ha existido!!, eso es lo que dice bien claro ese Salmo, y si su trono en el cielo es eterno significa que nunca fue creado, sino que él siempre a gobernado desde su trono celestial.

 

2- En el verso 10 se sigue hablando del Hijo, Jesucristo, y dice que en el principio él fundo la tierra, y los cielos son obra de sus manos. El texto es bien claro, Cristo fue quien ejecutó la obra creadora procedente del Padre. Fue el Dios supremo el Padre, quien decidió crear el Universo, todas las cosas proceden de él y por su voluntad existen, y Cristo fue el mediador, el que fundó la tierra y creó los cielos. Por consiguiente, esos pasajes enseñan bien claro la existencia no solo de DOS DIOSES ETERNOS, que son el Padre y el Hijo, sino que AMBOS SON CREADORES. El Padre es el Creador supremo, el arquitecto que diseñó el Universo y quien decidió crearlo, y Jesucristo fue el medio que el Padre utilizó para crearlo. Esta es la verdadera y sencilla enseñanza bíblica. Dos dioses eternos y creadores sentados en el mismo trono celestial.

Los versos 11 y 12 dicen que Jesucristo permanece para siempre, nunca pasará, él es el mismo de siempre, y sus años jamás terminarán.

Pero sigamos leyendo y analizando unos cuantos pasajes más que demuestran de forma irrefutable y demoledora que el Señor Jesucristo es el mismísimo Señor IEVE de los ejércitos, y obviamente, como es lógico, es un Dios eterno, ya que IEVE de los ejércitos jamás fue creado por Dios, él siempre existió juntamente con el Padre, con lo cual toda esa doctrina diabólica y repugnante inventada por el judío Arrio en el siglo 4, de que Jesucristo no es el Señor IEVE de los ejércitos, sino solo el primer Hijo creado por Dios en el cielo, es una burda doctrina de demonios enseñada también hoy en día por los modernos arrianos, los cuales son apostatas de la fe, son falsos cristianos.

Leamos y comentemos los siguientes pasajes:

 

Jua 1:4 En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres.

 

1Jn 1:1 Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida

1Jn 1:2 (porque la vida fue manifestada, y la hemos visto, y testificamos, y os anunciamos la vida eterna, la cual estaba con el Padre, y se nos manifestó);

 

Ese pasaje habla de Jesucristo, y dice que EN ÉL ESTABA LA VIDA.

Ahora bien, si en Cristo estaba la vida entonces él siempre ha tenido vida, y también él da la vida eterna a otros.

Los modernos herejes arrianos que niegan la eternidad de Jesucristo siempre citan el siguiente pasaje:

 

Jua 5:26 Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo;

 

La diabólica y falsa interpretación que esos herejes arrianos dan de ese pasaje es que, según ellos, Dios dio la vida (engendró) a Jesucristo en el cielo antes de crear el Universo, es decir, según ellos Jesucristo no es eterno, sino que comenzó a tener vida y a existir cuando Dios lo engendró en el cielo antes de la creación del Universo, sin embargo, esa interpretación que esos herejes arrianos dan es perversa y anti bíblica, por la sencilla razón de que NO EXISTE NI UN SOLO PASAJE EN LA BIBLIA DONDE SE DIGA QUE DIOS ENGENDRÓ A CRISTO EN EL CIELO. Lo que dice la Biblia es que Dios engendró a su Hijo en el vientre de María (Mt.1:20), es decir, le dio la vida humana, lo engendró, cuando María concibió por el espíritu de Dios. Luego Dios el Padre volvió a engendrar, es decir, a dar la vida a su Hijo cuando le resucitó al tercer día (Hch.13:33). Pero decir que Dios engendró a su Hijo en el cielo es sencillamente una burda mentira diabólica contraria a la Biblia.

Por consiguiente, cuando Jesús dijo que el Padre le dio al Hijo tener vida en sí mismo se estaba refiriendo a cuando Dios lo engendró en el vientre de María dándole la vida humana, ya que engendrar significa precisamente eso, dar la vida.

Jesús, el Verbo de Dios, ya era la vida antes de la creación de los cielos y de la tierra, y esta vida eterna se manifestó a los hombres cuando Dios el Padre le engendró en el vientre de María, y entonces Jesús nació como hombre, viviendo entre nosotros (Jn.1:14).

Observe lo que dijo el apóstol Juan en ese pasaje de 1Juan 1:1-2, él le llamó a Jesús el Verbo de vida, porque en él estaba la vida (Jn.1:4), y en el verso 2 se dice que esa vida ETERNA fue manifestada al mundo, es decir, vino al mundo. Por lo tanto, ¡¡si Jesús es la vida eterna, ENTONCES ÉL ES ETERNO!!, jamás fue creado, ya que una persona divina que es la vida eterna es absolutamente imposible que fuera creado por Dios, ya que si él no fuera eterno entonces él no sería la vida eterna, así de simple.

Por lo tanto, decir que Jesucristo no es el eterno IEVE de los ejércitos, sino que fue un hijo creado por Dios en el cielo, es una de las mayores herejías y mentiras satánicas que se puedan enseñar, esa misma herejía satánica arriana es la que dividió a los cristianos en el siglo 4, y es exactamente la misma herejía diabólica que actualmente separa a los cristianos verdaderos, de los falsos. Los falsos cristianos se apartan de la verdadera doctrina, haciéndose arrianos, y los verdaderos cristianos perseveramos en la verdadera doctrina bíblica, apostólica y ortodoxa, tal como la estoy exponiendo en este importante librito.

Recordemos que el apóstol Pablo dijo que una de las obras de la carne son las HEREJIAS, y quienes practican todas esas cosas, incluidos los que enseñan herejías, NO HEREDARÁN EL REINO DE DIOS:

 

Gál 5:19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,

Gál 5:20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,

Gál 5:21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios.

 

Y observe lo que dijo el apóstol Pedro sobre estos hijos del diablo que enseñarían ese tipo de herejías:

 

2Pe 2:1 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.

2Pe 2:2 Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado,

 

Pedro llamó a esos herejes "falsos maestros", los cuales introducirían encubiertamente, en secreto, herejías destructoras, y una de esas herejías destructoras es LA HEREJIA ARRIANA, introducida encubiertamente en el siglo 4 por un judío hereje de Egipto llamado Arrio, que consiste sencillamente en negar que Jesucristo es el eterno IEVE de los ejércitos, el Dios de Israel, el cual jamás tuvo principio y jamás tendrá fin. 

Pero sigamos estudiando más pasajes:

 

Isa 6:1 En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo.

Isa 6:2 Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban.

Isa 6:3 Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, IEVE de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria.

 

Este pasaje de Isaías 6 ya lo comenté más arriba en este libro, sin embargo, es de una importancia tan crucial y majestuosa, que es necesario hacer un comentario más.

Observe como el profeta Isaías dijo que VIO AL SEÑOR IEVE sentado en su trono alto y sublime, un trono que está dentro de ese templo de Dios en el cielo.

En el verso 3 a este Dios se le llama IEVE DE LOS EJÉRCITOS.

Ahora bien, resulta que al Dios Padre nadie le vio jamás (Jn.1:18), por lo tanto, ese Dios que vio Isaías obviamente no era el Dios supremo, el Padre, sino otro Dios, IEVE de los ejércitos, y que como ya he demostrado se refiere a JESUCRISTO.

El propio apóstol Juan dijo también que ese Dios que vio Isaías era Jesucristo:

 

Jua 12:41 Isaías dijo esto cuando vio su gloria, y habló acerca de él.

 

Por consiguiente, ahí tenemos una prueba más de que Jesucristo es IEVE de los ejércitos, y que desde siempre él ha estado sentado en su trono en el cielo. Ahora bien, puesto que IEVE de los ejércitos es un Dios eterno, que jamás tuvo principio ni tendrá fin, ¡¡entonces Jesucristo, el cual es IEVE de los ejércitos, es un Dios eterno, jamás fue creado, y jamás tendrá fin!!.

Pero sigamos leyendo más:

 

Isa 44:6 Así dice IEVE Rey de Israel, y su Redentor, IEVE de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios.

 

En el verso 6 IEVE dice que él mismo es el primero y el último. Pues veamos quien es este primero y el último:

 

Apo 1:17 Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último;

Apo 1:18 y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.

 

Apo 2:8 Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el último, el que estuvo muerto y vivió, dice esto:

 Apo 22:12 He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.

Apo 22:13 Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último.

 

Ahí está bien claro, ¡¡el primero y el último es Jesucristo!!, indicando así que él es IEVE de los ejércitos, el cual es el primero y el último.

En el verso 8 IEVE dijo que ellos serían testigos suyos, y en Hechos 1:8 Jesús dijo a su pueblo que ellos serían SUS TESTIGOS, es decir, los testigos de IEVE son los testigos de Jesucristo.

Este verso 8 puede confundir a algunos, porque en él IEVE de los ejércitos dice que no hay Dios sino él, que él no conoce a ninguno. Ese pasaje no está diciendo que no exista otro Dios SUPERIOR a él, lo que dice es que él no conoce a otro Dios como él. Pero esto es muy importante, ¡¡él no dijo que no exista un Dios superior a él!!, ya que el Dios Padre es superior a Cristo en autoridad (Ap.3:12). Además el pasaje se está refiriendo a los dioses falsos creados por los hombres, como menciona en el verso 9, los cuales no son nada, y por eso es que IEVE dijo que solo él es Dios, en contraste con esos dioses falsos del paganismo.

 

Los herejes arrianos siempre suelen citar también las palabras de Pablo en 1Timoteo 6:16 para negar que Jesucristo es el eterno IEVE de los ejércitos. Leamos el pasaje:

 

1Ti 6:16 el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén.

 

Ese pasaje no dice por ninguna parte que solamente el Padre sea eterno. Lo que dice es que el Dios Padre es el único que tiene INMORTALIDAD, lo cual es muy diferente a eternidad.

Pablo simplemente dijo que el Padre es el único que tiene inmortalidad porque ÉL JAMÁS MURIÓ, sin embargo, Jesús sí que murió. Es el Padre quien otorga la inmortalidad, una inmortalidad que el Padre le dio a Cristo cuando lo resucitó de los muertos con un cuerpo inmortal.

Nosotros los verdaderos cristianos también recibiremos en el futuro un nuevo cuerpo inmortal (1Co.15:50-54), ¡¡pero eso no significa que seremos eternos!!, ya que alguien eterno es el que no tiene principio y no tendrá fin, sin embargo, nosotros los humanos hemos tenido un principio, y cuando resucitemos con el nuevo cuerpo inmortal jamás tendremos fin.

La eternidad la tienen el Padre y el Hijo, ambos son dos dioses inmortales, la diferencia es que el Padre tiene la inmortalidad absoluta pues él nunca murió como hombre, por eso es que Pablo dijo que el Padre es el único que tiene inmortalidad, en el sentido de que la tiene de forma absoluta, al no poder morir, ¡¡pero el pasaje no dice por ninguna parte que solo el Padre sea eterno!!, el pasaje no habla de eternidad por ninguna parte, sino solo de inmortalidad, que es muy diferente.

 

EL PRIMOGÉNITO DE TODA LA CREACIÓN

 

A los modernos arrianos que niegan la eternidad de Jesucristo les encanta el pasaje de Colosenses 1:15, ya que ellos creen ver ahí que Jesucristo fue el primero en ser creado por Dios. Leamos el pasaje y su contexto:

 

Col 1:15 El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.

Col 1:16 Porque por medio de él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.

Col 1:17 Y él es antes de todas las cosas, y todas las cosas en él subsisten;

 

Observe que ese pasaje no dice por ninguna parte que Jesucristo sea el primero en ser creado por Dios, sino que él es el primogénito de toda la creación.

La palabra, "primogénito", no significa de ninguna manera que él fuera el primero en ser creado, porque resulta que la misma palabra, "primogénito", también aparece en Éxodo 4:22, donde IEVE dice que Israel es su PRIMOGÉNITO, y con el mismo nombre se dirige a la tribu de Efraín, sin embargo Israel no fue el primer pueblo nacido en la tierra, ni Efraín fue la primera tribu de Israel en nacer.

En Jeremías 31:9 IEVE dice: "Efraín es mi primogénito", pero Efraín no fue el primer nacido de la familia de José, sino el segundo, ya que el primero fue Manasés. Ahora bien, en Jeremías 31:20 Dios mismo explica lo que quiere decir con la palabra "primogénito":

 

"¿No es Efraín hijo precioso para mí?, ¿no es niño en que me deleito?".

 

Es en el sentido de preeminencia que Efraín era el primogénito de Dios (Gén. 48:17-20). Y en el salmo 89:27, hablando de David, IEVE dice:

 

"yo también te pondré por primogénito, el más excelso de los reyes de la tierra"

 

Ese pasaje no significa que David haya sido el primer rey que ha existido (ni siquiera en Israel), sino que sería el más grande, así como Efraín era el primogénito de Dios, por ser la tribu más querida para el Señor.

Por lo tanto, cuando en Colosenses 1:15 Pablo dijo que Cristo es el PRIMOGÉNITO de toda la creación, no estaba diciendo que él fuera el primero en ser creado por Dios, sino que el Cristo es el PREEMINENTE O SOBERANO SOBRE TODA LA CREACIÓN, EL REGIDOR DE LA CREACIÓN, es decir, aquél en el cual el Padre se deleita y elige para gobernar sobre toda la creación, ya que todas las cosas por medio del Cristo fueron hechas, y él es antes de todas las cosas, por lo tanto, él tiene el derecho de primogenitura sobre todo lo creado, ya que por medio de él fueron creadas TODAS las cosas (Jn.1:3, 10, 1Co.8:6, Col.1:15-17, Heb.1:1-2). Cristo no forma parte de lo creado.

 Ahora bien, resulta que en el texto griego existe la palabra "protoktistos" que significa "el primero en ser creado", ¡¡esta palabra es la que Pablo hubiera utilizado si él hubiera enseñado que Cristo fue el primer ser creado por Dios!!, entonces Pablo habría dicho lo siguiente: "El PROTOKTISTOS (el primero creado) de la creación", en lugar de decir: "el PROTOTOCOS (primogénito) de la creación".

Observe que el verso 17 dice que Jesucristo existía ANTES de todas las cosas, es decir, antes de que Dios creara todas las cosas que hay en los cielos y en la tierra, Cristo ya existía junto al Padre, lo cual está en completa armonía con Juan 1:1 17:5, donde se dice bien claro que en el principio él ya existía juntamente con el Padre, antes de que fueran creados los cielos y la tierra. Por consiguiente, Cristo nunca fue creado, él es eterno igual que el Padre.

Los modernos arrianos siempre salen con el cuento de que solo el Dios Padre es eterno, sin embargo, ¡¡no existe ni un solo pasaje en la Biblia donde se diga que solo el Padre sea eterno!!. Lo que enseña la Biblia es que el Padre y el Hijo son dos dioses eternos, jamás tuvieron principio y jamás tendrán fin, ambos dioses siempre han vivido en el cielo, donde tienen el templo celestial y el trono de ambos.

Para un estudio más extenso sobre ese tema, leer mi librito: http://www.las21tesisdetito.com/trono_de_dios.htm

Ahora bien, el Padre es el Dios supremo, el Dios de Cristo (Ap.3.12), ya que el Padre tiene autoridad sobre el Hijo, es la cabeza o jefe de Cristo (1Co.11:3)

Por lo tanto, los dos dioses son iguales en eternidad, pero el Padre es mayor en autoridad, esta es la verdadera enseñanza bíblica, la cual fue deformada y rechazada por el sistema iglesiero apostata, el SIA.

 

 EL PRINCIPIO DE LA CREACIÓN DE DIOS

 

Los modernos arrianos que niegan la eternidad de Jesucristo citan también el siguiente pasaje para intentar basar su doctrina herética:

 

Apo 3:14 Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto:

 

Ese pasaje de Apocalipsis 3:14 lo que dice es que Cristo es el principio de la creación de Dios.

La palabra griega traducida por "principio" es "arkhe", pero esta palabra la encontramos también en Colosenses 1:18, donde se dice: "él que es el principio" ("os estin arkhe").

Ahora bien, resulta que según el Diccionario griego-inglés de Liddell and Scott's (12.ª edición, Oxford), "arkhe" quiere decir: primera causa u origen, principio, primero, primero de todos en cuanto a número o lugar, primero en el tiempo, el más antiguo en el orden.

Es decir, la palabra "principio" ("arkhe") la Biblia la emplea para referirse a personas que ocupan lugares de importancia. Por ejemplo: en Lucas 12:11 se traduce magistrados; en tito 3:1, gobernantes o príncipes; en Judas 6, dignidad; en Efesios 1:21, 3:10 y Colosenses 2:10, principados.

Esta palabra, "arkhe", también tiene el sentido de origen, es decir, primera causa, principiador, originador, iniciador. Por eso es que el Diccionario que he mencionado dice que el significado literal de esta expresión, "el principio de la creación de Dios", es en el griego: "El autor de la creación de Dios". Es decir, que el termino "arkhe" aplicado Cristo nos enseña que por medio de Cristo se dio comienzo a la creación de los cielos de la tierra, lo cual se enseña también claramente en los siguientes pasajes: Juan 1:3, 10, 1Co.8:6, Heb.1:1-2, en los cuales se dice que todas las cosas por medio del Verbo (el Cristo) fueron creadas.

Por consiguiente, el Verbo de Dios, Jesucristo, fue quien inició la creación de Dios, él fue quien ejecutó la obra creadora procedente del Padre (Colosenses 1:16).

 

EL PADRE HA DADO AL HIJO TENER VIDA EN SÍ MISMO

 

A continuación vamos a leer y a analizar uno de los pasajes favoritos que siempre citan aquellos que niegan la eternidad de Jesucristo, es el siguiente:

 

Jua 5:26 Porque como el Padre tiene vida en sí mismo, así también ha dado al Hijo el tener vida en sí mismo;

 

El argumento que el hereje judío Arrio esgrimía es que como ese pasaje dice que Dios el Padre le dio a Jesús el tener vida en sí mismo, entonces significa que hubo un momento en que Cristo no tenía vida, y por tanto, no existía, sino que fue creado por Dios en el cielo. Este mismo argumento falso lo dan hoy en día aquellos que niegan la eternidad de Jesucristo, sin embargo, ese argumento falso se derrumba de la forma más sencilla. Ponga mucha atención:

El Evangelio dice que Dios el Padre, por medio de su espíritu o poder, ENGENDRÓ a su Hijo en el vientre de María, o dicho en otras palabras EL DIOS PADRE LE DIO LA VIDA A JESÚS CUANDO LE ENGENDRÓ EN EL VIENTRE DE MARIA, naciendo como hombre, es entonces cuando Jesús se convirtió en el Hijo ENGENDRADO de Dios, o lo que es lo mismo, en el Hijo UNIGÉNITO de Dios (Jn.3:16), palabra que significa "único engendrado", ya que Jesús fue al único al cual el Padre engendró con su poder en el vientre de una mujer, Maria. Leamos estos pasajes:

 

Mat 1:20 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.

 

El pasaje es bien claro. Dios el Padre engendró a su Hijo en el vientre de María, es decir, LE DIO LA VIDA en el vientre de María, por eso es que Jesús dijo que el Padre le dio tener vida en sí mismo, ¡¡porque esa vida se la dio cuando le engendró en el vientre de María!!, ¡¡no cuando él vivía en el cielo antes de venir a la tierra!!.

Y ahora leamos este pasaje:

 

Heb 1:5 Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás: Mi Hijo eres tú, Yo te he engendrado hoy,

 y otra vez: Yo seré a él Padre, Y él me será a mí hijo?

Heb 1:6 Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice: Póstrense con reverencia ante él todos los ángeles de Dios.

 

Ahí lo tiene bien claro. JESÚS SE CONVIRTIÓ EN EL HIJO ENGENDRADO DE DIOS CUANDO EL PADRE LO INTRODUJO EN EL MUNDO, es decir, cuando fue engendrado por Dios en el vientre de María. Es entonces cuando el Padre le dio la vida HUMANA a Jesús.

El pasaje de Juan 5:26 no dice por ninguna parte que Dios creó a Jesús antes de hacerse hombre, lo que Jesús dijo sencillamente es que el Padre le dio el tener vida en sí mismo, ¡¡y esa vida humana el Padre se la dio cuando lo envió al mundo engendrándolo en el vientre de Maria!!.

Como ya he demostrado en este librito, Jesucristo es eterno, jamás fue creado, sino que siempre ha existido en el cielo juntamente con el Padre. Sencillamente son DOS DIOSES ETERNOS que siempre han existido y han tenido comunión uno con el otro.

 

YO VIVO POR EL PADRE

 

Jua 6:57 Como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, asimismo el que me come, él también vivirá por mí.

 

El argumento que esgrimen los modernos herejes arrianos es falso en extremo.

Los herejes arrianos dicen que como ese pasaje dice que Jesús vivía por el Padre, significa que entonces el Padre un día lo creó o le dio la vida en el cielo antes de todos los siglos, y que por tanto, Jesús no es eterno. Sin embargo, veamos cual es la correcta explicación de ese pasaje.

¿Por qué Jesús dijo que él vivía por el Padre?, pues sencillo: PORQUE FUE EL PADRE QUIEN LE DIO LA VIDA HUMANA A JESÚS CUANDO ÉL LO ENGENDRÓ EN EL VIENTRE DE MARIA. Esa vida humana de Jesucristo Dios se la dio cuando el Padre le introdujo en el mundo, pero esto de ninguna manera significa que Dios creara a Jesucristo en el cielo antes de la creación de los cielos y de la tierra.

Ya he demostrado de forma clara e irrefutable que Jesucristo ya existía en el cielo antes de nacer, y que él estuvo con el Padre desde antes de la fundación del mundo (Jn.17:5), es decir, antes de que Dios creara los cielos y la tierra Jesucristo ya existía y estaba con Dios, ¡¡Cristo no forma parte de la creación!!, sino que él fue quien dio inicio a la creación, ya que todas las cosas fueron creadas por medio de Jesucristo.

Jesucristo tiene el mismo nombre que su Padre, IEVE, él es un Dios eterno, subordinado al Padre, que siempre ha estado sentado en su trono glorioso en el cielo.

 

 

35

EL TÉRMINO “HENOTEÍSMO”

 

En el minuto 3 de este video: https://www.youtube.com/watch?v=XYh0wqQi94Y

el arriano mentiroso y hereje llamado Henry Martínez hace una acusación falsa contra mi persona, diciendo la majadería de que la teología henoteista la he tomado de un teólogo alemán llamado Max Muller, el cual fue quien acuñó ese término de “henoteísmo”.

Esa burrada dicha por ese sujeto mentiroso se refuta de la forma más sencilla.

Ya he demostrado en este libro la verdadera teología bíblica es el henoteísmo monólatra, es decir, la creencia en la existencia de un Dios supremo, el Padre, y reconociendo también la existencia de otros muchos dioses, que son los hijos de Dios, sean lo hijos de Dios angelicales o los hijos de Dios humanos, sin embargo, el único Dios adorado es el Padre.

Ahora bien, lo que es de escándalo y de una locura total es que este individuo arriano y enfermo mental que se hace pasar por maestro de la Biblia, así como el ignorante mentiroso de su discípulo, Roberto, ¡¡TAMBIÉN SON HENOTEISTAS MONÓLATRAS!!, ya que ellos también creen que hay un Dios supremo, que es el Padre, y creen también que Jesucristo es UN DIOS (Jn.1:1), y además enseñan que Moisés y los jueces de Israel también son dioses, ¡¡eso se llama HENOTEÍSMO!!.

Por consiguiente, la locura satánica de esta pareja de hijos del diablo es descomunal, ya que en esos tres patéticos videos que ellos han hecho pretenden refutar el henoteísmo monólatra, ¡¡cuando ellos mismos son henoteístas monólatras!.

El pecado terrible de estos dos embusteros arrianos y malvados ya lo mencioné en este libro, y es que ellos NIEGAN QUE JESUCRISTO SEA EL SEGUNDO DIOS LLAMADO IEVE, lo cual es enseñado en la Biblia, como he demostrado en mis libros, es decir, ellos niegan que Jesús es EL SEÑOR, y eso es lo que les condenará en el lago de fuego, ya que el apóstol Pablo dijo bien claro que para ser salvos tenemos que confesar o invocar con nuestra boca que Jesús es EL SEÑOR (1Co.10:9-13), y cuando Pablo dijo ahí EL SEÑOR se estaba refiriendo al Señor IEVE, pues él estaba citando el texto de Joel 2, donde se menciona a IEVE, y se dice que todo el que invoque el Nombre de IEVE será salvo, pero Pablo dijo que es el Nombre de Jesucristo el que hemos de invocar para ser salvos.

Por consiguiente, esto es lo que llevará a la total condenación a este par de embusteros e hijos del diablo que apostataron de la verdadera fe.

Ellos, si no se arrepienten, no solo se condenarán por las mentiras y calumnias que lanzan contra mi persona en esos satánicos videos, sino especialmente les condenará su rechazo de la Divinidad del Señor Jesucristo.

El teólogo Max Muller, que era mucho más inteligente que este par de estúpidos hijos del diablo y apostatas, conocía muy bien la Biblia, y él sabía perfectamente que la Biblia no es monoteísta, ya que menciona a un Dios supremo, el Padre, así como a otros muchos más dioses inferiores a él, que son los hijos de Dios.

Max Muller conocía textos como Deuteronomio 10:17, entre otros más, donde se dice bien claro que IEVE es Dios DE DIOSES, demostrando así la existencia de muchos más dioses subordinados a este Dios supremo. Entonces el señor Muller acuñó el término “henoteísmo” tomado del idioma griego, para poder describir esta verdadera teología bíblica.

Por consiguiente, cuando este pobre necio embustero llamado Henry Martínez me acusa falsamente de que el henoteísmo fue inventado por Max Muller, y que yo lo he tomado de él, está mintiendo y diciendo una burrada de marca olímpica, fruto de su mente enferma y entenebrecida. El término “henoteísmo” es sencillamente la palabra más correcta para describir esa verdadera teología bíblica, que se enseña tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento.

Cuando el arriano farsante Henry Martínez enseña, por tanto, que el henoteísmo no tiene fundamento bíblico, está mintiendo, ya que la Biblia es enteramente henoteista. El Dios Padre es el Dios de dioses y el Señor de señores (Dt.10:17). El Dios Padre es el Dios del Hijo (Ap.3:12), es decir, tiene autoridad sobre su Hijo Jesucristo, el segundo Dios, esto es puro HENOTEÍSMO. Los ángeles y los hijos de Dios humanos son dioses subordinados al Dios supremo, el Padre (Sal.82:1,6), esto es henoteísmo. Y lo que es más grave, ¡¡estos dos sujetos embusteros, Henry y Roberto, que detestan el henoteísmo y dicen que es falso, ELLOS MISMOS SON HENOTEISTAS!!, pues enseñan que el Padre es el Dios supremo, y Jesucristo es el segundo Dios, el Verbo de Dios (Jn.1:1), o como ellos lo llaman, UN DIOS, un ser divino, y además ellos también reconocen la existencia de otros muchos dioses, como eran Moisés, los jueces de Israel, etc. En fin, estos dos apostatas de la fe han caído en la locura y demencia total, el diablo los ha engañado y captado completamente, y han caído en la apostasía, rechazando la verdadera doctrina, la cual he expuesto en este libro.

 

36

ISAÍAS VIO AL SEÑOR IEVE-JESUCRISTO

 

En el minuto 13 de este video: https://www.youtube.com/watch?v=XYh0wqQi94Y

el apostata y embustero arriano Henry Martínez afirma que el profeta Isaías vio a Dios el Padre, el relato se encuentra en Isaías 6:1-8.

Ahora bien, es de una gravedad extrema lo que este autentico hijo del diablo y mentiroso dice en ese video, ¿por qué?, pues muy sencillo: ¡¡porque él está insultando al Señor Jesucristo y al apóstol Juan llamándoles mentirosos!!, ya que ellos dijeron repetidamente bien claro que NINGÚN SER HUMANO VIO AL DIOS PADRE:

 

Jua 1:18 A Dios nadie le ha visto jamás: el Hijo único, que está en el seno del Padre, él lo ha contado.

 

Jua 5:37 También el Padre que me envió ha dado testimonio de mí. Nunca habéis oído su voz, ni habéis visto su aspecto,

Jua 6:46 No es que alguien haya visto al Padre; sino aquel que ha venido de Dios, ése ha visto al Padre.

 

1Jn 4:12 Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros.

 

Solo un vulgar hijo del diablo podría insultar de esa manera al Hijo de Dios y el apóstol Juan.

Las palabras de Jesús y del apóstol Juan son más claras que el agua pura, nadie vio al Dios Padre, nadie vio su aspecto, sin embargo, el profeta Isaías dijo que vio a un Dios llamado IEVE de los ejércitos sentado en su trono en el cielo. ¿Quién era entonces ese Dios llamado IEVE que vio Isaías?, pues la respuesta es simple; ERA JESUCRISTO, el segundo Dios llamando IEVE.

El profeta Isaías dijo que vio con sus ojos literales al mismo Señor IEVE, y este es el mismo Señor IEVE mencionado en la gran profecía de Zacarías 14:1-6, el cual vendrá del cielo con todos sus ángeles, poniendo sus pies sobre el monte de los Olivos, para luego ser el Rey sobre toda la tierra. Y este Señor IEVE que vendrá del cielo con todos sus ángeles para reinar sobre la tierra es únicamente JESUCRISTO (Mt.25:31-46). Será Cristo quien descenderá a la tierra poniendo sus pies sobre el monte de los Olivos, ¡¡él tiene el mismo Nombre que su Padre celestial, IEVE!!

Ahora bien, resulta que el mismo apóstol Juan dijo bien claro que Isaías a quien vio fue a JESUCRISTO, léalo:

 

 Jua 12:41 Isaías dijo esto porque vio su gloria y habló de él.

 

Observe que esas palabras las dijo el escritor, Juan. Él dijo bien claro que el profeta Isaías VIO LA GLORIA DE JESUCRISTO Y HABLÓ DE ÉL, ¡¡y concretamente se refiere a la visión que tuvo Isaías de IEVE de los ejércitos sentando en su trono en el cielo!!, tal como se relata en Isaías 6.

Acá tenemos la prueba absoluta, perfecta e irrefutable de que la visión que Isaías tuvo de IEVE de los ejércitos sentado en su trono glorioso en el cielo fue una visión del propio SEÑOR JESUCRISTO, ¡¡no del Padre celestial!!, ya que Jesús dijo que al Dios Padre nadie le vio jamás.Y esto, como es lógico, es la prueba total e irrefutable de que el Hijo de Dios es un Dios eterno, el segundo IEVE, él jamás tuvo principio, y jamás tendrá fin, de la misma manera que el Padre tampoco tiene principio, y jamás tendrá fin. Por eso es que en el Apocalipsis a estos dos dioses eternos, el Padre y el Hijo, se les da el mismo titulo que indica eternidad: EL ALFA Y LA OMEGA, EL PRIMERO Y EL ULTIMO, EL PRINCIPIO Y EL FIN (Ap.1:8, 21:6, 22:12-13). ¡¡Los dos dioses eternos tienen el mismo título!!, porque ellos crearon los cielos y la tierra, dando inicio a la Historia, y ellos también la pondrán fin.

En uno de sus videos este embustero e hijo del diablo llamando Henry Martínez sale con la mentira estúpida de que el profeta Isaías no vio al Señor IEVE de los ejércitos con sus ojos literales, sino que dice que lo vio en una visión, de forma simbólica. Vamos a ver, ¡¡si lo vio en una visión significa que LO VIO LITERALMENTE!!, ya que ver algo y tener una visión es exactamente lo mismo, si yo por ejemplo estoy viendo la luna, significa que estoy teniendo una visión de la luna, la estoy viendo con mis ojos. Isaías dijo bien clarito que SUS OJOS LITERALES VIERON AL SEÑOR IEVE DE LOS EJÉRCITOS, vamos a leerlo:

 

Isa 6:5 Entonces dije: ¡Ay de mí! que soy muerto; porque siendo hombre inmundo de labios, y habitando en medio de pueblo que tiene labios inmundos, han VISTO MIS OJOS al Rey, IEVE de los ejércitos.

 

Sin embargo, ahora viene este necio embustero e hijo del diablo disfrazado de cristiano, llamado Henry Martínez, y dice todo lo contrario, que los ojos de Isaías no vieron literalmente al Rey, a IEVE de los ejércitos, el cual era el mismo Jesucristo, como ya he demostrado más arriba. Hasta ese grado de maldad y mentira ha caído este apostata de la fe y falso cristiano llamado Henry Martínez.

 

En el minuto 20 de este video: https://www.youtube.com/watch?v=XYh0wqQi94Y

este hijo del diablo mentiroso llamado Henry Martínez dice la burrada de que Isaías no vio la gloria de Jesucristo ni habló de él, sino que él dice que lo que vio Isaías fue la gloria del Dios Padre, pero resulta que el apóstol Juan dijo todo lo contrario, que Isaías sí que vio la gloria de Jesucristo Y HABLÓ DE ÉL, es decir, de Jesucristo (Jn.12:41). Por lo tanto, cuando este enviado de Satanás llamado Henry Martínez afirma que Isaías no vio la gloria de Jesucristo ni habló de él está mintiendo de la forma más descarada, y además está llamando al apóstol Juan mentiroso. El lago de fuego es lo que le espera a este farsante santurrón si antes no se arrepiente de todas sus mentiras.

 

 

37

LA SABIDURÍA DE PROVERBIOS NO ES JESUCRISTO

 

En el siguiente video: https://www.youtube.com/watch?v=RFltl817t-M el hereje arriano Henry Martínez pretende hacer creer a los ignorantes que esa sabiduría de Proverbios 8 es Jesús. Esto obviamente no se lo ha inventado Henry, sino que ya fue enseñado por algunos llamados "padres de la iglesia" católicos a partir del siglo 4. Henry y el resto de arrianos como él sencillamente han copiado esa doctrina falsa y perversa de la iglesia católica romana, en realidad estos modernos herejes arrianos son católicos romanos, ya que esa doctrina diabólica es fundamental para el catolicismo en su negación de la eternidad del Señor Jesucristo.

Observe lo que dice Proverbios 8:24-25:

 

Pro 8:24 Antes de los abismos fui engendrada; Antes que fuesen las fuentes de las muchas aguas. Pro 8:25 Antes que los montes fuesen formados, Antes de los collados, ya había sido yo engendrada;

 

Como puede ver, ese pasaje dice que esa sabiduría de Dios fue engendrada antes de la creación de la tierra.

Ahora bien, según todos los diccionarios la palabra "engendrar" significa DAR LA VIDA, o dar la existencia. Sin embargo, el significado de "engendrada" que aparece en ese pasaje de Proverbios 8 no es el "dar la vida", sino que significa "salir de", "emanar de".

En Proverbios 8:22-24 leemos que esa sabiduría fue engendrada en el cielo antes de la creación de la tierra. Pues bien, la palabra hebrea que ha sido traducida por "engendrada" en ese pasaje es Kjul , leamos ahora lo que dice la Concordancia de Strong sobre esa palabrita hebrea, kjul:

 

H2342

 חוּל kjul; o

 

חִיל kjíl; raíz prim.; prop. torcer o hacer girar (de manera circular o espiral), i.e. (espec.) danzaretorcerse de dolor (espec. de parto) o fear; fig. esperar, aguardarpervertir:-afligir, aguardar, ahuyentar, amedrentar, angustiar, atormentar, bailar, caer, concebir, danzar, dar, desgajar, doler, dolor, dolorido, engendrar, esperar, estremecer, formar, herir, pálido, parto, temblar, temer, temor.

 

Como puede ver, esa palabra hebrea kjul tiene varias acepciones o significados en hebreo, y entre esos significados están danza, concebir, desgajar, engendrar. Es decir, lo que significa ese pasaje de Proverbios es, sencillamente, que esa sabiduría de Dios, que es su espíritu, danzó o se movió, se desgajó o salió de Dios antes de la creación de la tierra, y entonces, ese espíritu o sabiduría de Dios creó los cielos y la tierra, ¡¡por eso es que Génesis 1:2 dice bien claro que el espíritu de Dios SE MOVÍA sobre la faz de la aguas!!, es decir, esa energía o espíritu de Dios salió de Dios y se movía o danzaba sobre la superficie de las aguas al principio, y es entonces cuando Dios creó o formó la tierra.

Los herejes arrianos católicos me acusan falsamente de que yo estoy enseñando que el espíritu santo es una tercera persona divina a la cual Dios dio la vida o existencia antes de la creación de la tierra. Eso es una burda calumnia y mentira, yo jamás he dicho semejante falsedad y estupidez. Lo que he enseñado siempre es que el espíritu santo no es ninguna tercera persona divina, sino que es la sabiduría y el poder de Dios, la cual es personificada en la Biblia como si fuera una mujer, y especialmente en el libro de Proverbios.

Esta sabiduría de Dios, que es su espíritu, SALIÓ DE DIOS. O dicho en otras palabras, esa energía de Dios se desgajó o salió de Dios el Padre para moverse o danzar como un viento recio sobre la faz de las aguas, tal como dice Génesis 1:2, y por medio de ese poder o energía el Dios Padre creó la tierra.

Por consiguiente, Proverbios 8:24-25 no enseña por ninguna parte que Dios dio la vida o existencia a su sabiduría o espíritu antes de la creación de los cielos y de la tierra, lo que ese pasaje enseña es que ese espíritu de sabiduría emanó o salió de Dios el Padre antes de la creación de la tierra, y dicho espíritu, en forma de viento recio, en hebreo ruaj, se movía o danzaba sobre la faz de la aguas, y por medio de dicho espíritu o energía Dios formó la tierra, esto es realmente lo que enseña ese pasaje de Proverbios 8:24-25, un texto que como ya he demostrado no está hablando del Señor Jesucristo por ninguna parte, sino del espíritu de Dios, que es un espíritu de sabiduría y de poder.

Yo JAMÁS he enseñado la tontería de que el espíritu santo fue creado por Dios, lo que he dicho bien claro es que dicho espíritu de sabiduría de Dios fue ENGENDRADA por Dios, es decir, engendrada en el sentido de que salió o emanó de Dios antes de la creación de la tierra. Por supuesto que el espíritu de Dios es eterno, siempre Dios ha tenido su espíritu de sabiduría, nunca dicha sabiduría de Dios fue creada, Dios el Padre siempre ha sido sabio, pero en un momento de la Historia dicho espíritu de sabiduría de Dios emanó de él, se desgajó de él, para moverse sobre la faz de la aguas y dar inicio a la creación de la tierra.

Por consiguiente, la palabra "engendrada" que aparece en Proverbios 8.24-25 no significa realmente "dar la vida", sino que ha de ser traducida por danzar, concebir, desgajar, es decir, la sabiduría de Dios, que es su espíritu, se desgajó o salió de Dios el Padre que está en el cielo, y como un fuerte viento se movía o danzaba sobre la faz de las aguas al principio, y por medio de dicho espíritu Dios el Padre comenzó a formar o crear la tierra, tal como dice el siguiente Salmo:

 

Sal 104:30 Envías tu espíritu, se crean; y renuevas la faz de la tierra.

 

Ahí lo tiene, Dios cuando envía su espíritu crea y renueva la faz de la tierra, y eso es exactamente lo que hizo Dios en Génesis 1:2, donde leemos que Dios envió su espíritu, emanó de él, y ese espíritu de sabiduría y de poder se movía o danzaba sobre la faz de las aguas, y es entonces cuando creó la tierra, tal como leemos también en Proverbios 8:24-25, donde está hablando de la sabiduría de Dios, la cual es el espíritu de Dios.

Los herejes arrianos y católicos enseñan que esa sabiduría personificada mencionada en Proverbios 8 es el Señor Jesucristo, pero en este libro ya he demostrado que eso es una gran mentira del diablo enseñada desde hace siglos por la iglesia católica romana, ya que el pasaje de Proverbios dice que dicha sabiduría de Dios fue engendrada en el cielo antes de la creación, sin embargo, EN EL NUEVO TESTAMENTO NO EXISTE NI UN SOLO PASAJE DONDE SE DIGA QUE DIOS ENGENDRÓ A SU HIJO EN EL CIELO ANTES DE LA CREACIÓN. Esa doctrina falsa de los herejes arrianos y católicos de que Cristo fue engendrado por Dios en el cielo desde la eternidad es una doctrina de demonios.

Ya demostré de forma clara e irrefutable en este libro que Dios engendró a su Hijo cuando lo envió a la tierra en forma de hombre, dándole la vida humana en el vientre de María (Mt.1:20), y luego lo engendró o dio la vida de nuevo cuando lo resucitó de los muertos (Heb.1:5-6). La doctrina de un tercer engendramiento de Cristo en el cielo antes de la creación es una de las mayores doctrinas diabólicas enseñadas por los apostatas de la fe.

 

Ahora bien, como los herejes arrianos y católicos enseñan que esa sabiduría engendrada es Jesús, entonces de ahí han sacado esa doctrina satánica de que Dios engendró a Cristo en el cielo antes de la creación, lo cual es una mentira del diablo que jamás es enseñada en la Biblia.

La pregunta es por tanto la siguiente: ¿está hablando de Jesucristo ese pasaje de Proverbios?, ¡¡de ninguna manera!!, Jesucristo no es mencionado en todo ese pasaje de Proverbios por ninguna parte, eso es una pura invención de la iglesia católica que es enseñada por los modernos herejes arrianos.

Pero supongamos ahora lo siguiente: Imaginemos que estos herejes arrianos y católicos tienen razón, y que esa sabiduría de Dios mencionada en ese pasaje de Proverbios 8 es Jesús, y que realmente Dios engendró a su Hijo en el cielo antes de todos los siglos, entonces preguntamos: ¿POR QUE ESA DOCTRINA NO SE ENSEÑA EN NINGUNA PARTE DEL NUEVO TESTAMENTO?, esto es algo que estos herejes y falsos cristianos católicos y arrianos jamás van a poder responder, ya que ¡¡no existe ni un solo pasaje en el Nuevo Testamento donde se enseñe que el Dios Padre engendró a su Hijo en el cielo antes de todos los siglos!!, por consiguiente, esta es la prueba clara e irrefutable de que esa sabiduría engendrada mencionada en Proverbios 8 no es Jesucristo.

Recuerde siempre que la verdadera fe cristiana SE BASA SOLAMENTE EN EL NUEVO TESTAMENTO, y si una doctrina no es enseñada en el Nuevo Testamento entonces significa que no forma parte de la enseñanza de Cristo ni de sus apóstoles. Esto es crucial que todos lo entiendan para no ser engañados por los falsos cristianos que enseñan doctrinas de demonios.

Aquellos herejes católicos y arrianos que enseñan que Jesús fue engendrado en el cielo antes de todos los siglos sencillamente NO SON CRISTIANOS, ya que están enseñando una doctrina perversa y falsa que jamás se enseña en el Nuevo Testamento. Esa doctrina fue totalmente desconocida por Cristo y por sus apóstoles.

El Nuevo Testamento sí que habla del engendramiento de Jesús, en concreto se habla claramente de DOS engendramientos de Jesús, no de tres, el primero fue cuando Dios lo engendró o le dio la vida humana en el vientre de María, haciéndose hombre, y el segundo engendramiento de Jesús fue cuando Dios el Padre le resucitó y le dio la vida al tercer día. 

Como voy a demostrar seguidamente, la sabiduría mencionada en el libro de Proverbios de ninguna manera se refiere a Jesucristo, sino al espíritu de Dios, el espíritu santo, el cual es personificado en el libro de Proverbios como si se tratara de una MUJER sabia.

 

a) En Génesis 1:2 leemos que el espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas cuando Dios comenzó a crear la tierra. Es decir, esa energía de Dios el Padre emanó de él, salió de él, y se movía como un viento fuerte sobre la superficie de las aguas.

 

b) En Isaías 11:2 leemos lo siguiente:

 

Isa 11:2 Y reposará sobre él el espíritu de IEVE; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de IEVE.

 

El espíritu santo o poder de Dios es la sabiduría que aconseja y tiene conocimiento, ¡¡exactamente como se la describe a la sabiduría en el libro de Proverbios!!. Simplemente en Proverbios se la personifica como si se tratara de una mujer, pero es solo una metáfora, una prosopopeya.

Este espíritu santo salió del Dios Padre, es decir, fue engendrado por el Dios Padre y entonces es cuando el Padre formó la tierra (Gen.1:2).

 

c) La sabiduría de Proverbios se la describe como una mujer.

 

Esto es tremendamente importante. Todos los que lean el libro de Proverbios y vean los pasajes donde se habla de la sabiduría de Dios siempre se la describe de forma figurada como si fuera una mujer que aconseja y que clama por las plazas, sin embargo, EN LA BIBLIA A JESUCRISTO JAMAS SE LE DESCRIBE COMO SI FUERA UNA MUJER. Por lo tanto, esa sabiduría de Proverbios es imposible que se refiera a Jesús, ya que Jesús es un varón, no una mujer.

Esta mujer sabia personificada en Proverbios habita con otra "mujer" llamada "la cordura" (Prov.8:12).

Ahora bien, si esa sabiduría personificada se refiriera a Jesucristo, ¿quien es la otra "mujer" llamada "la cordura"?. Esto jamás lo contestarán los herejes arrianos y católicos.

Proverbios dice también que la sabiduría está acompañada de otras mas: como la Honra (v.18), el Consejo, el Buen Juicio (v. 14), etc. Obviamente la honra, el consejo y el buen juicio no son tampoco personas literales, por lo tanto, la sabiduría de ninguna manera se refiere a una persona literal como es Jesucristo. Esto demuestra que es imposible entender esa sabiduría como una persona literal, ni mucho menos como Jesucristo, ya que él jamás fue engendrado por el Padre en el cielo antes de la creación, como demostré más arriba.

En ningún lugar de la Biblia Jesucristo es simbolizado como una mujer que tenga por compañera a otra llamada "la cordura". Todos los pasajes de la Biblia que hablan del Mesías siempre le presentan como un varón, jamás como una mujer sabia.

 

d) En el capítulo 9 de Proverbios se sigue hablando de esa misma sabiduría, y observe lo que dice:

 

 Pro 9:10 El temor de IEVE es el comienzo de la sabiduría, Y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia.

 

Ahora piense lo siguiente: si la sabiduría de Proverbios es Jesucristo, tal como enseñan los herejes católicos y arrianos, entonces ese pasaje estaría diciendo que el comienzo de Jesucristo es el temor de IEVE, ¡¡lo cual es completamente ridículo y sin sentido!!.

Esto demuestra de forma clara e irrefutable que la sabiduría mencionada en el libro de Proverbios es totalmente imposible que se refiera a Jesús, dicha sabiduría de Dios solo se refiere al espíritu de Dios, el cual es un espíritu de sabiduría, el mismo espíritu de sabiduría y de poder que Jesús tenía cuando vivió en la tierra.

Los herejes católicos y arrianos enseñan que Jesucristo es la sabiduría mencionada en el libro de Proverbios porque el apóstol Pablo llamó a Jesucristo "sabiduría de Dios", esto lo leemos en los siguientes pasajes:

 

1Co 1:24 mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios.

 

1Co 1:30 Mas por él estáis vosotros en Cristo Jesús, el cual nos ha sido hecho por Dios sabiduría, justificación, santificación y redención;

 

En uno de los videos del hereje arriano y católico Henry cita esos dos pasajes de Pablo donde se menciona a Cristo como sabiduría de Dios, y entonces él dice que esa sabiduría es la misma sabiduría mencionada en Proverbios 8. Eso que dice el hereje arriano Henry es una gran mentira, fruto de su crasa ignorancia bíblica.

Observe atentamente que en esos dos pasajes Pablo no dijo por ninguna parte que Cristo sea LA sabiduría de Dios, sino que Cristo es sabiduría de Dios. Esto es crucial y muy importante, ya que Pablo jamás identificó a Cristo con la sabiduría mencionada en el libro de Proverbios.

La sabiduría personificada mencionada en el libro de Proverbios aparece como una MUJER, por eso se la llama LA sabiduría, y ya demostré que se refiere al espíritu de Dios, la ruaj o energía de Dios. Sin embargo, cuando Pablo habló de Cristo en esos dos pasajes de Corintios él JAMÁS LE LLAMÓ "LA" SABIDURÍA DE DIOS, sino que simplemente dijo que él es sabiduría de Dios, indicando así que Dios nos hizo sabiduría en Cristo. Esto es muy importante que todos lo entiendan, no existe ni un solo pasaje en el Nuevo Testamento donde a Jesús se le llame LA sabiduría de Dios, o dicho en otras palabras, la sabiduría mencionada en el libro de Proverbios de ninguna manera es Jesucristo, sino el espíritu de Dios.

Si esa sabiduría de Proverbios se refiriera a Jesucristo, entonces el Nuevo testamento diría claramente que Cristo fue engendrado por Dios en el cielo antes de todos los siglos, pero resulta que esa doctrina satánica y perversa inventada por el judío Arrio en el siglo 4 JAMÁS es enseñada en el Nuevo Testamento. Este dato es de una importancia crucial, y destroza la doctrina arriana y católica de que Cristo fue engendrado por Dios en el cielo antes de todos los siglos.

Lo que ha hecho el hereje arriano y católico Henry es falsificar y pervertir de forma diabólica esas palabras del apóstol Pablo para hacer creer a los ignorantes que Cristo es la sabiduría personificada mencionada en el libro de Proverbios, y que por tanto, Dios el Padre engendró o dio la vida a Cristo en el cielo antes de la creación de los cielos y de la tierra, sin embargo, ese engaño satánico del apostata arriano Henry ha quedado desenmascarado en este librito.

 

38

IEVE-JESÚS SE APARECIÓ A ABRAHAM EN EL ENCINAR DE MAMRE

 

En este video: https://www.youtube.com/watch?v=XYh0wqQi94Y los arrianos embusteros y apostatas llamados Henry Martínez y Roberto afirman que quien se apareció a Abraham en el encinar de Mamre no fue el Señor IEVE, que como ya he demostrado es Jesucristo, sino solamente un ángel que “representaba” a IEVE.

En este apartado va a conocer usted como ese par de hijos del diablo mienten de la forma más diabólica RECHAZANDO LO QUE DICE LA MISMA BIBLIA. Con esa voz suavecita y afeminada de serpiente venenosa que tiene el embustero arriano Henry Martínez dice que dicho personaje visto por Abraham era solo un ángel, pero no IEVE. Mire como miente este sujeto, veamos lo que dice el pasaje bíblico.

En Génesis 18:1 se dice bien claro que IEVE se apareció a Abraham en el encinar de Mamre:

 

“Después le apareció IEVE en el encinar de Mamre, estando él sentado a la puerta de su tienda en el calor del día.”

 

Observe que en ninguna parte se dice que fuera un ángel quien se apareció a Abraham, sino que dice claramente que fue IEVE quien se apareció, y obviamente este Dios llamado IEVE no podía ser el Dios supremo, el Padre, pues ya demostré más arriba como Jesús dijo claramente que al Dios Padre NADIE LE VIO JAMÁS, e igualmente lo dijo el apóstol Juan.

Por lo tanto, ese IEVE que se apareció a Abraham no era el Dios Padre, y si no era el IEVE Padre, ¿entonces quien era?, pues obviamente era el segundo IEVE, es decir, el IEVE MENOR, que es el Señor Jesús en su preexistencia divina!, tal como he demostrado de forma clara e irrefutable en este libro.

El texto bíblico dice que tres varones se aparecieron a Abraham en el encinar de Mamre (Gen.18:2), ¡pero solo uno de ellos era el Señor IEVE!, los otros dos varones eran solo ángeles comunes (Gen.19:1).

Veamos los pasajes donde se dice literalmente que uno de esos tres varones era el mismo IEVE:

 

"Entonces IEVE dijo a Abraham: ¿Por qué se ha reído Sara diciendo: ¿Será cierto que he de dar a luz siendo ya vieja?

... Y IEVE dijo: ¿Encubriré yo a Abraham lo que voy a hacer...

Entonces IEVE le dijo: Por cuanto el clamor contra Sodoma y Gomorra se aumenta más y más, y el pecado de ellos se ha agravado en extremo...

Y se apartaron de allí los varones, y fueron hacia Sodoma; pero Abraham estaba aún delante de IEVE...

Entonces respondió IEVE: Si hallare en Sodoma cincuenta justos dentro de la ciudad, perdonaré a todo este lugar por amor a ellos... Y IEVE se fue, luego que acabó de hablar a Abraham; y Abraham volvió a su lugar.(Gen.18:13, 17, 20, 22, 26, 33).

 

Ahí puede comprobar la espantosa mentira de este autentico hijo del diablo llamado Henry Martínez, el cual ha caído en la más satánica apostasía.

Ese mentiroso enseña que no fue IEVE quien se apareció a Abraham y habló con él, pero esos pasajes dicen todo lo contrario, que fue IEVE. El texto no habla por ninguna parte de un ángel que “representara” a IEVE, sino que se habla de IEVE mismo, que era Jesucristo, ya que al IEVE Padre nadie le vio jamás, tal como dijo Jesús.

Quien hizo llover fuego sobre Sodoma y Gomorra fue el IEVE con el que estuvo hablando Abraham, el cual hizo descender fuego sobre Sodoma y Gomorra de parte del IEVE supremo que está en el cielo (Gen.19:24). Observe como este verso 24 menciona de forma clarísima a los dos dioses llamados IEVE. Uno es el IEVE que descendió a la tierra físicamente y habló con Abraham, y el otro IEVE es el Dios supremo e invisible que está en el cielo, el Padre, por eso es que dice que este IEVE que bajó a la tierra hizo descender fuego del cielo de parte de IEVE que está en el cielo, ¡¡los dos dioses llamados IEVE!!

 

En el minuto 1:23:59 de este video: https://www.youtube.com/watch?v=XYh0wqQi94Y

el apostata arriano Henry Martínez hace el siguiente comentario y luego me hace una pregunta: “Si el Señor IEVE que se apareció a Abraham en el encinar de Mamre era el segundo IEVE, Jesucristo, ¿por qué Hebreos 6:13 IEVE no juró por otro mayor, sino por sí mismo?.

La respuesta es muy sencilla. Leamos el pasaje de Hebreos:

 

Heb 6:13 Porque cuando Dios hizo la promesa a Abraham, no pudiendo jurar por otro mayor, juró por sí mismo,

Heb 6:14 diciendo: De cierto te bendeciré con abundancia y te multiplicaré grandemente.

 

Como podemos ver, ese Dios mencionado en ese pasaje era el Dios SUPREMO, que obviamente es el Dios PADRE, ya que dice que no pudo jurar por otro mayor, sino por sí mismo.

Pues bien, ahora vamos al pasaje paralelo del Génesis:

 

Gén 22:15 Y llamó el ángel de IEVE a Abraham por segunda vez desde el cielo,

Gén 22:16 y dijo: Por mí mismo he jurado, dice IEVE, que por cuanto has hecho esto, y no me has rehusado tu hijo, tu único hijo;

Gén 22:17 de cierto te bendeciré, y multiplicaré tu descendencia como las estrellas del cielo y como la arena que está a la orilla del mar; y tu descendencia poseerá las puertas de sus enemigos.

Gén 22:18 En tu simiente serán benditas todas las naciones de la tierra, por cuanto obedeciste a mi voz.

 

Ahí lo tiene bien claro, hasta un nene de siete años lo entiende.

El Señor IEVE mencionado en Génesis 18 que descendió a la tierra y se apareció físicamente a Abraham en el encinar de Mamre era el segundo IEVE, el IEVE menor, porque este Dios estaba EN LA TIERRA, e incluso comió con Abraham.

Sin embargo, el IEVE mencionado en Génesis 22:15-18 ESTÁ EN EL CIELO, él no fue visto por Abraham, indicando así que este IEVE es el Dios SUPREMO, el Padre celestial, el cual envió a un ángel para que transmitiera de forma audible desde el cielo ese mensaje del Dios supremo, el Padre, que es el IEVE mayor.

Fue este IEVE supremo, el Padre, quien juró por sí mismo, y no por otro mayor, porque ÉL ERA EL IEVE MAYOR.

Por consiguiente, si comparamos los pasajes de Génesis 18, y Génesis 22, observamos claramente a los dos dioses llamados IEVE. El primero fue el que descendió a la tierra físicamente y habló con Abraham, siendo visto por Abraham, y el segundo IEVE mencionado en el capítulo 22 es el IEVE supremo que está en el cielo, el Padre celestial, al cual ni Abraham ni ningún otro le vieron jamás, tal como dijo repetidamente Jesús. ¡¡Esta es la principal doctrina de toda la Biblia!!

 

EPÍLOGO

 

Hemos llegado al final de este importante libro, en el cual he demostrado de forma sencilla y clara lo siguiente:

 

1- Que hay un Dios supremo, llamado IEVE, que es el Padre celestial, este Dios es único porque no hay otro como él, pero la Biblia jamás dice que SOLO exista un Dios. El monoteísmo es una de las mayores mentiras del diablo.

Este Dios Padre jamás descendió a la tierra ni fue visto en la tierra por ningún hombre mortal.

 

2- Que hay un segundo Dios, llamado también IEVE, que es el Hijo de Dios, el cual es Jesucristo. Fue este segundo Dios, o IEVE MENOR, quien descendía a la tierra y se apareció a los seres humanos como Adán y Eva, Abraham, Moisés, etc.

 

3- Que tanto el Dios Padre como su Hijo Jesucristo se llaman igual: IEVE, ya que el nombre del Padre está en este segundo Dios.

 

4- Que esta doctrina de los dos dioses eternos, el Padre y el Hijo, llamados IEVE, es la doctrina fundamental para ser salvos, ya que para ser salvos hemos de confesar o invocar con nuestra boca que Jesús es EL SEÑOR, es decir, el Señor IEVE los ejércitos, el segundo IEVE, ya que Pablo así lo dijo en Romanos 10:9-13. Invocar el nombre de IEVE para ser salvos es invocar el nombre de Jesucristo para ser salvos, ya que Jesús es ese segundo IEVE.

El Dios Padre es el Dios verdadero y único, porque es el Dios supremo, y Jesucristo es el Hijo de Dios, el enviado del Padre, es decir, el segundo Dios que se hizo hombre y vivió entre nosotros (Jn.1:1, 14). Jesús dijo que este es el conocimiento que tenemos que tener para recibir la vida eterna (Jn.17:3).

 

5- Que los arrianos mentirosos Henry Martínez y su discípulo mentiroso Roberto son HENOTEISTAS MONÓLATRAS, ¡¡ya que ellos reconocen que el Padre es el Dios supremo, y reconocen, en teoría, que Jesucristo es el Verbo divino de Dios, es decir, un segundo Dios!! (Jn.1:1), y además ellos dicen que adoran a un solo Dios, el Padre, lo cual es monolatría. Por consiguiente, ¡¡ellos están atacando y rechazando lo que ellos mismos creen y enseñan!!, indicando así que ellos han caído en la locura contradictoria más demencial y absoluta.

 

6- Que Henry Martínez y Roberto, en la práctica, niegan la divinidad de Jesucristo, rechazando la enseñanza bíblica de que Jesús es el segundo IEVE. Sin embargo, este par de hijos del diablo se contradicen a sí mismos y se ponen la soga al cuello, ya que ellos, en teoría, enseñan que Jesucristo, el Verbo, es UN DIOS que tiene la naturaleza divina (Jn.1:1). Por lo tanto, si ellos, en teoría, enseñan que Jesucristo es un Dios, ¿por qué en la práctica niegan la divinidad de Jesucristo y dicen que son monoteístas?. Esta pregunta no la contestarán jamás esta pareja de embusteros y blasfemos dementes, ya que el diablo los engañó y cayeron en la peor apostasía.

 

7- Por consiguiente, y para terminar, me dirijo especialmente a estos dos sujetos apostatas y mentirosos: les recomiendo que abandonen cuanto antes su demencia, y sean inteligentes y se arrepientan cuanto antes de todas las mentiras doctrinales que enseñan y de todas las calumnias perversas que hablan contra mi persona, pues si no lo hacen, esto es lo que les espera después de haber llegado al conocimiento de la verdad y haberla rechazado:

 

Heb 10:26 Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados,

Heb 10:27 sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios.

 

Tito Martínez 

Email: las21tesis@gmail.com

Tel.: +34619342549

 

Si desea participar en nuestra Escuela Bíblica y Exegética de Telegram, envíeme la petición por Whatsaap a mi número de teléfono. Se descarga el programa telegram a su teléfono, y yo le añado a nuestra escuela biblica.

 

Siete libros complementarios que destrozan el satánico arrianismo monoteista:

 

1.                http://www.las21tesisdetito.com/cristo_no_es_miguel.htm

2.                http://www.las21tesisdetito.com/engendramiento_de_jesus.htm

3.                http://www.las21tesisdetito.com/arriano_henry.htm

4.                http://www.las21tesisdetito.com/arriano_gell.htm

5.                http://www.las21tesisdetito.com/jesus_senior.htm

6.                http://www.las21tesisdetito.com/cristo_eterno.htm

7.                http://www.las21tesisdetito.com/trono_de_dios.htm

 

Biblioteca bíblica recomendada escrita por Tito Martínez:

 

1.                http://www.las21tesisdetito.com/dios_de_este_siglo.htm

2.                http://www.las21tesisdetito.com/engendramiento_de_jesus.htm

3.                http://www.las21tesisdetito.com/arriano_henry.htm

4.                http://www.las21tesisdetito.com/arriano_gell.htm

5.                http://www.las21tesisdetito.com/cristo_no_es_miguel.htm

6.                http://www.las21tesisdetito.com/isaias_4.htm

7.                http://www.las21tesisdetito.com/evangelio_combinado.htm

8.                http://www.las21tesisdetito.com/adventistas_y_mesianicos.htm

9.                http://www.las21tesisdetito.com/el_milenio.htm

10.          http://www.las21tesisdetito.com/tierra_esferica.htm

11.          http://www.las21tesisdetito.com/jesus_senior.htm

12.          http://www.las21tesisdetito.com/cristo_eterno.htm

13.          http://www.las21tesisdetito.com/trono_de_dios.htm

14.          http://www.las21tesisdetito.com/juicio.htm

15.          http://www.las21tesisdetito.com/eterno.htm

16.          http://www.las21tesisdetito.com/reyes_y_sacerdotes.htm

17.          http://www.las21tesisdetito.com/nuevo_nacimiento.htm

18.          http://www.las21tesisdetito.com/nuevotestamento.htm

19.          http://www.las21tesisdetito.com/catecismo.htm

20.          http://www.las21tesisdetito.com/credo.htm

21.          http://www.las21tesisdetito.com/rosario.htm

22.          http://www.las21tesisdetito.com/purgatorio.htm

23.          http://www.las21tesisdetito.com/maria.htm

24.          http://www.las21tesisdetito.com/salvacion_eterna.htm

25.          http://www.las21tesisdetito.com/espiritu_santo.htm

26.          http://www.las21tesisdetito.com/debate_con_pretribulacionista.htm

27.          http://www.las21tesisdetito.com/cruz_satanica.htm

28.          http://www.las21tesisdetito.com/a_todos_los_tj.htm

29.          http://www.las21tesisdetito.com/las_dos_putas.htm

30.          http://www.las21tesisdetito.com/mentira.htm

31.          http://www.las21tesisdetito.com/siete_sellos.htm

32.          http://www.las21tesisdetito.com/la_verdad.htm

33.          http://www.las21tesisdetito.com/video_satanico.htm

34.          http://www.las21tesisdetito.com/alma.htm

35.          http://www.las21tesisdetito.com/discurso_profetico.htm

36.          http://www.las21tesisdetito.com/la_higuera.htm

37.          http://www.las21tesisdetito.com/miguel_rosell.htm

38.          http://www.las21tesisdetito.com/escogidos.htm

39.          http://www.las21tesisdetito.com/el_rapto_satanico.htm

40.          http://www.las21tesisdetito.com/pretribulacionismo.pdf

41.          http://www.las21tesisdetito.com/elrapto.htm

42.          http://www.las21tesisdetito.com/respuesta_a_un_evangelico.hm

43.          http://www.las21tesisdetito.com/bolainezyrosell.htm

44.          http://www.las21tesisdetito.com/mentira_trinidad.htm

45.          http://www.las21tesisdetito.com/infierno.htm

46.          http://www.las21tesisdetito.com/salvacion_eterna.htm

47.          http://www.las21tesisdetito.com/muerte_de_jesus.htm

48.          http://www.las21tesisdetito.com/por_avaricia.htm

49.          http://www.las21tesisdetito.com/catecismo.htm

50.          http://www.las21tesisdetito.com/eucaristia_satanica.htm

51.          http://www.las21tesisdetito.com/respuesta_a_católico.htm

52.          http://www.las21tesisdetito.com/calvinismo.htm

53.          http://www.las21tesisdetito.com/pablo_vio_a_jesus.htm

54.          http://www.las21tesisdetito.com/la_higuera.htm

55.          http://www.las21tesisdetito.com/apostoles.htm

56.          http://www.las21tesisdetito.com/esteban_bohr.htm

57.          http://www.las21tesisdetito.com/dawlin_urena.htm

58.          http://www.las21tesisdetito.com/gary_lee.htm

59.          http://www.las21tesisdetito.com/daviddiamond.htm

60.          http://www.las21tesisdetito.com/armando_alducin.htm

61.          http://www.las21tesisdetito.com/sectas_de_esclavos.htm

62.          http://www.las21tesisdetito.com/adan.htm

63.          http://www.las21tesisdetito.com/jesus.htm

64.          http://www.las21tesisdetito.com/portodos.htm

65.          http://www.las21tesisdetito.com/pentecostalismo_falso.htm

66.          http://www.las21tesisdetito.com/adorad_al_padre.htm

67.          http://www.las21tesisdetito.com/mensaje_a_judios.htm

68.          http://www.las21tesisdetito.com/fuente_de_muerte.htm

69.          http://www.las21tesisdetito.com/contra_ieve.htm

70.          http://www.las21tesisdetito.com/no_sera_mundial.htm

71.          http://www.las21tesisdetito.com/evangelio.htm

72.          http://www.las21tesisdetito.com/ladoctrina.htm

73.          http://www.las21tesisdetito.com/fornicacion.htm

74.          http://www.las21tesisdetito.com/discurso.htm

75.          http://www.las21tesisdetito.com/granmentirasatanica.htm

76.          http://www.las21tesisdetito.com/jehovitoatalayado.htm

77.          http://www.las21tesisdetito.com/samuel.htm

78.          http://www.las21tesisdetito.com/odiar_a_los_malvados.htm

79.          http://www.las21tesisdetito.com/victor_zarruk.htm

80.          http://www.las21tesisdetito.com/lenguas.htm

81.          http://www.las21tesisdetito.com/judaizantes.htm

82.          http://www.las21tesisdetito.com/isaias.htm

83.          http://www.las21tesisdetito.com/el_falso_don_de_lenguas.htm

84.          http://www.las21tesisdetito.com/yiyeavila.htm

85.          http://www.las21tesisdetito.com/israel.htm

86.          http://www.las21tesisdetito.com/hijodelhombre.htm

87.          http://www.las21tesisdetito.com/carta_a_un_judaizante.htm

88.          http://www.las21tesisdetito.com/el_apocalipsis.htm