DOCUMENTO AMPLIADO EL 26 DE JUNIO DE 2008

 

Para descargar de Internet este estudio bíblico, en formato de audio mp3, haga clic en el icono de abajo

Para descargar de Internet este estudio bíblico, en formato de libro electrónico pdf, haga clic en el icono de abajo:

j

 

 

 

 

ÍNDICE DEL LIBRO

 

1. HECHOS 3:19-23.

2. HEBREOS 9:28.

3. EL EVANGELIO PREDICADO POR PABLO ERA EL MISMO EVANGELIO PREDICADO POR JESÚS.

4. EVANGELIO DE LA CIRCUNCISIÓN Y DE LA INCIRCUNCISIÓN SON EL MISMO EVANGELIO.

5. PEDRO PASTOREABA TAMBIÉN A LOS CRISTIANOS GENTILES.

6. LOS QUE ABANDONARON A PABLO NO ERAN LOS APÓSTOLES.

7. LOS FALSOS MESÍAS QUE SE HACEN PASAR POR DIOS.

8. EL APÓSTOL PEDRO.

9. EL APÓSTOL PEDRO PREDICABA EL EVANGELIO DE LA GRACIA DE DIOS.

10. “TE CEÑIRÁ OTRO”.

11. LA INTERPRETACIÓN MÁS REPUGNANTE Y BLASFEMA DE TODAS.

12. ¡SATANÁS EL DIABLO EXISTE!.

13. CORREO DE UN LACAYO DEL FALSO MESIAS MIRANDA.

14. BLASFEMIAS DEL FALSO MESÍAS MIRANDA.

15. ASÍ SERÁ LA VENIDA GLORIOSA DEL VERDADERO MESÍAS JESÚS.

16. ¿QUIEN ES REALMENTE EL ANTICRISTO?.

17. SEGÚN EL FALSO MESÍAS MIRANDA LA BESTIA ES JESÚS Y ÉL MISMO

 

 

ESCUCHE EL DEBATE EN AUDIO QUE TUVE CON EL MIRANDISTA WILLIAMS:

http://www.las21tesisdetito.com/mirandismopulverizado.htm

 

Participe en el debate sobre el mirandismo:

http://groups.msn.com/TEOLOGIABIBLICAJUDEO-CRISTIANA/general.msnw?action=get_message&mview=0&ID_Message=35254&LastModified=4675677329666216148

 

 

 

HECHOS 3:19-23

 

1. La interpretación que los seguidores del falso mesías Miranda hacen de Hechos 3:19-23 es absolutamente falsa diabólica, estúpida y perversa, como voy a demostrar seguidamente.

Leamos el pasaje bíblico:

"Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que vengan de la presencia del Señor tiempos de refrigerio, y él envíe a Jesucristo, que os fue antes anunciado; a quien de cierto es necesario que el cielo reciba hasta los tiempos de la restauración de todas las cosas, de que habló Dios por boca de sus santos profetas que han sido desde tiempo antiguo. Porque Moisés dijo a los padres: El Señor vuestro Dios os levantará profeta de entre vuestros hermanos, como a mí; a él oiréis en todas las cosas que os hable; y toda alma que no oiga a aquel profeta, será desarraigada del pueblo." (Hch.3:19-23).

Veamos seguidamente la interpretación demencial y satánica que hacen los mirandistas de ese pasaje de Hechos 3:19-23:

a). Según ese hijo del diablo que se hace pasar por Dios y por Jesús, el embustero Miranda, él mismo dice ser el Señor Jesús que ha regresado del cielo para la restauración de todas las cosas.

b). Según el perverso y falso Mesías Miranda, el profeta mencionado por Moisés en ese pasaje de Hechos 3 es el propio Miranda. Este embustero se ha inventado la terrible falsedad de que el Señor Jesús mencionado en ese pasaje vendría del cielo como un ser de carne mortal, con debilidad humana, y entonces el Miranda dice que ese profeta “restaurador” que habría de venir es él mismo, Miranda. Ahora bien, esta doctrina de ese hijo del diablo, Miranda, es algo tan idiota, perverso y satánico, que solo un descerebrado o necio elevado al máximo grado se la puede creer, porque resulta que Jesús murió en el madero, y al tercer día Dios el Padre le resucitó con un nuevo cuerpo celestial e inmortal, y luego él se fue al cielo con ese mismo cuerpo resucitado e inmortal, y él ahora está en el cielo a la derecha de Dios, y volverá del cielo CON ESE  MISMO CUERPO CELESTIAL e inmortal. Los dos ángeles dijeron que de la misma forma que Jesús se fue al cielo, así volverá (Hch.1:11), es decir, Jesús ya no volverá del cielo como un ser humano mortal y débil, sino que volverá del cielo como un ser glorioso y celestial, con el mismo cuerpo resucitado e inmortal que se fue al cielo, para juzgar a los vivos y a los muertos.

Por lo tanto, cuando ese hijo del diablo descerebrado, el Miranda, dice que él es Jesús que ha regresado del cielo para restaurar todas las cosas está mintiendo como un bellaco, y haciéndose pasar ese impostor por alguien que no es, pero ya recibirá este falso Jesús e hijo del diablo lo que se merece, pues el Señor Jesús le va a castigar de forma muy dura por haber mentido de esa manera.

Fíjese usted lo demencial y satánica que es la doctrina de ese falso mesías hijo del diablo. Según el engañador Miranda, Jesús se despojó hace unos años en el cielo de su cuerpo resucitado, glorioso e inmortal, y volvió a la tierra otra vez en forma de hombre mortal, en la persona del imbécil y perverso Miranda. Es decir, según ese hijo del diablo impostor, ¡Jesús vino dos veces como hombre mortal!, la primera venida de Jesús -según Miranda- ocurrió cuando Jesús nació en Belén, y la segunda venida carnal y mortal ocurrió -según Miranda- cuando vino en la persona del Miranda. ¿Pero se puede enseñar una doctrina más diabólica e idiota que esa?, realmente hay que tener el cerebro de serrín y una ceguera mental absoluta para creerse semejante mentira anticristiana y diabólica.

Repito, lo que enseña el verdadero Evangelio es que Jesús está glorificado en el cielo, con su cuerpo celestial e inmortal, y del cielo volverá CON EL MISMO CUERPO RESUCITADO, para restaurar todas las cosas, es decir, ¡él jamás volverá otra vez con un cuerpo mortal y débil, porque eso Jesús ya lo hizo hace casi 2000 años!, sino que volverá de cielo con su cuerpo celestial y glorioso, el mismo cuerpo celestial e inmortal que resucitó al tercer día.

c) El falso e idiota Miranda, el cual se hace pasar por Dios y por Jesús, enseña que Hechos 3:19-23 se refiere a él, o sea, al Miranda, porque el pasaje bíblico dice:

Dios os levantará profeta de entre vuestros hermanos, semejante a mí; a él oiréis en todas las cosas que os hable”.

Estas palabras de Moisés las pervierte y retuerce el imbécil del falso mesías Miranda, pues este engañador enseña que ese profeta que vendría sería en un cuerpo mortal y débil, como el cuerpo mortal y débil de Moisés, y por eso es que el desquiciado y embustero del Miranda afirma que él es ese profeta predicho por Moisés. Sin embargo, Moisés no dijo por ninguna parte que ese profeta que habría de venir, y que es Jesús, viniera con un cuerpo débil y mortal, lo que Moisés dijo es que Dios levantaría de Israel a UN PROFETA COMO ÉL, es decir, el texto dice bien claro que ese profeta que habría de venir, el Mesías Jesús, sería OTRO PROFETA PARECIDO O SEMEJANTE A MOISÉS, ya que recordemos que Moisés era profeta, ¡¡pero el pasaje no dice por ninguna parte que ese profeta que vendría (Jesús) sería un ser mortal y débil como Moisés!!. La semejanza o parecido entre ese profeta y Moisés es que ambos serían PROFETAS DE DIOS, pero Moisés jamás dijo que ese profeta que habría de venir sería un ser mortal y débil, ¡esta gran mentira se la ha inventado el perverso y falsario Miranda!

d) Ahora bien, resulta que si seguimos leyendo ese pasaje de Hechos 3:19-23 dice que cuando ese profeta (Jesús) venga del cielo, entonces todas las cosas serán restauradas, tal como predijeron los profetas hebreos, es decir, cuando el Mesías Jesús venga del cielo el MUNDO SERÁ RESTAURADO Y CONVERTIDO EN UN PARAISO, y los muertos en Cristo resucitarán primero, y los verdaderos cristianos que queden vivos en la tierra cuando el Señor venga del cielo serán arrebatados en "nubes" juntamente con los resucitados, para recibir a Jesús en el aire, es decir,  en la atmósfera (1Ts.4:15-17).

Ahora bien, ¿el embustero e impostor Miranda ha restaurado el mundo y lo ha convertido en un paraíso?, ¿cumplió el perverso y embustero Miranda esa profecía bíblica de 1Tesalonicenses 4:15-17?, ¡de ninguna manera!, ese mal nacido no ha descendido del cielo con gran poder y gloria, sino que nació fruto del pecado. Ese mal nacido embustero y perverso disfrazado de cordero no ha restaurado todas las cosas, tal como dice la profecía, ni ha resucitado a los muertos en Cristo, ni a nadie ha arrebatado en "nubes" para recibirle en el aire, es decir, ¡nada de lo que dice la Escritura lo ha cumplido el embustero Miranda!, ¡nada!, él sencillamente es un gran IMPOSTOR, un hijo del diablo, un embustero patológico falsificador de la Palabra de Dios, que ha podido engañar a merluzos e idiotas como todos los que le siguen, los cuales no tienen ni remota idea del Evangelio ni de la verdadera doctrina cristiana, sino que prefieren seguir a ese hijo de Satanás que los está llevando hacia la futura destrucción eterna.

e) Ahora bien, si seguimos leyendo Hechos 3:19-23 se dice lo siguiente:

“El Señor vuestro Dios os levantará profeta de entre vuestros hermanos, como a mí; a él oiréis en todas las cosas que os hable; y toda alma que no oiga a aquel profeta, será desarraigada del pueblo”.

El pasaje dice bien claro que toda persona (alma) que no escuche a este profeta que habría de venir (Jesús) será desarraigado o exterminado. Esta profecía obviamente la cumplirá Jesús cuando venga del cielo con gran poder y gloria, a restaurar todas las cosas, y entonces aquellos malvados (las “cabras”) que no quieran oírlo serán exterminados o destruidos en el fuego, tal como dijo Jesús en Mateo 25:41, 46.

Ahora bien, ¿cumple esta profecía el impostor y descerebrado Miranda?, ¡por supuesto que no!. Ese hijo del diablo no ha exterminado o destruido a nadie de los que rechazamos sus mentiras satánicas y demenciales, lo cual demuestra sin ninguna duda que el Miranda es solamente un impostor, un falso Mesías puesto por Satanás para engañar a todos aquellos que rechazan el verdadero Evangelio.

Hechos 3:19-23 no tiene que ver absolutamente nada con ese descerebrado del Miranda. Esa gran profecía la cumplirá solamente Jesús cuando regrese del cielo con gran poder y gloria, con su cuerpo resucitado, y esto sucederá en el futuro, inmediatamente después de la tribulación de aquellos días (Mt.24:29-30), y es entonces cuando todos los malvados que rechazaron las palaras del Hijo de Dios serán exterminados o destruidos en el fuego (Mt.25:41, 46).

 

 

 

HEBREOS 9:28

 

2. Respecto al pasaje de Hebreos 9:28 el perverso y falso mesías Miranda también retuerce y falsifica ese pasaje para su propia perdición. Ese pasaje dice simplemente que el Señor Jesús aparecerá por segunda vez, SIN RELACIÓN CON EL PECADO, para salvar a los que le esperan. Es decir, Jesús sencillamente vendrá del cielo, NO PARA MORIR OTRA VEZ POR NUESTROS PECADOS, sino que aparecerá para salvar a los que le esperamos, el texto no dice por ninguna parte que el pecado ya no exista, lo que dice simplemente es que Jesús vendrá del cielo sin relación con el pecado, es decir, él ya no vendrá a morir por nuestros pecados, tal como lo hizo la primera vez, sino que vendrá como rey y como JUEZ justo, para salvar a los que esperamos su venida gloriosa, y para enviar al lago de fuego a los impostores y perversos como el falso mesías Miranda al cual siguen ciegamente sus descerebradas “ovejas”.

Ciertamente el Señor Jesús quita nuestros pecados, pero cuando nos arrepentimos y los confesamos a Dios:

 

"Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros." (1Jn.1:8-10).

 

¿Lo lee bien? El Evangelio verdadero JAMÁS dice que no exista el pecado, lo que dice el verdadero Evangelio es todo lo contrario, es decir, que el pecado por supuesto que existe, y si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos. Lo que ocurre es que Jesús PERDONA NUESTROS PECADOS y nos limpia de toda maldad cuando reconocemos nuestros pecados y los confesamos a Dios. Y aquel embustero que diga que no hemos pecado, o que no existe el pecado, le hace a Dios mentiroso, y su palabra no está en él. Y esto es precisamente lo que hace el perverso y descerebrado falso mesías Miranda, el cual enseña la mentira satánica de que el pecado no existe y que no tenemos pecado.

 

 

EL EVANGELIO PREDICADO POR PABLO ERA EL MISMO EVANGELIO PREDICADO POR JESÚS

 

3. El perverso y embustero falso mesías Miranda enseña que el apóstol Pablo predicaba un Evangelio diferente al que predicaba el Señor Jesús. Veamos como miente ese hijo del diablo:

Por supuesto que Jesús y Pablo predicaban exactamente el mismo Evangelio del Reino de Dios, he aquí la prueba:

 

a) Jesús predicaba el Evangelio del Reino de Dios:

"Después que Juan fue encarcelado, Jesús vino a Galilea predicando el evangelio del reino de Dios, diciendo: El tiempo se ha cumplido, y el reino de Dios se ha acercado; arrepentíos, y creed en el evangelio." (Mr.1:14-15).

 

b) Jesús dijo a sus apóstoles que predicaran este mismo Evangelio del Reino de Dios a todas las naciones:

"Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin." (Mt.24:14).

 

c) Y resulta que el apóstol Pablo también predicó este mismo Evangelio del Reino de Dios:

"Y entrando Pablo en la sinagoga, habló con denuedo por espacio de tres meses, discutiendo y persuadiendo acerca del reino de Dios. (Hch.19:8)

"Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de todos vosotros, entre quienes he pasado predicando el reino de Dios, verá más mi rostro." (Hch.20:25)

"Y habiéndole señalado un día, vinieron a él muchos a la posada, a los cuales les declaraba y les testificaba el reino de Dios desde la mañana hasta la tarde, persuadiéndoles acerca de Jesús, tanto por la ley de Moisés como por los profetas." (Hch.28:23).

 

Por lo tanto, cuando los hijos del diablo mirandistas dicen que el apóstol Pablo no predicaba el mismo Evangelio que predicaba Jesús están mintiendo como bellacos, y demostrando ser hijos del padre de la mentira, es decir, del diablo, e hijos de ese pendejo falso mesías que les ha destrozado el cerebro y que les está llevando irremediablemente hacia la perdición eterna... pero ya recibirá ese pendejo falso mesías lo que se merece. El mirandismo tiene los días contados, y todas sus mentiras y perversidades están siendo desenmascaradas.

 

 

EVANGELIO DE LA CIRCUNCISIÓN Y DE LA INCIRCUNCISIÓN SON EL MISMO EVANGELIO

 

4. El perverso y embustero falso mesías Miranda, así como su secta, enseñan que el apóstol Pedro predicó solo el Evangelio a los judíos, no a los gentiles. Eso que ellos enseñan es mentira, porque en Hechos 10 leemos bien claro como PEDRO fue el primero en predicar el Evangelio a los GENTILES, en casa del soldado romano Cornelio. Por lo tanto, esos mirandistas son unos mentirosos. Lo que ocurrió después es que Pablo, después de creer en Jesús, fue enviado especialmente a predicar a los gentiles, y Pedro y el resto de apóstoles de Jerusalén se dedicaron a predicar el Evangelio especialmente a los judíos. Pero ambos, Pedro y Pablo, predicaban exactamente el mismo Evangelio de la Gracia de Dios o Evangelio del Reino de Dios, que es lo mismo (Hch.15:11, 20:24).

Cuando Pablo habló del Evangelio de la incircuncisión y de la circuncisión no se estaba refiriendo a dos evangelios diferentes. Lo que Pablo estaba diciendo sencillamente es que el Evangelio es para los gentiles (incircuncisión) y también para los judíos (circuncisión), por eso dice Evangelio de la incircuncisión y de la circuncisión, porque el Evangelio es para TODOS, ya sean judíos y gentiles. Leamos el pasaje de Pablo:

 

"Antes por el contrario, como vieron que me había sido encomendado el evangelio de la incircuncisión, como a Pedro el de la circuncisión" (Gal.2:7).

 

El pasaje de ninguna manera se está refiriendo a dos evangelios diferentes. El perverso y descerebrado Miranda miente como un bellaco, porque él es un hijo del diablo y un impostor que se hace pasar de forma blasfema por Jesús. El pasaje de Pablo simplemente habla de un solo Evangelio, y este Evangelio es para los gentiles (la incircuncisión) y para los judíos (la circuncisión), tal como por ejemplo lo explican muy bien las siguientes versiones bíblicas:

 

(BAD) Al contrario, reconocieron que a mí se me había encomendado predicar el evangelio a los gentiles, de la misma manera que se le había encomendado a Pedro predicarlo a los judíos.

 

(BLS) Más bien, ellos comprendieron que a Pedro se le había encargado anunciar la buena noticia a los judíos, y que a mí se me había encargado anunciarla a todos los que no lo son.

 

(CST-IBS) Al contrario, comprendieron que Dios se había servido de mí para predicar el evangelio a los gentiles, del mismo modo que se había servido de Pedro para predicarlo a los judíos;

 

(DHH) Al contrario, reconocieron que Dios me había encargado el trabajo de anunciar el evangelio a los no judíos, así como a Pedro le había encargado el trabajo de anunciarlo a los judíos.

 

(NVI) Al contrario, reconocieron que a mí se me había encomendado predicar el evangelio a los gentiles, de la misma manera que a Pedro predicarlo a los judíos.

 

(PDT) En cambio, sí se dieron cuenta de que Dios me había dado una misión especial; así como la misión de Pedro es anunciar las buenas noticias entre los judíos, la mía es anunciar las buenas noticias entre los que no son judíos.

 

El texto es bien claro. El pasaje no habla de dos evangelios diferentes, sino del mismo y único Evangelio. La diferencia es que Pablo predicaría el Evangelio a los gentiles, y Pedro predicaría el mismo Evangelio a los judíos. Sin embargo, ahora viene ese hijo del Diablo que se hace pasar por Dios y por Jesús y nos sale con el cuento estúpido y falso de que ese pasaje habla de dos evangelios diferentes, y que Pablo predicaba el Evangelio verdadero a los gentiles, y Pedro el evangelio falso a los judíos, ¿pero se puede ser más imbécil?, solo un imbécil (necio), un falso maestro y un hijo del diablo puede pervertir y falsificar de esa manera la Palabra de Dios.

El apóstol Pablo dijo bien claro que solo hay UN EVANGELIO (Gal.1:6-8), no dos, y este Evangelio es para los gentiles (incircuncisión) y para los judíos (incircuncisión). A Pablo le fue encomendado predicar el Evangelio a los de la incircuncisión (gentiles), ya que a Pablo le fue dado el apostolado a los gentiles, y a Pedro y el resto de apóstoles de Jerusalén les fue encomendado predicar el Evangelio a la circuncisión, es decir, a los judíos, ¡¡pero el EVANGELIO ES EL MISMO!!, no existen dos evangelios diferentes, como falsamente enseña ese pendejo hijo del diablo que se hace pasar por Jesucristo.

 

 

PEDRO PASTOREABA TAMBIÉN A LOS CRISTIANOS GENTILES

 

5. Otra mentira satánica y espantosa que enseñan estos descerebrados mirandistas es que -según ellos- cuando Jesús le mandó a Pedro que pastoreara sus ovejas se estaba refiriendo solamente a los judíos, no a los gentiles. Eso que dicen estos engañadores mirandistas es mentira, es una payasada diabólica inventada por el falso mesías Miranda, uno de los mayores hijos del diablo que existen en la tierra, ya que cuando Jesús estaba hablando de sus ovejas se refería a SU IGLESIA, compuesta por judíos y gentiles, por eso es que Jesús dijo bien clarito que él tenía OTRAS OVEJAS, las cuales no eran de ese redil judío (Jn.10:16), es decir, Jesús se estaba refiriendo a las otras ovejas GENTILES, las cuales no pertenecían al redil judío en ese momento, y estas ovejas gentiles pasarían luego a formar parte el mismo rebaño del Mesías Jesús, es decir, de SU IGLESIA. Por eso es que cuando Pedro escribe sus dos epístolas estas no van dirigidas solamente a los judíos cristianos, sino a TODOS, es decir, a los judíos cristianos y a los gentiles cristianos, leámoslo:

 

"vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia." (1Pedro 2:10).

 

¿Lo ha leído bien?. Pedro se estaba refiriendo bien clarito a los GENTILES, pues se refiere a los que antes no formaban parte del pueblo de Dios, o sea, a los gentiles, pero que ahora sí que eran pueblo de Dios por medio del Evangelio. Por lo tanto, el apóstol Pedro no solo pastoreaba a judíos cristianos, sino también a gentiles cristianos, ya que esas dos epístolas de Pedro iban destinadas tanto para los judíos cristianos, como para los gentiles cristianos. Pedro pastoreaba a estas ovejas, y el apóstol Pablo era sencillamente un apóstol más enviado por Dios para predicar el Evangelio especialmente a los gentiles. Pero eso que dice el falso mesías Miranda, de que Pedro jamás pastoreó a los cristianos gentiles, es una mentira tan idiota y falsa, que solo unos hijos del diablo la podían enseñar.

 

 

LOS QUE ABANDONARON A PABLO NO ERAN LOS APÓSTOLES

 

 

6. Otra gran mentira de los mirandistas es enseñar que los apóstoles de Jerusalén eran falsos porque –según los mirandistas- ellos abandonaron al apóstol Pablo, y luego esos mirandistas engañadores citan estos pasajes para demostrar esa doctrina falsa y estúpida: 2 Timoteo 1:15, 4:16; 2 Cor. 11:4-5,13; 2 Tes 2:2-7, Hech 20:29. El argumento que ellos dan es el típico de todos los hijos del diablo que falsifican la Palabra de Dios. Veamos:

 

En NINGUNO de esos pasajes se dice que los apóstoles de Jerusalén abandonaran al apóstol Pablo, ¡en ninguno!. 2Timoteo 1:15 dice simplemente que los que estaban en Asia le abandonaron, es decir, ¡no mencionó a los apóstoles de Jerusalén por ninguna parte!.

En 2Timoteo 4:16 tampoco se dice que los apóstoles de Jerusalén le abandonaran a Pablo, lo que dice ese pasaje es que en su primera defensa ante las autoridades de la ciudad de Roma ninguno estuvo a su lado, es decir, ninguno de los hermanos que estaban con él en la ciudad de ROMA estuvo a su lado en dicho juicio contra Pablo. Pero resulta que los apóstoles de Jerusalén no estaban en Roma, sino en Jerusalén, predicando el Evangelio de la Gracia de Dios (Hch.15:11), por lo tanto, es lógico que Pablo dijera que ninguno estuvo con él en ese juicio celebrado en Roma, por la sencilla razón de que los apóstoles de Jerusalén no estaban en la ciudad de Roma, sino en Jerusalén.

En 2Corintios 11:4-5 tampoco se dice por ninguna parte que los apóstoles de Jerusalén fueran falsos, lo que dice ese pasaje es que algunos de la ciudad de Corinto se dejaban engañar por falsos maestros que predicaban un evangelio falso. Solo un tarao mental y un embustero patológico puede citar estos pasajes para enseñar esa mentira diabólica de que los apóstoles de Jerusalén eran falsos y enemigos de Pablo.

En 2Tesalonicenses 2:2-7 tampoco se dice por ninguna parte que los apóstoles de Jerusalén fueran falsos, al contrario, ese pasaje de Pablo habla claramente de la manifestación del hombre de pecado, el cual SE HARÍA PASAR POR DIOS, ¡que es lo que hace precisamente el perverso y descerebrado falso mesías Miranda, el cual se hace pasar por Dios!. Por lo tanto, ese pasaje de Pablo lo que hace es precisamente desenmascarar al impostor Miranda, ese falso mesías engendro del mismo diablo que se hace pasar por Dios y por Jesús.

Los mirandistas embusteros citan también Hechos 20:29, para decir que los apóstoles de Jerusalén eran falsos y enviados de Satanás. Leamos ese pasaje, y veremos lo que enseña:

 

"Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el espíritu os ha puesto por obispos, para apacentar la Congregación del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos." (Hch.20:28-30).

 

Realmente hay que ser un hijo del diablo y un necio (idiota) para citar ese pasaje de Pablo y aplicarlo a los apóstoles de Jerusalén. Ese texto no menciona a los 12 apóstoles por ninguna parte.

Si hay un pasaje claro que se pueda aplicar al perverso y falso mesías Miranda y a su secta de fanáticos descerebrados es precisamente ese pasaje de Pablo en Hechos 20:28-30, donde él predijo la venida de esos lobos rapaces que no perdonarían al rebaño, sino que serían hombres perversos que arrastrarían tras de ellos a muchos, engañándoles con sus falsas doctrinas, y esto es precisamente lo que hace ese falso mesías embustero que se hace pasar por Dios y por Jesús, el cual habla cosas perversas contrarias a la sana doctrina y opuestas al verdadero Evangelio, y ha arrastrado a muchos idiotas y descerebrados, como errando en el blanco, los cuales se irán juntamente con él a la destrucción eterna, el lago de fuego, por embusteros e idólatras, ya que el Apocalipsis dice que todos los mentirosos e idólatras tendrán su parte en el lago de fuego, y el perverso y falso mesías Miranda y su rebaño de embusteros y descerebrados que le siguen se irán derechos a ese terrible lago de fuego, donde serán atormentados y después destruidos en cuerpo y alma.

Por cierto, aquí os dejo estos videos magníficos que demuestran la falsedad del mirandismo diabólico: http://jesucristohombre.wordpress.com

 

 

LOS FALSOS MESÍAS QUE SE HACEN PASAR POR DIOS

 

 7. Esta terrible blasfemia de que un pecador necio y sinvergüenza se haga pasar por el Mesías Jesús, o por el mismo Dios Padre, no nos toma por sorpresa a los verdaderos cristianos bíblicos, pues este tipo de blasfemia repugnante ya lo anunció y predijo el Mesías Jesús y el apóstol Pablo. El Señor dijo lo siguiente:

 

“Respondiendo Jesús, les dijo: Mirad que nadie os engañe. Porque vendrán muchos haciéndose pasar por mí; y a muchos engañarán” (Mt.24:4-5).

“Porque se levantarán falsos mesías, y falsos profetas, y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aun a los escogidos. Ya os lo he dicho antes. Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no lo creáis.” (Mt.24:24-26).

 

El falso mesías Jose Luís de Jesús Miranda, falsifica ese pasaje bíblico y lo retuerce de forma diabólica, para decir que él no es un falso mesías, ya que él no hace grandes señales y prodigios, y por tanto, según él, esa profecía de los falsos mesías no se puede cumplir en él.

Ahora bien, analizando ese pasaje de Mateo 24:24-26 vemos que cuando el Mesías mencionó esas grandes señales y prodigios se estaba refiriendo a los FALSOS PROFETAS, ¡no a los falsos mesías!, como podemos comprobar en Apocalipsis 13, donde aparecen simbólicamente dos personajes del futuro, simbolizados como dos bestias. La primera bestia será el mayor falso mesías de la Historia, el cual será un futuro emperador del mundo, al cual Satanás le dará su poder, su trono y gran autoridad (Ap.13:2-3). Y seguidamente se menciona una segunda bestia religiosa, llamada en el Apocalipsis EL FALSO PROFETA, y que será el último papa del catolicismo, un sumo pontífice judío aliado con el falso mesías, y ese falso profeta será quien hará las señales y prodigios mentirosos para engañar al mundo y que adoren al falso mesías. ¿Lo lee bien?, ¡no será el falso mesías, la primera bestia, quien hará las señales y prodigios mentirosos, sino que será el falso profeta!. Por consiguiente, el argumento que ese hijo del Diablo, Jose Luís de Jesús Miranda, esgrime para negar que él es un falso mesías es totalmente falso, pues son los falsos profetas quienes hacen las señales y prodigios mentirosos, mientras que los falsos mesías NO HACEN ESAS SEÑALES Y PRODIGIOS, y por tanto, esa profecía del Mesías en Mateo 24:24-26, sobre la venida de falsos mesías, ¡se cumple perfectamente en el perverso y embustero Miranda!.

 

Igualmente, el apóstol Pablo también predijo la venida de estos falsos pastores impíos y embusteros que se hacen pasar por Dios o por el Mesías. Esto lo leemos en esta impresionante profecía de Pablo:

 

“Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición,  el cual se opone y se ensalza contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios.” (2Ts.2:3-4).

 

 

¡Esta profecía de Pablo no solo se cumple en el poder papal del catolicismo, sino que también se cumple en ese falso mesías y falso dios, llamado Jose Luís de Jesús Miranda!, el cual se hace pasar por Dios, ya que los mirandistas le llaman “abba padre”, un título divino que Jesús aplicó solamente a su Dios y Padre celestial, y aplicar ese título a un hombre mortal y perverso, como es Miranda, es una terrible y espantosa blasfema, la cual será castigada con la destrucción eterna en el lago de fuego.

 

Otra profecía del apóstol Pablo que también se cumple en el perverso y falso mesías Miranda es esta:

 

“Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el espíritu santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos.” (Hch.20:28-30).

 

El falso mesías Miranda es uno de esos lobos rapaces que hablan cosas perversas, arrastrando tras de sí a muchos adeptos o discípulos de su falsa doctrina, los cuales enriquecen a ese falso mesías.

El apóstol Pedro dijo otra impresionante profecía sobre esos falsos apóstoles y falsos maestros:

 

“Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.  Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.” (2P.2:1-3).

 

Observe lo que dijo Pedro, él dijo que esos falsos maestros por AVARICIA (ambición por el dinero) harían mercadería de aquellos que dicen ser cristianos, es decir, esos hijos del Diablo lo único que ambicionarían es el poder, la fama y el dinero, utilizando diversas tácticas y triquiñuelas, así como palabras fingidas, para sacar la mayor cantidad de dinero posible a sus seguidores, y así enriquecerse ellos y poder vivir en medio de lujos. Un claro exponente de esta clase de falsos maestros avaros y embusteros lo tenemos en el falso mesías Miranda, además de otros muchos de su misma calaña. ¡¡Y ahora resulta que ese falso mesías-falso apóstol proclama al mundo que él es también el anticristo!!, y sus descerebrados adeptos le creen y le siguen fanáticamente, llevando el número de la bestia, el 666, tatuado en sus manos o en sus brazos, pues ellos enseñan que ese número es algo bueno procedente de Dios, lo cual es una burda mentira del Diablo, pues Apocalipsis 14:9-11 dice bien claro que quienes lleven marcado en el cuerpo ese número 666 recibirán la terrible ira de Dios.

 

EL APÓSTOL PEDRO

 

Según el falso mesías-falso apóstol, el apóstol Pedro era un falso apóstol, y un enviado de Satanás, porque Pedro negó al Señor tres veces, y también porque Pedro no quiso que el Mesías Jesús muriera, leamos el pasaje entero:

 

“Desde entonces comenzó Jesús a declarar a sus discípulos que le era necesario ir a Jerusalén y padecer mucho de los ancianos, de los principales sacerdotes y de los escribas; y ser muerto, y resucitar al tercer día. Entonces Pedro, tomándolo aparte, comenzó a reconvenirle, diciendo: Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca. Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres.” (Mt.16:21-23).

 

El falsario y perverso Miranda, así como sus falsos pastores asociados a ese falso mesías, citan constantemente ese pasaje bíblico, para enseñar que el apóstol Pedro era un falso apóstol que predicaba un falso evangelio de la ley, contrario al Evangelio de la Gracia de Dios predicado por Pablo.  Veamos lo estúpido y falso que es ese argumento de la secta “Creciendo en mentira”, y especialmente de su “papa”, el falso mesías y falso apóstol Jose Luís de Jesús Miranda.

 

1. Es absolutamente imposible que el apóstol Pedro fuera un falso apóstol, por la sencilla razón de que el propio Pedro, unos versículos más atrás, confesó que Jesús es el Mesías y el Hijo del Dios viviente, y entonces el Mesías le cambió el nombre por Pedro (Kefas) que significa piedra, y luego dijo que sobre esta Roca (petra, masa de roca grande), y que es el propio Mesías, edificaría su Iglesia, siendo por tanto Pedro la primera piedra (petros, piedra pequeña) espiritual dentro de ese edificio de Dios, que es la Iglesia del Mesías. Seguidamente el Mesías le prometió dar a Pedro las llaves del Reino de los cielos, ¡¡una autoridad espiritual que el Mesías no se la dio a ningún otro apóstol!!, leamos el pasaje de Mateo:

 

 “El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?  Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Mesías, el Hijo del Dios viviente.  Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos. Y yo también te digo, que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia; y las puertas del Reino de la muerte no prevalecerán contra ella.  Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos; y todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos; y todo lo que desatares en la tierra será desatado en los cielos.” (Mt.16:15-19).

 

Ahora pensemos lo siguiente, si el apóstol Pedro hubiera sido un falso apóstol, un enviado de Satanás que predicaba un falso evangelio, ¿le habría dicho el Mesías esas palabras?, ¡de ninguna manera!, si Pedro hubiera sido un falso apóstol, entonces el Mesías Jesús JAMÁS le habría dado las llaves del Reino de los cielos, es decir, la autoridad para abrir, por medio de la predicación del Evangelio, el Reino de Dios a los judíos, y después a los gentiles, algo que sucedió más adelante, cuando Pedro predicó el Evangelio a los judíos de Jerusalén, el día de Pentecostés, y 3000 de ellos creyeron y entraron en la Iglesia (Hechos 2), y más adelante abrió el Reino de los cielos a los gentiles, cuando predicó el Evangelio de la Gracia de Dios al soldado romano Cornelio y su familia, los cuales creyeron, y luego se bautizaron en el nombre de Jesús (Hechos 10).

 

2. Cuando ese falso y perverso mesías Miranda enseña que el apóstol Pedro era un falso apóstol que predicaba un falso evangelio ¡está llamando mentiroso al propio Mesías Jesús, el Hijo de Dios!, ya que fue él quien eligió a Pedro para ser el líder de los apóstoles, y para abrir el Reino de los cielos a los judíos y a los gentiles.

¿Por qué entonces el Señor llamó “Satanás” al apóstol Pedro en Mateo 16:23?. La respuesta es bien simple: porque en ese momento el apóstol Pedro aun no entendía que el Mesías Jesús tenía que morir por nuestros pecados, su mente aun era carnal, diabólica, ¡pero Pedro lo llegó a entender después, cuando el Mesías resucitó y se apareció a ellos!, tal como leemos en este importantísimo pasaje:

 

“Y les dijo: Estas son las palabras que os hablé, estando aún con vosotros: que era necesario que se cumpliese todo lo que está escrito de mí en la ley de Moisés, en los profetas y en los salmos.  Entonces les abrió el entendimiento, para que comprendiesen las Escrituras; y les dijo: Así está escrito, y así fue necesario que el Mesías padeciese, y resucitase de los muertos al tercer día; y que se predicase en su nombre el arrepentimiento y el perdón de pecados en todas las naciones, comenzando desde Jerusalén. Y vosotros sois testigos de estas cosas. He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto.” (Lc.24:44-48).

 

¿Lo ha leído bien?, fue después de la muerte y resurrección del Mesías, y cuando él se apareció a sus apóstoles, cuando ellos entendieron que el Mesías tenía que morir y resucitar, ya que Jesús LES ABRIÓ EL ENTENDIMIENTO, LA MENTE, PARA QUE COMPRENDIERAN LAS SAGRADAS ESCRITURAS HEBREAS DONDE SE PREDICE LA MUERTE DEL MESÍAS. Esto Pedro aun no lo entendía en Mateo 16:23, porque sencillamente el Mesías aun no había muerto y resucitado, y la mente o entendimiento de sus apóstoles aun no había sido abierta por el Mesías, ¡pero luego Pedro sí que lo entendió!. Por lo tanto, enseñar que el apóstol Pedro era un falso apóstol que predicaba un falso evangelio, basándose en Mateo 16:21-23, es retorcer las Escrituras de forma espantosa, dando una interpretación totalmente falsa y diabólica, y eso es lo que hace precisamente ese engañador y analfabeto bíblico que se hace pasar por Dios, por el Mesías y por el mismísimo anticristo. Ese individuo es sencillamente un tarao mental, además de un engendro del mismo Diablo, y taraos mentales son también todos los falsos pastores y demás miembros de esa secta perversa que le siguen y le adoran como si fuera Dios mismo.

 

3. El falso y perverso mesías Miranda dice también que el apóstol Pedro era un falso apóstol que no era de fiar, porque él negó al Mesías tres veces. Este argumento es tan falso e idiota, que se cae por su propio peso, ya que el propio Pedro después se ARREPINTIÓ AMARGAMENTE por haber negado conocer al Mesías, leámoslo:

 

“Entonces Pedro se acordó de las palabras de Jesús, que le había dicho: Antes que cante el gallo, me negarás tres veces. Y saliendo fuera, lloró amargamente.” (Mt.26:75).

 

Pero no solo esto, ese sincero arrepentimiento del apóstol Pedro, por haber negado conocer al Mesías, le cambió totalmente su vida, hasta tal punto que cuando el Mesías resucitó y se apareció a sus apóstoles, habló especialmente con Pedro, y le dijo que cuidara de sus ovejas, sus discípulos:

 

“Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. El le dijo: Apacienta mis corderos.  Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas. Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.” (Jn.21:15-17).

 

Si Pedro hubiera sido un falso apóstol y un enviado de Satanás, ¿le habría encomendado el Señor que pastoreara a sus ovejas o discípulos?, ¡jamás!. El Mesías jamás le habría dado esa autoridad espiritual y pastoral si Pedro hubiera sido un falso apóstol.

El Mesías Jesús sencillamente PERDONÓ A PEDRO por haberle negado conocer, y lo escogió especialmente para que pastoreara sus ovejas, es decir, a los verdaderos cristianos de esa época, no con una autoridad papal y dictatorial, la cual jamás fue instituida por el Mesías, pues Pedro JAMÁS FUE PAPA, sino con una autoridad espiritual y pastoral verdadera, tal como queda reflejado en el libro de los Hechos de los apóstoles y en las epístolas de Pedro.

Por consiguiente, miente como un bellaco el idiota mentiroso del Miranda y todos sus lacayos adeptos de la secta Creciendo en mentira cuando enseñan que el apóstol Pedro era un falso apóstol que predicaba un falso Evangelio.

 

EL APÓSTOL PEDRO PREDICABA EL EVANGELIO DE LA GRACIA DE DIOS

 

¿Predicaba el apóstol Pedro el mismo Evangelio de la Gracia de Dios predicado por el apóstol Pablo? ¡Por supuesto que sí!

Esa secta del Diablo, Creciendo en mentira, y especialmente el falso dios y falso mesías que la lidera, no se cansan de repetir que el apóstol Pedro predicaba un evangelio falso, contrario al Evangelio de la Gracia de Dios predicado por el apóstol Pablo (Hch.20:24). Veamos cuan calumniosa y falsa es esa acusación:

 

1. Pedro no podía predicar un evangelio falso, por la sencilla razón de que el Mesías Jesús escogió a Pedro dándole simbólicamente las “llaves del Reino de los cielos”, para que abriera el Reino de los cielos, por medio de la predicación del Evangelio, a los judíos y a los gentiles, como ya vimos más arriba.

 

2. Pedro no podía predicar un evangelio falso, porque el Mesías Jesús, después de resucitar, escogió a Pedro de forma especial, para que pastoreara o cuidara de sus ovejas, sus discípulos. Cuando esos embusteros e hijos del Diablo enseñan que el apóstol Pedro era un falso apóstol que predicaba un falso evangelio, ¡están blasfemando de Jesús, el Mesías, pues están diciendo que él escogió a un falso apóstol para que cuidara de sus ovejas!

 

3. El Mesías Jesús le dijo a Pedro y al resto de sus apóstoles que predicaran el Evangelio en todas las naciones, siendo los apóstoles (incluido Pedro) los testigos de su muerte y resurrección (Lc.24:44-48). Y esto es precisamente lo que hicieron los apóstoles a partir del día de Pentecostés, cuando PEDRO les predicó ese verdadero Evangelio de la Gracia de Dios a los judíos, y 3000 de ellos creyeron y se bautizaron en el nombre de Jesús, para el perdón de los pecados (Hch.2:14-41). Por lo tanto, decir que Pedro predicaba un falso evangelio es una burda y espantosa mentira, es una gran calumnia inventada por esos hijos del Diablo que lideran la secta falsa de Creciendo en mentira.

 

4. El apóstol Pablo también predicaba ese mismo Evangelio de la Gracia de Dios predicado por Pedro (Hch.20:24), centrado en la muerte y resurrección del Mesías (1Co.15:1-4). Pablo enseñaba que somos salvos por la Gracia de Dios, a través de su Hijo, el Mesías Jesús (Ef.2.8-9), pero resulta que el apóstol Pedro predicaba el mismo Evangelio de la Gracia de Dios predicado por Pablo, pues él también enseñaba que somos salvos por la misericordia o Gracia del Mesías, tal como él mismo declaró en el concilio de Jerusalén:

 

“Antes creemos que por la gracia del Señor Jesús seremos salvos, de igual modo que ellos.”

(Hch.15.11).

 

Si Pedro no hubiera predicado ese Evangelio de la Gracia de Dios predicado también por el apóstol Pablo, ¡entonces Pedro jamás habría dicho que judíos y gentiles somos salvos por la Gracia del Mesías!.

Por lo tanto, la secta Creciendo en mentira, y especialmente su falso dios y falso mesías, mienten como bellacos cuando enseñan al mundo que Pedro predicaba un evangelio falso, contrario al Evangelio predicado por Pablo.

 

“TE CEÑIRÁ OTRO”

 

Hace unos meses recibí un email de un lacayo del imbécil y mentiroso Miranda. Este individuo que me escribió tiene un importante cargo “pastoral” dentro de esa secta del Diablo. Seguidamente voy a transcribir lo que ese falso pastor me dijo, y después le voy a responder:

 

“Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas. Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? Y le respondió: Señor, tu lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas. De cierto, de cierto te digo: (Aquí está la profecía) “… Cuando eras más joven, te ceñías, e ibas para a donde querías; mas cuando ya seas viejo, extenderás tus manos, y te ceñirá OTRO, y te llevará a donde no quieras. Esto dijo, dando a entender con qué muerte había de glorificar a Dios.”

Esta profecía tenía una dualidad bien importante, que es necesario comprender.

La primera manifestación de esa primera parte de la profecía era que ahí iba a venir uno que lo iba a ceñir a él (A Pedro) y se refería precisamente al Apóstol Pablo, pero, él (Pedro) no se iba a someter al Apóstol Pablo. Observemos la expresión como dice: "De cierto, de cierto te digo: Cuando eras más joven, te ceñías, e ibas para a donde querías; mas cuando ya seas viejo, extenderás tus manos, y te ceñirá OTRO…"

Iba a venir otro que lo iba a ceñir con la doctrina, y fue la venida del Apóstol Pablo. Ahora, Tito, Fíjate en esto: “… y te llevará a donde no quieras”.  Pon Atención al verso 19. “Esto dijo dando a entender con qué muerte había de glorificar a Dios".

O sea, que cuando aquel (Pablo) lo fuese a ceñir, él (Pedro) se le iba a confrontar haciéndole frente, e iba a ser llevado a una manifestación que él (Pedro), no quería, porque no le convenía. Y con esa manifestación, sin él saberlo, él iba a glorificar a Dios; porque cuando Pablo lo confronta para ceñirlo, para someterlo a la gracia y el apostolado, y lo confronta cara a cara, el Apóstol Pablo le dice: “Tú estás de CONDENAR, tú no andas rectamente conforme a la verdad del evangelio”. Pues esa manifestación a Pedro no le gustó, y extendió su mano, y fue llevado a hacer aquello que no le convenía hacer, que fue  MAQUINAR PARA DARLE MUERTE A PABLO. ¡Y con la MUERTE DE PABLO!... sin él (Pedro) saberlo, ¡GLORIFICÓ A DIOS!.... 

¡El Señor mismo se lo estaba diciendo!... (le dijo a Pedro) –Tú vas a extender la mano, pero te va a venir OTRO a ceñir. Cuando tu seas más “viejo”… y vas a ser llevado a hacer aquello que tu no quieres, porque no te conviene.

Pero cuando tú hagas aquello, con esa muerte (de Pablo), vas a glorificar a Dios. Esa es la primera parte de esa profecía. La segunda parte, - ¿tú sabes cual era? PEDRO representaba un ministerio CORRUPTO, y sus tentáculos han llegado hasta esta etapa; y la DUALIDAD de esa profecía lo que decía era: Cuando ese MINISTERO SEA BIEN VIEJO… cuando pasen CIENTOS DE PAPAS, entonces: Va a venir OTRO. Va a venir aquel que va a concluir lo que el PRIMERO PUSO COMO FUNDAMENTO. Va a VENIR LA SEGUNDA DUALIDAD DE LA PROFECÌA, y el que puso el fundamento, -como no terminó-, ahora va a venir EL EDIFICADOR; y en esa manifestación de EDIFICADOR ¡LE VA A DAR MUERTE A ESE SISTEMA, LO VA A TERMINAR!, porque es un sistema de mentira...”

 

Vamos a analizar la ridícula y falsa interpretación que ese falso pastor y lacayo de la secta Creciendo en mentira ha dado. He de decir que pocas veces he leído una interpretación más idiota, diabólica y mentirosa que esa. Según esos engañadores de Creciendo en mentira, el pasaje de Juan 21:18-19 es una ¡profecía de doble cumplimiento!, la cual se cumple, según esos engañadores, en el apóstol Pablo y en el falso mesías Jose Luís de Jesús Miranda. Pero esa interpretación es una total falsedad y una estupidez mayúscula. ¡Solo un emisario de Satanás sin un grano de cerebro se puede inventar semejante burrada demencial!. Analicemos ese pasaje bíblico:

 

1. Juan 21:18-19 no es ninguna profecía de doble cumplimiento. Sencillamente el Mesías dijo a Pedro que cuando eran joven él mismo se ceñía e iba donde quería, pero cuando fuera viejo extendería sus brazos y otro le ceñiría y le llevaría donde no quisiera, es decir, a la muerte, dando así a entender el Mesías de qué muerte iba a morir Pedro, y que fue la CRUCIFIXIÓN, en la cual los reos extendían sus brazos para ser clavados en el madero, es decir, esa fue una profecía de la forma de muerte que sufriría el apóstol Pedro, ¡no existe ninguna otra interpretación de ese pasaje!. Sin embargo, el embustero e idiota del Miranda, así como sus descerebrados seguidores, han hecho tal destrozo de ese pasaje bíblico que esos hijos del Diablo se ha inventado una mentira mayúscula de una estupidez asombrosa, para hacernos creer la blasfemia de que Miranda es el mesías y Dios hecho hombre, y los falsos “pastores” que le siguen se han tragado semejante interpretación idiota y perversa.

 

2. Según el desgraciado de Miranda y sus lacayos e idiotas seguidores ese “otro” que ceñiría al apóstol Pedro fue el apóstol Pablo. Esta interpretación es una absoluta mentira y una bobada de proporciones titánicas, ya que EL PASAJE NO DICE POR NINGUNA PARTE QUE PABLO SERÍA QUIEN CEÑIRÍA A PEDRO, esta tontería es solo un invento ridículo y sin fundamento alguno de ese idiota y falso mesías del Miranda, para hacernos creer que Pedro predicaba un evangelio falso.

 

3. Según el imbécil del Miranda, Pablo ceñiría con el verdadero Evangelio al apóstol Pedro, es decir, Pablo intentaría llevar a Pedro al verdadero Evangelio de la Gracia de Dios, pero Pedro rechazaría el Evangelio predicado por Pablo. Esto es una bobada y una mentira total inventada por ese hijo del diablo, es un disparate digno de un retrasado mental de alto grado, porque resulta que Pedro predicaba exactamente el mismo Evangelio de la Gracia de Dios predicado por Pablo, como podemos comprobar en Hechos 15:11, comparado con Hechos 20:24, donde Pedro dijo que seremos salvos por la GRACIA del Señor Jesús, no por las obras de la ley.

Pablo JAMÁS fue a Pedro para predicarle el Evangelio de la Gracia de Dios, por la sencilla razón de que Pedro conocía perfectamente ese Evangelio de la gracia de Dios y lo predicaba, y por eso es que Pablo y Pedro se dieron la mano en señal de unidad doctrinal y compañerismo, y estableciendo que Pablo se iría a predicar este Evangelio a los gentiles, mientras que Pedro y el resto de los apóstoles de Jerusalén lo predicarían a los judíos (Gal.2:7-9).

 

4. Según el embustero e imbécil del Miranda, y sus idiotas seguidores, Pedro predicaba un falso evangelio, porque Pablo le reprendió y resistió cara a cara. Leamos el pasaje entero:

 

Pero cuando Pedro vino a Antioquía, le resistí cara a cara, porque era de condenar. Pues antes que viniesen algunos de parte de Jacobo, comía con los gentiles; pero después que vinieron, se retraía y se apartaba, porque tenía miedo de los de la circuncisión. Y en su simulación participaban también los otros judíos, de tal manera que aun Bernabé fue también arrastrado por la hipocresía de ellos. Pero cuando vi que no andaban rectamente conforme a la verdad del Evangelio, dije a Pedro delante de todos: Si tú, siendo judío, vives como los gentiles y no como judío, ¿por qué obligas a los gentiles a judaizar?” (Gal.2:11-14).

 

Ese pasaje no dice por ninguna parte que Pedro predicara un falso evangelio, eso se lo ha inventado el imbécil del Miranda. Lo que dice ese pasaje es que Pablo reprendió en Antioquia a Pedro porque se estaba comportando en ese momento de forma hipócrita, ¡no porque predicara un falso evangelio!. Pablo le dijo a Pedro que no andaba rectamente conforme a la verdad del Evangelio, no porque Pedro predicara un Evangelio falso, sino porque sencillamente no se estaba COMPORTANDO como manda el Evangelio, es decir, el error de Pedro era que no ponía en práctica lo que él mismo predicaba, sino que se comportaba de forma hipócrita, comiendo con los gentiles, pero cuando venían esos judíos de Jerusalén entonces Pedro ya no comía con los gentiles. Por lo tanto, ¡Pedro no predicaba un falso evangelio!, sencillamente no ANDABA o se comportaba conforme a la verdad del Evangelio que Pedro predicaba. Sin embargo, ese hijo del diablo, el falso mesías Miranda, ha pervertido esas palabras de Pablo, para hacernos creer en la mentira satánica e idiota de que Pedro predicaba un falso evangelio opuesto al Evangelio que predicaba Pablo.

El Evangelio que predicaba Pedro era exactamente el mismo Evangelio de la Gracia de Dios que predicaba Pablo!, como podemos comprobar leyendo las predicaciones de Pedro en el libro de los Hechos de los apóstoles, y que coinciden totalmente con el Evangelio predicado por Pablo.

 

5. Ese engendro del diablo, Miranda, por medio de ese otro engendro del diablo que se hace pasar por “pastor”, y que me escribió hace unos meses, se atreven a afirman con toda la cara dura que ¡Pedro maquinó asesinar al apóstol Pablo!: “...y fue llevado a hacer aquello que no le convenía hacer, que fue  MAQUINAR PARA DARLE MUERTE A PABLO.”

Esos hijos del Diablo ya darán cuentas delante del tribunal de Dios por soltar semejante CALUMNIA contra el apóstol Pedro. En la Biblia no hay ni un solo pasaje donde se diga que Pedro maquinó o planificó el asesinato del apóstol Pablo, esa terrible calumnia es de lo más diabólica y perversa. Pedro y Pablo eran hermanos en la fe, predicaban el mismo Evangelio de la Gracia de Dios, y se dieron la mano derecha en señal de unidad y compañerismo, y según cuenta la Historia, LOS DOS SANTOS APÓSTOLES MURIERON MÁRTIRES, Y AL MISMO TIEMPO, EN ROMA, DURANTE LA PERSECUCIÓN DE NERÓN. Por lo tanto, decir que Pedro planificó el asesinato de Pablo es una mentira tan odiosa y repugnante, que solo unos hijos del Diablo se la pueden inventar.

El apóstol Pedro enseñó hasta el final de sus días que Pablo era su amado hermano, y un verdadero apóstol, y que sus escritos eran Palabra de Dios, al mismo nivel de inspiración divina que el resto de las Sagradas Escrituras, tal como dijo Pedro en este pasaje:

 

“Y tened entendido que la paciencia de nuestro Señor es para salvación;  como también nuestro amado hermano Pablo,  según la sabiduría que le ha sido dadaos ha escrito,

casi en todas sus epístolas,  hablando en ellas de estas cosas;  entre las cuales hay algunas difíciles de entender,  las cuales los indoctos e inconstantes tuercen,  como también las otras Escrituras,  para su propia perdición.” (2Pe.3:15-16).

 

El imbécil y embustero falsos mesías Miranda enseña que Pedro era un enemigo del apóstol Pablo, y que hasta planeó el asesinato de Pablo, sin embargo, resulta que el propio apóstol Pedro, en esa segunda epístola, dijo bien claro que Pablo era su amado hermano, y enseñó al resto de cristianos que Pablo tenía la sabiduría de Dios, y que las epístolas de Pablo eran inspiradas por Dios, como el resto de las Sagradas Escrituras, ¿es eso ser enemigo del apóstol Pablo?. Realmente hay que ser un imbécil total para creer en las mentiras satánicas que ese hijo del diablo y falso mesías, el idiota Miranda, se ha inventado para engañar a muchos.

 

6.  Ese descerebrado y embustero del Miranda enseña que el apóstol Pedro “representaba un ministerio corrupto”. Esa mentira satánica del Miranda es otra calumnia más contra el apóstol Pedro. Esos hijos del Diablo de la secta Creciendo en mentira no solo no se conforman con acusar falsamente al apóstol Pedro de ser el asesino de Pablo, sino que encima le acusan de tener un ministerio corrupto, con lo cual también están llamando corrupto al Mesías Jesús, ¡ya que fue el Mesías Jesús quien eligió a Pedro para cuidar o pastorear a sus ovejas, los discípulos del Mesías! (Jn.21:15-17). Y el propio apóstol Pablo dijo bien claro que la Iglesia de Dios está edificada sobre el fundamento de LOS APÓSTOLES:

 

“edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesús, el Mesías, mismo,  en quien todo el edificio, bien coordinado, va creciendo para ser un templo santo en el Señor” (Ef.3:20-21).

 

Observemos estas palabras del apóstol Pablo. Si Pablo hubiera enseñado lo que enseña ese hijo del Diablo que se hace pasar por Dios y por el mesías, entonces Pablo jamás habría escrito esas palabras, donde se dice bien claro que los APÓSTOLES, en plural,  y entre esos apóstoles del Mesías estaba Pedro, y Pablo dijo bien claro que la verdadera Iglesia de Dios está fundamentada o edificada sobre los apóstoles, entre los cuales obviamente estaba Pedro. Por lo tanto, lo que enseña el imbécil del Miranda, de que Pedro tenía un ministerio corrupto, y que era un apóstol de Satanás, es sencillamente una mentira que el mismo diablo ha mentido en la mente de ese descerebrado que se hace pasar por Jesús.

 

7- El idiota demente del Miranda, así como los idiotas descerebrados que le siguen, enseñan que el “otro” que habría de venir para ceñir al apóstol Pedro era el apóstol Pablo, y también el Miranda. Semejante idiotez se cae por su propio peso, ya que primero ese embustero del Miranda dice que el “otro” que ceñiría a Pedro fue el apóstol PABLO, ¡y ahora dice que ese “otro” es también él mismo, el Miranda!, solo un demente y un mentiroso patológico puede enseñar semejante majadería, ya que si el “otro” fue el apóstol Pablo, ¡entonces no puede ser Jose Luís de Jesús Miranda!. Observemos que el pasaje bíblico dice “otro”, en singular, ¡no dice “otros”!. Por lo tanto, ese pasaje bíblico ni se refiere al apóstol Pablo, ni mucho menos a ese hijo del Diablo que se hace pasar por Dios y por el mesías Jesús.

 

 

LA INTERPRETACIÓN MÁS REPUGNANTE Y BLASFEMA DE TODAS

 

El falso y pervertido Miranda, así como sus imbéciles y embusteros seguidores enseñan que el Señor Jesús que vendrá del cielo, y mencionado por Pablo en 2Tesalonicenses 2:1-8, es el propio Miranda, y que el hombre de pecado predicho por Pablo en ese pasaje era el apóstol Pedro, siendo Pablo el obstáculo que impedía la manifestación del apóstol Pedro. Esta espantosa y satánica blasfemia se refuta de la forma más sencilla, solo un retrasado mental de alto grado puede enseñar y creer semejante disparate. Veamos con qué facilidad se refuta esa gran mentira mirandista:

Leamos ese pasaje del apóstol Pablo en 2Ts.2:3-8:

 

“Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesús, el Mesías, y nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, que no os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar, ni os conturbéis, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera nuestra, en el sentido de que el día del Señor está cerca.

Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdiciónel cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios.  ¿No os acordáis que cuando yo estaba todavía con vosotros, os decía esto?  Y ahora vosotros sabéis lo que lo detiene, a fin de que a su debido tiempo se manifieste.  Porque ya está en acción el misterio de la iniquidad; sólo que hay quien al presente lo detiene, hasta que él a su vez sea quitado de en medio. Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida” (2Ts.2:3-8).

 

El apóstol Pablo estaba hablando de la futura venida gloriosa del Mesías Jesús, ¡no de Jose Luís de Jesús Miranda!. Este individuo es solamente un tremendo y arrogante BLASFEMO e hijo del Diablo, además de un retrasado mental de alto grado, el cual se está haciendo pasar por el Mesías Jesús, pero él es solamente un grandísimo IMPOSTOR puesto por Satanás para engañar a aquellos que le sigan.

El apóstol Pablo dijo que el Señor Jesús no vendrá en gloria sin que antes venga la apostasía y la manifestación del hombre de pecado. ¿Dijo el apóstol Pablo que ese hombre de pecado fuera el apóstol Pedro?, ¡jamás!. Esto es una burda y repugnante calumnia inventada por ese embustero falso mesías que se hace pasar por Dios. Si el apóstol Pedro hubiera sido ese hombre de pecado, entonces Pablo lo habría dicho en ese pasaje. Pero es que además Pablo dijo que ese hombre de pecado se opondría y ensalzaría sobre todo lo que se llama Dios o es objeto de culto, HACIÉNDOSE PASAR POR DIOS. La pregunta es ¿el apóstol Pedro se opuso a Dios y se ensalzó sobre todo lo que se llama Dios?, ¿se hizo pasar por Dios el apóstol Pedro?, ¡jamás!. Pedro era el líder de los apóstoles, el cual fue escogido por el mismo Mesías Jesús para que pastoreara o cuidara de sus ovejas, sus discípulos. Pedro predicó el verdadero Evangelio de la Gracia de Dios (Hch.15:11), él dio testimonio de la muerte y resurrección del Mesías, abriendo el Reino de los cielos a los judíos y a los gentiles (Hch.2 y 10), y al final de sus días dio su vida en el martirio, siendo crucificado en Roma, juntamente con Pablo, bajo el reinado del emperador Nerón. Por lo tanto, solo un enfermo mental, un hijo del mismísimo Satanás y un embustero patológico puede enseñar esa patraña calumniosa de que el apóstol Pedro era el hombre de pecado predicho por Pablo.

Ahora bien, observe que Pablo dijo que ese hombre de pecado SE HARÍA PASAR POR DIOS, ¿y quien actualmente en el mundo se hace pasar por Dios?, ¡es JOSE LUIS DE JESÚS MIRANDA!, ¡él forma parte del hombre de pecado predicho por Pablo!, porque él se hace pasar por Dios, sin embargo, el apóstol Pedro jamás se hizo pasar por Dios.

Pero como ese falso mesías es tan perverso, tan necio y enfermo mental, entonces ha engañado a muchos necios como él, con la vil calumnia de que el hombre de pecado era el apóstol Pedro, ¡y que él mismo es el Señor Jesús, el Mesías!. Pero amigos, ¡esa terrible mentira y blasfemia no quedará impune!, y el Señor Jesús, cuando venga del cielo con gran poder y gloria, pagará a ese hijo de Satanás conforme a sus obras, ya que el apóstol Pablo dijo bien claro que el Señor va a destruir al hombre de pecado con el resplandor de su venida (2Ts.2:8).

El apóstol Pablo dijo en ese pasaje que había un obstáculo que impedía en sus días la manifestación del hombre de pecado. ¿Dice ese pasaje que el obstáculo fuera el apóstol Pablo!, ¡jamás!. El texto no dice por ninguna parte que dicho obstáculo fuera Pablo, esto es una burda mentira inventada por ese imbécil hijo de Satanás del Miranda.

Pablo nunca dijo por carta cual era ese obstáculo que impedía la manifestación del hombre de pecado, porque sencillamente, por prudencia, no lo quiso decir por carta, sin embargo, sí se lo dijo de palabra a los cristianos de Tesalónica (2Ts.2:6), y la identidad de ese obstáculo pasó después a los llamados padres de la Iglesia de los cuatro primeros siglos, los cuales enseñaban unánimemente que dicho obstáculo que impedía la manifestación del hombre de pecado era EL IMPERIO ROMANO Y EL EMPERADOR, y cuando este fuera quitado de en medio, entonces el hombre de pecado se instalaría en la iglesia, el templo de Dios, haciéndose pasar por Dios, profecía que se cumple perfectamente en el PAPADO, y también en el falso mesías Jose Luís de Jesús Miranda, el cual también se hace pasar por Dios. La doctrina de que dicho obstáculo era el apóstol Pablo es solamente una gran patraña y un disparate descomunal.

Pablo dijo que ese obstáculo tenía que ser QUITADO DE EN MEDIO (v.7), si Pablo hubiera escrito claramente que el emperador de Roma tenía que ser quitado de en medio (eliminado, erradicado), esa carta podría ser leída por las autoridades romanas, y Pablo habría sido acusado falsamente de conspirar contra la vida del Emperador de Roma, y habría sido ejecutado, ¡por eso es que Pablo ocultó en la epístola la identidad de dicho obstáculo!.
A continuación daré unas cuantas citas importantísimas de algunos padres de la Iglesia referente a la identidad de dicho obstáculo. También daré unas citas de eminentes autores y comentaristas cristianos, así como de la Enciclopedia Británica.

 

LA ENCICLOPEDIA BRITÁNICA.
En la Enciclopedia Británica se dice que la creencia de los primeros cristianos, en lo referente a la identidad del obstáculo que impedía la manifestación del hombre de pecado, era que dicho obstáculo era EL IMPERIO ROMANO CON EL EMPERADOR A LA CABEZA (Volumen 2, página 60. 1961, Articulo "el anticristo").

 

COMENTARIO BÍBLICO DE CLARK.
Este prestigioso Comentario Bíblico Protestante dice que el testimonio unido de los lideres de la Iglesia de los cuatro primeros siglos era que el obstáculo que tenia que ser quitado de en medio era EL IMPERIO ROMANO (Nota sobre 2ª de tesalonicenses 2).

 

JERÓNIMO.
Jerónimo decía que la enseñanza de Pablo es que dicho obstáculo era el Imperio Romano y el Emperador. El dijo lo siguiente. "Si Pablo hubiese escogido decir esto abiertamente, hubiera provocado una enorme e innecesaria persecución contra los cristianos" (Jerónimo, Comentario, Libro 5, capitulo 25). Esta era precisamente la razón por la cual Pablo OCULTÓ en la epístola la identidad de ese obstáculo.

 

JUSTINO MÁRTIR.
En su libro "Apologías", escrito por Justino a los gobernadores de la ciudad de Roma, dijo que los cristianos oraban por el Emperador de Roma, y por la continuidad de su imperio, ya que sabían que cuando ESTE desapareciera, se manifestaría el hombre de pecado (Froom, La Fe Profética de nuestros padres, página 19).

 

TERTULIANO.
Tertuliano dijo lo siguiente. "¿Cuál es el poder que detiene la manifestación del hombre de pecado? ¿Quién más sino EL IMPERIO ROMANO, el cual quebrantado y dividido en diez reinos introducirá al anticristo sobre sus propias ruinas?" (Froom, La Fe Profética de nuestros padres, página 563).

 

AMBROSIO DE MILÁN.
Ambrosio también dijo que dicho obstáculo era el Imperio Romano y el Emperador, y que después de que fuera quitado de en medio el CESAR de Roma, se manifestaría el hombre de pecado (Newton, página 463).

 

CRISÓSTOMO.
Este Líder cristiano enseñó lo mismo. Él dijo lo siguiente. "Uno se puede preguntar. ¿Qué es lo que detiene la manifestación del hombre de pecado? ES EL IMPERIO ROMANO. Cuando este desaparezca, entonces vendrá el hombre de pecado, porque mientras dure el temor de la gente hacia el Emperador de Roma, nadie se ensalzará por si solo, pero cuando el Emperador desaparezca, entonces el hombre de pecado se manifestará, e intentará gobernar el reino de Dios y de los hombres" (Crisóstomo, Homilías, páginas 388,389.

COMENTARIO EXEGÉTICO Y EXPLICATIVO DE LA BIBLIA, TOMO II.
Este prestigioso Cometario Bíblico dice. "El romanismo, como precursor del anticristo fue restringido de esa manera por EL EMPERADOR ROMANO (entonces representante del poder coecirtivo) hasta el tiempo cuando Constantino transfirió la sede del imperio a Constantinopla, el obispo romano gradualmente se elevo al primado" (página 547).

 

ELLIOT.
El historiador eclesiástico Elliot dice. "Tenemos el testimonio unido de los padres antiguos, desde Ireneo (130 al 200 después del Mesías.) el discípulo del discípulo de Juan, hasta Crisóstomo (347 al 407), inclusive a Jerónimo (331 al 420), asegurando todos que la clave estaba en EL PODER IMPERIAL QUE GOBERNABA Y RESIDÍA EN ROMA" (Elliot, Horae Apocalypticae, Libro e, página 92).

Por consiguiente, es obvio que la creencia general de todos los primeros cristianos de los cuatro primeros siglos es que el obstáculo que impedía la manifestación del hombre de pecado era EL IMPERIO ROMANO Y EL CESAR.

Por consiguiente, puesto que ya sabemos perfectamente cual era el obstáculo que impedía en los días de Pablo la manifestación del hombre de pecado ahora tenemos que saber QUIEN ES ESE HOMBRE DE PECADO que se instalaría en el templo de Dios, haciéndose pasar por dios (2ª de tesalonicenses 2.3- 4).

Cuando el antiguo Imperio Romano de Occidente desapareció en el siglo 5º y el último de los emperadores romanos de Occidente fue quitado de en medio, solo hubo un poder en el mundo que ocupó el lugar de los emperadores en Roma. EL PODER PAPAL, ¡el Papa de Roma es el sucesor directo de los antiguos emperadores romanos!, él sucedió o reemplazó en Roma el poder monárquico de los césares, incluso llevando el mismo título pagano que los césares. "Pontifex Máximus". Como ya hemos visto, era el emperador de Roma quien impedía en los días de Pablo la manifestación del poder hombre de pecado en el mundo, porque era el poder religioso y político de los césares de Roma los que impedían que otro poder, como el Papal, ocuparan su lugar en la ciudad de Roma. Mientras el César de Roma siguiera gobernando el Imperio ¡el Papa no podría ocupar su lugar!, por tanto, EL CESAR TENÍA QUE SER QUITADO DE EN MEDIO. Pero cuando en el siglo 4º el Emperador Constantino trasladó su sede imperial de Roma a Bizancio (Constantinopla), entonces el obispo de Roma tomó el control de Roma, ¡aunque no de toda la cristiandad!, ya que ese control o dominio del Papa sobre toda la Iglesia Católica o Universal comenzó a ocurrir únicamente a partir de la desaparición del César y de la desintegración del Imperio Romano de Occidente en el siglo 5º, entonces el Papa de Roma se vio libre de dicha autoridad imperial, y ocupó en Roma el lugar que ocupaban los emperadores, reclamando para sí mismo el título pagano de "Pontifex Maximus". De esta manera se cumplió la profecía de Pablo. Por consiguiente, el hombre de pecado, el hijo de perdición, es el PAPA DE ROMA, ¡él se instaló en el templo de Dios, y se hace pasar por Dios! (2ª Ts.2:4). Ahora bien, ¿cuál es ese templo de Dios mencionado por Pablo?

Cuando Pablo habló del templo de Dios siempre se refería al conjunto de cristianos, es decir, la CRISTIANDAD.

 

"¿No sabéis que sois templo de Dios, y que el Espíritu de Dios mora en vosotros? Si alguno destruyere el templo de Dios, Dios le destruirá a él; porque el templo de Dios, el cual sois vosotros, santo es." (1ª Corintios 3:16-17, 2ª Corintios 6:16).

 

Por lo tanto, cuando Pablo dijo que el hombre de pecado se sentaría en el templo de Dios, haciéndose pasar por Dios, lo que estaba diciendo es que ese hombre se instalaría EN LA IGLESIA, como líder supremo, ocupando así el lugar del Mesías en la tierra. Esta profecía de Pablo se cumple al pie de la letra en el PAPADO, el cual dice ser el representante de Dios en la tierra, y el vicario del Mesías, pero también se está cumpliendo en los últimos años en el falso mesías Jose Luís de Jesús Miranda, el cual también se está haciendo pasar por Dios.

 

Escuche usted bien, Miranda, imbécil, ¡el sistema de mentira que usted pretende destruir es el que usted mismo predica!. Usted predica un falso evangelio que no tiene que ver nada con el verdadero Evangelio predicado por Pablo y el resto de los apóstoles. Usted está lleno de blasfemias, abominaciones y orgullo, al proclamar que es Dios y Jesucristo hombre. Usted está lleno de podredumbre y de mentira, y si usted no se arrepiente de todas esas maldades que está haciendo y predicando, lo que le espera a usted es el terrible juicio de Dios, el cual pagará a cada uno conforme a sus obras, y especialmente tendrán un terrible castigo aquellos impíos arrogantes que se hacen pasar por Dios y por el Mesías Jesús, y que Pablo llamó “el hombre de pecado, el hijo de perdición”, cuyo destino final será la destrucción (2Tes.2:3-8).

 

 

¡¡SATANÁS EL DIABLO EXISTE!!

 

Una de las doctrinas fundamentales del falso mesías, el imbécil del Miranda, y de sus descerebrados seguidores, consiste en enseñar que el Satanás, el Diablo, ya no existe, que fue destruido cuando murió el Mesías.

El único pasaje de la Biblia donde el imbécil del Miranda basa esa doctrina de que Satanás fue destruido y ya no existe es Hebreos 2:14, de la versión Reina Valera, y que dice lo siguiente:

"Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo".

Lo que ese engañador descerebrado no se atreve a decir es que esa traducción de la versión Reina Valera es falsa, se trata de una traducción falsa, pues el significado real no es ese.

La palabra griega utilizada por Pablo en ese pasaje es Katargeo, y esta palabrita NO SIGNIFICA "DESTRUIR" SINO ABOLIR, ANULAR, DETENER, HACER INACTIVO, como cualquiera puede comprobar en cualquier diccionario de griego. Si el apóstol Pablo hubiera querido decir que Satanás, el diablo, fue destruido, aniquilado, entonces hubiera utilizado la palabra griega Kataluo, que significa destruir, aniquilar. Por cierto, si alguno duda que Satanás y el diablo no son la misma persona, que sepa que lo son, tal como dicen estos pasajes:

 

"Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero" (Ap.12:9).

"Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás" (Ap.20:2).

 

¿Cual es entonces el significado verdadero de Hebreos 2:14?, pues sencillamente lo que dice ese pasaje es que el Mesías se hizo hombre, carne, y por medio de su muerte detuvo, anuló, hizo inactivo a Satanás, para que él no pueda engañar o hacer daño a los escogidos de Dios, es decir, a los verdaderos cristianos, pues el Mesías Jesús los protege, los guarda, y entonces el Diablo (el maligno) no los puede dañar, no los puede tocar, tal como dijo el apóstol Juan:

 

"Sabemos que todo aquel que ha nacido de Dios, no practica el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca." (1Jn.5:18).

 

Observemos que es a los escogidos de Dios a los cuales Satanás no puede hacer daño, no los puede tocar sin el permiso de Dios, ¡pero sí que engaña a los del mundo! (Ap.12:9), pues el mundo entero está bajo el poder del maligno:

 

"Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno." (1Jn.5:19).

 

Por consiguiente, Hebreos 2:14 no enseña por ninguna parte que Satanás fuera destruido y dejara de existir cuando murió Jesús en el madero, lo que enseña ese texto es que Satanás quedó abolido, inoperante, detenido, inactivo (katargeo) PARA CON LOS ESCOGIDOS DE DIOS cuando el Mesías murió en el madero, pero esto de ninguna manera significa que Satanás fue destruido y dejó de existir cuando el Mesías murió, porque sencillamente en el Nuevo Testamento hay muchos pasajes donde se menciona al diablo Satanás como un ser maligno EXISTENTE y activo para con el mundo.

Repito, para los escogidos de Dios Satanás está detenido, inactivo, porque él no nos puede tocar ni hacer daño, pero para el mundo inmerso en la maldad y en las tinieblas Satanás está suelto, activo, y le puede hacer mucho daño, por eso es que Apocalipsis 12:9 dice bien claro que el diablo está engañando al mundo entero, ¡algo imposible si Satanás no existiera!.

 

Pero ahora viene lo tremendo y asombroso.

ABBA PADRE JOSE LUIS
TU ERES NUESTRO DIOS!! Resulta que ese engendro del diablo que se hace pasar por Dios y por Jesús, el imbécil del Miranda, así como su secta, "Creciendo en desgracia", proclaman a bombo y platillo al mundo que ellos solo creen en los escritos del apóstol Pablo. Es decir, ellos dicen que no creen en el diablo-Satanás, porque enseñan que él ya no existe, pero resulta que si leemos los escritos del apóstol Pablo vemos claramente que SATANÁS EL DIABLO SÍ QUE EXISTE, y actúa libremente en el mundo. Por lo tanto, cuando ese embustero del Miranda, y sus imbéciles seguidores, dicen creer solamente en los escritos del apóstol Pablo, pero dicen que no creen en la existencia del diablo, ¡están MINTIENDO y en realidad no creen en los escritos del apóstol Pablo!, ¡¡ya que Pablo enseñó bien claro que Satanás el diablo existe!!. Leamos los pasajes de Pablo donde él enseñó claramente que Satanás el diablo existe y está activo en el mundo:

 

“Entonces Saulo, que también es Pablo, lleno del espíritu santo, fijando en él los ojos, dijo: ¡Oh, lleno de todo engaño y de toda maldad, hijo del diablo, enemigo de toda justicia! ¿No cesarás de trastornar los caminos rectos del Señor?” (Hch.13:9-10).

Este pasaje es de una importancia crucial, ya que si Pablo le llamó "hijo del diablo" es porque el diablo existe.

 

“Y habiendo caído todos nosotros en tierra, oí una voz que me hablaba, y decía en lengua hebrea: Saulo, Saulo, ¿por qué me persigues? Dura cosa te es dar coces contra el aguijón. Yo entonces dije: ¿Quién eres, Señor? Y el Señor dijo: Yo soy Jesús, a quien tú persigues.  Pero levántate, y ponte sobre tus pies; porque para esto he aparecido a ti, para ponerte por ministro y testigo de las cosas que has visto, y de aquellas en que me apareceré a ti, librándote de tu pueblo, y de los gentiles, a quienes ahora te envío,  para que abras sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de Satanás a Dios; para que reciban, por la fe que es en mí, perdón de pecados y herencia entre los santificados. (Hch.26:14-18).

Este pasaje es también de una importancia tremenda, pues en él es el mismo Mesías Jesús glorificado quien menciona a Satanás como un ser existente y real. Pablo citó esas palabras que el Mesías le dijo.

 

“Y el Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo vuestros pies. La gracia de nuestro Señor Jesús, el Mesías, sea con vosotros.” (Ro.16:20).

Si Satanás no existiera, entonces Pablo no habría escrito esas palabras.

 

“En el nombre de nuestro Señor Jesús, el Mesías, reunidos vosotros y mi espíritu, con el poder de nuestro Señor Jesús, el Mesías, el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.” (1Co.5:4-5).

Si Satanás no existiera, entonces Pablo no habría escrito esas palabras.

 

“No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia.” (1Co.7:5).

Si Satanás no existiera y no tentara a nadie, entonces Pablo no habría escrito esas palabras.

 

“para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones.” (2Co.2:11).

Si Satanás no existiera, entonces Pablo no habría escrito esas palabras.

 

“Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles del Mesías. Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. “ (2Co.11:13-14).

Si Satanás no existiera, entonces Pablo no habría escrito esas palabras.

 

“Y para que la grandeza de las revelaciones no me exaltase desmedidamente, me fue dado un aguijón en mi carne, un mensajero de Satanás que me abofetee, para que no me enaltezca sobremanera;” (2Co.12:7).

Si Satanás no existiera, entonces Pablo no habría escrito esas palabras.

 

“Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo.” (Ef.4:26-27).

Si Satanás el diablo no existiera, entonces Pablo no habría escrito esas palabras.

 

“Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.” (Ef.6:11).

Si Satanás el diablo no existiera, entonces Pablo no habría escrito esas palabras.

 

Por lo cual quisimos ir a vosotros, yo Pablo ciertamente una y otra vez; pero Satanás nos estorbó.” (1Ts.2:18).

Si Satanás no existiera, entonces Pablo no habría escrito esas palabras.

 

“inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos” (2Ts.2:9).

Si Satanás no existiera, entonces Pablo no habría escrito esas palabras.

“manteniendo la fe y buena conciencia, desechando la cual naufragaron en cuanto a la fe algunos, de los cuales son Himeneo y Alejandro, a quienes entregué a Satanás para que aprendan a no blasfemar.” (1Tm.1:19-20).

Si Satanás no existiera, entonces Pablo no habría escrito esas palabras.

 

“no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo. También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo. ” (1Tm.3:6-7).

Si Satanás el diablo no existiera, entonces Pablo no habría escrito esas palabras.

 

“Quiero, pues, que las viudas jóvenes se casen, críen hijos, gobiernen su casa; que no den al adversario ninguna ocasión de maledicencia. Porque ya algunas se han apartado en pos de Satanás.” (1Tm.5:14-15).

Si Satanás no existiera, entonces Pablo no habría escrito esas palabras.

 

"que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad, y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él.” (2Tm.2:25-26).

Si Satanás el diablo no existiera, entonces Pablo no habría escrito esas palabras.

 

Como puede ver, el apóstol Pablo enseñó bien claro en sus epístolas que SATANÁS EL DIABLO EXISTE, él no fue destruido, sino que él está vivo y actuando en el mundo, y llevando a cabo su misión principal, que es ENGAÑAR AL MUNDO ENTERO (Ap.12:9), y el engaño fundamental de Satanás es hacer creer al mundo que él no existe, ¡el mismo engaño que enseña ese hijo del diablo y embustero que se hace pasar por Dios y por Jesús!

Repito, es a los escogidos de Dios a los cuales Satanás no puede tocar, ni los puede engañar, es decir, Satanás está inactivo, detenido e inoperante con nosotros, los santos, y esto a partir de la muerte del Mesías en el madero, pero esto de ninguna manera significa que Satanás fuera destruido y dejado de existir, al contrario, Satanás más que nunca está engañando al mundo entero, y ahora especialmente con esa secta abominable y apestosa liderada por ese engendro del diablo y hombre de pecado que se hace pasar por Dios y por el Hijo de Dios, aunque, como ya vimos, esto ya lo profetizó también el apóstol Pablo: 

 

"Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición,  el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de culto; tanto que se sienta en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios." (2Ts.2:3-4).

 

¡El falso e idiota Miranda se hace pasar por Dios!, pero Pablo también predijo cual será el final de esos impostores y blasfemos mentirosos:

 

"... a quien el Señor matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el resplandor de su venida" (2Ts.2:8).

 

 

CORREO DE UN LACAYO DEL FALSO MESIAS MIRANDA

 

Hace unos meses un lacayo del falso mesías Miranda me escribió el siguiente correo:

 

Señor Tito: leí el correo que usted me envió, le informo que en nada me intimida, pues aunque a usted le sea indicio de perdición para nosotros es de salvación y esto de Dios.
He podido notar que sus argumentos son basados en lo que se dice en televisión y en los medios de prensa y no en lo que realmente Jesucristo Hombre enseña. Le recomiendo leer Isaías capitulo 53, porque allí se profetiza la misión de nuestro salvador: Ofrecer su vida en sacrificio por el pecado; lo cual confirma el mismo Jesús cuando dijo: "...porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para la remisión de los pecados" Mateo 26:28. Esto es doctrina básica que enseña JH, lo cual me ha llevado a creer que si Jesús derramó sangre, entonces se cumplió lo profetizado por Isaías, y la humanidad quedó redimida de su pecado ( claro, para usted esto es una mentira).

José Luís de Jesús Miranda, Jesucristo Hombre, me ha llevado creer que Jesús entro en el cielo mismo para presentarse por nosotros ante Dios y no para ofrecerse muchas veces; de otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero Él se presentó una vez y para siempre para quitar de en medio el pecado ( hebreos 9:24-26; Colosenses 1:14).

También me ha llevado a creer que Jesús estaba mediando un Nuevo Pacto ( Hebreos 9:15-17) y que su muerte intervino para remisión de los pecados; pues donde hay testamento es necesario que intervenga la muerte del testador, porque el testamento con la muerte se confirma. Esto del nuevo pacto lo profetizó Jeremías cuando dijo: "...perdonaré la maldad de ellos  y nunca más me acordaré de sus pecados y trasgresiones" (Jeremías 31:31-34). Este nuevo pacto nos abrió un Camino nuevo y vivo (Jeremías 32:39; Hebreos 10:19-20) (Obviamente esto también es falso para usted).

Otra tesis básica que hemos creído es que la ley fue abolida (Efesios 2:15; Romanos 7:4; 10:4; 6:14; 3:21; Gálatas 5:1-5; Hebreos 8:6-13) Espero que entienda esto.

Otra: la  destrucción del diablo; lea Hebreos 2:14 "...para destruir al que tenía el imperio de la muerte, esto es al diablo", lo cual estaba profetizado (Isaías 27:1), el Apóstol Pablo lo confirma en Colosenses 1:13; 2:15).

Todo lo anterior es lo constituye El Evangelio de la Gracia que se manifestó para salvación a todos los hombres (Tito 2:11) y que fue revelada al apóstol Pablo (Gálatas 2:11-12), para que él la administrara (Efesios 3:1-9). Todo esto causó que Pablo fuera perseguido (Hechos 18:12-13; 21:27-28; 1Corintios 4:13), calumniado (Romanos3:8; Hechos21:38) al igual que Jesucristo Hombre hoy día.

Yo creo que usted es un creyente y que no sea usted uno de aquellos de los que habló Isaías en el capítulo 29: 9-13.

Atentamente: ADANIES DIAZ DURAN, ministro competente de un nuevo pacto. 2Corintios 3:6. 

 

majagual@creciendoengracia.com

 

 

 

RESPUESTA DE TITO MARTÍNEZ

 

Pues siga usted creyendo en ese falso mesías y falso dios, que verá cual será su final.

Lea atentamente lo que le voy a decir:

En mi estudio donde desenmascaro a ese imbécil embustero del falso mesías Miranda que se hace pasar por Dios, ¿cuando he negado yo la sangre o sacrificio único del Mesías Jesús por nuestros pecados?, ¡usted está loco, no se ha enterado para nada de lo que digo en mi estudio!

Usted no tiene ni idea del camino que ha escogido al decidir seguir a ese demonio que se hace pasar por Dios y por el mesías. Recuerde la profecía del apóstol Pablo, el cual dijo bien claro que el hombre de pecado SE HARÍA PASAR POR DIOS (2Ts.2:3-4), ¡¡precisamente eso es lo que hace el imbécil al cual usted sigue ciegamente!, ya que él proclama al mundo que es Dios en la tierra, y Jesucristo hombre, sin embargo, solo es un falso dios y un falso mesías que ha caído en la más repugnante y terrible blasfemia, al proclamar que es Dios y el Mesías en forma humana, como ya profetizó el propio Mesías Jesús, cuando dijo que se levantarían embusteros que se harían pasar por él, y que engañarían a muchos.

Y respecto a la destrucción de Satanás, vamos a ver, necio engañador, si el apóstol Pablo habló claramente de SATANÁS como alguien que existía, ¿cómo va a estar destruido Satanás?, ¿no dicen ustedes que solo creen en los escritos de Pablo?, ¿entonces por qué no creen en esos escritos de Pablo cuando él mencionó a Satanás como alguien real y existente?, ¿Quiere que le de esos pasajes de Pablo? Satanás solamente será destruido después del Milenio, cuando sea arrojado al lago de fuego (Ap.20:10). La muerte del Mesías en el madero lo que hizo es dar el primer golpe a Satanás, pero su destrucción total ocurrirá solamente cuando sea arrojado al lago de fuego después del Milenio, tal como dice la Revelación del Hijo de Dios, el Mesías, es decir, el Apocalipsis, pero hasta ese entonces Satanás sigue existiendo y ENGAÑANDO AL MUNDO ENTERO (Ap.12:9).

El único pasaje de la Biblia donde el imbécil del Miranda basa esa doctrina de que Satanás fue destruido y ya no existe es Hebreos 2:14, de la versión Reina Valera, y que dice lo siguiente:

 

"Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo".

 

Lo que ese engañador descerebrado no se atreve a decir es que esa traducción de la versión Reina Valera es falsa, se trata de una traducción falsa, pues el significado real no es ese.

La palabra griega utilizada por Pablo en ese pasaje es Katargeo, y esta palabrita NO SIGNIFICA "DESTRUIR" SINO ABOLIR, ANULAR, DETENER, HACER INACTIVO, como cualquiera puede comprobar en cualquier diccionario de griego. Si el apóstol Pablo hubiera querido decir que Satanás, el diablo, fue destruido, aniquilado, entonces hubiera utilizado la palabra griega Kataluo, que significa destruir, aniquilar.

Precisamente lo que más le interesa a Satanás es que la gente crea que él no existe, y así podrá engañar mucho más fácilmente al mundo.

 

Y respecto a eso que dice usted, de que la ley de Dios fue abolida y no existe, eso es otra burda mentira del Diablo, y de las peores, en ninguno de esos pasajes de Pablo que usted ha dado se dice que la ley de Dios esté abolida, porque el Mesías mismo dijo bien claro que NO VINO PARA ABOLIR LA LEY, sino para cumplirla (busque el pasaje). Lo que enseñó el apóstol Pablo es que somos los verdaderos cristianos los que hemos MUERTO A LA LEY, mediante el cuerpo del Mesías, ¡no que la ley esté muerta!, ¿lo entiende usted, necio?, son los verdaderos cristianos los que hemos muerto a la ley, pero LA LEY DE DIOS NO ESTÁ MUERTA O ABOLIDA, ella sigue viva, y dándonos el conocimiento del pecado, y cual ayo, llevándonos al Mesías, para ser justificados por medio de la fe.

El propio apóstol Pablo, en quien ustedes dicen creer, habló de la ley de Dios como algo real y existente, la cual nos da el conocimiento del pecado, y cual ayo nos lleva al Mesías, para que él nos de la vida eterna y la justificación por medio de la fe, pero Pablo JAMÁS enseñó que la ley de Dios esté abolida, esa mentira de Satanás es algo tan falso y repugnante, que se cae por su propio peso.

Por eso es que esa doctrina de ustedes, de que el pecado, la ley de Dios y Satanás están destruidos y ya no existen, es una de las doctrinas de demonios más falsas y repugnantes que los hijos de Satanás se puedan inventar.

 

 

BLASFEMIAS DEL FALSO MESÍAS MIRANDA

 

LAS SIGUIENTES BLASFEMIAS LAS HE TOMADO DE SU SITIO WEB:

 

http://www.creciendoengracia.com/calqueo/archivos.htm

 

LA MARCA DE LA BESTIA"

 

EL APOSTOLADO

28/02/2007

 

(Salmos 2: 4): Dice: "El que mora en los cielos…" -¿Y estamos dónde? -Diga: Yo estoy en los CIELOS. "Se reirá;…"

-Dice: "…el Señor se burlará de ellos…" Se burla ¿que? -Diga: SE BURLARÁ DE ELLOS. Diga: Se burlará del sistema religioso.

Iglesia, naciones del mundo, tengo el honor y el gran privilegio de presentarle al único que se está BURLANDO de todo el sistema religioso, a Jesucristo hombre, (Apóstol José Luis De Jesús Miranda) es Dios de dioses y Señor de señores con nosotros(Ovación de pie).

Y entonces, dice que se le dio PODER a la IMAGEN de la BESTIA para hablar, y por eso es que nosotros, a través de Telegracia, la IMAGEN de la BESTIA HABLA. Por eso ahora mismo, me están viendo en todas partes del MUNDO (…).

 

"EL VELO ES SU CARNE"

 

APÓSTOL JOSÉ LUÍS DE JESÚS MIRANDA

 

JESUCRISTO HOMBRE 

14/02/2007

 

Con ustedes: Jesucristo hombre, (Apóstol JOSÉ LUIS DE JESÚS MIRANDA) el Rey de reyes y Señor de señores… ¡Abba Padreeeeee…!

¡Confiésalo, iglesia…! ¡Confiésale!... ¡Confiésale al Señor…! ¡Confiésale a Dios…! ¡Confiesa su NOMBRE…! ¡Confiésale, iglesia, en las naciones…! ¡El mundo…nubes de testigos…! ¡Confiésale!... ¡Confiesa a tu Dios…! ¡Al Rey de reyes…! ¡Abba Padreeeeeeeeee…! (Ovación ininterrumpida de pie).

 

 

 

COMENTARIO DE TITO MARTÍNEZ

 

En el sitio Web de esa secta del Diablo hay muchas más blasfemias, solo he seleccionado esas, porque no podía seguir leyendo más, es nauseabundo, apestoso, repugnante, diabólico, odioso.
Como podemos ver, ese demente del Miranda claramente se hace pasar por el mismísimo Dios y por el Mesías Jesús. Él cita pasajes de la Biblia donde se habla de nuestro Dios, el Rey de reyes y el Señor de señores, ¡y se los aplica a sí mismo!, esta es la peor blasfemia que un hijo del Diablo pueda cometer. Que un embustero, farsante y impío, como ese engendro del Diablo llamado Jose Luís de Jesús Miranda, se haga pasar por Dios, por el Rey de reyes y Señor de señores, y por Jesucristo hombre, es la mayor blasfemia de todas, pero ese imbécil inmundo no quedará sin castigo, y tal como predijo el apóstol Pablo, el Señor lo matará con el espíritu de su boca y os destruirá con el resplandor de su venida (2Ts.2:8). Observe que Pablo predijo la venida del hombre de pecado, el hijo de perdición, y dijo que SE HARÍA PASAR POR DIOS (2Ts.2:3-4), ¡exactamente lo mismo que hace el Miranda!
Observemos también que el Miranda también enseña que él es la bestia. Él dice ser el anticristo, lo cual ya es el colmo de la demencia y la blasfemia, ya que lo que está diciendo ese enfermo mental es que Dios y la bestia es lo mismo, ¿se puede ser más blasfemo?.
Miranda ni es Jesucristo hombre, ni es el anticristo, ¡solo es un demente y blasfemo impostor utilizado por el mismo Satanás para engañar a miles de necios y necias descerebrados que creen en él y le siguen ciegamente!, pero que sin ninguna duda los está llevando hacia la destrucción eterna en el lago de fuego.

 

 

ASÍ SERÁ LA VENIDA GLORIOSA DEL VERDADERO MESÍAS JESÚS

 

Ese engendro del diablo, Miranda, enseña como doctrina fundamental que él es Jesús, el cual ya ha regresado a la tierra. Pues bien, veamos como miente ese demente hijo del diablo. Veamos cómo será la verdadera venida gloriosa del verdadero Jesús:

Tanto el Mesías Jesús, como el apóstol Pablo y el resto de los apóstoles, enseñaron claramente cómo será la venida gloriosa del verdadero Jesús. Leyendo esos pasajes bíblicos descubrimos entonces cuan falso, impostor, perverso y satánico es ese imbécil del Miranda:

Veamos primero como dijo el Mesías Jesús que será su venida gloriosa:

 

“E inmediatamente después de la tribulación de aquellos días, el sol se oscurecerá, y la luna no dará su resplandor, y las estrellas caerán del cielo, y las potencias de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.” (Mt.24:29-31).

 

Esas palabras del Mesías Jesús enseñan lo siguiente:

 

1. El Mesías dijo que su venida gloriosa será INMEDIATAMENTE DESPUÉS DE LA TRIBULACIÓN DE AQUELLOS DÍAS. Esa gran tribulación o persecución contra los santos de Dios aun no ha terminado, al contrario, se intensificará en el futuro, durante el gobierno mundial de la bestia y su aliado religioso, el falso profeta, entonces la bestia, el futuro falso mesías, hará la guerra a los santos y los matará, los vencerá (Ap.13:7). Ese gobierno mundial de la bestia durará solamente 42 meses, tres años y medio (Ap.13:5), y el Mesías Jesús, por tanto, vendrá del cielo inmediatamente después de esa tribulación contra los santos. Por consiguiente, es IMPOSIBLE que ese perverso engañador del Miranda sea el Mesías Jesús, ¡ya que dicha tribulación mundial contra los santos aun no ha comenzado!.

 

2. El Mesías Jesús dijo claramente que justo antes de su venida gloriosa el sol se oscurecerá de repente, la luna no dará su resplandor, y una gran lluvia de estrellas o meteoritos caerán del cielo. Esto demuestra a las claras que ese engañador del Miranda es un impostor, no es el verdadero Mesías, porque esa profecía del Mesías Jesús aun no se ha cumplido. El sol aun no se ha oscurecido de repente, la luna tampoco y las estrellas o meteoritos aun no han caído en masa a la tierra.

 

3. El Mesías Jesús dijo bien claro que él vendrá DEL CIELO, es decir, la señal de su venida aparecerá en el cielo, NO EN LA TIERRA, y todas las tribus de la tierra se lamentarán cuando le vean llegar del cielo en las “nubes” voladoras, con gran poder y gloria. ¡Esta profecía jamás la ha cumplido ese demente y embustero del Miranda!, ese engañador no es Jesucristo hombre, no es el Mesías, ¡sino que es un gran IMPOSTOR enviado por Satanás para engañar a muchos! El falso mesías Miranda jamás ha venido del cielo en una “nube” voladora, con gran poder y gloria, ni todas las tribus de la tierra se han lamentado al verle, por lo tanto, ese perverso y descerebrado engañador no es el Mesías Jesús, no es Jesucristo hombre, sino un vulgar impostor y engendro del Diablo que está llevando a la perdición a muchos necios y necias que le creen y siguen fanáticamente.

 

4. El Mesías Jesús dijo que cuando él venga del cielo con gran poder y gloria, enviará a sus ángeles con gran voz de trompeta, los cuales juntarán a los escogidos que estén en todo el mundo, y esa reunión de los escogidos (la Iglesia) con el Mesías Jesús será en el cielo atmosférico, “desde un extremo DEL CIELO hasta el otro”. ¡Esta profecía jamás la ha cumplido ese pendejo descerebrado del Miranda, el cual que se hace pasar por Dios y por el Mesías Jesús!, ya que los verdaderos cristianos, los escogidos de Dios, aun no hemos sido arrebatados en “nubes” voladoras y reunidos por los ángeles en los cielos, para recibir al Señor Jesús en el aire, es decir, en la atmósfera (1Ts.4:17), ya que aun estamos en la tierra. Por consiguiente, esto demuestra sin ninguna duda que ese falso mesías que lidera la secta creciendo en mentira es solo un impostor, un farsante y un engendro del mismísimo diablo. Por cierto, los descerebrados mirandistas se han inventado la gran mentira de que esa venida gloriosa de Jesús es en dos etapas. Según ellos, la primera etapa de la venida gloriosa de Jesús será en forma humana y carnal, y según ellos se ha cumplido en el Miranda, y la segunda etapa de la venida gloriosa de Jesús será en forma gloriosa y celestial. Esta imbecilidad anticristiana es una pura invención. La Biblia y el Evangelio JAMÁS hablan de semejante idiotez, al contrario, la Escritura solo habla de una venida gloriosa de Jesús, sin etapas, los dos ángeles dijeron que Jesús volverá del cielo de la misma forma que se fue (Hch.1:11). Jesús se fue directamente al cielo, sin etapas, y él volverá del cielo de la misma manera, sin etapas. Por lo tanto, esa doctrina de que Miranda es la primera etapa de la venida gloriosa del Mesías Jesús es una doctrina tan idiota, satánica y perversa, que solo esos embusteros e hijos del diablo se la podrían haber inventado.

 

5. El apóstol Pablo escribió lo siguiente:

 

“Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en el Mesías resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.” (1Ts.4:15-17).

 

El perverso y descerebrado falso mesías Miranda, así como sus descerebrados seguidores, enseñan a bombo y platillo que esa venida gloriosa del Señor Jesús mencionada por Pablo es nada más y nada menos que la venida de Miranda, esto, estimados lectores, es una de las mayores blasfemias e imposturas que los hijos de Satanás pueden decir. Esa misma profecía de Pablo desenmascara a ese impostor del Miranda, veámoslo:

 

Pablo se estaba refiriendo a la futura venida gloriosa del Mesías Jesús. Él dijo que el Señor mismo, con voz de mando y acompañado por el sonido atronador de la trompeta de Dios, DESCENDERÁ DEL CIELO, es decir, el Mesías Jesús vendrá de forma visible y personal DESCENDIENDO DEL CIELO, ¡esto jamás lo ha cumplido el falso mesías Miranda!, este idiota y engañador procede de la TIERRA, no del cielo, él es un ser terrenal, carnal, diabólico, mientras que el verdadero Mesías, Jesús, vendrá del CIELO, con gran poder y gloria. Y que esos farsantes mirandistas no me vengan con el cuento estúpido y falso de que esta profecía de Pablo se cumple con la señal televisiva “Telegracia”, ya que la profecía de Pablo no se está refiriendo a ninguna señal televisiva, sino a la venida PERSONAL del mismo Mesías Jesús, el cual descenderá del cielo.

 

El apóstol Pablo dijo que cuando el Mesías Jesús descienda del cielo, entonces LOS MUERTOS EN EL MESÍAS RESUCITARÁN PRIMERO. Esta resurrección de los santos Pablo la mencionó también en 1Corintios 15:23, 50-54, en este importante pasaje Pablo dijo que cuando el Mesías venga los santos serán transformados de mortal a inmortalidad, es decir, sus cuerpos corruptibles serán transformados en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, en nuevos cuerpos gloriosos e inmortales. Ahora bien, el pendejo y falso mesías Miranda ha venido hace muchos años y NINGÚN CRISTIANO MUERTO HA RESUCITADO, NINGÚN CRISTIANO, VIVO O MUERTO, HA SIDO TRANSFORMADO DE MORTAL A INMORTALIDAD. Por lo tanto, esto demuestra que ese idiota es solo un falso mesías, un impostor, el cual ha engañado a muchos descerebrados con esa doctrina de demonios.

 

El apóstol Pablo dijo bien claro que, cuando el Mesías venga en gloria, y los santos muertos resuciten, entonces, los cristianos vivos que queden en la tierra serán arrebatados en “nubes”, juntamente con los santos resucitados, para recibir al Señor en el AIRE, en la atmósfera. ¡Esta tremenda profecía de Pablo tampoco la ha cumplido ese imbécil descerebrado y falsario del Miranda, el cual se hace pasar por Dios y por el Mesías!. Ningún cristiano vivo en la tierra ha sido arrebatado en “nubes” para recibir al Señor Jesús en la atmósfera terrestre, el aire, lo cual demuestra sin ninguna duda que ese engendro del Diablo, Miranda, es solamente un FALSO MESÍAS, un gran impostor que ha engañado a miles de seguidores de su diabólica y perversa doctrina, y en él se cumple esa impresionante profecía de Jesús cuando dijo que vendrían muchos HACIÉNDOSE PASAR POR ÉL.

 

¿QUIEN ES REALMENTE EL ANTICRISTO?

 

La secta Creciendo en Mentira, liderada por ese imbécil y perverso que se hace pasar por Dios y por Jesús enseña que el anticristo es todo aquel que sigue al Mesías Jesús antes de resucitar. Según ese idiota descerebrado ¡el apóstol Pablo era un anticristo!, porque -según ese engañador del Miranda- Pablo no era seguidor de Jesucristo hombre, sino solamente seguidor del Mesías Jesús RESUCITADO, es decir, según esa secta del diablo ¡hay dos cristos!, el Mesías Jesús antes de resucitar, y el Mesías Jesús después de resucitar.

Como todos sabemos, ese falso mesías demente del Miranda se ha proclamado el anticristo, y afirma que su iglesia, su secta, es "la congregación de los anticristos".

Esa doctrina del falso mesías Miranda sobre el anticristo es una de las doctrinas más falsas, idiotas, blasfemas y satánicas que alguien se pueda inventar, pero además es una doctrina que cualquiera que conozca un poco la verdadera doctrina cristiana la puede refutar y pulverizar de la forma más sencilla, como voy a hacer seguidamente:

La Biblia dice bien claro que el anticristo es TODO AQUEL QUE NIEGA QUE JESÚS ES EL MESÍAS, EL CRISTO leámoslo:

 

"¿Quién es el mentiroso, sino el que niega que Jesús es el Cristo? Este es el anticristo, el que niega al Padre y al Hijo. (1Jn.2:22).

 

Decir que los verdaderos cristianos somos anticristos, como dice el imbécil del falso mesías Miranda y sus imbéciles seguidores, es la cosa más idiota, falsa y repugnante que puedan decir los hijos de Satanás. Decir que el apóstol Pablo era un anticristo es una de las calumnias más grandes y satánicas que se puedan decir contra el apóstol Pablo, YA QUE PABLO NO NEGABA QUE JESÚS ES EL MESÍAS, al contrario, él enseñaba una y otra vez que Jesús es el Mesías y el Hijo de Dios, como podemos leer en el libro de los Hechos o en las epístolas de Pablo, ¡por lo tanto, Pablo no era un anticristo!

LOS VERDADEROS CRISTIANOS NO SOMOS ANTICRISTOS, YA QUE NOSOTROS CONFESAMOS QUE JESÚS ES EL MESÍAS, si nosotros no creyéramos que Jesús es el Mesías, el Cristo, ¡entonces sí que seríamos anticristos!. Pero como el idiota y embustero del Miranda enseña que ellos son anticristos, ¡entonces es porque ELLOS NO SON VERDADEROS CRISTIANOS, SINO ANTICRISTIANOS!, es decir, son hijos del padre de la mentira, Satanás, y van a ir al mismo lugar donde irá Satanás: al lago de fuego (Ap.20:10), por blasfemos, embusteros e idólatras.

 

 

SEGÚN EL FALSO MESÍAS MIRANDA LA BESTIA ES JESÚS Y ÉL MISMO

 

El perverso y falso mesías Miranda que lidera esa secta diabólica y apestosa de Creciendo en Desgracia enseña una de las mentiras y blasfemias más diabólicas y estúpidas que los hijos del diablo se puedan inventar. Según ese idiota engañador que se hace pasar por Dios y por Jesús la bestia mencionada en el libro del Apocalipsis es el propio Jesús, el Hijo de Dios, y que por tanto, como el Miranda dice que él es Jesús, entonces él mismo dice que es la bestia del Apocalipsis.

En realidad, hay que ser un descerebrado total para creer esa espantosa blasfemia y mentira inventada por ese engendro del diablo llamado Miranda. Repito, todos aquellos y aquellas que siguen ciegamente a ese engañador enviado por Satanás son unos descerebrados de alto grado, es decir, la mente de ellos está totalmente vacía y desquiciada, entenebrecida por el propio Miranda, porque veamos seguidamente lo estúpida, falsa y perversa que es esa doctrina inventada por el pendejo (necio) Miranda:

 

a) El impostor y embustero Miranda dice que él es la bestia mencionado en Apocalipsis 13:1-10. Ahora bien, resulta que el Apocalipsis dice bien clarito que esa bestia recibirá su poder, su trono y la autoridad del mismo Dragón, que es Satanás:

 

“Y la bestia que vi era semejante a un leopardo,  y sus pies como de oso,  y su boca como boca de león.  Y el dragón le dio su poder y su trono,  y grande autoridad (Ap.13:2).

 

Por lo tanto, atención, ¡¡el propio Miranda está diciendo bien claro que es Satanás quien le ha dado a él la autoridad que tiene!!. Él mismo está diciendo que es el diablo quien le ha enviado, y que su autoridad procede del mismo Satanás. Pero no solo eso, resulta que este engendro del diablo llamado Miranda enseña también que Jesús el Hijo de Dios es también esa bestia, con lo cual está diciendo que el propio Mesías, el Hijo de Dios, era un enviado de Satanás, y que el poder de Jesús procedía del mismísimo Satanás.

Mire usted, Miranda, no piense ni por un segundo que usted va a escapar del terrible juicio de Dios que le espera. La ira de Dios va a caer sobre usted dentro de poco tiempo, y usted va a pagar con su vida todas esas apestosas blasfemias y mentiras que está profiriendo, no tenga usted la menor duda. Usted que se cree Dios y Jesús, y que afirma de forma arrogante ser inmortal y que nunca va a morir, ¡va a morir!, Dios se va a burlar de usted y le va a quitar la vida de forma semejante a como se la quitó al rey Herodes, cuando proclamó ante el pueblo que él era Dios, y de repente la ira de Dios cayó sobre él y fue devorado por los gusanos estando aún vivo (Hch.12:21-23).

 

b) El Apocalipsis dice bien claro que, cuando Jesús venga en gloria, la bestia será apresado juntamente con su aliado religioso, el falso profeta, y ambos individuos serán arrojados vivos a un lago de fuego:

 

“Y la bestia fue apresada,  y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia,  y habían adorado su imagen.  Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre.” (Ap.19:20).

 

El pendejo y embustero del Miranda dice que él mismo es la bestia, por lo tanto, ¡el mismo está diciendo que en el futuro va a ser arrojado vivo al lago de fuego!, lo cual demuestra hasta qué grado de estupidez mental ha llegado ese engendro del diablo que se hace pasar por Dios y por el Mesías. Pero no solo eso, como dicho pendejo del Miranda afirma que él es Dios y el Hijo de Dios, Jesús, ¡entonces también está diciendo que Dios y Jesús son la bestia y que ambos serán arrojados vivos al lago de fuego!!.

En mi vida he conocido a muchos imbéciles religiosos, blasfemos e idiotas mentales, pero como el Miranda ¡jamás!, este hijo del diablo es el tipo más blasfemo, idiota y descerebrado que he conocido jamás, e igual que él están todos aquellos idiotas que le siguen ciegamente y creen en sus mentiras doctrinales demenciales y en sus pretensiones blasfemas de divinidad. Lo único que le espera a ese mentiroso pendejo y blasfemo falso cristo, así como a todos sus seguidores, es el terrible lago de fuego y azufre, donde irán a parar todos los mentirosos:

 

“Pero los cobardes e incrédulos,  los abominables y homicidas,  los fornicarios y hechiceros,  los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre,  que es la muerte segunda.” (Ap.21:8).

 

c) Ese hijo del diablo que se hace pasar por Dios, el pendejo del Miranda, enseña a sus descerebrados seguidores que Jesús es la bestia, porque en Apocalipsis 17:11 se dice que “la bestia era”, es decir, que la bestia existió en la tierra antes de escribirse el Apocalipsis, y entonces ese descerebrado e impostor del Miranda llega a la conclusión de que esa bestia era Jesús. Ahora bien, ¿Dónde dice Apocalipsis 17:11 que esa bestia que existió fuera Jesús?, ¡en ninguna parte!, esa repugnante e idiota interpretación se la ha inventado ese retrasado mental del Miranda. El Apocalipsis JAMÁS enseña que Jesús fuera la bestia, al contrario, el Apocalipsis hace una clara distinción entre Jesús (el Cordero) y la bestia. Esta bestia hará la guerra contra el Cordero, contra Jesús (Ap.19:19), ahora bien, si esa bestia es Jesús, tal como enseña el imbécil endemoniado del Miranda, ¿cómo Jesús va a hacer la guerra contra Jesús?, ¿pero se puede dar una interpretación más demencial y diabólica que esa?. Realmente hay que ser un idiota mental de alto grado para creer a ese pendejo impostor que se hace pasar por Dios y por Jesús. ¡Al endemoniado del Miranda le queda muy poco tiempo de vida!, el juicio terrible de Dios va a caer sobre usted, Miranda, y entonces su secta de descerebrados y embusteros va a desaparecer para siempre, y no quedará ni rastro.

 

d) Como el pendejo endemoniado del Miranda dice que él es Jesús, y que Jesús es la bestia, entonces él llega a la conclusión de que Apocalipsis 13:7 enseña que Jesús hará la guerra a los santos (los verdaderos cristianos) y los vencerá, es decir, según ese idiota mental de alto grado, así como sus imbéciles seguidores, ¡el propio Jesús va a perseguir y a matar a sus verdaderos seguidores, los santos!. Realmente hay que estar zumbado completamente de la cabeza para enseñar semejante blasfemia estúpida, ¡que burda doctrina de demonios!. Por cierto, cuando Apocalipsis 13;7 dice que la bestia hará la guerra a los santos y los vencerá, significa que los MATARÁ, ya que dos versos más adelante, en el 10, se dice bien clarito que esos santos serán encarcelados o muertos a espada, decapitados, es decir, la bestia sencillamente hará que los verdaderos cristianos, los santos, sean encarcelados o decapitados, y por eso es que Apocalipsis 13:7 dice que los vencerá. Obviamente los cristianos verdaderos somos más que vencedores, porque la muerte es para nosotros VICTORIA, GANANCIA:

“Porque para mí el vivir es Cristo,  y el morir es ganancia.” (Filp.1:21). Como puede ver, la muerte para el cristiano verdadero es ganancia, victoria, por lo tanto, aunque la bestia vencerá a los cristianos (los santos) MATÁNDOLOS, la muerte de esos cristianos verdaderos será la victoria o ganancia de ellos, porque ellos habrán vencido a Satanás con la palabra de su testimonio no amando sus propias vidas sino entregándolas en el martirio:

“Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos,  y menospreciaron sus vidas hasta la muerte.” (Ap.12:11).

 

En fin, el Apocalipsis dice bien claro cuál será el terrible destino final de la bestia (Ap.19:20), ¡ese es el terrible destino final que le espera al pendejo del Miranda que se hace pasar por Dios, por Jesús y por la bestia!, y él mismo enseña que ese será su espantoso y doloroso destino final.

 

Aquí les dejo estos videos magníficos que demuestran la falsedad del mirandismo diabólico: http://jesucristohombre.wordpress.com/

 

 

 

 

 

Haga clic en el siguiente enlace para volver a la