Por Tito Martínez

9 de febrero 2020

Ampliado y terminado el 12 de febrero de 2020

 

 

 

Para oír este estudio bíblico:

 

 

 

 

 

Para oír el debate que tuve el día 6 de febrero de 2020 con un hereje trinitario llamado Tomás Taboada sobre el pasaje de 1Timoteo 3:15-16:

www.las21tesisdetito.com/debate_entre_taboada_y_titomartinez_1.mp3

 

 

 DESCARGUE ESTE DOCUMENTO EN FORMATO DE LIBRO ELECTRÓNICO PDF PINCHANDO EN EL SIGUIENTE ENLACE

www.las21tesisdetito.com/jesus_manifestado_en_carne.pdf

 

Para comprar este libro en formato de papel en Amazon, haga clic en el icono del libro abajo:

 

 

Si desea entrar en nuestro grupo de Whatsapp o si desea tener un debate en audio conmigo envíeme un mensaje de whatsapp a mi número de teléfono: +34619342549 y entonces yo le añadiré al grupo

 

 

 

ÍNDICE

 

 

Prólogo.

 

1- 1TIMOTEO 3:15-16.

1- ¿QUIEN ES EL DIOS VIVIENTE?

2- ¿QUIÉN FUE MANIFESTADO EN CARNE?

3- ¿QUÉ DICE EL TEXTO GRIEGO DE 1TIMOTEO 3:16?

4- ¿QUÉ DICEN LOS MEJORES COMENTARIOS BÍBLICOS?

2- ESTE EL CONOCIMIENTO QUE HEMOS DE TENER PARA ADQUIRIR LA VIDA ETERNA.

 

3- EL FALSO DIOS TRINO, LA PRINCIPAL HEREJÍA DE LA CRISTIANDAD APOSTATA.

 

4- LA VERDADERA ADORACIÓN ES SOLAMENTE AL DIOS SUPREMO: EL PADRE CELESTIAL.

 

5- REFUTADA LA GRAN MENTIRA DEL MONOTEÍSMO.

 

6- EL DIOS TODOPODEROSO ES SOLO EL PADRE CELESTIAL, NO JESÚS.

 

 

 


 

Prólogo.

 

Este estudio bíblico es extremadamente importante, ya que la doctrina del Mesías Jesús y de sus apóstoles que voy a exponer en este librito es fundamental para nuestra salvación eterna.

Si usted rechaza esta verdadera doctrina después de haberla conocido se condenará al lago de fuego y azufre, pero si cree en ella recibirá la vida eterna en el futuro Reino de Dios que vendrá con gran poder y gloria a la tierra en la era venidera.

Comencemos el estudio.


 

 

1

1 TIMOTEO 3:15-16

 

Vamos a comenzar este importante librito estudiando el pasaje de 1Timoteo 3:15-16. Son unas palabras que el apóstol Pablo escribió al discípulo Timoteo, las cuales han sido pervertidas y malinterpretadas de forma satánica por toda la cristiandad falsa y apóstata, ya sea la iglesia católica romana, o las iglesias protestantes o “evangélicas”.

Todas las iglesias falsas y apostatas enseñan que ese pasaje habla de un solo Dios “trino”, y que fue ese dios trino que se manifestó en carne en la persona de Jesús.

Vamos a comenzar a analizar ese pasaje, la versión que voy a utilizar en primer lugar es la Reina Valera de 1960, la cual ha traducido ese texto de la siguiente manera:

 

1Ti 3:15 para que si tardo, sepas cómo debes conducirte en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y baluarte de la verdad.

1Ti 3:16 E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad:

Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.

 

Existen dos versiones o lecturas del verso 16 de ese pasaje. Una es la que he puesto arriba, que he tomado de la Reina Valera de 1960, en la cual se dice: “Dios fue manifestado en carne”, y la otra versión o lectura dice lo siguiente: “EL fue manifestado en carne”, como por ejemplo así lo ha traducido la versión de la Biblia de Jerusalén y otras muchas más.

¿Cuál es la traducción correcta de ese verso 16?, ¿es DIOS fue manifestado en carne, o ÉL fue manifestado en carne?

Para saberlo, vamos a ir al siguiente triple testimonio: LA PROPIA BIBLIA, AL TEXTO GRIEGO, y a COMENTARIOS DE ERUDITOS BIBLICOS EVANGÉLICOS.

Vamos en primer lugar a la propia Biblia para saber quien esa persona divina que se manifestó en carne mencionado en el verso 16, es decir, quien fue esa persona que vino a la tierra como hombre, haciéndose carne.


 

1- ¿QUIEN ES EL DIOS VIVIENTE?

 

En primer lugar, vamos a analizar el verso 15.

Como puede ver, ese verso 15 habla del templo o casa de Dios, la cual es la Iglesia del DIOS VIVIENTE, o Dios vivo, como dicen otras versiones.

Ahora bien, ¿quién es ese Dios viviente o Dios vivo mencionado en ese verso 15?

Satanás ha engañado a millones de falsos cristianos haciéndoles creer la gran mentira de que ese Dios viviente o vivo es un misterioso “dios trino”, y otros engañadores enseñan que ese Dios viviente es el propio Jesús el Mesías. Sin embargo, vamos al Nuevo Testamento para saber quien es ese Dios viviente o vivo, y usted mismo comprobará como esos herejes trinitarios mienten, así como también mienten los herejes y falsos cristianos unicitarios, los cuales enseñan la monstruosidad anticristiana de que Jesús es el propio Dios Padre, el Dios viviente. Lea atentamente estos pasajes del Nuevo Testamento, para que vea claramente como esos falsos cristianos trinitarios y unicitarios han sido engañados por Satanás:

 

Mat 16:15 El les dijo: Y vosotros, ¿quién decís que soy yo?

Mat 16:16 Respondiendo Simón Pedro, dijo: Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

Mat 16:17 Entonces le respondió Jesús: Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.

 

Como puede ver, en ese pasaje el apóstol Pedro, en nombre del resto de los apóstoles, dijo que Jesús es el HIJO DEL DIOS VIVIENTE, es decir, Jesús el Mesías es el Hijo del Padre celestial, y Jesús le felicitó a Pedro por esa confesión. Por lo tanto, el Dios viviente o vivo es SOLAMENTE EL PADRE CELESTIAL. Aquellos falsos cristianos trinitarios y unicitarios que enseñan que ese Dios viviente es Jesús, o es un “dios trino” mienten descaradamente y están totalmente en contra de la enseñanza de Jesús y de sus apóstoles.

 

Mat 26:62 Y levantándose el sumo sacerdote, le dijo: ¿No respondes nada? ¿Qué testifican éstos contra ti?

Mat 26:63 Mas Jesús callaba. Entonces el sumo sacerdote le dijo: Te conjuro por el Dios viviente, que nos digas si eres tú el Cristo, el Hijo de Dios.

 

En ese tremendo pasaje el sumo sacerdote judío también sabía que el Padre celestial es el Dios viviente, y entonces él le preguntó a Jesús si él era el Hijo de ese Dios viviente, es decir, ¡¡los propios líderes religiosos judíos, que conocían muy bien el Tanaj, el Antiguo Testamento, sabían muy bien que hay un Padre celestial, y que este Padre tiene un Hijo divino muy especial, el cual es el Hijo del Dios viviente!!, y entonces ellos condenaron a muerte a Jesús por decir que él es ese Hijo del Dios viviente mencionado en el Tanaj.

 

Jua 6:69 Y nosotros hemos creído y conocido que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.

 

En ese pasaje el apóstol Pedro, una vez más, dijo que Jesús es el Hijo del Dios viviente, ¡¡no que Jesús fuera ese Dios viviente!!

 

Rom 9:26 Y en el lugar donde se les dijo: Vosotros no sois pueblo mío, Allí serán llamados hijos del Dios viviente.

 

En ese pasaje el apóstol Pablo dijo que somos hijos del Dios viviente, refiriéndose al Padre celestial. Pablo jamás enseñó esa doctrina diabólica de que Jesús es ese Dios viviente, o que el Dios viviente fuera un “dios trino”.

 

2Co 6:16 ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo:

Habitaré y andaré entre ellos, Y seré su Dios, Y ellos serán mi pueblo.

2Co 6:17 Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor, Y no toquéis lo inmundo;

Y yo os recibiré, 2Co 6:18 Y seré para vosotros por Padre, Y vosotros me seréis hijos e hijas, dice el Señor Todopoderoso.

 

Ese pasaje de Pablo es meridianamente claro. En él se menciona una vez más al Dios viviente o vivo, y el verso 18 dice que ese Dios viviente es solamente EL PADRE, y además a este Dios Padre lo llama el Señor TODOPODEROSO, es decir, ¡¡ese pasaje no menciona por ninguna parte a Jesús el Mesías!!, sino solamente al Padre celestial, el Dios viviente, el cual también es el único Dios todopoderoso.

 

2Co 3:3 siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón.

2Co 3:4 Y tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios;

 

Ese pasaje de Pablo también menciona al Dios vivo o viviente, y observe que lo diferencia claramente de Jesús el Mesías. Fíjese que Pablo dijo en ese pasaje que Jesús es el MEDIADOR, es decir, mediante Jesús podemos confiar en el Dios vivo, que es solamente el Padre celestial, no es Jesús ni ningún falso “dios trino”.

 

1Ts 1:9 porque ellos mismos cuentan de nosotros la manera en que nos recibisteis, y cómo os convertisteis de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero,

1Ts 1:10 y esperar de los cielos a su Hijo, al cual resucitó de los muertos, a Jesús, quien nos libra de la ira venidera.

 

En ese pasaje Pablo mencionó también al Dios vivo y verdadero, y en el verso 10 lo diferencia claramente de Jesús, el Hijo de este Dios vivo y verdadero.

El propio Jesús también dijo en Juan 17:3 que el PADRE celestial es el ÚNICO DIOS VERDADERO, siendo Jesús el Mesías, el enviado de ese único Dios verdadero, que es el Padre, y además dijo Jesús que para poder tener la vida eterna tenemos que tener ese conocimiento.

La doctrina unicitaria de que ese Dios vivo y verdadero es Jesús, el Hijo de Dios, es una de las mayores doctrinas de demonios que se puedan enseñar, contraria totalmente a la enseñanza de Jesús y de sus apóstoles, y de igual manera, la doctrina trinitaria de que ese Dios vivo y verdadero es un “dios trino” es otra de las mayores mentiras del diablo, la cual ha engañado a millones de falsos cristianos trinitarios.

 

Heb 9:14 ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?

 

Como puede ver, ese pasaje menciona primero al Mesías Jesús, y dice que él se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, ¡¡y este Dios Padre es el Dios vivo!! Por lo tanto, repito, la doctrina de que Jesús es ese Dios vivo o viviente es una burda mentira del diablo enseñada por los apostatas de la fe.

 

Apo 7:2 Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar,

Apo 7:3 diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios.

 

Observe que ese pasaje del Apocalipsis habla del sello del Dios vivo, y en el verso 3 se le llama “nuestro Dios”.

Ahora bien, resulta que en todo el libro del Apocalipsis se hace una clara diferencia entre Dios y el Cordero (Jesús), ¡¡nunca en el Apocalipsis al Cordero se le llama “nuestro Dios” ni se le llama “el Dios vivo”.

Ya he demostrado en los pasajes anteriores que ese Dios vivo o viviente es solamente el PADRE celestial, por lo tanto, el Dios vivo o viviente mencionado en el Apocalipsis es solamente el Padre celestial. El Cordero mencionado en el Apocalipsis JAMÁS es llamado “Dios viviente” en el libro del Apocalipsis, sino que siempre en el Apocalipsis se diferencia a Dios (el Padre), del Cordero (Jesús), esto lo podemos ver, por ejemplo, en pasajes como Apocalipsis capítulos 4 y 5, donde se dice que Juan vio a un solo Dios sentado en el trono celestial, y ese Dios único es el Padre solamente, y después se menciona al Cordero, que es Jesús, el cual se acerca al Dios viviente que está sentado en el trono celestial y toma de su mano derecha el libro sellado con los siete sellos (Ap.4:1-2, 5:6-7). Esto es importantísimo, nunca en el Apocalipsis se le llama al Cordero “Dios”, ni tampoco se le llama “el Todopoderoso” sino que siempre al Cordero, que es Jesús, se le diferencia del Dios Todopoderoso, esto lo vemos especialmente en este pasaje:

 

Apo 1:4 Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono;

Apo 1:5 y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre,

Apo 1:6 y nos hizo reyes y sacerdotes para Dios, su Padre; a él sea gloria e imperio por los siglos de los siglos. Amén.

 

Observe como en ese pasaje se menciona primero al Dios que es, y que era y que ha de venir, para referirse al Dios PADRE que está sentado en su trono celestial (Ap.4:1-2), Y SEGUIDAMENTE SE MENCIONA EN EL VERSO 5 A JESÚS EL MESÍAS, el testigo fiel, y el verso 6 dice bien claro que Jesús nos hizo reyes y sacerdotes PARA DIOS SU PADRE, es decir, el texto hace una diferencia clarísima entre el Dios Padre y Jesús, y es el PADRE, al único que se le llama DIOS en ese pasaje, y es este Dios Padre el Dios viviente, como ya he demostrado. Esto obviamente destroza totalmente las doctrinas satánicas del trinitarismo y del unicitarismo, enseñadas por millones de falsos cristianos engañados por el padre de la mentira, que es Satanás.

Por consiguiente, cuando en 1Timoteo 3:15 el apóstol Pablo mencionó al Dios viviente, SOLAMENTE SE REFIERE AL PADRE CELESTIAL, nunca a Jesús, ni tampoco se refiere a ningún falso dios trino inventado por la gran ramera de Roma, que es la iglesia católica romana, la iglesia de Satanás en la tierra.

 

2- ¿QUIÉN FUE MANIFESTADO EN CARNE?

 

El apóstol Pablo dijo en 1Timoteo 3:16 que él fue manifestado en carne. Sin embargo, en la versión Reina Valera de 1960 y en otras se dice que fue Dios quien se manifestó en carne, y de ahí deducen los herejes y falsos cristianos trinitarios y los unicitarios que fue el Dios Padre o un falso dios trino quien se manifestó en carne.

Ya he demostrado más arriba que el Dios viviente o vivo mencionado en el verso 15 es solamente el Padre celestial, sin embargo, NO FUE EL PADRE CELESTIAL QUIEN SE MANIFESTÓ EN CARNE, no fue el Padre celestial quien bajó a la tierra en forma de hombre, esto es una mentira del diablo enseñada por los herejes y falsos cristianos unicitarios.

Veamos quien se manifestó en carne, vamos a la propia Biblia:

 

Jua 1:14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.

 

Ahí lo tiene, quien se hizo carne, es decir, quien se manifestó en carne como hombre fue EL VERBO, es decir, JESÚS EL MESÍAS, lo cual se repite también en estas dos epístolas de Juan:

 

1Jn 4:2 En esto conoced el Espíritu de Dios: Todo espíritu que confiesa que Jesucristo ha venido en carne, es de Dios;

1Jn 4:3 y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo.

 

2Jn 1:7 Porque muchos engañadores han salido por el mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne. Quien esto hace es el engañador y el anticristo.

 

Por lo tanto, ahí lo tiene bien claro, quien se manifestó en carne fue solamente JESÚS EL MESÍAS, es decir, el VERBO, no fue el Dios Padre.

En Juan 1:1 a este Verbo, que es Jesús el Mesías, se le da también el título de DIOS, sin embargo, resulta que Juan 1:1 menciona a los dos dioses; el Dios supremo, que es el Padre celestial, y el segundo Dios, que es Jesús el Mesías, el Verbo, ya que la traducción verdadero es Juan 1:1 es la siguiente:

 

“En el principio era el Verbo (que es Jesucristo), y el Verbo estaba CON EL DIOS, y el Verbo era Dios”.

 

Observe como ese importantísimo texto enseña tres cosas: en primer lugar, dice que en el principio ya existía el Verbo, es decir, Jesús el Mesías, él nunca fue creado por Dios, sino que siempre existió juntamente con el Padre celestial desde antes de la fundación del mundo (Jn.17:5). Si Jesús no fuera eterno, sino que hubiera sido creado por Dios (como enseñan los herejes arrianos) entonces ese pasaje diría lo siguiente: “en el principio Dios CREÓ el Verbo”, sin embargo, eso no es lo que dijo Juan, sino que él dijo que el Verbo ya existía en el principio, y por lo tanto, él nunca fue creado, sino que es un Dios ETERNO, de la misma manera que el Padre celestial también es un Dios eterno.

En segundo lugar, Juan 1:1 dice que este Verbo, que es Jesús, estaba CON EL DIOS. El texto griego dice “ho Theos”, con el artículo, para referirse al Dios supremo, el Padre, por lo tanto, si Jesús estaba con el Dios Padre, entonces él no es el Dios Padre, sino que son dos personas divinas diferentes, es decir, DOS DIOSES, ya que dos personas divinas son solamente dos dioses, jamás dos personas divinas pueden ser un solo Dios.

Y en tercer lugar, Juan 1:1 dice que el Verbo, que es Jesús, es Dios (Theos). Ahí no se encuentra el artículo “ho”, es decir, en ese pasaje se hace la clara diferencia entre el Dios (el Padre), y Dios, que es Jesús el Mesías. Por consiguiente, Juan 1:1 menciona bien claro a los DOS DIOSES, que son el Padre y el Hijo. Ese pasaje no se habla por ninguna parte de ningún falso dios trino y tampoco se dice que Jesús sea el Dios supremo, “ho Theos”, sino que Jesús es Dios, es decir, un ser poderoso, el cual es diferenciado claramente de EL Dios (ho Theos), que es solamente el Padre celestial, el Dios supremo, el Todopoderoso.

Por consiguiente, por supuesto que fue un Dios quien se manifestó en carne, es decir, que vino en carne, como un ser humano, y este Dios no fue el Padre, sino EL VERBO, el HIJO de Dios, que es Jesús el Mesías, tal como dijeron Juan en Juan 1:14 y en sus dos epístolas. La doctrina de que fue el Dios supremo, el Padre celestial, quien se manifestó en carne, o que fue un dios trino quien vino en carne, son dos mentiras del diablo contrarias a la doctrina del Mesías Jesús y de sus apóstoles.

 

3- ¿QUÉ DICE EL TEXTO GRIEGO DE 1TIMOTEO 3:16?

 

Seguidamente voy a pegar una fotografía que he hecho del famoso Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español, de Francisco Lacueva, el cual es un prestigioso erudito evangélico en el idioma griego del Nuevo Testamento:

 

 

 


 

Como puede ver, el texto griego de 1Timoteo 3:16 no dice por ninguna parte que el Dios viviente mencionado en el verso 15 fue manifestado en carne, sino que dice QUIEN fue manifestado en carne, y como ya demostré más arriba, quien se manifestó en carne fue el VERBO, es decir, JESÚS EL MESÍAS, y este Verbo es Dios es un ser celestial y poderoso, el cual vino a la tierra en carne, es decir, en forma de hombre, tal como dijo también Pablo en Filipenses 2:6-9.

En la columna de la izquierda del Nuevo Testamento Griego-Español de Francisco Lacueva hay una nota que dice lo siguiente: “QUIEN, a saber, Cristo”, y Francisco Lacueva da la referencia de 1Jn.4:2, donde se dice que fue JESÚS EL MESÍAS QUIEN VINO EN CARNE.

Por lo tanto, la doctrina unicitaria de que fue el Dios Padre quien se manifestó en carne es una espantosa mentira del diablo, una herejía anticristiana contraria a la doctrina de Jesús y de sus apóstoles, y contraria a la propia Escritura, y la doctrina de que fue un dios trino quien se manifestó en carne es otra espantosa mentira del diablo enseñada por todos los herejes trinitarios, ya que fue solamente JESÚS EL MESÍAS quien se manifestó en carne, y este Mesías es divino, es decir, es un ser poderoso y celestial que descendió del cielo a la tierra en forma de hombre, para poder dar su vida por sus ovejas.

 

4- ¿QUÉ DICEN LOS MEJORES COMENTARIOS BIBLICOS?

 

Todos los mejores Comentarios Bíblicos evangélicos dicen que fue Jesús el Mesías quien se manifestó en carne, y no fue el Dios Padre ni ningún falso dios trino. Por ejemplo, el prestigioso Comentario Bíblico Moody, que es evangélico, dice lo siguiente sobre ese pasaje de Pablo:

 

“El contexto dice con claridad que Pablo se refiere a Cristo cuando dice: Dios fue manifestado en carne”.

 

El prestigioso Comentario Bíblico de Jamieson-Fausset-Brown, que también es evangélico, dice lo siguiente:

 

grande es el misterio de piedad: (es decir) EL QUE (así leen los manuscritos y versiones más antiguos en vez de “Dios”) fué manifestado en carne, (el que) fué justificado en el Espíritu”, etc. Allí se presenta ante nosotros toda la dignidad de la persona de Cristo.

 

Como puede ver, esos eruditos de dicho Comentario dicen que los manuscritos y versiones más antiguos dicen “el que”, en lugar de “Dios”, y por lo tanto, al ser los manuscritos griegos mejores y más antiguos significa que esa es la verdadera traducción, pues cuanto más antiguos sean más cerca y fieles son a los originales.

La versión “Dios fue manifestado en carne” procede de manuscritos griegos más recientes, donde añadieron la palabra “Dios”, sin embargo, los más antiguos manuscritos griegos de ese pasaje no tenían esa palabra, “Dios”, sino que decían “el que fue manifestado en carne”, para referirse solamente a JESÚS. Por lo tanto, decir que fue el Dios Padre quien se manifestó en carne es una mentira diabólica, igual de falsa como decir que fue un dios trino el que se manifestó en carne.

El comentarista evangélico Reeves dice lo siguiente de ese pasaje:

 

-- Dios fue manifestado en carne -- Muchas versiones muy buenas no dicen, "Dios", sino algo como "El que fue manifestado ... ". (Véanse ASV., Mod., N.M., B.A., H.A., L.A., P.B., NVI.). La nota explicativa, en el margen de la Ver. ASV. dice, "La palabra 'Dios', en lugar de 'El que' no descansa en evidencia antigua suficiente".

 

Ahí lo tiene, la versión estándar americana, ASV, tiene una nota explicativa donde se dice que la palabra “Dios” en 1Timoteo 3:16 NO DESCANSA EN EVIDENCIA ANTIGUA SUFICIENTE, o dicho en otras palabras, en los mejores y más antiguos manuscritos griegos no se encontraba esa palabra, sino que en esos textos griegos más antiguos dice: “EL QUE fue manifestado en carne”, para referirse solamente al Hijo de Dios, Jesús el Mesías. Por eso es que, en la inmensa mayoría de traducciones bíblicas que existen, sean versiones antiguas o modernas, no se dice “Dios fue manifestado en carne”, sino “el que fue manifestado en carne” o “él fue manifestado en carne”, para referirse únicamente a Jesús.

Por consiguiente, la traducción que vierte la Reina Valera del 1960 y otras es una traducción FALSA, la cual no procede de los mejores y más antiguos manuscritos griegos, sino que procede de manuscritos posteriores.


 

 

2

ESTE EL CONOCIMIENTO QUE HEMOS DE TENER PARA ADQUIRIR LA VIDA ETERNA

 

 

Supongo que usted querrá tener la salvación eterna, es decir, la vida eterna en el futuro Reino de Dios, pues bien, Satanás, el padre de la mentira, ha engañado al mundo entero (Ap.12:9), para que usted no pueda tener la futura vida eterna. El diablo utiliza a millones de falsos pastores y de falsos maestros del sistema iglesiero apostata, ya sean católicos, evangélicos o de otras denominaciones, para engañar a millones de falsos cristianos con doctrinas de demonios, para que así usted no pueda tener la salvación eterna en el futuro Reino de Dios.

Veamos lo que enseñó Jesús para que nosotros podamos tener la vida eterna, lea atentamente:

 

Jua 17:1 Estas cosas habló Jesús, y levantando los ojos al cielo, dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que también tu Hijo te glorifique a ti;

Jua 17:2 como le has dado potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste.

Jua 17:3 Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado.

 

 

Como puede ver, Jesús estaba orando al Dios Padre, y dijo que Dios le dio a él potestad para dar la vida eterna a todos los que el Padre le dio. Y observe lo que dijo seguidamente en el verso 3. Jesús dijo bien claro cuál es el conocimiento que tenemos que tener para adquirir esa vida eterna.

En primer lugar, dijo que esa vida eterna consiste en conocer al PADRE como el ÚNICO DIOS VERDADERO, y seguidamente dijo que también hemos de conocer a Jesús el Mesías, a quien el Padre envió a la tierra.

Los herejes y falsos cristianos trinitarios enseñan que el único Dios verdadero es un dios trino o “compuesto”, formado por el Padre, el Hijo y el espíritu santo.

Los herejes y falsos cristianos unicitarios enseñan, sin embargo, que ese único Dios verdadero es Jesús el Mesías.

Sin embargo, Jesús fue bien claro en ese pasaje, él enseñó que el único Dios verdadero es solamente el PADRE, siendo Jesús el Mesías, el enviado del Padre. Por lo tanto, si usted rechaza este conocimiento, después de haberlo conocido, JAMÁS TENDRÁ LA VIDA ETERNA, sino que se condenará por haber rechazado esta enseñanza fundamental de Jesús, ese es el verdadero Evangelio o mensaje de salvación.

Ahora bien, ¿qué significa eso de que el Padre es el ÚNICO Dios verdadero?

Sencillamente esas palabras de Jesús significan que el Padre es el Dios SUPREMO, él es un Dios ÚNICO, en el sentido de que no hay otro Dios como él. Es lo mismo que dice la Shemá hebrea: “Escucha Israel, IEVE nuestro Dios es ÚNICO” (Dt.6:4), refiriéndose al Padre.

El apóstol Pablo también dijo que el Padre es un Dios ÚNICO (1Co.8:6), y Jesús es el Señor, el mediador entre el Dios Padre y los hombres.

La palabra ”único” Dios verdadero no significa que no existan más dioses verdaderos, lo que significa es que ese Dios supremo, el Padre, es un Dios verdadero y único, no existe otro Dios como el Padre celestial, él es el Dios supremo. Esto es como si yo digo que mi padre humano es ÚNICO, yo no estoy diciendo que no existan más padres en el mundo, sino que mi padre es el mejor y más importante de todos los padres, no hay más padres como mi padre, exactamente tiene el mismo significa la palabra “único” que aparece en Deuteronomio 6:4 y en Juan 17:3. El texto no niega las existencia de más dioses verdaderos, sino que esos pasajes enseñan simplemente que el Padre celestial es un Dios supremo, único, el mejor y más importante de todos los padres.

Si Jesús hubiera sido un hereje y mentiroso trinitario, Jesús jamás habría dicho esas palabras de Juan 17:3, sino que habría dicho lo siguiente: “En esto consiste la vida eterna, que conozcan que tú, yo y el espíritu santo somos el único Dios verdadero”, o habría dicho: “En esto consiste la vida eterna, que conozcan que el dios trino es el único Dios verdadero”, sin embargo, Jesús enseñó bien claro que el único Dios verdadero es solamente el PADRE celestial.

Seguidamente Jesús dijo que para tener la vida eterna tenemos que tener el conocimiento de que Jesús es EL MESÍAS Y EL ENVIADO DEL PADRE. Es decir, si usted quiere tener la vida eterna y la salvación tiene que creer también que Jesús es el verdadero Mesías de Israel, es decir, el descendiente BIOLÓGICO o carnal del rey David, o como dijo el apóstol Pablo, del LINAJE de David según la carne:

 

Rom 1:3 acerca de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo, que era del linaje de David según la carne.

 

El linaje de David significa el descendiente BIOLÓGICO o carnal del rey David, y ese linaje o descendencia de David es solamente por línea genealógica PATERNA, siendo José el hijo o descendiente de David, tal como dijo el ángel (Mt.1:20), y el Evangelio dice bien claro que José era el PADRE HUMANO DE JESÚS (Lc.2:48), y de esta manera es como Jesús puede ser el verdadero Mesías, el descendiente biológico de David.

Dios el Padre sencillamente engendró a su Hijo Jesús como hombre en el vientre de María, por medio de su espíritu, es decir, de su poder, pero Dios lo engendró con un espermatozoide humano de José, el esposo de María, teletransportando de forma milagrosa un espermatozoide de José a un óvulo de María, sin que José y María tuvieran unión sexual, para que así pudiera nacer el verdadero Mesías de Israel del linaje de David. Los que rechazan esta gran verdad tienen la doctrina del anticristo, ya que niegan que Jesús sea el verdadero Mesías de Israel.

En ninguna parte de la Biblia se dice que María fuera la hija de David o del linaje de David.

Por lo tanto, si usted rechaza esta gran verdad de que Jesús es del linaje de David según la carne, entonces está negando que Jesús es el verdadero Mesías, el enviado del Padre, y por lo tanto, ¡¡usted jamás se salvará ni tendrá la vida eterna!!, esto no lo digo yo, lo dijo Jesús.

Por lo tanto, para tener la vida eterna ya conoce usted la forma de tener esa salvación eterna, Jesús dijo que tenemos que tener este conocimiento, que solamente el Padre es el ÚNICO Dios verdadero, y que Jesús es el Mesías de Israel, el enviado del Dios Padre, y para ser el verdadero Mesías de Israel tiene que ser del linaje carnal del rey David a través de su padre humano José, ¡¡y esta gran verdad la rechazan totalmente millones de falsos cristianos!!, ya sean los católicos, los llamados “evangélicos”, los mormones, los adventistas, los testigos de Jehová y otras muchas sectas más. Sin embargo, ahora usted ha tenido la oportunidad de conocer esta gran verdad expuesta en el Evangelio, y si cree en ella, tendrá la vida eterna en el futuro, pero si la rechaza después de haberla conocido, se condenará y será destruido totalmente en el lago de fuego (Mt.10:28).

Para un estudio mucho más amplio de este tema tan importante leer o escuchar este estudio mío: www.las21tesisdetito.com/el_mayor_falso_evangelio.htm

 

 

3

EL FALSO DIOS TRINO, LA PRINCIPAL HEREJÍA DE LA CRISTIANDAD APOSTATA

 


 

Antes de entrar en este tercer capítulo quiero aclarar en primer lugar que a lo largo de los siglos han existido millones de personas sinceras, y que se consideraban cristianos, que han sido trinitarios sencillamente por pura ignorancia, ya que nadie les enseñó la verdadera doctrina cristiana, y esas personas que murieron en la ignorancia más absoluta sin duda que Dios tendrá misericordia ellos, pues Dios perdona la ignorancia humana. Sin embargo, esto es lo que les sucederá a todos aquellos que rechacen la verdadera doctrina después de haberla conocido:

 

26 Porque si pecáremos a propósito después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda ningún sacrificio que cubra esos pecados.

27 Sólo queda la terrible expectativa del juicio del Poderoso y el fuego violento que consumirá a sus enemigos. (Heb.10:26-27).

(Nota: Casi todas las citas bíblicas de este capítulo las he tomado del Testimonio de los Apóstoles, que es la mejor traducción que actualmente existe en el mundo del llamado “Nuevo Testamento”, y que usted puede bajar gratuitamente desde este sitio web: .

www.las21tesisdetito.com/el_testimonio_de_los_apostoles.pdf).

 

 

La doctrina de la Trinidad, o del Dios trino, es consideraba por todo el sistema iglesiero apostata la doctrina FUNDAMENTAL del cristianismo. En todas esas iglesias falsas se enseña que para ser salvos hay que creer en dicha trinidad, es decir, creer que Dios es trino, y si usted no cree que Dios es trino, entonces le dicen que no podrá salvarse.

En este capítulo voy a demostrar de la forma más clara e irrefutable que el SIA miente, y que ha estafado a miles de millones de personas con esa terrible mentira del diablo del trinitarismo, doctrina que llevará a la condenación a millones de falsos cristianos.

Hay otros que creen erróneamente que la doctrina de la trinidad significa creer en el Padre, en el Hijo y en el espíritu santo. Esto es totalmente falso. La doctrina de la Trinidad consiste en creer que el Padre, el Hijo y el espíritu santo son un solo Dios, o dicho en otras palabras, que el único Dios verdadero está formado por tres personas divinas, el Padre, el Hijo y el espíritu santo. Los que enseñan esa falsedad anticristiana sí que son trinitarios, pero hay otros muchos que creemos en el Padre, en el Hijo y en el espíritu santo y no somos trinitarios. Por ejemplo, Jesús, sus apóstoles y casi todos los primeros cristianos de los tres primeros siglos hablaron del Padre, del Hijo y del espíritu santo, sin embargo, ELLOS JAMÁS FUERON TRINITARIOS, ellos jamás enseñaron esa doctrina satánica y perversa de que Dios es un misterioso ser trino. Por lo tanto, esto es muy importante que lo entiendan todos, los verdaderos cristianos creemos en el Padre, en el Hijo y en el espíritu santo, sin embargo, no somos trinitarios, porque nosotros creemos sencillamente en la doctrina del Mesías y de sus apóstoles que encontramos en las páginas del Nuevo Testamento.

 

1- LA ENSEÑANZA DE JESÚS EL MESÍAS

 

¿Enseña la Biblia que Dios es trino?, ¡¡jamás!!

No existe ni un solo versículo en la Biblia donde se diga o se enseñe que Dios sea trino, o que Dios sea una trinidad de personas divinas. Yo estoy dispuesto a regalar 40.000 euros a cualquiera que me dé un solo pasaje de la Biblia donde se diga que Dios sea trino, o que Dios esté formado por tres personas divinas: el Padre, el Hijo y el espíritu santo. Nadie jamás ha podido dar un solo pasaje de la Biblia, de modo que esa oferta de los 40.000 euros sigue en pie.

Para saber si Dios es trino o no es trino la mejor forma de saberlo es conociendo LO QUE JESÚS EL MESÍAS ENSEÑÓ, y la razón es muy simple: en Juan 1:18 leemos que, a Dios el Padre, nadie le vio jamás, sin embargo, el Hijo unigénito, Jesús el Mesías, ÉL LE DIO A CONOCER, es decir, Jesús nos reveló quien es Dios, y como es Dios. Y la pregunta es, por tanto, la siguiente: ¿enseñó Jesús que Dios es trino? ¿Enseñó Jesús que el único Dios verdadero está formado por tres personas divinas que son el Padre, el Hijo y el espíritu santo? La respuesta es contundente: ¡¡jamás!!. Cualquier persona con un mínimo de inteligencia, que lea el Nuevo Testamento, y especialmente las cuatro narraciones evangélicas, las de Mateo, Marcos, Lucas y Juan, se dará cuenta al instante que Jesús jamás enseñó que Dios sea trino, lo que él enseñó repetidamente es que DIOS ES UN PADRE SUPREMO CELESTIAL, es decir, ¡¡una sola persona divina!!, no tres personas divinas, como falsamente enseña el SIA.

Vamos a estudiar unos cuantos ejemplos bíblicos para demostrar esto que he dicho, son cinco pasajes dichos por Jesús que nos revelan cómo es Dios. Hay muchísimos pasajes más, pero con estos cinco son suficientes, los voy a pegar, y los iré comentando uno por uno:

 

Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, perfecto es tu nombre. (Mt.6:9).

 

Como puede ver, en ese pasaje Jesús nos enseñó a orar solamente al Padre celestial. ¡¡Él nunca nos enseñó a orar a un falso dios trino!!. Si Dios fuera un misterioso ser trino, tal como enseña el SIA, entonces Jesús jamás habría dicho esas palabras, sino que habría dicho esto: “oraréis así: TRINIDAD nuestra que estás en los cielos”.

Esto demuestra de forma irrefutable que Dios no es trino, sino que el Dios supremo es solamente un PADRE celestial, es una sola persona divina, no tres personas divinas. Los que dicen que Jesús nos reveló a un Dios trino sencillamente están mintiendo, y están enseñando absolutamente todo lo contrario de lo que Jesús enseñó sobre Dios.

 

16 Porque de tal manera amó el Poderoso al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él confía, no sea destruido, sino que tenga la vida eterna. 17 Porque no envió el Poderoso a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por medio de él.

18 El que en él confía, no es condenado; pero el que rehúsa confiar, ya ha sido condenado, porque no ha confiado en el nombre del unigénito Hijo del Poderoso. (Jn.3:16-18).

 

En esta versión del Nuevo Testamento llamada “el Testimonio de los Apóstoles” la palabra “Dios” la he sustituido por “el Poderoso”, ya que procede de la palabra hebrea “elohim”, que significa “poderoso”.

Observe como Jesús dijo que Dios, es decir, el Poderoso, es solamente el PADRE, el cual envió a su Hijo Jesús el Mesías. Si Dios fuera trino, Jesús jamás habría dicho esas palabras, sino que habría dicho que la trinidad le envió a la tierra, o que un dios trino le envió a la tierra, sin embargo, él siempre enseñó que fue EL DIOS PADRE quien le envió a la tierra, indicando así de forma irrefutable que el Dios supremo no es una trinidad, sino UNA PERSONA DIVINA: EL PADRE CELESTIAL, no existe otro Dios igual a él, el resto de dioses están subordinados a él. Esto en lenguaje teológico se llama HENOTEISMO, es decir, la creencia en un Dios supremo, máximo, pero reconociendo la existencia de otros muchos dioses o poderosos inferiores al Padre celestial.

Hay muchos herejes trinitarios que dicen que la Biblia jamás habla de ningún Dios supremo. Veamos como mienten todos esos herejes. Leamos lo que dijo Jesús:

 

29 Mi Padre que me las dio, es mayor que todos, y nadie las puede arrebatar de la mano de mi Padre. 30 Yo y el Padre uno somos. (Jn.10:29-30).

 

28 Habéis oído que yo os he dicho: Voy, y vengo a vosotros. Si me amarais, os habríais regocijado, porque he dicho que voy al Padre; porque el Padre mayor es que yo. (Jn.14:28).

 

Como puede ver, Jesús dijo que el Dios Padre es MAYOR QUE TODOS, y también mayor que el propio Jesús, es decir, Jesús dijo sencillamente que el Padre es el Dios supremo, máximo. Jesús cada vez que hablaba de Dios siempre se refería a su Padre celestial, ¡¡nunca a un falso dios trino!!.

Seguro que muchos citarán el verso 30, cuando Jesús dijo que él y el Padre son uno, sin embargo, en ese pasaje Jesús no estaba hablando por ninguna parte de tres personas divinas, sino de DOS: él y el Padre. Ambos son uno porque sencillamente forman una unidad familiar, los dos piensan lo mismo, y tienen un mismo propósito. Exactamente la misma palabrita, “uno”, aparece también en Juan 17, cuando Jesús oró al Padre para que todos sus discípulos seamos UNO, como él y el Padre son uno. ¿Estaba diciendo Jesús que nosotros sus discípulos formaremos parte de un dios trino?, ¡¡de ninguna manera!!, Jesús pidió al Padre que todos sus discípulos tengamos una unidad de mente y de propósito, pensando todos lo mismo, tal como también dijo Pablo en estas palabras:

 

10 Os suplico, hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesús el Mesías, que todos viváis en unidad y que no haya divisiones entre vosotros, sino que os mantengáis unidos en un mismo pensar y en un mismo propósito. (1Co.1:10).

 

Ahí lo tiene. La unidad por la cual oró Jesús al Padre es la unidad en un mismo pensar y un mismo propósito, ¡¡exactamente la misma unidad que existe entre el Dios supremo, el Padre, y su Hijo Jesús!!.

 

27 Trabajad, no por la comida que perece, sino por la comida que a vida eterna permanece, la cual el Hijo del Hombre os dará; porque a éste señaló el Poderoso el Padre. 28 Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras del Poderoso? 29 Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra del Poderoso, que confiéis en el que él ha enviado. (Jn.6:27-29).

 

En este pasaje Jesús habló una vez más de Dios, el Poderoso, y dijo bien claro que él es un Padre celestial, el cual envió a Jesús a la tierra. El texto no dice por ninguna parte que Dios sea trino.

 

3 Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Poderoso verdadero, y a Jesús el Mesías, a quien has enviado. (Jn.17:3).

 

Este pasaje es importantísimo, pues Jesús dijo que para poder tener la vida eterna tenemos que tener este conocimiento del Padre como único Dios verdadero, y de Jesús el Mesías, el enviado del Padre. Observe que Jesús jamás dijo que el único Dios verdadero sea un dios trino, formado por el Padre, el Hijo y el espíritu santo, sino que este único Dios verdadero es SOLAMENTE EL PADRE CELESTIAL, no ningún falso dios trino.

Muchos herejes trinitarios que rechazan esta enseñanza de Jesús suelen decir la babosada estúpida de que, si el Padre es el único Dios verdadero, entonces estamos diciendo que el Mesías es un dios falso. ¡¡De ninguna manera!!. Cuando Jesús dijo que el Padre es el ÚNICO Dios verdadero, lo que estaba diciendo es que el Padre es un Dios ÚNICO, es decir, no existe otro Dios igual a él, ya que solo el Padre celestial es el Dios supremo. el Mesías también es un Dios verdadero, pero obviamente él no es el Dios supremo verdadero, sino el SEGUNDO Dios, el Hijo de Dios, el cual está subordinado al Dios supremo, el Padre. Esto lo veremos con más detalle más adelante.

 

36 Mas yo tengo mayor testimonio que el de Juan; porque las obras que el Padre me dio para que cumpliese, las mismas obras que yo hago, dan testimonio de mí, que el Padre me ha enviado. 37 También el Padre que me envió ha dado testimonio de mí. Nunca habéis oído su voz, ni habéis visto su aspecto (Jn.10:36-37).

 

En este pasaje una vez más Jesús dijo que Dios es un Padre celestial. Más claros no pueden ser esos pasajes.

Por lo tanto, enseñar que Dios es trino es una de las tres mayores mentiras de Satanás de toda la Historia, y está totalmente en contra de la enseñanza del Mesías y de sus apóstoles. Los que enseñan que Dios es trino NO SON CRISTIANOS, sino herejes y apostatas, ya que ellos no creen ni siguen la enseñanza de Jesús. Millones de estos falsos cristianos se condenarán en el lago de fuego, donde serán totalmente destruidos en cuerpo y alma (Mt.10:28), por embusteros, porque ellos conocieron la verdadera doctrina, tal como la estoy exponiendo en este libro, y la rechazaron, prefiriendo seguir enseñando la mentira, sin embargo, muchos trinitarios sí que se salvarán, ya que ellos murieron en su total ignorancia, sin haber conocido la verdadera doctrina, ya que nadie se la enseñó.

 

2- LA ENSEÑANZA DE LOS APÓSTOLES DE JESÚS

 

¿Enseñaron los apóstoles que Dios es trino?, ¡¡jamás!!. Los apóstoles predicaron la misma enseñanza de Jesús en lo que respecta a Dios, es decir, ellos enseñaron que el Dios supremo es solamente el Padre celestial, siendo Jesús el Señor, el Mesías, el Hijo de Dios.

Más adelante hablaremos también sobre el espíritu santo y veremos que Jesús y sus apóstoles jamás enseñaron que el espíritu santo es una tercera persona divina, sino el PODER DE DIOS, el poder del Altísimo.

Vamos a leer y a comentar algunos pasajes bíblicos escritos por los apóstoles Pedro, Pablo y Juan, que destrozan totalmente la mentira satánica del trinitarismo. Hay muchos más pasajes, pero he seleccionado los siguientes por lo importantes que son.

 

Apóstol Pedro:

 

22 Varones israelitas, oíd estas palabras: Jesús nazareno, varón aprobado por el Poderoso entre vosotros con las maravillas, prodigios y señales que el Poderoso hizo entre vosotros por medio de él, como vosotros mismos sabéis; 23 a éste, entregado por el determinado consejo y anticipado conocimiento del Poderoso, prendisteis y matasteis por manos de inicuos, clavándole en un madero; 24 al cual el Poderoso levantó, sueltos los dolores de la muerte, por cuanto era imposible que fuese retenido por ella. (Hch.2:22-24).

 

Como puede ver, en ese pasaje Pedro mencionó por cuatro veces al Poderoso, es decir, a Dios el Padre, diferenciándolo claramente de Jesús. Si Pedro hubiera creído y enseñado que Dios es trino ENTONCES ÉL JAMÁS HABRÍA LLAMADO "DIOS" SOLAMENTE AL PADRE, sino que él habría llamado a Dios "el Dios trino", diciendo que el Dios trino resucitó a Jesús, sin embargo, Pedro jamás dijo que Dios fuera trino, sino que Dios es un PADRE celestial, y resucitó a su Hijo Jesús.

 

13 el Poderoso de Abraham, de Isaac y de Jacob, el Poderoso de nuestros padres, ha glorificado a su Hijo Jesús, a quien vosotros entregasteis y negasteis delante de Pilato, cuando éste había resuelto ponerle en libertad. 14 Mas vosotros negasteis al Apartado para el Poderoso y al Justo, y pedisteis que se os diese un homicida, 15 y matasteis al Autor de la vida, a quien el Poderoso ha resucitado de los muertos, de lo cual nosotros somos testigos (Hch.3:13-15).

 

Una vez más Pedro dijo en ese pasaje que Dios es el Padre celestial. Pero además dice algo muy importante: que este Padre celestial es el Dios de Abraham, de Isaac y de Jacob, es decir, ES IEVE, el Dios de Israel. Esto destroza esa asquerosa mentira satánica y perversa enseñada por muchos embusteros, los cuales enseñan que el Padre celestial no es el Dios de Israel, sino que dicen ellos que IEVE es el mismo Satanás, y que el Padre es otro Dios totalmente diferente a IEVE, sin embargo, el apóstol Pedro en ese pasaje dijo bien claro que el Padre celestial es el Dios de Israel, y que fue este Dios de Israel, el Padre, quien resucitó a su Hijo Jesús.

Observe como en ese pasaje otra vez Pedro hace una clara diferencia entre Dios, y Jesús. En ninguna parte dijo Pedro que Dios sea un ser trino, sino que es UNA PERSONA DIVINA, refiriéndose solamente al Padre celestial, el cual resucitó a su Hijo Jesús.

Observe como Pedro llamó a Jesús el HIJO de Dios, ¡¡y nunca le llamó "la segunda persona de un Dios trino"!!

Hay decenas de pasajes más donde el apóstol Pedro llamó Dios solamente al Padre celestial. Pedro consideraba al Padre el Dios supremo, el ho Theos en idioma griego, y al Mesías lo consideraba un SEGUNDO Dios subordinado al Padre, tal como leemos en este otro pasaje de Pedro:

 

1 Simón Pedro, siervo y enviado de Jesús el Mesías, a los que habéis alcanzado, por la justicia de nuestro Poderoso y Salvador Jesús el Mesías, una doctrina igualmente preciosa que la nuestra: 2 Favor inmerecido y paz os sean multiplicadas en el conocimiento del Poderoso y de nuestro Señor Jesús. (2Pe.1:1-2).

 

Observe ese pasaje de Pedro, porque es impresionante, ya que en este texto se enseña de forma clara e irrefutable la existencia de los DOS DIOSES, que son el Padre y Jesús el Mesías.

En el verso 1 el apóstol Pedro llamó a Jesús el Mesías NUESTRO DIOS Y SALVADOR, es decir, nuestro Poderoso y Salvador. Y seguidamente, en el verso 2, él llamó Dios (Poderoso) solamente al Padre, diferenciándolo de nuestro Señor Jesús.

La secta diabólica de los llamados "testigos de Jehová", así como otros herejes judaizantes, han falsificado el verso 1, enseñando la patraña de que ese Dios mencionado en el verso 1 es solamente el Padre celestial, separándolo del Salvador Jesús el Mesías. Sin embargo, en el texto griego no existe esa diferencia ni separación, sino que a Jesús el Mesías se le llama Dios en ese versículo 1, o dicho en otras palabras, ¡¡el apóstol Pedro consideraba a Jesús el Mesías un ser poderoso, un Dios!!, pues recuerde que "Dios" procede de la palabra hebrea elohim, y significa sencillamente "poderoso", y obviamente el Mesías, el Hijo de Dios, es un ser poderoso, un Dios. ¿Quién podrá negar que Jesús el Mesías era y es un ser poderoso?

En el verso 2 Pedro sí que se refiere al Padre, y lo diferencia de nuestro Señor Jesús. Por lo tanto, para el apóstol Pedro el Dios o Poderoso SUPREMO es solamente el Padre celestial, siendo Jesús otro Dios o Poderoso subordinado al Padre. Esta es la verdadera teología bíblica, es la verdadera doctrina enseñada por Jesús y por sus apóstoles, tal como iré demostrando con más ejemplos en este librito.

Observe también como Pedro llamó al Mesías NUESTRO SALVADOR, sin embargo, en otros pasajes bíblicos es al Padre a quien se le llama "nuestro Salvador" (1Tm.1:1, Tito 1:3, Jud.1:25). Dicho en otras palabras, en el Nuevo Testamento tanto el Padre, como el Hijo, son llamados NUESTRO SALVADOR. ¿Significa esto que Jesús y el Dios Padre son el mismo Salvador?, ¡¡de ninguna manera!!. Lo que significa es que TENEMOS DOS DIOSES SALVADORES, QUE SON EL PADRE Y EL HIJO. El Padre es el Salvador SUPREMO, y Jesús es el segundo Salvador, las dos personas divinas nos salvan, pero solo el Padre es el Salvador máximo, supremo, no existe otro Salvador como el Padre celestial, ya que fue él quien envió a su Hijo a la tierra (Jn.3:16, etc.). Por lo tanto, el Salvador máximo es únicamente el Padre celestial, y Jesús es el segundo Salvador.

El pasaje de 2Pedro 1:1-2 no enseña por ninguna parte que Dios y el Mesías sean el mismo Dios. Tampoco enseña que Dios sea trino, y tampoco enseña que solo existe un Dios. Lo que enseña ese pasaje es que el apóstol Pedro creía y enseñaba la existencia de los DOS DIOSES, que son el Dios supremo, el Padre, y Jesús el Mesías, el Hijo de Dios, y a cada uno de estos dos dioses se les llama "el Salvador", sin embargo, el Dios Padre es el Salvador supremo, siendo Jesús el segundo Salvador.

 

Apóstol Pablo.

 

El apóstol Pablo enseñó exactamente lo mismo que Jesús el Mesías y que el apóstol Pedro.

No existe ni un solo pasaje donde Pablo enseñara que Dios es trino. Él enseñaba también que el único Dios supremo es solamente el Padre celestial, siendo Jesús el Hijo de Dios, es decir, un SEGUNDO DIOS, el cual está subordinado al Padre celestial. Vamos a comprobarlo con los siguientes pasajes de Pablo:

 

28 Y sin hallar en él causa digna de muerte, pidieron a Pilato que se le matase. 29 Y habiendo cumplido todas las cosas que de él estaban escritas, quitándolo del madero, lo pusieron en el sepulcro.

30 Mas el Poderoso le levantó de los muertos. 31 Y él se apareció durante muchos días a los que habían subido juntamente con él de Galilea a Jerusalén, los cuales ahora son sus testigos ante el pueblo. 32 Y nosotros también os anunciamos la Buena Noticia de aquella promesa hecha a nuestros padres, 33 la cual el Poderoso ha cumplido a los hijos de ellos, a nosotros, resucitando a Jesús; como está escrito también en el salmo segundo: Mi hijo eres tú, yo te he engendrado hoy. (Hch.13:28-33).

 

En ese pasaje Pablo llamó Dios, el Poderoso, solamente al Padre celestial. Fue él quien resucitó a su Hijo Jesús. Observe que Pablo jamás dijo "el Dios trino le levantó de los muertos", sino que dijo que Dios, el Padre, le levantó de los muertos. La enseñanza de Pablo es que el Padre es el Dios supremo. El Padre celestial es LA CABEZA del Mesías, es decir, el jefe o Dios del Mesías, estando por tanto el Mesías SUBORDINADO al Dios supremo, el Padre, vamos a comprobarlo:

 

 3 Pero quiero que sepáis que el Mesías tiene la autoridad sobre todo varón, y el varón tiene la autoridad sobre la mujer, Y el Poderoso tiene la autoridad sobre el Mesías. (1Co.11:3).

 

La cabeza significa jefatura, autoridad. El texto de Pablo es bien claro, Dios el Padre es el Dios SUPREMO, él tiene la jefatura o autoridad sobre el Mesías, y por tanto, el Mesías es inferior al Padre en autoridad, él está SUBORDINADO o sujeto al Padre celestial. Esta es la clara enseñanza bíblica, la cual desde hace siglos rechazan todos los herejes trinitarios. Si Pablo hubiera sido un hereje y apostata trinitario, él jamás habría dicho que el Padre es la cabeza o jefe del Mesías.

Veamos ahora estos pasajes donde Pablo dijo bien claro que el Padre es el Dios del Mesías:

 

6 para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Poderoso y Padre de nuestro Señor Jesús el Mesías. (Ro.15:6).

 

3 Bendito sea el Poderoso y Padre de nuestro Señor Jesús el Mesías, Padre de misericordias y el Poderoso de toda consolación (2Co.1.3).

 

31 El Poderoso y Padre de nuestro Señor Jesús el Mesías, quien es bendito por las eras, sabe que no miento (2Co.11:31).

 

3 Bendito sea el Poderoso y Padre de nuestro Señor Jesús el Mesías, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en el Mesías (Efe.1:3).

 

17 para que el Poderoso que está sobre nuestro Señor Jesús el Mesías, el Padre resplandeciente, os dé energía de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él (Efe.1:17).

 

Esos pasajes de Pablo son bien claros. En cada uno de ellos él dijo que el Padre es el Dios o Poderoso del Mesías, es decir, CRISTO TIENE A UN DIOS SUPREMO SOBRE ÉL, que es el Padre celestial. Esta gran verdad destroza absolutamente y desde sus cimientos esa asquerosa mentira satánica del trinitarismo, ya que los trinitarios enseñan que el Padre no es el Dios del Mesías, sino que el Padre y el Hijo son el mismo Dios, ellos dicen que no hay un Dios mayor y un Dios menor, sin embargo, como he demostrado, la enseñanza apostólica es que hay un Dios supremo o mayor, que es solamente el Padre, y este Dios supremo es el DIOS DEL MESÍAS, por lo tanto, ¡¡el Mesías es un segundo Dios inferior al Padre en autoridad!!

Los herejes y blasfemos trinitarios suelen responder diciendo que el Mesías era inferior al Padre solo en su humanidad, cuando él vivió en la tierra, sin embargo, eso es totalmente mentira, ya que en esos pasajes que he pegado Pablo estaba hablando del Señor Jesús el Mesías en su condición actual, es decir, en su condición gloriosa y resucitado. Por lo tanto, cuando Jesús dijo que él Padre es MAYOR que él (Jn.14:28), no se refería solo a su condición humana, sino también a su condición divina. El Dios Padre no solo es mayor que el Mesías en lo que se refiere a autoridad, sino que el Padre es mayor que TODOS, tal como dijo Jesús (Jn.10:29), indicando así que el Padre es EL DIOS SUPREMO, ningún otro Dios se puede igualar al Padre celestial. Jesús dijo bien claro que el Padre es el único Dios verdadero (Jn.17:3), el Creador supremo de los cielos y de la tierra, y el único Dios que ha de ser adorado, tal como enseñó Jesús (Jn.4:23-24, Ap.4:11). Esta gran verdad bíblica pulveriza completamente la gran mentira satánica de la doctrina de la trinidad. No existe ningún Dios trino, ni el Mesías forma parte de ninguna trinidad, sino que el Mesías es sencillamente el HIJO de Dios, el enviado del Padre, y el SEGUNDO DIOS subordinado al Padre, ya que el apóstol Pablo también le dio el título de "Dios" (Poderoso) al Mesías, vamos a leerlo:

 

5 Vuestra actitud debe ser semejante a la del Mesías Jesús, 6 el cual, siendo en forma de Poderoso, no consideró su condición de poderoso como cosa a que aferrarse, 7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres 8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte en un madero de tormento. 9 Por lo cual el Poderoso también le exaltó hasta lo sumo, y le dio un nombre que es sobre todo nombre (Filp.2:5-9).

 

Ese pasaje de Pablo es impresionante, y de una importancia crucial. Pablo dijo en ese texto que el Mesías ya existía en el cielo en forma de Dios, es decir, en forma de Poderoso, él tenía esa condición divina en el cielo cuando estaba juntamente con el Padre antes de venir a la tierra (Jn.17:5). Sin embargo, Jesús abandonó esa condición de Dios o Poderoso que tenía en el cielo, y vino a la tierra en forma de hombre, para poder dar su vida por los suyos en el madero.

Y observe ahora lo que dice el verso 9. Dice que EL PODEROSO, EL PADRE, LE EXALTÓ HASTA LO SUMO, es decir, le glorificó cuando le resucitó. Por lo tanto, como puede ver, ese pasaje de Pablo está mencionando claramente a los DOS DIOSES, primero menciona al Mesías, al cual llama Dios o Poderoso, y más adelante menciona al Poderoso supremo, el Padre celestial, el cual resucitó a Jesús.

Estos dos dioses, el Padre y el Hijo, son mencionados también en Hebreos 1:8-9.

No se sabe realmente quien escribió esta epístola a los Hebreos, unos dicen que fue el apóstol Pablo, y otros dicen que fue Apolos, mencionado en 1Corintios 1:12, y que fue discípulo de Pablo. Esto no tiene importancia, sea Pablo o sea Apolos quien escribió la epístola a los Hebreos, la enseñanza es tremenda. Veamos lo que dice ese texto de Hebreos:

 

8 Mas del Hijo dice: Tu trono, oh Poderoso, existe por las eras de las eras; Cetro de equidad es el cetro de tu reino. 9 Amas la justicia y odias la infracción de la ley; y por eso el Poderoso, el Poderoso tuyo, te ha ungido con aceite de alegría, exaltándote por encima de tus compañeros. (Heb.1:8-9).

 

El pasaje es impresionante y revelador, ya que se menciona claramente a los dos dioses, el Padre y el Hijo. Observe como primero está hablando de Jesús, el Hijo de Dios, y le llama claramente Dios, es decir, Poderoso, y seguidamente, en el verso 9, se menciona al Dios supremo, el Padre, ¡¡y se dice bien claro que este Dios Padre es EL DIOS DEL HIJO!!.

Más claro no puede ser. el Mesías es Dios, es decir, es un ser Poderoso, el Hijo de Dios, y el Padre es el Dios supremo, el Dios del Mesías.

Este pasaje también destroza completamente la doctrina satánica de la trinidad o falso dios trino, y demuestra bien claro que el Padre y el Hijo son DOS DIOSES, dos personas divinas, pero EL PADRE ES EL DIOS SUPREMO, EL DIOS DEL HIJO. Esto, en lenguaje teológico moderno, se llama HENOTEÍSMO, es decir, la creencia en un Dios supremo, pero reconociendo la existencia de otros dioses inferiores al Padre y subordinados a él. ¡¡Esta es la verdadera teología bíblica!!, la cual fue rechazada por todos los herejes y apostatas que se inventaron esa mentira diabólica del falso dios trino, y esta herejía del trinitarismo es la que se impuso en la cristiandad apostata, en el catolicismo romano, a partir del siglo 5, cuando se estableció de forma dogmática que Dios es un misterioso ser trino, compuesto por el Padre, el Hijo y el espíritu santo, una enseñanza que, como estoy demostrando, ¡¡es diametralmente lo contrario a lo que enseñaron Jesús y sus apóstoles!!.

El apóstol Pablo dijo bien claro que el Dios supremo, el Padre, es EL DIOS DE JESÚS EL MESÍAS, con lo cual queda totalmente destrozada la mentira satánica del trinitarismo y del unicitarismo, pues si Jesús tiene a un Dios sobre él, entonces Jesús no es ese Dios supremo, sino un segundo Dios subordinado al Padre, vamos a comprobarlo:

 

2Co 1:3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, Padre de misericordias y Dios de toda consolación

 

Efe 1:17 para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él.

 

Los herejes y falsos cristianos trinitarios dicen que el Padre es el Dios del Mesías Jesús, pero solo en cuanto a su naturaleza humana, pero no divina. Eso es una gran mentira del diablo, ya que Pablo estaba hablando de Jesús el Mesías resucitado y glorificado, y dijo bien claro que el Padre es el Dios de Jesús el Mesías, él no dijo por ninguna parte que el Padre celestial es el Dios solamente de la naturaleza humana de Jesús.

El propio Jesús glorificado dice en el Apocalipsis que él tiene a un Dios sobre él, que es el Padre celestial, ¡¡y además lo dice cuatro veces en un solo versículo!!, vamos a leerlo:

 

Apo 3:12 Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.

 

Si el Dios Padre es el Dios del Mesías Jesús, entonces significa que EL PADRE Y EL HIJO NO SON EL MISMO DIOS, sino dos dioses diferentes. Uno es el Dios mayor, el Padre, y el otro es el Dios menor, el Hijo, ya que el Hijo está subordinado al Padre, es decir, Jesús es inferior al Padre en AUTORIDAD, pero es igual al Padre en naturaleza divina y en eternidad.

Por consiguiente, esa doctrina de que el Padre, el Hijo y el espíritu santo forman un solo y único Dios es una burda mentira del diablo opuesta a la enseñanza de Jesús y de sus apóstoles. El Padre y el Hijo son DOS PERSONAS DIVINAS, es decir, DOS DIOSES, ya que una persona divina es un Dios, por lo tanto, dos personas divinas solo pueden ser DOS DIOSES, siendo el Padre el Dios supremo, el Todopoderoso, y Jesús es el Hijo de Dios, es decir, el segundo Dios, el Mesías de Israel enviado por el Padre, y para tener la vida eterna tenemos que tener este conocimiento, tal como dijo Jesús en Juan 17:3, un pasaje que ya estudiamos en este librito.

Y respecto al espíritu santo, Jesús y sus apóstoles enseñaron claramente que es el poder del Altísimo, es decir, la ENERGÍA del Dios supremo, el Padre, y no una tercera persona divina, tal como demostraré más adelante en este librito.

 

 

Apóstol Juan.

 

El apóstol Juan enseñó exactamente lo mismo que Jesús, que Pedro y que Pablo.

Juan nunca enseñó que Dios sea trino. Él jamás enseñó esa herejía satánica del trinitarismo.

Vamos a leer y a comentar unos cuantos pasajes de Juan, para que usted vea claramente como él también enseñó la doctrina bíblica de los dos dioses, el Padre y el Hijo, pero siendo el Padre el Dios del Hijo.

 

1 En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con el Poderoso, y el Verbo era Poderoso. 2 Este era en el principio con el Poderoso. 3 Todas las cosas por medio de él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. (Jn.1:1-3).

 

¿Ese pasaje de Juan dice que Dios sea trino?, ¡¡de ninguna manera!!, ese pasaje no habla de un falso dios trino por ninguna parte, sino que menciona a DOS personas divinas, es decir, a dos dioses, dos poderosos, que son el Padre y el Hijo, pero siendo el Padre el Dios supremo. Veamos, ponga atención, porque esta es la verdadera enseñanza de Juan 1:1-2.

 

1- Juan dijo que ya en el principio existía el Verbo, el Logos. Cuando Juan habló del Verbo o Logos se refería a una persona, a Jesús el Mesías, tal como leemos en este pasaje también escrito por Juan:

 

12 Sus ojos eran como llamas de fuego, y llevaba muchas coronas en la cabeza. Tenía escrito un nombre que nadie entendía excepto él mismo.

13 Estaba vestido de una ropa teñida en sangre; y su nombre es: EL VERBO del Poderoso. (Ap.19:12-13).

 

Esto es muy importante que lo entienda, para que no sea engañado por muchos judaizantes y analfabetos bíblicos enviados por Satanás, los cuales enseñan la mentira diabólica de que el Verbo mencionado en Juan 1:1 no se refiere a la persona de Jesús, sino solamente al "propósito de Dios". Sin embargo, como he demostrado, este Verbo de Dios es una persona divina, Jesús el Mesías. Decir que se trata del "propósito de Dios" es una estupidez y una majadería descomunal. ¿Como el "propósito de Dios” va a ser Dios?, ¡es ridículo e imposible! El pasaje está hablando claramente de un Dios, de una PERSONA divina, el cual es Jesús el Mesías, el Hijo de Dios.

 

2- Juan dijo que este Verbo de Dios, que es Jesús el Mesías, YA EXISTÍA EN EL PRINCIPIO. Esto nos habla claramente de la ETERNIDAD del Verbo, el Mesías jamás fue creado por Dios, sino que él siempre ha existido juntamente con el Padre. Si el Mesías hubiera sido el primer ser creado por Dios, tal como enseñan los herejes de los "testigos de Jehová", ¡¡entonces eso no es lo que diría Juan 1:1!!.

Si el Mesías hubiera sido creado por Dios en el principio, entonces ese pasaje diría lo siguiente: "en el principio DIOS CREÓ EL VERBO", sin embargo, lo que dice es que en el principio ya existía el Verbo, y cuando el pasaje habla del principio, se refiere al principio mencionado en Génesis 1:1, donde se dice que en el PRINCIPIO Dios creó los cielos y la tierra. Por lo tanto, antes de que Dios creara todas las cosas, ya existía Jesús el Mesías, el Verbo de Dios, indicando así que CRISTO ES ETERNO, JAMÁS FUE CREADO POR DIOS.

Muchos dicen que eso es imposible, que solo existe un Dios eterno, el Padre celestial, y que por tanto el Mesías no puede ser eterno. ¿Y dónde dice la Biblia que solo el Padre es el Dios eterno?, ¡¡no lo dice por ninguna parte!!. No existe ni un solo pasaje en la Biblia donde se enseñe que el Padre celestial es el único Dios eterno. El Mesías es también un Dios eterno, y por lo tanto, la Biblia enseña que existen DOS DIOSES ETERNOS, que son el Padre y el Hijo, pero cuidado, ¡¡eso no significa que estos dos dioses sean iguales en autoridad!!. Ya he demostrado más arriba que solo el Padre es el Dios supremo, él tiene la autoridad sobre el Mesías, es el Dios del Mesías, sin embargo, los dos dioses son eternos y tienen la misma naturaleza divina. Por lo tanto, ¿qué es lo que hace al Padre superior al Mesías?, pues simple: su AUTORIDAD SUPREMA. El Padre es quien manda sobre el Mesías, es la cabeza o jefe del Mesías, y el Mesías obedece al Padre y hace todo lo que el Padre le manda. ¿Queda claro? Esta es la verdadera doctrina, la cual rechazan todos los herejes trinitarios, pero también la rechazan los herejes arrianos, como los llamados testigos de Jehová, y también la rechazan los herejes unicitarios, es decir, los que enseñan la burrada diabólica y anticristiana de que el Mesías Jesús es el mismo Dios Padre.

 

3- Juan dijo que el Verbo, Jesús el Mesías, ya estaba en el principio con el Poderoso, es decir, con el Dios Padre. Esto es clave, ya que demuestra que Jesús el Mesías y el Padre son DOS personas divinas diferentes, no son el mismo Dios, ya que QUIEN ESTÁ CON OTRO, NO PUEDE SER ESE OTRO. Si yo, por ejemplo, estoy con mi padre, yo no soy mi padre, sino que somos dos personas humanas. Lo mismo sucede en ese pasaje de Juan, el Mesías ya en el principio estaba con el Padre celestial, por lo tanto, el Mesías y el Padre son dos personas divinas, es decir, dos dioses. Recuerde que un Dios es una persona divina, por lo tanto, dos personas divinas solo pueden ser DOS DIOSES. La doctrina de que dos personas divinas son un solo Dios es una de las mayores mentiras y burradas enseñada por los herejes trinitarios.

Casi todas las versiones bíblicas han falsificado de forma satánica el pasaje de Juan 1:1, ya que han eliminado el artículo definido para referirse al Dios supremo, el Padre. Es decir, las malas traducciones lo han vertido de esta manera: "el Verbo estaba con Dios", sin embargo, el texto griego de ese pasaje dice que el Verbo estaba con EL Dios (ho Theos). ¡¡indicando así que ese Dios es el Dios supremo, el Padre celestial!!.

¡¡Al eliminar los herejes trinitarios ese artículo definido ocultan que ese pasaje está mencionando a los dos dioses, el Padre y el Hijo!!

 

4- Juan dijo seguidamente que EL VERBO ERA DIOS.

Esta frase es la que más polémica y confusión ha traído a lo largo de los siglos a los herejes trinitarios y unicitarios.

Los trinitarios y los unicitarios llegan a la falsa y estúpida conclusión de que el Mesías, el Verbo, es el mismo Dios mencionado en la frase anterior, lo cual es totalmente falso e imposible, pues Juan dijo bien claro que este Verbo ESTABA CON EL DIOS, es decir, con el Padre. ¡¡Si el Mesías estaba con el Dios, entonces el Verbo, el Mesías, no puede ser ese Dios!!, ¿queda claro?, ya que el que está con otro no puede ser ese otro. Si usted está con su padre, entonces usted no es su padre, sino que son dos personas diferentes. Lo mismo sucede con Jesús el Mesías y con el Padre celestial. Jesús siempre ha estado con el Padre desde antes de la fundación del mundo (Jn.17:5), por lo tanto, el Padre y el Hijo son dos dioses eternos que siempre han estado juntos, ya que el Padre siempre ha sido Padre, y por lo tanto, él siempre ha tenido un Hijo divino, que es Jesús. Jamás hubo un momento en el cual el Padre celestial no hubiera sido Padre, él es eterno, jamás tuvo principio y jamás tendrá fin, por lo tanto, su Hijo también es eterno, ya que no se puede ser Padre sin tener un Hijo.

Por lo tanto, ¿qué enseñó Juan cuando dijo que el Verbo es Dios?, pues bien sencillo: Juan simplemente dijo que el Mesías, el Verbo, es un ser PODEROSO, pues eso es lo que significa la palabra "Dios", ya que procede de la palabra hebrea elohim, que significa "poderoso".

Observe que Juan no dijo por ninguna parte que el Verbo es ho Theos, es decir, EL Dios, sino que le llamó solamente Dios, es decir, Poderoso, DIFERENCIÁNDOLO DEL PODEROSO SUPREMO, EL PADRE.

Por consiguiente, Juan enseñó en ese pasaje la existencia de estos dos dioses, que son el Padre y el Hijo, pero siendo el Padre el Dios supremo, el Dios del Hijo. ¡¡Esta es la principal doctrina de toda la Biblia!!, la cual rechazan y pisotean todos los falsos cristianos trinitarios y los unicitarios especialmente.

En Juan 1:2 Juan volvió a decir que el Mesías, el Verbo, estaba con el Poderoso, con el Padre, indicando así de forma clara que el Verbo no es el Dios supremo, el Poderoso, sino que son dos dioses diferentes.

Luego Juan dijo que POR MEDIO del Mesías fueron hechas todas las cosas. Observe que el pasaje no dice que el Mesías hizo todas las cosas, él no fue el Creador supremo, sino que él fue el creador menor, el medio que el Padre utilizó para crear todas las cosas. Solo el Dios supremo, el Padre, es el Creador SUPREMO, solo él decidió crear el Universo, de él proceden todas las cosas, y Jesús fue sencillamente el mediador, el que ejecutó esa obra creadora procedente del Padre celestial. Vamos a demostrarlo:

 

6 para nosotros, sin embargo, hay un Poderoso, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Amo, Jesús el Mesías, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él. (1Co.8:6).

 

El pasaje de Pablo es bien claro. Él dijo que tenemos un Dios, el Padre. Observe que Pablo no dijo que tenemos un Dios trino, que es Padre, Hijo y espíritu santo. Lo que dijo es que este Dios único es SOLAMENTE EL PADRE.

Observe que Pablo tampoco dijo que tenemos un SOLO Dios, la palabra "solo" no se encuentra en ningún manuscrito griego de ese pasaje, y añadir esa palabrita destroza totalmente el sentido de la frase dicha por Pablo. Lo que él dijo sencillamente es que tenemos un Dios Padre, ¡¡pero sin negar la existencia de otros dioses inferiores al Padre!!.

Le pondré un sencillo ejemplo para que lo entienda mejor: no es lo mismo decir "existe un rey en el mundo", que decir "existe un SOLO rey en el mundo". En la primera frase estoy diciendo que existe un rey en el mundo, pero sin negar la existencia de otros reyes en el mundo, sin embargo, en la segunda frase estoy diciendo que SOLO existe un rey en el mundo, y que, por tanto, no existen más reyes, sino solo uno. Lo mismo sucede con el pasaje de 1Corintios 8:6. Cuando los herejes falsifican ese texto, añadiendo la palabra "solo" (que no se encuentra en el texto griego) están deformando y falsificando totalmente la frase dicha por Pablo. El jamás dijo que solo exista un Dios, lo que dijo es que hay UN DIOS PADRE, él es el Dios supremo, ¡¡pero sin negar la existencia de otros muchos dioses inferiores al Padre!!.

Observe que Pablo dijo que, de este Dios supremo, el Padre, PROCEDEN TODAS LAS COSAS, es decir, fue el Padre celestial quien creó todo el Universo, él es el origen de todas las cosas. ¡¡En ninguna parte dijo Pablo que el Mesías sea el origen de todas las cosas!!, lo que Pablo dijo es que el Mesías es el MEDIADOR, por medio del cual son todas las cosas, pero el Creador supremo fue solamente el Padre, no el Mesías.

Veamos ahora este pasaje que habla sobre la creación:

 

15 Jesús es la imagen del Poderoso invisible, el primogénito de toda creación. 16 Porque por medio del Mesías fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean gobiernos, sean dominios, sean autoridades; todo fue creado por medio de él y para él. 17 Y él existe antes de todas las cosas, y todas las cosas por medio de él subsisten (Col.1:15-17).

 

Como puede ver, el texto dice que todo fue creado POR MEDIO del Mesías, y además dice que el Mesías ya existe antes de que todo fuera creado, indicando así que el Mesías no forma parte de la creación, él es eterno.

El texto demuestra claramente que el Mesías participó en la creación del Universo, ¡¡pero él no fue el Creador supremo!!, sino el creador menor, él simplemente ejecutó la obra creadora procedente del Dios Padre, ya que todas las cosas PROCEDEN DEL PADRE (1Co.8:6), fue el Dios supremo, el Padre, quien decidió crear todas las cosas, y por su voluntad existen (Ap.4:11).

Los modernos herejes arrianos, que son los llamados “testigos de Jehová”, siempre citan ese pasaje de Pablo, concretamente el verso 15, para enseñar el error de que el Mesías fue el primero en ser creado por Dios, pues se le llama "el primogénito de toda creación". Veamos: cuando en Colosenses 1:15 Pablo dijo que el Mesías es el PRIMOGÉNITO de toda la creación, no estaba diciendo que él fuera el primero en ser creado por Dios, pues ya vimos que en el principio ya existía el Mesías, el Verbo (Jn.1:1), el texto no dice que en el principio Dios creara el Verbo.

Lo que significa esa expresión de Pablo es que el Mesías es el PREEMINENTE O SOBERANO SOBRE TODA LA CREACIÓN, EL REGIDOR DE LA CREACIÓN, la palabra griega utilizada es "prototokos", y resulta que esta palabrita griega significa solo "primogénito", ¡no el primero en ser creado!

Si el Mesías fuera parte de la creación, entonces resulta que ÉL SE HABRÍA CREADO A SÍ MISMO, ya que ese pasaje bíblico dice que por medio de él fueron creadas TODAS las cosas, ¡no solo una parte!, y si todas las cosas fueron creadas por medio de él, entonces él no puede formar parte de lo creado, a no ser que él se hubiera creado a sí mismo, lo cual es un absurdo y una estupidez.

En el texto griego resulta que existe la palabra "protoktistos" que significa "el primero en ser creado", esta palabra es la que Pablo hubiera utilizado si él hubiera enseñado esa patraña de que el Mesías fue el primer ser creado por Dios, entonces Pablo habría dicho lo siguiente: "El PROTOKTISTOS (el primero creado) de la creación", en lugar de decir: "el PROTOTOCOS (primogénito) de la creación".

La doctrina falsa de que el Verbo fue creado al principio choca frontalmente con Juan 1:1, donde se dice bien claro que el Verbo YA EXISTÍA en el principio, es decir, antes de que fueran creados los cielos y la tierra, el Verbo ya existía, NUNCA FUE CREADO. Todas las criaturas comenzaron a existir en Génesis 1:1, cuando el Padre decidió crear el Universo por medio del Verbo, por lo tanto, decir que el Mesías, el Verbo, forma parte de las criaturas es una doctrina perversa y antibíblica.

Por cierto, observe también que en ese pasaje de Colosenses 1:15 Pablo llamó al Mesías la IMAGEN del Dios invisible, es decir, la imagen del Dios Padre. Esto destroza la doctrina satánica del unicitarismo, ya que la imagen de algo no puede ser ese algo. Jesús no es el Dios Padre, sino la imagen del Dios Padre, quien ve a él, ve al Padre, ya que el Padre es como Jesús, los dos piensan igual, y ambos tienen una misma naturaleza divina. Por lo tanto, ese pasaje de Colosenses también habla claramente de los dos dioses, el Padre y el Hijo.

Leamos ahora este pasaje de Hebreos:

 

1 El Poderoso, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por medio de los profetas, 2 en estos últimos días nos ha hablado por medio del Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por medio del cual hizo todas las eras (Heb.1:1-2).

 

El texto enseña que Dios el Padre habló muchas veces en el pasado por medio de los profetas hebreos, lo cual demuestra de forma irrefutable que el Dios Padre es el Dios de Israel, IEVE, ya que fue IEVE quien hablaba por medio de los profetas hebreos. Sin embargo, en estos últimos tiempos nos ha hablado por medio de su Hijo, Y POR MEDIO DEL HIJO EL PADRE CREÓ TODAS LAS COSAS, todas las eras, todos los mundos.

Observe como el texto dice que el Padre fue el Creador supremo, y el Mesías, el Hijo, fue el medio que el Padre utilizó para crear el Universo. Por lo tanto, está bien claro, el Mesías no es el Creador supremo, sino el creador menor, el cual colaboró con el Padre celestial para crear todas las cosas. ¡¡No fue ningún falso dios trino quien creó el Universo!!, sino que fue un Dios supremo, el Padre celestial, quien decidió crear todas las cosas, pues todo procede del Padre, pero él lo creó utilizando al segundo Dios, que es Jesús el Mesías, el Hijo de Dios subordinado al Padre. ¡¡Esta es la verdadera doctrina y la verdadera teología bíblica!!, la cual usted tiene ahora el privilegio de conocer, para que no sea engañado por el sistema iglesiero apostata, el SIA.

Veamos más pasajes del apóstol Juan que destrozan la doctrina diabólica del falso dios trino.

 

15 No améis este mundo ni las cosas que les ofrece porque, cuando amáis al mundo, no tenéis el amor del Padre en vosotros.

16 Pues el mundo sólo ofrece un intenso deseo por el placer físico, un deseo insaciable por todo lo que vemos y el orgullo de nuestros logros y posesiones. Nada de eso proviene del Padre, sino que viene del mundo;

17 y este mundo se acabará junto con todo lo que la gente tanto desea.

Pero el que hace lo que al Poderoso le agrada vivirá en la era venidera. (1Jn.2:15-17).

 

Como puede ver, en ese pasaje Juan habló del Dios supremo, el Padre, al cual llamó DIOS, es decir, el Poderoso. Si Juan hubiera sido un hereje trinitario, entonces él jamás habría escrito eso, sino que habría dicho que Dios es trino, o que Dios es el Padre, el Hijo y el espíritu santo.

Ciertamente Juan enseñó que el Mesías es Dios, un ser poderoso, tal como vimos en Juan 1:1, sin embargo, cuando Juan hablaba del Dios único y supremo SIEMPRE SE REFERÍA AL PADRE, nunca a Jesús el Mesías.

 

9 Todo aquel que ha sido engendrado por el Poderoso no practica el pecado, porque la simiente del Poderoso permanece en él, y no puede pecar, porque ha sido engendrado por el Poderoso. (1Jn.3:9).

 

En ese pasaje Juan mencionó por tres veces al Poderoso o Dios supremo, el Padre. En ninguna parte dijo que este Dios fuera trino. Es el Dios Padre quien nos engendró por medio de su energía o poder, no fue un falso dios trino quien nos engendró.

Por consiguiente, el apóstol Juan jamás enseñó la mentira diabólica de que Dios es trino. Él enseñó de forma muy clara que solo el Padre es el Dios todopoderoso, el Dios supremo, el Creador supremo de todo el Universo, siendo Jesús el Hijo de Dios, es decir, el segundo Dios subordinado al Padre, y que es llamado en el Apocalipsis "el Cordero", el cual se sentó a la diestra del Dios todopoderoso cuando ascendió al cielo (Ap.3:21).

 

3- LA ENSEÑANZA DEL ANTIGUO TESTAMENTO

 

Todos los herejes trinitarios, sean católicos o los mal llamados "evangélicos", enseñan que la doctrina de la trinidad es enseñada también en el Antiguo Testamento. Esta es una de las mayores mentiras y estupideces que se puedan enseñar. En el Antiguo Testamento no existe ni un solo pasaje donde se diga que Dios sea trino, o que el Padre, el Hijo y el espíritu santo sean tres personas divinas y un solo Dios verdadero. Los que enseñan esa patraña no saben de lo que hablan, son auténticos analfabetos bíblicos, o mentirosos patológicos.

La doctrina del espíritu santo como una tercera persona divina es totalmente desconocida en el Antiguo Testamento, y también en el Nuevo Testamento, como demostraré más extensamente después. Acá voy a citar solamente lo que dice iglesia católica romana, en su nuevo Catecismo, sobre este asunto del espíritu santo. Recuerde que esta iglesia católica dice ser trinitaria, sin embargo, enseñan todo lo contrario al trinitarismo. Tome nota, pues es asombroso lo que dice, además de muy cierto:

 

 "La personalidad de Jesús el Mesías es completamente comprobable en la Biblia, pero no hay tal prueba para una personalidad del Espíritu Santo. “El AT [Antiguo Testamento] claramente no describe el Espíritu de Dios como una persona, tampoco en el sentido estrictamente filosófico, ni en el sentido Semítico. El Espíritu de Dios es simplemente el poder de Dios. Si este algunas veces es representado como siendo distintivo para Dios, es porque el aliento de Yahweh actúa exteriormente (Isaías 32:15; 48:16; 63:11).

Muy raramente los escritores del AT atribuyen al Espíritu de Dios emociones o actividad intelectual (Isaías 63:10; Wis. 1:3-7). Cuando tales expresiones son usadas, ellos son meras figuras de discurso que son explicadas por los hechos que la ruah [palabra Hebrea para “Espíritu”] era considerada también como la silla de actos intelectuales y sentimientos (Génesis 41:8). Tampoco es encontrado en el AT o en literatura rabínica la noción de que el Espíritu de Dios es un ser intermediario entre Dios y el mundo. Esta actividad es propia de los ángeles, aunque a ellos es atribuida alguna actividad que en otros lugares es atribuida al Espíritu de Dios” (Nueva Enciclopedia Católica, Vol. XIII, P.574).

 

Ahí lo dice bien claro la propia iglesia católica ¡¡el espíritu santo no es una tercera persona divina, sino el PODER DE DIOS!, como así demostraré más adelante en este librito.

Por lo tanto, el Antiguo Testamento no habla por ninguna parte de un dios trino, eso es una burda mentira del diablo.

Los pasajes que los herejes trinitarios suelen citar para enseñar que el Antiguo Testamento habla de un dios trino son pasajes terriblemente pervertidos y malinterpretados por ellos. Seguidamente vamos a analizar los pasajes que ellos citan:

 

Génesis 1:1-2.

 

En el principio creó Dios los cielos y la tierra.

Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.

 

Los herejes trinitarios siempre dicen que ese pasaje del Génesis habla de una pluralidad en la divinidad, lo cual es absolutamente falso, es mentira. Ese pasaje no dice por ninguna parte que Dios sea una pluralidad, ni mucho menos que Dios sea trino. Sencillamente el pasaje está hablando de un solo Dios, el Creador supremo, que es el Padre, en ninguna parte se dice que Dios sea trino.

Los herejes trinitarios suelen decir que la palabra hebrea traducida por "Dios" es elohim, y dicen que esa palabra significa solamente DIOSES, por lo tanto, dicen que Génesis 1:1 enseña que una trinidad de personas divinas crearon el cielo y la tierra. Sin embargo, el argumento de los trinitarios es totalmente falso, ya que ese pasaje habla de un solo Dios, el Creador supremo, que es el Padre. En Apocalipsis 4:10-11 leemos que fue el Dios Padre quien creó todas las cosas, y por su voluntad existen. Por lo tanto, el Dios o elohim mencionado en Génesis 1:1 se refiere solamente al Dios supremo, el Padre.

Observe también que el verbo, "creó", está en SINGULAR, indicando así que fue un Dios único quien creó los cielos y la tierra.

Y respecto a la palabra hebrea elohim, que ha sido traducida por "Dios", también se puede traducir por "dioses", en plural, PERO TAMBIÉN SE PUEDE TRADUCIR POR "DIOS", EN SINGULAR. Esto significa que dependiendo del contexto, se ha de traducir de una manera u otra, es decir, si se refiere a Dios el Padre, se puede traducir por "Dios", en singular, pero si se refiere a otros dioses, sean humanos o angelicales, se ha de traducir por "dioses", en plural. Veamos unos ejemplos:

Observe como Moisés aplicó la palabra elohim a otros dioses:

 

“Ahora reconozco que IEVE es más grande que todos los dioses (elohim).” “Quien ofrezca sacrificios a los dioses (elohim) será maldito" (Exodo 18:11 y 22:19,20).

 

En ese caso elohim ha sido traducido en plural, dioses, porque se refiere a más de un dios.

 Los jueces de Israel son llamados dioses (elohim), ya que ellos eran seres humanos poderosos dentro de la nación de Israel, ya que juzgaban en nombre de Dios:

 

Dios está en la reunión de los dioses (elohim); en medio de los dioses (elohim) juzga.
 Yo dije: Vosotros sois dioses (elohim), y todos vosotros hijos del Altísimo; pero como hombres moriréis (Salm.82:1, 6-7).

 

Observe como en ese salmo a los jueces de Israel Dios los llama dioses, y seguidamente los llama hijos del Altísimo, indicando así que un hijo de Dios es un dios.

Sin embargo, ahora verá usted como la palabra elohim también se puede referir a una sola persona, EN SINGULAR, sea un dios falso, un dios verdadero, o un ser humano con el poder de Dios:

 La Biblia utiliza la palabra elohim para referirse a un dios falso, un ídolo:

 

 “El pueblo...acudió en masa ante Aarón, y le dijo: 'Anda, haznos un dios (elohim) que vaya delante de nosotros'... Todo el pueblo se quitó los pendientes de oro y se los trajo a Aarón. El los recibió...y fabricó un novillo de fundición. Después les dijo: 'Este es tu dios (elohim), Israel, el que te sacó de Egipto.” (Exodo 32:12).

 

El Dios Padre es llamado elohim, Dios, es decir, el Poderoso:

 

“A ti se te ha mostrado para que sepas que IEVE es Ha-'Elohim y no hay otro fuera de él" (Deut. 4:35).

 

El pasaje dice que IEVE es EL DIOS, es decir, el Dios supremo, y el pasaje se refiere a UN SOLO DIOS, no a un dios trino formado por tres personas divinas. Además, el pasaje dice "no hay otro fuera de ÉL", no dice "fuera de ELLOS", indicando así que ese Dios supremo se refiere solo al Padre celestial, es decir, a una sola persona divina, no a tres.

El propio Moisés fue llamado dios (elohim), en singular, sin embargo, Moisés era una sola persona, no varias:

 

IEVE dijo a Moisés: Mira, yo te he constituido dios (elohim) para Faraón, y tu hermano Aarón será tu profeta. (Ex.7:1).

 

Moisés era un dios, es decir, un ser poderoso, por la sencilla razón de que Dios le dotó con poderes sobrenaturales.

Jesús, también es llamado dios (elohim):

 

Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios (elohim) Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz (Is.9:6).

 

Por consiguiente, esa doctrina de que la palabra hebrea elohim se ha de traducir siempre por dioses, en plural, es falso. Se puede traducir en plural, o también en singular, todo depende del CONTEXTO donde aparezca esa palabra. Se traduce en singular, Dios, cuando se refiere a una sola persona, pero cuando la palabra elohim se refiere a un grupo de personas, o también de ángeles, se ha de traducir por dioses, en plural. En Génesis 1:1 se refiere a una sola persona divina, el Padre, el Creador supremo, por lo tanto, se ha de traducir por Dios, en singular, jamás por dioses.

El verso 2 menciona al espíritu de Dios, es decir, el espíritu santo.

Muchos trinitarios dicen que ese pasaje enseña que el espíritu santo es una tercera persona divina, pero eso es mentira. La palabra hebrea que ha sido traducida por espíritu" es RUAJ, que significa VIENTO. El propio Jesús enseñó que el espíritu santo es el VIENTO o aliento de Dios:

 

El viento sopla de donde quiere, y oyes su sonido; mas ni sabes de dónde viene, ni a dónde va; así es todo aquel que es nacido del Espíritu. (Jn.3:8).

 

La palabra griega que ha sido traducida por espíritu en ese pasaje es PNEUMA, que significa aire, viento.

Por lo tanto, cuando en Génesis 1.2 leemos que el espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas, lo que está diciendo sencillamente es que el viento o aliento de Dios se movía sobre la faz de las aguas. De ninguna manera se refiere a una tercera persona divina, ya que el viento o aliento no es una persona divina, sino que el viento o aliento (ruaj) es una ENERGÍA, quedando así demostrado que el espíritu santo, o espíritu de Dios, es la energía o poder de Dios. Pero esto lo veremos mucho más extensamente más adelante, cuando veamos lo que enseña la Biblia sobre el espíritu santo.

 

Génesis 1:26-27.

 

Este es el otro pasaje donde los herejes trinitarios pretenden basar la gran mentira de que Dios es trino. Veamos lo que dice ese pasaje:

 

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. (Gen.1:26-27).

 

Como puede ver, el texto no dice por ninguna parte que Dios sea trino. En este pasaje se ve a UN DIOS HABLANDO CON OTRO DIOS, y le propone hacer al hombre a imagen y semejanza de ellos, es decir, con un parecido físico a estos dos dioses creadores. Esto es muy importante que lo entienda: no es un "Dios plural" quien está hablando, sino que es un solo Dios quien le habla a otro Dios. Por ejemplo, si yo le digo a mi hijo: "hagamos un muñeco de barro a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza", yo no estoy diciendo de ninguna manera que mi hijo y yo seamos una trinidad, es decir, tres personas en una, simplemente yo le propongo a mi hijo hacer un muñeco de barro a nuestra imagen y semejanza. Exactamente lo mismo es lo que Dios el Padre hizo. Él es el Creador supremo, el gran Arquitecto universal, y entonces decidió crear al hombre, y le propuso a su Hijo Jesús el Mesías hacerlo a imagen y semejanza de ellos.

¿Cómo sabemos que el Dios Padre estaba hablando con Jesús el Mesías?, pues muy sencillo, porque fue el Dios Padre quien creó todas las cosas POR MEDIO DE SU HIJO JESÚS (Jn.1:3, 10, 1Co.8:6, Col.1:15-17, Heb.1:1-2). Fueron estos dos dioses, el Padre y el Hijo, quienes crearon al hombre a imagen y semejanza de ellos. Dios no estaba hablando con los ángeles, sino que estaba hablando únicamente con el segundo Dios, Jesús el Mesías, el cual ejecutó la obra creadora procedente del Padre. Fue este Dios Padre quien decidió crear todas las cosas, por su voluntad existen todas las cosas y fueron creadas (Ap.4:11), y el Mesías fue quien ejecutó esa obra creadora. Fue el Mesías quien bajó del cielo a la tierra y creó el cuerpo de Adán del polvo de la tierra, después sopló en su nariz el aliento de vida, el espíritu, y Adán se convirtió en un alma viviente (Gen.2:7).

 

Génesis 3: 22.

 

Este es el otro pasaje donde los trinitarios herejes pretenden basar esa patraña diabólica y demencial de que Dios es una trinidad de personas divinas. Leamos el pasaje:

 

Y dijo IEVE Dios: He aquí el hombre es como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal; ahora, pues, que no alargue su mano, y tome también del árbol de la vida, y coma, y viva para siempre.

 

En este pasaje ocurre lo mismo que en Génesis 1:26-27. El Dios Padre estaba hablando con Jesús el Mesías, y le dijo que el hombre llegó a ser como uno de ellos, en el sentido de conocer el bien y el mal. Este pasaje no dice por ninguna parte que Dios sea trino, simplemente un Dios, el Padre, estaba hablando con el otro Dios, Jesús el Mesías.

 

Génesis 19:24.

 

Este es otro pasaje donde los herejes trinitarios pretenden basar la doctrina diabólica de que Dios es trino, formado por tres personas divinas, el Padre, el Hijo y el espíritu santo. Veamos el pasaje:

 

Entonces IEVE hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de IEVE desde los cielos;

 

¿Dice ese texto que Dios es trino?, ¡¡de ninguna manera!!

Solo un embustero puede decir que ese texto habla de un dios trino. El pasaje simplemente menciona a DOS DIOSES que se llaman igual: IEVE. Si leemos el contexto, veremos que un ser divino llamado IEVE, bajó a la tierra en forma de varón, acompañado por dos ángeles también en forma de varones, y los tres varones se aparecieron a Abraham en el encinar de Mamré (Gen.18;1-2). Los dos ángeles se fueron a Sodoma para rescatar a Lot y para destruir esas dos ciudades de Sodoma y Gomorra, mientras que Abraham se quedó hablando con el tercer varón, el cual se llamaba IEVE (Gen.18:22).

Esto es tremendamente importante. Observe como este Dios llamado IEVE se quedó hablando con Abraham. ¡¡Este Dios era un VARÓN, pero resulta que se llamaba IEVE!!. Obviamente este varón celestial no era el Dios supremo, el Padre, por la sencilla razón de que en Juan 1:18 leemos que A DIOS, EL PADRE, NADIE LE VIO JAMÁS.

Ya demostré anteriormente que el Dios de Israel, IEVE, es el Padre celestial, esto es irrefutable. Sin embargo, en Génesis 18 resulta que otro Dios, llamado también IEVE, se apareció a Abraham en el encinar de Mamré. Esta es una de las revelaciones más importantes de toda la Biblia, la cual es rechazada por todos los judíos apostatas, y también por la cristiandad apostata.

¿Quién era ese varón celestial llamado IEVE que se apareció a Abraham en el encinar de Mamré?. Sencillamente era EL SEGUNDO DIOS, LLAMADO TAMBIÉN IEVE, y este segundo IEVE era el propio Jesús el Mesías, el Verbo de Dios.

El pasaje en ninguna parte dice que Dios sea trino, lo que menciona claramente este pasaje bíblico es a dos entidades divinas que se llaman igual: IEVE. Uno es el IEVE supremo, el Padre, el cual está en el cielo, y ningún ser humano le vio jamás, y el segundo IEVE era quien descendió a la tierra, acompañado por dos ángeles, y se apareció a Abraham en el encinar de Mamré.

Sabiendo esto, entonces ya podemos entender perfectamente el pasaje de Génesis 19:24. Sencillamente este varón celestial llamado IEVE hizo llover sobre Sodoma y Gomorra azufre y fuego DE PARTE DE IEVE desde los cielos. El pasaje está mencionando de forma clara e irrefutable a estos dos dioses llamados IEVE. Uno es el IEVE supremo que está en el cielo, y el otro es el segundo IEVE en forma de varón que descendió a la tierra para hablar físicamente con Abraham en el encinar de Mamré.

Hay muchos más pasajes en la Biblia donde se mencionan a estos dos dioses llamados IEVE, esto lo demuestro en varios libros más míos.

 

Salmo 45:6-7.

 

Este es otro pasaje donde los herejes trinitarios afirman que habla del dios trino. Veamos como mienten esos trinitarios analfabetos bíblicos. Leamos el pasaje:

 

Tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre; Cetro de justicia es el cetro de tu reino. Has amado la justicia y aborrecido la maldad; por tanto, te ungió Dios, el Dios tuyo, con óleo de alegría más que a tus compañeros.

 

¿Dónde dice ese pasaje que dios sea trino?, ¡¡en ninguna parte!!

Los herejes trinitarios sencillamente lo que hacen es retorcer y pervertir de forma satánica ciertos pasajes de las Escrituras, para hacerlos decir lo que ellos quieren que diga. Ese salmo en ninguna parte habla de un falso dios trino. ¿De quién habla entonces? Pues veamos. Resulta que ese salmo es citado en Hebreos 1:8-9, y mire lo que dice:

 

Mas del Hijo dice: Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo; cetro de equidad es el cetro de tu reino. Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, con óleo de alegría más que a tus compañeros.

 

¿Lo ha leído bien?. ¡¡Ese salmo 45 está hablando del HIJO de Dios, es decir, de JESÚS EL MESÍAS!!, y en el salmo se le llama DIOS, es decir, poderoso. Pero resulta que seguidamente dice que hay otro Dios SUPERIOR A ÉL, pues dice que le ungió Dios, EL DIOS SUYO, o dicho en otras palabras, el pasaje dice que el Hijo tiene a un Dios sobre él, a un Dios mayor, supremo, que es el Padre celestial, el cual ungió a su Hijo.

Por lo tanto, ese salmo 45 está mencionando claramente a los DOS DIOSES, que son el Padre y el Hijo, pero siendo el Padre el Dios supremo, el Dios del Hijo. ¡¡Esto no tiene que ver absolutamente nada con la doctrina satánica del trinitarismo!!. El pasaje no habla de tres personas divinas por ninguna parte, ¡¡sino de dos!!, que son el Padre y el Hijo, y estos dos dioses tienen el mismo nombre: IEVE, ya que el Hijo se llama igual que su Padre celestial.

Era este segundo IEVE quien descendía a la tierra y se aparecía a los seres humanos. Los primeros humanos que vieron a este segundo IEVE, que es Jesús el Mesías, fueron Adán y Eva. El Génesis dice que este Dios llamado IEVE se paseaba físicamente por el huerto del Edén al aire del día, y después de que Adán y Eva desobedecieron a Dios ellos oyeron sus pasos y se escondieron de su presencia entre los árboles del huerto (Gén.3:8).

Por lo tanto, esta enseñanza bíblica es de una claridad extrema. Tanto el Antiguo como el Nuevo Testamento hablan de estos dos dioses llamados IEVE, que son el Padre y el Hijo.

Al Padre celestial, el Dios supremo, nadie le vio jamás, sin embargo, al Hijo sí que le vieron los seres humanos. Era este segundo Dios, llamado IEVE, quien descendía a la tierra en forma de varón celestial, y habló cara a cara con Abraham, con Moisés, etc. Pero esto lo veremos más ampliamente después.

Muchos suelen citar la Shemá hebrea, mencionada en Deuteronomio 6:4, para negar esta gran verdad bíblica de la existencia de los dos dioses llamados IEVE. Ellos dicen que solo existe un Dios llamado IEVE, no dos, porque la Shemá dice lo siguiente:

 

Oye, Israel: IEVE nuestro Dios, IEVE uno es.

 

¿Quién es ese IEVE único mencionado en la Shemá?, ¡es el PADRE celestial!!, él es el Dios único, porque no hay otro Dios como él. El propio apóstol Pablo citó la Shemá, diciendo que para nosotros hay UN DIOS, y este Dios único es EL PADRE, de quien proceden todas las cosas (1Co.8:4, 6).

Jesús también citó la Shemá hebrea para referirse a su Padre celestial (Mr.12:28-32). Esto demuestra de forma irrefutable que ese Dios único, supremo, mencionado en la Shemá hebrea ES SOLAMENTE EL PADRE CELESTIAL. La Shemá hebrea no tiene que ver nada con ningún falso dios trino.

Lo que enseña la Shemá sencillamente es que el Dios supremo, el Padre, es un Dios único, es el Dios supremo, no existe otro Dios igual a él, PERO ESE PASAJE NO NIEGA LA EXISTENCIA DE OTROS DIOSES INFERIORES A ÉL. Estos dioses inferiores al Padre y subordinados a él son sencillamente los hijos de Dios, sean los hijos de Dios celestiales, es decir, los ángeles, o los seres humanos, como por ejemplo lo eran lo jueces de Israel (Sal.82:1, 6). Tanto los ángeles, como los seres humanos poderosos, son llamados elohim (dioses) en la Biblia. Todos estos dioses o seres poderosos están sometidos al Dios supremo, que es el Padre celestial, por eso es que Moisés dijo bien clarito que IEVE, el Padre, es el DIOS DE DIOSES, y el Señor de señores, vamos a leerlo:

 

Porque IEVE vuestro Dios es Dios de dioses y Señor de señores, Dios grande, poderoso y temible, que no hace acepción de personas, ni toma cohecho (Dt.10:17).

 

En la Shemá hebrea mencionada en Deuteronomio 6:4 no se niega la existencia del segundo Dios llamado también IEVE, y que es Jesús el Mesías, no existe ninguna contradicción, ya que este segundo IEVE es inferior al IEVE supremo, el Padre, por eso es que Jesús dijo que el Padre es mayor que él y que todos (Jn.14:28, 10:29).

Usted tiene ahora la oportunidad de conocer esta gran verdad bíblica de los dos dioses, el Padre y el Hijo, una verdad sublime que ha sido ocultada y pervertida tanto por los judíos apostatas monoteístas, por los unicitarios, y también por la cristiandad apostata trinitaria.

La Biblia es muy clara en este asunto de la existencia de estos dos dioses, que son el Padre y el Hijo, los dos se llaman igual, IEVE, pero solo el IEVE Padre es el Dios supremo, el Dios del Hijo, no existe otro Dios igual al Padre celestial, por eso es que Jesús le llamó el ÚNICO DIOS VERDADERO (Jn.17:3), indicando así que el Padre celestial es el IEVE supremo y único mencionado en la Shemá hebrea, sin embargo, Jesús es ese segundo IEVE, inferior al Padre, mencionado en la Biblia y que se aparecía a los seres humanos.

 

Isaías 6:8.

 

Este es el otro pasaje donde los herejes trinitarios pretender ver al falso dios trino en el Antiguo Testamento. Vamos a leerlo:

 

Después oí la voz del Señor, que decía: ‘¿A quién enviaré, y quién irá por nosotros?’ Entonces respondí yo: ‘Heme aquí, envíame a mí.

 

Como puede ver, el pasaje no dice por ninguna parte que Dios sea trino. Solo un vulgar embustero analfabeto bíblico puede citar ese pasaje de Isaías para enseñar la burrada de que Dios es trino.

Ese pasaje es muy semejante a Génesis 1:26-27. Sencillamente está hablando un Dios, y le preguntó al profeta Isaías que a quien enviaría, y quien irá por NOSOTROS, indicando así que hay más de un Dios. Ya hemos visto en este librito como se refiere a los dos dioses, el Padre y el Hijo. El texto no habla de tres dioses, ni de un dios formado por tres personas divinas, sino que está hablando de más de un Dios, pues dice "nosotros", y estos dioses son el Dios supremo, el Padre, y el Verbo, que es Jesús el Mesías.

Por cierto, ha de saber usted que hay ciertos rabinos judíos estudiosos de las Sagradas Escrituras Hebreas que desde hace muchos siglos también creen en la existencia de los dos dioses mencionados en el Tanak, el Antiguo Testamento. Estos judíos ortodoxos llaman a este segundo Dios el METATRÓN, y ellos también lo identifican como un segundo IEVE en forma de ángel poderoso, pero inferior al IEVE supremo.

La palabra "Metatrón" no se encuentra en la Biblia, ni en el Antiguo ni en el Nuevo Testamento, PERO LA FIGURA DE ESTE SEGUNDO DIOS, INFERIOR AL PADRE, SÍ QUE APARECE EN LA BIBLIA, Y SE REFIERE A JESÚS EL MESÍAS, EL HIJO DE DIOS.

Leamos lo que dice la Wikipedia sobre este segundo Dios llamado por esos rabinos judíos el Metatrón, ya que es impresionante:

 

Metatrón es el nombre de un ángel presente en el judaísmo y algunas ramas del cristianismo. Sin embargo, no hay ninguna referencia a él en el Tanaj judío (el Antiguo Testamento de los cristianos) ni en el Nuevo Testamento cristiano.

En la versión talmúdica leída por el erudito karaíta Kirkisani, Metatrón es una figura misteriosa llamada «Yhwh menor».

Curiosamente, el término hebreo metatrón es numéricamente equivalente a Shaddai, de acuerdo con el gematría hebreo, por lo que se dice que tiene un ‘nombre como su amo’.

El Talmud también registra un incidente con Elisha ben Abuya, también llamado Aher (‘otro’), de quien se decía que había entrado en el Paraíso y había visto a Metatrón sentado (una posición que en el Cielo sólo se le permite a Yahvé mismo). Por lo tanto, Elisha ben Abuya consideró que Metatrón era una deidad, y dijo: «¡Realmente hay dos poderes en el cielo!».

Los rabinos explican que a Metatrón se le permitió sentarse debido a su función como escriba celestial, que registra todos los hechos de Israel.

https://es.wikipedia.org/wiki/Metatr%C3%B3n

 

Como puede ver, estos judíos rabínicos sí que creían y creen también en un segundo IEVE, el IEVE menor, el cual es un segundo Dios que está en el cielo, subordinado al IEVE supremo, el Padre celestial. Obviamente estos judíos ortodoxos aún no han llegado a conocer que este segundo Dios es Jesús el Mesías, el Hijo de Dios y el Mesías poderoso de Israel, pero un día lo conocerán y lo aceptarán.

 

 

Isaías 48:16.

 

Este es el otro pasaje donde los herejes trinitarios pretenden basar la doctrina diabólica del falso dios trino. Leamos el texto:

 

Acercaos a mí, oíd esto: ‘desde el principio no hablé en secreto; desde que eso se hizo, allí estaba yo; y ahora me envió IEVE el Señor, y su espíritu.

 

Como puede ver, ese texto no dice por ninguna parte que Dios sea trino. Simplemente está mencionando a los dos dioses.

Observe como en este pasaje está hablando un Dios, y dice que desde el principio de la creación ahí estaba él, lo cual armoniza con Juan 1:1, donde se dice que en el principio ya existía el Verbo, es decir, Jesús el Mesías.

Seguidamente dice que le envió IEVE el Señor y su espíritu, es decir, simplemente dice que IEVE, el Padre, y su espíritu o energía, envió a este segundo Dios, que es el Mesías, lo cual armoniza perfectamente con estas palabras de Jesús:

 

Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito:

espíritu del Señor está sobre mí, por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; a pregonar libertad a los cautivos, y vista a los ciegos; a poner en libertad a los oprimidos, a predicar el año agradable del Señor.

Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él. Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros. (Lc.4:17-21).

 

Dios el Padre, por medio de su energía o poder, envió a su Hijo Jesús. Jamás dice la Biblia que un dios trino envió a Jesús, sino que fue el Padre quien le envió por medio de su espíritu. Este pasaje no tiene que ver absolutamente nada con ningún falso dios trino.

 

4- PASAJES DEL NUEVO TESTAMENTO QUE SUELEN CITAR LOS TRINITARIOS

 

A continuación, vamos a estudiar los pasajes del Nuevo Testamento que los herejes trinitarios siempre citan para intentar basar la doctrina diabólica de que Dios es un misterioso ser trino.

 

Mateo 3:16-17.

 

16 Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos le fueron abiertos, y vio al espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él. 17 Y hubo una voz de los cielos, que decía: ‘Este es mi hijo amado, en quien tengo complacencia (Mt.3:16-17).

 

¿Dice ese pasaje que Dios sea trino?, ¡¡de ninguna manera!!, el texto simplemente menciona a Jesús, al espíritu de Dios y la voz de Dios el Padre. En ninguna parte se dice que los tres formen un solo Dios.

Observe que el texto dice que el espíritu de Dios descendió sobre Jesús "como paloma". El texto no dice que el espíritu de Dios sea un pájaro con plumas, una paloma, sino que descendió en forma corporal, como paloma. Lea Lucas 3:22.

Esto es muy importante y revelador. Observe que no se mencionan tres personas divinas, ¡¡sino DOS!!, que son Jesús el Mesías, cuando fue bautizado en el río Jordán, y luego la voz del Dios Padre, diciendo que Jesús era su Hijo amado, sin embargo, ¡¡el espíritu santo NO SE MANIFESTÓ COMO OTRA PERSONA, sino como paloma!!, y una paloma no es una persona divina. Esto demuestra irrefutablemente que el espíritu de Dios no es una tercera persona divina, sino el poder o energía de Dios, y ese poder de Dios se puede manifestar de diferentes formas, como un viento recio, como lenguas de fuego, o como una paloma. Más adelante estudiaremos lo que dice la Biblia sobre el espíritu santo.

 

Mateo 28:19.

 

Este es uno de los pasajes más utilizados por los herejes trinitarios para basar la doctrina diabólica del falso dios trino. Lo que ellos no saben es que ese pasaje es más falso que Judas, ya que Jesús jamás pronunció esas palabras. Leamos el texto:

 

“Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre , y del Hijo, y del Espíritu Santo.”

 

Observe que ese pasaje simplemente se nombra al Padre, al Hijo y al espíritu santo, ¡¡pero NO se dice por ninguna parte que los tres sean UN SOLO DIOS!!, por lo tanto, este pasaje no sirve para apoyar la doctrina de la trinidad, simplemente menciona al Padre, al Hijo y al espíritu santo.

Pero si los trinitarios aun insisten que ese texto enseña la trinidad, han de saber que ese pasaje jamás lo pronunció Jesús, sino que es una burda falsificación añadida hacia el siglo 2.

Se sabe a ciencia cierta que el Evangelio de Mateo fue escrito originalmente en hebreo, ¡no en griego!, y resulta que en el texto original hebreo de Mateo no se encontraba esa fórmula bautismal.

El historiador eclesiástico Eusebio de Cesarea, del siglo 4º D.C., dijo que los discípulos de Jesús el Mesías salieron en el nombre de Jesús el Mesías a predicar el Evangelio, veamos lo que escribió Eusebio respecto al final del Evangelio de Mateo:

 

"Todos los demás apóstoles fueron amenazados de muerte con innumerables maquinaciones, y fueron expulsados de Judea y se dirigieron a todas las naciones para la enseñanza del mensaje con el poder de Jesús el Mesías, que les había dicho: «Id, y haced discípulos a todas las naciones».

Historia Eclesiástica, Libro III, capítulo 5:2

 

Como puede ver, Eusebio de Cesarea no mencionó esa fórmula de bautismo por ninguna parte, porque sencillamente no se encontraba en la versión hebrea del Evangelio de Mateo.

El libro de Hechos dice que los apóstoles bautizaban a los creyentes únicamente en el nombre de Jesús el Mesías, lo cual demuestra que los apóstoles también desconocían totalmente esa fórmula "trinitaria" de bautismo que hoy aparece en las diversas traducciones bíblicas. Ellos jamás bautizaron "en el nombre del Padre, del Hijo y del espíritu santo", ¡¡sino que se bautizaran únicamente en el nombre del Señor Jesús!!, he aquí las pruebas:

 

"Pedro les contestó: Arrepentíos, y bautizaos EN EL NOMBRE DE JESÚS EL MESÍAS, para perdón de vuestros pecados..." (Hch.2:38).

 

"...solo habían sido bautizados EN EL NOMBRE DEL SEÑOR JESÚS EL MESÍAS," (Hch.8:16).

 

"Y mandó bautizarlos EN EL NOMBRE DE JESÚS EL MESÍAS " (Hch.10:48).

 

"Entended esto: todos los que hemos sido BAUTIZADOS EN EL NOMBRE DEL MESÍAS JESÚS, por el hecho mismo del bautismo estamos unidos a él en su muerte." (Ro.6:3).

 

Si Jesús hubiera pronunciado esas palabras registradas en Mateo 28:19, ¡¡entonces resulta que sus apóstoles no le habrían hecho caso a Jesús, al bautizar ÚNICAMENTE en el nombre del Señor Jesús!!

Por consiguiente, esa versión de Mateo 28:19 que aparece en las Biblias es una versión falsa y apócrifa, jamás pronunciada por Jesús, y que debió ser introducida por alguna mano fraudulenta en la traducción griega que se hizo de la versión hebrea del Evangelio de Mateo.

La respuesta que los herejes trinitarios suelen dar es absolutamente falsa y estúpida. Ellos dicen que el bautismo únicamente en el nombre de Jesús era solamente para los judíos que se convertían a Jesús el Mesías, pero que los gentiles eran bautizados en el nombre del Padre, del Hijo y del espíritu santo. Eso que dicen ellos es una espantosa mentira del diablo, por la sencilla razón de que no existe ni un solo texto en el Nuevo Testamento donde los gentiles fueran bautizados con la fórmula "trinitaria", y en segundo lugar, resulta que el soldado romano Cornelio y su familia eran gentiles, y Pedro ordenó que ellos fueran bautizados solamente en el nombre de Jesús el Mesías (Hch.10:48). Y no solo eso, en Romanos 6:3 el apóstol Pablo dijo a los cristianos de la iglesia de Roma, que era gentiles casi todos ellos, que habían sido bautizados en el nombre del Mesías Jesús, ¡¡no en el nombre de un falso dios trino!!

 

1 Corintios 12:4-6.

 

Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el espíritu es el mismo. 5 Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. 6 Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo.

 

¿Dice ese texto de Pablo que Dios sea trino?, ¡¡en ninguna parte!!. Ese texto menciona a Jesús el Mesías, y al Dios Padre, como voy a demostrar.

En ese pasaje y en su contexto Pablo estaba hablando de los dones espirituales, y estos dones son dados por el espíritu. Leamos el pasaje:

 

Pero a cada uno le es dada la manifestación procedente del Espíritu para provecho.

Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo Espíritu; a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu.

A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas.

Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere. (1Co.12:7-11).

 

Observe que esos dones espirituales o manifestaciones son otorgados por el espíritu.

Pues bien, veamos quien es el que da esos dones espirituales:

 

Pero a cada uno de nosotros fue dada la gracia conforme a la medida del don del Mesías.

Por lo cual dice: Subiendo a lo alto, llevó cautiva la cautividad, y dio dones a los hombres.

Y eso de que subió, ¿qué es, sino que también había descendido primero a las partes más bajas de la tierra?

El que descendió, es el mismo que también subió por encima de todos los cielos para llenarlo todo.

Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo del Mesías (Efe.4:7-12).

 

Ahí lo tiene, más claro no puede ser. ¡¡Quien da los dones espirituales a su Iglesia es JESÚS EL MESÍAS!!, es él quien dio esos dones a los hombres después de ascender al cielo. Por lo tanto, cuando Pablo dijo que es el espíritu quien da y reparte esos dones como él quiere, solo se estaba refiriendo a Jesús, ya que Pablo enseñó que el Mesías es espíritu:

 

Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante. (1Co.15:45).

 

El postrer Adán es Jesús el Mesías, él es un espíritu que da vida. Incluso en el Apocalipsis Jesús el Mesías también es llamado "el espíritu", pues fue él quien dio los mensajes a las siete iglesias, y en cada uno de esos mensajes se dice "oiga lo que el ESPÍRITU dice a las iglesias" (Ap.2:7, 11, etc.), refiriéndose a Jesús.

En 1Corintios 12:4-6 el apóstol Pablo sencillamente mencionó a Jesús el Mesías, el espíritu, que es quien dio los dones espirituales a su Iglesia. Luego a Jesús le llama el Señor, y seguidamente menciona al Dios supremo, el Padre, que es quien hace todas las cosas.

Observe también algo muy importante, y es que en este pasaje Pablo LLAMÓ DIOS SOLAMENTE AL PADRE. Si Dios fuera trino, entonces Pablo jamás habría dicho esas palabras, sino que habría dicho que esos dones espirituales los da un dios trino, que es Padre, Hijo y espíritu santo, sin embargo, Pablo en ese pasaje llamó Dios solamente al Padre, y a Jesús lo llamó el espíritu, y le llamó también el Señor.

 

 2 Corintios 13:14.

 

La gracia del Señor Jesús el Mesías, el amor de Dios, y la comunión del espíritu santo sean con todos vosotros. Amén.

 

Los herejes trinitarios siempre citan ese pasaje para enseñar que Dios es trino, pero resulta que ese texto de Pablo no dice por ninguna parte que Dios sea trino, simplemente menciona a Jesús el Mesías, luego a Dios, es decir, al Padre, y luego al espíritu santo. En ninguna parte se dice que los tres sean un solo Dios.

Pero eso no es todo, si se da cuenta, PABLO LLAMÓ DIOS SOLAMENTE AL PADRE. Ni a Jesús, ni al espíritu santo, los llamó Dios en ese pasaje, indicando así de forma clara e irrefutable que Pablo jamás enseñó esa mentira diabólica de que Dios esté formado por el Padre, el Hijo y el espíritu santo.

Los apostatas y falsos pastores trinitarios también suelen citar este pasaje para decir la mentira de que el espíritu santo es una tercera persona divina, y que tenemos que tener comunión con él. Sin embargo, en ese texto no se dice por ninguna parte que tengamos que tener comunión CON el espíritu santo. Lo que Pablo dijo es "la comunión DEL espíritu santo", que es muy diferente. Lo que significa esa expresión es que la común unión que tenemos los cristianos es por medio del espíritu de Dios, es decir, por medio de la energía o poder de Dios.

El apóstol Juan dijo que la comunión que tenemos los cristianos es CON EL PADRE Y CON EL HIJO, y también unos hermanos con otros:

 

3 Os anunciamos lo que nosotros mismos hemos visto y oído, para que vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo, Jesús el Mesías. (1Jn.1:3).

 

Ahí lo tiene, la comunión, o unión en común, es de unos hermanos con otros, y también con el Padre y con su Hijo Jesús el Mesías, ¡¡no con el espíritu santo!!. Jamás dice la Biblia que tengamos que tener comunión con el espíritu santo. La comunión es con los dos dioses, el Padre y el Hijo, y nunca con el espíritu santo, por la sencilla razón de que no es una tercera persona divina, sino el poder o energía de Dios, como veremos después.

 

Efesios 4:4-6.

 

Veamos este otro pasaje que siempre citan los herejes trinitarios para enseñar esa doctrina falsa y diabólica de que Dios es trino.

 

un cuerpo, y un espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación. 5 Un Señor, una fe, un bautismo, 6 un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos. (Efesios 4:4-6).

 

Citar ese pasaje para decir que Dios es trino es de locos. Observe que en ese texto Pablo llamó Dios únicamente AL PADRE.

Pablo mencionó el espíritu de Dios, al Señor Jesús el Mesías, y al Dios Padre, pero en ninguna parte dijo que los tres formen un solo Dios. Si Pablo hubiera sido un hereje trinitario, entonces él habría dicho esto: "un Dios y Padre, un Señor Jesús el Mesías, y un espíritu santo, y los tres son un solo Dios", sin embargo, él solo llamó Dios al Padre.

 

1Pedro 1:2.

 

Acá tenemos otro pasaje bíblico donde los herejes trinitarios pretender ver a un dios trino:

 

elegidos según la presciencia de Dios Padre en santificación del espíritu, para obedecer y ser rociados con la sangre de Jesús el Mesías: Gracia y paz os sean multiplicadas. (1Pe.1:2).

 

En este pasaje ocurre igual que en el anterior. Pedro llamó Dios únicamente al Padre. Luego mencionó el espíritu, y luego a Jesús el Mesías. El texto destroza la doctrina diabólica del trinitarismo, ya que la palabra "Dios" no se aplica a los tres, sino solamente al Padre celestial.

 

Judas 1:20-21.

 

Pero vosotros, amados, edificándoos sobre vuestra santísima fe, orando en el espíritu santo, 21 conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesús el Mesías para vida eterna. (Jud.1:20-21).

 

En ese texto el apóstol Judas Tadeo enseñó lo mismo que el apóstol Pablo en los pasajes anteriores. El texto menciona primero al espíritu santo. Luego menciona el amor de Dios el Padre, y luego menciona al Señor Jesús el Mesías, es decir, ¡¡solo llama Dios al PADRE!!, por ninguna parte dice que Dios sea trino, ni que el Padre, el Hijo y el espíritu santo sean un solo Dios.

Por lo tanto, como puede ver, todos los pasajes bíblicos que dan los herejes trinitarios para intentar demostrar que Dios es trino son pasajes terriblemente pervertidos y retorcidos por todos esos apostatas de la fe.

Ninguno de los apóstoles enseñó jamás que Dios sea trino, esta doctrina diabólica fue introducida por el diablo en la iglesia católica romana, y de esta iglesia falsa y perversa pasó al resto de iglesias falsas que salieron de Roma, y que son las mal llamadas "evangélicas".

 

 

5- ESTE ES EL VERDADERO DIOS Y LA VIDA ETERNA. 1JUAN 5:20

 

Uno de los principales pasajes citados por los falsos cristianos trinitarios, y también por los unicitarios, es 1Juan 5:20, que dice lo siguiente:

 

Pero sabemos que el Hijo de Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento para conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna (Reina Valera de 1960).

 

Los trinitarios dicen que ese pasaje enseña que Dios es trino, y los unicitarios dicen que ese único Dios verdadero es Jesús. Veamos como mienten ambos, ponga mucha atención porque va a conocer la verdadera interpretación de ese pasaje:

Entre usted en primer lugar en este sitio web: http://www.biblegateway.com/passage/?search=1JOHN%205&version=42;61

Y ahí podrá leer esto:

 

Esa versión bíblica es la Nueva Versión Internacional (NVI). El verso 20 dice así:

 

“También sabemos que el Hijo de Dios ha venido y nos ha dado entendimiento para que conozcamos al Dios verdadero. Y estamos con el Verdadero, con[b] su Hijo Jesucristo. Éste es el Dios verdadero y la vida eterna!

 

Como puede ver, en la palabra “con” hay una nota con la letra [b], que dice lo siguiente:

 

“1 Juan 5:20 con. Alt. por medio de.”

 

Es decir, ¡¡resulta que hay una lectura o traducción alternativa de ese pasaje!!, que es la correcta, y que se lee así: “POR MEDIO DE”.

Esto significa que la lectura correcta de 1Juan 5:20 sería esta:

 

Y estamos con el Verdadero, POR MEDIO DE su Hijo Jesucristo. Éste es el Dios verdadero y la vida eterna.”

 

Por lo tanto, esto significa que Jesús no es ese Dios verdadero, ¡sino solo el Dios Padre! Es decir, estamos con el Dios verdadero POR MEDIO DE SU HIJO JESÚS, si estamos unidos a Jesús, entonces estamos unidos también con el Dios verdadero, que es el Padre. Jesús es sencillamente el MEDIADOR, el cual nos une con el Dios Padre, el Dios verdadero.

Observe también como 1Juan 5:18-20 está hablando de dos personas: el Padre y el Hijo, y dice que Jesús ha venido para DARNOS A CONOCER AL DIOS VERDADERO. Ahora bien, leamos lo que dice Juan 1:18, 17:26:

 

“A Dios nadie le vio jamás; el unigénito Hijo, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.”

“Y les he dado a conocer tu nombre, y lo daré a conocer aún, para que el amor con que me has amado, esté en ellos, y yo en ellos.”

 

Ahí lo tiene bien claro. En esos pasajes se dice que Jesús NOS HA DADO A CONOCER AL DIOS PADRE, el cual es el único Dios verdadero (Jn.17:3), por lo tanto, ¡ese verdadero Dios de 1Juan 5:20 SOLO PUEDE SER EL DIOS SUPREMO, EL PADRE, nadie más, ya que fue al Padre a quien Jesús dio a conocer.

El pasaje de 1Juan 5:20 termina diciendo: “Este es el verdadero Dios y la vida eterna”.

Los trinitarios y los unicitarios enseñan la mentira de que ese “Este” se refiere a la persona mencionada anteriormente, es decir, a Jesucristo, pero eso es un gran error, por dos razones:

 

a) Porque anteriormente Juan ha dicho bien claro que Jesús vino para darnos a conocer al Dios verdadero, y ya hemos visto que ese único Dios verdadero es el Padre, ya que Jesús vino para darnos a conocer el Padre, por lo tanto, Juan al final de la frase no iba a decir otra cosa totalmente diferente, contradiciéndose a sí mismo.

 

b) El hecho de que la palabra “Este” aparezca justo después de la palabra “Jesucristo” esto no significa que ese “Este” se refiera a Jesucristo, y pondré varios ejemplos tomados del Nuevo Testamento donde se demuestra esto de forma clara:

 

“Cuando llegó la noche, vino un hombre rico de Arimatea, llamado José, que también había sido discípulo de Jesús. Este fue a Pilato y pidió el cuerpo de Jesús. Entonces Pilato mandó que se le diese el cuerpo.” (Mt.27:57-58).

 

Como podemos ver, la palabra “Este” está justo después de Jesús, sin embargo, no fue Jesús quien pidió a Pilato el cuerpo de Jesús, sino que fue José de Arimatea quien pidió a Pilato el cuerpo muerto de Jesús.

 

“Andrés, hermano de Simón Pedro, era uno de los dos que habían oído a Juan, y habían seguido a Jesús. Este halló primero a su hermano Simón, y le dijo: Hemos hallado al Mesías (que traducido es el Cristo) (Jn.1:40-41).

 

En este pasaje aparece una vez más la palabra “Este” justo después de la palabra Jesús, sin embargo, no se está refiriendo a Jesús, sino a Andrés.

 

Y había en Capernaum un oficial del rey, cuyo hijo estaba enfermo. Este, cuando oyó que Jesús había llegado de Judea a Galilea, vino a él y le rogó que descendiese y sanase a su hijo, que estaba a punto de morir.” (Jn.4:46-47)

 

En este pasaje vemos la palabra “Este” justo después del hijo que estaba enfermo, sin embargo, no fue el hijo enfermo quien fue a Jesús, sino que fue el oficial del rey.

 

"hasta que se levantó en Egipto otro rey que no conocía a José. Este rey, usando de astucia con nuestro pueblo, maltrató a nuestros padres, a fin de que expusiesen a la muerte a sus niños, para que no se propagasen." (Hch.7:18-19).

 

Como puede ver, en ese pasaje también aparece la palabra “Este”, justo después del nombre de José, pero ese pasaje no está diciendo que ese rey astuto de Egipto, y que maltrató a Israel, fuera José, sino que ese “Este” se está refiriendo al rey de Egipto, el Faraón. También ha de saber que la palabra “rey” no aparece en el texto griego, como puede comprobar cualquiera que lea una traducción interlineal griega-española, sino que fue añadida por los traductores.

 

A este Moisés, a quien habían rechazado, diciendo: ¿Quién te ha puesto por gobernante y juez?, a éste lo envió Dios como gobernante y libertador por mano del ángel que se le apareció en la zarza. Este los sacó, habiendo hecho prodigios y señales en tierra de Egipto, y en el Mar Rojo, y en el desierto por cuarenta años” (Hch.7:35-36).

 

Aquí la palabra “Este” aparece justo después del ángel que se le apareció a Moisés en la zarza, sin embargo, quien hizo los prodigios y señales en la tierra de Egipto no fue el ángel, sino Moisés.

 

y todo espíritu que no confiesa que Jesucristo, ha venido en carne, no es de Dios; y este es el espíritu del anticristo, el cual vosotros habéis oído que viene, y que ahora ya está en el mundo.” (1Jn.4:3).

 

Aquí vemos que la palabra “este” aparece justo después de la palabra “Dios”, sin embargo, no se está refiriendo a Dios, sino al espíritu del anticristo.

Por lo tanto, cuando en 1Juan 5:20 leemos esto: “…en su Hijo Jesucristo. Este es el verdadero Dios, y la vida eterna.” La palabra “Este” NO SE ESTÁ REFIRIENDO A JESÚS, sino que se está refiriendo al único Dios verdadero, y ya demostré más arriba que este Dios verdadero es solamente el Padre, ya que Jesús nos dio a conocer a este Dios verdadero, el Padre (Jn.1:18). La doctrina de que “Este” se está refiriendo a Jesús no se sustenta, es una doctrina falsa y engañosa, ya que, como he demostrado con algunos ejemplos, no siempre la palabra “este” se refiere a la persona mencionada inmediatamente antes.

Como puede ver, es DIOS EL PADRE quien nos da la vida eterna, pero él la da a través de su Hijo.

Por lo tanto, el verdadero Dios y la vida eterna mencionado en 1Juan 5:20 solo puede ser el Padre celestial, lo cual armoniza perfectamente con lo que Jesús dijo en Juan 17:3, cuando afirmó que la vida eterna consiste en que conozcamos al Padre como el ÚNICO DIOS VERDADERO, Y A JESUCRISTO COMO SU ENVIADO.

Por lo tanto, la vida eterna consiste en conocer a DOS personas divinas o dioses: el Padre y el Hijo.

El Dios Padre es el único Dios verdadero porque sencillamente el Padre es el ORIGEN de todas las cosas, de él proceden todas las cosas, tal como dijo Pablo en 1Corintios 8:6, mientras que Jesús es el DIOS UNIGÉNITO (Jn.1:18), el Dios fuerte (Is.9:6), por MEDIO del cual son todas las cosas. Creyendo en esto, entonces podemos adquirir la vida eterna, la cual recibiremos en el siglo venidero, es decir, cuando Jesús venga en gloria, y seamos transformados de mortal a inmortalidad (Lc.18:30, Mat.25:34, 46, 1Co.15:23, 50-54, 1Ts.4:15-17).

Jesús no es el origen de todas las cosas, es decir, él no es el Creador SUPREMO del Universo, sino el MEDIO que el Padre utilizó para crear el Universo (Jn.1:3, 10, 1Co.8:6, Col.1:15-17, Heb.1:1-2), y por eso es que el Evangelio nunca dice que Jesús es el Dios verdadero, no porque él sea un dios falso, sino porque Jesús no es la fuente o el origen de la creación, sino solo el MEDIO que el Padre utilizó para crear el Universo.

Por lo tanto, Jesús no es el Dios verdadero, sino el MEDIO para estar unidos con el Dios verdadero, el Padre. Dicho en otras palabras, si estamos unidos a Jesús, entonces estamos unidos al Dios verdadero, porque Jesús es el medio para llegar al Padre y estar unidos a él, ya lo dijo Jesús:

 

 “Yo soy el camino, la verdad y la vida, y NADIE VA AL PADRE SINO POR MI” (Jn.14:6).

 

Si vamos a Jesús, entonces vamos al Padre, porque él nos lleva al Padre, ya que unirnos a Jesús es unirnos al Dios verdadero, el Padre, pues Jesús nos lleva al Padre, pero esto de ninguna manera significa que Jesús sea el Dios supremo y verdadero, sino el MEDIADOR que nos lleva al Dios verdadero, ya lo dijo Pablo:

 

“Porque hay un Dios y un MEDIADOR entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre” (1Tm.2:5).

 

En este pasaje Pablo dijo que hay un Dios, que es el Padre, siendo Jesús el mediador entre este Dios Padre y nosotros, es decir, ¡Jesús nos lleva al Dios Padre!, Pablo no dijo por ninguna parte que Jesús fuera ese Dios Padre, sino que Jesucristo es HOMBRE, pero luego Pablo en otros pasajes sí que llamó Dios (poderoso) a Jesús (Tito 2:13, Filp.1:6, Heb.1:8-9).

Por lo tanto, el único Dios verdadero de 1Jn.5:20 es solo el Padre celestial, siendo Jesús un ser poderoso, un Dios, además de hombre, y él es el MEDIO para llevarnos a este Dios supremo, el Padre, por medio de Jesús tenemos acceso al Padre.

¡El verdadero Dios es solo el Padre celestial!, como dijo Jesús en Juan 17:3, pero por medio de Jesús el Mesías estamos unidos al Dios supremo y verdadero, el Padre.

 

6- 1Juan 5:7. PORQUE TRES SON LOS QUE DAN TESTIMONIO EN EL CIELO, EL PADRE, EL VERBO Y EL ESPÍRITU SANTO, Y ESTOS TRES SON UNO.

 

Otro pasaje que siempre citan muchos falsos cristianos trinitarios para enseñar la herejía anticristiana de que Dios es Padre, Hijo y espíritu santo es 1Juan 5:7, y que en la versión Reina Valera de 1960 lo han vertido de la siguiente manera:

 

1Jn 5:7 Porque tres son los que dan testimonio en el cielo: el Padre, el Verbo y el Espíritu Santo; y estos tres son uno.

 

Observe que ese pasaje no dice por ninguna parte que el Padre, el Verbo y el espíritu santo sean un solo Dios. Lo que dice es que los tres son uno, es decir, los tres concuerdan, dan el mismo testimonio. Por lo tanto, ¡¡ese pasaje de ninguna manera sirve para apoyar la doctrina diabólica del falso dios trino!!

Pero resulta que ese pasaje es totalmente FALSO, jamás fue escrito por el apóstol Juan, sino que fue un añadido del final del siglo cinco que no se encuentra en ningún manuscrito griego del Nuevo Testamento, tal como leemos en el prestigioso Comentario Bíblico Exegético de Jamieson-Fausset-Brown, el cual es un famoso Comentario evangélico, que dice lo siguiente:

 

Vigilius, al fin del siglo cinco, es el primero en citar las palabras disputadas como del texto; pero ningún manuscrito griego anterior al siglo quince aún existente las tiene. El término “Trinidad” ocurre por primera vez en el siglo tres en Tertuliano, adversus Praxean, 3.

 

Como puede ver, ese pasaje no aparece en ningún manuscrito griego anterior al siglo 15.

El erudito y comentarista bíblico Reeves, que es evangélico, dice lo siguiente respecto a ese pasaje falso:

 

Las palabras que componen el versículo 7, según la Versión Valera Revisión de 1960 (la que estamos empleando en estas Notas), deben ser omitidas, como es el caso según la Versión Hispanoamericana. En la Versión Moderna las palabras del versículo 7 van entre corchetes, y la nota explicativa dice, “El texto entre corchetes no se halla en MSS. de más autoridad.” Sin duda estas palabras han sido intercaladas por algún escribano no inspirado. No aparecen en ningún manuscrito griego uncial, ni tampoco en ninguna versión de los primeros siglos. (Las versiones son traducciones en otras lenguas). Los llamados “Padres Eclesiásticos” no citan estas palabras en sus comentarios y otras obras sobre las Escrituras, ni aun cuando discuten el asunto de la Trinidad. Toda la evidencia, pues, apunta a la conclusión de que no pertenece este versículo al texto inspirado.

 

Como puede ver, ese pasaje es más falso que Judas.

Los manuscritos griegos lo omiten, es decir, no lo contenían y los llamados “padres de la Iglesia” jamás lo citan en sus controversias con los arrianos del siglo 4, indicando así que ese texto jamás fue escrito por el apóstol Juan, sino que es un texto espurio, es decir, falso, y por lo tanto, no tiene ninguna autoridad apostólica.

En Internet encontramos la siguiente información sobre ese pasaje falso, conocido como la “Coma Joánica”:

 

1. Recordemos que el Nuevo Testamento fue escrito en griego, no en el latín. Como no hay ni un solo texto griego antiguo que contenga la “Coma Joánica” tampoco aparece en la versión original de la vulgata latina (del siglo IV).

En dicha biblia sólo aparece el texto que conocemos hoy: “quia tres sunt qui testimonium dant Spiritus et aqua et sanguis et tres unum sunt”.

 

2. Esta “Coma Joánica” no era conocida durante los concilios de Nicea y Constantinopla (s. IV) en los que se discutió la doctrina sobre la Santísima Trinidad.

De haber escrito san Juan la ‘Coma Joánica, este texto hubiera brillado por su protagonismo durante dichas controversias conciliares.

La “Coma Joánica” empezó a aparecer en el siglo V en los manuscritos latinos, pero no fue incluida hasta el siglo VIII en la versión más tardía de la vulgata de san Jerónimo.

El hecho es que a lo largo de la historia, haciendo honor a la verdad, se ha visto una lucha constante por defender el texto original de san Juan sin dicha “Coma Joánica”.

Es por esto que algunas versiones modernas de la Biblia han omitido la “Coma Joánica” por completo por considerarla una añadidura apócrifa y otras la han relegado a una nota a pie de página, explicando las dudas sobre su autenticidad.

Esto último es lo que constatamos en las notas de la Nueva Biblia de Jerusalén (1998) en que se halla la siguiente anotación: “El texto en los vv. 7-8 está recargado en la Vulgata por un inciso (La Coma Joánica) ausente de los mss griegos antiguos, de las antiguas versiones y de los mejores mss de la Vulgata y que parece una glosa marginal introducida tardíamente en el texto”.

https://es.aleteia.org/2016/04/22/la-coma-juanina-fue-escrita-por-san-juan-se-ha-manipulado-la-biblia/

 

Veamos lo que se dice en esta otra página de Internet:

 

El consenso general es que la Coma Juanina es una añadidura apócrifa introducida tardíamente en el texto de 1. Juan 5:7-8, por lo cual no puede ser atribuida al apóstol Juan y por tanto no pertenece a la Biblia. Sin embargo, un pequeño sector del llamado cristianismo trinitario defiende su uso tradicional [sin reclamar inspiración divina], porque desde su punto de vista, la Coma Juanina sirve como apoyo para el dogma de la trinidad.

La Cláusula Juanina, figura en la mayoría de las traducciones bíblicas publicadas desde 1522 hasta la última parte del siglo XIX, debido al uso generalizado de la tercera edición del Textus Receptus (TR) que fue elaborado por Erasmo de Rotterdam, y fue utilizado como la única fuente para la traducción en ese periodo.

 

1. Origen de la Coma Juanina

 

La Coma Juanina no era conocida durante las primeras controversias sobre el dogma de la Trinidad que se dieron en los Siglos III y IV. De haber sabido de aquella cláusula, aquellos trinitarios tempranos como Tertuliano, Orígenes y Atanasio, ciertamente la habrían empleado. No obstante, aquella cláusula está ausente de todas sus declaraciones.

Asimismo, la Sentencia Juanina está ausente en los manuscritos de todas las versiones bíblicas antiguas (Siria, Copta, Armenia, Etíope, Arabe y Eslavónica )

El Códice Fuldensis, una copia de la Vulgata de aproximadamente el año 546 d.C., contiene un Prólogo a los Evangelios Canónicos que parece hacer referencia a la Coma Juanina, pero en la versión de 1 Juan omite la Cláusula Juanina, lo que ha llevado a muchos a creer que el Prólogo de la referencia es falso.

Otra ausencia notable de la Coma Juanina, se haya en los escritos de uno de los más notables y prolíficos escritores trinitarios, San Agustín, quien presenta un completo silencio sobre dicha cláusula.

En el Siglo VIII, la añadidura apócrifa aparece en idioma latín, inmerso en las copias de la Vulgata (Versión oficial de la Iglesia Católica Romana).

La primera mención de la Coma Juanina en idioma griego es la versión (latina) de las actas del concilio de Latera en 1215.

Sólo hasta el Siglo XVI, La Coma Juanina aparece en manuscritos bíblicos en idioma griego.

“los versículos 7 y 8... constituyen, sin duda alguna, una glosa marginal, que algún escriba poco escrupuloso intercaló en el texto, al pensar que era buena oportunidad para fundamentar el dogma trinitario. Dichas frases faltan en todos los manuscritos griegos de la antigüedad y aun en las primeras versiones latinas, pero fue introducido en la Vulgata y pasó al Texto Recibido. La interpolación rompe totalmente el hilo de la argumentación de Juan” [Comentario Bíblico de Matthew Henry, Traducido y Adaptado al Castellano por Francisco Lacueva. Editorial Clie. p. 1897].

http://fe-biblica.blogspot.com/2011/05/coma-juanina-coma-joanica-comma.html

 

Con eso es suficiente para demostrar la total falsedad de ese pasaje de 1Juan 5:7, el cual no lo escribió el apóstol Juan y no se encuentra en ningún manuscrito griego, simplemente Roma lo añadió en sus versiones tardías de la Vulgata latina para intentar apoyar el dogma satánico y falso del trinitarismo.

Es increíble que en el siglo 21 que aún sigan existiendo herejes y falsos cristianos trinitarios e ignorantes supinos que sigan defendiendo ese pasaje apócrifo y falso como si fuera auténtico para defender el dogma anticristiano del falso dios trino inventado por el catolicismo romano, que es la gran ramera mencionada en el libro del Apocalipsis.

Los falsos cristianos trinitarios, ya sean católicos o los mal llamados “evangélicos” enseñan también la gran mentira de que el espíritu santo es una tercera persona divina, que juntamente con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria.

Esta mentira del diablo opuesta a la Biblia quien la introdujo en la cristiandad apostata fue también el catolicismo romano alrededor del siglo 5, quedando reflejada en el llamado Credo trinitario de Atanasio, redactado hacia el año 500.

En el siguiente apartado voy a refutar totalmente esa mentira diabólica inventada por el catolicismo romano, y veremos también qué enseña realmente la Biblia sobre el espíritu santo.

 

7- EL ESPÍRITU SANTO

 

Este apartado sobre el espíritu santo es una refutación al estudio herético y falso que se encuentra en esta dirección web: https://www.iglesia.net/index.php/estudios-biblicos/leer/por-qu-decimos-que-el-espritu-santo-es-una-persona/

 

1. EL ESPÍRITU SANTO ES PERSONIFICADO, PERO NO ES UNA PERSONA

 

El autor trinitario de ese estudio herético y anticristiano enseña que el espíritu santo es una persona divina literal porque en la Biblia se le aplican características de una persona, como por ejemplo el intelecto, emociones y voluntad.

Ese argumento trinitario es de lo más falso, infantil e idiota, porque siguiendo esa falsa y satánica lógica, entonces los árboles también son personas literales, pues la Biblia dice que los cipreses y los cedros, es decir, dos tipos de árboles, dan PALMAS DE ALEGRIA y HABLAN (Is.14:8).

La Biblia también dice que la sabiduría CLAMA por las calles (Prov.1:20).

La Biblia también dice que la sangre de Abel CLAMA a Dios desde la tierra, es decir, grita (Gen.4:10). Sin embargo, ni los árboles, ni la sabiduría, ni la sangre son personas literales. Este estilo literario es muy común en la Biblia, y se llama la PERSONIFICACIÓN, es decir, aplicar cualidades personales a cosas que no son personas literales. Esto es exactamente lo mismo que sucede con el espíritu de Dios, se le aplican cualidades personales, se le personifica, pero SIN SER UNA TERCERA PERSONA DIVINA. Por lo tanto, ese argumento iglesiero y trinitario de que el espíritu de Dios es una tercera persona divina literal porque se le aplican cualidades personales es un argumento falso e idiota, por la sencilla razón de que en toda la Biblia al espíritu santo se le llama el espíritu DE Dios, es decir, es algo que Dios TIENE, ¡¡no que el espíritu santo sea Dios!!. Este espíritu de Dios es sencillamente el poder o energía del Dios supremo, el Padre celestial, como veremos a lo largo de este estudio bíblico.

 

2. 1CORINTIOS 2:10-11

 

El autor de ese estudio falso y herético cita 1Corintios 2:10-11, donde se dice que Dios el Padre nos reveló el futuro a nosotros por medio del espíritu, y de ahí ese autor saca la doctrina falsa de que el espíritu santo es una tercera persona divina. Ese argumento es falso y satánico. Pablo dijo simplemente que Dios nos lo reveló por su espíritu, es decir, por medio de SU PODER, su energía.

El autor de esa basura de estudio dice lo siguiente:

“una fuerza no revela conocimiento”.

Eso que dice ese autor trinitario es sencillamente mentira. Por supuesto que una fuerza o energía nos puede revelar conocimientos, por ejemplo, la energía eléctrica hace que una computadora u ordenador funcione, y ese ordenador nos da conocimientos. Internet, por ejemplo, nos da conocimientos y nos revela muchas cosas, sin embargo, obviamente Internet no es una persona literal, solo un idiota mental o un embustero desquiciado diría que Internet es una persona literal porque este nos da mucho conocimiento y nos revela muchas cosas. Lo mismo sucede con el espíritu santo, se trata de la energía o poder de Dios, y esta energía o poder de Dios nos da conocimiento, y también nos guía a toda la verdad. El hecho de que el espíritu santo nos guíe o lleve a toda la verdad esto no significa que sea una persona literal. Por ejemplo, la corriente de un río me guía y me lleva por donde el río quiere, sin embargo, la corriente del río no es una persona literal. Por lo tanto, el argumento de que algo es una persona literal porque ese algo nos guía o lleva es un argumento falso, diabólico y estúpido, indigno de alguien que dice llamarse “cristiano”.

El autor de esa basura de estudio cita luego 1 Corintios 2:11 para decir que el espíritu de Dios es una tercera persona divina. Leamos el pasaje completo para desenmascarar esa gran mentira del autor trinitario que ha escrito esa basura de estudio. El apóstol Pablo dijo lo siguiente:

 

1Co 2:10 Pero Dios nos las reveló a nosotros por el espíritu; porque el espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.

1Co 2:11 Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el espíritu de Dios.

1Co 2:12 Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido.

 

Observe esas palabras de Pablo. Él dijo que el espíritu de Dios todo lo escudriña, ya que se trata de la energía o poder de Dios, y obviamente su energía lo escudriña todo y lo sabe todo.

Después Pablo mencionó el espíritu del hombre QUE ESTÁ EN ÉL, es decir, el espíritu del hombre no es el hombre, sino ALGO QUE ESTÁ EN EL HOMBRE, es la ENERGÍA o aliento de vida que está dentro del hombre y que da vida al hombre (Gen.2:7). Esto es crucial que lo entienda el lector. Cada ser humano tenemos espíritu, es decir, energía, la cual hace que podamos vivir, hablar, pensar, movernos, etc. Esta energía que está dentro de cada uno de nosotros no es una persona humana que viva dentro de nosotros, sino que es la fuerza procedente de Dios que nos hace estar vivos. La persona es el alma viviente, y el espíritu es la energía que da vida a esa alma viviente, esta es la enseñanza bíblica, tal como se dice claramente en Génesis 2:7.

Observe que seguidamente Pablo comparó el espíritu del hombre con el espíritu de Dios, es decir, el espíritu de Dios es algo que Dios tiene dentro de él, es SU ENERGÍA, ¡¡de ninguna manera se trata de una tercera persona divina, sino de la energía o poder que Dios el Padre tiene!!.

En el verso 12 Pablo mencionó el espíritu del mundo, en contraste con el espíritu de Dios, y esto destroza esa doctrina falsa trinitaria de que el espíritu santo es una tercera persona divina, porque EL ESPÍRITU DEL MUNDO NO ES UNA PERSONA LITERAL, sino la fuerza o energía satánica que impera en el mundo. Por lo tanto, el espíritu de Dios tampoco es una persona divina literal, sino la energía o poder procedente del Dios supremo, el Padre celestial.

 

3. EFESIOS 4:30.

 

Seguidamente el autor trinitario de esa basura de estudio dice que el espíritu santo es una tercera persona divina porque tiene emociones.

Él cita Efesios 4:30, donde Pablo dijo que no CONTRISTEMOS al espíritu santo de Dios. Entonces el autor trinitario afirma que el espíritu santo no es una fuerza, sino una tercera persona literal, porque a una fuerza o energía no se la puede contristar o entristecer. Leamos el pasaje:

 

Y no contristéis al espíritu santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.

 

Ahora bien, ese argumento trinitario es falso, porque de igual manera que un árbol se puede gozar y dar palmas de alegría en sentido metafórico (Is.14:8), también al espíritu de Dios se le puede contristar en sentido metafórico, ¡¡pero sin ser una tercera persona divina literal!!. Sencillamente eso se llama PERSONIFICACIÓN, el apóstol Pablo simplemente personificó la energía o poder de Dios.

El apóstol Pablo habló del gozo del espíritu santo:

 

1Ts 1:6 Y vosotros vinisteis a ser imitadores de nosotros y del Señor, recibiendo la palabra en medio de gran tribulación, con gozo del espíritu santo.

 

 Ese pasaje de ninguna manera significa que el espíritu santo sea una tercera persona divina. Lo que significa ese texto es que el espíritu de Dios, su energía, PRODUCE GOZO EN EL CRISTIANO. Es el gozo o alegría procedente de la energía de Dios. La palabra “del” indica PROCEDENCIA. Por ejemplo, si yo digo: “el gozo del cristiano”, no estoy diciendo que el gozo sea una persona, sino que hay gozo procedente de ese cristiano. De la misma manera, cuando Pablo dijo “gozo del espíritu”, no estaba diciendo que el espíritu santo sea una persona, sino que hay gozo procedente del espíritu de Dios, la energía de Dios.

Pablo estaba PERSONIFICANDO el poder de Dios, y la prueba de que no es una tercera persona divina la tenemos en que en ese mismo texto de Efesios 4:30 Pablo comparó al espíritu santo de Dios con UN SELLO, ¡¡y un sello no es una persona literal, sino una cosa!!, si Pablo hubiera enseñado que el espíritu santo es una tercera persona divina, entonces él jamás le hubiera comparado con un sello. Entristecer al espíritu santo es lo mismo que entristecer al Dios Padre, porque se trata del espíritu o poder del Padre. Además, observe que Pablo dijo "el espíritu santo DE DIOS", es decir, es algo que DIOS EL PADRE TIENE, no se trata de una tercera persona divina, sino de la energía o poder que el Padre celestial tiene.

 

4. SANTIAGO 4:5.

 

El autor trinitario de ese estudio también cita Santiago 4:5, donde se dice que el espíritu de Dios nos anhela celosamente, sin embargo, ese pasaje no enseña por ninguna parte que el espíritu santo sea una tercera persona divina, sencillamente lo que dice es que el espíritu o energía de Dios nos anhela.

Cuando el autor trinitario de esa basura de estudio dice que el espíritu santo no es la fuerza o poder de Dios está llamando embustero al propio Jesús el Mesías, pues él enseñó claramente que el espíritu santo es el poder de Dios, el poder del Altísimo, vamos a leerlo:

 

Luc 24:49 He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto.

 

Ese poder desde lo alto se refiere al espíritu santo, con el cual fueron investidos sus discípulos el día de Pentecostés en Jerusalén. Jesús fue bien claro, lo llamó EL PODER DESDE LO ALTO, ¡el poder!, y el poder o energía no es una persona literal. Por lo tanto, los herejes que enseñan que el espíritu de Dios no es la energía o poder de Dios no solo están mintiendo, sino lo que es peor, ¡¡están llamando al Señor Jesús el Mesías embustero!!, y pagarán muy caro en el día del Juicio ese insulto o calumnia que estos herejes trinitarios lanzan contra Jesús.

Exactamente lo mismo enseñó el ángel:

 

Luc 1:35 Respondiendo el ángel, le dijo: El espíritu santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios.

 

Observe que el ángel primero lo llamó “el espíritu santo” y seguidamente lo llamó EL PODER del Altísimo, es decir, lo que él dijo es que el espíritu santo es el poder del Dios supremo, el Padre, el Altísimo. El poder o la energía de Dios el Padre de ninguna manera es una persona divina literal, decir eso es tan falso e idiota como si yo digo que la energía eléctrica o la energía del viento es una persona literal.

 

5. HECHOS 16:6

 

El autor trinitario de esa basura de estudio cita luego este pasaje para decir que el espíritu santo es una persona literal:

 

Hch 16:6 Y atravesando Frigia y la provincia de Galacia, les fue prohibido por el espíritu santo hablar la palabra en Asia;

 

El texto dice que el espíritu santo impidió o prohibió que Pablo predicara en Asia. Esto de ninguna manera significa que el espíritu santo sea una tercera persona divina. Sencillamente significa que el poder o energía de Dios impidió que Pablo predicara en Asia. Por ejemplo, si yo digo que la energía eléctrica me impide que yo toque un cable eléctrico, porque me electrocutaría, eso no significa que la energía eléctrica sea una persona literal. Lo mismo sucede con la energía de Dios, el espíritu santo. Dicha energía de Dios le impidió a Pablo predicar en Asia.

 

6. HECHOS 13:2

 

El autor trinitario cita luego Hechos 13:2, que dice lo siguiente:

 

Ministrando éstos al Señor, y ayunando, dijo el espíritu santo: Apartadme a Bernabé y a Saulo para la obra a que los he llamado.

 

En ese pasaje se dice que el espíritu santo habló, pero esto de ninguna manera significa que sea una tercera persona divina. La Biblia también dice que la sangre de Abel HABLA o clama a Dios desde la tierra (Gen.4:10), pero la sangre no es una persona literal. Jesús dijo que las piedras pueden hablar (Lc.19:40), pero las piedras no son personas literales. Yo puedo decir, por ejemplo: “la radio ha dicho que aparten a Juan y a Pedro para una misión que les tienen encomendada”. Sin embargo, la radio no es una persona literal, quien ha dicho eso es una persona que habla por medio de la radio. Exactamente lo mismo sucede con ese pasaje de Hechos 13:2, era el propio Dios Padre quien estaba hablando POR MEDIO DE SU ESPÍRITU, de su energía, y por eso es que el autor del libro de Hechos dijo que era el espíritu santo quien hablaba, pero en realidad era Dios el Padre quien hablaba por medio de su energía, de su espíritu. Citar ese pasaje para enseñar que el espíritu santo es una tercera persona divina es tan falso e idiota como si yo digo que una radio que habla es una persona humana literal.

 

 7. JUAN 14:26

 

Seguidamente el autor trinitario de esa basura de estudio cita Juan 14:26, que dice lo siguiente:

 

"Mas el Consolador, el espíritu santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho."

 

Ese pasaje tampoco enseña por ninguna parte que el espíritu santo sea una tercera persona divina. Lo que dijo Jesús en ese pasaje es que el espíritu de Dios consuela, y efectivamente, ¡¡el poder o energía de Dios consuela a los cristianos!!. El hecho de que el espíritu santo consuele no significa que sea una tercera persona divina. Por ejemplo, la energía del viento a mi me consuela, me da alegría, paz, me da la vida, sin embargo, eso no significa que el viento sea una persona literal. Lo mismo sucede con el espíritu de Dios, es decir, su energía, esta energía del Padre nos consuela y nos da gozo.

Después dijo Jesús que el espíritu santo nos enseñaría todas las cosas, y esto tampoco significa que el espíritu santo sea una persona literal. Por ejemplo, Internet también nos enseña muchas cosas, pero Internet no es una persona literal. La radio nos enseña muchas cosas, pero la radio no es una persona literal.

Jesús dijo también en ese pasaje que el espíritu santo nos haría recordar todo lo que Jesús dijo, pero esto de ninguna manera significa que el espíritu santo sea una tercera persona divina. Sencillamente lo que dijo Jesús es que el poder de Dios, su energía, nos haría recordar las palabras de Jesús. Por ejemplo, si yo digo que la energía eléctrica me hace recordar lo que dijeron mis padres, eso no significa que la energía eléctrica sea una persona literal, sencillamente la energía eléctrica hace funcionar un aparato grabador donde se oyen las voces de mis padres que están grabadas, y de esta manera me hace recordar lo que ellos dijeron, pero solo un idiota mental al grado sumo diría que esa energía eléctrica que me hace recordar a mis padres es una persona literal. Eso mismo es lo que son los herejes trinitarios, idiotas mentales a grado sumo, o lo que es peor, embusteros y falsos maestros enviados por Satanás para engañar a muchos ignorantes con esa doctrina de demonios del trinitarismo, o de que el espíritu santo es una tercera persona divina. Esto ya lo predijo el apóstol Pablo, cuando dijo que en los postreros tiempos algunos apostatarían de la fe, es decir, se apartarían de la verdadera doctrina, escuchando a espíritus engañadores que enseñarían doctrinas de demonios (1Tm.4:1).

 

8. ROMANOS 8:16

 

Seguidamente el autor trinitario de esa basura de estudio lleno de falsedades cita el pasaje de Romanos 8:16, que dice lo siguiente:

 

El espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.

 

¿Dice ese pasaje de Pablo que el espíritu santo sea una tercera persona divina?, ¡no!. Lo que dice es que el espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios.

Ahora bien, veamos lo que dijo el apóstol Juan en este pasaje:

 

1Jn 5:11 Y este es el testimonio: que Dios nos ha dado vida eterna; y esta vida está en su Hijo.

 

Como puede ver, el testimonio es que Dios el Padre nos ha dado la vida eterna. Por lo tanto, cuando Pablo dijo que el espíritu mismo da testimonio de que somos hijos de Dios SE ESTABA REFIRIENDO AL DIOS PADRE, ya que ¡¡Dios el Padre es ESPÍRITU!!, tal como dijo Jesús (Jn.4:23-24). Cuando ese pasaje dice que el espíritu da testimonio de ninguna manera se está refiriendo a una tercera persona divina, sino al propio Dios supremo, el Padre, el cual es espíritu. En ninguna parte de la Biblia se dice que sea una tercera persona divina la que da testimonio a nuestro espíritu, quienes dan testimonio son el Dios Padre, y también Jesús, ¡¡pero nunca se dice en la Biblia que el espíritu santo da testimonio!!.

Cuando en el Nuevo Testamento aparece la expresión “el espíritu” se refiere al Dios Padre, a Jesús, o al poder del Dios Padre, ¡¡pero nunca se refiere a una tercera persona divina! Por ejemplo, cuando Pablo dijo: “Pero el espíritu dice claramente que en los postreros tiempos algunos apostatarán de la fe”, de ninguna manera se refería al espíritu santo, ni mucho menos a una tercera persona divina, sino al propio Dios Padre, el cual es espíritu. Es el Dios Padre quien dijo esas palabras.

En 1Corintios 15:45 a Jesús, el último Adán, también se le llama espíritu que da vida, y en el Apocalipsis a Jesús se le llama también “el espíritu”, sin embargo, cuando en la Biblia se habla del espíritu DE DIOS, jamás se refiere al Dios Padre, ni a Jesús, ni mucho menos a una tercera persona divina, sino que se refiere siempre a la energía o poder de Dios el Padre.

 

9. ROMANOS 8:14

 

Seguidamente el autor trinitario de esa basura de estudio dice que el espíritu santo es una tercera persona divina porque Pablo dijo en Romanos 8:14 que el espíritu santo nos GUIA a todos los verdaderos hijos de Dios. El argumento de ese trinitario es absolutamente falso y ridículo. El hecho de que el espíritu santo nos guíe o lleve a los santos de Dios eso no significa que sea una tercera persona divina. La corriente de un río también nos guía o lleva, pero eso no significa que el río sea una persona literal. El viento también nos guía o lleva cuando estamos en un barco de vela, sin embargo, solo un idiota mental podría decir que el viento es una persona literal. Los herejes trinitarios son precisamente eso, idiotas mentales elevados a la décima potencia, además de embusteros patológicos, pero eso sí, bien disfrazados de cristianos o de ministros del Mesías, pero sus mentiras al final salen a la luz y quedan desenmascarados, como estoy haciendo en este estudio bíblico.

 

10. HECHOS 8:29

 

Seguidamente el autor trinitario de esa basura de estudio dice lo siguiente:

 

También la Palabra habla que el espíritu indica qué hacer, el espíritu da órdenes específicas, una fuerza no haría eso; en Hechos 8:29 dice: "Y el espíritu dijo a Felipe: Acércate y júntate a ese carro". Esto indica cosas que hacer. También en Hechos 13:2,4 y 20:28.

 

El argumento de ese trinitario es falso y ridículo. El hecho de que el espíritu santo hable eso no significa que sea una persona divina literal. Ya demostré que la sangre, la sabiduría, las piedras, los árboles, etc., también dice la Biblia que hablan, y ninguna de esas cosas son personas literales, se trata simplemente de una personificación. De la misma manera en esos pasajes del libro de los Hechos se personifica al espíritu de Dios, que es el poder de Dios. El espíritu santo habla porque es el Dios Padre quien habla por medio de su espíritu, su energía. Esto es lo mismo que si yo digo: "la radio ha dicho que mañana va a llover", sin embargo, la radio no es una persona literal, no es la radio quien ha hablado, sino una persona por medio de la radio. Lo mismo sucede con esos pasajes, es el Dios supremo, el Padre celestial, quien habla por medio de su espíritu, es decir, su energía TRANSMITE LAS PALABRAS DE DIOS EL PADRE, pero citar esos pasajes para enseñar que el espíritu santo es una tercera persona divina es una perversión satánica de la verdadera enseñanza de Jesús el Mesías y de sus apóstoles, los cuales enseñan bien claro que el espíritu santo es el poder o energía de Dios.

Pero no solo eso, la Biblia enseña que solo hemos de adorar al Padre celestial (Jn.4:23-24), tanto el Padre como el Hijo reciben gloria, honra y alabanza (Ap.5:13-14), sin embargo, LA BIBLIA JAMÁS ENSEÑA A ADORAR NI A GLORIFICAR AL ESPÍRITU DE DIOS, lo cual es la prueba más clara e irrefutable de que el espíritu santo no es Dios, ni es una tercera persona divina, pues si lo fuera, entonces la Biblia enseñaría a adorarle y a darle gloria. Yo reto a los herejes y falsos maestros trinitarios a que me den un solo pasaje de la Biblia donde se adore o se de gloria al espíritu santo. ¡¡Jamás lo encontrarán!!

 

11. ROMANOS 8:26

 

Seguidamente el autor de esa basura de estudio escribe lo siguiente:

 

El espíritu santo ayuda, nos ayuda como una persona no como una fuerza, no se habla de que nos ayuda como un abre latas eléctrico o algo parecido, es algo más que una fuerza potencial, es una ayuda de consejo, de consolación. La ayuda del espíritu no es impersonal, de una cosa, es personal. En Romanos 8:26 dice: "Y de igual manera el espíritu nos ayuda en nuestra debilidad, pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles". Estamos hablando de una persona no de una fuerza impersonal.

 

Ese argumento es falso y diabólico, ese autor trinitario cita el pasaje de Pablo en Romanos 8:26, pero resulta que en ese pasaje PABLO NO SE REFERÍA AL ESPÍRITU SANTO, SINO A JESÚS EL MESÍAS. Para empezar, el texto no dice "el espíritu santo", sino que Pablo utiliza la expresión "el espíritu", y este espíritu nos ayuda en nuestra debilidad, y además INTERCEDE POR LOS CRISTIANOS.

El ignorante hereje trinitario que ha escrito esa basura de estudio pasa por alto que Pablo llamó a Jesús "ESPÍRITU vivificante", vamos a leerlo:

 

 Así también está escrito: Fue hecho el primer hombre Adán alma viviente; el postrer Adán, espíritu vivificante. (1Co.15:45).

 

El último Adán es Jesús, él es un espíritu que da vida. Y en el Apocalipsis Jesús también es llamado un montón de veces "el espíritu" (Ap.2:7, 11, 17, 29, 3:6, 13, 22), ya que fue Jesús quien dio esos mensajes a las siete iglesias. El espíritu santo no dio ningún mensaje a las siete iglesias, fue solamente Jesús el Mesías, el espíritu.

Es Jesús el Mesías quien nos ayuda en nuestra debilidad, y nos fortalece (Filp.4:13).

Es Jesús el Mesías quien intercede por nosotros en el cielo, ante el Padre:

 

¿Quién es el que condenará? el Mesías es el que murió; más aun, el que también resucitó, el que además está a la diestra de Dios, el que también intercede por nosotros. (Ro.8:34).

 

Solo Jesús el Mesías es nuestro abogado en el cielo que intercede por los suyos, por su Iglesia (1Juan 2:1).

Esa doctrina trinitaria de que el espíritu santo es una tercera persona divina que intercede por nosotros es una de las mayores mentiras del diablo. En la Biblia jamás se enseña que el espíritu santo interceda por los cristianos, esta labor de intercesión o abogacía la hace solamente el Hijo de Dios, Jesús el Mesías, nunca el espíritu santo.

 

12. JUAN 14:16 "EL OTRO CONSOLADOR"

 

El autor trinitario de esa basura de estudio dice que el espíritu santo es una tercera persona divina porque en Juan 14:16 Jesús llamó al espíritu santo "el otro consolador". El argumento es falso y diabólico. El hecho de que el espíritu de Dios consuele a los hijos de Dios eso no significa que sea una persona divina. El poder o energía de Dios nos consuela. Por ejemplo, nosotros podemos decir que el aire nos consuela, sin embargo, el aire no es una persona literal.

Los trinitarios suelen decir que el espíritu santo es otra persona igual que Jesús el Mesías, porque Jesús lo llamó "el OTRO consolador", y entonces ellos afirman que debe ser una persona divina igual que Jesús. Eso es un argumento falso y satánico, porque Jesús jamás dijo que el espíritu santo sería otro IGUAL a él, lo que dijo es que el espíritu santo es OTRO consolador, pero no otra persona igual a él. Lo que hacen los trinitarios es falsificar las palabras de Jesús, para hacerle decir lo que ellos quieren que diga.

Después ese hereje trinitario dice la siguiente majadería:

 

 Al espíritu santo no lo podemos tratar como a una fuerza, cometeríamos un error al tratarlo así".

 

Pero resulta que Jesús sí que trató al espíritu de Dios como una fuerza, él lo llamó el PODER o fuerza de lo alto (Lc.24:49). Por lo tanto, ¡¡ese embustero y hereje trinitario está enseñando que Jesús mentía y que estaba enseñando el error!!. Y ese hereje también está llamando embustero y errado al ángel, cuando identificó el espíritu santo con el PODER del Altísimo (Lc.1:35).

Y respecto a los pronombres masculinos que Jesús utilizó para referirse al espíritu santo la explicación es bien sencilla: la palabra griega que aparece en ese pasaje es PARAKLETOS, y que se traduce por consolador o ayudante, pues bien, esta palabra griega es de género MASCULINO, y esta es la razón por la cual Jesús utilizó el pronombre personal masculino para referirse al espíritu santo, porque parakletos es de género masculino, sin embargo, cuando se usa la palabra griega neutra para espíritu (pneunma) resulta que se utiliza el pronombre neutro, jamás pronombres personales. Esto lo reconoce hasta la propia New American Bible, la cual dice lo siguiente respecto al pasaje de Juan 14:17:

 

"La palabra griega para 'espíritu' es neutra, y aunque [en esta traducción] usamos pronombres personales en inglés ('he' [él], 'his' [de él], 'him' [(a) él]), la mayoría de los mss. [manuscritos] griegos utilizan 'it' [ello]".

 

Por consiguiente, cuando Jesús utilizó pronombres personales masculinos con la palabra parákletos (consolador) en Juan 16:7, 8 estaba conformándose a las lógicas reglas gramaticales, y no estaba enseñando de ninguna manera que el espíritu santo fuera una tercera persona divina.

El teólogo J.H. Thayer de la Universidad de Harvard, dice lo siguiente:

 

"los pronombres de Juan 14:17 son neutros en los mejores manuscritos".

 

13. HECHOS 10:18-19

 

Seguidamente ese hereje trinitario autor de esa basura de estudio cita el pasaje de Hechos 10:18-19 para enseñar que el espíritu santo es una tercera persona divina. Leamos lo que dice ese pasaje:

 

Y mientras Pedro pensaba en la visión, le dijo el espíritu: He aquí, tres hombres te buscan.

Levántate, pues, y desciende y no dudes de ir con ellos, porque yo los he enviado.

 

¿Habla ese pasaje del espíritu santo?, ¡de ninguna manera!, el texto dice EL ESPÍRITU, ¡y resulta que ese espíritu se refiere al ÁNGEL que se apareció a Pedro para mostrarle la visión de los animales inmundos (Hch.10:11-16), ya que en Hebreos 1:7 a los ángeles se les llama espíritus, es decir, no se refiere de ninguna manera al espíritu santo, no fue el espíritu santo quien habló a Pedro, sino un ángel. Y aun suponiendo que ese espíritu se refiriera al espíritu santo, esto tampoco demuestra que sea una tercera persona divina, porque sencillamente el Dios Padre estaba hablando por medio de su energía, su espíritu. Es lo mismo que si yo digo que la radio ha dicho tal o cual cosa, sin embargo, la radio no es una persona, sino que ha hablado una persona por medio de la radio. La radio es el medio que el locutor utiliza para comunicar mensajes. De la misma manera, el Dios Padre utiliza su poder o energía para transmitir sus palabras. Citar ese pasaje para decir que el espíritu santo es una tercera persona divina es demencial y una total falsificación del pasaje bíblico, además de un rechazo de la verdadera doctrina enseñada por Jesús el Mesías.

 

14. HECHOS 5:3, 4, 9

 

Seguidamente el autor trinitario de esa basura de estudio cita el pasaje de Hechos 5:3, 4, 9, donde se dice que Ananías había mentido al espíritu santo, y después dice que había mentido a Dios, y de ahí saca la conclusión de que el espíritu santo es Dios o una tercera persona divina.

Veamos la falsedad de ese argumento trinitario:

Observe que el texto no dice por ninguna parte que Ananías había mentido a la "tercera persona divina de la trinidad", sino que había mentido a Dios, es decir, al Padre celestial, pues cada vez que el libro de los Hechos habla de Dios SIEMPRE SE REFIERE AL PADRE CELESTIAL, ¡¡nunca a un dios trino!! (Hch.2:22-24, 36, 3:13, 15, 18, etc.). Esto es crucial que lo entienda, siempre en el libro de los Hechos al Padre se le llama DIOS, por lo tanto, cuando Hechos 5 dice que Ananías había mentido a Dios, se está refiriendo solamente al Dios Padre, y no a un falso dios trino inventado por el catolicismo apostata romano. Ananías jamás mintió a una falsa tercera persona divina, sino solamente al Padre celestial. El texto dice que Ananías mintió al espíritu santo, o dicho en otras palabras, quiso engañar al poder de Dios, lo cual es sinónimo de engañar a Dios mismo, el Padre, porque el espíritu santo es el poder o energía de Dios, por lo tanto, mentir al espíritu santo es como mentir al Padre celestial. Pero, repito, Pedro JAMÁS dijo que Ananías había mentido a una tercera persona divina de una trinidad. Por lo tanto, ese pasaje de los Hechos no sirve para enseñar la doctrina diabólica del trinitarismo, ni para enseñar que el espíritu santo es una tercera persona divina, quien hace eso es un pervertidor de la Escritura y un embustero.

 

15. HECHOS 7:51

 

Seguidamente el autor hereje trinitario cita el pasaje de Hechos 7:51 para decir que el espíritu santo es una tercera persona divina. Leamos el pasaje:

 

Duros de cerviz, e incircuncisos de corazón y de oídos, vosotros resistís siempre al espíritu santo; como vuestros padres, así también vosotros.

 

Ese pasaje no enseña por ninguna parte que el espíritu santo sea una tercera persona divina, lo único que dice es que esos judíos incrédulos RESISTÍAN al espíritu santo, es decir, se oponían o resistían al poder de Dios. Resistir u oponerse a algo no significa que ese algo sea una persona literal, por ejemplo, yo puedo resistir una corriente eléctrica, pero eso no significa que la corriente eléctrica sea una persona literal. Yo puedo resistir u oponerme a la corriente de un río, nadando en contra de ella, pero eso no significa que la corriente del río sea una persona literal. Por lo tanto, el argumento de ese hereje trinitario es estúpido, falso y diabólico.

 

16. LA BLASFEMIA CONTRA EL ESPÍRITU SANTO

 

Seguidamente el hereje trinitario que ha escrito esa basura de estudio cita el pasaje de Jesús en Mateo 12:31, donde Jesús habló de la blasfemia contra el espíritu santo, y de ahí el hereje trinitario saca la conclusión estúpida y falsa de que el espíritu santo es una tercera persona divina, y entonces quien niega que el espíritu santo es una tercera persona divina, dicen ellos que está blasfemando contra el espíritu santo y se condenará sin remedio.

Vamos a desenmascarar esa interpretación falsa y diabólica dada por esos hipócritas y embusteros, y para ello vamos a leer el pasaje completo dicho por Jesús:

 

Mat 12:24 Mas los fariseos, al oírlo, decían: Este no echa fuera los demonios sino por Beelzebú, príncipe de los demonios.

Mat 12:25 Sabiendo Jesús los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma, no permanecerá.

Mat 12:26 Y si Satanás echa fuera a Satanás, contra sí mismo está dividido; ¿cómo, pues, permanecerá su reino?

Mat 12:27 Y si yo echo fuera los demonios por Beelzebú, ¿por quién los echan vuestros hijos? Por tanto, ellos serán vuestros jueces.

Mat 12:28 Pero si yo por el espíritu de Dios echo fuera los demonios, ciertamente ha llegado a vosotros el reino de Dios.

Mat 12:29 Porque ¿cómo puede alguno entrar en la casa del hombre fuerte, y saquear sus bienes, si primero no le ata? Y entonces podrá saquear su casa.

Mat 12:30 El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama.

Mat 12:31 Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; mas la blasfemia contra el espíritu no les será perdonada.

Mat 12:32 A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el espíritu santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero.

 

Observe bien ese pasaje. Los fariseos acusaban falsamente a Jesús de expulsar los demonios por Beelzebú, el príncipe de los demonios.

Luego Jesús dijo que él expulsaba los demonios por el ESPÍRITU DE DIOS, en la otra versión paralela se dice que Jesús expulsaba los demonios por el DEDO de Dios (Lc.11:20). Cuando dice "el dedo de Dios" se refiere a un hebraísmo, indicando el PODER de Dios, la autoridad de Dios. Observe que en la versión de Mateo dice que los expulsaba por el espíritu de Dios, y en la versión de Lucas se dice por el DEDO de Dios, lo cual demuestra de forma irrefutable que el espíritu de Dios no es una tercera persona divina, sino el poder de Dios el Padre. Jesús no expulsaba los demonios por el poder de una tercera persona divina, sino por el poder del Padre celestial. Por lo tanto, mienten descaradamente todos los apostatas iglesieros cuando enseñan la patraña de que el espíritu santo es una tercera persona divina.

Seguidamente Jesús acusó a esos fariseos de que estaban blasfemando contra el espíritu santo, es decir, ellos estaban hablando en contra del poder de Dios, por acusar a Jesús de que él expulsaba los demonios por el poder de Beelzebú, y por lo tanto, ellos no tendrán perdón en este siglo, ni en el venidero.

Por consiguiente, el texto es más claro que el agua pura, la blasfemia contra el espíritu santo consiste en enseñar que Jesús expulsaba los demonios por el poder de Beelzebú, y no por el poder de Dios. Decir que la blasfemia contra el espíritu santo es negar que él sea una tercera persona divina es una de las doctrinas más falsas, estúpidas y satánicas que los apostatas de la fe puedan enseñar. En realidad la raíz del satánico y maldito pentecostalismo, que ha engañado y cegado las mentes de millones de personas ignorantes, es la doctrina de que el espíritu santo es una tercera persona divina, por eso es que esos engañadores y apostatas están obsesionados siempre con el espíritu santo, al cual adoran, ya que dicen que es Dios mismo, y enseñan que hemos de tener comunión con esta tercera persona divina de una trinidad, algo que es totalmente falso y contrario a la Escritura, como demostraré después, ya que la comunión del cristiano es con el Padre, el Hijo y con otros cristianos, pero jamás con el espíritu santo.

 

17. JUAN 16:13-14

 

El autor trinitario de esa basura de estudio cita el pasaje de Juan 16:13-14 para enseñar que el espíritu santo es una tercera persona divina porque Jesús en ese pasaje utilizó el pronombre masculino "el" para referirse al espíritu santo. Vamos a refutar esa estúpida, falsa y diabólica interpretación trinitaria, leamos el pasaje:

 

Pero cuando venga el espíritu de verdad, él os guiará a toda la verdad; porque no hablará por su propia cuenta, sino que hablará todo lo que oyere, y os hará saber las cosas que habrán de venir.

El me glorificará; porque tomará de lo mío, y os lo hará saber.

 

Varios versículos atrás Jesús llamó al espíritu santo "el consolador", es decir, el que da consuelo (Jn.16:7). Sin embargo, dar consuelo no significa que sea una persona literal. El aire puro nos consuela y nos da paz, pero el aire no es una persona literal. De igual manera, el poder de Dios el Padre nos trae consuelo. Jesús simplemente PERSONIFICÓ el poder de Dios en ese pasaje, es decir, utilizó un lenguaje figurado muy común en la Biblia.

El espíritu santo es la energía verdadera de Dios el Padre, por eso Jesús le llamó el "espíritu de verdad".

El espíritu santo nos guía o lleva a toda la verdad, pero esto no significa que sea una tercera persona divina. Un río también nos lleva cuando corre por el cauce, pero eso no significa que el río sea una persona literal. El viento también nos guía o lleva cuando estamos en un barco de vela, pero el viento no es una persona literal. De igual manera el poder de Dios nos guía o lleva a toda la verdad.

Jesús dijo en ese pasaje que el espíritu santo habla, pero también dijo que las piedras pueden hablar (Lc.19:40), por lo tanto, el hecho de que alguien hable no significa forzosamente que sea una persona literal.

Jesús dijo que el espíritu santo nos haría recordar lo que vendrá en el futuro, pero esto de ninguna manera significa que sea una tercera persona divina. Un día bello y soleado me puede hacer recordar algo del pasado, pero eso no significa que ese bello día soleado sea una persona literal. Decir que el espíritu santo es una persona literal porque nos hace recordar cosas que vendrán en el futuro es una interpretación estúpida y falsa, sencillamente es el poder de Dios lo que nos hace recordar lo que sucederá en el futuro. Cuando el espíritu de Dios está en la mente de los verdaderos cristianos, esta energía procedente del Padre celestial nos lleva a recordar las profecías de la Biblia que se cumplirán en el futuro.

Jesús dijo en ese pasaje que el espíritu santo le glorificaría a él. Este pasaje destroza la mentira satánica del trinitarismo, porque Jesús no dijo por ninguna parte que el espíritu santo sería glorificado, sino que él glorificaría a Jesús. Si el espíritu santo fuera Dios, o una tercera persona divina, entonces él sería glorificado igual que el Padre y el Hijo, sin embargo, jamás se glorifica en la Biblia al espíritu santo, prueba irrefutable de que no es una tercera persona divina que forme parte de una trinidad.

 

18. LUCAS 4:14

 

El autor trinitario de esa basura de estudio dice que el espíritu santo es una tercera persona divina, y él cita Lucas 4:14. Leamos ese pasaje:

 

Y Jesús volvió en el poder del espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor.

 

Como puede ver, el trinitario miente, pues ese pasaje no dice por ninguna parte que el espíritu santo sea una tercera persona divina. Lo que dice es que Jesús volvió en el poder del espíritu a Galilea, es decir, Jesús tenía el poder de la energía de Dios el Padre, eso es lo que dice simplemente el texto. El poder de Dios, su energía, nos da poder a nosotros, nos llena de poder de lo alto.

Citar ese pasaje para decir que el espíritu santo es una tercera persona divina es demencial y diabólico, es una forma perversa de pervertir el texto bíblico.

 

19. HECHOS 10:38

 

El autor trinitario de esa basura de estudio dice los siguiente:

 

En Hechos 10:38 también se hace la distinción entre el espíritu santo y una simple fuerza, dice: "cómo Dios ungió con el espíritu santo y con poder a Jesús de Nazaret".

 

La interpretación que hace ese hereje trinitario es falsa y perversa. Lo que dice el texto simplemente es que Dios el Padre ungió con espíritu santo y poder a Jesús. La segunda palabra, "con", no se encuentra en los manuscritos griegos de ese pasaje, lo que dice el texto es "espíritu santo y poder", indicando así que el espíritu santo es el poder de Dios, y este poder o energía del Padre llenó de energía o poder a Jesús. Pondré un sencillo ejemplo para que se entienda, una central de energía eléctrica es la que da energía a una ciudad. La central de energía es la que da el poder o energía a las casas de la ciudad. El espíritu santo es algo así como esa central de energía eléctrica que da energía o poder a quien lo recibe. Jesús recibió este poder o energía procedente del Dios Padre. Jesús no recibió ninguna tercera persona divina, sino que recibió el poder de Dios. El expulsaba los demonios por el espíritu santo, es decir, por el poder de Dios el Padre, no por el poder de una tercera persona divina.

Por eso es que Jesús dijo estás palabras a sus discípulos:

 

pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el espíritu santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. (Hch.1:8).

 

Observe como Jesús identificó el poder de Dios con el espíritu santo. Los discípulos de Jesús recibieron el poder de Dios cuando el espíritu de Dios vino sobre ellos el día de Pentecostés. Recibir el poder de Dios es lo mismo que recibir el espíritu de Dios. Ese pasaje no dice por ninguna parte que el espíritu santo sea una tercera persona divina.

 

20. 1 CORINTIOS 2:4

 

 El autor trinitario de esa basura de estudio cita luego el pasaje de 1Corintios 2:4 para enseñar que el espíritu santo no es el poder de Dios, sino una tercera persona divina. Veamos la falacia de ese engañador, leamos el pasaje de Pablo:

 

"Y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del espíritu y de poder".

 

La palabra "de" que aparece antes de "poder" no se encuentra en los manuscritos griegos de ese pasaje. Lo que dice el texto verdadero es "de espíritu y poder", es decir, lo que dijo el apóstol Pablo es que el espíritu santo es el poder de Dios, el espíritu y el poder están unidos porque son la misma cosa. El espíritu santo es sencillamente el poder de Dios el Padre y este poder de Dios da poder a otros, esto es semejante a una central eléctrica, la cual da energía o poder a los hogares. El espíritu de Dios sería como esa central eléctrica la cual da poder a los hijos de Dios que han recibido el espíritu de Dios, pero decir que el espíritu de Dios es una tercera persona divina, es decir, un tercer Dios, es una monstruosa doctrina de demonios, y por cierto, una persona divina es un Dios, por lo tanto, si los herejes trinitarios enseñan que el espíritu santo es una tercera persona divina, ¡¡lo que están enseñando claramente es que el espíritu de Dios es un tercer Dios!!, lo cual es una total falsedad, una majadería espantosa, ya que en la Biblia jamás se enseña la existencia de un tercer Dios, sino la existencia de DOS PERSONAS DIVINAS, que son el Padre y el Hijo, y el espíritu santo es sencillamente el poder del Dios Padre, el cual tiene también el Hijo. Esta es la verdadera teología bíblica, la cual han rechazado y pervertido los herejes trinitarios.

 

21. 2 CORINTIOS 13:14

 

 Seguidamente el autor trinitario de esa basura de estudio cita el pasaje de 2Corintios 13:14 para enseñar que el espíritu santo es una tercera persona divina con la cual hemos de tener comunión los cristianos. Leamos ese pasaje de Pablo:

 

 La gracia del Señor Jesús el Mesías, el amor de Dios, y la comunión del espíritu santo sean con todos vosotros. Amén.

 

Ese pasaje del apóstol Pablo es tremendamente revelador, pues destroza desde sus cimientos la doctrina falsa y satánica del dios trino. Si el apóstol Pablo hubiera sido un hereje y embustero trinitario, él jamás habría escrito ese pasaje, por la sencilla razón de que en ese texto AL ÚNICO QUE LLAMA DIOS ES AL PADRE CELESTIAL, ni a Jesús, ni al espíritu santo los llama Dios. Si Pablo hubiera enseñado que Dios es trino, entonces él habría escrito ese pasaje de la siguiente manera: "que la gracia del único Dios trino, que es Padre, Hijo y espíritu santo sea con todos vosotros", sin embargo, Pablo no dijo eso, lo que hizo simplemente es mencionar al Señor Jesús el Mesías, a Dios el Padre, y al espíritu santo, ¡¡y al único que da el título de Dios es al Padre!!, en ninguna parte dijo que los tres sean un solo Dios.

El autor trinitario de esa porquería de estudio apóstata dice que ese pasaje enseña que los cristianos tenemos que tener comunión con la persona del espíritu santo y hablar con él. Ahora bien, ¿dice ese pasaje de Pablo que los cristianos tenemos que tener comunión con el espíritu santo y hablar con él?, ¡¡no lo dice por ninguna parte!!, esa doctrina falsa y perversa se la han inventado los herejes trinitarios, en ninguna parte de la Biblia se dice que tengamos que tener comunión con el espíritu de Dios, ni mucho menos se nos enseña a hablar con el espíritu de Dios.

Observe que lo que dijo Pablo en ese pasaje es: "y la comunión DEL espíritu santo". El texto no dice "la comunión CON el espíritu santo".

La palabra "comunión" significa COMUN UNIÓN, es decir, lo que dijo el apóstol Pablo es que los cristianos hemos de tener una unión común, y esa común unión que hemos de tener es del espíritu santo, es decir, PROCEDE del espíritu de Dios, pero la comunión no es CON el espíritu de Dios.

La Sagrada Escritura dice bien claro con quien hemos de tener comunión los cristianos verdaderos, léalo atentamente:

 

Hch 2:42 Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.

 

1Co 1:9 Fiel es Dios, por el cual fuisteis llamados a la comunión con su Hijo Jesús el Mesías nuestro Señor.

 

1Jn 1:3 lo que hemos visto y oído, eso os anunciamos, para que también vosotros tengáis comunión con nosotros; y nuestra comunión verdaderamente es con el Padre, y con su Hijo Jesús el Mesías.

 

1Jn 1:7 pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesús el Mesías su Hijo nos limpia de todo pecado.

 

Los textos son bien claros, la comunión o común unión de los cristianos es la que tenemos unos hermanos con otros, y también con el Dios Padre y con su Hijo Jesús el Mesías, ¡pero jamás se dice que hemos de tener comunión con el espíritu santo!, ¿por qué?, porque sencillamente EL ESPÍRITU SANTO NO ES NINGUNA TERCERA PERSONA DIVINA, jamás dijeron los apóstoles que hemos de tener comunión con el espíritu santo, y jamás dijeron que hemos de hablarle, ni mucho menos adorarle. Por lo tanto, los falsos cristianos que dicen tener comunión con el espíritu santo, o que hablan al espíritu santo, o que le adoran, NO SON CRISTIANOS VERDADEROS, sino apostatas de la fe, tal como predijo el apóstol Pablo:

 

"Pero el espíritu dice claramente que en los últimos tiempos algunos se pondrán en contra de la verdadera doctrina, escuchando a espíritus impostores y engañadores que enseñarán doctrinas de demonios" (1Tm.4:1).

 

22. EL ESPÍRITU SANTO SE IDENTIFICA CON COSAS IMPERSONALES

 

En la Biblia se identifica al espíritu santo de manera impersonal, ya que se le compara con el agua y con el fuego (Mt,3:11, Mr.1:8). ¡El agua y el fuego no son personas literales!

Se le compara también con el vino, ya que Pablo dijo que los cristianos hemos de ser llenados del espíritu santo, y no de vino (Ef.5:18), ¡el vino no es una persona literal, y por tanto el espíritu de Dios tampoco lo es!.

El apóstol Pablo identificó también al espíritu santo como una cualidad que han de tener los verdaderos cristianos, ¡y no como una tercera persona divina!, leamos el pasaje:

 

"antes bien, nos recomendamos en todo como ministros de Dios, en mucha paciencia, en tribulaciones, en necesidades, en angustias; en azotes, en cárceles, en tumultos, en trabajos, en desvelos, en ayunos; en pureza, en ciencia, en longanimidad, en bondad, en el espíritu santo, en amor sincero, en palabra de verdad, en poder de Dios, con armas de justicia a diestra y a siniestra" (2Co.6:4-7).

 

La pureza, la ciencia, la bondad, el amor, etc. no son personas literales, por lo tanto, el espíritu santo que tenemos los cristianos tampoco es una persona literal.

El espíritu santo se puede dar por medida (Juan 3:34), llena a las personas y cosas (Hechos 2:4), puede ser derramado (Hechos 2:17, 18), está sobre los pueblos (Hechos 19:6), puede ser bebido (1 Cor. 12:13), es como un primer pago (2 Cor. 1:22), es un sello (Efe. 1:13), se le compara con la tinta con la cual se escriben cartas (2 Cor. 3:3), ¡nada de eso sería cierto si el espíritu santo fuera una tercera persona divina!, ya que ninguna de esas cosas son personas literales. Jamás en la Biblia se enseña que una persona se pueda derramar, pueda ser bebida, o que sea un sello, por consiguiente, es falso enseñar que el espíritu santo sea una tercera persona divina.

Observe que el apóstol Pablo, casi siempre en la introducción y en el final de sus epístolas, sólo invocó al Padre y al Hijo, y nunca al espíritu santo (Ro.16:27, 1 Cor. 1:3; 2 Cor. 1:2; Gál 1:3; Efe. 1:2; Fil. 1:2; 2 Tes. 1:2; Tito 1:4; File 3; 1 Tim. 1:2; 2 Tim. 1:2)., ¿por qué?, porque sencillamente el espíritu santo no es una tercera persona divina, Pablo jamás creyó ni enseñó esa patraña iglesiera de que el espíritu santo es la tercera persona divina de una trinidad a la cual se tenga que adorar y glorificar.

El apóstol Pablo contrastó el espíritu santo con el espíritu del mundo:

 

"Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido" (1 Cor. 2:12).

 

Fíjese que el espíritu del mundo no es literalmente una persona; por lo tanto ¡¡el espíritu de Dios con el cual es contrastado tampoco es una persona literal!!.

 

23. EL PODER DE DIOS RESUCITÓ A JESÚS

 

El apóstol Pablo dijo lo siguiente:

 

"Y si el espíritu de Aquel que resucitó a Jesús de entre los muertos mora en vosotros, el que resucitó al Mesías de entre los muertos también dará vida a vuestros cuerpos mortales mediante su espíritu que mora en vosotros." (Ro.8:11).

 

Observe este pasaje, Dios el Padre resucitó a Jesús por medio de su poder, es decir, por medio de su espíritu, y ese mismo poder o energía de Dios es el que resucitará a los verdaderos cristianos. ¡¡No fue ninguna tercera persona divina la que resucitó a Jesús!!, sino que fue el poder o energía de Dios el Padre.

 

"Pues como Dios levantó al Mesías, también a nosotros nos levantará por medio de su poder." (1Co.6:14).

 

Este pasaje es importantísimo, y ha de ser leído juntamente con Romanos 8:11. Observe que Dios el Padre levantará o resucitará a los salvos por medio de SU PODER, y en Romanos 8:11 dijo que los resucitará por medio de SU ESPIRITU, ¡lo cual demuestra de forma irrefutable que el poder de Dios es el espíritu de Dios, y no una tercera persona divina! Fue la gran ramera, la iglesia católica romana, la que se inventó en el siglo 4º esa mentira de que el espíritu santo es una persona divina, que juntamente con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, como dice el Credo Niceno-Constantinopolitano, ¡eso es un dios falso!, el dios trino creído y predicado por el sistema iglesiero apostata es sencillamente un dios falso, y adorar a ese dios falso es lisa y llanamente idolatría. Jesús enseñó bien claro que solamente el PADRE ha de ser adorado en espíritu y en verdad (Jn,4,23-24). Jesús jamás se incluyó en ese tipo de adoración, ni tampoco incluyó al espíritu santo en esa adoración, y además Jesús dijo que la vida eterna consiste en conocer el PADRE como el ÚNICO DIOS VERDADERO, y a Jesús el Mesías como su enviado (Jn.17:3). Observe que Jesús jamás dijo que la vida eterna consiste en conocer a un dios trino, ese falso dios trino es sencillamente una doctrina de demonios propagada por la cristiandad iglesiera apostata, ya sea la católica, o el resto de iglesias falsas que se separaron de ella, como las iglesias evangélicas.

 

"Y cual la soberana grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, conforme a la eficacia de su fuerza poderosa, la cual Dios la desplegó en Jesús el Mesías, resucitándolo de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales." (Efe.1:19-20).

 

En este pasaje Pablo mencionó la fuerza o poder de Dios el Padre, y ese poder de Dios resucitó al Mesías, y resulta que en Romanos 8:11 Pablo dijo que fue el espíritu de Dios lo que resucitó a Jesús el Mesías. Por lo tanto, no fue una tercera persona divina quien resucitó al Mesías, sino el poder o energía de Dios, indicando así que el espíritu santo se sencillamente el poder o energía del Dios supremo, el Padre celestial.

En definitiva, como hemos visto, la doctrina de la trinidad es absolutamente falsa y anticristiana, y el espíritu santo tampoco es ninguna tercera persona divina. Por consiguiente, ¡la doctrina fundamental de la cristiandad apostata, el trinitarismo, es totalmente falsa!. Todos esos iglesieros trinitarios nos acusan de herejes y engañadores a nosotros los que rechazamos esa doctrina de demonios, ¡pero los herejes y engañadores son ellos!, como ha quedado demostrado en este estudio, un estudio bíblico que NADIE lo puede rebatir.

Aquellos trinitarios que enseñan que el espíritu santo es Dios, o es una tercera persona divina, tienen que responder a las siguientes preguntas:

¿Por qué el espíritu santo jamás es adorado ni glorificado en la Biblia?

¿Por qué el espíritu santo no tiene un nombre propio como lo tiene una persona?

¿Por qué el Padre y el Hijo jamás hablan al espíritu santo como parte de una trinidad de personas divinas?

¿Por qué jamás en la Biblia se dirige una oración al espíritu santo? En la Biblia se ora a Dios el Padre, y a veces a Jesús, pero jamás al espíritu santo, lo cual sería absurdo si este fuera una tercera persona divina.

 ¿Por qué Jesús dijo en Apocalipsis 3:5 que al vencedor le confesará delante de su Padre y delante de sus ángeles, y no mencionó el espíritu santo?

 

Ya hemos visto en este libro que el unicitarismo, el trinitarismo, y el arrianismo son tres conceptos teológicos absolutamente falsos y anticristianos, que jamás son enseñados en la Biblia.

Como ya he demostrado en este libro, la verdadera teología bíblica es el HENOTEISMO, y además también la monolatría, es decir, la adoración de un solo Dios, que es el Padre celestial, el Dios supremo, el Creador supremo.

Los herejes unicitarios y los herejes trinitarios adoran a Jesucristo. Los primeros le adoran a Jesús porque ellos dicen que Jesús es el único Dios verdadero, el Padre celestial.

Los herejes trinitarios le adoran porque dicen que Jesús forma parte de un “dios trino”, y para ellos el único Dios verdadero es ese falso dios trino, al cual adoran. Para estos herejes trinitarios ese falso dios trino sería algo así como una especie de monstruo deforme con tres cabezas, un engendro deforme con tres rostros o personalidades, al cual muchos herejes trinitarios, a lo largo de la Historia, han dibujado como una especie de ser monstruoso con tres cabezas o rostros, como vemos en la siguiente ilustración.

 Ellos enseñan la gran mentira de que ese falso dios trino es el único Dios verdadero, y entonces adoran a ese monstruo de tres cabezas o rostros, por eso es que ellos adoran a Jesús y también al espíritu santo, al cual consideran una tercera persona divina.

¿Cuál es realmente la enseñanza bíblica sobre este tema de la adoración a Dios?, ¿qué enseñó Jesús sobre la adoración a Dios?, ¿qué enseña el libro del Apocalipsis sobre la adoración a Dios?, esto es lo que veremos en este capítulo.

 

1

¿QUÉ ES LA ADORACIÓN A DIOS?

 

En este capítulo usted va a conocer quién es ese único y verdadero Dios al cual adoran todos los seres celestiales, y al cual nosotros los humanos también hemos de adorar.

La adoración a este Dios único y verdadero es el principal mandamiento de Dios, tal como enseñó el Señor Jesucristo en este pasaje:

 

Y uno de ellos, intérprete de la ley, preguntó por tentarle, diciendo: 36 Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? 37 Jesús le dijo: Amarás al Amo tu Poderoso con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. 38 Este es el primero y grande mandamiento. 39 Y el segundo es semejante: Amarás a quien está cercano a ti semejante a ti mismo. 40 De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas. (Mt.22:35-40).

 

En la versión de Marcos se añaden más detalles:

 

28 Acercándose uno de los escribas, que los había oído disputar, y sabía que les había respondido bien, le preguntó: ¿Cuál es el primer mandamiento de todos? 29 Jesús le respondió: El primer mandamiento de todos es: Oye, Israel; el Amo nuestro, el Poderoso, el Amo uno es. 30 Y amarás al Amo tu Poderoso con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el principal mandamiento. 31 Y el segundo es semejante: Amarás a quien está cercano a ti semejante a ti mismo. No hay otro mandamiento mayor que éstos. (Mr.12:28-31).

 

En esas palabras de Jesús se explica muy claramente lo que es la adoración.

Observe atentamente que en ese texto Jesús citó la Shemá hebrea, que encontramos en Deuteronomio 6:4-5, y que dice lo siguiente:

 

Deu 6:4 Oye, Israel: IEVE nuestro Dios, IEVE uno es.

Deu 6:5 Y amarás a IEVE tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.

 

Ahora ponga mucha atención. Cuando Jesús dijo esas palabras SOLO ESTABA HABLANDO DE UN DIOS. Jesús no estaba hablando de ningún falso dios trino, ni tampoco se estaba refiriendo a sí mismo, sino que únicamente estaba hablando del Dios único y supremo, el Dios supremo de Israel, el Padre celestial. Si Jesús se hubiera referido a sí mismo en ese pasaje, entonces él habría dicho esto:

 

“Me amarás A MÍ, tu Poderoso, con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente y con todas tus fuerzas”.

 

Sin embargo, Jesús jamás se incluyó en esas palabras, prueba irrefutable de que ese Dios único no es ningún falso dios trino, ni es Jesús, sino que es solamente el Padre celestial.

Por lo tanto, el primer mandamiento, el más grande de todos, es amar al Padre celestial con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma, con toda nuestra mente, y con todas nuestras fuerzas.

Por consiguiente, ya podemos conocer perfectamente lo que es la verdadera adoración a Dios, es sencillamente amar al Dios supremo y único, el Padre celestial, con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma, con toda nuestra mente, y con todas nuestras fuerzas. Si usted adora a un falso dios trino, entonces usted no está adorando al Padre en espíritu y en verdad. Si usted ama o adora a Jesús con ese tipo de amor supremo que solo le corresponde al Padre celestial, ¡¡entonces usted no estará adorando a Dios!!, sino que estará practicando la idolatría. Si usted ama o adora a cualquier otro ser humano, sea su esposo, su esposa, su padre, su madre, con ese tipo de amor supremo que solo le corresponde al Padre celestial, entonces usted es un idolatra, y por tanto se condenará si no se arrepiente de esa idolatría.

En el satánico, santurrón y falso sistema iglesiero apóstata, el SIA, se enseña que adorar a Dios es cantar en sus cultos alabanzas, decir cientos de veces “aleluya” y “gloria a Dios”, sin embargo, eso no es adorar a Dios.

Adorar a Dios el Padre es, como ya hemos visto, AMARLE con todo nuestro corazón, con toda nuestra mente, con toda nuestra alma, y con todas nuestras fuerzas, es decir, se trata de un AMOR SUPREMO, máximo, y luego, obviamente, hay otros amores menores, que es el que damos por ejemplo al Señor Jesucristo, a nuestra esposa o esposo, a nuestros hijos, a nuestros hermanos en la fe, o a nuestros amigos, sin embargo, ese tipo de amor supremo con todo nuestro corazón, con toda nuestra alma, y con todas nuestras fuerzas se ha de dar solamente al Dios supremo, que es el Padre celestial, el Creador supremo de todas las cosas. Dar ese tipo de amor supremo a cualquier otra persona que no sea solamente el Dios Padre es pura idolatría. Esta es la razón por la cual los falsos cristianos que adoran a Jesús, o adoran a un falso dios trino, con ese tipo de amor supremo han caído en la idolatría, y si ellos no se arrepienten de esa idolatría después de haber conocido la verdadera doctrina (tal como usted la está conociendo por medio de este librito) se condenarán irremediablemente en el lago de fuego, tal como dice el Apocalipsis.

 

2

JESUCRISTO JAMÁS HA DE SER ADORADO DE ESA MANERA

 

Como ya he demostrado, la verdadera adoración a Dios consiste en dar al Dios supremo, el Padre celestial, el amor máximo. Esta clase de amor supremo jamás hemos de darla a Jesús ni a nadie más, pues de lo contrario estaremos practicando la idolatría. Cuidado, no estoy diciendo que a Jesús no hemos de amarle, por supuesto que los verdaderos cristianos amamos al Señor Jesucristo, el Hijo de Dios, y ese amor a Jesús lo demostramos guardando sus mandamientos, lo que él mandó, tal como él mismo dijo:

 

15 Si me amáis, guardad mis mandamientos.

21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él. 22 Le dijo Judas (no el Iscariote): Amo, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo? 23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. 24 El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió. (Jn.14:15, 21:24).

 

Ahí lo tiene bien claro. Los verdaderos cristianos amamos a Jesús guardando u obedeciendo lo que él mandó, los que dicen que creen en Jesús, pero rechazan la enseñanza de Jesús sobre este tema tan importante de la adoración a Dios, y no le obedecen a Jesús, sencillamente no aman a Jesús, sino que son falsos cristianos, son la cizaña que un día serán arrojados al fuego y quemados por haber oído la verdadera doctrina y rechazado.

Por consiguiente, ponga mucha atención: los verdaderos cristianos amamos o adoramos a Jesús, ¡¡pero ese tipo de amor o adoración a Jesucristo es INFERIOR al amor o adoración que hemos de dar solamente al Dios único y supremo, que es el Padre celestial!!, no hemos de dar a Jesús el tipo de amor supremo que se ha de dar solamente al Padre celestial.

La palabra española que en el Nuevo Testamento ha sido traducida por “adorar” procede de la palabra griega “proskuneo”. Esta palabrita unas veces ha sido traducida en el Nuevo Testamento por adorar, y otras veces por postrarse con reverencia. Por ejemplo, en Juan 4:23-24 ha sido traducida por adorar, y en Apocalipsis 3:9 ha sido traducida por postrarse, arrodillarse, ya que en este pasaje se está refiriendo a cristianos verdaderos, y en él se dice que la sinagoga de Satanás se postrará (proskuneo) ante los verdaderos cristianos, y esos judíos anticristianos reconocerán que Dios nos ama. Sin embargo, en Juan 4:23-24 esa palabra griega ha sido traducida por adorar porque se está refiriendo al Dios supremo, el Padre. Vamos a leer ese pasaje y a comentarlo:

 

Jua 4:23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.

Jua 4:24 Dios es un Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.

 

 

Jesús dijo que únicamente hemos de adorar al Dios Padre en espíritu y en verdad. Algunos podrán decir que en ese texto no aparece la palabra "únicamente", y que, por tanto -según ellos- Jesús no estaba negando que se le pudiera adorar también a él. Pero resulta que ese argumento es una falacia tremenda, porque si observa, Jesús jamás se incluyó en este tipo de adoración exclusiva al Padre, ya que, si Jesús fuera adorado con ese tipo de adoración exclusiva al Padre, entonces Jesús habría dicho estas palabras:

 

Jua 4:23 Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre Y A MÍ en espíritu y en verdad; porque también el Padre Y YO tales adoradores BUSCAMOS QUE NOS ADOREN.

Jua 4:24 Dios es Espíritu; y los que NOS adoran, en espíritu y en verdad es necesario que NOS adoren.

 

Como puede ver, la enseñanza de Jesús en cuanto a la adoración a Dios fue muy clara, solo hemos de adorar al Padre celestial, ¡él nunca dijo que le tengamos que adorar también a él!, no existe ni un solo pasaje en el Nuevo Testamento donde Jesús pidiera a sus discípulos que le adoremos a él. Lo que Jesús enseñó repetidamente es que le obedezcamos y le sigamos, pero JAMÁS dijo que le adoremos (Mt.7:22-27)

Pero no es solo ese pasaje de Juan 4:23-24 donde Jesús enseñó que solo hemos de adorar al Padre celestial. Resulta que Jesús también dijo estas palabras al mismísimo Satanás:

 

Luc 4:5 Y le llevó el diablo a un alto monte, y le mostró en un momento todos los reinos de la tierra.

Luc 4:6 Y le dijo el diablo: A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy.

Luc 4:7 Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos.

Luc 4:8 Respondiendo Jesús, le dijo: Vete de mí, Satanás, porque escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él solo servirás.

 

Observe como Jesús le dijo a Satanás que al único Dios que hay que adorar es al Señor Dios.

Muchos ignorantes bíblicos seguramente dirán que ese Señor Dios al que hay que adorar es Jesús, o un falso dios trino, sin embargo, eso es falso y se cae por su propio peso, porque si así fuera, entonces Jesús habría dicho que él, o un dios trino, es ese Señor y Dios supremo al que hay que adorar, y le habría dicho al diablo lo siguiente:

"Yo soy el Señor y Dios a quien tienes que adorar", sin embargo, Jesús jamás dijo al diablo que le adorara a él, ni mucho menos a un falso dios trino, sino que él se estaba refiriendo únicamente al Dios supremo, el Padre, el Dios único y todopoderoso.

 

3

EN EL APOCALIPSIS SOLO SE ADORA AL PADRE

 

En el catolicismo romano, así como también en las llamadas "iglesias evangélicas" y en otras iglesias, como la iglesia adventista del séptimo día, los mormones, etc., se predica que el libro del Apocalipsis enseña a adorar a Jesucristo, porque -según ellos- el Apocalipsis enseña que Jesús es igual al Dios Padre y que Jesús es el Creador de todas las cosas. En este apartado vamos a ver cuan falso es lo que esas iglesias enseñan. Lo voy a explicar de una forma tan clara y sencilla, que hasta un nene de cinco años lo podrá entender.

 

1- Para empezar, el libro del Apocalipsis siempre hace una clara diferencia entre el Dios ÚNICO que está sentado en el trono, el Padre, y el Cordero, que es Jesucristo. Nunca en el Apocalipsis al Cordero se le llama Dios, y nunca se dice que el Cordero sea adorado, esto lo vamos a comprobar analizando unos cuantos pasajes del Apocalipsis.

El primer texto del Apocalipsis donde aparece la palabra "Dios" es Apocalipsis 1:1, que dice así:

 

Apo 1:1 La revelación de Jesucristo, que Dios le dio, para manifestar a sus siervos las cosas que deben suceder pronto; y la declaró enviándola por medio de su ángel a su siervo Juan.

 

Como puede ver, primero se menciona a Jesucristo, y luego se menciona a Dios, es decir, el Padre. Fue el Dios supremo, el Padre, quien entregó esa revelación a Jesucristo. Por lo tanto, los que dicen que Jesucristo es llamado Dios en el Apocalipsis están mintiendo. Siempre en dicho libro se hace una clara diferencia entre Dios y Jesucristo, y como veremos seguidamente, es este único y supremo Dios, el Padre, el que es adorado, ¡nunca el Cordero es adorado!

 

2- Ahora veamos Apocalipsis 4, ponga mucha atención:

 

Apo 4:1 Después de esto miré, y he aquí una puerta abierta en el cielo; y la primera voz que oí, como de trompeta, hablando conmigo, dijo: Sube acá, y yo te mostraré las cosas que sucederán después de estas.

Apo 4:2 Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado.

 

Juan tuvo una visión del trono celestial, y dijo que vio a UNO sentado en el trono. Juan no dijo que vio a dos sentados en el trono, ni a tres, sino a un solo Dios. Seguidamente veremos quién es ese Dios sentado en el trono.

Ahora vamos a leer los versos 9 al 11:

 

Apo 4:9 Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos,

Apo 4:10 los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo:

Apo 4:11 Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.

 

El texto dice que los 24 ancianos adoran al Dios que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos, ¿y por qué adoran a este Dios único?, el verso 11 dice que le adoran porque ÉL CREÓ TODAS LAS COSAS, Y POR SU VOLUNTAD EXISTEN Y FUERON CREADAS.

Observe bien, el texto no dice por ninguna parte que los 24 ancianos adoran a Dios y al Cordero, sino que adoran solo a uno, al que está sentado en el trono, porque solo él creó los cielos y la tierra, es decir, el Padre es el Creador supremo, todas las cosas proceden de él (1Co.8:6), por eso es que solo él se merece la adoración, porque todo vino a existir por su voluntad, todas las cosas proceden de este Dios supremo sentado en el trono celestial.

El pasaje dice también que este Dios Padre vive por los siglos de los siglos. Los que enseñan que Jesús ha de ser adorado siempre citan el pasaje de Apocalipsis 1:18, un texto que habla de Jesús, y dice lo siguiente:

 

Apo 1:18 y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.

 

Quien estuvo muerto es Jesús, pero él resucitó en gloria y vive por los siglos de los siglos. Entonces, los trinitarios y demás personas que dicen que Jesús es adorado afirman que ese Dios sentado en el trono mencionado en Apocalipsis 4:9-11 solo puede ser Jesús, pues Jesús vive por los siglos de los siglos. Ese argumento, como voy a demostrar, es absolutamente falso y diabólico.

El Dios que vive por los siglos de los siglos mencionado en Apocalipsis 4:9-11 y es adorado por los 24 ancianos solo puede ser el Padre, no Jesús. Obviamente Jesús también vive por los siglos de los siglos, porque él resucitó y vive para siempre, él nunca morirá. Ahora bien, cuando los santos de Dios resuciten entonces también ellos vivirán por los siglos de los siglos, nunca morirán, sin embargo, ¡¡eso no significa que los cristianos resucitados seremos adorados como si fuéramos el Dios Padre!!. Por lo tanto, ¡¡vivir por los siglos de los siglos no significa que sea el mismo Dios mencionado en Apocalipsis 4:9-11!!

El Dios sentado en el trono mencionado en Apocalipsis 4 solo se refiere al Padre, y a nadie más, y vamos a ver por qué solo se refiere al Padre:

 

a) Primero porque Juan dijo que él vio a UNO sentado en el trono (Ap.4:1-2). Juan no vio a dos seres sentados en el trono, sino solo a uno.

 

b) En segundo lugar, el Creador supremo fue solamente el Dios Padre, no Jesús, tal como dice 1Corintios 8:6. Fue el Dios Padre quien decidió crear el Universo, y por eso es que los 24 ancianos adoran a este Dios Padre sentado en el trono (Ap.4:10-11).

El pasaje del apóstol Pablo dice que Jesucristo es el MEDIO que el Padre utilizó para crear todas las cosas. Jesús es el mediador, pero no el Creador supremo, sino un creador menor que colaboró con el Padre en la creación de los cielos y de la tierra.

En pasajes como Juan 1:3, 10, Col.1:16-17 y Heb.1:1-2 también se dice bien claro que todas las cosas existieron POR MEDIO de Cristo, el Verbo de Dios. Dios el Padre creó el Universo POR MEDIO de su Hijo, es decir, el Hijo no fue el Creador supremo, sino el MEDIADOR que ejecutó la obra creadora procedente del Padre. Pongamos un sencillo ejemplo: el verdadero creador de una casa es el arquitecto, él es quien decide crearla y la diseña, sin embargo, después el obrero o maestro principal ejecuta la creación de esa casa, pero el creador supremo de esa casa siempre será el arquitecto que la diseñó, nunca el obrero principal, este obrero sencillamente ayuda en la construcción de esa casa, pero él no es el creador supremo de esa casa. Lo mismo ocurre con el Dios Padre y con Jesús. Solo el Dios Padre creó todas las cosas, de él proceden todas las cosas, sin embargo, el Padre utilizó a su Hijo para ejecutar esa obra creadora, fue el Hijo quien ayudó al Padre en la creación del Universo, pero el Creador o Arquitecto supremo fue solo el Padre. Por eso es que los 24 ancianos adoran a este único Dios sentado en el trono, el Padre, porque fue él quien creó todas las cosas.

 

c) En el siguiente capítulo, el 5, leemos lo siguiente:

 

Apo 5:5 Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David, ha vencido para abrir el libro y desatar sus siete sellos.

Apo 5:6 Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba en pie un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra.

Apo 5:7 Y vino, y tomó el libro de la mano derecha del que estaba sentado en el trono.

 

Observe bien como el verso 6 dice que el Cordero, Jesús, estaba en medio del trono DE PIE, ¡¡no dice que él estuviera sentado en el trono!!, Jesús no es el Dios sentado en el trono.

Seguidamente Cristo, el Cordero, se acerca al Dios sentado en el trono y toma de su mano derecha el libro sellado con los siete sellos. Si Jesús se acerca al Dios sentado en el trono, ¡¡entonces Jesús no es el Dios sentado en el trono!!, ¿está claro, verdad? Los que enseñan que Jesús es ese Dios sentado en el trono sencillamente están mintiendo.

 

d) Seguidamente los cuatro seres vivientes y los 24 ancianos se postran delante de Cristo, el Cordero (v.8). La palabra griega que ahí aparece es proskuneo, que como ya hemos visto significa postrarse con reverencia. Ellos se postran ante Cristo para darle pleitesía, reverencia, y que no hemos de confundir con la adoración suprema que se da solamente al Padre celestial, pues como ya vimos, la adoración suprema se ha de dar solamente al Padre supremo, tal como enseñó Jesús (Jn.4:23-24, Ap.4.10-11).

 

e) Los versos 13 y 14 dicen lo siguiente:

 

Apo 5:13 Y a todo lo creado que está en el cielo, y sobre la tierra, y debajo de la tierra, y en el mar, y a todas las cosas que en ellos hay, oí decir: Al que está sentado en el trono, y al Cordero, sea la alabanza, la honra, la gloria y el poder, por los siglos de los siglos.

Apo 5:14 Los cuatro seres vivientes decían: Amén; y los veinticuatro ancianos se postraron sobre sus rostros y adoraron al que vive por los siglos de los siglos.

 

Observe muy atentamente este pasaje, pues es el que más suelen citar los herejes trinitarios y los unicitarios para enseñar la mentira de que Cristo es adorado: el pasaje menciona claramente al Dios sentado en el trono, y al Cordero, ¡los diferencia a los dos!. Uno es el Padre, el que está sentado en el trono, y el otro es Cristo, el Cordero, esto lo ha de tener usted muy claro, para que no sea engañado por Satanás, el cual utiliza a los herejes unicitarios para predicar la gran mentira de que Cristo es el Dios Padre.

Si se da cuenta, a estas dos personas divinas o dioses se les da alabanza, honra, gloria y poder, ahora bien, ¡¡ninguna de esas cuatro cosas es adorar!!

Dar alabanza a alguien no significa que se le esté adorando. Por ejemplo, en Romanos 13:3 el apóstol Pablo dijo que quien hace lo bueno, tendrá ALABANZA, y en 1Corintios 4:5 leemos que los verdaderos cristianos recibirán la ALABANZA de Dios, y obviamente eso no significa que Dios dará adoración a los cristianos. Alabar y adorar son cosas muy diferentes. Lo mismo sucede con la honra. Dios dice que honremos a nuestros padres, pero no que los adoremos (Mt.15:4). Honrar significa respetar.

Reconocer la gloria del Padre y de su Hijo Jesucristo tampoco significa adorar, por ejemplo, en Lucas 2:9 leemos que la GLORIA del Señor los rodeó de resplandor, no que la adoración del Señor los rodeó. La gloria y la adoración son dos cosas muy diferentes. Y el poder tampoco es adoración. Por lo tanto, en el verso 13 no se menciona la adoración, ¡¡esa adoración se menciona en el verso 14!!, en ese verso se dice bien claro que los cuatro seres vivientes y los 24 ancianos se postran sobre sus rostros y ADORAN al que vive por los siglos. ¿Quién es ese Dios que adoran?, pues resulta que es exactamente el mismo Dios mencionado en Apocalipsis 4:10-11, es decir, el Dios único SENTADO EN EL TRONO:

 

Apo 4:10 los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo:

Apo 4:11 Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.

 

Observe que ellos adoran a un solo Dios, al Dios único sentado en el trono, ¡¡no adoran al Cordero!!, si ellos adoraran al Cordero, a Jesús, entonces el pasaje diría lo siguiente: "y adoran A LOS QUE VIVEN por los siglos de los siglos”, o diría: “y LES adoraron”, pero eso no es lo que dice el pasaje, lo que dice el verso 14 es “y ADORAN al que vive por los siglos de los siglos", refiriéndose a un solo Dios, que es el Padre celestial. El Cordero jamás recibe esa adoración suprema que se da al Padre, porque el Creador supremo fue solamente el Padre. Recuerde, y no me cansaré de repetirlo, que en ese trono en el cielo solo hay sentado un Dios, tal como dijo Juan en Apocalipsis 4:1-2, y es ese Dios supremo y único sentado en el trono quien recibe la adoración, exactamente lo mismo que dijo Jesús en Juan 4:23-24.

 

3- Por dos ocasiones el apóstol Juan se postró de rodillas para adorar al ángel que le mostró esas visiones proféticas a Juan, y entonces ese ángel le dijo a Juan lo siguiente:

 

Apo 19:10 Yo me postré a sus pies para adorarle. Y él me dijo: Mira, no lo hagas; yo soy consiervo tuyo, y de tus hermanos que retienen el testimonio de Jesús. Adora a Dios; porque el testimonio de Jesús es el espíritu de la profecía.

 

Apo 22:9 Pero él me dijo: Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. Adora a Dios.

 

Observe que el ángel no le dijo por ninguna parte que adorara a Dios Y AL CORDERO, ¡sino solo a Dios!, ¿qué Dios?, pues obviamente al Dios sentado en el trono, al Padre celestial. Tampoco el ángel le dijo a Juan que adorara a un dios trino, sino solamente a ese Dios único sentado en el trono, que es el Padre celestial.

Los que dicen adorar a Jesucristo sencillamente están desobedeciendo a ese ángel de Dios que le habló a Juan y le reprendió, y también están desobedeciendo al propio Jesús, pues él dijo que hemos de adorar solamente al Padre (Jn.4:23-24). Esto es importantísimo, porque significa que los que adoran a Jesús no son por tanto seguidores de la doctrina de Jesucristo, es decir, ¡no son cristianos!, sino que son idólatras paganos, ellos rechazan lo que Jesús enseñó sobre este crucial asunto de la adoración a Dios.

 

 4- Leamos ahora este pasaje:

 

Temed a Dios, y reconoced su gloria, porque la hora de su juicio ha llegado; y adorad a aquel que hizo el cielo y la tierra, el mar y las fuentes de las aguas. (Ap.14:7).

 

Ese segundo ángel saldrá volando por el cielo, dando un mensaje de advertencia a los moradores de la tierra, diciéndoles que ADOREN SOLO A DIOS, al que hizo el cielo y la tierra. ¡Observe que ese ángel no dirá por ninguna parte que adoren a Dios y al Cordero!, sino que solo dirá que adoren a Dios, en singular, es decir, al Creador del Universo, y ya vimos que ese supremo Creador es solamente el Dios sentado en el trono, el Padre (Ap.4:10-11).

 

4

EN EL NOMBRE DE JESÚS SE DOBLARÁ TODA RODILLA

 

El apóstol Pablo dijo lo siguiente:

 

Flp 2:10 para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla de los que están en los cielos, y en la tierra, y debajo de la tierra;

Flp 2:11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de Dios Padre.

 

¿Lo ha leído bien?, Pablo no dijo que esa gloria suprema es para el Padre y el Hijo, ni mucho menos para un dios trino, sino SOLAMENTE PARA EL DIOS PADRE, ¿por qué?, porque solo el Padre es el único que tiene la gloria o resplandor supremo. Jesús recibe reverencia (proskuneo), pero solo el Padre tiene la gloria suprema.

La gloria o resplandor que tiene Jesús en el cielo es porque el Padre se la dio:

 

Jua 8:54 Respondió Jesús: Si yo me glorifico a mí mismo, mi gloria nada es; mi Padre es el que me glorifica, el que vosotros decís que es vuestro Dios.

 

La gloria que tiene el Dios supremo, el Padre, ES ÚNICA, Y ÉL JAMÁS COMPARTE ESA GLORIA CON NADIE:

 

Isa 42:8 Yo IEVE; este es mi nombre; y a otro no daré mi gloria, ni mi alabanza a esculturas.

 

El Dios Padre lo dice bien claro: A OTRO ÉL NO DARÁ SU GLORIA, el Padre tiene una gloria única y suprema, y por tanto solo él es adorado. La gloria que tiene Jesús es inferior a la del Padre, por la sencilla razón de que son dos dioses diferentes, pero unidos en una sola mente y propósito (Jn.10:30).

Tenga presente que un idólatra no es solamente quien adora a dioses falsos, o a imágenes, o quien adora el dinero, sino que ¡¡un idólatra es todo aquel QUE ADORA A ALGUIEN CON UN TIPO DE ADORACIÓN QUE LE CORRESPONDE SOLO AL DIOS PADRE!!.

Los que adoran o aman a Jesús con ese tipo de amor o adoración que solo le corresponde al Dios supremo, el Padre, ya no están adorando solamente al Padre, y es por tanto un idólatra, ya que están amando a algo o a alguien con un amor supremo que solo le corresponde al Padre celestial, el Dios supremo y único.

¿Y qué sucede con esos cinco pasajes del Nuevo Testamento donde se dice que “adoraron a Jesús”?

En las malas versiones bíblicas los trinitarios que las tradujeron enseñan que Jesús fue adorado, los cinco pasajes donde se dice que Jesús fue adorado son los siguientes: Mt.2:11, 14:33, 28:9, 17, Heb.1:6.

Ahora bien, resulta que la palabra griega que en esos pasajes se utiliza es “proskuneo”, y esa palabra se puede traducir de dos maneras: por “adorar” o por “postrarse con reverencia en señal de respeto". Por ejemplo, la palabra proskuneo ha sido traducida correctamente por adorar en Juan 4:23-24 y en otros pasajes, porque esa palabra se refiere al Dios supremo, el Padre, sin embargo, esa misma palabra griega también aparece en Apocalipsis 3:9, y ha sido traducida correctamente por “postrarse", ya que no se refiere a Dios el Padre sino a seres humanos. Por lo tanto, dependiendo del contexto, esa palabra griega se puede traducir por adorar, o por postrarse con reverencia.

Ahora bien, cuando esa palabra se aplica a Jesús el Mesías, ¿cómo se ha de traducir?

Jesús era un hombre cuando vivió en la tierra, Pablo dijo que Jesús estaba en la condición de HOMBRE (Filp.2:6-7), y en la Biblia cuando la palabra griega proskuneo se aplica a seres humanos, SIEMPRE SE TRADUCE POR POSTRARSE CON REVERENCIA, nunca por adorar.

Por consiguiente, cuando los discípulos de Jesús se postraron ante él, o cuando los ángeles de Dios se postran ante Jesús, sencillamente lo hacen para darle reverencia, en señal de respeto y sumisión, pero jamás lo hacen para adorarle, ya que el propio Jesús enseñó bien claro que SOLO HEMOS DE ADORAR AL PADRE CELESTIAL (Jn.4.23-24). Jesús jamás se incluyó en ese tipo de adoración que solo hay que dar al Padre celestial.

Si los discípulos de Jesús o los ángeles adoraran a Jesús como se adora al Dios supremo, el Padre, ¡¡entonces todos esos discípulos, así como los ángeles estarían DESOBEDECIENDO A JESÚS!!, no estarían siguiendo la enseñanza de Jesús.

Por consiguiente, esas versiones bíblicas que han traducido esos pasajes por “adorar” son falsas y erradas, y además inducen a la idolatría.

Los ángeles y todos los verdaderos cristianos SOLO ADORAMOS A DIOS, es decir, al Dios supremo, el PADRE celestial, tal como le dijo el ángel a Juan: “ADORA A DIOS” (Ap.19:10, 22:9), el ángel jamás le dijo a Juan que adorara a Dios y al Cordero, sino solamente al Dios que está sentado en el trono, es decir, al Dios supremo, el Padre.

Todos aquellos que adoran a un falso dios trino, o que adoran a Jesús, o que adoran al espíritu santo, son sencillamente falsos cristianos engañados por Satanás, que están practicando una adoración falsa y contraria totalmente a la enseñanza de Jesús.

 

Seguramente que muchos me harán la siguiente pregunta: ¿y qué sucederá entonces con todos aquellos trinitarios y unicitarios que a lo largo de los siglos han adorado a Jesucristo, o a un falso dios trino?, ¿se van a condenar al lago de fuego?

La respuesta a esa pregunta es muy sencilla: Dios perdona la ignorancia humana.

Una persona que jamás ha conocido la verdadera doctrina, sino que ha ignorado lo que enseña realmente la Biblia, y en su ignorancia adoró a Jesucristo como si se tratara del Dios todopoderoso, Dios en su misericordia le perdonará, porque lo hizo sin tener el conocimiento de la verdad. Ahora bien, otra cosa muy diferente es aquella persona que ha llegado al conocimiento de la verdadera doctrina como se expone en este importante libro, y entonces la rechaza y desobedece a Dios, prefiriendo ser un hereje y mentiroso trinitario o un unicitario que adora a un falso dios trino, o que adora a Jesús el Mesías, entonces esa persona sin ninguna duda condenará al lago de fuego por apostata y mentiroso, tal como dice este tremendo pasaje de Hebreos:

 

Heb 10:26 Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados,

Heb 10:27 sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios.

 

En este importante libro doctrinal se ha expuesto la verdadera doctrina cristiana y la verdadera teología bíblica. Usted ha llegado al conocimiento de esa verdad, pero si rechaza esta verdad y peca, es decir, si quebranta el primer mandamiento de Dios adorando o amando a alguien con un amor supremo que solo le corresponde al Padre celestial, entonces ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio y de hervor de fuego, que devorará a los enemigos.

Si usted es un trinitario, ha de saber que Satanás le ha engañado para que usted se condene. ¡¡Satanás no quiere que usted crea en la gran verdad enseñada por Jesús en Juan 17:3!!, de que para tener la vida eterna tenemos que creer que el Padre es el único Dios verdadero, y que Jesús es el verdadero Mesías de Israel enviado por el Padre a la tierra, el descendiente biológico del rey David, es decir, del linaje de David a través de su padre humano José.

Todos los herejes y falsos cristianos trinitarios, los unicitarios y los arrianos rechazan esta verdad enseñada por Jesús, sin embargo, ahora tiene usted la oportunidad de conocer la verdadera doctrina, de arrepentirse y poder así salvar su propia alma.

Abandone usted esas tres doctrinas de demonios que son el trinitarismo, el unicitarismo y el arrianismo, y crea en la verdadera enseñanza bíblica, que es el HENOTEISMO MONÓLATRA, tal como la he expuesto en este librito.

 

 

Satanás ha engañado a millones de personas con la gran mentira del monoteísmo, es decir, con la doctrina falsa de que solo existe un Dios solitario.

Igualmente, el diablo ha engañado a millones de personas a lo largo de la Historia con un politeísmo falso e idolátrico, en el cual se da culto a montones de dioses falsos inventados por el hombre, y representados por todo tipo de imágenes o ídolos de madera, de piedra o de metal.

Ahora bien, en la Biblia no hay ni un solo versículo donde se diga que solo existe un Dios, sino que en la Biblia se enseña un claro POLITEISMO VERDADERO, y al mismo tiempo es un politeísmo monólatra, en el cual se adora solamente a un Dios supremo y verdadero, que es el Padre celestial, el Dios y Padre de Jesús el Mesías.

Esta verdadera teología bíblica se llama HENOTEISMO MONÓLATRA, es decir, la creencia en la existencia de un Dios supremo, único y Todopoderoso, que es el Padre celestial, pero reconociendo la existencia de otros muchos dioses, que son los ángeles, y también los hijos de Dios humanos, como demostraré después.

Como ya hemos visto en este libro, este Dios Padre supremo y único tiene a un Hijo divino y especial, que es Jesús el Mesías, el segundo Dios subordinado al Padre celestial.

Esta verdad bíblica obviamente destroza la mentira satánica del monoteísmo, es decir, la creencia en la existencia de un solo Dios solitario.

Una de las mayores mentiras estúpidas dichas por los falsos cristianos trinitarios es que ellos dicen que son trinitarios y también monoteístas.

Realmente hay que tener poquísimo cerebro para decir que los trinitarios son monoteístas.

Un hereje trinitario es absolutamente IMPOSIBLE que sea monoteísta.

El trinitarismo, en esencia, enseña que hay TRES PERSONAS DIVINAS, que son el Padre, el Hijo y el espíritu santo, y dicen ellos que esas tres personas divinas forman un solo Dios, es decir, ellos enseñan la burrada diabólica y antibíblica de que esa cosa monstruosa es un “dios compuesto por tres”, o un “dios trino”, dicho en otras palabras, ¡¡es una especie de monstruo con tres rostros o cabezas!!

En este libro ya he refutado y destrozado con la Biblia a ese falso dios trino o dios compuesto por tres enseñado por todos los falsos cristianos trinitarios, y en este capítulo 5 voy a destrozar también con la Biblia el satánico y mentiroso monoteísmo.

Un monoteísta es el que cree y enseña la existencia de un solo Dios SOLITARIO. Por ejemplo, la religión falsa del islam sí que es estrictamente monoteísta, ya que ellos enseñan que en el cielo solo existe un dios, al cual ellos llaman “Alá”, y que ese dios es solitario, no existen más dioses según ellos.

Por consiguiente, no se puede ser trinitario y monoteísta al mismo tiempo, ya que son dos conceptos religiosos totalmente diferentes y opuestos.

Un falso cristiano que cree en un falso dios trino o dios compuesto por tres es imposible que pueda ser monoteísta, por la sencilla razón de que TRES PERSONAS DIVINAS JAMÁS PODRÁN SER UN SOLO DIOS SOLITARIO.

Ponga mucha atención:

Una persona divina es un Dios.

Dos personas divinas son, por tanto, dos dioses.

Y tres personas divinas son, por tanto, TRES DIOSES, ya que 1+1+1 solo puede ser igual a 3, sin embargo, los herejes trinitarios enseñan la burrada de que 1+1+1 es igual a 1, es decir, que ellos ni siquiera saben sumar.

Por lo tanto, TRES PERSONAS DIVINAS JAMÁS PODRÁN SER UN SOLO DIOS SOLITARIO. Solo un demente idiotizado y embustero patológico puede decir que es trinitario, y al mismo tiempo decir que es monoteísta, ya que ¡¡eso es totalmente imposible y falso!!, ya que son dos conceptos contradictorios y opuestos.

Lo que dicen los herejes y falsos cristianos trinitarios es tan estúpido, diabólico y demencial como si yo digo que tres personas humanas son un solo ser humano, eso es totalmente imposible y falso, ya que tres personas humanas solo puede ser TRES SERES HUMANOS, y no un solo ser humano.

Igualmente sucede con el trinitarismo: tres personas divinas jamás podrán ser un solo ser divino, sino tres seres divinos, es decir, tres dioses, ¡¡pero jamás un solo Dios!!, por eso es que los falsos cristianos trinitarios tienen realmente la mente destrozada por el padre de la mentira, que es el diablo, incluso muchos herejes trinitarios intentando comprender a ese misterioso y falso dios trino inventado por la gran ramera de Roma, que es el catolicismo romano, se han vuelto realmente locos de remate al grado sumo por culpa de esa doctrina de demonios que es el trinitarismo.

Seguidamente voy a pegar y a comentar los pasajes bíblicos que destrozan el satánico monoteísmo, y al mismo tiempo esos pasajes enseñan un claro POLITEISMO, es decir, la creencia en la existencia de más de un Dios, y todos esos dioses mencionados en la Biblia están subordinados o sujetos a un Dios supremo y todopoderoso que es solamente el Padre celestial.

Comencemos:

 

En Éxodo 7:1 leemos:

 

"Mira, yo te he constituido DIOS para faraón".

 

Como puede ver, Dios le dijo a Moisés que lo constituyó DIOS para Faraón. La palabra hebrea que ahí aparece es elohim, que significa poderoso.

Obviamente esto no significa que Moisés fuera un ser celestial e inmortal, sino que era un humano, pero era un líder poderoso dotado por Dios con poderes sobrenaturales, por lo tanto, Moisés era un dios, o lo que es igual, un ser poderoso.

Esto destroza totalmente la mentira satánica del monoteísmo, ya que si Moisés era un dios, ¡¡entonces ya no existe un solo Dios!!, y por lo tanto, el monoteísmo queda destrozado.

 

En Éxodo 15:11 leemos:

 

"¿Quién como tú, oh IEVE, entre los DIOSES?".

 

En ese pasaje se mencionan a los dioses o poderosos (elohim), y se dice que ese Señor IEVE, que es el Padre celestial, es superior a todos ellos, es decir, es el Dios supremo, con lo cual, el monoteísmo queda destrozado al ser antibíblico.

Obviamente esos dioses no son los demonios ni los dioses falsos, ya que el Padre celestial no es el Dios de los dioses falsos ni el Dios de los demonios, sino que esos dioses son los hijos de Dios, es decir, los ángeles y también los seres humanos con poder, como lo era Moisés.

 

En Deuteronomio 10:17 leemos:

 

"Porque IEVE vuestro Dios es Dios de DIOSES y Señor de señores".

 

Ese pasaje enseña lo mismo que el anterior. El Dios Padre, el Dios de Israel, es el Dios DE DIOSES, porque sencillamente hay muchos más dioses, los cuales están subordinados al Padre.

Obviamente el Dios Padre no es el Dios de los demonios ni el Dios de los dioses falsos, sino que el Padre es el Dios de sus hijos. Por lo tanto, los que enseñan que solo existe un Dios mienten descaradamente y no creen en la Biblia.

 

En Josué 22:22 leemos:

 

"IEVE, Dios de los DIOSES, IEVE, Dios de los DIOSES".

 

Ese pasaje enseña lo mismo que los anteriores.

El Dios Padre es el Dios de los dioses, lo cual demuestra claramente que hay muchos otros dioses, los cuales están subordinados al Dios supremo, el Padre. Esta verdad bíblica se llama HENOTEISMO, sin embargo, el monoteísmo es lo contrario a esa verdad bíblica.

 

En 2 Crónicas 2:5 leemos:

 

"El Dios nuestro es grande sobre todos los DIOSES".

 

Ese pasaje enseña lo mismo. El Dios de Israel, el Padre celestial, es el más grande sobre todos los dioses. Puro henoteísmo.

 

En el Salmo 50:1 leemos:

 

"El Dios de DIOSES, IEVE, ha hablado, y convocado la tierra".

 

Ese pasaje enseña lo mismo que los anteriores. El Padre es el Dios de otros muchos dioses, y esos dioses son los hijos de Dios.

 

En el Salmo 82:1,6 leemos:

 

"Dios está en la reunión de los DIOSES, en medio de los DIOSES juzga... Yo dije: vosotros sois DIOSES, y todos vosotros hijos del Altísimo".

 

Jesús citó estas palabras del salmista, para decir que él es el Hijo de Dios:

 

"Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra Ley: Yo dije, dioses sois? Si llamó dioses a aquellos a quienes vino la palabra de Dios (y la Escritura no puede ser quebrantada), ¿al que el Padre santificó y envió al mundo, vosotros decís: Tú blasfemas, porque dije: HIJO DE DIOS SOY?" (Jn.10:34-36).

 

Ese salmo se refiere a los antiguos jueces de Israel, a los cuales Dios llamó dioses, es decir, elohim, que significa poderosos. Los jueces de Israel eran seres humanos poderosos porque juzgaban al pueblo de Israel con la autoridad de Dios, sin embargo, esos jueces humanos se convirtieron en jueces arrogantes e injustos y morirían como hombres.

Jesús citó ese salmo para enseñar a los judíos que si a esos seres humanos Dios los llamó dioses, cuanto más a Jesús, el cual es mucho mayor que esos jueces de Israel, ya que él es el Hijo de Dios, es decir, un Dios mucho más poderoso y justo que esos jueces de Israel.

 

En el Salmo 86:8 leemos:

 

"Oh Señor, ninguno hay como tú entre los DIOSES"

 

Ese salmo enseña lo mismo. El Dios Padre es único entre los demás dioses, indicando así que el Padre celestial es el Dios supremo, y ningún otro dios se puede igualar a él.

 

En el Salmo 95:3 leemos:

 

"IEVE es Dios grande, y Rey grande sobre todos los DIOSES".

 

Ese salmo enseña una vez más que el Dios Padre, IEVE, el Dios de Israel, es un Dios grande, y él es el Rey sobre todos los demás dioses, con lo cual el monoteísmo queda pulverizado. Decir que solo existe un Dios es una de las mayores mentiras de Satanás.

 

En el Salmo 136:2 leemos:

 

"Alabad al Dios de los DIOSES, Porque para siempre es su misericordia."

 

Ese salmo enseña lo mismo que los otros. El Dios Padre es el Dios supremo entre otros muchos más dioses.

 

En Daniel 11:36 leemos:

 

"Y el rey hará su voluntad, y se ensoberbecerá, y se engrandecerá sobre todo dios; y contra el Dios de los dioses dirá cosas horrendas".

 

Ese pasaje es una profecía que se refiere a la futura bestia, el cual se ensalzará sobre todos los dioses, y contra el Dios Padre, que es el Dios de los dioses, hablará cosas horrendas, es decir, blasfemias. Todos esos dioses son sencillamente los hijos de Dios subordinados al Padre.

Por consiguiente, no se deje usted engañar por esa mentira diabólica y antibíblica del monoteísmo.

La Biblia jamás enseña esa patraña de que solo exista un Dios. Lo que existe es un DIOS SUPREMO Y ÚNICO, que es el Padre celestial, y existen también millones de dioses en los cielos y en la tierra, todos los cuales están subordinados al Padre celestial, el cual es el Dios supremo, y el Todopoderoso, y al lado derecho de este Dios supremo que está en el cielo está sentado el segundo Dios, que es su Hijo Jesús el Mesías, el cual está subordinado al Padre celestial, y al mismo tiempo es quien ejecuta la voluntad del Padre y es uno con el Padre en la forma de pensar, en eternidad y en naturaleza divina (Jn.10:30).

Lo que el Dios supremo niega en su Palabra es la existencia de dioses AJENOS, es decir, dioses FALSOS, hechos por el hombre, y que no son más que ídolos o demonios. IEVE prohibió a Israel que adorara a esos dioses ajenos o falsos (Ex.20:3, Dt.11:16, Sal.96:5, Is.37:19, Jer.1:16, 2:11, 7:6,18). El Señor dice que esos dioses ajenos no son dioses, y jamás hemos de adorarlos, ¡pero reconoce la existencia de otros MUCHOS DIOSES: los hijos de Dios! (Salm.82:1,6).

 

REFUTADOS LOS ARGUMENTOS FALSOS DADOS POR LOS MONOTEISTAS TRINITARIOS Y UNICITARIOS

 

Los falsos cristianos monoteístas, ya sean los trinitarios o los unicitarios, siempre esgrimen unos cuantos pasajes de la Biblia, para hacernos creer que solo existe un Dios. Esos pasajes son los siguientes:

 

1Corintios 8:6. Este pasaje de Pablo está pésimamente traducido en casi todas las versiones bíblicas, ya que la palabra "solo" no se encuentra en el texto griego, lo puede comprobar usted leyendo el Nuevo Testamento Interlineal Griego-Español de Francisco Lacueva, edit, CLIE.

El original griego tampoco tenía puntos, ni comas. Añadiendo a ese pasaje los dos puntos y la palabra "solo", SE DESTROZA TODO EL SENTIDO DE LA FRASE DICHA POR PABLO. Por ejemplo, no es lo mismo decir: "para nosotros hay un SOLO rey", que decir: "para nosotros hay un rey". La primera frase excluye la existencia de más reyes, sin embargo, la segunda frase no excluye la existencia de más reyes.

Lo que dijo el apóstol Pablo, por tanto, es que los cristianos tenemos un Dios el Padre y un Señor Jesucristo, ¡pero sin negar la existencia de otros muchos dioses y señores!, existencia que Pablo reconoció en el versículo 5, que dice lo siguiente:

 

"...como de hecho hay muchos dioses y señores en los cielos y en la tierra".

 

Como podemos ver, el pasaje de 1Co.8:6 tampoco enseña por ninguna parte que Dios sea trino, ya que el texto dice: “un Dios el Padre”, lo cual demuestra que el apóstol Pablo JAMÁS fue un hereje trinitario, ya que, si Pablo hubiera sido trinitario, entonces habría escrito lo siguiente: “Porque para nosotros hay un solo Dios, que es Padre, Hijo y espíritu santo”.

Repito, los cristianos tenemos un Dios Padre, del cual proceden todas las cosas, y un Señor Jesucristo, por medio del cual el Padre creó todas las cosas (Jn.1:3, 10, Col.1:16-17, Heb.1:1-2), y este Señor Jesús es un Dios unigénito (Jn.1:18), y nuestro gran Dios y Salvador (Tito 2:13).

 

 1Timoteo 2:5. La palabra "solo" tampoco existe en el texto griego de este pasaje de Pablo, sino que fue añadida por los traductores monoteístas para hacernos creer la doctrina antibíblica que solo existe un Dios. Por lo tanto, la traducción literal dice lo siguiente:

 

"Porque hay un Dios, y un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre".

 

Lo que enseñó Pablo en ese pasaje es simplemente que hay un Dios Padre, y un mediador entre el Padre y los hombres: Jesucristo hombre, es decir, Jesucristo sigue siendo un hombre, además de un Dios, y él es quien intercede o ruega por nosotros ante el Padre en el cielo.

Pablo no dijo que "solo" exista un Dios, ni tampoco que "solo" exista un mediador, ¡lo que dijo es que tenemos un Dios y un mediador muy especial!, sin embargo, hay muchos más dioses y más mediadores, pues el oficio de mediador o intercesor entre Dios y los hombres NO ES EXCLUSIVO de Jesucristo, por la sencilla razón de que los cristianos que estamos en la tierra también podemos ROGAR o INTERCEDER ante Dios por otros seres humanos.

Jesucristo es un Mediador ÚNICO entre Dios y los hombres, es decir, la mediación celestial efectuada por Jesucristo ante el Padre es única en su género, ¡no hay otra mediación como la de Jesucristo!, la suya es especial, ¡pero de ninguna manera niega Pablo la existencia de otros muchos mediadores entre Dios y los hombres!, si no existieran más mediadores entre Dios y los hombres, ¿entonces por qué la Biblia dice que los hijos de Dios intercedamos orando a Dios por otros seres humanos?, si solo Jesucristo es el único mediador que existe, ¡entonces los cristianos no podríamos orar o interceder ante Dios por otros seres humanos!

Algunos me dirán que esto que enseño es igual que la falsa doctrina papista de la mediación de María y de los santos en el cielo, ¡falso!, la mediación que he mencionado aquí es la de cristianos que VIVEN EN LA TIERRA orando o intercediendo por otros seres humanos que viven en la tierra, ¡de ninguna manera me estoy refiriendo a invocar a los muertos para que intercedan en el cielo por nosotros!, ya que esto es imposible, pues los santos muertos (incluida María) volverán a vivir únicamente cuando Jesucristo venga en gloria y resuciten para estar con él (1Ts.4:15-17).

El texto de 1Tm.2:5 también destroza la doctrina falsa de la trinidad, ya que dicho pasaje no menciona a ningún Dios trino, sino que menciona al Dios Padre y a Cristo.

Si Pablo hubiera sido trinitario, entonces habría escrito lo siguiente: “Porque hay un Dios trino, y un mediador entre el Dios trino y los hombres, Jesucristo hombre”. ¡Ese “dios trino” es un dios FALSO, inventado por los falsos teólogos de la cristiandad apóstata!, ya que en la Biblia no hay ni rastro de ese falso dios trino, como ya he demostrado en este libro.

 

Efesios 4:6. Este pasaje también ha sido falsificado por los traductores monoteístas de la cristiandad, de la misma forma que fue falsificado 1Co.8:6 y 1Tm.2:5 ¡La palabra "solo" tampoco se encuentra en el texto griego de ese pasaje!, y añadir esa palabra destroza todo el sentido de la frase de Pablo. Por lo tanto, la traducción literal de ese pasaje dice así:

 

"Un Señor, una fe, un bautismo, UN DIOS Y PADRE de todos..."

 

Es decir, lo que dijo Pablo simplemente es que los cristianos tenemos un Señor Jesús, y un Dios Padre, ¡pero sin negar la existencia de otros muchos dioses y señores en el cielo y en la tierra!, existencia que Pablo reconoció en 1Co.8:5.

El texto de Efesios 4:6 también destroza la doctrina falsa de la trinidad, ya que, si Dios fuera trino, entonces Pablo habría dicho lo siguiente: “Un Señor, una fe, un bautismo, UN SOLO DIOS TRINO...”

 

Isaías 42: 10-11. "Vosotros sois mis testigos, -oráculo de IEVE - mi siervo a quien elegí, para que me conozcáis y me creáis a mí mismo, y entendáis que yo soy: Antes de mi no fue formado Dios, ni lo será después de mí. Yo, yo soy IEVE, y fuera de mi no hay salvador".

 

Ese pasaje no dice por ninguna parte que solo exista un Dios, lo único que dice es que antes de IEVE no fue formado Dios, ni lo será después de él. Sencillamente lo que enseña ese texto es la ETERNIDAD de IEVE, ¡pero no niega la existencia de otros muchos dioses subordinados a IEVE!.

Ya vimos como en Dt.10:17, y en otros pasajes más, se dice bien claro que IEVE es el Dios DE DIOSES, lo cual demuestra de forma irrefutable el HENOTEISMO, es decir, la existencia de muchos dioses y señores, pero subordinados a un Dios supremo: el IEVE Padre.

IEVE (el Padre) es un Salvador único, ¡pero esto no significa que no existan más salvadores!, por ejemplo, Jesucristo también es un SALVADOR único (Hch.4:12), y no solo eso, Pablo le llamó "NUESTRO GRAN DIOS Y SALVADOR" (Tito 2:13). Por lo tanto, cuando ese pasaje dice que fuera de IEVE no hay Salvador, significa que no existe otro Salvador como IEVE el Padre, el Dios supremo, ¡pero sin negar la existencia de otros salvadores inferiores al Padre!

 

Isaías 45:21-22. "No hay otro dios fuera de mí. Dios justo y salvador, no hay otro fuera de mí... porque yo soy Dios, no existe ningún otro".

 

El anterior pasaje tampoco dice por ninguna parte que solo exista un Dios, y tampoco niega la existencia de otros muchos dioses. Observe bien lo que dice el pasaje: "No hay OTRO dios fuera de mí... no hay OTRO fuera de mí... no existe ningún OTRO". ¿Lo entiende?, lo que el Dios supremo, el Padre, niega es que exista OTRO dios IGUAL A ÉL, la palabra "OTRO" lo explica bien claro, ya que él es un Dios único y supremo, no hay otro dios como él, sin embargo, ¡el texto no niega por ninguna parte la existencia de otros muchos dioses inferiores a él y subordinados a él!

 

Isaías 44:6-8. “Así dice IEVE Rey de Israel, y su Redentor, IEVE de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay dios... No hay dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno.”

 

Los herejes y falsos cristianos trinitarios y unicitarios siempre citan especialmente ese pasaje para enseñar la mentira de que solo existe un Dios, sin embargo, eso no es lo que dice ese pasaje, ya que si leemos el contexto veremos que está hablando de los DIOSES FALSOS o ÍDOLOS de madera o de piedra creados por los idólatras, y lo que dice el Dios Padre en ese pasaje es que fuera de él no existe ninguno de esos dioses falsos. Leamos el contexto de ese pasaje para conocer la verdad:

 

Isa 44:6 Así dice IEVE Rey de Israel, y su Redentor, IEVE de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay dios.

Isa 44:7 ¿Y quién proclamará lo venidero, lo declarará, y lo pondrá en orden delante de mí, como hago yo desde que establecí el pueblo antiguo? Anúncienles lo que viene, y lo que está por venir.

Isa 44:8 No temáis, ni os amedrentéis; ¿no te lo hice oír desde la antigüedad, y te lo dije? Luego vosotros sois mis testigos. No hay dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno.

Isa 44:9 Los formadores de imágenes de talla, todos ellos son vanidad, y lo más precioso de ellos para nada es útil; y ellos mismos son testigos para su confusión, de que los ídolos no ven ni entienden.

Isa 44:10 ¿Quién formó un dios, o quién fundió una imagen que para nada es de provecho?

 

Como puede ver, el pasaje se está recibiendo a los dioses falsos, a los ídolos, y lo que Dios el Padre dice en ese pasaje es que ninguno de esos dioses falsos o ídolos existe, es decir, el pasaje NO HABLA DE DIOSES VERDADEROS, QUE SON LOS HIJOS DE DIOS, sino sencillamente de ídolos de madera o de piedra. Por lo tanto, ese pasaje no enseña por ninguna parte la mentira del monoteísmo.

 

Isaías 45:5-7. “Yo soy IEVE, y ninguno más hay; no hay dios fuera de mí. Yo te ceñiré, aunque tú no me conociste, para que se sepa desde el nacimiento del sol, y hasta donde se pone, que no hay más que yo; yo IEVE, y ninguno más que yo, que formo la luz y creo las tinieblas, que hago la paz y creo la adversidad. Yo IEVE soy el que hago todo esto.”

 

Si leemos el contexto de ese pasaje veremos que se están refiriendo una vez más a los dioses falsos, a los ídolos:

 

Isa 45:16 Confusos y avergonzados serán todos ellos; irán con afrenta todos los fabricadores de

imágenes.

Isa 45:20 Reuníos, y venid; juntaos todos los sobrevivientes de entre las naciones. No tienen conocimiento aquellos que erigen el madero de su ídolo, y los que ruegan a un dios que no salva.

 

Por lo tanto, cuando el Dios Padre dice en ese pasaje que no hay dios fuera de él, se está refiriendo a los dioses falsos, a esos ídolos de madera que no pueden salvar. El pasaje no niega la existencia de dioses verdaderos.

 

Deuteronomio 6:4. "Escucha, Israel: IEVE NUESTRO DIOS, IEVE ÚNICO ES",

 

Ese pasaje llamado la Shemá tampoco enseña por ninguna parte que solo exista en Dios. Lo que enseña ese texto es que ese Dios supremo de Israel es ÚNICO, es decir, UNO, y ese Dios supremo es solamente el Padre celestial. El Padre es un Dios único, tal como enseñó Jesús también en Juan 17:3, porque el Padre es el Dios supremo, ningún otro Dios se puede igualar al Padre, pero ese pasaje no niega la existencia de otros muchos dioses inferiores al Padre.

Cuando en el Nuevo Testamento se dice que Dios es uno, jamás se está refiriendo a un falso dios trino, sino SOLAMENTE AL DIOS PADRE. Voy a demostrarlo en los siguientes pasajes:

 

Romanos 3:29-30.

 

"¿Es Dios solamente Dios de los judíos? ¿No es también Dios de los gentiles? Ciertamente, también de los gentiles. Porque Dios es uno, y él justificará por la fe a los de la circuncisión, y por medio de la fe a los de la incircuncisión."

 

Tal vez algún trinitario engañado (y engañador) se atreva a decir que el anterior pasaje se está refiriendo a un dios trino, sin embargo, eso es falso, porque el apóstol Pablo en ese pasaje se está refiriendo solamente al Dios Padre, como podemos leer por el contexto:

 

"siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Jesucristo, a quien DIOS puso como propiciación por medio de la fe en su sangre, para manifestar su justicia, a causa de haber pasado por alto, en su paciencia, los pecados pasados, con la mira de manifestar en este tiempo su justicia, a fin de que él sea el justo, y el que justifica al que es de la fe de Jesús." (Ro.3:24-26).

 

Como podemos ver, todo el pasaje está haciendo una clara diferencia entre Dios, y Jesucristo. Fue el Dios PADRE quien puso a Jesús como propiciación por medio de la fe en su sangre, y es este Dios Padre el Dios ÚNICO, es decir, no hay otro Dios como él, es el Dios supremo, el Todopoderoso máximo.

La doctrina de que Dios es trino es sencillamente una doctrina falsa, una vulgar patraña de demonios, creída y enseñada por millones de falsos cristianos, y totalmente opuesta a la verdadera doctrina cristiana expuesta en el Nuevo Testamento.

 

Gálatas 3:20.

 

"Y el mediador no lo es de uno solo; pero Dios es uno."

 

Este pasaje de Pablo enseña lo mismo que el anterior. Dios es uno, pero este Dios único no es un falso dios trino, sino solamente el Dios Padre celestial, como podemos leer por el contexto:

 

"Esto, pues, digo: El pacto previamente ratificado por Dios para con Jesucristo, la ley que vino cuatrocientos treinta años después, no lo abroga, para invalidar la promesa. Porque si la herencia es por la ley, ya no es por la promesa; pero Dios la concedió a Abraham mediante la promesa." (Gal.3:17-18).

 

Como podemos ver, Pablo hizo una clara diferencia entre Dios (el Padre), y Jesucristo. Por lo tanto, cuando él dijo que Dios es uno, de ninguna manera se estaba refiriendo a un falso dios trino, ni tampoco se refería a Jesús, sino solamente al PADRE.

 

Efesios 4:5.

 

"un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos.

 

Este pasaje de Pablo es de una sencillez y claridad meridiana. En él leemos que los cristianos tenemos un Señor, una fe, un bautismo, UN DIOS Y PADRE. En este pasaje se hace una clara diferencia entre el Señor (Jesucristo), y el Dios Padre, el cual es uno, es decir, es único, no hay otro Dios como él.

Por lo tanto, decir que ese Dios único es un dios trino, o que ese Dios único es Jesús, es de personas anticristianas, que rechazan totalmente la verdadera doctrina de Jesucristo y de sus apóstoles expuesta en el Nuevo Testamento.

 

1Corintios 8:4.

 

"Acerca, pues, de las viandas que se sacrifican a los ídolos, sabemos que un ídolo nada es en el mundo, y que hay un Dios."

 

En este pasaje Pablo dijo que hay un Dios verdadero, y que los ídolos no son dioses. Ahora bien, si seguimos leyendo ese pasaje veamos a qué Dios único se estaba refiriendo Pablo:

 

"para nosotros, sin embargo, hay un Dios el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas, y nosotros por medio de él." (1Co.8:6).

 

Este pasaje de Pablo es de una claridad e importancia crucial, y destroza las doctrinas diabólicas del trinitarismo y del unicitarismo.

En primer lugar, si Pablo hubiera sido un hereje trinitario, como los católicos o los mal llamados "evangélicos", entonces Pablo habría dicho lo siguiente: "Para nosotros, sin embargo, solo hay un Dios trino, que es Padre, Hijo y espíritu santo", ¿dijo eso Pablo?, ¡No!, lo que Pablo dijo es que hay un Dios (v.4), y este Dios único no es un falso dios trino, y tampoco es Jesús, sino que es solamente el PADRE (v.6), él es el origen de todas las cosas, y Jesús es el Mesías, es el Señor, por medio del cual el Padre creó todas las cosas.

 

1Timoteo 2:5.

 

"Porque hay un Dios, y un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo, hombre".

 

En este pasaje el apóstol Pablo también hizo una clara diferencia entre Dios, y Jesucristo.

Pablo no dijo por ninguna parte que Dios sea trino, lo que él dijo es que hay un Dios, y un mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo, hombre, y ese Dios único ya hemos visto en este estudio que es solamente el Dios Padre, y Jesús es el mediador entre el Dios Padre y los hombres.

Ahora bien, si Pablo hubiera sido un hereje y embustero trinitario, como los papistas católicos o los mal llamados "evangélicos", entonces Pablo habría escrito ese pasaje de la siguiente manera: "Porque hay un Dios trino, y un mediador entre el Dios trino y los hombres, Jesucristo, hombre". Pero como Pablo jamás escribió semejante estupidez anticristiana, entonces queda demostrado sin ningún género de dudas que ni Jesucristo, ni sus apóstoles, ni el resto de primeros cristianos de los tres primeros siglos fueron jamás trinitarios, sino que eran HENOTEISTAS, es decir, creían en la existencia de un Dios único y supremo, el Padre celestial, y en un segundo Dios, que es Jesús, el Mesías de Israel y el Hijo de Dios enviado por el Padre a la tierra.

Esta verdadera doctrina cristiana es la que un servidor cree y enseña por medio de Internet.

¿Seguirá usted creyendo en ese falso dios trino inventado por la gran ramera de Roma después de leer usted este estudio bíblico?

¿Seguirá usted creyendo y enseñando la gran mentira diabólica de que Jesús es el Dios supremo, el Padre?

Yo, por la salvación de mi alma, seguiré creyendo firmemente y enseñando la verdad irrefutable expuesta en la Biblia, y que es el henoteísmo monólatra.

 

 

 

6

EL DIOS TODOPODEROSO ES SOLO EL PADRE CELESTIAL, NO JESÚS

 

¿Quién es el Dios todopoderoso?

Los falsos cristianos trinitarios enseñan que el Dios Todopoderoso mencionado en la Biblia es ese falso dios trino o dios compuesto por tres personas divinas. Veamos lo que dice el catecismo de la gran ramera de Roma, es decir, el catecismo católico. Lo siguiente lo he tomado de la página oficial del Vaticano:

 

«Creemos firmemente y confesamos que hay un solo verdadero Dios, inmenso e inmutable, incomprensible, todopoderoso e inefable, Padre, Hijo y Espíritu Santo: Tres Personas, pero una sola esencia, substancia o naturaleza absolutamente simple (Concilio de Letrán IV: DS 800).

http://www.vatican.va/archive/catechism_sp/p1s2c1p1_sp.html

 

Como puede ver, esa religión falsa y perversa del catolicismo romano enseña bien claro que solo existe un Dios verdadero, el todopoderoso, el cual, según ellos, es un misterioso dios trino, formado por el Padre, el Hijo y el espíritu santo.

Las iglesias protestantes o “evangélicas” enseñan exactamente la misma herejía y doctrina de demonios de la gran ramera romana, para ellos el único Dios verdadero, el Dios todopoderoso, es también ese falso dios trino formado por tres personas divinas.

Las iglesias pentecostales unicitarias enseñan, sin embargo, que ese único Dios verdadero y todopoderoso es solamente Jesús, ya que según esos falsos cristianos unicitarios Jesús es el propio Dios Padre que vino a la tierra en forma de hombre.

En este apartado voy a demostrar de forma clara e irrefutable con la Biblia que el único Dios todopoderoso mencionado en la Biblia es SOLAMENTE EL PADRE CELESTIAL, el único Dios supremo y verdadero, es decir, el todopoderoso no es un falso dios trino, ni tampoco es Jesús.

Ponga mucha atención, porque va a conocer toda la verdad sobre este tema.

La expresión “el todopoderoso” donde más aparece en la Biblia es en el libro del Apocalipsis, por lo tanto, vamos a dicho libro para conocer quién es ese único Dios todopoderoso.

En el libro del Apocalipsis se hace una clara diferencia entre el Dios todopoderoso y Jesucristo (el Cordero).

El Dios todopoderoso es solamente el Dios supremo, el Padre celestial, y Jesús es el Cordero.

En el Apocalipsis hay 9 pasajes donde se menciona el Dios todopoderoso, y en cada uno de ellos siempre se refiere al Padre celestial, nunca a Jesús.

Vamos a ir estudiando esos 9 pasajes del Apocalipsis donde se menciona al Dios todopoderoso.

 

Apo 1:8 Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso.

 

Los herejes trinitarios dicen que ese pasaje se refiere al “dios trino”. y los herejes unicitarios enseñan que ese pasaje se refiere solo a Jesucristo.

Todos esos falsos cristianos trinitarios y los unicitarios enseñan que Jesús es quien habla en ese pasaje de Apocalipsis 1:8, y  que por tanto él es el Dios todopoderoso, porque el texto dice que ese Dios todopoderoso ha de venir, y según el verso anterior, el 7, es Jesucristo quien vendrá del cielo y todo ojo le verá, por lo tanto, ellos dicen que ese Dios todopoderoso solo puede ser Jesús, sin embargo, esa interpretación que ellos hacen de ese pasaje es totalmente falsa, por tres razones:

 

a) Porque a Jesús nunca se le llama el todopoderoso en el Apocalipsis, sino que se le llama el Cordero, es decir, el Dios todopoderoso, que es el Padre, siempre se diferencia del Cordero, que es Jesús. Esto lo veremos claramente después.

 

b) Porque Dios el Padre también vendrá a la nueva tierra después del Milenio, y morará con los seres humanos inmortales (Ap.21:3). Por lo tanto, cuando el verso 8 menciona al Dios todopoderoso que ha de venir solo puede referirse al Dios supremo, el Padre.

 

c) Porque en Apocalipsis 1:4-5 se dice lo siguiente:

 

Apo 1:4 Juan, a las siete iglesias que están en Asia: Gracia y paz a vosotros, del que es y que era y que ha de venir, y de los siete espíritus que están delante de su trono;

Apo 1:5 y de Jesucristo el testigo fiel, el primogénito de los muertos, y el soberano de los reyes de la tierra. Al que nos amó, y nos lavó de nuestros pecados con su sangre.

 

Fíjese en el verso 4.

Observe que está hablando del Dios todopoderoso, el que es y que era Y QUE HA DE VENIR, ¡¡exactamente el mismo Dios todopoderoso mencionado en el verso 8!!, ¿y qué dice seguidamente en el verso 5?, ¡¡Y DE JESUCRISTO el testigo fiel!!, es decir, observe atentamente que el pasaje claramente está diferenciando al Dios todopoderoso que ha de venir, del verso 4, del Señor Jesucristo del verso 5, lo cual demuestra de forma clara e irrefutable que ese Dios todopoderoso que es y que era y que ha de venir ¡¡de ninguna manera se refiere al Señor Jesucristo!!, SINO QUE  SOLAMENTE SE REFERE AL DIOS SUPREMO, AL PADRE CELESTIAL, el cual está sentado en el trono (Ap.4:1-2).

Por consiguiente, el Dios todopoderoso mencionado en Apocalipsis 1:8, y que ha de venir, de ninguna manera se está refiriendo a Jesús, ni tampoco a ningún falso dios trino, sino solamente al Dios supremo, que es el Padre celestial, el Dios de Jesús el Mesías (Ap.3:12)

Pero sigamos analizando el resto de pasajes del Apocalipsis donde se menciona al Dios todopoderoso, que es el Padre celestial.

 

Apo 4:8 Y los cuatro seres vivientes tenían cada uno seis alas, y alrededor y por dentro estaban llenos de ojos; y no cesaban día y noche de decir: Santo, santo, santo es el Señor Dios Todopoderoso, el que era, el que es, y el que ha de venir.

Apo 4:9 Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos,

Apo 4:10 los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo.

 

Observe que el verso 8 se refiere al Dios Padre, el mismo Dios todopoderoso mencionado en Apocalipsis 1:4 y 8.

Los versos 9 y 10 dicen bien claro que este Dios todopoderoso está sentado en su trono en el cielo.

Los herejes trinitarios y unicitarios enseñan que este único Dios todopoderoso que está sentado en un trono en el cielo es Jesucristo, sin embargo, eso es una gran y espantosa MENTIRA, por la sencilla razón de que en el capítulo 5 leemos lo siguiente:

 

Apo 5:1 Y vi en la mano derecha del que estaba sentado en el trono un libro escrito por dentro y por fuera, sellado con siete sellos.

Apo 5:6 Y miré, y vi que en medio del trono y de los cuatro seres vivientes, y en medio de los ancianos, estaba EN PIE un Cordero como inmolado, que tenía siete cuernos, y siete ojos, los cuales son los siete espíritus de Dios enviados por toda la tierra.

Apo 5:7 Y vino, y TOMÓ EL LIBRO DE LA MANO DERECHA del que estaba sentado en el trono.

Apo 5:8 Y cuando hubo tomado el libro, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron delante del Cordero; todos tenían arpas, y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos.

 

Observe atentamente que en el verso 1 se dice que en la mano derecha de este Dios todopoderoso que está sentado en el trono tenía un libro sellado con siete sellos.

En el verso 6 leemos que Juan vio en medio del trono EN PIE al Cordero, el cual es Jesús.

Fíjese que el texto no dice que el Cordero estaba sentado en el trono, sino EN PIE, es decir, que el Cordero, Jesús, no es el Dios todopoderoso que está sentado en el trono celestial.

Por lo tanto, mienten descaradamente todos los herejes trinitarios y unicitarios cuando enseñan que ese Dios todopoderoso que está SENTADO en el trono es Jesús, ya que el texto dice bien claro que Jesús está EN PIE en medio de ese trono, no sentado en el trono.

Y ahora observe el verso más demoledor de todos, el 7, ya que en él se dice bien claro que EL CORDERO, JESÚS, TOMA EL LIBRO SELLADO de la mano derecha del Dios todopoderoso que está sentado en el trono.

Si Jesús se acerca al Dios todopoderoso que está sentado en el trono y toma el libro sellado ¡¡entonces significa que Jesús no es ese Dios supremo y todopoderoso sentado en el trono!!, solo un vulgar embustero y analfabeto bíblico puede enseñar esa patraña diabólica y anticristiana de que dicho Dios todopoderoso sentado en el trono es Jesucristo.

Le pondré un sencillo ejemplo para que esta gran verdad la entienda mucho mejor. Imagínese que su padre es un rey, el cual está sentado en el trono real, y su padre tiene un libro en su mano derecha, y entonces usted se acerca a su padre que está sentado en el trono y toma de su mano derecha dicho libro, y luego viene una persona y dice que usted es ese padre que está sentado en el trono, ¿qué diría usted de esa persona?, obviamente diría que eso es una gran mentira, y que esa persona está enferma total de la cabeza, ya que usted no es su padre, sino que son dos personas diferentes. ¡¡Pues eso mismo es lo que son todos los herejes trinitarios y los herejes unicitarios, son personas enfermas de la cabeza y mentirosos patológicos!!, al enseñar esa doctrina falsa y diabólica de que Jesús es el Dios todopoderoso sentado en ese trono celestial.

Sigamos viendo más pasajes que hablan del Dios todopoderoso para ir destrozando esa gran mentira diabólica trinitaria y unicitaria de que Jesús es el Dios supremo y el todopoderoso mencionado en el Apocalipsis.

 

Apo 11:16 Y los veinticuatro ancianos que estaban sentados delante de Dios en sus tronos, se postraron sobre sus rostros, y adoraron a Dios,

Apo 11:17 diciendo: Te damos gracias, Señor Dios Todopoderoso, el que eres y que eras y que has de venir, porque has tomado tu gran poder, y has reinado.

 

Observe como el verso 16 dice que los 24 ancianos se postraron sobre sus rostros y ADORAN A DIOS, ¡¡el texto no dice que adoran al Cordero!!, y tampoco dice que adoran a Dios y al Cordero, sino que dice que adoran A UN SOLO DIOS, que es el Dios único que está sentado en el trono, y que ya hemos visto que es el Padre celestial, el único Dios verdadero (Jn.17:3), y el único Dios al cual Jesús nos enseñó a adorar (Jn.4:23-24).

En el verso 17 leemos que a este Dios que adoran los 24 ancianos se le llama una vez más el Señor Dios todopoderoso, el que es, que era y que ha de venir, es decir, es el mismo Dios todopoderoso mencionado en Apocalipsis 1:4, 8, y que ya hemos visto que es solamente el Dios supremo, el PADRE. De ninguna manera se refiere a Jesús, el cual es llamado simplemente el Cordero, y que se diferencia claramente del Dios todopoderoso y único que está sentado en el trono.

Sigamos leyendo más textos.

 

Apo 15:3 Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos.

Apo 15:4 ¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues sólo tú eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado.

 

Observe como en ese pasaje, en el verso 3, se menciona el cántico de Moisés, siervo de Dios, y luego menciona el cántico del Cordero, es decir, ¡¡el texto está haciendo una clara diferencia entre ese Dios, y el Cordero, el cual es Jesús!!

En este verso 3 a este Dios se le llama el Señor Dios todopoderoso.

Fíjese ahora en el verso 4. Ahí se dice que a este Señor Dios todopoderoso es al que hay que TEMER y adorar.

Pues bien, Jesús nos enseñó a temer solamente a este Dios supremo, el PADRE:

 

Luc 12:4 Mas os digo, amigos míos: No temáis a los que matan el cuerpo, y después nada más pueden hacer.

Luc 12:5 Pero os enseñaré a quién debéis temer: Temed a aquel que después de haber quitado la vida, tiene poder de echar en la gehenna; sí, os digo, a éste temed.

 

Observe que en ese pasaje Jesús no se estaba refiriendo a sí mismo, sino solamente al Padre celestial.

El apóstol Pablo también habló de este temor que hemos de tener al Dios Padre, mire lo que dijo:

 

Efe 5:20 dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

Efe 5:21 Someteos unos a otros en el temor de Dios.

 

Observe bien ese pasaje, ya que Pablo llamó Dios únicamente al PADRE, y luego mencionó a Jesucristo, diferenciándolo del Dios Padre, y en el verso 21 Pablo dijo que tenemos que tener temor a este Dios Padre.

En 1Pedro 2:17 el apóstol Pedro también enseñó que es al Dios Padre a quien tenemos que temer. Y en Apocalipsis 14:7 el ángel también dice que es a este Dios Padre, el Creador de los cielos y de la tierra, al único a quien hemos de temer y adorar.

Por lo tanto, el Señor Dios todopoderoso al cual hemos de temer y adorar mencionado en Apocalipsis 15:3-4 SOLO SE REFIERE AL DIOS ÚNICO Y SUPREMO QUE ES EL PADRE CELESTIAL, Y NO AL CORDERO, QUE ES JESÚS.

Aquellos herejes y falsos cristianos trinitarios y unicitarios que enseñan que ese Dios todopoderoso al cual hemos de temer y adorar se refiere a Jesús, o se refiere a un falso dios trino, están mintiendo descaradamente y enseñando una gran herejía y doctrina de demonios, ya que están enseñando todo lo contrario de lo que dice el libro del Apocalipsis. Todos esos falsos cristianos que enseñan esa falsa doctrina de que Jesús o un dios trino es el Dios todopoderoso al cual hemos de temer y adorar han sido engañados por Satanás el diablo (Ap.12:9).

Sigamos leyendo más pasajes que hablan del Dios todopoderoso.

 

Apo 16:7 También oí a otro, que desde el altar decía: Ciertamente, Señor Dios Todopoderoso, tus juicios son verdaderos y justos.

 

Ese texto una vez más se refiere solamente al Padre celestial, el Señor Dios todopoderoso. El texto no habla del Cordero (Jesús), por ningún parte, sino solamente del Dios supremo y único que está sentado en su trono, es decir, el Padre, el todopoderoso.

Veamos el siguiente pasaje que habla también del Dios todopoderoso:

 

Apo 16:14 pues son espíritus de demonios, que hacen señales, y van a los reyes de la tierra en todo el mundo, para reunirlos a la batalla de aquel gran día del Dios Todopoderoso.

 

Una vez más, ese pasaje se refiere solamente al Dios supremo, el Padre, no se refiere a Jesús, ya que el Cordero, que es Jesús, no se menciona en ese pasaje, y además ya hemos visto que en el resto de pasajes del Apocalipsis cuando se habla del Dios todopoderoso siempre se refiere solamente al Dios único que está sentado en el trono, el cual es el Padre.

La batalla mencionada en ese pasaje será la batalla del Dios todopoderoso, ya que será el Padre celestial quien reunirá a todos esos ejércitos en Armagedón, sin embargo, será Jesús quien ejecutará ese juicio del Dios supremo, que es el Padre, el todopoderoso.

Observe que en el verso siguiente, el 15, está hablando Jesús, y dice que él vendrá como ladrón, es decir, en el momento que no le esperen los malvados.

La batalla será de Dios el Padre, el todopoderoso, pero ese juicio y destrucción de los malvados Dios lo hará por medio de Jesucristo cuando venga del cielo. Esto mismo enseñó el apóstol Pablo en este otro pasaje:

 

Hch 17:30 Por tanto, habiendo pasado por alto los tiempos de ignorancia, Dios declara ahora a todos los hombres, en todas partes, que se arrepientan,

Hch 17:31 porque Él ha establecido un día en el cual juzgará al mundo en justicia, POR MEDIO de un Hombre a quien ha designado, habiendo presentado pruebas a todos los hombres al resucitarle de entre los muertos. (La Biblia de las Américas).

 

Como puede ver, el verso 30 menciona a Dios, es decir, al Padre, y luego en el verso 31 dice que Dios el Padre juzgará al mundo con justicia POR MEDIO de Jesús. Como puede ver, se hace una clara diferencia entre Dios, y Jesucristo. Lo mismo sucede con Apocalipsis 16:14, la batalla será de Dios el Padre, el único Dios todopoderoso, pero Dios el Padre utilizará a su Hijo Jesús para ejecutar ese juicio contra los malvados. Por consiguiente, ¡¡Jesús no es ese Dios todopoderoso!! No se deje engañar por todos esos millones de falsos cristianos y herejes trinitarios y unicitarios que enseñan esa patraña anticristiana de que Jesús es el Dios todopoderoso.

Veamos el siguiente pasaje que habla una vez más del Dios todopoderoso.

 

Apo 19:4 Y los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes se postraron en tierra y adoraron a Dios, que estaba sentado en el trono, y decían: ¡Amén! ¡Aleluya!

Apo 19:5 Y salió del trono una voz que decía: Alabad a nuestro Dios todos sus siervos, y los que le teméis, así pequeños como grandes.

Apo 19:6 Y oí como la voz de una gran multitud, como el estruendo de muchas aguas, y como la voz de grandes truenos, que decía: ¡Aleluya, porque el Señor nuestro Dios Todopoderoso reina!

 

 

Observe como ese pasaje habla solamente del Dios todopoderoso que está sentado en el trono, el cual es adorado, y ya hemos visto que este Dios único sentado en el trono es solamente el Padre celestial, no Jesús.

En el verso 6 se dice que este Dios que está sentado en el trono es el todopoderoso, el cual reina, es decir, tiene el dominio y el control de todo. ¡¡El pasaje no dice por ninguna parte que este Dios todopoderoso sea Jesús, el Cordero, ni tampoco un dios trino!!

Veamos el siguiente pasaje que habla también del Dios todopoderoso.

 

Apo 19:15 De su boca sale una espada aguda, para herir con ella a las naciones, y él las regirá con vara de hierro; y él pisa el lagar del vino del furor y de la ira del Dios Todopoderoso.

 

Observe bien ese texto. Primero se menciona a Jesús, el cual vendrá del cielo, y dice que él será quien PISARÁ el lagar del vino del furor y de la ira del Dios todopoderoso, es decir, Jesús es quien EJECUTARÁ ese juicio y destrucción de los malvados, Dios el Padre utilizará a Jesús para destruir a todos los malvados.

La ira o venganza será de Dios el Padre, el Dios todopoderoso, y dicha ira o venganza del todopoderoso será ejecutada por medio del Hijo de Dios, Jesús, ¡¡pero el Dios todopoderoso no es Jesús, sino solamente el Padre celestial!!

Y ahora veremos el último pasaje del Apocalipsis que menciona al Dios todopoderoso:

 

Apo 21:22 Y no vi en ella templo; porque el Señor Dios Todopoderoso es el templo de ella, y el Cordero.

Apo 21:23 La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera.

 

Observe bien ese texto, porque los herejes trinitarios y unicitarios suelen citar ese pasaje para enseñar la mentira diabólica de que Jesús (el Cordero) es ese Señor Dios todopoderoso, sin embargo, ellos no entienden ese texto, sino que lo pervierten o deforman para engañar así a los ignorantes de la verdadera doctrina.

El verso 22 menciona al Dios todopoderoso, y también al Cordero, es decir, ¡¡el texto hace una clara diferencia entre el todopoderoso y Jesús!!, indicando así que el único Dios todopoderoso es el Padre, no Jesús.

Los falsos cristianos unicitarios dicen la burrada estúpida de que ese verso 22 dice que el Dios todopoderoso es el Cordero, es decir, Jesús, lo cual es una mentira perversa y descomunal, ya que en el Apocalipsis el Cordero siempre es diferenciado del Dios único y todopoderoso que está sentado en el trono. Por ejemplo, ya vimos como en Apocalipsis 4 y 5 se habla del Dios único que está sentado en el trono, el cual es el Padre, y luego el Cordero, que es Jesús, se acerca a este Dios único y toma de su mano derecha el libro sellado con los siete sellos, con lo cual queda destrozada y refutada esa mentira diabólica de que el Cordero es el Señor Dios todopoderoso.

El pasaje lo que dice es que el Dios todopoderoso, que es el Padre, y el Cordero, que es Jesús, es el templo de la Nueva Jerusalén.

Por consiguiente, Jesús de ninguna manera es el Dios único y supremo, el todopoderoso, ya que el libro del Apocalipsis hace siempre una clara diferencia entre el Dios todopoderoso y el Cordero.

Observe también que en el verso 23 se dice que la gloria o resplandor del Dios todopoderoso, el Padre, ilumina a la Nueva Jerusalén celestial, y el Cordero es su lumbrera, es decir, que Jesús es el PORTADOR de esa luz de Dios el Padre, por eso es que Jesús se llama a sí mismo el Lucero de la mañana, es decir, Lucifer en idioma latino, y que significa EL PORTADOR DE LA LUZ, ya que Jesús es el candelabro o portador de la luz del Padre, ¡¡pero Jesús no es el Dios Padre, el todopoderoso!! (Ap.22:16).

Por lo tanto, y ya para terminar, exhorto a todos los herejes y falsos cristianos trinitarios y unicitarios a que se arrepientan de esa gran mentira y herejía de que Jesús es el único Dios todopoderoso, o de que el todopoderoso es un misterioso dios trino, y a que crean en la verdadera doctrina cristiana, tal como se ha expuesto en este irrefutable librito de estudio bíblico.

 

Como lectura adicional le recomiendo que lea o escuche estos tres libros míos:

 

www.las21tesisdetito.com/el_mayor_falso_evangelio.htm

www.las21tesisdetito.com/el_apostata.htm

http://www.las21tesisdetito.com/teologias_falsas.htm

 

Tito Martínez 

Email: las21tesis@gmail.com

Tel.: +34619342549

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya puede comprar en la Librería de Amazon, y también en la librería lulu.com los mejores libros que he escrito en los últimos años sobre la verdadera Doctrina Cristiana.

Todos estos libros de verdadera Teología Bíblica los puede leer gratuitamente en mi sitio Web: www.las21tesisdetito.com

También los puede descargar desde mi sitio Web gratis en formato de libros electrónicos pdf, y también en formato de audio.

Ahora bien, las ventajas de tener estos libros en formato de papel son las siguientes:

 

1- No dependen de la electricidad ni de ningún aparato electrónico, como celulares, computadoras ni tablest.

Por ejemplo, en caso de que cayeran las redes eléctricas en su país, usted podría seguir leyendo y aprendiendo la verdadera Doctrina Cristiana expuesta en estos libros en formato de papel, sin embargo, las computadoras, los celulares y los libros electrónicos ya no servirían.

 

2- El formato de papel de estos libros, por su tipo de letra y tamaño, es de muy cómoda lectura y no cansan a la vista, todo lo contrario de lo que ocurre cuando leemos en las pantallas electrónicas de los celulares o de las computadoras.

Por esas razones le recomiendo que tenga estos importantes libros en formato de papel.

 

 

 

 

PÁGINA DE LA LIBRERÍA DE AMAZON DEL AUTOR TITO MARTÍNEZ

 

www.amazon.com/author/tito_martinez

 

 

Support independent publishing: Buy this book on Lulu.

 

 

El Testimonio de los apóstoles del Mesías Jesús es una nueva versión del llamado “Nuevo Testamento”. ¡¡Es la mejor versión que existe actualmente!!
El título “el Testimonio de los apóstoles” es el nombre más correcto para definir lo que conocemos como el “Nuevo Testamento”, ya que se trata del testimonio que los apóstoles dieron de Jesús el Mesías, pues ellos vivieron con él, y fueron testigos de su muerte y de su resurrección.
Para realizar esta traducción he consultado a diferentes eruditos en idioma griego antiguo, cotejando con muchas traducciones bíblicas modernas y antiguas. Especialmente he consultado la gran Concordancia de Strong.
El lenguaje de esta versión del “Nuevo Testamento” es mucho más sencillo de entender, y mucho más fiel a los manuscritos griegos.
En el último libro de este Testimonio de los apóstoles, el Apocalipsis, he hecho un comentario completo de dicho libro bajo la escuela del sistema de interpretación futurista, que es el correcto.

 

Para bajarlo gratis en formato de libro electrónico pdf entre en este enlace:

 

www.las21tesisdetito.com/el_testimonio_de_los_apostoles.pdf

 

Para comprarlo en formato de papel de libro de papel entre en la web de la Librería

www.lulu.com

 

La mejor Enciclopedia Cristiana Bíblica del mundo

518 páginas

 

 

¡¡Sin duda esta es la mejor Enciclopedia Cristiana Bíblica que actualmente existe en el mundo!!, en la cual conocerá mucho mejor la verdadera Doctrina que se encuentra en la Biblia.

Esta Enciclopedia Cristiana Bíblica es el fruto de 39 años de ardua investigación bíblica la cual he realizado de forma autodidacta.

En esta Enciclopedia he hecho una recopilación de los 14 mejores libros de estudio bíblico que he escrito en los últimos años, y que se pueden bajar gratuitamente desde mi sitio Web: www.las21tesisdetito.com, tanto en formato de libro electrónico PDF, como en formato de audio.

El propósito de esta gran Enciclopedia doctrinal es capacitar a todos los verdaderos cristianos para que sepan defender la verdadera Doctrina que encontramos en el Testimonio de los Apóstoles, conocido como el "Nuevo Testamento", y al tener este verdadero conocimiento de la auténtica Doctrina Cristiana jamás podrán ser engañados por ninguna de las iglesias y falsos ministros de Cristo que abundan hoy más que nunca por el mundo, los cuales no conocen realmente la verdadera Doctrina Cristiana, o incluso la rechazan después de haberla conocido, lo cual es gravísimo.

 

Para bajar esa gran Enciclopedia gratis en formato de libro electrónico pdf entre en este enlace:

 

www.las21tesisdetito.com/ las_catorce_perlas_de_gran_precio.pdf

 

Para comprarla en libro de papel en la Librería de Amazon entre en la siguiente dirección:

 

www.amazon.com/dp/1697418279

 

 

 

Biblioteca Web cristiana bíblica

 

 

  1. www.las21tesisdetito.com/venida_reino_de_dios.htm

  2. www.las21tesisdetito.com/por_sus_ovejas.htm

  3. www.las21tesisdetito.com/maria_no_es_nuestra_madre.htm

  4. www.las21tesisdetito.com/jesus_en_america.htm

  5. www.las21tesisdetito.com/el_mayor_falso_evangelio.htm

  6. www.las21tesisdetito.com/el_apostata.htm

  7. www.las21tesisdetito.com/el_gran_catecismo_henoteista.htm

  8. www.las21tesisdetito.com/no_hemos_heredado_el_pecado.htm

  9. www.las21tesisdetito.com/valle_de_los_caidos.htm

  10. www.las21tesisdetito.com/el_verdadero_bautismo_en_el_nombre_de_jesucristo.htm

  11. www.las21tesisdetito.com/la_mentira_del_preterismo.htm

  12. www.las21tesisdetito.com/falso_dios_compuesto.htm

  13. www.las21tesisdetito.com/jesus_es_el_mesias.htm

  14. www.las21tesisdetito.com/salvacion_eterna.htm

  15. www.las21tesisdetito.com/las_imagenes.htm

  16. www.las21tesisdetito.com/debate_toro_dolores.htm

  17. www.las21tesisdetito.com/judaizante_javier_palacios.htm

  18. www.las21tesisdetito.com/jesus_es_el_mesias.htm

  19. www.las21tesisdetito.com/el_destino_celestial.htm

  20. www.las21tesisdetito.com/el_sia_es_anticristo.htm

  21. www.las21tesisdetito.com/creacion.htm

  22. www.las21tesisdetito.com/debatir_y_contender.htm

  23. www.las21tesisdetito.com/mateo24_marcos13_lucas21.htm

  24. www.las21tesisdetito.com/el_dios_todopoderoso.htm

  25. www.las21tesisdetito.com/profetas_de_dios.htm

  26. www.las21tesisdetito.com/jurar_por_dios_no_es_pecado.htm

  27. www.las21tesisdetito.com/enemigos_de_las_regiones_celestes.htm

  28. www.las21tesisdetito.com/el_templo_y_trono_eternos.htm

  29. www.las21tesisdetito.com/sectas_de_esclavos.htm

  30. www.las21tesisdetito.com/samuel.htm

  31. www.las21tesisdetito.com/los_144000_sellados_y_la_gran_muchedumbre.htm

  32. www.las21tesisdetito.com/el_lago_de_fuego_sera_literal.htm

  33. www.las21tesisdetito.com/jesus_no_murio_por_nuestros_pecados.htm

  34. www.las21tesisdetito.com/todo_sobre_satanas.htm

  35. www.las21tesisdetito.com/dos_personas_divinas.htm

  36. www.las21tesisdetito.com/jesus_linaje_david.htm

  37. www.las21tesisdetito.com/el_descenso_de_satanas.htm

  38. www.las21tesisdetito.com/ezequiel_isaias.htm

  39. www.las21tesisdetito.com/conocer_al_padre.htm

  40. www.las21tesisdetito.com/pecadores.htm

  41. www.las21tesisdetito.com/los_que_nunca_creyeron_en_jesus.htm

  42. www.las21tesisdetito.com/el_mayor_falso_evangelio.htm

  43. www.las21tesisdetito.com/espiritusanto.htm

  44. www.las21tesisdetito.com/pedro_losada_herejias.htm

  45. www.las21tesisdetito.com/grandes_mentiras_de_pichi.htm

  46. www.las21tesisdetito.com/el_verdadero_arrebatamiento.htm

  47. www.las21tesisdetito.com/debate_con_pastores_pichi_y_losada.htm

  48. www.las21tesisdetito.com/el_verdadero_evangelio.htm

  49. www.las21tesisdetito.com/por_sus_ovejas.htm

  50. www.las21tesisdetito.com/falsedad_tierra_plana.htm

  51. www.las21tesisdetito.com/los_angeles.htm

  52. www.las21tesisdetito.com/el_tercer_estado.htm

  53. www.las21tesisdetito.com/sabatarios_y_domingueros.htm

  54. www.las21tesisdetito.com/descendiente_biologico.htm

  55. www.las21tesisdetito.com/segun_el_apocalipsis.htm

  56. www.las21tesisdetito.com/dios_sentado_en_el_trono.htm

  57. www.las21tesisdetito.com/verbo_divino.htm

  58. www.las21tesisdetito.com/estudio_de_hebreos_1.htm

  59. www.las21tesisdetito.com/secta_diabolica_cruzada_de_poder.htm

  60. www.las21tesisdetito.com/los_santos_del_apocalipsis.htm

  61. www.las21tesisdetito.com/teologias_falsas.htm

  62. www.las21tesisdetito.com/el_dia_de_ieve.htm

  63. www.las21tesisdetito.com/aparicion_de_ieve.htm

  64. www.las21tesisdetito.com/lago_de_fuego.htm

  65. www.las21tesisdetito.com/la_gran_muchedumbre.htm

  66. www.las21tesisdetito.com/pablo_vio_a_jesus.htm

  67. www.las21tesisdetito.com/principe_de_este_mundo.htm

  68. www.las21tesisdetito.com/nicolas_garcia.htm

  69. www.las21tesisdetito.com/hijo_de_jose.htm

  70. www.las21tesisdetito.com/padre_e_hijo.htm

  71. www.las21tesisdetito.com/dios_de_este_siglo.htm

  72. www.las21tesisdetito.com/engendramiento_de_jesus.htm

  73. www.las21tesisdetito.com/arriano_henry.htm

  74. www.las21tesisdetito.com/arriano_gell.htm

  75. www.las21tesisdetito.com/cristo_no_es_miguel.htm

  76. www.las21tesisdetito.com/isaias_4.htm

  77. www.las21tesisdetito.com/evangelio_combinado.htm

  78. www.las21tesisdetito.com/adventistas_y_mesianicos.htm

  79. www.las21tesisdetito.com/el_milenio.htm

  80. www.las21tesisdetito.com/tierra_esferica.htm

  81. www.las21tesisdetito.com/jesus_senior.htm

  82. www.las21tesisdetito.com/cristo_eterno.htm

  83. www.las21tesisdetito.com/trono_de_dios.htm

  84. www.las21tesisdetito.com/juicio.htm

  85. www.las21tesisdetito.com/eterno.htm

  86. www.las21tesisdetito.com/reyes_y_sacerdotes.htm

  87. www.las21tesisdetito.com/nuevo_nacimiento.htm

  88. www.las21tesisdetito.com/nuevotestamento.htm

  89. www.las21tesisdetito.com/catecismo.htm

  90. www.las21tesisdetito.com/credo.htm

  91. www.las21tesisdetito.com/rosario.htm

  92. www.las21tesisdetito.com/purgatorio.htm

  93. www.las21tesisdetito.com/maria.htm

  94. www.las21tesisdetito.com/salvacion_eterna.htm

  95. www.las21tesisdetito.com/espiritu_santo.htm

  96. www.las21tesisdetito.com/debate_con_pretribulacionista.htm

  97. www.las21tesisdetito.com/cruz_satanica.htm

  98. www.las21tesisdetito.com/a_todos_los_tj.htm

  99. www.las21tesisdetito.com/las_dos_putas.htm

  100. www.las21tesisdetito.com/mentira.htm

  101. www.las21tesisdetito.com/siete_sellos.htm

  102. www.las21tesisdetito.com/la_verdad.htm

  103. www.las21tesisdetito.com/video_satanico.htm

  104. www.las21tesisdetito.com/alma.htm

  105. www.las21tesisdetito.com/discurso_profetico.htm

  106. www.las21tesisdetito.com/la_higuera.htm

  107. www.las21tesisdetito.com/miguel_rosell.htm

  108. www.las21tesisdetito.com/escogidos.htm

  109. www.las21tesisdetito.com/el_rapto_satanico.htm

  110. www.las21tesisdetito.com/pretribulacionismo.pdf

  111. www.las21tesisdetito.com/elrapto.htm

  112. www.las21tesisdetito.com/respuesta_a_un_evangelico.htm

  113. www.las21tesisdetito.com/bolainezyrosell.htm

  114. www.las21tesisdetito.com/mentira_trinidad.htm

  115. www.las21tesisdetito.com/infierno.htm

  116. www.las21tesisdetito.com/salvacion_eterna.htm

  117. www.las21tesisdetito.com/muerte_de_jesus.htm

  118. www.las21tesisdetito.com/por_avaricia.htm

  119. www.las21tesisdetito.com/catecismo.htm

  120. www.las21tesisdetito.com/eucaristia_satanica.htm

  121. www.las21tesisdetito.com/respuesta_a_católico.htm

  122. www.las21tesisdetito.com/calvinismo.htm

  123. www.las21tesisdetito.com/pablo_vio_a_jesus.htm

  124. www.las21tesisdetito.com/la_higuera.htm

  125. www.las21tesisdetito.com/apostoles.htm

  126. www.las21tesisdetito.com/esteban_bohr.htm

  127. www.las21tesisdetito.com/dawlin_urena.htm

  128. www.las21tesisdetito.com/gary_lee.htm

  129. www.las21tesisdetito.com/daviddiamond.htm

  130. www.las21tesisdetito.com/armando_alducin.htm

  131. www.las21tesisdetito.com/sectas_de_esclavos.htm

  132. www.las21tesisdetito.com/adan.htm

  133. www.las21tesisdetito.com/jesus.htm

  134. www.las21tesisdetito.com/portodos.htm

  135. www.las21tesisdetito.com/pentecostalismo_falso.htm

  136. www.las21tesisdetito.com/adorad_al_padre.htm

  137. www.las21tesisdetito.com/mensaje_a_judios.htm

  138. www.las21tesisdetito.com/fuente_de_muerte.htm

  139. www.las21tesisdetito.com/contra_ieve.htm

  140. www.las21tesisdetito.com/no_sera_mundial.htm

  141. www.las21tesisdetito.com/evangelio.htm

  142. www.las21tesisdetito.com/ladoctrina.htm

  143. www.las21tesisdetito.com/fornicacion.htm

  144. www.las21tesisdetito.com/discurso.htm

  145. www.las21tesisdetito.com/granmentirasatanica.htm

  146. www.las21tesisdetito.com/jehovitoatalayado.htm

  147. www.las21tesisdetito.com/samuel.htm

  148. www.las21tesisdetito.com/odiar_a_los_malvados.htm

  149. www.las21tesisdetito.com/victor_zarruk.htm

  150. www.las21tesisdetito.com/lenguas.htm

  151. www.las21tesisdetito.com/judaizantes.htm

  152. www.las21tesisdetito.com/isaias.htm

  153. www.las21tesisdetito.com/el_falso_don_de_lenguas.htm

  154. www.las21tesisdetito.com/yiyeavila.htm

  155. www.las21tesisdetito.com/israel.htm

  156. www.las21tesisdetito.com/hijodelhombre.htm

  157. www.las21tesisdetito.com/carta_a_un_judaizante.htm

  158. www.las21tesisdetito.com/el_apocalipsis.htm