BUSCADOR INTERNO DE ESTE SITIO WEB

 

Por Tito Martínez

18 de mayo de 2019

 

Para oír este librito:

 

www.las21tesisdetito.com/conocer_al_padre.mp3

 

DESCARGUE ESTE DOCUMENTO EN FORMATO DE LIBRO ELECTRÓNICO PDF PINCHANDO EN EL SIGUIENTE ENLACE

www.las21tesisdetito.com/conocer_al_padre.pdf

 

 

 

 

ÍNDICE

 

 

1- TRES VERSIONES DE JUAN 1:18.

2- EXPLICACIÓN DE JUAN 1:18.

3- LA VENIDA GLORIOSA DE IEVE SERÁ LA VENIDA GLORIOSA DE JESUCRISTO.

4- IEVE ERA LA ROCA, Y ESTA ES JESUCRISTO.

5- EL PADRE CELESTIAL TAMBIÉN ES LLAMADO IEVE DE LOS EJÉRCITOS.

 

 

1

TRES VERSIONES DE JUAN 1:18

 

En este estudio bíblico vamos a analizar uno de los pasajes más impresionantes y reveladores de toda la Biblia, el cual es Juan 1:18.

En primer lugar, vamos a leer ese pasaje en tres versiones diferentes: el Nuevo Testamento de los Santos de Dios, la Biblia de las Américas (LBLA) y la Nueva Versión Internacional (NVI).

 

El Nuevo Testamento de los Santos de Dios:

 

Al Poderoso nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que es Poderoso, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.

(Esta versión la puede bajar gratuitamente en formato pdf pinchado en este enlace: http://www.las21tesisdetito.com/nuevotestamento.htm

 

La Biblia de la Américas:

 

Nadie ha visto jamás a Dios; el unigénito Dios, que está en el seno del Padre, El le ha dado a conocer.

 

La nueva Versión Internacional:

 

A Dios nadie lo ha visto nunca; el Hijo unigénito, que es Dios y que vive en unión íntima con el Padre, nos lo ha dado a conocer.

 

En la Enciclopedia Biblica Electrónica, la e-Sword, leemos lo siguiente en el prestigioso Comentario Bíblico de Partain:

 

el unigénito Hijo (el unigénito Dios, LBLA), que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer. -- La traducción de LBLA tiene más apoyo de los manuscritos. "El unigénito Hijo ... Esta es la lectura del Textus Receptus ... Pero los más antiguos y mejores MSS. griegos (Alef, B, C, L) leen monogenes theos (Dios unigénito), que es indudablemente el verdadero texto" (ATR).

 

Por consiguiente, como puede ver, la traducción más correcta y exacta de ese pasaje de Juan 1:18 es “Dios unigénito”, o dicho en otras palabras, ese Hijo unigénito de Dios el Padre es también un Dios, es decir, un ser poderoso, pues recuerde que la palabra española Dios, en griego “theos”, significa simplemente poderoso, pues procede de la palabra hebrea elohim. Esto significa que el Señor Jesucristo, el Hijo de Dios, es un ser poderoso, es decir, un Dios.

En este libro he cambiado el nombre falso “Jehová” por IEVE, ya que parece ser que esa es la correcta pronunciación en hebreo arcaico del Nombre del Dios Padre y de su Hijo Jesucristo.

Dicho esto, pasamos a analizar ese pasaje:

 

2

EXPLICACIÓN DE JUAN 1:18

 

1- Observe atentamente que ese pasaje de Juan 1:18 ESTÁ MENCIONANDO A LOS DOS DIOSES, que son el Padre y el Hijo. Ese pasaje no habla por ninguna parte de un solo Dios, sino de DOS, que son el Dios supremo, el Padre, al cual ningún ser humano vio jamás, y seguidamente menciona al Dios unigénito, que es el Hijo de Dios, Jesucristo, EL CUAL NOS DIO A CONOCER AL DIOS INVISIBLE, EL PADRE.

 

2- La palabra que ha sido traducida por “conocer” es la palabra griega exegéomai, que corresponde a la número 1834 de la Concordancia de Strong, y esta palabrita significa conocer, contar, explicar, es decir, el Dios unigénito, que es Jesucristo, vino a la tierra para DARNOS A CONOCER a este Dios supremo, que es el Padre, Jesús nos explicó y reveló a este Dios Padre, el cual jamás fue conocido por los seres humanos.

Ahora bien, si usted da a conocer al mundo a una persona significa que ESA PERSONA NO ERA CONOCIDA ANTES, estaba oculta al mundo.

Jesús, el Dios unigénito, nos dio a conocer a este Dios invisible, el Padre, por la sencilla razón de que ANTES NO ERA CONOCIDO, los seres humanos jamás vieron ni conocieron a este Dios supremo, que es el Padre, y Jesús vino a la tierra para revelarnos a este Dios Padre, por eso es que en Juan 17:25 Jesús dijo bien claro que el mundo nunca conoció a este Dios Padre.

 

3- En Juan 1:18 a Jesús se le llama “el Dios UNIGÉNITO”, el cual está en el seno del Padre. Veamos qué significa esto.

La palabra griega que ha sido traducida por “unigénito” es “monogenés”, corresponde a la número 3439 de la Concordancia de Strong, y significa “único nacido” o “único engendrado”. Esto significa que Jesucristo fue el único engendrado de Dios, o dicho en otras palabras, fue el único al cual Dios el Padre engendró, es decir, le dio la vida humana, ya que la palabra “engendrar” significa dar la vida. Dios el Padre dio la vida humana a su Hijo Jesucristo cuando LO ENGENDRÓ EN EL VIENTRE DE MARÍA:

 

Mat 1:20 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.

 

Dios el Padre, por medio de su espíritu, es decir, de su poder, engendró como hombre a su Hijo en el vientre de María.

No existe en la Biblia ni un solo pasaje donde se diga que Dios engendró a su Hijo en el cielo, o en la eternidad, antes de todos los siglos, eso de un engendramiento celestial de Jesucristo es una gran mentira y herejía anticristiana inventada por la iglesia católica romana. Dios solamente engendró a su Hijo cuando lo envió a la tierra dándole la vida humana en el vientre de María. Jesús fue engendrado por el Padre y nació como hombre de una mujer, María, por eso es que Juan 1:18 le llama “el Dios unigénito”, porque él es un Dios o ser poderoso engendrado como hombre en el vientre de María.

 

3- En Juan 1:18 se dice también que este Dios unigénito, que es Jesucristo, está en el seno del Padre. ¿Qué significa eso?.

La palabra griega que ha sido traducida por “seno” es kólpos, corresponde a la número 2859 de la Concordancia de Strong, y significa regazo, es la misma palabra que aparece en la parábola del rico y Lázaro, cuando se dice que Lázaro estaba en el seno de Abraham (Lc.16:23), es decir, Lázaro estaba en el regazo de Abraham, indicando así que Lázaro era un verdadero hijo de Abraham, y ambos tenían una amistad y comunión muy especial. Por lo tanto, cuando Juan 1:18 dice que Jesús, el Dios unigénito, está en el seno del Padre, lo que significa es que Jesús es el Hijo unigénito de Dios el Padre, y ambos dioses viven juntos y tienen una amistad y comunión muy especial. Repito, observe que el pasaje menciona claramente a dos dioses: el Dios Padre, y el Dios unigénito, Jesucristo. ¡¡El texto no dice por ninguna parte que ambos sean un solo Dios!!, y tampoco dice por ninguna parte que sean un dios trino, en la Biblia jamás se enseña esa patraña de un dios trino.

 

4- Observe que el pasaje dice que, a Dios, el Padre, el cual es el Poderoso supremo, NADIE LE VIO JAMÁS.

Ese pasaje es más claro que el agua pura, y hasta un nene de siete años lo entiende, este Dios supremo, el Padre, no fue visto jamás por ningún ser humano, y esto está confirmado por los siguientes pasajes del Nuevo Testamento:

 

Jua 5:37 También el Padre que me envió ha dado testimonio de mí. Nunca habéis oído su voz, ni habéis visto su aspecto,

 

Jua 17:25 Padre justo, el mundo no te ha conocido, pero yo te he conocido, y éstos han conocido que tú me enviaste.

 

1Jn 4:12 Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros.

 

Como puede ver, Jesús dijo que esos israelitas nunca oyeron la voz del Dios Padre, ni vieron su aspecto, es decir, su aspecto físico.

También dijo Jesús que el mundo no conoció a este Dios Padre, y el apóstol Juan también dijo en su primera carta que a Dios el Padre nadie le vio jamás.

 

5- Ahora bien, ponga mucha atención: si el Nuevo Testamento dice que al Dios Padre ningún ser humano le vio jamás, nunca oyeron su voz, y el mundo no conoció jamás al Dios Padre, ¿quién es entonces el Dios mencionado en el Antiguo Testamento?

Resulta que ese Dios mencionado en el Antiguo Testamento, llamado IEVE, sí que fue visto por muchos seres humanos, oyeron su voz y el pueblo de Israel sí que le conoció. Veamos unos cuantos pasajes que demuestran esto que acabo de decir.

 

Oyeron luego el ruido de los pasos de Yahveh Dios que se paseaba por el jardín a la hora de la brisa, y el hombre y su mujer se ocultaron de la vista de Yahveh Dios por entre los árboles del jardín. (Gen.3:8. Biblia de Jerusalén)

 

Como puede ver, Adán y Eva vieron a este Dios llamado IEVE, el cual se paseaba por el jardín del Edén a la hora de la brisa. Adán y Eva oyeron sus pasos y se escondieron u ocultaron de la vista de IEVE, indicando así de forma irrefutable que Adán y Eva veían a IEVE de forma física. Sin embargo, el Nuevo Testamento dice que al Dios Padre nadie le vio jamás y Jesús dijo que el mundo jamás le conoció. Esto demuestra de forma clara e irrefutable que ese Dios visto por Adán y Eva no era el Dios Padre, sino el segundo Dios, que obviamente era el Hijo de Dios, Jesucristo.

Moisés también vio a Dios cara a cara:

 

Éxo 33:9 Cuando Moisés entraba en el tabernáculo, la columna de nube descendía y se ponía a la puerta del tabernáculo, y IEVE hablaba con Moisés.

Éxo 33:10 Y viendo todo el pueblo la columna de nube que estaba a la puerta del tabernáculo, se levantaba cada uno a la puerta de su tienda y adoraba.

Éxo 33:11 Y hablaba IEVE a Moisés cara a cara, como habla cualquiera a su compañero. Y él volvía al campamento; pero el joven Josué hijo de Nun, su servidor, nunca se apartaba de en medio del tabernáculo.

 

Como puede ver, este Dios llamado IEVE iba dentro de esa “columna de nube” voladora, la cual descendía y se posaba en tierra, delante del Tabernáculo, y entonces este Dios llamado IEVE salía de esa “nube” voladora y hablaba con Moisés CARA A CARA, como cualquiera habla con su compañero, es decir, AMBOS SE VEÍAN EL ROSTRO, de la misma manera que cuando uno habla físicamente cara a cara con otra persona.

Hay muchos herejes y embusteros patológicos, los cuales son falsos cristianos, que enseñan la doctrina de demonios de que Moisés jamás vio a Dios físicamente, sin embargo, ese pasaje de arriba enseña todo lo contrario. Por supuesto que Moisés veía a IEVE cara a cara, y hablaba con él.

Observe que más adelante Moisés le rogó a este Dios llamado IEVE que le mostrara su gloria, es decir, su resplandor, y entonces Moisés ya no pudo ver el rostro de este Dios, pero sí que pudo ver su espalda (Ex.33:18-23).

Más adelante Moisés, Aarón, Nadab, Abiú y 70 de los ancianos de Israel subieron al monte y también VIERON a este Dios llamado IEVE:

 

Éxo 24:9 Y subieron Moisés y Aarón, Nadab y Abiú, y setenta de los ancianos de Israel;

Éxo 24:10 y vieron al Dios de Israel; y había debajo de sus pies como un embaldosado de zafiro, semejante al cielo cuando está sereno.

Éxo 24:11 Mas no extendió su mano sobre los príncipes de los hijos de Israel; y vieron a Dios, y comieron y bebieron.

 

El texto no dice por ninguna parte que ellos vieron “un aspecto de Dios”, sino que ellos VIERON al Dios de Israel, le vieron físicamente, incluso se mencionan los pies de este Dios, y además dice que comieron y bebieron delante de él. Sin embargo, al Dios Padre nadie le vio jamás, nunca vieron su aspecto, y el mundo nunca le conoció. Esto demuestra de forma irrefutable que ese Dios que descendía del cielo y fue visto por esos seres humanos no era el Dios Padre, SINO EL SEGUNDO DIOS, que es el Dios unigénito, Jesucristo, y que se llama igual que su Padre celestial: IEVE, ya que el Nombre del Padre está en este segundo Dios o Mensajero especial del Padre que se aparecía a los seres humanos:

 

Éxo 23:20 He aquí yo envío mi Angel delante de ti para que te guarde en el camino, y te introduzca en el lugar que yo he preparado.

Éxo 23:21 Guárdate delante de él, y oye su voz; no le seas rebelde; porque él no perdonará vuestra rebelión, porque mi nombre está en él.

 

La palabra española “ángel” procede de la palabra hebrea Malaj, y significa MENSAJERO, es decir, ese ángel especial enviado por el Padre que guió al pueblo de Israel por el desierto era el Mensajero especial del Padre, y además el texto dice bien claro que el Nombre del Padre está en este Mensajero especial, o dicho en otras palabras, este Mensajero celestial SE LLAMA IGUAL QUE SU PADRE CELESTIAL: IEVE, y era este segundo Dios llamado IEVE quien descendía del cielo y se aparecía a los seres humanos.

El profeta Isaías también vio a este Dios llamado IEVE, sentado en su trono celestial:

 

Isa 6:1 En el año que murió el rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y sus faldas llenaban el templo.

Isa 6:2 Por encima de él había serafines; cada uno tenía seis alas; con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies, y con dos volaban.

Isa 6:3 Y el uno al otro daba voces, diciendo: Santo, santo, santo, IEVE de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria.

 

Observe como el profeta Isaías dijo que VIO AL SEÑOR IEVE sentado en su trono alto y sublime, un trono que está dentro de ese templo de Dios en el cielo.

En el verso 3 a este Dios se le llama IEVE DE LOS EJÉRCITOS.

Ahora bien, resulta que al Dios Padre nadie le vio jamás (Jn.1:18), por lo tanto, ese Dios que vio Isaías obviamente no era el Dios supremo, el Padre, sino otro Dios, IEVE de los ejércitos, y que como ya he demostrado se refiere a JESUCRISTO.

El propio apóstol Juan dijo también que ese Dios que vio Isaías era Jesucristo:

 

Jua 12:41 Isaías dijo esto cuando vio su gloria, y habló acerca de él.

 

Por consiguiente, ahí tenemos una prueba más de que Jesucristo era ese Señor IEVE de los ejércitos que fue visto por los seres humanos, y que desde siempre él ha estado sentado en su trono en el cielo. El profeta Isaías no vio al Dios supremo, el Padre, porque al Padre nadie le vio jamás, y el mundo jamás le conoció, ¡¡a quien vieron fue al Señor Jesucristo!!, el cual se llama igual que su Padre celestial.

Este Dios unigénito, que es Jesús, siempre existió juntamente con el Padre antes de que el Universo fuera creado (Jn.17:5), él es el Verbo divino mencionado en Juan 1:1, el cual ya existía en el principio, y él estaba con el Dios Padre. Y siglos después este Verbo divino, que es Jesucristo, se hizo carne, hombre, y habitó entre nosotros (Jn.1:14).

 

3

LA VENIDA GLORIOSA DE IEVE SERÁ LA VENIDA GLORIOSA DE JESUCRISTO

 

Veamos otra prueba absolutamente irrefutable que demuestra que ese Dios llamado IEVE que fue visto por los seres humanos es el mismo Señor Jesucristo. Leamos la siguiente profecía del profeta Isaías:

 

Isa 13:4 Estruendo de multitud en los montes, como de mucho pueblo; estruendo de ruido de reinos, de naciones reunidas; IEVE de los ejércitos pasa revista a las tropas para la batalla.

Isa 13:5 Vienen de lejana tierra, de lo postrero de los cielos, IEVE y los instrumentos de su ira, para destruir toda la tierra.

Isa 13:6 Aullad, porque cerca está el día de IEVE; vendrá como asolamiento del Todopoderoso.

Isa 13:7 Por tanto, toda mano se debilitará, y desfallecerá todo corazón de hombre,

Isa 13:8 y se llenarán de terror; angustias y dolores se apoderarán de ellos; tendrán dolores como mujer de parto; se asombrará cada cual al mirar a su compañero; sus rostros, rostros de llamas.

Isa 13:9 He aquí el día de IEVE viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores.

Isa 13:10 Por lo cual las estrellas de los cielos y sus luceros no darán su luz; y el sol se oscurecerá al nacer, y la luna no dará su resplandor.

Isa 13:11 Y castigaré al mundo por su maldad, y a los impíos por su iniquidad; y haré que cese la arrogancia de los soberbios, y abatiré la altivez de los fuertes.

Isa 13:12 Haré más precioso que el oro fino al varón, y más que el oro de Ofir al hombre.

Isa 13:13 Porque haré estremecer los cielos, y la tierra se moverá de su lugar, en la indignación de IEVE de los ejércitos, y en el día del ardor de su ira.

 

Esa es una de las profecías más impresionantes de toda la Biblia, y se está refiriendo ni más ni menos que al futuro día de la venida gloriosa de Cristo con todos sus ángeles, para destruir a los malvados.

En el verso 4 leemos que IEVE pasará revista a todas sus tropas para la batalla. Esas tropas celestiales se refieren a sus ángeles, los cuales vendrán con Cristo (Mt.25:31).

La gran batalla entre esas tropas celestiales y los ejércitos del mundo será la batalla del gran día del Dios todopoderoso, que sucederá cuando Cristo venga en gloria (Ap.16:14-16, 19:19-20).

El verso 5 dice que el Señor IEVE y sus ejércitos celestiales vendrán de una lejana tierra, en lo postrero de los cielos, es decir, en los confines del Universo, del cosmos, esta será la segunda venida de Cristo cuando venga con todos sus ángeles (Ap.19:11-16).

El verso 6 dice que este será el gran día de IEVE, y que en el Nuevo Testamento se le llama el día de nuestro Señor Jesucristo, cuando él venga en gloria (1Co.1:8, Filp.1:10, 2:16).

El día de IEVE será el día del Señor, es decir, el día cuando Jesús venga en gloria (1Co.5:5, 2Co.1:14, 1Ts.5:2, 2Ts.2:1-2).

Por consiguiente, esta es una prueba irrefutable que ese IEVE de los ejércitos mencionado en ese pasaje se refiere solamente a Jesucristo, por lo tanto, esto demuestra sin ninguna duda que Jesucristo es ese Señor IEVE mencionado en esas profecías del Antiguo Testamento.

Para ser salvos HAY QUE CONFESAR QUE JESUCRISTO ES ESTE SEÑOR IEVE, mire lo que dijo el apóstol Pablo:

 

Rom 10:9 que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

Rom 10:13 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

 

Ahí lo tiene, Pablo dijo que para ser salvos tenemos que confesar con nuestra boca que Jesús es EL SEÑOR, y luego dijo que todo el que invoque el nombre del Señor será salvo.

¿Qué significa confesar con nuestra boca que Jesús es el Señor?

No significa simplemente confesar que Jesús es nuestro amo, sino que significa algo mucho más importante.

Resulta que el apóstol Pablo estaba citando el siguiente pasaje del profeta Joel:

 

Joe 2:31 El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el día grande y espantoso de IEVE.

Joe 2:32 Y todo aquel que invocare el nombre de IEVE será salvo; porque en el monte de Sion y en Jerusalén habrá salvación, como ha dicho IEVE, y entre el remanente al cual él habrá llamado.

 

Lo que dijo sencillamente el apóstol Pablo es que para ser salvos tenemos que confesar con nuestra boca que Jesús es el eterno Señor IEVE,

¡¡porque Pablo estaba citando ese pasaje del profeta Joel, y que lo aplicó al Señor Jesucristo!!.

El profeta Joel dijo bien claro que para ser salvos hemos de confesar o invocar el nombre de IEVE, y Pablo dijo que hemos de invocar o confesar el nombre de Jesucristo para ser salvos, y no solo eso, Joel dijo que antes de ese día del Señor IEVE el sol se oscurecerá, la luna no dará su resplandor, lo cual sucederá justo antes de la segunda venida de Cristo (Mt.24:29-30), demostrando así de forma irrefutable que ese glorioso y terrible gran día de IEVE será el día de la venida gloriosa de Cristo, ¡¡él es el Señor IEVE de los ejércitos!!, y para ser salvos hemos de confesar con nuestra boca esta gran verdad, que Jesucristo es el Señor IEVE.

Veamos otra impresionante profecía que demuestra sin ninguna duda que este eterno Señor IEVE de los ejércitos mencionado en el Antiguo Testamento es el mismísimo Señor Jesucristo, el Dios unigénito. Leamos esta profecía de Zacarías:

 

Zac 2:10 Canta y alégrate, hija de Sion; porque he aquí vengo, y moraré en medio de ti, ha dicho IEVE.

Zac 2:11 Y se unirán muchas naciones a IEVE en aquel día, y me serán por pueblo, y moraré en medio de ti; y entonces conocerás que IEVE de los ejércitos me ha enviado a ti.

 

En esa profecía de Zacarías leemos que IEVE de los ejércitos vendrá a la tierra, y morará en medio de Jerusalén. Pero resulta que quien vendrá a la tierra será Jesucristo, y entonces él morará acá en la tierra, reinando desde la ciudad de Jerusalén (Zac.14:1-16). Por lo tanto, IEVE de los ejércitos es Jesucristo.

Sigamos leyendo a Zacarías:

 

Zac 8:22 Y vendrán muchos pueblos y fuertes naciones a buscar a IEVE de los ejércitos en Jerusalén, y a implorar el favor de IEVE.

 

Esa profecía dice que IEVE de los ejércitos habitará en Jerusalén, y las naciones irán a Jerusalén para implorarle favores.

Seguidamente vamos a ver quién será este Señor IEVE de los ejércitos que reinará desde Jerusalén, para ello leamos la siguiente profecía de Zacarías:

 

Zac 14:1 He aquí, el día de IEVE viene, y en medio de ti serán repartidos tus despojos.

Zac 14:2 Porque yo reuniré a todas las naciones para combatir contra Jerusalén; y la ciudad será tomada, y serán saqueadas las casas, y violadas las mujeres; y la mitad de la ciudad irá en cautiverio, mas el resto del pueblo no será cortado de la ciudad.

Zac 14:3 Después saldrá IEVE y peleará con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla.

Zac 14:4 Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el monte de los Olivos, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el monte de los Olivos se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur.

Zac 14:5 Y huiréis al valle de los montes, porque el valle de los montes llegará hasta Azal; huiréis de la manera que huisteis por causa del terremoto en los días de Uzías rey de Judá; y vendrá IEVE mi Dios, y con él todos los santos.

Zac 14:16 Y todos los que sobrevivieren de las naciones que vinieron contra Jerusalén, subirán de año en año para reverenciar al Rey, a IEVE de los ejércitos, y a celebrar la fiesta de los tabernáculos.

 

Esa impresionante profecía se refiere al futuro día del Señor, y que como ya demostré más arriba, se refiere al futuro día de la venida gloriosa de Cristo a la tierra, por consiguiente, esa venida de IEVE a la tierra con todos sus santos se refiere a la futura venida de Cristo con todos sus santos.

El verso 3 dice que IEVE saldrá para pelear contra aquellas naciones enemigas. Sin embargo, el Apocalipsis dice que será Jesucristo quien vendrá del cielo para pelear contra las naciones enemigas:

 

Apo 19:15 De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso.

 

El verso 4 dice que cuando IEVE venga a la tierra pondrá sus pies sobre el Monte de los Olivos, el cual se partirá por la mitad formando en medio un gran valle.

Ahora bien, Jesús se fue al cielo desde el Monte de los Olivos, y volverá del cielo de la misma manera que se fue, es decir, descenderá también sobre el Monte de los Olivos. (Hch.1:9-12).

El verso 5 dice que IEVE vendrá del cielo con todos sus santos, pero quien vendrá del cielo con todos sus santos es Jesucristo:

 

Mat 25:31 Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria,

1Ts 3:13 para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos.

 

Apo 19:13 Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO DE DIOS.

Apo 19:14 Y los ejércitos celestiales, vestidos de lino finísimo, blanco y limpio, le seguían en caballos blancos.

 

El verso 16 dice que cuando IEVE venga del cielo a la tierra, seguidamente será el Rey sobre toda la tierra, y reinará desde la ciudad de Jerusalén. Ahora bien, resulta que quien vendrá del cielo con todos sus santos para ser el Rey sobre toda la tierra será Jesucristo:

 

Mat 25:31 Cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los santos ángeles con él, entonces se sentará en su trono de gloria,

Mat 25:32 y serán reunidas delante de él todas las naciones; y apartará los unos de los otros, como aparta el pastor las ovejas de los cabritos.

Mat 25:33 Y pondrá las ovejas a su derecha, y los cabritos a su izquierda.

Mat 25:34 Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo.

 

Por consiguiente, ahí lo tiene bien claro: el Señor IEVE de los ejércitos mencionado en el Antiguo Testamento es el mismísimo Señor Jesucristo, era él quien se aparecía a los seres humanos, y fue él quien se hizo carne, hombre, y vivió entre nosotros (Jn.1:14). Fue él quien vino a la tierra para darnos a conocer al Dios supremo, el Padre, ya que antes el mundo nunca conoció a este Dios Padre.

 

4

IEVE ERA LA ROCA, Y ESTA ES JESUCRISTO

 

Al Señor IEVE de los ejércitos se le llama La Roca en el Antiguo Testamento.

Hay muchos pasajes donde a este Señor IEVE se le llama La Roca, pero he seleccionado los siguientes:

 

Deu 32:3 Porque el nombre de IEVE proclamaré.

Engrandeced a nuestro Dios.

Deu 32:4 El es la Roca, cuya obra es perfecta, Porque todos sus caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en él; Es justo y recto.

 

2Sa 22:1 Habló David a IEVE las palabras de este cántico, el día que IEVE le había librado de la mano de todos sus enemigos, y de la mano de Saúl.

2Sa 22:2 Dijo: IEVE es mi roca y mi fortaleza, y mi libertador;

2Sa 22:3 Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y el fuerte de mi salvación, mi alto refugio; Salvador mío; de violencia me libraste.

 

2Sa 22:31 En cuanto a Dios, perfecto es su camino, Y acrisolada la palabra de IEVE.

Escudo es a todos los que en él esperan.

2Sa 22:32 Porque ¿quién es Dios, sino sólo IEVE? ¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios?

 

2Sa 23:3 El Dios de Israel ha dicho, Me habló la Roca de Israel:

 Habrá un justo que gobierne entre los hombres, Que gobierne en el temor de Dios.

 

Sal 18:2 IEVE, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio.

Sal 18:31 Porque ¿quién es Dios sino sólo IEVE? ¿Y qué roca hay fuera de nuestro Dios?

 

Hab 1:12  ¿No eres tú desde el principio, oh IEVE, Dios mío, Santo mío? No moriremos. Oh IEVE, para juicio lo pusiste; y tú, oh Roca, lo fundaste para castigar.

 

Ahora bien, resulta que esa Roca es JESUCRISTO:

 

Hch 4:11 Este Jesús es la piedra reprobada por vosotros los edificadores, la cual ha venido a ser cabeza del ángulo.

 

1Co 10:4 y todos bebieron la misma bebida espiritual; porque bebían de la roca espiritual que los seguía, y la roca era Cristo.

 

1Pe 2:4 Acercándoos a él, piedra viva, desechada ciertamente por los hombres, mas para Dios escogida y preciosa,

1Pe 2:7 Para vosotros, pues, los que creéis, él es precioso; pero para los que no creen, La piedra que los edificadores desecharon, Ha venido a ser la cabeza del ángulo;

1Pe 2:8 y: Piedra de tropiezo, y roca que hace caer, porque tropiezan en la palabra, siendo desobedientes; a lo cual fueron también destinados.

 

Como puede ver, esa Roca es el Señor Jesucristo, él es el eterno Señor IEVE de los ejércitos mencionado en el Antiguo Testamento, el cual fue conocido por el pueblo de Israel, y fue él quien se apareció a los seres humanos, sin embargo, al Dios supremo, el Padre, nadie le vio jamás, él nunca fue conocido por los seres humanos, sino que Jesús vino a la tierra para darnos a conocer a este Dios Padre (Jn.1:18).

En Hebreos 1:1-3 leemos que era el Dios Padre quien HABLABA a los padres por medio de los profetas hebreos, pero el Dios que descendía del cielo y se aparecía a los seres humanos no era el Dios Padre, sino el Dios unigénito, es decir, Jesucristo.

Ahora bien, resulta que el nombre de “IEVE de los ejércitos” no solo le pertenece a Jesucristo, como ya he demostrado, sino que también le pertenece al Dios supremo, el Padre celestial, esto es lo que voy a demostrar en el siguiente capítulo.

 

5

EL PADRE CELESTIAL TAMBIÉN ES LLAMADO IEVE DE LOS EJÉRCITOS

 

En este libro ya he demostrado claramente con la Biblia la existencia de los dos dioses eternos llamados IEVE, uno es el IEVE supremo, el Padre, a quien ningún ser humano vio jamás en la tierra, ya que jamás el Dios Padre se apareció a ningún ser humano (Jn.1:18).

El segundo IEVE es el Hijo de Dios, el Dios unigénito, que es Jesucristo, y era este segundo IEVE quien descendía físicamente a la tierra y se aparecía a los seres humanos. Fue este segundo Dios, Jesucristo, quien siglos después se hizo carne, hombre, y habitó entre nosotros (Jn.1:14).

Ahora bien, ¿el nombre “IEVE de los ejércitos” a quien le pertenece?, ¿al Padre, o al Hijo?. ¡¡le pertenece a cada uno de los dos dioses!!. Esto es lo que vamos a ver y a aclarar en este capítulo.

La expresión IEVE DE LOS EJÉRCITOS aparece 285 veces en el llamado Antiguo Testamento.

De esos 285 pasajes donde aparece esa expresión he seleccionado unos cuantos versículos, los cuales voy a ir comentando uno por uno, para que usted mismo pueda ver que dicha expresión en la Biblia se aplica tanto al Dios supremo, que es el Padre, como al Dios unigénito, que es Jesucristo, cada uno de estos dos dioses es llamado en la Biblia IEVE de los ejércitos.

En la Biblia se le llama a cada uno de los dos dioses, al Padre y al Hijo, IEVE de LOS EJÉRCITOS porque ambos dioses tienen a su mando millones de legiones angelicales, millones de ángeles, las huestes celestiales, y todas ellas están al mando tanto del Padre, como del Hijo, por eso es que a los dos dioses se les llama de esa manera.

Fíjese que el Dios supremo, el Padre, tiene a todos esos ángeles a su servicio (Mt.26:53). Y Jesucristo también tiene bajo su mando a todos esos ejércitos celestiales, los cuales vendrán con él cuando regrese a la tierra (Mt.24:31, 25:31, Ap.19:13-14). Por eso es que tanto al Padre como al Hijo se les puede llamar IEVE de los ejércitos, como demostraré a continuación.

Comencemos.

 

1) 2Sa 6:2 Y se levantó David y partió de Baala de Judá con todo el pueblo que tenía consigo, para hacer pasar de allí el arca de Dios, sobre la cual era invocado el nombre de IEVE de los ejércitos, que mora entre los querubines.

 

Observe que en ese pasaje se dice que ese IEVE de los ejércitos mora entre los querubines. Sabiendo esto podremos conocer perfectamente quien es ese IEVE de los ejércitos que mora entre los querubines. Ponga atención:

Esos querubines son mencionados y descritos en este pasaje de Ezequiel:

 

2) Eze 10:12 Y todo su cuerpo, sus espaldas, sus manos, sus alas y las ruedas estaban llenos de ojos alrededor en sus cuatro ruedas.

Eze 10:14 Y cada uno tenía cuatro caras. La primera era rostro de querubín; la segunda, de hombre; la tercera, cara de león; la cuarta, cara de águila.

Eze 10:20 Estos eran los mismos seres vivientes que vi debajo del Dios de Israel junto al río Quebar; y conocí que eran querubines.

Eze 10:21 Cada uno tenía cuatro caras y cada uno cuatro alas, y figuras de manos de hombre debajo de sus alas.

 

Observe esa descripción que hizo el profeta Ezequiel de esos querubines, que son seres celestiales (extraterrestres) que se encuentran debajo y alrededor del trono del Dios Padre en el cielo.

Ezequiel dijo que cada uno de esos querubines estaban llenos de ojos alrededor. Tienen también cuatro rostros: rostro de querubín, de hombre, de león y de águila. Se les llama SERES VIVIENTES, y además tienen cuatro alas cada uno.

Pues bien, veamos ahora la descripción de estos querubines en el libro del Apocalipsis:

 

Apo 4:6 Y delante del trono había como un mar de vidrio semejante al cristal; y junto al trono, y alrededor del trono, cuatro seres vivientes llenos de ojos delante y detrás.

Apo 4:7 El primer ser viviente era semejante a un león; el segundo era semejante a un becerro; el tercero tenía rostro como de hombre; y el cuarto era semejante a un águila volando.

Apo 4:8 Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir.

 

Observe atentamente que en la descripción que aparece en Ezequiel, y en la del Apocalipsis, hay muchas similitudes, y unas pocas diferencias. Por ejemplo, en la descripción de Ezequiel se dice que cada uno de esos cuatro querubines tenía cuatro rostros: rostro de querubín, hombre, león y águila. Sin embargo, en la descripción del Apocalipsis se dice que esos cuatro querubines tenían cada uno un rostro diferente: de león, becerro, hombre y águila.

En la descripción de Ezequiel se dice que esos cuatro querubines estaban llenos de ojos alrededor. Y en la descripción del Apocalipsis también se dice que esos cuatro querubines estaban llenos de ojos delante y detrás.

En la descripción de Ezequiel a los cuatro querubines se les llama “seres vivientes”, y en la descripción del Apocalipsis también se les llama “cuatro seres vivientes.”

En la descripción de Ezequiel leemos que cada uno de esos cuatro querubines tenía cuatro alas. Y en la descripción del Apocalipsis leemos que cada uno de esos cuatro querubines o seres vivientes tenía seis alas.

Por consiguiente, está claro que los cuatro seres vivientes mencionados en Apocalipsis 4:6-8 son QUERUBINES, los cuales están alrededor del trono de Dios el Padre en el cielo.

Ahora bien, observe que en ese pasaje de 2Samuel 6:2, y en otros pasajes más, se dice que IEVE DE LOS EJÉRCITOS MORA ENTRE LOS QUERUBINES, es decir, esos querubines están alrededor y debajo de ese trono celestial de IEVE el Padre, y en Apocalipsis resulta que se está hablando del Dios PADRE sentado en su trono celestial, y se dice bien claro que esos cuatro querubines o seres vivientes están alrededor de ese trono del Padre en el cielo, demostrando así sin ninguna duda que el Dios Padre es ese IEVE DE LOS EJÉRCITOS mencionado en 2Samuel 6:2.

Y que ningún hereje y mentiroso unicitario o trinitario diga la espantosa mentira de que ese único Dios sentado en el trono celestial mencionado en Apocalipsis 4:2-11 es Jesucristo, el Cordero, ya que resulta que en Apocalipsis 5:1-7 se dice bien claro que EL CORDERO ESTÁ DE PIÉ EN MEDIO DEL TRONO, Y SEGUIDAMENTE SE ACERCA AL DIOS SENTADO EN EL TRONO Y TOMA DE SU MANO DERECHA EL LIBRO SELLADO CON LOS SIETE SELLOS, demostrando así de forma irrefutable que ese Dios único sentado en el trono celestial no es Jesucristo, sino solamente el Dios Padre, el cual es llamado IEVE DE LOS EJÉRCITOS. Por consiguiente, el Padre celestial es llamado en la Biblia IEVE de los ejércitos, igual que su Hijo Jesucristo también.

 

3) 2Sa 7:26 Que sea engrandecido tu nombre para siempre, y se diga: IEVE de los ejércitos es Dios sobre Israel; y que la casa de tu siervo David sea firme delante de ti.

 

Observe como ese pasaje, y otros muchos más en la Biblia, dice que ese IEVE de los ejércitos es también el DIOS DE ISRAEL. Ahora bien, resulta que Jesús y sus apóstoles enseñaron que el Dios Padre es también llamado el Dios de Israel:

 

Jua 8:54 Respondió Jesús: Si yo me glorifico a mí mismo, mi gloria nada es; mi Padre es el que me glorifica, el que vosotros decís que es vuestro Dios.

 

Hch 3:13 El Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su Hijo Jesús, a quien vosotros entregasteis y negasteis delante de Pilato, cuando éste había resuelto ponerle en libertad.

 

Como puede ver, Jesús dijo bien claro que su Padre celestial es el Dios de Israel, IEVE, ya que él es el Dios de los judíos. Y el apóstol Pedro dijo que este Dios de Israel, que es el Padre, glorificó a su Hijo Jesús, y como 2Samuel 7:26 dice que IEVE de los ejércitos es el Dios de Israel, ¡¡entonces el PADRE celestial es también IEVE de los ejércitos!!

 

1Cr 17:24 Permanezca, pues, y sea engrandecido tu nombre para siempre, a fin de que se diga: IEVE de los ejércitos, Dios de Israel, es Dios para Israel. Y sea la casa de tu siervo David firme delante de ti.

 

Ese pasaje dice también que IEVE de los ejércitos es el Dios de Israel, y como el Padre es el Dios de Israel, entonces el Padre es también IEVE de los ejércitos.

 

4) Sal 84:2 Anhela mi alma y aun ardientemente desea los atrios de IEVE; Mi corazón y mi carne cantan al Dios vivo.

Sal 84:3 Aun el gorrión halla casa, Y la golondrina nido para sí, donde ponga sus polluelos, Cerca de tus altares, oh IEVE de los ejércitos, Rey mío, y Dios mío.

 

En ese salmo se está hablando del DIOS VIVO, es decir, el DIOS VIVIENTE, y dice el pasaje que este Dios viviente es IEVE de los ejércitos, ¡¡y este Dios viviente es solamente el Padre!!, vamos a verlo:

 

Mat 16:16 Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

 

Mat 26:63 Mas Jesús callaba. Entonces el sumo sacerdote le dijo: Te conjuro por el Dios viviente, que nos digas si eres tú el Cristo, el Hijo de Dios.

 

Jua 6:69 Y nosotros hemos creído y conocemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

 

1Ts 1:9 porque ellos mismos cuentan de nosotros la manera en que nos recibisteis, y cómo os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero,

1Ts 1:10 y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.

 

Observe atentamente esos pasajes, porque son importantísimos, ya que destrozan totalmente las doctrinas satánicas del trinitarismo y del unicitarismo.

Observe que en esos pasajes se habla del Dios vivo o viviente, y se dice bien claro que este Dios vivo es SOLAMENTE EL PADRE, siendo Jesús el Hijo del Dios viviente.

El apóstol Pablo dijo bien claro en 1Ts.1:9-10 que ese Dios vivo y verdadero es SOLAMENTE EL PADRE, siendo Jesús el Hijo de este Dios viviente, ¡¡Jesús no es ese único Dios viviente, sino su Hijo!!

Ahora bien, en ese salmo 84:2-3 el autor sagrado dijo bien claro que ese Dios vivo es IEVE DE LOS EJÉRCITOS, lo cual demuestra una vez más que el Dios Padre también es llamado IEVE de los ejércitos, un título que en otros pasajes también se refiere a Jesús. La diferencia es que IEVE el Padre es el Dios supremo, es el Dios de Jesucristo (Ap.3:12), es decir, el Padre tiene la autoridad sobre Cristo, es el jefe de Cristo.

 

5) Jer 10:16 No es así la porción de Jacob; porque él es el Hacedor de todo, e Israel es la vara de su heredad; IEVE de los ejércitos es su nombre.

 

En ese pasaje de Jeremías se habla del Creador supremo del Universo, el Hacedor de todo, ¡¡el cual es solamente el Dios Padre!!, ya que del Padre proceden todas las cosas, fue él quien decidió crear los cielos y la tierra (1Co.8:6. Ap.4:10-11), y en dicho pasaje se dice que el nombre de este Dios y Creador supremo es IEVE de los ejércitos.

 

6) Zac 2:8 Porque así ha dicho IEVE de los ejércitos: Tras la gloria me enviará él a las naciones que os despojaron; porque el que os toca, toca a la niña de su ojo.

Zac 2:9 Porque he aquí yo alzo mi mano sobre ellos, y serán despojo a sus siervos, y sabréis que IEVE de los ejércitos me envió.

Zac 2:10 Canta y alégrate, hija de Sion; porque he aquí vengo, y moraré en medio de ti, ha dicho IEVE.

Zac 2:11 Y se unirán muchas naciones a IEVE en aquel día, y me serán por pueblo, y moraré en medio de ti; y entonces conocerás que IEVE de los ejércitos me ha enviado a ti.

 

Esa profecía de Zacarías es majestuosa y de una importancia fundamental, ya que en ella se mencionan claramente a estos dos dioses llamados “IEVE de los ejércitos”, que son el Padre y el Hijo. Voy a demostrarlo:

 

1- Observe que en el verso 8 se dice que es IEVE de los ejércitos quien está hablando.

 

2- En el verso 9 sigue hablando IEVE, y será este IEVE quien alzará su mano contra las naciones paganas que robaron a Israel.

Observe ahora lo que dice este Señor IEVE que está hablando: “IEVE DE LOS EJÉRCITOS ME ENVIÓ”.

Es decir, ¡¡ese mismo Señor IEVE de los ejércitos está mencionando a otro Señor IEVE de los ejércitos que le envió a él a la tierra!!

 

3- En el verso 10 sigue hablando este Señor IEVE, y dice que él VENDRÁ DEL CIELO, para morar en medio de Jerusalén. ¡¡Quien vendrá del cielo para morar en Israel será Jesucristo!!, cuando venga con gran poder y gloria (Mt.24:29-31).

 

4- En el verso 11 sigue hablando este Señor IEVE, y dice que cuando él venga a reinar a la tierra él morará en medio de Jerusalén, y entonces Jerusalén CONOCERÁ QUE IEVE DE LOS EJÉRCITOS LE ENVIÓ A ELLOS.

Esa profecía de Zacarías es tremendamente espectacular, ya que claramente está mencionando a los dos dioses llamados IEVE: el IEVE supremo, que es el Padre, el cual envía a la tierra al segundo IEVE, que es Jesucristo, para morar en Jerusalén.

Por consiguiente, en la Biblia tanto al Padre, como al Hijo, se les llama “IEVE de los ejércitos”, porque ambos dioses tienen el mismo Nombre, sin embargo, el Padre es el Dios supremo, el Dios que envía a la tierra al segundo IEVE, y Jesucristo es ese segundo IEVE de los ejércitos, el enviado por el Padre, el Hijo del Dios Padre, y Jesús dijo que este es el conocimiento que hemos de tener para recibir la vida eterna: el Padre como el único Dios verdadero, y Jesucristo como el enviado del Padre (Jn.17:3). Cuando Jesús dijo que el Padre es el único Dios verdadero no estaba diciendo que solo exista un Dios verdadero, sino que el Padre es un Dios único, porque no existe otro Dios como el Padre, él es el Dios supremo, el Dios de Cristo (Ap.3:12), la cabeza o jefe de Cristo (1Co.11:3), y Jesús es el Mesías de Israel, el segundo Dios enviado por el Padre a la tierra, el Dios unigénito subordinado al Padre, el cual nos dio a conocer al Dios supremo e invisible, el Padre (Jn.1:18), y ambos dioses tienen el mismo nombre: IEVE DE LOS EJÉRCITOS, tal como ya le he demostrado, y si usted quiere ser salvo y tener la vida eterna debe tener este verdadero conocimiento bíblico, tal como se lo he expuesto en este estudio bíblico.

 

Como complemento a este estudio bíblico le recomiendo que lea el siguiente estudio que escribí mucho más amplio:

www.las21tesisdetito.com/teologias_falsas.htm

 

 

Tito Martínez 

Email: las21tesis@gmail.com

Tel.: +34619342549

 

Si desea participar en nuestra ESCUELA CRISTIANA HENOTEISTA DE TELEGRAM, o si desea tener un debate doctrinal en audio conmigo, pinche en el siguiente enlace:

 

https://t.me/joinchat/CboqKQdmhIm3JXGt6QTGcg

 

Biblioteca Web cristiana bíblica

1.    http://www.las21tesisdetito.com/pecadores.htm

2.    http://www.las21tesisdetito.com/los_que_nunca_creyeron_en_jesus.htm

3.    http://www.las21tesisdetito.com/el_mayor_falso_evangelio.htm

4.    http://www.las21tesisdetito.com/espiritusanto.htm

5.    http://www.las21tesisdetito.com/pedro_losada_herejias.htm

6.    http://www.las21tesisdetito.com/grandes_mentiras_de_pichi.htm

7.    http://www.las21tesisdetito.com/el_verdadero_arrebatamiento.htm

8.    http://www.las21tesisdetito.com/debate_con_pastores_pichi_y_losada.htm

9.    http://www.las21tesisdetito.com/el_verdadero_evangelio.htm

10. http://www.las21tesisdetito.com/por_sus_ovejas.htm

11. http://www.las21tesisdetito.com/falsedad_tierra_plana.htm

12. http://www.las21tesisdetito.com/los_angeles.htm

13. http://www.las21tesisdetito.com/el_tercer_estado.htm

14. http://www.las21tesisdetito.com/sabatarios_y_domingueros.htm

15. http://www.las21tesisdetito.com/descendiente_biologico.htm

16. http://www.las21tesisdetito.com/segun_el_apocalipsis.htm

17. http://www.las21tesisdetito.com/dios_sentado_en_el_trono.htm

18. http://www.las21tesisdetito.com/verbo_divino.htm

19. http://www.las21tesisdetito.com/estudio_de_hebreos_1.htm

20. http://www.las21tesisdetito.com/secta_diabolica_cruzada_de_poder.htm

21. http://www.las21tesisdetito.com/los_santos_del_apocalipsis.htm

22. http://www.las21tesisdetito.com/teologias_falsas.htm

23. http://www.las21tesisdetito.com/el_dia_de_ieve.htm

24. http://www.las21tesisdetito.com/aparicion_de_ieve.htm

25. http://www.las21tesisdetito.com/lago_de_fuego.htm

26. http://www.las21tesisdetito.com/la_gran_muchedumbre.htm

27. http://www.las21tesisdetito.com/pablo_vio_a_jesus.htm

28. http://www.las21tesisdetito.com/principe_de_este_mundo.htm

29. http://www.las21tesisdetito.com/nicolas_garcia.htm

30. http://www.las21tesisdetito.com/hijo_de_jose.htm

31. http://www.las21tesisdetito.com/padre_e_hijo.htm

32. http://www.las21tesisdetito.com/dios_de_este_siglo.htm

33. http://www.las21tesisdetito.com/engendramiento_de_jesus.htm

34. http://www.las21tesisdetito.com/arriano_henry.htm

35. http://www.las21tesisdetito.com/arriano_gell.htm

36. http://www.las21tesisdetito.com/cristo_no_es_miguel.htm

37. http://www.las21tesisdetito.com/isaias_4.htm

38. http://www.las21tesisdetito.com/evangelio_combinado.htm

39. http://www.las21tesisdetito.com/adventistas_y_mesianicos.htm

40. http://www.las21tesisdetito.com/el_milenio.htm

41. http://www.las21tesisdetito.com/tierra_esferica.htm

42. http://www.las21tesisdetito.com/jesus_senior.htm

43. http://www.las21tesisdetito.com/cristo_eterno.htm

44. http://www.las21tesisdetito.com/trono_de_dios.htm

45. http://www.las21tesisdetito.com/juicio.htm

46. http://www.las21tesisdetito.com/eterno.htm

47. http://www.las21tesisdetito.com/reyes_y_sacerdotes.htm

48. http://www.las21tesisdetito.com/nuevo_nacimiento.htm

49. http://www.las21tesisdetito.com/nuevotestamento.htm

50. http://www.las21tesisdetito.com/catecismo.htm

51. http://www.las21tesisdetito.com/credo.htm

52. http://www.las21tesisdetito.com/rosario.htm

53. http://www.las21tesisdetito.com/purgatorio.htm

54. http://www.las21tesisdetito.com/maria.htm

55. http://www.las21tesisdetito.com/salvacion_eterna.htm

56. http://www.las21tesisdetito.com/espiritu_santo.htm

57. http://www.las21tesisdetito.com/debate_con_pretribulacionista.htm

58. http://www.las21tesisdetito.com/cruz_satanica.htm

59. http://www.las21tesisdetito.com/a_todos_los_tj.htm

60. http://www.las21tesisdetito.com/las_dos_putas.htm

61. http://www.las21tesisdetito.com/mentira.htm

62. http://www.las21tesisdetito.com/siete_sellos.htm

63. http://www.las21tesisdetito.com/la_verdad.htm

64. http://www.las21tesisdetito.com/video_satanico.htm

65. http://www.las21tesisdetito.com/alma.htm

66. http://www.las21tesisdetito.com/discurso_profetico.htm

67. http://www.las21tesisdetito.com/la_higuera.htm

68. http://www.las21tesisdetito.com/miguel_rosell.htm

69. http://www.las21tesisdetito.com/escogidos.htm

70. http://www.las21tesisdetito.com/el_rapto_satanico.htm

71. http://www.las21tesisdetito.com/pretribulacionismo.pdf

72. http://www.las21tesisdetito.com/elrapto.htm

73. http://www.las21tesisdetito.com/respuesta_a_un_evangelico.hm

74. http://www.las21tesisdetito.com/bolainezyrosell.htm

75. http://www.las21tesisdetito.com/mentira_trinidad.htm

76. http://www.las21tesisdetito.com/infierno.htm

77. http://www.las21tesisdetito.com/salvacion_eterna.htm

78. http://www.las21tesisdetito.com/muerte_de_jesus.htm

79. http://www.las21tesisdetito.com/por_avaricia.htm

80. http://www.las21tesisdetito.com/catecismo.htm

81. http://www.las21tesisdetito.com/eucaristia_satanica.htm

82. http://www.las21tesisdetito.com/respuesta_a_católico.htm

83. http://www.las21tesisdetito.com/calvinismo.htm

84. http://www.las21tesisdetito.com/pablo_vio_a_jesus.htm

85. http://www.las21tesisdetito.com/la_higuera.htm

86. http://www.las21tesisdetito.com/apostoles.htm

87. http://www.las21tesisdetito.com/esteban_bohr.htm

88. http://www.las21tesisdetito.com/dawlin_urena.htm

89. http://www.las21tesisdetito.com/gary_lee.htm

90. http://www.las21tesisdetito.com/daviddiamond.htm

91. http://www.las21tesisdetito.com/armando_alducin.htm

92. http://www.las21tesisdetito.com/sectas_de_esclavos.htm

93. http://www.las21tesisdetito.com/adan.htm

94. http://www.las21tesisdetito.com/jesus.htm

95. http://www.las21tesisdetito.com/portodos.htm

96. http://www.las21tesisdetito.com/pentecostalismo_falso.htm

97. http://www.las21tesisdetito.com/adorad_al_padre.htm

98. http://www.las21tesisdetito.com/mensaje_a_judios.htm

99. http://www.las21tesisdetito.com/fuente_de_muerte.htm

100.      http://www.las21tesisdetito.com/contra_ieve.htm

101.      http://www.las21tesisdetito.com/no_sera_mundial.htm

102.      http://www.las21tesisdetito.com/evangelio.htm

103.      http://www.las21tesisdetito.com/ladoctrina.htm

104.      http://www.las21tesisdetito.com/fornicacion.htm

105.      http://www.las21tesisdetito.com/discurso.htm

106.      http://www.las21tesisdetito.com/granmentirasatanica.htm

107.      http://www.las21tesisdetito.com/jehovitoatalayado.htm

108.      http://www.las21tesisdetito.com/samuel.htm

109.      http://www.las21tesisdetito.com/odiar_a_los_malvados.htm

110.      http://www.las21tesisdetito.com/victor_zarruk.htm

111.      http://www.las21tesisdetito.com/lenguas.htm

112.      http://www.las21tesisdetito.com/judaizantes.htm

113.      http://www.las21tesisdetito.com/isaias.htm

114.      http://www.las21tesisdetito.com/el_falso_don_de_lenguas.htm

115.      http://www.las21tesisdetito.com/yiyeavila.htm

116.      http://www.las21tesisdetito.com/israel.htm

117.      http://www.las21tesisdetito.com/hijodelhombre.htm

118.      http://www.las21tesisdetito.com/carta_a_un_judaizante.htm

119.      http://www.las21tesisdetito.com/el_apocalipsis.htm